28 dic. 2008

¿Quién tiene tiempo de satisfacer tu ego?

Pregunta:

Soy consciente de mi necesidad de aprobación y de aceptación de los demás. No quiero que me domine esta necesidad. ¿Cómo lo puedo solucionar?

Osho:

"Hay que darse cuenta de lo estúpido que es eso. No es una cuestión de solucionarlo. Hay que ver lo ridículo que es, entonces desaparece. No se soluciona. Las enfermedades no hay que solucionarlas; desaparecen. Simplemente intenta ver su estupidez...

Todo el mundo es egoísta. Es difícil ver que tú estás en la misma barca. Eres capaz de ver a todos los demás en la misma barca. Simplemente fíjate en esto; que todo el mundo en profunda ignorancia sigue siendo un egoísta, sigue pensando en términos de ego. Nadie está en el mundo para satisfacer tu ego; cada uno está intentando satisfacer el suyo propio. ¿Quién tiene tiempo de satisfacer tu ego? Y si, a veces, alguien satisface tu ego, lo debe estar haciendo como medio para satisfacer el suyo.

Básicamente, cada uno está interesado en sí mismo. Al igual que tú estás interesado en ti mismo, los demás están interesados en sí mismos. Sólo sé consciente de esto.

Todo el mundo está intentando competir; y en esta competición y en esta carrera egoísta y ambiciosa se destruye todo lo bello. Se destruye toda una vida maravillosa que podía haber florecido y ser una cima de existencia: como Buda, como Jesús, como Krishna. Pero cada uno le está pidiendo a los demás, le está rogando: ¡Dame tu aprobación! Di algo que me haga sentir bien. De ahí que los halagos funcionen. Por tanto, cualquiera te puede engañar sólo con adularte...

En una ciudad ocurrió lo siguente:

La nueva novia volvió a su pueblo después de haberse escapado para casarse. Ya me imagino que mi fuga sería aquí la comidilla de todo el vecindario durante nueve días, comentó al único policía del pueblo.

Lo habría sido, contestó, si esa misma noche no se hubiera vuelto loco el perro de los Martínez.

La gente no hace más que perder el tiempo, la vida y la energía. ¡No hace falta! De hecho, eres perfecto tal como eres. No hay que añadirte nada. Dios nunca crea nada imperfecto...

Hay quien pide dinero, hay quien pide pan, hay quien pide aprobación. Todos ellos son mendigos. No pidas. Al pedir, te perderás mucho de lo que ya tienes a tu disposición. En ves de pedir, mira. Mira dentro de ti mismo y descubrirás allí al emperador de los emperadores. ¡Empieza a disfrutarlo, empieza a vivirlo!..."

Osho, La búsqueda. Charlas sobre los Diez Toros del Zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

Dios está aquí-ahora

"Hay personas
que acuden a mí
y me preguntan:
¿Por qué Dios es invisible?.
Yo les digo:
No lo es.
Tú eres ciego.
No digas,
Dios es invisible.
Dios es el todo que te rodea,
dentro y fuera.
Dios no es invisible;
tú has perdido la capacidad de ver.
Dios está aquí-ahora.
Dios es todo lo que existe.
Dios no es más que un nombre de la totalidad,
del todo.
Él es visible en millones de formas.
En el curso del río,
Él es la corriente.
En la flor roja,
Él es la "rojedad".

Osho, La búsqueda. Charlas sobre los Diez Toros del Zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 dic. 2008

Tú eres como una ola en el océano y estás intentando hacer que el océano se acomode a ti

"El ego siempre está intentando que todo el mundo se acomode a él. Ese es el problema. El hombre que no tiene ego se acomoda al mundo...

El ego intenta que todo se acomode a él; eso es muy infantil, es lo que hacen los niños. El niño quiere que todo se haga instantáneamente; todo lo que él desea debe hacerse inmediatamente. Si desea la luna, hay que dársela inmediatamente, ahora mismo. Ni siquiera puede esperar. El niño quiere que todo y todos se acomoden a él... El ego es el fenómeno más inmaduro: es infantil, inmaduro, no sabe lo que está haciendo.

¿Quién eres tú? ¿Por qué tiene que acomodarse a ti el todo? Tú eres como una ola en el océano y estás intentando hacer que el océano se acomode a ti. Es estúpido. Patéticamente estúpido. El todo no necesita acomodarse a ti. No puede ser; es imposible. Puedes seguir creyéndolo, pero serás un fracasado. El ego siempre es un fracasado, porque pide lo imposible. Napoleones, Hitleres, Alejandros; pregúntales. Al final, son grandes fracasados. Personas ricas; pregúntales, al final. Han acumulado mucho, pero en el fondo sienten el fracaso. Puedes acumular poder de muchas maneras, pero tú serás un fracasado. El ego nunca puede ser un triunfador...

Hagas lo que hagas, madrugues o no, al final todo el mundo muere. Esto es absolutamente cierto respecto al ego: no puedes vencer. Hagas lo que hagas, aunque seas virtuoso o bueno, si esta virtud y bondad está basada en el ego, no puedes vencer, llevas contigo la semilla de la derrota...

Has de estar en armonía con el todo, ir con el todo, con el río. Ni siquiera tienes que nadar. La gente intenta nadar a contracorriente, y acaban derrotados. Ni siquiera nades. ¿Acaso no puedes flotar? ¿No puedes dejar que el río te lleve? Deja que te lleve. Tú sólo déjate llevar por él; relájate con el río o la vida y deja que te lleve. Llega al océano, no tienes que preocuparte".

Osho, Zen: la hierba crece sola
http://osho-maestro.blogspot.com/

El amor sólo crece con amor

"Cada niño nace con tanto amor como se puede contener, con más amor del que uno puede contener, con amor desbordante. Un niño nace como amor; un niño está hecho del material llamado amor. Pero los padres no pueden proporcionar amor. Ellos tienen sus propias carencias: sus padres nunca les amaron. Los padres sólo pueden aparentar. Pueden hablar del amor. Pueden decir: "Te amamos mucho", pero todo lo que hacen es muy poco amoroso. La forma en que se comportan, la forma de tratar al niño es muy insultante; no hay respeto. Ningún padre respeta al niño. ¿Quién piensa alguna vez en respetar al niño? No se piensa que el niño sea una persona en absoluto. Se piensa que un niño es algo así como un problema...

Pero no hay respeto ni hay amor. Los padres no han conocido el amor. La madre no ha amado al esposo, el esposo no ha amado a la esposa. El amor no existe entonces. La dominación, la posesión, los celos y toda clase de venenos son los que destruyen el amor...

El amor es una flor muy frágil. Se le tiene que proteger, se le tiene que fortalecer, se le tiene que regar; sólo así se vuelve fuerte. Y el amor del niño es muy frágil, naturalmente, porque el niño es frágil, su cuerpo es frágil. ¿Crees que un niño abandonado será capaz de sobrevivir? Piensa simplemente en lo desamparado que está el hombre. Si a un niño se le abandona, es casi imposible que él sobreviva. Morirá. Y eso es lo que está pasando con el amor.

Al amor se le deja abandonado. Los padres no pueden amar, no saben qué es amar, no han florecido nunca en el amor. Recuerda a tus propios padres... y recuerda, no estoy diciendo que sean responsables. Son víctimas tal como tú eres víctima; con sus propios padres pasó lo mismo...

El amor sólo crece con amor. El amor necesita un ambiente amoroso, ésta es la cosa más fundamental para recordar. Sólo en un ambiente amoroso crece el amor; necesita a su alrededor la misma clase de pulsación. Si la madre es amorosa, si el padre es amoroso, no sólo con el niño, si ellos se aman mutuamente, si el hogar tiene una atmósfera amorosa en la que fluye el amor, el niño empezará a funcionar como un ser-amor, y nunca hará la pregunta: "¿Qué es el amor?". Lo sabrá desde el comienzo mismo, se convertirá en su fundamento.

Pero esto no ocurre. Es algo desafortunado, pero no ha sucedido hasta ahora. Y tú aprendes de tus padres... sus disputas, sus conflictos. Simplemente continúa observándote. Si eres una mujer, observa: puede que repitas...la forma en que tu madre solía comportarse. Obsérvate cuando estás con tu novio o con tu marido; ¿qué estás haciendo? ¿No estás repitiendo? Si eres un hombre, observa: ¿qué estás haciendo? ¿No estás siendo como tu papá? ¿No estás haciendo las mismas tonterías que él solía hacer? Alguna vez te quedaste sorprendido: "¿Cómo puede hacer esto mi papá?"; y ahora tú estás haciendo lo mismo. La gente continúa repitiendo. Las personas son imitadoras, el hombre es un mono. Tú reproduces a tu padre o a tu madre. Eso se tiene que dejar. Sólo entonces sabrás lo que es el amor; de otra forma seguirás en la corrupción...

Por ejemplo, tu novio está mirando a otra mujer con mucha apreciación en sus ojos. Ahora observa lo que estás haciendo: ¿Estás haciendo lo mismo que tu madre habría hecho en caso de que tu padre mirase a otra mujer con aprecio?. Si haces esto nunca sabrás lo que es el amor; simplemente estarás repitiendo una historia. Será el mismo acto representado por actores diferentes, eso es todo; el mismo mal acto que se repite una y otra y otra vez. No seas una imitadora, aléjate de ello. Haz algo nuevo. Haz algo que tu madre no habría concebido. Haz algo nuevo que tu padre no habría concebido..."

Osho, Sufis: People of the Path
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 dic. 2008

No esperes a la chica soñada

"Un famoso poema urdu dice así:

La vida son cuatro días.
Dos para prepararse y dos para esperar.

¿Esperar qué? ¿Prepararse para qué? En una vida tan corta no malgastes el tiempo con innecesarias moralidades, ideologías puritanas, predicadores y sus predicamentos... Todos ellos son unos hipócritas.

Sé auténtico y dile al hombre o a la mujer: "Te amo. Me gustan tus ojos, me gusta tu cara... Lo cual no significa que me tenga que gustar todo en ti, pero intentaré pasar por alto esas cosas. Si tú sientes algo por mí, estoy abierto. No te pido tu totalidad, tampoco tú debes pedírmela".

Eso es lo que tú estás pidiendo: totalidad. Los pobres seres humanos no pueden ser totales; además las cosas van cambiando. Lo que hoy parece un gran amor, mañana no parece tan grande. Y pasado mañana, será una repetición habitual, entonces empezarás de nuevo a buscar aquí y allá, intentando encontrar esa gran totalidad.

En la vida no existe la totalidad, sólo existe la ilusión de la totalidad. Un hombre inteligente comprende que la vida no es perfecta ni tiene por qué serlo. Es imperfecta. Todos somos seres imperfectos. Aunque no te gusten ciertos detalles en una persona, puede que te gusten otras cosas de ella... No esperes a la chica soñada. Sé más realista e intenta comprender que todo el mundo tiene defectos, y que amar a alguien no significa que tengas que acabar con su libertad.

Amar significa, simplemente, que sientes que entre los dos hay una chispa. Mientras esa danza se mantenga en tu corazón, perfecto. Siempre he considerado que las parejas deberían disponer de un fin de semana libre, un cambio. No veo ninguna inmoralidad en ello, sino pura inteligencia. ¿Por qué obligar a las personas a vivir en el aburrimiento? Una vida tan corta... cuatro días, y lo malgastamos en aburrimiento. Y después del fin de semana, tu propia mujer será de nuevo... "¡Dios mío, qué guapa está!".

Todas las mujeres son casi iguales y los hombres también. No hay grandes diferencias: algunos tienen barba y otros no... Toda la humanidad debería vivir en una atmósfera de cariño en la que haya libertad para que el aburrimiento no se asiente."

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 dic. 2008

El hombre de conciencia simplemente se desliza de un momento a otro

"Uno simplemente se desliza de un momento a otro,
como la culebra
cuando se desliza
fuera de su vieja piel.
La piel vieja se deja atrás,
ella nunca mira atrás;
no se lleva la piel vieja.
El hombre de conciencia
simplemente se desliza
de un momento a otro,
como la gota de rocío
se desliza por la hoja de la hierba,
sin llevarse nada.
El hombre de conciencia no lleva carga,
se mueve ligero.
Porque así todo es nuevo, y entonces no se crean problemas".

Osho, Zen: la hierba crece sola
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 dic. 2008

Un sistema de educación correcto enseñaría a la gente a vivir aquí y ahora, a crear un paraíso en esta tierra

"La mayoría de la gente está esperando el momento propicio, la constelación de estrellas propicia... Consultan con astrólogos, con quiromantes... para averiguar por distintas fuentes qué les depara el mañana.

El mañana no ocurre, nunca ha ocurrido. Se trata, simplemente, de una estúpida estrategia para posponer.

Lo que siempre ocurre, ocurre hoy.

Un sistema de educación correcto enseñaría a la gente a vivir aquí y ahora, a crear un paraíso en esta tierra, en lugar de esperar que llegue la muerte, y ser desdichado hasta que la muerte acabe con tu desdicha.

Deja que la muerte te encuentre danzando, feliz y amoroso. Es una extraña experiencia que si un hombre puede vivir su vida como si ya estuviese en el paraíso, la muerte no se puede llevar nada de la experiencia de ese hombre.

Mi tarea es enseñarte que esto es el paraíso, que no existe ningún paraíso en ningún otro lugar, y que no se necesita ninguna preparación para ser feliz. Para ser amoroso no se necesita ninguna disciplina; tan sólo un poco de alerta, un poco de atención, un poco de comprensión. Si la educación no puede proporcionarte ese poco de comprensión, no se le puede llamar educación".

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 dic. 2008

Mi única propuesta es vivir cada momento

"Yo no te prometo nada.
No te prometo el reino de Dios
ni te prometo la iluminación;
no hago ninguna promesa.
Mi única propuesta es
vivir cada momento,
iluminado o sin iluminar,
¿qué importa eso?.
Vivir cada momento
alegremente,
extáticamente;
vivir cada momento
de manera total,
intensa
y apasionada".

Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 dic. 2008

El setenta por ciento de las enfermedades son ilusorias; sólo existen porque tú crees que estás enfermo

"El cuerpo tiene que enfermar, incluso tiene que morir...

Hay personas ingenuas que están absolutamente convencidas de que los milagros existen. Y el mayor problema es que si tu fe es lo suficientemente grande, puede ocurrir algo. El setenta por ciento de las enfermedades son ilusorias; sólo existen porque tú crees que estás enfermo. Por eso el setenta por ciento de la gente es atendida por opciones médicas distintas a la alopatía; incluso una simple píldoras de azúcar funcionan, su nombre científico es homeopatía.

En cierta ocasión tuve un vecino bengalí...

Era un gran homeópata, pero él, cuando estaba enfermo, iba al hospital.

Le pregunté: "¿Cómo es posible? Eres un gran homeópata, has tratado a muchísima gente"...

Me contestó: "Puedo tratar a otros, pero no me puedo tratar a mí mismo; yo sé que lo que le doy a la gente son píldoras de azúcar. Sirven para ayudar a aquellos que no lo saben y tienen fe en mí".

Y se ha descubierto que el setenta por ciento de las personas son atendidas por cualquier tipo de enfoque médico, excepto unas cuantas personas testarudas que tienen la determinación de no ser curadas, ocurra lo que ocurra. Atormentan a los médicos. Atormentan a los alópatas, atormentan a los homeópatas, atormentan a los sanadores espirituales, atormentan a todo el mundo. Tienen una inventiva prodigiosa; siempre encuentran nuevas enfermedades, enfermedades que ni siquiera los médicos conocen.

Algunas veces, me sentaba en ese consultorio de homeopatía... Había una mujer que venía casi todos los días. En cuanto aparecía, él solía decir: "Dios mío, esta mujer no se va a morir nunca. No tiene nada, su salud es excelente, pero se dedica a leer revistas de medicina en las que encuentra enfermedades nuevas de las que ni siquiera yo he oído hablar. Cuando me da el nombre de la enfermedad que dice padecer, tengo que buscarlo para ver de qué se trata. Aunque da lo mismo la enfermedad que sea, porque yo sólo tengo una medicina".

Cierto médico estaba harto de un joven que venía todos los días a su consulta. Era pobre, no podía pagar, y el médico había intentado convencerle por todos los medios de que: "Estás completamente sano".

Pero cada día venía con algo nuevo. Un día le dolía el estómago, otro, le dolía la cabeza... El médico me preguntó: "¿Qué debo hacer? No quisiera ser cruel porque es pobre, huérfano, analfabeto, no tiene trabajo...".

Le dije: "Haz una cosa: envíamelo, tú solamente dile: "Es una persona muy adusta; él sabe, pero no quiere perder el tiempo así que es muy reservado; pero tiene el poder... el agua tocada por él puede curar cualquier cosa; aunque no creo que lo haga. Pero inténtalo, insiste. Siéntate frente a su puerta".

Llegó alrededor de las nueve de la noche diciendo que le dolía mucho el estómago.

Le contesté: "A mí qué me cuentas, yo no soy médico. ¿Por qué me molestas? ¿Acaso he ido yo a tu casa alguna vez quejándome de que me dolía el estómago?".

Él respondió: "No, nunca".

Le dije: "Eso zanja la cuestión; vete a tu casa".

Él dijo: "Por extraño que parezca, el doctor Barat, el famoso médico, me dijo que usted tenía poder, un poder espiritual que con un vaso de agua que usted hubiese tocado me curaría".

Le dije: "No puedo hacerlo".

Él me suplicó: "¿Por qué no puede hacerlo? No le estoy pidiendo gran cosa. ¡Incluso puedo traer mi propia agua, mi propio vaso; usted sólo tóquela...!".

Le dije: "¡No puedo tocar nada! ¿Por qué iba a gastar mi poder espiritual?

Él me dijo: "Luego, admite que tiene poder espiritual".

Fue corriendo a su casa y volvió con una botella grande llena de agua.

Le dije: "No lo haré, un dolor de estómago no es permanente, acabará remitiendo. Te puedo enseñar a ser paciente, a sufrir, a aceptar, te puedo proporcionar grandes cualidades. No puedo alterar tu vida".

Él dijo: "No sea usted tan estricto. ¿No podría simplemente tocar la botella?".

Le dije: "No puedo hacerlo".

Nos dieron las doce de la noche..., entonces vivía con mi tía; desde su habitación se oía todo. Finalmente salió y dijo: "¡Tú también estás un poco loco! Si quiere que toque el agua, tócala y que se vaya. Lleváis tres horas perdiendo el tiempo. Os estoy oyendo; ¡ya está bien!".

Le dije: "¡Nadie me va a convencer, usted váyase a dormir!".

Ella dijo: "No puedo dormir con este hombre aquí".

El hombre pensó: "Esta es una buena ocasión". Tocó los pies de mi tía y dijo: "Ayúdeme, parece que no tiene corazón... Llevo aquí tres horas, padeciendo un terrible dolor de estómago".

Le dije: "Está bien, la tocaré, pero tienes que prometerme que no se lo dirás a nadie, no quiero tener una cola de gente todo el día, tengo otras cosas que hacer".

Él dijo: "Lo prometo, juro por Dios que jamás se lo diré a nadie".

Toqué la botella. Inmediatamente, se bebió todo el agua y dijo: "Dios mío, nunca me había sentido así de bien. No sólo siento que me ha curado el estómago por completo sino que, además, han desaparecido otros pequeños achaques y me siento mucho más fuerte".

Le dije: "Recuerda que lo has prometido".

Él me dijo: "Tan sólo una cosa más, mi madre, está muy enferma".

Le dije: "Ya empiezas".

Me dijo: "No, no se lo diré a nadie, me conformo con volver a llenar la botella".

Le dije: "De acuerdo, ¡pero no quiero que traigas a nadie aquí ni que vuelvas con tu botella! ¡Ya la he tocado una vez, eso es suficiente!".

Y, sorprendentemente, aquél chiflado hipocondríaco, acabó convirtiéndose en un sanador. Llenaba la misma botella una y otra vez. Pero, como yo había tocado la botella, el agua se transformaba y curaba a todo el mundo. A su casa empezó a venir gente desde lugares lejanos, y a él le encantaba. Volvió para darme las gracias.

Le dije: "No debes venir aquí".

Él me dijo: "No, no he venido a pedir nada, sólo quería decirle que la botella funciona".

Le dije: "Cura a toda la gente que puedas".

Muchos años después volví a pasar por aquel pueblo. Se había convertido en un famoso curandero.

El doctor Barat, un prestigioso médico, me preguntó: "¿Qué has hecho? Sufro de migrañas, no he tenido más remedio que ir unas cuantas veces a pedirle a ese estúpido muchacho que me diera un poco de agua de su botella. Y es un milagro; la migraña ha desaparecido"...

La cuestión es que, si tienes fe, cualquier cosa puede funcionar en la mayoría de los casos. Sólo hay un treinta por ciento de enfermedades que no se pueden curar con tu fe. Esas enfermedades son reales; requieren un diagnóstico acertado y un tratamiento adecuado..."

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 dic. 2008

Sigue siendo independiente y deja que los demás lo sean

"No trates a las personas como medios,
pues son fines en sí mismas.
Relaciónate con ellas con amor y respeto.
No las poseas nunca
ni te dejes poseer por ellas.
No dependas de ellas
y no vuelvas dependientes
a las que están a tu alrededor.
No generes ningún tipo de dependencia;
sigue siendo independiente
y deja que los demás lo sean".

Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

15 dic. 2008

El mundo es como tú eres. Si tú eres complicado, es complicado. Si tú eres simple, es muy simple

"El mundo es como tú eres. Si tú eres complicado, es complicado. Si tú eres simple, es muy simple. En otras palabras, tú eres el mundo. La mente lo complica todo. Incluso la cosa más simple se vuelve complicada por la sencilla razón de que la función de la mente es luchar contra las complejidades y conquistar tierras que ella misma ha proyectado.

Pero, para el corazón, todo es simple. Simplemente toma al mundo tal como es. Y si profundizas un poco más, para el ser, incluso la palabra "simplicidad" es demasiado complicada. Las cosas son como son. Y, en esta experiencia, la existencia se convierte en tu hogar; no en una lucha por resolver problemas, no en una tormenta de emociones, sino en un lugar para descansar y relajarse y dejar que las cosas sean como son...

En lo que a mí respecta, no veo ninguna complejidad en parte alguna. Todas las complejidades son obra del hombre. La simplicidad es divina...

Al mulá Nasrudin le concedieron una entrevista en una compañía naviera. El director le dijo: "Nasrudin, es un trabajo peligroso. Algunas veces el mar se embravece. Si estás en medio de una gran tormenta, ¿qué harías con tu barco?".

Él contestó: "Ningún problema. Simplemente bajaría el mecanismo de defensa que tienen todos los barcos, pesas, enormes pesas que mantienen el barco estable incluso en medio de una gran tormenta".

El director volvió a preguntarle: "¿Y si viene otra gran tormenta...?

Él contestó de nuevo: "Ningún problema. Volveré a bajar otra gran pesa". En el ambiente marino a esas pesas las llaman lastres.

El director volvió a decirle: "Y si viene una tercera tormenta, ¿qué harías?".

Y él volvió a contestar: "Ningún problema... más lastre".

El director no sabía qué hacer con aquel hombre. Le preguntó: "¿De dónde sacas todo ese lastre?".

Y el mulá Nasrudin le contestó: "¿Y de dónde saca usted todas esas tormentas?".

De la misma fuente...

Cuantas más tormentas me pongas, más lastre bajaré.

La mente crea problemas, levanta tormentas y luego busca el lastre y también crea ese lastre..."

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 dic. 2008

Soy sólo una mujer común y corriente. No deseo ninguna otra clase de respeto

Mi compañero se pone celoso y parece que me da más importancia de la que tengo.

"Celoso no —Pienso que se siente inferior. Estás utilizando la palabra incorrecta. Piensa que eres una diosa y que él es despreciable. ¿Es así? (ella asiente). Entonces no son celos!.

Que también es una manera de manipular a la gente —hacerlos muy importantes. Es una especie de estrategia, un viaje muy parasitario. Cuando engrandeces a alguien, tienes poder sobre la persona porque está en tu poder ahora engrandecerlo o rechazarlo. Si cualquiera —por ejemplo— [tu pareja] te pone muy arriba en un pedestal, piensas que te está dando poder. Pero él también se está volviendo poderoso, porque solamente él puede ponerte en ese pedestal, nadie más. Y lo sabe —que tendrás que depender de él pues de otra manera no estarás en el pedestal; serás una mujer común y corriente ¡Te ha endiosado! . Es una estrategia muy, muy sutil para tener control sobre tí.

Al estar dependiendo de tí, hace que dependas de él. Y disfrutas del viaje — de que él te está engrandeciendo. Cuando disfrutas del viaje, tienes que cumplir algunas condiciones. Este es el truco; es muy antiguo. [Él] no lo ha inventado; es muy antiguo.

El hombre ha puesto siempre a la mujer en un pedestal de modo que ella no puede bajarse. El hombre o ha adorado a la mujer o la ha condenado. O ella es un gusano que se arrastra por la tierra o es una diosa, pero nunca la considera igual a él, eso es peligroso... Cuando una mujer está muy por debajo puede ser reprimida, castigada por algo que el hombre siente que es incorrecto. O es una diosa; entonces puede ser lanzada del pedestal —que es también una especie de castigo.

Pero la mujer necesita ser igual al hombre —ni más abajo ni más arriba— y para esto el hombre no está listo, porque ser igual al otro significa que no puedes controlarla más. No puedes controlar a alguien igual. Puedes controlar lo de abajo y lo de arriba, pero la persona igual es libre; lo que es igual es igual.

Entonces bájate del pedestal. Sólo dile que eres un ser humano, no una diosa. ¿Ahora qué estás haciendo? —debes estar fingiendo ser una diosa, entonces estás cooperando con él. ¡No cooperes!. Simplemente dile, 'Soy una mujer común y corriente así como lo eres tú. No deseo ser adorada como una diosa. Tengo toda clase de deseos como cualquier mujer los tiene. Soy simplemente común y corriente'. Bájate del pedestal antes que él te lanze, simplemente bájate. Te sentirás bien y lo aliviarás a él también...

Si deseas ser una mujer total, una verdadera mujer, entonces bájate del pedestal. Todos los pedestales son como una enfermedad que llamo “pedestalitis”.

Bájate y dile que no te vas a convertir en una diosa. Sé natural y auténtica y lo que suceda tiene que ser aceptado. Si te deja, es su asunto. Si permanece contigo, estarás más libre; él estará más libre. Y esto le ayudará también a él… porque él también está equivocado. Nunca será feliz...

Dile 'soy sólo una mujer común y corriente. No deseo ninguna otra clase de respeto'. ¡Ese es el respeto más grande que podemos otorgar como seres humanos!. Eso ayudará" .

Osho, Don’t Just Do Something, Sit There
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 dic. 2008

Maduro e íntegro

"Es la vida,
con todas sus aventuras
y sus retos,
lo que te ayuda
a hacerte maduro e íntegro".


Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 dic. 2008

La reacción es ciega e inconsciente y culpa al otro. La respuesta es consciente y clara y ve las cosas tal como son

Osho,
Se dice que todas las situaciones y personas en nuestro camino son un espejo para nosotros. ¿Atraigo yo ambas cosas tanto inconsciente como accidentalmente? Cuando alguien es agresivo conmigo, ¿cómo puedo saber si soy yo o la otra persona la que lo está causando?

"La vida es muy independiente. Es muy difícil saber quién es responsable de qué. En realidad, todos somos responsables de lo que ocurra; participamos en ello de algún modo. Si alguien se pone agresivo contigo, en vez de pensar que él es el agresor, como se hace normalmente, hazlo desde este punto de vista: "¿Qué habrá en mí que le ponga agresivo?; no es agresivo con todo el mundo". No es agresivo con los árboles; es agresivo contigo. Tiene que haber algo que estés haciendo, algo en tu comportamiento que provoque agresión en él.

Puede que no se lo estés haciendo a él. A eso me refiero; todo está muy entretejido. Quizá le recuerdas a su padre que solía pegarle y, como era tan pequeño, no podía hacer nada. Y cuando te ve, su agresión no es hacia ti, tú eres simplemente simbólico. Su agresividad es hacia su padre, que ya no está en este mundo.

Así que en lugar de reaccionar a la agresión, que empeoraría las cosas, intenta entender. Pregúntale: "¿Por qué eres tan agresivo conmigo? ¿Hay algo en mí que te ofenda? ¿Te he hecho algo?; porque si es así no me he dado cuenta. Tiene que haber otra razón para tu agresión".

Así es como lo haría un hombre sabio. Y si le preguntas a esa persona, quizá empiecen a brotar lágrimas de sus ojos y te pida perdón: "Tú no has hecho nada, es que me recuerdas a mi padre. Cuando era niño, me pegaba tanto que solía pensar que cuando fuese grande y fuerte, ya le enseñaría yo... Pero él murió antes de que eso ocurriera. Así que algo ha quedado incompleto en mí. En cuanto te veo, no tiene nada que ver contigo, es mi problema".

Si las personas empezasen a comportarse así, en poco tiempo crearíamos un tipo de vida completamente distinto...

Existen los problemas, pero estos proceden de tu interior y son proyectados sobre los demás. Y a los demás les ocurre lo mismo. Tienen problemas, tienen deseos reprimidos, tienen experiencias incompletas. Y, si por casualidad, tú encajas con algo de su miseria psicológica, puede que se enamoren de ti o se enfaden contigo o te odien...

Durante veinticuatro horas, observa tus juicios acerca de los demás; ¿son buenos o malos?. Observa de dónde salen tus respuestas a la gente. ¿Salen de ellos o salen de tu interior? Todo este mundo con toda su desdicha y sufrimiento está dentro de ti. Todo este mundo puede ser de felicidad y bendición si tu ser interior cambia.

Esta es mi definición de una persona religiosa: ha cambiado su ser interior, lo ha limpiado, así que se convierte en un puro espejo, refleja pero no reacciona. Siente compasión incluso por aquellos que están llenos de ira, siente compasión por los tristes, los desdichados, por los que están destrozando su vida con el alcohol o las drogas. Lo único que siente es compasión. Y de esa compasión sale una respuesta: si puede ayudar, ayuda.

No puedes provocar una reacción en un hombre sabio; nunca reacciona. Esa es la diferencia entre las palabras "reacción" y "respuesta", aunque parezcan similares. La reacción es ciega e inconsciente y culpa al otro. La respuesta es consciente y clara y ve las cosas tal como son...

Así que siempre que ocurra algo, recuerda, primero mira dentro de ti. Puede que lo que te estén diciendo sea cierto, y si no es cierto entonces no tienes por qué preocuparte, es el problema de otro que lo está proyectando en ti...".

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 dic. 2008

Lo único que realmente importa es estar totalmente alerta y consciente, entonces todo lo que hagas estará bien

"Lo único que realmente importa es estar totalmente alerta y consciente, entonces todo lo que hagas estará bien.

Todas las religiones han puesto etiquetas a las cosas: esto está bien, esto está mal; esto es bueno, esto es malo; esto es virtud, esto es pecado... Todo está clasificado. En mi opinión, las cosas están cambiando constantemente, nada es fijo. Por lo tanto, no puedo decirte que una determinada cosa esté bien o que otra determinada cosa esté mal. En un contexto diferente, las cosas serán diferentes. Así que es mejor darte una conciencia que decida, espontáneamente, momento a momento, lo que está bien y lo que está mal.

No deberías depender de unas antiguas escrituras muertas, no deberías depender de los santos; ¡estén muertos o vivos!. Deberías ser simplemente libre en tu conciencia y dejar que ella responda a la realidad según vaya viniendo; porque la realidad está cambiando continuamente".

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 dic. 2008

Vive y vive intensamente, y no tomes como una ofensa personal que alguien no pueda amarte; no es necesario

"El amor es necesario. Debes pasar por él. Puedes salir de él un día, un día puedes trascenderlo --tiene que ser trascendido-- ¿pero cómo puedes trascenderlo si nunca pasas por él?

Así que no tengas miedo. Y elimina todo el absurdo mental. Sí, hay miedo. Puedes ser rechazada, pero no temas a este miedo. Hay que asumir este riesgo, sólo entonces alguien llegará y te aceptará. Si golpeas cien puertas y noventa y nueve siguen cerradas, no te asustes: una se abrirá. Alguien te está esperando. Alguien será satisfecho gracias a ti y tú serás satisfecho gracias a alguien. Alguien está esperando convertirse en un espejo para ti, porque alguien está esperando convertirse en un espejo para él. Y no hay ninguna otra manera de encontrar quién es este alguien que ir golpeando, a tientas. Es arriesgado, pero la vida es arriesgada.

Por eso la gente muy lista se pierde la vida, nunca se arriesga. Por miedo a caer, nunca camina; por miedo a ahogarse, nunca nada; por miedo al rechazo, nunca ama; por miedo al fracaso, nunca se esfuerza por tener éxito en nada, su vida no es vida. Están muertos antes de morir. Mueren muchas veces antes de morir realmente. Toda su vida no es sino una muerte gradual.

Vive y vive intensamente, y no tomes como una ofensa personal que alguien no pueda amarte; no es necesario. Tú estabas dispuesta, estabas disponible. Si el otro no quiere, es él quien tiene que decidir. No lo consideres una herida; no lo es. Sólo dice que vosotros dos no coincidíais, eso es todo; no dice nada acerca de ti, ni del otro. No digas que el otro está mal, ni pienses que no eres aceptada porque estás mal. Es sólo que no coincidíais. Y es bueno que el otro no te engañara, que te dijo: "lo siento, no siento ningún amor por ti". Por lo menos fue sincero y auténtico, porque si hubiera dicho un sí formal, toda tu vida habría sido un desastre. Sé auténtica. Cuando ames, dilo, y cuando no ames, dilo también. Sé auténtica y sincera".

Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

Voy a crear el lugar más hermoso del mundo

"Una cosa es cierta:
Donde quiera que esté
voy a crear
el lugar más hermoso del mundo,
no importa el desafío".

Osho

http://osho-maestro.blogspot.com/

7 dic. 2008

Cuando estás muy preocupado por los problemas de los demás, tus propios problemas quedan naturalmente eclipsados

"Cuando estás muy preocupado
por los problemas de los demás,
tus propios problemas

quedan naturalmente eclipsados.

Es un hecho muy conocido
que lo que tratan de evitar las personas

que se interesan en el psicoanálisis
y las que se hacen psicoterapeutas
son sus propios problemas psicológicos.
Tienen miedo de afrontarlos,
y el camino más fácil

es concentrarse en los problemas de los demás.
Cuando estás rodeado de problemas ajenos,
que son tantos y más grandes que los propios,
empiezas a olvidarte naturalmente de los tuyos.
No te queda tiempo para pensar en ti mismo".

Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

Y la felicidad está siempre en el aquí-ahora. La felicidad es algo que pertenece al presente

Durante los últimos diez días, me he sentido tremendamente feliz. El mero hecho de ser yo mismo y la mera autoaceptación es fantástica. A veces esta increíble sensación de bienestar es transtornada por dos pensamientos. Primero: ¿durará esto? ¿Puedo mantener este sentimiento en el futuro? Y segundo: ¿Por qué he tenido que hacerme tan viejo antes de llegar a este punto? No puedo olvidar y todavía lamento todos aquellos años en los que no viví. Te ruego que expliques cómo puedo librarme de estos obstáculos a mi felicidad.

"La pregunta es de Swami Prem Dhyan. Cuando llegó, hace apenas seis meses, era una de las personas más desgraciadas con que me cruzado. ¡Y ha sido un milagro! ¡Ha cambiado totalmente! Ahora puedo decir exactamente lo contrario: "es una de las personas más felices que hay aquí".

Estas dos preguntas son algo natural, porque ahora va a marcharse, regresa. Aparece el miedo. ¿Será capaz de guardar esta felicidad que le ha sucedido? El futuro... Y la segunda pregunta: lamenta todos esos años vividos, pero que no vivió realmente, que se perdió. Pudo haber vivido esos años tan feliz como ahora se siente. El pasado...

Éstos son los dos peligros que hay que vigilar. Cada vez que te sientes tremendamente feliz, inmediatamente la mente comienza a tejer su tela de araña. Y los métodos de la mente son dos, porque la mente existe o en el pasado, o en el futuro. Inmediatamente dice: " fíjate, podías haber sido tan feliz durante toda tu vida". Ahora la mente te está distrayendo. Dile a la mente: "¿Qué importa? Estos veinte o treinta, o cincuenta años han pasado. Hayan sido vividos felizmente o infelizmente, han pasado: no importa". Por la mañana, cuando te despiertas, ¿qué importa si has tenido un sueño muy dulce o una pesadilla? ¿Qué importa? Al despertar por la mañana, ambos eran sueños. Y la noche acabó y ya no estás dormido. Cuando la mente dice: "fíjate, podrías haber sido tan feliz como ahora, siempre", la mente está creando un deseo absurdo. No puedes volver atrás, no puedes hacer nada en relación con el pasado, ha pasado y ha pasado para siempre, de forma irreversible. Piensa no más, aún en el caso de que hubieras sido feliz durante esos quince años, ¿qué importaría ahora? Feliz o infeliz, es sólo un recuerdo. De hecho, ¿qué importa ahora si tu pasado existió o no?...

El pasado no es sino memoria, pero la mente puede crear grandes problemas y al crear este embrollo te robará la felicidad que puedes tener ahora mismo. Dile simplemente a la mente: "He acabado con el pasado y me importa un pito el que fuera feliz o infeliz; se ha ido y se ha ido para siempre. El ahora es el único momento".

Si no haces caso de esta trampa, entonces la mente tiene otra trampa preparada para ti. Dirá: "Muy bien, el pasado ha pasado, pero el futuro... ¿qué me dices del futuro? Por lo menos puedes influir en el futuro. Todavía no ha sucedido. Puedes planificarlo. Y este espacio tan bello en el que ahora estás, ¿no te gustaría seguir en él por siempre jamás?". De nuevo aparecerá el deseo. No le digas que sí, porque va a alejarte del presente de la misma forma.

Y la felicidad está siempre en el aquí-ahora. La felicidad es algo que pertenece al presente. Ahora dile a la mente: "No me preocupa el futuro en absoluto, porque si puedo ser feliz ahora, en este instante, puedo ser feliz por siempre, porque el futuro nunca llega como futuro, siempre llega como presente. Y ahora conozco el secreto de ser feliz en el presente, de modo que ¿por qué preocuparse del futuro? El mañana no llegará como mañana, llegará como hoy. Y tengo la llave para abrir la puerta. Por lo menos en este momento soy feliz, y sé cómo ser feliz en este momento. Todos los momentos que lleguen llegarán siempre como este momento".

¿Te has dado cuenta? No hay diferencia entre un momento y otro momento. El tiempo es algo que está absolutamente más allá de cualquier discriminación. Siempre es puro ahora. Por lo que, cuidado. Éstas son las dos trampas de la mente. La mente no puede vivir sin infelicidad, de modo que la mente procura crear infelicidad para acabar con tu tranquilidad. Entonces se sentirá perfectamente feliz. Una vez que empiezas a sentir lástima por tu pasado --no importa por qué cosa sientas lástima--, si sientes lástima empiezas a estar triste, deprimido. Y cuando empiezas a preocuparte demasiado por tu futuro, te vuelves lleno de deseo, tenso, preocupado por si serás capaz de salir adelante o no, si serás capaz o no de negociarlo.

Entre estas dos piedras, el frágil momento del presente es aplastado, por lo que tienes que andar con mucho cuidado. Cuando uno es infeliz, puede ir menos alerta: uno no tiene nada que perder. Cuando uno es feliz, tiene que ir con mucho cuidado y con tiento; ahora puede perder un tesoro.

Y puede perderse en un segundo, en una décima de segundo. Un paso en falso y ya está. Y éstas son las dos direcciones en la que puedes perder tu tesoro...

Por esto, cuando tengas un pequeño tesoro que guardar, guárdalo. Y estos dos serán los ladrones: el pasado y el futuro. Vigila. Con esto basta, con vigilancia. Simplemente sacúdete de encima el sueño. Siempre que empieces a caer en la trampa, propínate un bofetón y recuerda...

Empieza a ir hacia el aquí, empieza a ir hacia el ahora. Y entonces sientes una felicidad tremenda, tanta, que empieza a rebosar, empieza a convertirse en tu clima, se convierte en una especie de nube a tu alrededor, por lo que todo el que se acerca a ti se llena de ella. Hasta los demás empezarán a tener parte en ella, a participar de ella.

