2/5/2008

Alégrate cuando tu hijo se aleja de ti

Ya que la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.
Sois los arcos con los que vuestros hijos, cual fechas vivas,
son lanzados...


...hacia lo desconocido y lo inconocible. No se los impidas. Dales fortaleza, dales amor para que puedan alcanzar la estrella más distante.

Sois los arcos con los que vuestros hijos, cual flechas vivas,
son lanzados.
El arquero ve el blanco en el camino infinito, y él, con su poder,
os curva para que sus flechas vuelen veloces y lejos.

La existencia desea que te curves como un arco ante tus propios hijos porque ellos tienen que viajar muy lejos y tienes que darles la fortaleza para hacerlo.

Que la tensión que os causa la mano del arquero sea alegría...

Alégrate cuando tu hijo se aleja de ti, cuando se va volviendo un ser por sí mismo. Siéntete bendecido porque no es un idiota obediente. Excepto los idiotas, nadie es obediente.


La inteligencia implica rebelión. Siéntete bendecido y bendice al hijo al que has dado un espíritu rebelde".


Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran