27 ago. 2007

La inteligencia se afila cuando se enfrenta a desafíos

"El crecimiento significa que están absorbiendo algo nuevo cada día, y esa absorción sólo es posible si están abiertos. Ahora sus ventanas se encuentran abiertas y también las puertas: a veces entra la lluvia y el viento, el sol, y la vida se mueve dentro de ustedes. Sentirán algunas perturbaciones: su periódico empezará a moverse al viento, los papeles en la mesa se agitarán, y si la lluvia empieza entrar, se puede mojar la ropa. Si siempre han vivido en una habitación cerrada, se preguntarán qué está pasando.
Está pasando algo hermoso. Es bueno estar disponible para el vien­to, para la lluvia, para el sol, porque eso es la vida. De modo que en lugar de estar preocupados por ello, ¡bailad! Bailad cuando llegue la tormenta, por­que le seguirá el silencio. Bailad cuando lleguen desafíos y perturben su vida, porque al responder a esos desafíos estarán creciendo a altu­ras nuevas. Recuerden, incluso el sufrimiento es una gracia. Si se toma de forma correcta, se convierte en un escalón.
La gente que nunca ha sufrido y ha llevado una vida conveniente y cómoda, es gente casi muerta. Su vida no será como una espada afilada... estará roma. Ni siquiera será capaz de cortar verdura. La inteligencia se afila cuando se enfrenta a desafíos. Rezadle cada día a Dios: «Envíame más desafíos mañana, envíame más tormentas...». Y entonces conocerán la vida en su punto óptimo".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

El mundo es un lugar de ecos

"El mundo es un lugar de ecos: si arrojamos ira, ira es lo que nos vuelve; si damos amor, amor es lo que recibimos. Pero ese es un fenómeno natural, no hace falta pensar en ello. Se puede confiar: acontece por su cuenta. Esta es la ley del karma: se recoge aquello que se siembra; lo que se da es lo que se recibe. Así que no hay, necesidad de pensar en ello, es algo auto­mático. Odiad, y os odiarán. Amad, y os amarán".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

Primero, vuélvete un poco un más dichoso.

Me pregunto acerca de tener un bebé. ¿Es una buena idea?

"Si puedes evitarlo es muy bueno. Cuando la gente pregunta, me causa problemas. Si digo no entonces se siente como si estuviera lastimando tu maternidad. Si digo sí entonces ciertamente van a haber problemas y responsabilidades y te puedes meter en un lío. Lo mejor es permanecer solo durante un tiempo más. Primero termina con tu propio trabajo. Cuando hayas llegado a cierto estado en el que sabes que ahora nada puede molestarte, entonces es perfectamente bueno tener hijos. Entonces podrás ayudarles también: serás realmente una madre para ellos.

En este momento tú mismo necesitas de una madre y simplemente les estarás dando todas las enfermedades que llevas contigo. Un psicoanalista ha llamado a la enfermedad que los padres dan a los hijos "NED"- neurosis, enfermedad, depresión. Eso es lo que la gente va a dar. ¡Tú no tienes nada más que dar! Espera, puedes esperar y será mucho mejor. La neurosis y toda la confusión de tu mente, ese es el problema. Estarás criando al niño y estarás vertiendo todo lo que tienes en el niño. Primero, vuélvete un poco un más dichoso".
Osho, The Open Secret
http://osho-maestro.blogspot.com/

El político finge ser moralista

"Al político lo único que le interesa es cómo manipular a la gente... Cada vez que dice algo lo dice con ese propósito. A él no le importa la verdad. Por eso los políticos tienen que seguir diciendo mentiras, tienen que seguir prometiendo cosas que no pueden cumplir... Y si quieren manipularte tienen que provocar tus deseos... El político habla para manipular al otro... Su interés es únicamente explotador...

Por ejemplo, el presidente de India acaba de decidir que, como el país es tan pobre, se trasladará a una casa más pequeña. ¡Hermoso gesto! ¿Pero acaso el país se va a hacer más rico porque él se traslade a una casa más pequeña?... el verdadero problema es: cómo la gente puede disponer de más alimentos. El hecho de que el presidente se traslade a una casa más pequeña no va ayudar a nadie. Pero la gente es así; tan estúpida que lo elogiará como si hubiera hecho una gran cosa. Ahora este hombre es casi como un mahatma.

Reducirán sus salarios y serán elogiados como mahatmas. Y no se ha resuelto ni un solo problema. ¿Qué importa? El presidente gana 10,000 rupias al mes, ahora él ha decidido reducirse el sueldo a 3,000 rupias al mes. Perfecto. Pero ¿qué significan 7,000 rupias para el país? -un país con 600 millones de personas-...

No son más que artimañas para manipular...

El político finge ser moralista porque la gente sigue cierta moralidad. Así que por lo menos tiene que parecerlo. Hay otras maneras de conseguir el dinero -por la puerta trasera-, así que no hay problema. Se pueden dejar 7,000 rupias por aquí y conseguir 70,000 de otras fuentes. Y nadie sospechará porque un mahatma que vive en una casa pequeña, que ha reducido su salario y va en un automóvil más pequeño... Así que nadie sospechará que por la puerta trasera está suciediendo algo muy diferente..."

Osho, Sufíes. La gente del camino
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 ago. 2007

Aceptación total

"Durante tan sólo veinticuatro horas, prueba lo siguiente: aceptación total; suceda lo que suceda. Si alguien te insulta, acéptalo, no reacciones y observa lo que ocurre. De repente notarás que fluye en tu interior una energía que nunca antes habías notado.

Cuando te sientes débil y alguien te insulta, te molestas y empiezas a pensar de qué manera tomarás venganza; esa persona te ha atrapado y, en adelante, no harás otra cosa que darle vueltas y más vueltas. Durante días, noches e incluso años, no podrás dormir y tendrás pesadillas. Hay gente capaz de desperdiciar toda su vida por una nimiedad insignificante, como que alguien le haya insultado.

Basta con volver la vista hacia tu pasado para recordar unas cuantas cosas. Cuando eras un chiquillo, el maestro te llamó idiota en clase y todavía lo recuerdas con rencor. Tu padre dijo algo, pero tus padres lo han olvidado y no logran recordarlo ni aunque tú se lo recuerdes. Tu madre te lanzó determinada mirada y desde entonces te ha acompañado la herida, que sigue abierta, en carne viva, y explotarás con sólo que alguien la roce.

No dejes que la herida se extienda, no permitas que te esclavice. Busca las raíces; acércate al Todo.

Durante veinticuatro horas –sólo veinticuatro horas– trata de no reaccionar, de no rechazar nada; pase lo que pase. Si alguien te empuja y te derriba, ¡cáete! Luego levántate y vete a casa. No hagas nada al respecto. Si alguien te agrede, inclina la cabeza y acéptalo con gratitud. Vete a casa, no hagas nada; aunque sólo sea durante veinticuatro horas, y experimentarás un arrebato de energía que nunca antes habías conocido: una nueva vitalidad que surge de las raíces, y una vez que la hayas conocido, una vez que la hayas experimentado, tu vida cambiará. Luego te reirás de todas las tonterías que venías haciendo: de todos los rencores, reacciones y venganzas con las que te habías estado destruyendo. Nadie puede destruirte salvo tú; nadie puede salvarte excepto tú...."

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com

21 ago. 2007

El amor es el más elevado valor de la vida

"En primer lugar, ¿por qué deberías casarte? Si amas a alguien, vive con alguien; forma parte de tus derechos básicos. Puedes vivir con alguien, puedes amar a alguien.

El matrimonio no es algo que ocurra en el cielo; ocurre aquí, a través de la sociedad y no quieres sentirte solo y separado, ponle claro a tu esposa o a tu marido que este matrimonio es sólo un juego: “Nunca lo tomes en serio”. Yo seguiré siendo tan independiente como antes de la boda, y tú seguirás siendo tan independiente como antes de la boda. Ni yo voy a interferir en tu vida ni tú vas a interferir en la mía; viviremos como dos amigos juntos, compartiendo nuestras alegrías, compartiendo nuestra libertad; pero sin convertirnos en una carga el uno para el otro.

Y en cualquier momento que sintamos que la primavera ha pasado, que la luna de miel ha pasado, seremos lo suficientemente sinceros como para no seguir aparentando, y decirnos que nos hemos amado mucho y que seguiremos estando agradecidos el uno al otro para siempre, y los días de amor continuarán en nuestras memorias, en nuestros sueños, como algo maravilloso; pero la primavera se acabó. Nuestros caminos han llegado a un punto donde, aunque sea triste, tenemos que partir, porque ahora, vivir juntos ya no es una canción de amor.

“Si yo te amo, te dejaré en el momento que vea que mi amor se ha vuelto un sufrimiento para ti. Si tú me amas, me dejarás en el momento que veas que tu amor se está convirtiendo en una prisión para mí”.

El amor es el más elevado valor de la vida.

No debería ser reducido a estúpidos rituales.

Y el amor y la libertad van juntos; no puedes elegir a uno y dejar al otro. Un hombre que conoce la libertad está lleno de amor, y un hombre que conoce el amor siempre está dispuesto a dar libertad. Si no puedes dar libertad a la persona que amas, ¿a quién se la vas a dar? Dar libertad no es otra cosa que confiar.

La libertad es una expresión del amor.

Así que, estés casado o no, recuerda: todos los matrimonios son falsos; son sólo conveniencias sociales. Su propósito no es encarcelaros y ataros el uno al otro; su propósito es ayudaros a crecer el uno al otro. Pero el crecimiento necesita libertad; y en el pasado, todas las culturas han olvidado que sin libertad el amor muere.

Ves un pájaro en el cielo, volando junto al sol, y es algo muy bello. Atraído por su belleza, puedes cazarlo y ponerlo en una jaula de oro. ¿Crees que será el mismo pájaro? Superficialmente, sí; será el mismo pájaro que volaba en el cielo; pero profundamente no será el mismo pájaro, porque ¿dónde está su cielo?, ¿dónde está su libertad?

Esta jaula de oro puede ser valiosa para ti, no lo es para él. Para el pájaro, estar libre en el cielo es lo único que tiene valor en la vida. Y lo mismo es verdad para los seres humanos.

OSHO, The rebellius spirit
http://osho-maestro.blogspot.com/

20 ago. 2007

El cielo y el infierno están aquí y ahora

"El cielo y el infierno no son geográficos, son psicológicos, son tu psicología. El cielo y el infierno no están al final de tu vida, están aquí y ahora. La puerta se abre a cada momento; a cada momento transitas entre el cielo y el infierno. Es algo que ocurre de momento a momento, es urgente; en un momento puedes pasar del infierno al cielo, del cielo al infierno. El infierno y el cielo están dentro de ti. Las puertas están muy cerca una de otra: con la mano derecha puedes abrir una y con la izquierda puedes abrir la otra. Con un cambio mental, todo tu ser se transforma: del cielo al infierno y del infierno al cielo. Cuando actúas inconscientemente, sin conciencia, estás en un infierno; cuando eres consciente, cuando actúas con plena conciencia, estás en el cielo.

El maestro zen Hakuin es uno de los raros florecimientos. Vino a verle un guerrero, un samurai, un gran soldado, y le preguntó: «¿Existe el cielo, existe el infierno? Y si hay cielo e infierno, ¿dónde están las puertas? ¿Desde dónde se entra? ¿Cómo puedo evitar el infierno y elegir el cielo?»

Era un guerrero simple. Un guerrero siempre es simple; de otro modo no sería guerrero. Un guerrero sólo conoce dos cosas: la vida y la muerte; su vida siempre está en juego, siempre está jugando; es un hombre simple. No había venido a aprender ninguna doctrina. Quería saber dónde estaban las puertas para evitar el infierno y entrar en el cielo. Y Hakuin le contestó de la única forma que un guerrero podía entender.

¿Qué hizo Hakuin?

Le dijo: —¿Quién eres tú?

—Soy un samurai —replicó el guerrero.

En Japón ser un samurai es algo de lo que sentirse orgulloso. Significa ser un guerrero perfecto, un hombre que no durará ni un segundo en entregar su vida. Para él, la vida y la muerte sólo son un juego. Y dijo: —Soy samurai, soy un jefe de samurais. Incluso el emperador me presenta sus respetos.

—¿Tú un samurai? —dijo Hakuin riéndose—. Más bien pareces un mendigo.

El orgullo del samurai estaba herido, su ego machacado. Olvidó a qué había venido. Sacó la espada y estaba a punto de matar a Hakuin. Olvidó que había venido a ver al maestro para aprender dónde están las puertas del cielo y del infierno.

Hakuin se rió y dijo: —Ésta es la puerta del infierno. Con esta espada, esta ira, este ego, así se abre la puerta. Esto es algo que un guerrero puede entender. Y el samurai comprendió de inmediato: ésta es la puerta. Volvió a envainar la espada.

Y Hakuin dijo: —Ahora has abierto las puertas del cielo.

El infierno y el cielo están dentro de ti, ambas puertas están dentro de ti. Cuando te comportas inconscientemente, allí está la puerta del infierno; cuando estás alerta y consciente, allí está la puerta del cielo".

Osho

Cooperar con lo inevitable

"Hacia el final de su vida, Mulla Nasruddin declaró que siempre había sido desdichado, pero que de repente un día se había vuelto feliz. Toda la gente del pueblo estaba extrañada de que un hombre que siempre había estado deprimido, que siempre había visto el lado oscuro de las cosas, de pronto se hubiera puesto alegre. El era un hombre que siempre había sido pesimista, que siempre había buscado las espinas.

Una vez hubo una excelente cosecha en el jardín de Nasruddin. Había tantas manzanas que los árboles estaban sobrecargados. Un hombre en el vecindario se preguntó si Nasruddin podría tener ahora alguna queja. Él dijo: "Esta vez la cosecha es tal que lloverá oro. ¿Tú qué piensas, Nassrudin?".

Con gran lamento Nasruddin dijo, "Todo está bien, pero ¿dónde conseguiré manzanas podridas para alimentar a los animales?".
Un hombre así, siempre sigue siendo miserable: "¿Dónde conseguiré manzanas podridas para alimentar a los animales?". Todas las manzanas estaban buenas, ninguna estaba podrida; ésta era su dificultad.
De repente un día este hombre se puso feliz, y entonces la gente del pueblo tenía curiosidad. Ellos le preguntaban, "¿Estás feliz, Nasruddin? ¿Cuál es el secreto?".
Nasruddin dijo, "He aprendido a cooperar con lo inevitable. Después de muchos años de lucha, he llegado a darme cuenta de algo. Ahora he decidido que lo que debe ser, debe ser. Ahora coopero con lo inevitable, así que ahora no hay razón para ser desdichado. Ahora soy feliz".
Osho, Hidden Mysteries

http://osho-maestro.blogspot.com/

Al nacer, el niño es simplemente amor

"Al nacer, el niño no conoce el odio; sólo conoce el amor. El amor es intrínseco pero el odio lo aprenderá más tarde. El amor es intrínseco pero la rabia la aprenderá más tarde. Los celos, la posesividad y la envidia son cosas que aprenderá más tarde. Eso es lo que la sociedad le enseña al niño: a ser celoso, a estar lleno de odio, a estar lleno de rabia y de violencia. Eso le enseña la sociedad.

Al nacer, el niño es simplemente amor. Esto es así porque no conoce otra cosa. En el vientre de su madre no se ha cruzado con ningún enemigo. Ha vivido en un amor profundo durante nueve meses, ha estado rodeado de amor, nutrido por el amor. No conoce a nadie que sea su enemigo, sólo conoce a su madre y el amor de su madre. Cuando nace, su única experiencia es de amor, ¿cómo vas a suponer que sabe algo sobre el odio? Ese amor lo lleva consigo, es su rostro original. Después se complicará todo y tendrá otras experiencias. Empezará a desconfiar de la gente. Un niño recién nacido nace con confianza.

He oído contar esta historia:
Un hombre y un niño entraron juntos en una barbería. El hombre, después de recibir el tratamiento completo: afeitado, champú, manicura, corte de pelo, etc., sentó al niño en la silla.
—Me voy a comprar una corbata —le dijo el hombre al barbero—. Vuelvo en unos minutos.
Cuando el corte de pelo del niño estaba listo, el hombre aún no había vuelto y el barbero dijo:

—Parece que tu padre se ha olvidado completamente de ti.
—Ese no era mi padre —dijo el niño—, apareció, me cogió de la mano y me dijo: «¡Ven, nos van a cortar el pelo gratis!».
Los niños son confiados pero con el tiempo tendrán experiencias en las que serán engañados, se meterán en líos, tendrán enfrentamientos y sentirán miedo. Poco a poco, aprenderán los trucos de la vida. Eso, más o menos, le ha ocurrido a todo el mundo".

Osho, Compasión
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 ago. 2007

Esto también pasará

"Ya sea que estés feliz o infeliz, recuerda: "Esto también pasará". Esta clave te permitirá convertirte en el dueño de tus estados de ánimo en lugar de ser su víctima.

Un gran rey que había contratado muchos sabios, se sentía frustrado con sus riquezas. Un país cercano, un país más poderoso que el suyo, se preparaba para atacar. El rey tenía miedo de la muerte, de la derrota, de la desesperación, de la vejez. Entonces llamó a sus sabios y les dijo: "No sé porqué, pero debo encontrar cierto anillo... uno que me pondrá alegre cuando esté infeliz y al mismo tiempo, si estoy feliz y lo miro, me pondrá triste".