Y cuanto más tengas, más te hundirá en el aquí-ahora, hasta que llega el momento en que ya no te queda espacio alguno para ti mismo. Sólo existe la felicidad; tú desapareces.

Pero vigila dos cosas: el pasado y el futuro..."

Osho, Dang, dang, doko dang. Charlas sobre el Zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

El amor es hermoso sólo cuando es dado libremente, cuando no está tomado y no es demandado a la fuerza

"...Cada vez que estás relacionado sexualmente tienes miedo, porque el sexo realmente no es una relación, es una explotación. Si estás unido a una mujer o un hombre sexualmente, siempre tienes miedo de que esta mujer pueda irse con alguien más, este hombre pueda moverse hacia alguien más. No existe una relación realmente, es sólo explotación mutua. Tú estás explotando al otro, pero no amas y lo sabes, así que tienes miedo.

Este miedo se convierte en celos así que tú no puedes permitir cosas, tú vigilarás; harás todos los arreglos de seguridad de manera que este hombre no pueda mirar a ninguna otra mujer. Incluso mirar será una señal de peligro. Este hombre no debe hablar con otra mujer porque habla.... y tú sientes miedo de que se pueda ir. Por lo tanto cerrarás todos los caminos, todos los senderos que tenga este hombre para ir donde otra mujer, que tenga esta mujer de ir hacia otro hombre; cerrarás todas las vías, todas las puertas.

Pero surge un problema. Cuando todas las puertas están cerradas, el hombre se convierte en muerto, la mujer se convierte en muerto, un prisionero, un esclavo y tú no puedes amar a algo muerto. Tú no puedes amar a alguien que no está libre porque el amor es hermoso sólo cuando es dado libremente, cuando no está tomado y no es demandado a la fuerza.

Primero haces arreglos con respecto a la seguridad, luego la persona se convierte en muerto, se convierte en un objeto. Un amado puede ser una persona, una esposa se convierte en un objeto; un amado puede ser una persona, un esposo se convierte en un objeto que hay que guardar, poseer, controlar. Pero mientras más controlas, más estás matando, porque se pierde la libertad. Y la otra persona puede estar allí por otras razones, pero no por amor, porque ¿cómo vas a amar a una persona que te posee?. Parece un enemigo.

El sexo crea celos pero es algo secundario. Así que no es una cuestión de cómo soltar los celos; no los puedes soltar porque no puedes soltar el sexo. El asunto es cómo transformar el sexo en amor, entonces desaparecen los celos.

Si amas a una persona, el amor mismo es garantía suficiente, el amor mismo es seguridad suficiente. Si amas a una persona, sabes que no puede ir a nadie más. Y si va, va; no se puede hacer nada. ¿Qué puedes hacer?. Puedes matar a la persona, pero una persona muerta no será de mucha utilidad.

Cuando amas a una persona confías en que no puede ir hacia nadie más. Si va, no hay amor y no se puede hacer nada. El amor trae este entendimiento. No existen los celos.

Por lo tanto si hay celos, tienes que saber bien que no hay amor. Estás jugando un juego, estás escondiendo sexo detrás del amor. El amor es sólo una palabra pintada, la realidad es sexo.

En India, ya que no se permite mucho el amor, no se permite del todo –se arreglan los matrimonios– existen celos tremendos. Un esposo siempre tiene miedo. Nunca ha amado así que sabe –y la esposa siempre tiene miedo porque nunca ha amado, así que sabe– que éste ha sido un arreglo. Los padres arreglaron, los astrólogos arreglaron, la sociedad arregló; la esposa y el esposo nunca lo pidieron. En muchos casos nunca conocieron al otro, nunca se vieron. Así que existe miedo. La esposa tiene miedo, el esposo tiene miedo y ambos están espiándose. Se pierde la posibilidad misma.

¿Cómo puede crecer el amor con el miedo?. No pueden coexistir, pero esa coexistencia también es no vivir juntos; ellos sólo se toleran, ellos de alguna forma siguen adelante juntos. Es sólo útil y fuera de la utilidad puedes manejar, pero el éxtasis no es posible. No puedes celebrarlo, no puede llegar a ser festivo; será una carga.

Por lo tanto un esposo está muerto antes de la muerte y una esposa está muerta antes de la muerte. Son dos personas muertas tomando revancha una de la otra, porque cada una piensa que uno ha matado al otro. Vengarse, rabia, celos –todo llega a ser tan feo.

Pero en el Occidente un tipo diferente de fenómeno está sucediendo que es lo mismo pero en el otro extremo. Soltaron los matrimonios arreglados y está bien, no valía la pena mantener esa institución, pero al soltarla, no se ha llegado al amor, sólo el sexo ha llegado a ser libre. Y cuando el sexo es libre siempre tienes miedo, porque siempre es un arreglo temporal. Estás con esta chica esta noche, mañana ella estará con alguien más y ayer estuvo con alguien distinto. Ayer la chica estaba con alguien más, mañana nuevamente estará con alguien más; sólo esta noche está contigo.

¿Cómo puede ser esto muy íntimo y profundo?. Sólo puede ser un encuentro de las superficies. No puedes penetrar en el otro porque la penetración necesita condimento, necesita tiempo, necesita profundidad, intimidad, vivir juntos, estar juntos. Se necesita un largo tiempo, luego se abre la profundidad –las profundidades se hablan entre sí....

Si el sexo se convierte en algo tan trivial –sólo un asunto de cuerpos donde las superficies se encuentran y se separan– tu profundidad permanece sin ser tocada. Estás nuevamente perdiendo algo –algo grande, algo muy misterioso– porque llegas a ser consciente de tu propia profundidad sólo cuando alguien más lo toca. Sólo a través del otro llegas a ser consciente de tu ser interno; sólo en la relación profunda el amor de alguien resuena en ti y trae profundidad a tu ser. Sólo a través de alguien más tú te descubres.

Existen dos formas de conocimiento. Uno es la meditación –sin el otro buscas la profundidad; la otra es el amor –con el otro buscas la profundidad. Él se convierte en una raíz para llegar hacia ti mismo. El otro crea un círculo y ambos amantes se ayudan. Mientras más profundo va el amor, más profundo sienten que son ellos; se revelan los seres internos. Pero entonces no hay celos. El amor no puede ser celoso, es imposible. El amor es siempre confiable y si algo sucede que rompe tu confianza, acéptalo; no se puede hacer nada al respecto porque cualquier cosa que hagas destruirá al otro.

La confianza no puede ser forzada; los celos tratan de forzarla. Los celos tratan, te hacen hacer todos los esfuerzos de manera que se pueda mantener la confianza, pero la confianza no es algo que se tenga que mantener. Está allí o no está allí y yo digo que nada se puede hacer al respecto. Si está allí, pasar por ella; si no está allí, mejor separarse. Pero no luches por ella porque estás perdiendo el tiempo, la vida. Si amas a alguien y la profundidad le habla a la profundidad del otro –tienes un encuentro en el ser– está bien, hermoso; si esto no sucede, se separan. Pero no crees conflictos, no luches o pelees con él, porque no se puede lograr a través de la pelea y se pierde tiempo –y no sólo tiempo, tu capacidad se dañará. Puedes comenzar de nuevo con otra persona repitiendo todo el patrón.

