28 feb. 2009

Observa a un niño y verás cómo es la respiración natural

"Pero si respiras constantemente en el pecho tendrás tensiones en la mente. Si siempre respiras en el pecho, sentirás miedo. Porque la respiración del pecho sólo está indicada en situaciones de temor. Y si se ha convertido en un hábito tendrás miedo constantemente, estarás tenso, siempre huyendo. No hay ningún enemigo, pero te lo imaginas. Así es como surge la paranoia...

Observa a un niño y verás cómo es la respiración natural; respira así. Deja que suba tu barriga cuando inhalas aire y deja que baje cuando lo exhalas. Y deja que siga un ritmo que sea como una canción con tu energía, un baile --con ritmo, con armonía--, te sentirás muy relajado, muy vivo, tan vital que nunca te habrías imaginado que fuera posible tanta vitalidad".

Osho, El libro de los Chakras
http://osho-maestro.blogspot.com/

Eso es desapego

"Disfrutad del momen­to mientras está ahí,
y cuando el momento co­mience a desaparecer,
como todo está destinado a desaparecer,
dejadlo ir.
Eso es desapego".

Osho, Hombre y Mujer. La danza de las energías
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 feb. 2009

Aprende la manera de dar y florecerás

"Mientras estás en esta orilla, aprende a compartir todo lo posible. Comparte todo lo que tengas que compartir, porque en realidad no te pertenece nada... Llegamos con las manos vacías, y nos vamos de la misma manera. Así que mientras estés en el mundo no seas un agarrado. Permanece aquí con las manos abiertas...

Lo importante no es si compartes una canción, o un baile, o si compartes tu amor, o tu experiencia, tu meditación, tu dinero, tu casa, tu ropa, tu cuerpo. Pero compartir debe ser algo esencial...

Dijo el Buda que antes de que la muerte te aparte de tus cosas, lo mejor es compartirlas. Al menos quedará algo de gratitud en los corazons de las personas, al menos te recordarán... Cuando compartes con alguien en realidad estás compartiendo con el todo, porque todo el mundo es una manifestación del todo. Cuando riegas un árbol y el árbol se siente feliz, y las hojas parecen encantadas, y el árbol empieza a oscilarlas y a bailar en la brisa, habrás regado al todo. El todo estaba sediento en el árbol; lo has regado, y el todo se siente feliz...

Ni siquiera das a las personas más cercanas. Ni siquiera das a quienes te aman. Ni siquiera das a tu padre, a tu madre, a tu esposa, a tus hijos... Simplemente no das. Desconoces el lenguaje de dar. Sólo conoces un lenguaje: el de conseguir más, el de cómo conseguir más, el de cómo obtener algo de quien sea. Sólo conoces una manera de pensar, y es la de conseguir.

Dice el Buda que aprendas a pensar en dar. Aprende la manera de dar y florecerás. Ese florecimiento, esa fragancia, te seguirá. Será tu compañía en la peregrinación infinita".

Osho, Dijo el Buda...
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 feb. 2009

La comparación crea competición, crea ambición

"Las personas se comparan continuamente con los demás, y se sienten felices o infelices debido a esas comparaciones.

Un día fui a ver a un famoso santo hindú. Este dijo a las personas que estaban con nosotros que se fijaran en lo que se transmitía entre él y yo.

—El secreto de la felicidad consiste en fijarse en quienes son infelices. Fijaos en los tullidos y os sentiréis felices de no ser tullidos. Fijaos en los ciegos y os sentiréis felices de no ser ciegos. Fijaos en los pobres y os sentiréis felices de no ser pobres.

Para callarle la boca a aquel imbécil, dije:

—No comprendes una cosa muy sencilla, que en cuanto una persona empieza a compararse con otras, no se compara sólo con las que son más desgraciadas. También se comparará con las que son más ricas, o más guapas, o más fuertes, o más respetables que ella, y se sentirá fatal. Tú no revelas el secreto de la felicidad; lo que revelas es el secreto del más absoluto sufrimiento.

Sin embargo, eso es lo que se ha predicado en el transcurso de milenios, con distintas palabras, pero el secreto es en esencia el mismo, en todas las religiones: date por satisfecho, porque hay personas muy desgraciadas, da gracias a Dios por no ser una de ellas.

Pero no es una cuestión unilateral. En cuanto aprendes a compararte, no te limitas a compararte con quienes son inferiores a ti; inevitablemente te compararás con quienes son superiores a ti, y te torturarás.

La comparación no es lo más adecuado. Tú eres tú, y no hay nadie con quien se te pueda comparar. Eres incomparable, como lo son las demás personas.

No compares, nunca. La comparación es una de las causas de tu encadenamiento a lo mundano, porque la comparación crea competición, crea ambición. Y no llega sola; va muy acompañada. En cuanto empieces a competir, no podrás ponerle fin; la competición acabará contigo antes que tú con ella. Cuando te haces ambicioso eliges el camino más absurdo para seguir con tu vida.

A Henry Ford le preguntaron en una ocasión... y me parece uno de los hombres más sensatos del siglo XX, porque sus declaraciones tenían mucho sentido. Fue el primero que dijo que "la historia es una bobada", algo totalmente cierto. Le preguntaron:

—¿Qué ha aprendido en su vida llena de éxitos?

Fue uno de los hombres de mayor éxito que se pueda imaginar; pasó de la pobreza a ser el hombre más rico del mundo, y conviene recordar lo que dijo.

Contestó:

—En mi vida de éxitos sólo he aprendido una cosa: he aprendido a subir escaleras. Y cuando llego al último peldaño de la escalera me siento imbécil, y me avergüenzo de mí mismo, porque ya no hay a donde ir.

"No puedo decir a quienes vienen detrás de mí luchando por llegar al final de la misma escalera que me siento estúpido. ¿Para qué he estado luchando? Nadie me haría caso si dijera: "Paraos donde estáis. No perdáis el tiempo... porque no hay nada. Cuando lleguéis arriba, os quedaréis atascados. No podréis bajar porque os parecerá que es caer. No podréis subir porque no hay a donde subir".

Los presidentes y los primeros ministros de los países se sienten atascados. Saben que sólo puede ocurrirles una cosa: caer. No hay nada hacia lo que ascender; no hay a donde ir, salvo caer de donde están, y por eso se aferran a sus poltronas.


Pero ese modo de vida no es el adecuado. Primero subes las escaleras, peleándote con los demás; por último te quedas atascado y te aferras al último peldaño para que nadie pueda echarte de allí. ¿Qué es esto? ¿Un manicomio?.

El ser humano ha convertido este planeta en un manicomio. Si quieres estar cuerdo, en primer lugar tienes que ser tú mismo, sin sentimiento de culpa, sin condenar. Acéptate con humildad y sencillez.

Es un regalo que te hace la existencia; agradécelo y empieza a buscar lo que te puede ayudar a desarrollarte como eres, no a ser una fotocopia de otro, sino a seguir siendo como eres.

No existe mayor éxtasis que el de ser tu naturaleza original".


Osho, La pasión por lo imposible
http://osho-maestro.blogspot.com/


¿Puedes ver la sonrisa en mi cara?

"Todavía hay belleza,
la de un atardecer...
los pájaros regresan a casa,
las primeras estrellas empiezan a salir,
sus colores están en el firmamento.
¿Puedes ver la sonrisa en mi cara?".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 feb. 2009

Entre el pétalo de rosa y la espada

"El mundo ha vivido en dos partes.
El hombre ha hecho su propio mundo
mientras la mujer ha vivido en una sombra...
ha creado su propio mundo en la sombra.
Es muy desafortunado,
por­que un hombre o una mujer,
para estar comple­tos,
para ser un todo,
deben poseer todas las cua­lidades juntos.
Tanto los hombres como las mujeres
deberían de ser tan suaves
como un péta­lo de rosa
y tan duros
como una espada... juntos.
Entonces,
sea cual fuere la oportunidad
y siempre que la situación lo requiera...
Si la situación nece­sita que seáis una espada,
estáis listos;
si la situa­ción necesita que seáis un pétalo de rosa,
estáis listos.
Esta flexibilidad
-entre el pétalo de rosa y la espada-
enriquecerá vuestra vida".

Osho, Hombre y Mujer. La danza de las energías
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 feb. 2009

Vivir naturalmente

"Uno disfrutará cuando la vida traiga la juventud, disfrutará cuando la vida traiga la ancianidad y disfrutará cuando la vida traiga la muerte. Tú has de saber simplemente una cosa: cómo disfrutar de todo con lo que te encuentres, cómo transformarlo en una celebración. A la auténtica religión yo la llamo el arte de transformarlo todo en una celebración, en una canción, en una danza.

Un anciano entra en una clínica y le dice al doctor:

- Tiene usted que hacer algo para bajar mis impulsos sexuales.

El doctor echa un vistazo a ese anciano tan exangüe y le dice:

- Bueno, bueno señor... Tengo la impresión de que todos sus impulsos sexuales están en su cabeza.

- Pues eso es lo que le estoy diciendo, hijo -responde el anciano-. Que hay que bajarlos un poco.

Incluso el anciano quiere ser un playboy. Ello evidencia una cosa con toda certeza: que no ha vivido su juventud con totalidad. Se ha perdido su juventud y todavía piensa en ella...

Si hubiera vivido su juventud, en su ancianidad estaría libre de toda represión, de la sexualidad. No tendría la necesidad de abandonar su instinto sexual. Se habría ido, se evapora al vivirlo. Lo que uno ha de hacer es vivir de forma desinhibida, sin ninguna interferencia de vuestras religiones, de vuestros sacerdotes, y desaparece; de otro modo, cuando eres joven vas a la iglesia y cuando eres viejo lees el Playboy escondiéndolo entre las páginas de la Santa Biblia...

Si escuchas a los ancianos te sorprenderás: sólo hablan de cosas que ya deberían haber vivido, pero se les ha pasado el tiempo en que era posible vivirlas. En ese entonces leían la Santa Biblia y escuchaban al sacerdote. Esos sacerdotes y esas santas escrituras han corrompido a la gente, porque les han inculcado ideas que están en contra de la naturaleza y que les impiden vivir naturalmente. Si necesitamos una nueva humanidad tendremos que borrar todo el pasado y empezar todo de nuevo. Y el primer principio básico será: permite a todo el mundo, ayuda a todo el mundo, enseña a todo el mundo a vivir de acuerdo con su naturaleza, no según ningún ideal; y vive totalmente e intensamente sin ningún temor. Entonces los niños disfrutarán de su niñez, los jóvenes disfrutarán de su juventud y los ancianos tendrán la gracia que proviene naturalmente de una vida vivida naturalmente".

Osho, De la medicación a la meditación
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 feb. 2009

Un compro­miso desde el corazón, una comunión silenciosa

"En un mundo mejor, con personas más medi­tativas, con un poco más de iluminación en la Tie­rra, la gente amaría, amaría inmensamente, pero su amor seguiría siendo una unión, no una relación, y no digo que ese amor llegará a ser únicamente momentáneo. Existen todas las posibilidades de que ese amor sea más profundo que el vuestro, que posea una cualidad más elevada de intimidad, que tenga más poesía y más de Dios en él. Y existe to­da la posibilidad de que ese amor dure más de lo que vuestra así llamada relación pueda llegar a du­rar jamás. Pero no lo garantizaría la ley, ni los tri­bunales ni la policía.

La garantía sería interior. Sería un compro­miso desde el corazón, una comunión silenciosa".

Osho, Hombre y Mujer. La danza de las energías

http://osho-maestro.blogspot.com/

22 feb. 2009

Era un hombre sensible, muy sensible

"Cuentan de uno de los grandes hombres del siglo XX, George Bernard Shaw, que cuando cierta persona fue a conocerlo, un artista muy creativo, novelista, vio tal profusión de hermosas flores en el jardín de Shaw que no daba crédito a sus ojos. Al entrar en la casa no vio ni una sola flor. Le dijo:

—Qué curioso... Con tantas flores y tan bonitas en el jardín... Podría cortar unas cuantas y ponerlas en un jarrón.