Estaba pidiendo una llave, una llave con la cual pudiese abrir dos puertas: la puerta de la felicidad y la puerta de la desdicha. ¿Qué les pedía? Pedía el dominio de sus estados de ánimo. Decía que quería volverse el dueño de sus estados de ánimo, no quería ser más la víctima de ellos.

Los sabios hicieron consultas entre ellos pero no pudieron llegar a ninguna conclusión. Finalmente fueron a un místico Sufi y le pidieron su consejo. El Sufi sólo se sacó un anillo del dedo y se los dio diciéndoles: "Hay una condición. Dénselo al rey, pero díganle que sólo debe mirar debajo de la piedra cuando todo esté perdido, cuando la confusión sea total, la agonía perfecta y cuando él se sienta absolutamente impotente. De otra manera perderá el mensaje".

El rey guardó el anillo. Al poco tiempo comenzó la guerra con el reino vecino y tal como se suponía, la situación rápidamente se tornó en su contra.

Su país estaba perdido, huía del reino sólo para salvar su vida. El enemigo lo seguía, podía oir los caballos de sus perseguidores... y su caballo murió. Siguió corriendo a pie hasta que llegó a un punto sin retorno. Sólo había un abismo. En el último momento recordó el anillo. Lo abrió, miró debajo de la piedra y allí estaba el mensaje, que decía: "Esto también pasará".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

Confía en Alá pero ata primero el camello

"Confía en Alá pero ata primero el camello".

Este dicho surge de una pequeña historia. Un maestro estaba viajando con uno de sus discípulos. El discípulo era el encargado de cuidar del camello. Llegaron de noche, cansados, a la posada para caravanas. Era obligación del discípulo atar el camello, pero no se molestó en hacerlo y lo dejó fuera. En cambio, se dedicó a rezar, le dijo a Dios: «Encárgate del camello», y se durmió.

Por la mañana el camello no estaba: había sido robado, se había ido... podía haberle ocurrido cualquier cosa. El maestro preguntó: -¿Qué ha pasado? ¿Dónde está el camello? -No lo sé -dijo el discípulo-. Pregúntaselo a Dios, porque yo le dije a Alá que cuidara de él; y como yo estaba cansado, no tengo la menor idea. Yo no soy el responsable porque se lo dije muy claramente. No hay forma de que no lo entendiera: se lo repetí tres veces. Y como siempre enseñas que debemos confiar en Alá, he confiado. Ahora no te enfades conmigo.

El maestro dijo: -Confía en Alá, pero primero ata el camello, porque Alá no tiene otras manos que las tuyas. Si quiere atar el camello, tendrá que usar las manos de alguien; pero no tiene otras que las tuyas. ¡Y es tu camello! La mejor forma de hacerlo, el camino más sencillo y más fácil es usar tus manos. Confía en Alá, no confíes sólo en tus manos; de otro modo estarás tenso. Ata el camello y después confía en Alá.

Preguntarás: «¿Para qué confiar en Alá si ya he atado el camello?»; porque aunque esté atado, el camello puede ser robado. Haz todo lo que puedas, pero eso no garantiza el resultado, no hay garantía. Por tanto, haz todo lo que puedes y después acepta lo que ocurra.

Éste es el significado de atar el camello: haz lo que puedas hacer, no eludas tu responsabilidad, y después si no pasa nada o si algo va mal, confía en Alá. Entonces Él sabe muy bien lo que hace. Quizá sea bueno para nosotros viajar sin camello. Es muy fácil confiar en Alá y ser vago. Es muy fácil no confiar en Alá y hacer las cosas. El tercer tipo de hombre es difícil de encontrar: confías en Alá y sigues haciendo las cosas. Pero ahora sólo eres un instrumento; Dios es el verdadero actor, tú sólo eres un instrumento en sus manos".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

El dolor es para hacerte más consciente

"Este sufrimiento no es para que te sientas triste, recuerda. Es por eso que la gente sigue sin comprender... Este sufrimiento es simplemente para que estés más alerta, porque la gente se vuelve alerta únicamente cuando la flecha va dentro de su corazón y les hiere. De otra forma no llegan a estar conscientes. Cuando la vida es fácil, confortable, conveniente, ¿a quién le importa? ¿A quién le importa volverse consciente? Cuando muere un amigo, hay una posibilidad. Cuando tu mujer te deja solo... en esas noches oscuras, estás solitario, has amado tanto a esa mujer, te lo has jugado todo y de repente, un día, ella se ha ido. Lloras en tu soledad y si utilizas estas ocasiones, puedes volverte consciente. La flecha duele: puede ser utilizada. El dolor no es para hacerte sufrir, ¡el dolor es para hacerte más consciente! Y cuando eres consciente la miseria desaparece".
Osho, Take it Easy

http://osho-maestro.blogspot.com/

Comer bien es un arte

"Pero comer bien es un arte. No se trata sólo de atiborrarse. Es un gran arte: probar la comida, oler la comida, tocar la comida, masticar la comida, digerir la comida, y digerirla como algo divino. Es divino; es un regalo de lo divino.

Los hindúes dicen: Anam Brahma, la comida es divina. Así que come con gran respeto, y mientras comes olvida todo, porque es una plegaria. Es una plegaria existencial. Estás comiendo lo divino, y lo divino te va a nutrir. Es un regalo que debe aceptarse con profundo amor y gratitud. Y no atiborres al cuerpo, porque atiborrar al cuerpo es estar en contra del cuerpo. Es el otro polo. Hay personas que están obsesionadas con el ayuno, y hay personas que están obsesionadas con atiborrarse. Ambas están equivocadas porque de las dos maneras el cuerpo pierde su balance.

Un verdadero amante del cuerpo come sólo al punto en el que el cuerpo se siente perfectamente en silencio, balanceado, tranquilo; en donde el cuerpo siente que ni se está inclinando a la izquierda ni a la derecha, sino justo en el medio. Es un arte entender el lenguaje del cuerpo, entender el lenguaje de tu estómago, entender lo que se necesita, darle sólo lo que se necesita, y darlo de manera artística, de manera estética".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

15 ago. 2007

La responsabilidad y la libertad van juntas

"La libertad tiene dos partes, y si sólo tienes una de sus partes, una sola parte, sentirás libertad mezclada con tristeza. De manera que tienes que comprender toda la psicología de la libertad.

La primera parte es la libertad de: liberarse de la nacionalidad, de cierta iglesia, de cierta raza, de cierta ideología política. Esta es la primera parte de la libertad, la base de la libertad. Siempre es de algo. Una vez que hayas logrado esta libertad, te sentirás muy ligero y muy bien y muy feliz. Y, por primera vez, empezarás a deleitarte en tu propia individualidad, porque tu individualidad estaba tapada por todas esas cosas de las que te has liberado.

Pero esto es sólo la mitad.... y entonces vendrá la tristeza, porque falta la otra mitad. Ya se ha logrado la libertad de, pero ¿libertad para qué? La libertad en sí misma no tiene sentido a menos que sea libertad para algo, algo creativo: libertad para esculpir, libertad para bailar, libertad para crear música, poesía, pintura. A menos que tu libertad se convierta en una realización creativa, te sentirás triste. Porque verás que eres libre: tus cadenas están rotas, ya no llevas esposas, ya no llevas ninguna cadena, no tienes ninguna prisión, estás bajo la noche estrellada, completamente libre. Pero ¿a dónde ir? ....

Entonces llega  una tristeza repentina. ¿Qué camino elegir? Hasta ahora no se planteaba la cuestión de ir a alguna parte: estabas preso. Toda tu consciencia se concentraba en cómo liberarse, tu única ansiedad era cómo liberarte. Ahora que eres libre, hay que afrontar un nuevo tipo de problema. ¿Qué hacer ahora que eres libre?

La libertad sola, en sí misma, no significa nada a menos que elijas un camino creativo. O profundizas más en la meditación para realizarte a ti mismo, o si tienes algún tipo de talento que no ha tenido ocasión de desarrollarse debido a tus grilletes... No podías componer música porque tenías las manos encadenadas, no podías bailar porque tus pies estaban encadenados... si tienes talento para bailar, sé un bailarín. Entonces tu libertad es completa, entonces el círculo está completo.

Libertad de y libertad para: es un dilema al que se enfrenta toda persona que primero lucha por la libertad y luego de pronto descubre: "Ahora que soy libre, ¿qué voy a hacer?". Hasta ese momento, estaba muy ocupada, muy afanada, muy atareada. Incluso en sueños pensaba sólo en la libertad. Y nunca se había planteado qué iba a hacer cuando la alcanzara.

Pero es necesario algo más. Tienes que volverte un creador. Tienes que encontrar alguna creatividad que colme tu libertad, de lo contrario tu libertad está vacía. Necesitas crear algo o descubrir algo. Actualiza tu potencial o entra en ti para encontrarte a ti mismo, pero haz algo con tu libertad. La libertad es tan solo una oportunidad para ti. No es el objetivo en sí misma. Simplemente te da toda la oportunidad de hacer lo que quieras hacer. Cuando eres libre y te sientes triste, es porque todavía no has usado esta oportunidad.

La meditación estará bien, la música estará bien, la escultura estará bien, el baile estará bien, el amor estará bien. Pero haz algo con tu libertad. No te quedes sentado con tu libertad, de lo contrario te entristecerás...

Pero recuerda algo fundamental para toda la cuestión de la libertad: la responsabilidad y la libertad van juntas. Si no quieres responsabilidad, tampoco puedes tener libertad. Ambas llegan juntas o ambas se van juntas...

Habías soñado con la libertad sin pensar nunca que le seguiría una gran responsabilidad.  Tienes libertad, pero no has cumplido con la responsabilidad. Por eso permanece en torno a ti la tristeza. Eres absolutamente capaz de deshacer esta tristeza. Si fuiste capaz de deshacer tu esclavitud, tus cadenas, con seguridad eres capaz de ser creativo. Si fuiste capaz de deshacer las prisiones, con certeza puedes hacer, crear algo bello.

Mi propia experiencia es que, a menos que de alguna manera te vuelvas un creador, tu vida permanecerá vacía y triste. Las únicas personas dichosas son las creadoras. Puede que sea simplemente la creación de más consciencia, más experiencia de la verdad, la consciencia, la dicha. Puede que sea simplemente un mundo interior de creatividad o puede que sea algo externo. Pero la libertad tiene que volverse responsable, positiva. Tu libertad todavía es negativa. Es bueno que hayas salido de la prisión, pero no es suficiente. Ahora tiene que ganarte el pan. Hasta ahora te estaban suministrando el pan. Con las cadenas, te estaban suministrando un cobijo, te estaban dando ropa...

La libertad significa que tendrás que ser responsable de cada acto, de cada respiración; serás responsable de todo lo que hagas o no hagas.

La gente en realidad le tiene mucho miedo a la libertad, aunque hable de ella. Pero mi propia experiencia es que muy pocas personas quieren realmente la libertad... porque subconscientemente saben que la libertad traerá consigo muchos problemas que no están dispuestos a afrontar. Es mejor permanecer en un aprisionamiento confortable...

Tendrás que disipar la oscuridad de la tristeza; de lo contrario, tarde o temprano, entrarás en alguna prisión. No puedes seguir sobrecargándote de tristeza. Antes de que la carga sea excesiva y te haga retroceder a alguna esclavitud..., cambia toda la situación siendo una persona creativa. Descubre cuál es tu alegría en la vida, qué te gustaría crear, qué te gustaría ser, qué quieres que sea lo que te defina".

Osho, Libertad. La valentía de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 ago. 2007

La semilla posee un sueño

"La semilla no puede saber qué va a suceder, la semilla nunca ha conocido la flor. Y la semilla no puede siquiera creer que tiene el potencial de convertirse en una hermosa flor. El camino es largo, y siempre es más seguro no recorrer ese camino porque el trayecto es desconocido, nada está garantizado.

Nada puede ser garantizado. Mil y uno son los riesgos del camino, son muchos los escollos –y la semilla está segura, escondida dentro de una dura coraza. Pero la semilla lo intenta, hace un esfuerzo, tira la dura concha que es su propia seguridad y comienza a moverse. Inmediatamente la lucha comienza: la lucha con la tierra, con las piedras, con las rocas. Y la semilla era muy dura y el brote será muy, muy suave y los peligros serán muchos.

No había peligro para la semilla, la semilla podía haber sobrevivido por milenios, pero para el brote los peligros son muchos. Pero el retoño emprende hacia lo desconocido, hacia el sol, hacia la fuente de luz, sin saber dónde, sin saber por qué. Enorme es la cruz que ha de cargarse, pero la semilla posee un sueño y la semilla se mueve.

El mismo camino es para el hombre. Es arduo. Mucho valor se necesitará".

Osho, Dang Dang Doko Dang
http://osho-maestro.blogspot.com/

Equiparar lo interior y lo exterior

"Me gustaría que fueras capaz de permanecer en la plaza comercial y, al mismo tiempo, de ser meditativo. Me gustaría que te relaciones con la gen­te, que ames, que te muevas en miles de relaciones (que te enriquecen) y aun así puedas cerrar las puertas y a veces puedas tomarte un descanso de toda relación, para poder relacionarte también con tu propio ser.

Relaciónate con otros, pero tam­bién contigo mismo. Ama a los de­más, pero también a ti mismo. ¡Sal! El mundo es hermoso, está lleno de aventuras; es un desafío, y te enrique­ce... ¡No te pierdas la oportunidad! Siempre que el mundo llame a tu puerta y te convoque, ¡ve! Enfréntalo sin temor: no hay nada que perder; tienes todo por ganar.

Pero no te pierdas. No sigas más y más hasta perderte. A veces, retorna a casa. A veces, olvídate del mundo: ésos son los momentos de medita­ción. Cada día, si quieres ser equili­brado, debes equiparar lo interior y lo exterior. Ambos deben tener el mismo peso, de manera que tu interior nunca se torne asimétrico.

Esto significa la afirmación del maestro zen: "Camina en el río, pero no dejes que el agua te toque los pies". Está en el mundo, pero no seas del mundo. Está en el mundo, pero no dejes que el mundo esté en ti. Cuando llegas a casa, llegas a casa: como si el mundo entero hubiera desapareci­do".

Osho, A Sudden Clash of Thunder
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 ago. 2007

No tengas prisa para el matrimonio

"Nunca he dicho que el amor es destruido por el matrimonio. ¿Cómo puede el matrimonio destruir el amor? Sí, se destruye en el matrimonio pero es destruido por ti, no por el matrimonio. Es destruido por la pareja. ¿Cómo puede el matrimonio destruir el amor? Eres tú quien lo destruye porque no sabes qué es el amor. Simplemente pretendes saber, simplemente esperas saber; sueñas que sabes, pero tú no sabes qué es el amor. El amor tiene que ser aprendido; es el arte más grande que existe...

Naces sólo con una capacidad. Por supuesto, naces con un cuerpo; puedes ser un bailarín porque tienes el cuerpo. Puedes mover tu cuerpo y puedes ser un bailarín pero el bailar tiene que ser aprendido. Se necesita mucho esfuerzo para aprender a bailar. Y el bailar no es tan difícil porque solamente tú estás involucrado en ello.

El amor es mucho más difícil. Es bailar con alguien más. El otro también se necesita para saber qué es el baile. El acoplarse con alguien es un gran arte. Crear una armonía entre dos personas... dos personas significan dos mundos diversos. Cuando dos mundos se acercan, el choque va a estar allí si no sabes cómo armonizar. El amor es armonía. Y la felicidad, la salud, la armonía, todo surge del amor. Aprende a amar. No tengas prisa para el matrimonio, aprende a amar. Primero conviértete en un gran amante...

La primera lección del amor es no pedir amor, sino sólo dar. Conviértete en un dador.

La gente está haciendo justo lo contrario. Aún cuando dan, dan sólo con la idea de que el amor debe regresar. Es un negocio. No comparten, no comparten libremente. Comparten con una condición. Siguen observando de reojo si está volviendo o no. Gente muy pobre... no conocen el funcionamiento natural del amor. Tú simplemente viértelo, él regresará....

Dos personas, infelices por separado, crean más infelicidad el uno para el otro cuando se juntan. Eso es matemático. Tú eras infeliz, tu esposa era infeliz ¿y ambos están esperando que al estar juntos llegarán a ser felices? Esto es... esto es una aritmética tan ordinaria, como dos más dos son cuatro. Es así de simple. No es parte de ningunas matemáticas más elevadas; es muy ordinario, puedes contarlo con tus dedos. Ambos llegarán a ser infelices.

Cortejar es una cosa. No dependas del cortejo. De hecho antes de que te cases, desházte del cortejo. Mi sugerencia es que el matrimonio debería ocurrir después de la luna de miel, nunca antes. Solamente si todo va bien, sólo entonces el matrimonio debería ocurrir.

La luna de miel después de la unión es muy peligrosa. Por lo que sé, el noventa y nueve por ciento de los matrimonios se terminan en el momento en que se acaba la luna de miel. Pero entonces estás atrapado, entonces no hay manera de escaparte. Entonces la sociedad entera, la ley, la corte -todos están en tu contra si dejas a tu esposa, o si la esposa te deja. Entonces la moralidad entera, la religión, el sacerdote, todos están contra ti. De hecho la sociedad debería crear todas las barreras posibles para el matrimonio y ninguna barrera para el divorcio. La sociedad no debería permitir que la gente se casara tan fácilmente. La corte debería crear barreras -vive con la mujer por dos años cuando menos, entonces la corte puede permitir que te cases....

Se debería permitir que dos personas vivieran juntas el tiempo suficiente para llegar a conocerse, a familiarizarse el uno con el otro. Y aunque desearan casarse, no debería permitírseles. Entonces los divorcios desaparecerán del mundo. Los divorcios existen porque las uniones son equivocadas y forzadas. Los divorcios existen porque las uniones se hacen en un estado de romanticismo.

El romanticismo está bien si eres un poeta... y los poetas no son conocidos como buenos maridos o buenas esposas. De hecho los poetas son casi siempre solteros. Se dan sus buenos ratos pero nunca son atrapados, y por lo tanto su romance se mantiene vivo. Continúan escribiendo poesía, poesía hermosa. Uno no debería casarse con una mujer o con un hombre en un estado de ánimo poético. Permite que el humor de la prosa llegue, luego decide. Porque la vida cotidiana se parece más a la prosa que a la poesía. Uno debería llegar a ser lo suficientemente maduro.

La madurez significa que uno ya no es más un tonto romántico. Uno entiende la vida, uno entiende la responsabilidad de la vida, uno entiende los problemas de estar junto a una persona. Uno acepta todas esas dificultades y aún así decide vivir con la persona. Uno no está esperando que sólo vaya a haber cielo, sólo rosas. Uno no está esperando tonterías; uno sabe que la realidad es ardua. Es áspera. Hay rosas, pero lejos y en el medio; hay muchas espinas.

Cuando llegas a estar alerta de todos estos problemas y aún así decides que vale le pena arriesgar y estar con una persona preferentemente que estar solo, entonces cásate. Entonces los matrimonios nunca matarán el amor, porque este amor es realista. El matrimonio puede matar solamente el amor romántico. Y el amor romántico es lo que la gente llama amor infantil. Uno no debería depender de él. Uno no debería pensar en él como alimento. Puede ser sólo como el helado. Puedes comerlo a veces, pero no dependas de él. La vida tiene que ser más realista, más prosa...."

Osho, The Discipline of Transcendence
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 ago. 2007

Observa la respiración

"Cuándo: “Cuando tengas un momento.

No hace falta que te fijes un tiempo. Usa el tiempo de que dispongas. En el baño, cuando tengas 10 minutos, siéntate debajo de la ducha y medita. En la mañana, en la tarde, sólo cuatro o cinco veces, a pequeños intervalos; sólo durante cinco minutos. Medita y verás que se convierte en un alimento constante.

Duración: Sólo unos pocos minutos.

Primer paso: Relaja la respiración.

Relaja el sistema de respirar, eso es todo. No hace falta relajar todo el cuerpo. Cuando vayas sentado en el tren o en un avión, o en un automóvil, nadie se dará cuenta de que estás haciendo algo. Simplemente relaja el sistema de respirar. Deja que se manifieste con su forma natural de funcionar.

Segundo paso: Observa la respiración.

Cierra luego los ojos y observa la respiración entrando, saliendo, entrando. Relájate simplemente y observa la respiración. Nada se excluye de esta observación. El automóvil funciona: de acuerdo, acéptalo. El tráfico pasa: está bien, es parte de la vida. El pasajero que va a tu lado ronca: acéptalo. No hay nada que rechazar. No se trata de estrechar tu conciencia.

La concentración es un estrechamiento de la conciencia, que te vuelve puntual, pero en competición con lo demás. Luchas con todo lo demás porque tienes miedo de perder el punto. Puedes distraerte, y eso se vuelve perturbador.
No hay necesidad de hacerlo durante 24 horas. Con una taza de meditación es suficiente! No hace falta beberse todo el río. Solo una taza de té es suficiente. Hazlo tan fácil como sea posible. Lo fácil es lo correcto. Hazlo tan naturalmente como sea posible. Y no lo persigas; hazlo solamente cuando tengas tiempo. No lo conviertas en un hábito, porque todos los hábitos vienen de la mente, y una persona real no tiene hábitos en realidad.”

Osho, Nothing to Lose But Your Head

http://osho-maestro.blogspot.com/

Un poco de trabajo físico es muy esencial

"El trabajo adecuado es también una parte esencial en el despertar de la consciencia y la energía del hombre.

Una mañana, Abraham Lincoln estaba lustrando sus zapatos en su casa. Uno de sus amigos que lo visitaba le dijo: "¡Lincoln! ¿Qué estás haciendo? ¿Tú lustras tus propios zapatos?".

Lincoln dijo: "¡Me sorprendes! ¿Tú lustras los zapatos de otras personas? Yo estoy lustrando mis propios zapatos; ¿Lustras tú los zapatos de otros?".

El amigo dijo: "¡No, no, yo hago que alguien me lustre mis zapatos!".

Lincoln dijo: "Es peor hacer que alguien te lustre tus zapatos que lustrar los zapatos de otros".

¿Qué significa esto? Significa que estamos perdiendo nuestro contacto directo con la vida. Nuestros contactos directos con la vida son aquellos que vienen a través del trabajo.

En el tiempo de Confucio, hace cerca de tres mil años, Confucio fue una vez a visitar un pueblo. En un jardín, vio a un viejo jardinero y a su hijo sacando agua de un pozo. Para el anciano el trabajo de sacar agua del pozo era muy difícil aún con la ayuda de su hijo. Y el anciano era muy viejo.

Confucio se preguntaba si este anciano no sabía que ahora se usaba a los toros y a los caballos para sacar agua del pozo. El la estaba sacando solo. ¡Estaba usando unos métodos muy viejos!

Así que Confucio se acercó al anciano y le dijo: "¡Amigo mío! ¿No sabes que ha habido un nuevo invento? La gente está sacando agua de los pozos con la ayuda de caballos y de toros. ¿Por qué no lo estás haciendo tú?".

El anciano dijo: "¡Baja la voz, baja la voz! A mí no me importa lo que dices, pero temo que mi joven hijo pueda oírte".

Confucio preguntó: "¿Qué quieres decir con esto?".

El anciano contestó: "Yo sé de estos inventos, pero todos los inventos como éste alejan al hombre del trabajo. No quiero que mi hijo se llegue a desconectar, porque el día en que se desconecte del trabajo, estará desconectado de la vida misma".

La vida y el trabajo físico son sinónimos. La vida y el trabajo tienen el mismo significado. Pero poco a poco hemos comenzado a llamar afortunados a aquellos que no tienen que hacer esfuerzo físico, y desafortunados a quienes tienen que hacer esfuerzo físico. Y de alguna manera esto se ha vuelto así, porque mucha gente ha dejado de trabajar, así que muchas personas tienen que trabajar demasiado. Demasiado trabajo físico te mata. Demasiado poco también....

Cuando Churchill se retiró, uno de mis amigos fue a verlo a su casa. En su edad madura, Churchill estaba cavando y sembrando algunas plantas en su jardín. Mi amigo le hizo algunas preguntas sobre política. Churchill dijo: "¡Deja eso ahora! Ya se acabó. Ahora, si quieres preguntarme algo, puedes hacerlo sobre dos cosas. Puedes preguntarme sobre la Biblia, porque la leo en casa, y puedes preguntarme sobre jardinería, porque la practico aquí en el jardín. Ahora no tengo ningún interés en la política. Esa carrera se terminó. Ahora estoy haciendo trabajo físico y orando".

Cuando mi amigo volvió me dijo: "No entiendo que clase de hombre es Churchill. Yo pensé que me daría algunas respuestas. Pero dijo que estaba trabajando físicamente y orando". Yo le comenté: "Decir trabajo y oración es una repetición. El trabajo y la oración significan lo mismo, son sinónimos. Y el día en que el trabajo se vuelve oración y la oración se convierte en trabajo es el día en que se alcanza el trabajo adecuado".

Un poco de trabajo físico es muy esencial, pero no le hemos prestado atención alguna....

Cada persona debería darse cuenta, de acuerdo a él mismo, de acuerdo a su cuerpo, de cuánto trabajo físico debería hacer para vivir de manera más saludable y fresca. Cuanto más aire fresco haya dentro del cuerpo, más dichosa será cada respiración, más vitalidad tendrá la persona para explorar el interior...".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

Sé juguetón

"El trabajo se tendría que considerar como un juego, no como trabajo. Se tendría que considerar como un juego, simplemente como una diversión. No tendrías que tomártelo en serio; tendrías que ser simplemente como un niño que juega. No tiene significado, no hay nada que lograr; se disfruta de la simple actividad. Si alguna vez juegas, puedes sentir la diferencia.

Cuando trabajas es distinto: te vuelves serio, responsable, ocupado, preocupado, ansioso, porque el resultado, el resultado final es el motivo. No vale la pena disfrutar del trabajo por lo que es. El énfasis se pone sólo en el futuro, en el resultado. En el juego no hay resultados, realmente. El proceso mismo es gozoso. Y tú no estás preocupado, no es una cosa seria. Incluso si pareces serio, no es más que una pretensión. Cuando juegas disfrutas con el propio proceso; cuando trabajas no disfrutas del proceso: la meta, el final es importante. El proceso se tiene que tolerar de alguna manera. Se tiene que llevar a cabo porque se tiene que lograr algo al final. Si pudieras lograr algo al final sin necesidad de ello, abandonarías la actividad y saltarías al final. Sin embargo, al jugar no harías eso.

El hombre de negocios no es juguetón; y , si no eres juguetón no puedes ser meditativo. Sé más y más juguetón. Desperdicia tu tiempo jugando. Jugar simplemente con los niños servirá. Incluso, aunque no haya nadie, puedes saltar y danzar solo en el salón y ser juguetón. Disfruta. Sin embargo, tu mente seguirá insistiendo:” ¿Qué estás haciendo: pierdes el tiempo?. Podrías ganar algo en este tiempo. Puedes dedicarte a hacer algo, pero no haces más que saltar, cantar y bailar. ¿Qué estás haciendo? ¿Te has vuelto loco?”.

Pruébalo, y roba todo el tiempo que puedas a tu negocio...y juega. Como sea. Puedes pintar, puedes tocar el sitar, cualquier cosa que te guste, pero se juguetón. No busques ganancias con ello, no veas futuro en ello, sólo el presente.

Entonces...entonces puedes ser juguetón interiormente también. Entonces puedes brincar sobre tus pensamientos, jugar con ellos, tirarlos de un lado para otro, danzar con ellos, pero no te los tomas en serio.

Osho, The Book of Secrets
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 ago. 2007

Cada vez que te enojes, no respondas antes de veinticuatro horas

"Cuando la mente empiece a desbordarse, pon atención tan pronto como sea posible...tan pronto como sea posible!

Alguien te ha insultado. Para que tú te enojes hacen falta unos instantes, porque aquello es como un mecanismo. Te enojarás, pero después de un intervalo. Las cosas sucederán como si hubiera un chispazo. Primero te sentirás insultado. En el momento en que te sientes insultado, una segunda corriente empezará a fluír: te pondrás furioso. Al comienzo,la rabia no será consciente; primero será como una fiebre, solamente. Luego se volverá consciente. Entonces empezarás a expresarla o a reprimirla. Así que, cuando digo, "cuanto antes mejor", quiero decir que, cuando alguien te insulte, toma consciencia tan pronto como empieces a sentir que has sido insultado. Y en cuanto tomes consciencia, simplemente haz un esfuerzo por parar. No caigas en la respuesta automática ni siquiera por un solo momento. Incluso parar un solo momento será de mucha ayuda. Paradas más largas ayudarán aún más.

Cuando el padre de Gurdjieff estaba muriendo, llamó a su muchacho. El tenía apenas nueve años, sin embargo Gurdjieff recordó el incidente toda su vida. El padre lo llamó. Era el chico más joven... El padre le dijo: "Soy muy pobre, no puedo darte nada, hijo mío. Pero algo que me dio mi padre te lo daré a ti. Puede que incluso no llegues a entender lo que significa ahora, porque yo mismo no fui capaz de entender su significado cuando mi padre me lo dio, pero ha demostrado ser lo más precioso en mi vida, así que ahora te lo doy a ti, simplemente. Presérvalo! Dentro de un tiempo puede que empieces a entenderlo".

Así que Gurdjieff solamente escuchaba. El padre dijo: "Cada vez que te enojes, no respondas antes de veinticuatro horas. Responde, pero deja pasar un intervalo de veinticuatro horas".

Gurdjieff siguió el consejo de su padre moribundo. Aquello quedó profundamente grabado en su mente y, el mismo día en que su padre murió, Gurdjieff dijo: "He practicado muchos, muchos ejercicios espirituales, pero este ha sido el mejor. Nunca me pude enojar en mi vida, y esto cambió toda la corriente, todo el fluido, porque tenía que cumplir con la promesa. Siempre que alguien me ha insultado he creado una situación. Le digo simplemente que regreso en veinticuatro horas para responder, y nunca he replicado, porque ha quedado claro que era una tontería responder".

Sólo hacia falta un intervalo. Y toda la vida de George Gurdjieff se convirtió en algo diferente".

Osho, The Ultimate Alchemy
http://osho-maestro.blogspot.com/

Entra en lo desconocido

"Siempre que se te presente un desafío, dale la bienvenida, no lo evites. Y siempre que se te presente una aventura, no escapes de ella. Inicia el viaje, empiézalo.

Nadie pierde nada por ser audaz. No estoy diciendo que el sendero de la aventura sea un lecho de rosas, porque no lo es. Las rosas son escasas y distantes entre sí, y abundan las espinas. Pero cuando se acepta una vida de aventura uno crece, cristaliza.

La gente corriente acepta una vida de seguridad, no de aventura: un buen trabajo, una buena casa, una buena esposa, un buen marido y buenos hijos... y la gente se queda satisfecha. La gente está satisfecha viviendo y muriendo cómodamente, como si la comodidad fuese el objetivo final.

Y lo que ocurre es que esas personas nunca crecen, nunca alcanzan ninguna cima, nunca realizan lo que Maslow llamó "actualización". Se quedan en meras posibilidades. Es como si una semilla eligiese quedarse escondida en una casa y no estuviese dispuesta a correr la aventura de caer en el suelo. Es peligroso, porque la semilla deberá morir. Es peligroso, porque la semilla no sabe qué pasará cuando haya desaparecido. Ninguna semilla sabe nunca qué sucede una vez que ha muerto. ¿Cómo podría saberlo? El árbol puede surgir o no....

No te confines en lo cómodo, en lo familiar, en lo seguro; no bases tu filosofía en las promesas de una compañía de seguros. Ten un poco más de valor, entra en lo desconocido".

Osho, Dijo el Buda...
http://osho-maestro.blogspot.com/

No laves tu ropa sucia en lugares públicos

"Cuándo: Cada noche, antes de dormir.

Duración: 1 hora

Primer paso: Enloquécete!

Ve a tu habitación, cierra con seguro, golpea la almohada, ponte frente al espejo, grítale a tu propia imagen. Di cosas que nunca dijiste a los demás y siempre quisiste hacerlo, pero tiene que ser un suceso en privado.

Cada vez que sientes una emoción negativa con otra persona...no tiene que ver con esa otra persona. El asunto es que tienes una cierta energía de rabia. Por tanto, esa energía se tiene que difuminar en el universo. No debes reprimirlo en tu interior. Así que, cuando digo "expresa", me refiero siempre a hacerlo en privado, en solitario. Es una meditación, no es una pelea.

Siéntate en tu cama y haz toda clase de locuras, las que has querido hacer, las que hace la gente cuando están enojados, violentos, destructivos. Esto no significa que tengas que destruir cosas valiosas. Simplemente rompe papeles en pedazos pequeños, y tíralos alrededor...destruye cualquier cosa que no tenga valor.

Segundo paso: Discúlpate

Si quieres hacer algo en público...puedes ir a la persona con la que te has enojado y decirle:" He estado, en privado, furioso contigo. Te grité, te insulté, te dije cosas desagradables. Por favor, discúlpame. De todas maneras, lo hice en privado, porque era mi problema; no tiene nada que ver contigo, pero en cierta manera estaba dirigido a ti, y tú no estabas consciente de ello, por eso es necesaria una disculpa."

Esto se debe hacer en público. Servirá para que las personas se ayuden unas a otras.

No laves tu ropa sucia en lugares públicos. No es necesario. ¿Para qué involucrar a otras personas innecesariamente? ¿Para qué crear innecesariamente una imagen tuya de fealdad en público?".

Osho, The Transmission of the Lamp
http://osho-maestro.blogspot.com/

No hace falta estar tenso

"Primer paso: Observación diaria

Empieza por estar atento a las acciones rutinarias de cada día, y mientras haces tus acciones rutinarias, permanece relajado.

No hace falta estar tenso. Si estás limpiando el piso, ¿qué necesidad hay de estar tenso? O, cuando estás preparando la comida, ¿qué necesidad hay de estar tenso? No hay un solo momento en la vida que requiera tu tensión. No es más que tu falta de atención y tu impaciencia.