Si no hay confianza, sepárate –mientras antes, mejor– así no te destruyes, no te dañas, tu capacidad de amar permanece fresca y puedes amar a alguien más. Este no es el lugar, este no es el hombre, esta no es la mujer para ti. Muévete, pero no destruyas al otro.

La vida es muy corta y las capacidades son muy delicadas. Ellos pueden ser destruidas y una vez dañadas no hay posibilidad de repararlas.

He escuchado que una vez sucedió que Winston Churchill estaba invitado a hablar en un pequeño club de amigos. Todos sabían que Churchill era beodo y le gustaba mucho el alcohol y el hombre que lo presentó, el presidente del club, dijo, "el Señor Winston ha bebido demasiado vino hasta ahora, que si vertemos todo el vino en este salón el nivel llegaría hasta mi cabeza". Era un salón grande y él estaba bromeando.

Winston Churchill de pie, miraba la línea imaginaria, miraba el cielo –el cielo era alto– se puso muy triste y dijo, "Aún queda mucho por hacer y muy poco tiempo para hacerlo".

En cuanto al amor, hay mucho por hacer para todos y tan poco tiempo para hacerlo. No gastes tu energía en peleas, celos, conflictos; muévete y muévete en forma amistosa..."

Osho , Bird on the Wing
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 dic. 2008

¡Nadie es superior ni inferior a ti porque nadie es como tú!

"La comparación trae competencia.
La comparación comporta heridas y ego.
Por un lado, heridas,
porque hay gente superior a ti,
y entonces seguramente habrá heridas;
por otro lado comporta ego,
ya que hay gente inferior a ti.
Y tú estás aprisionado entre esas dos piedras;
¡pero todo es ficticio!.
Eres simplemente tú mismo.
No eres miembro de ninguna jerarquía;
¡nadie es superior ni inferior a ti
porque nadie es como tú!.
De modo que la comparación es imposible
y la competencia, vana.

Sólo hay que ser uno mismo;
ése es mi mensaje fundamental.
En el momento en que te aceptas tal como eres,
todas las gigantescas cargas que te abruman
simplemente se desvanecen.
La vida es pura alegría;
un festival de luces".

Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 dic. 2008

Escoger el lado bueno de cada situación

"Cada momento presenta siempre dos opciones; puedes escoger entre ser feliz o ser desdichado. Empieza a verlo de ese modo: lo primero que has de hacer en cada situación es tratar de descubrir qué es lo que te haría feliz y qué es lo que te haría desgraciado.

Cuando yo era pequeñito, mi padre construyó una casa preciosa. Pero el arquitecto le engañó --él era un hombre sencillo-- y la casa se vino abajo con las primeras lluvias. Estábamos a punto de mudarnos; no faltaban más que dos o tres días para instalarnos en la casa cuando ésta se derrumbó. Mi padre estaba de viaje; le mandé un telegrama: "¡Ven inmediatamente, la casa se ha derrumbado!". No acudió y ni siquiera respondió. Regresó cuando tenía previsto regresar y lo primero que me dijo fue: "¡Has hecho el tonto!. La casa estaba perdida, ¿por qué malgastar diez rupias enviándome un telegrama tan largo?. ¡Podrías habértelas ahorrado!. Además, tenemos que dar gracias a Dios porque la casa se haya hundido en el momento oportuno. ¡Si hubiera esperado cuatro o cinco días más, habría matado a toda la familia!".

Invitó a todo el pueblo a una fiesta. ¡Aquella idea me gustó! Todo el mundo decía riendo: "Es un enorme disparate: ¡tu casa se ha derrumbado y todos nos sentimos apenados por ello!". Pero convocó a toda la gente del pueblo --era un pueblo pequeño-- a una gran fiesta para dar gracias a Dios por haberle ayudado. ¡Sólo cuatro días más y habría muerto toda la familia!. Eso es lo que llamo escoger el lado bueno de cada situación".

Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 dic. 2008

El deber es una sucia palabra de cinco letras

"Deber y responsabilidad son sinónimos en el diccionario, pero no en la vida. En la vida no sólo son distintos sino diametralmente opuestos. El deber es para con los demás, mientras que la responsabilidad es para con uno mismo. Cuando dices "tengo que hacer tal cosa", es una obligación. "Como mi madre está enferma, tengo que estar a su lado" o "tengo que llevarle flores al hospital; tengo que hacerlo, es mi madre". El deber es para con los demás; tú no tienes ninguna responsabilidad. Cumples con un requisito social porque es tu madre; pero no porque la quieras. Por eso digo que el deber es una sucia palabra de cinco letras. Si quieres a tu madre, irás al hospital y le llevarás flores, estarás a su servicio y no te moverás de su lado, le darás masajes en los pies y sentirás compasión por ella; pero no será un deber: será responsabilidad. Responderás desde el corazón.

Responsabilidad significa capacidad para responder. Tu corazón vibra, te compadeces de ella y la cuidas; pero no porque sea tu madre, eso es irrelevante, tú a quien quieres es a la mujer. Es tu madre --o no, eso es secundario--, pero quieres a la mujer, la quieres como persona. Es un efluvio de tu corazón, por lo que no creerás que le estés haciendo ningún favor ni irás pregonando por ahí que eres un hijo que cumple con su deber. No creerás que hayas hecho algo, puesto que no has hecho nada. ¿Qué has hecho? ¿Acaso por llevar unas flores a tu madre enferma crees que has cumplido con una gran obligación?. Por eso digo que el deber es sucio. La palabra adecuada es sucio: es para con los demás.

La responsabilidad tiene una dimensión completamente distinta: amas, te preocupas y sientes compasión; pero surge de tus sentimientos. El deber parte de la idea de que es tu madre: "por eso", "por consiguiente"; es un silogismo: es lógico. De algún modo lo haces a la fuerza, te gustaría librarte; pero ¿qué puedes hacer?. Está en juego tu respetabilidad. ¿Qué dirá la gente?. Tu madre está enferma y tú divirtiéndote y bailando en un club, ¿pero no está enferma tu madre?. No, tu ego saldría lastimado. Si pudieses evitar a tu madre sin que tu respetabilidad y tu ego resultasen afectados, te gustaría hacerlo. Irías al hospital y tendrías prisa por salir corriendo; buscarías cualquier excusa, "debo irme; tengo una cita". Eso no puede ser. Pretendes evitar a esa mujer y no quieres estar con ella: incluso cinco minutos te parecen demasiados. No la quieres.

Soy contrario al deber, pero por lo que se refiere a la responsabilidad... sí, tienes que ser enormemente responsable. Y una vez que renuncias al deber, eres libre para ser responsable".

Osho, El ABC de la Iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/