Shaw replicó:

—También me encantan los niños. Son tan hermosos como las flores, pero no les corto la cabeza para decorar mi salón. Las flores se abren, danzan en medio de la lluvia, con el sol, al viento. Están vivas. No soy carnicero; no podría arrancar una flor de su fuente vital, y además no me gustan los cadáveres en mi salón.

Tenía razón. Era un hombre sensible, muy sensible".


Osho, La pasión por lo imposible
http://osho-maestro.blogspot.com/


Sé agradecido con todos

"Atisha es realmente muy muy científico. Primero dice: Toma toda la responsabilidad. En segundo lugar él dice: Sé agradecido con todos. Ahora que nadie más que tú es responsable de tu miseria —si la miseria es tu propia creación, ¿qué es lo que queda entonces?.

Sé agradecido con todos.

Porque todos están creando un espacio para que seas transformado —incluso quienes piensas que te están obstruyendo, incluso quienes piensas son tus enemigos. Tus amigos, tus enemigos, la gente buena y la gente mala, las circunstancias favorables, las circunstancias desfavorables— todo junto está creando el contexto en el cual puedes ser transformado y convertirte en un Buda. Sé agradecido con todos —con los que han ayudado, con los que han obstaculizado, con los que han sido indiferentes. Sé agradecido con todos, porque todos juntos están creando el contexto en el cual nacen los Budas, en el cual tú puedes convertirte en un Buda".

Osho, El libro de la sabiduría
http://osho-maestro.blogspot.com/

20 feb. 2009

Si el vecino echa basura en tu jardín, inicias una discusión con él, pero si te echa la misma basura en la cabeza te parece fenomenal

"Recuerda una cosa: has de ser cuidadoso con lo que metes, y has de serlo también con lo que sacas. Sólo entonces podrás llevar una vida centrada. La gente es muy descuidada: se van atiborrando de todo lo que encuentran. ¡De cualquier cosa! Se atiborran y se atiborran, tanto el cuerpo como la mente. Ten cuidado.

Si llega tu vecina y empieza a chismorrear, tú la escuchas con mucha atención. Si el vecino echa basura en tu jardín, inicias una discusión con él, pero si te echa la misma basura en la cabeza te parece fenomenal. No te das cuenta: una vez que le permites a alguien que te llene la cabeza de basura, ¿qué harás con ella? Tarde o temprano llegará a tu boca y entrará en la cabeza de otra persona. No puedes quedártelo dentro. Por eso a la gente le resulta tan difícil guardar un secreto. Dile a alguien algo y que no se lo diga a nadie más y puedes estar seguro de que lo contará.... No hay un medio mejor que difundir algo que decirle a la gente: "No se lo digas a nadie". Puedes estar seguro de que lo harán. Porque un secreto siempre es muy difícil de guardar dentro. Quiere salir.

Así que no metas nada dentro, y no eches nada sobre otra gente. Si estás demasiado lleno de basura, vete a la orilla del río, al bosque, y háblales a los árboles. No les hará daño, porque no escuchan. Puedes hablar y descargarte, puedes relajarte y regresar. Pero no les hagas eso a los seres humanos, porque ya van demasiado cargados...

Mantente en silencio, y luego di algo, y verás que ese algo tiene poder. El silencio es como el ayunar: insufla vida a tus palabras. Y en este mundo sólo han sido muy importantes y sus palabras han tenido un valor eterno aquellos que se han mantenido en un profundo silencio.

El Buda permaneció en silencio durante muchos meses; Mahavira guardó silencio durante doce años. Siempre que Jesús se sentía cansado, se retiraba al bosque y les decía a sus discípulos: "Dejadme, dejadme solo". Permaneció en silencio durante cuarenta días y luego regresó. Y entonces sus palabras tuvieron valor para ellos: cada una de sus palabras era como un diamante.

Si de verdad quieres que tus palabras tengan algún valor, entonces aprende el silencio. Permanece cada vez más silencioso; un día sabrás lo que es la palabra correcta".

Osho, Dijo el Buda...
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 feb. 2009

¡Conoce al sexo! . ¡Recórrelo conscientemente! . Este es el secreto para abrir una nueva puerta.

Por favor descríbenos la significación espiritual de la energía sexual. ¿Cómo podemos sublimar y espiritualizar el sexo? ¿Es posible tener actividad sexual, hacer el amor, como una medita­ción, como un trampolín hacia niveles más elevados de con­ciencia?

"La energía sexual no existe. La energía es una y la misma. El sexo es una de las formas en que se expresa, es una de sus direcciones; es una de las aplicaciones de la energía. La energía vital es una sola, pero puede manifestarse en muchas direcciones. El sexo es una de ellas. Cuando la energía vital se hace biológica, se transforma en energía sexual...


El sexo es el flujo natural y biológico de la energía vital, y la forma más básica de utilizarla. Es natural porque la vida no puede existir sin él, y es la forma más básica porque es el fundamento, no la cima. Cuando el sexo es todo, la vida entera sólo es un desperdicio. Es como construir un cimiento y seguir en eso sin construir jamás la casa para la cual está destinada ese cimiento.

El sexo representa solamente una oportunidad para una transformación más elevada de la energía vital. El sexo está bien hasta donde llegue; sin embargo, cuando se transforma en el todo, cuando se transforma en la única puerta de salida de la energía vital, resulta destructivo. Puede solamente ser un medio, no el fin. Y los medios son significativos sólo cuando se alcanzan los fines. Cuando un hombre abusa de los medios, el objetivo se pierde. Si el sexo llega a ser lo más importante en la vida (y eso ha ocurrido), los medios se transforman en fines. El sexo crea el fundamento biológico para que la vida exista y continúe. Es un medio; no debiera transformarse en el fin...


Si una fuente de mayor éxtasis atrae tus energías, el sexo desaparecerá. No se trata de que la energía haya sido sublimada; no se trata de que le hayas hecho algo. Más bien, se te ha abierto un nuevo camino hacia un éxtasis mayor y automáticamente, espontáneamente, la energía comienza a fluir hacia la nueva puerta.

Si andas acarreando piedras y repentinamente te encuentras con diamantes, nunca te darás cuenta siquiera de que tiraste las piedras. Se caerán solas, como si nunca las hubieras tenido. Ni siquiera recordarás que renunciaste a ellas, que las abandonaste. Ni siquiera te darás cuenta. No se trata de que haya sublimado algo. Se ha abierto una mayor fuente de felicidad, y las fuentes más pequeñas se han apagado por sí solas...


Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer? ¡Conoce al sexo! ¡Recórrelo conscientemente! Este es el secreto para abrir una nueva puerta. Si abordas al sexo en forma inconsciente, serás sólo un instrumento en las manos de la evolución biológica; pero si puedes permanecer consciente durante el acto sexual, entrarás en una profunda meditación.

El acto sexual es tan involuntario y tan compulsivo que es difícil permanecer consciente en él; sin embargo, no es imposible. Y si puedes estar consciente durante el acto sexual, no existirá ningún otro acto en la vida en el que no puedas estas consciente, porque ningún acto es tan profundo como el sexo.

Si puedes estar consciente durante el acto sexual, llegarás a estarlo incluso en la muerte. La profundidad del acto sexual y la profundidad de la muerte son similares, paralelas. Llegas al mismo punto. Así, por tanto, si logras estar consciente durante el acto sexual, habrás dado un gran paso. Es algo inapreciable.

Así, entonces, utilicen el sexo como un acto de meditación. No luchen contra el sexo, no vayan en su contra. No pueden luchar contra la naturaleza; eres parte de ella. Debes tener una actitud amistosa hacia el sexo, simpatizar con él. Es el diálogo más profundo que puedes establecer con la naturaleza...