No he encontrado nada, y he vivido de maneras muy diferentes con todo tipo de personas. Siempre me ha sorprendido: ¿Por qué están tensas? Parece que la tensión no tiene nada que ver con algo que esté fuera de ti, tiene que ver con algo que está dentro de ti. En lo externo siempre hallas una excusa, sólo porque parece muy estúpido estar tenso sin razón alguna. Sólo por racionalizar buscas alguna razón fuera de ti para explicar por qué estás tenso. Pero la tensión no está fuera de ti, está en tu forma errónea de vivir.

Segundo paso: Acéptate a ti mismo

Tú vives en la competición; eso producirá tensión. Vives en una comparación continua, la cual generará tensión. Tú siempre estás pensando o bien en el pasado o en el futuro y desperdiciando el presente que es la única realidad; eso generará tensión.

Encuentra simplemente tu propio talento. La naturaleza nunca concibe un solo individuo que no posea un don especial. Basta investigar un poquito...Cualesquiera que sean las cualidades y talentos que posees, utilízalos al máximo, y la energía que se va a las tensiones empezará a convertirse en tu gracia, en tu belleza.

Tercer paso: Sé un artista del amor

Hagas lo que hagas, hazlo con tal amor, con tal cuidado, que la cosa más pequeña del mundo se convierta en una obra de arte. Eso te traerá mucha complacencia. Y creará un mundo sin competencia, sin comparaciones; dará dignidad a todas las personas. Restituirá su orgullo, algo que las religiones han destruido. Cualquier acto hecho de manera total se convierte en tu oración".

Osho: The Hidden Splendor
http://osho-maestro.blogspot.com/

La ley de lo mágico

Amado Osho: una vez nos contaste una historia sobre un viejo que tenía más de cien años. Un día, en su cumpleaños, le preguntaron por qué siempre estaba feliz. Respondió: "Cada mañana, cuando me levanto, tengo la alternativa de ser feliz o infeliz, y elijo ser feliz". ¿Cómo es que en general elegimos ser infelices? ¿Cómo es que no somos conscientes de esta elección?
.....

"Te formularé una de las leyes más profundas de la vida. Tal vez no hayas pensado nunca en ello. Sabes (todo el aparato científico depende de esto) que todo se basa en la relación de causa-efecto. Generas la causa y a ésta la sigue el efecto. La vida es un nexo causal. Plantas la semilla en el suelo y brota. Si la causa esta allí, la sigue el efecto. El fuego está allí: pones la mano en él y te quemas. La causa está allí, y la sigue el efecto. Tomas veneno y mueres. Tú dispones la causa y luego viene el efecto. Ésta es una de las leyes científicas más elementales: que la relación causa-efecto constituye el nexo más íntimo de todos los procesos de la vida.

La religión conoce una segunda ley que es aun más profunda que ésta. Pero esta segunda ley, más profunda que la primera, te parecerá absurda si no la conoces y no la experimentas. La religión dice: produce el efecto, y viene la causa. Esto es absolutamente absurdo en términos científicos. La ciencia dice: si la causa está allí,
viene el efecto. La religión dice que lo contrario también es cierto: generas el efecto y mira, a éste lo sigue la causa.

Hay una situación en la que te sientes feliz. Ha llegado un amigo, ha llamado un ser querido. Una situación es la causa: te sientes feliz. La felicidad es el efecto, siendo la causa la llegada del ser querido. La religión dice: alégrate y el ser querido vendrá. Genera el efecto y se producirá la causa. Y, según mi experiencia personal, la segunda ley es más fundamental que la primera. Lo estuve haciendo y sucedió así. Sólo alégrate, y el ser querido aparecerá. Sólo alégrate y tus amigos estarán allí. Sólo alégrate y todo sucederá.

No es sólo que plantas una semilla en el suelo y brota un árbol. Deja que haya un árbol y tendrás millones de semillas. Si la causa es seguida por el efecto, éste nuevamente es seguido por la causa. Ésta es la cadena. Entonces, se transforma en un círculo: por dondequiera que comiences, genera la causa o el efecto. Y te aviso
que es más fácil producir el efecto, pues éste depende completamente de ti; la causa puede no depender tanto de ti. Si digo que sólo puedo ser feliz cuando determinado amigo está cerca , esto depende de este amigo, de la posibilidad de que esté allí o no. Si digo que no puedo ser feliz hasta que no consiga un completo bienestar económico, esto depende del mundo entero y de la situación económica y todo. Tal vez esto no suceda, y entonces no podré ser feliz.

La causa está más allá de mí, mientras que el efecto está en mí. La causa está en lo que me rodea, en las situaciones: está afuera. El efecto soy yo. Si puedo generar el efecto, la causa se producirá. Elige la felicidad (esto quiere decir que estás eligiendo el efecto) y luego observa qué pasa. Elige el éxtasis y observa qué pasa. Elige ser extático y observa qué pasa. De inmediato, cambiará toda tu vida y verás que ocurren milagros a tu alrededor, pues ahora has generado el efecto, y las causas tendrán que producirse.

Esto parecerá mágico; incluso puedes llamar a esta ley, la ley de lo mágico. La primera es la ley de la ciencia, y la segunda, la de lo mágico. La religión es mágica y tú puedes ser el mago. A esto aspiro: a que seas el mago, a que conozcas el secreto de la magia. Inténtalo. Has estado practicando el otro modo de vida desde siempre: no sólo en esta vida, sino también en muchas otras. Ahora, escúchame: prueba esta fórmula mágica, este mantra que te ofrezco. Genera el efecto y observa qué sucede. De inmediato, te ves rodeado de causas. No esperes que se produzcan las causas: ya has esperado bastante. Elige la felicidad y serás feliz .....


Swarni Ram, uno de los místicos de este siglo, viajó a América. Solía hacerse llamar Badshah Ram (Emperador Ram), ¡y era un mendigo! Alguien le dijo:

-Eres sólo un mendigo, pero sigues haciéndote llamar emperador. Entonces, Ram respondió:

-No te fijes en mis posesiones, fíjate en mí.

Y tenía razón: si te fijas en las posesiones, todo el mundo es un mendigo, hasta un emperador. Puede ser un mendigo más grande: eso es todo. Cuando Ram dijo "¡Mírame!”, en ese momento se transformó en el emperador. Si uno se fijaba, allí estaba el emperador.

Genera el efecto, conviértete en el emperador, sé mago, y desde este mismo momento, pues no hay necesidad de esperar. Uno debe esperar si el reino tiene que llegar primero. Si primero hay que crear la causa, entonces es necesario esperar, esperar, esperar, y posponer. No hay necesidad de esperar para generar el efecto.
Puedes ser el emperador en este mismo momento.

Cuando digo que existas, simplemente sé el emperador y mira: viene el reino, lo sé por mi propia experiencia. No te estoy hablando de una teoría o una doctrina. Sé feliz y, en ese pico de felicidad, verás que el mundo entero está contento contigo.

Hay un viejo dicho: "Si lloras, llorarás solo; si te ríes, el mundo entero se reirá contigo" . Hasta los árboles, las rocas, la arena, las nubes... Si puedes generar el efecto y estar extático, todo bailará contigo. Entonces, toda la existencia se transforma en una danza, en una celebración. Pero depende de ti, de si puedes generar el efecto. Y te digo que puedes generarlo. No podría ser más sencillo. Parece muy difícil porque aún no lo has intentado. ¡Haz la prueba! "

Osho, Mi camino. El camino de las nubes blancas

http://osho-maestro.blogspot.com/

9 ago. 2007

¡Piensa antes de saltar!

"¿Está bien casarse y tener hijos?

Tan sólo medita sobre algunos de los sutras de Murphy.

Primero: es bueno estar casado de vez en cuando.

Segundo: un hombre listo le dice a una mujer que la comprende, un hombre estúpido trata de demostrarlo.

Tercero: el matrimonio es un circo de tres anillos: anillo de pedida, anillo de boda y anillo de sufrir.

Cuarto: puede que el matrimonio haga girar al mundo, pero eso también lo hace un puñetazo en la nariz.

Quinto: cómo salvar un matrimonio del divorcio: la única manera es no presentarse a la boda.

Sexto: la mujer es el segundo error de Dios -el hombre es el primero, obviamente-, y dos errores juntos no crean un acierto.

Y el último: una mujer tiene derecho a la vida, la libertad y la persecución del hombre.

¡Así que ten cuidado! Si quieres casarte, ¿quién soy yo para objetar?

Sólo puedo hacerte un poco más consciente. ¡Piensa antes de saltar!"

