12/6/2010

Los problemas psicológicos son los únicos que existen

"Aunque el dolor físico permanece, insisto en que nunca ha representado un problema para nadie. Si te fracturas una pierna, se fractura y punto. No es un “problema”. El problema está solamente en la imaginación: “¿Qué haré si se me rompe una pierna? ¿Cómo podré evitarlo? ¿O cómo podré comportarme para que nunca se me rompa una pierna?”. Ahora bien, si sienten temor sobre esa clase de cosas, no podrán vivir, porque siempre existe la posibilidad de que se les rompan las piernas, o el cuello, o de que se queden ciegos. Cualquier cosa es posible. Les pueden suceder millones de cosas, y podrán obsesionarse con todos esos problemas posibles… y no estoy diciendo que no sean posibles, porque todos lo son. Todo lo que les ha sucedido a otros seres humanos, en cualquier momento, les puede suceder a ustedes. Pueden contraer cáncer, o tuberculosis, o morir; todo es posible. El ser humano es vulnerable. Pueden salir a la calle y ser atropellados por un automóvil.

Pero no les estoy diciendo que no salgan a la calle. Pueden estar sentados en su habitación y el techo puede caérseles encima. No hay forma de estar total y perfectamente a salvo. Pueden estar acostados en la cama, pero ¿sabían que el 97% de las personas mueren en una cama? ¡Es el lugar más peligroso! Evítenla tanto como puedan; no se acuesten porque el 97% de las personas mueren en la cama. Ni siquiera volar en avión es tan peligroso; es más peligroso estar en la cama. Y recuerden que es mayor el número de las personas que mueren en la noche…, entonces ¡continúen trepidando!

Es cosa de ustedes. Si así lo hacen, no habrá forma de que puedan vivir.

Los problemas psicológicos son los únicos que existen. Podrán caer víctimas de la paranoia, de la esquizofrenia o de la parálisis a causa del miedo, pero eso nada tiene que ver con la realidad.

Los ciegos caminan perfectamente por la calle; la ceguera en sí no es un problema. Los mendigos andan por ahí con las piernas deformes, sin manos, y aún así ríen y bromean entre ellos, hablan de mujeres, hacen comentarios picantes y cantan canciones.

Sencillamente, observen la vida: la vida nunca es un problema. Todos tenemos una capacidad enorme para adaptarnos al hecho, pero no así para adaptarnos al futuro. Tan pronto comiences a tratar de protegerte y asegurarte un futuro, te enredarás en el caos y la confusión. Comenzarás a deshacerte en pedazos. Surgirán millones de problemas -problemas y más problemas. Quizá ni puedas suicidarte por el temor a que el veneno no sea el indicado. Alguien pudo mezclarle algo; quizá ni siquiera sea un tóxico y podrías beberlo y acostarte a esperar una muerte esquiva

Entonces todo se convierte en problema".

Osho, El miedo. Cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida

http://osho-maestro.blogspot.com/