OSHO, Zen:Zest, Zip, Zap and Zing
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 ago. 2007

Sólo puedes conseguir amor de un ser libre

"Por favor, háblanos de la posesión

No puedes hacer nada peor que esto: reducir a un ser a la categoría de una cosa. Y eso es lo que hace la posesión. Sólo las cosas se pueden poseer. Puedes estar en comunión con un ser. Puedes compartir tu amor, tu poesía, tu belleza, tu cuerpo, tu mente. Puedes compartir, pero no puedes hacer negocios. No puedes regatear. No puedes poseer a un hombre o a una mujer. Pero todo el mundo está intentando hacer eso por toda la Tierra.


El resultado es este manicomio que llamamos planeta Tierra. Intentas poseer, algo naturalmente imposible, que no puede suceder por la naturaleza misma de las cosas. Entonces sufres. Cuanto más intentas poseer a una persona, más intenta esa persona volverse independiente de ti, porque toda persona nace con el derecho de ser libre, de ser él mismo o ella misma.

Estás invadiendo la intimidad de la persona, que es el único lugar sagrado del mundo. Ni Israel es sagrado, ni Kashi es sagrada, ni La Meca es sagrada. El único espacio sagrado en el verdadero sentido de la palabra es la intimidad de una persona, su independencia, su ser.

Si amas a una persona, nunca invadirás. Nunca intentarás ser como un detective, ser un mirón, espiando la intimidad de la otra persona. Respetarás la privacidad de la otra persona. Pero mira lo que hacen los llamados amantes, los maridos y mujeres, novios y novias. Lo único que hacen, las veinticuatro horas, es encontrar maneras de invadir, de entrar en el mundo privado de la otra persona.

No quieren que la otra persona tenga ninguna privacidad. ¿Por qué? Si la persona tiene independencia, privacidad, individualidad, tienen miedo. Puede que esa persona mañana ya no los ame, porque el amor no es algo estancado. Es un momento, no tiene nada que ver con la permanencia. Puede que continúe por toda la eternidad, pero básicamente el amor es un fenómeno del momento. Si sucede de nuevo al momento siguiente, eres bienaventurado. Si no sucede, deberías estar agradecido de que, al menos, sucedió antes.

Permanece abierto: quizá pueda suceder otra vez, si no con esta persona, entonces con otra. La cuestión no son las personas, la cuestión es el amor. El amor debería seguir fluyendo, no debería detenerse.

Pero, en su estupidez, la gente empieza a pensar: «Si esta persona se me escapa de las manos me voy a pasar el resto de mi vida sediento de amor.» Y no sabe que al tratar de sujetar a esta persona permanentemente en cautiverio, estará sediento. No tendrá amor. No puedes obtener amor de un esclavo. No puedes conseguir amor de tus posesiones; de tu silla, tu mesa, tu casa, tus muebles, no puedes obtener amor.

Sólo puedes conseguir amor de un ser libre cuya unicidad respetes, cuya libertad respetes. Este momento de amor ha sucedido a causa de la libertad del otro. No lo destruyas tratando de poseerlo, tratando de sujetarlo, creando una atadura legal, un matrimonio. Deja que el otro sea libre, y permanece libre tú mismo. No dejes tampoco que nadie te posea.

Poseer o ser poseído, ambas cosas son feas. Si eres poseído pierdes tu alma misma".

Osho, From Darkness to Light
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 ago. 2007

Que la vela de la conciencia arda en todo momento

"Hagas lo que hagas, hazlo en profunda alerta; entonces, incluso las mínimas cosas se vuelven sagradas. Entonces cocinar o limpiar se vuelven algo sagrado; se convierten en una adoración. La cuestión no reside en lo que haces, sino en cómo lo haces. Puedes limpiar el suelo como un robot, de manera mecánica; como tienes que limpiarlo, lo limpias; entonces te pierdes algo precioso. Limpiar el suelo podría haber sido una gran experiencia; te la has perdido. El suelo queda limpio, pero ha dejado de ocurrir algo que podría haber ocurrido dentro de ti. Si eres consciente, si estás alerta, además del suelo, tú mismo habrías recibido una profunda limpieza. Limpia el suelo con plena conciencia, irradiando conciencia. Trabaja, siéntate o camina, pero hay algo que tiene que ser un hilo continuo: ilumina más y más momentos de tu vida con la luz de la conciencia. Deja que la vela de la conciencia arda en todo momento, en cada acto. El efecto acumulativo de esta práctica es la iluminación. El efecto acumulativo, juntando todos los momentos, todas las pequeñas velas, se convierten en una gran fuente de luz".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

Las tormentas son necesarias

"He oído una antigua parábola; debe ser muy antigua porque por aquellos tiempos Dios vivía en la tierra. Un día se le acercó un hombre, un viejo granjero, y dijo:

—Mira, puede que seas Dios y que hayas creado el mundo, pero tengo que decirte una cosa: no eres un granjero. No conoces ni el ABC de llevar una granja. Tienes algo que aprender.

—¿Qué me aconsejas? —dijo Dios.

—Dame un año de tiempo y durante ese período deja que haga las cosas a mi manera para ver qué pasa. ¡La pobreza será barrida de la faz de la tierra!

Dios aceptó: concedió un año al granjero. Naturalmente éste pidió las mejores condiciones: nada de tormentas ni vientos fuertes, ningún peligro para la cosecha. Todo era cómodo, agradable, y él se sentía muy feliz. ¡El trigo crecía tanto! Cuando quería sol, tenía sol; cuando quería lluvia, tenía lluvia, toda la que quería. Aquel año todo era correcto, matemáticamente correcto. Pero cuando se cosechó, no había nada dentro del trigo.

El granjero estaba sorprendido. Y preguntó a Dios: —¿Qué ha pasado? ¿Qué ha fallado?

—Como no había desafíos —dijo Dios—, como no había conflicto ni fricción, como evitaste todo lo malo, el trigo permaneció impotente. Es imprescindible luchar un poco. Las tormentas son necesarias, los rayos y truenos son necesarios. Ellos agitan el alma dentro del trigo.

Esta parábola es de inmenso valor. Si sólo eres feliz y feliz y feliz, la felicidad perderá todo su sentido. Será como si alguien escribiera con tiza blanca en una pared blanca. Nadie será capaz de leerlo. Tienes que escribir en una pizarra negra, entonces se puede leer.

La noche es tan necesaria como el día. Y los días de tristeza son tan esenciales como los días alegres. A esto es a lo que yo llamo comprensión. Una vez que lo entiendes, te relajas; y en esa relajación está la rendición. Dices: «Que se haga tu voluntad». Dices: «Haz lo que te parezca correcto. Si hoy hacen falta nubes, dame nubes. No me escuches, mi comprensión es limitada. ¿Qué sé yo de la vida y sus secretos? ¡No me escuches! Sigue haciendo tu voluntad». Y, poco a poco, cuanto más veas el ritmo de la vida, el ritmo de la dualidad, el ritmo de la polaridad, dejas de preguntar, dejas de elegir.

Éste es el secreto. Vive con este secreto y ve su belleza. Vive con este secreto y de repente te quedarás sorprendido: ¡Qué grandes son las bendiciones de la vida! ¡Cuánto se te está dando a cada momento!".
Osho
http://osho-maestro.blogspot.com

Ábrete a la tristeza

"Siempre que te sientas triste, siéntate en silencio y deja que esa tristeza te invada; no trates de escapar de ella. Siéntete lo más triste que puedas. No la evites. Recuerda esto. Llora al máximo, tírate por el suelo, revuélcate... y deja que desaparezca por sí misma. No la expulses; se irá, porque nada permanece para siempre.

Cuando se vaya, te sentirás descargado, absolutamente aliviado, como si toda fuerza de gravedad hubiera desaparecido y pudieras volar, sin peso alguno. Es el momento de entrar en ti mismo. Primero, ábrete a la tristeza. Corrientemente, no te abres a ella; buscas sistemas para poder fijarte en otras cosas; vas al restaurante, te reúnes con amigos, lees un libro o vas al cine, o tocas la guitarra; haces algo para poder sumirte en ello y distraer tu atención.

Has de recordar esto: cuando te sientas triste, no te pierdas la oportunidad. Cierra las puertas, siéntate y siéntete tan triste como puedas, como si el mundo entero fuera un infierno. Sumérgete en ella, profundiza en ella. Deja que cualquier pensamiento de tristeza te invada, deja que la emoción te agite. Y llora, gime, exprésate... en voz alta... no tienes por qué preocuparte.

En primer lugar, vive esa tristeza durante unos días, y cuando la tristeza desaparezca te sentirás muy calmado, tranquilo, como tras una tormenta. En ese momento siéntate en silencio y disfruta del silencio que está apareciendo en ti. No lo has provocado; te abriste a la tristeza. Cuando la tristeza desaparece, en ese espacio, surge el silencio. Escúchalo. Cierra tus ojos. Siéntelo... percibe su textura... su fragancia. Y si te sientes feliz, canta y baila".

Osho

http://osho-maestro.blogspot.com/