Haz surgir la meditación del sexo; haz del sexo un objeto de meditación. Trátalo como a un templo: con ello lo trascenderás y serás transformado. Entonces, el sexo habrá desaparecido, pero no a consecuencia de una represión o de una sublimación. El sexo será simplemente irrelevante, insignificante. Has crecido, lo has trascendido. Ya no tiene significado para ti.

Es igual que un niño que crece. Los juguetes ya no le interesan. No ha sublimado nada; no ha suprimido nada. Sólo ha crecido; sólo ha madurado. Los juguetes ya no tienen significado para él. Corresponden a una etapa que él ya ha superado.

De igual forma, cuanto más medites, menor será el atractivo que el sexo ejerza sobre ti. Y poco a poco, espontánea­mente, sin esforzarte conscientemente por sublimar al sexo, la energía tendrá una nueva dirección hacia donde fluir. La misma energía que ha fluido a través del sexo lo hará ahora a través de la meditación. Y cuando la energía fluye a través de la meditación, comienza a abrirse la divina puerta".


Osho, Psicología de lo esotérico. La nueva evolución de la humanidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 feb. 2009

En cada momento tienes que morir al pasado y nacer al presente

"Y contempla la muerte. Puede venir en cualquier momento, así que no pienses que es morboso pensar en la muerte. No lo es, porque la muerte es la culminación de la vida, el crescendo mismo de la vida. Tienes que prestarle atención. Está llegando --te suicides o venga sola...-- pero está llegando. Tiene que suceder. Tienes que prepararte para ella, y la única forma de prepararse para la muerte --la forma correcta-- no es suicidarse; la forma correcta es morir al pasado a cada momento. Esa es la forma correcta. Eso es lo que tiene que hacer un sannyasin: morir al pasado a cada momento, nunca cargar con el pasado ni por un solo instante. En cada momento tienes que morir al pasado y nacer al presente. Eso te mantendrá fresco, joven, vibrante, radiante, eso te mantendrá vivo, palpitante, entusiasmado, extático. Y un hombre que sabe cómo morir al pasado en cada momento, sabe cómo morir, y esa es la máxima habilidad, el máximo arte. De forma que cuando le llega la muerte a un hombre así, ¡danza con ella!, ¡la abraza!; es una amiga, no es el enemigo. Es Dios que llega a ti en forma de muerte. Es la total relajación en la existencia. Es volverse el todo de nuevo, volverse uno con el todo otra vez".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 feb. 2009

¿Quieres saber cómo hacerte más consciente?

"En India se cuenta una antigua historia:

Un gran sabio envió a su principal discípulo a la corte del rey Janak para que el joven aprendiera algo que le faltaba.

El joven decía:

-Si tú no puedes enseñarme, ¿cómo va a poder enseñarme ese Janak? Tú eres un gran sabio; él es sólo un rey. ¿Qué sabe él de la meditación y la conciencia?

-Tú sigue mis instrucciones -le dijo el gran sabio-. Ve a él, inclínate ante él; no seas egoísta, pensando que tú eres un san­nyasin y que él es un vulgar padre de familia, que él vive en el mundo, que es mundano y tú eres espiritual. Olvídate de todo eso. Te envío con él para que aprendas algo, así que de momento él es tu maestro...

Fue de mala gana, y de mala gana se inclinó. Y al inclinarse se sentía muy irritado con su maestro porque aquella situación de tener que inclinarse ante Janak le resultaba desagradable. Una hermosa mu­jer estaba danzando en la corte, y la gente bebía vino, y Janak esta­ba sentado con aquel grupo. Al joven aquello le parecía condena­ble... pero aun así se inclinó.

Janak se echó a reír y dijo:

-No es preciso que te inclines ante mí si te parece tan condenable. Y no tengas tantos prejuicios antes de haberme experimen­tado. Tu maestro me conoce bien, y por eso te ha enviado aquí. Te ha enviado para que aprendas algo, pero esta no es manera de aprender.

El joven respondió:

-No me importa. Él me ha enviado y yo he venido, pero maña­na por la mañana me marcharé porque no creo que aquí pueda aprender nada. De hecho, si aprendo algo de ti, habré malgastado toda mi vida. No he venido a aprender a beber vino y ver bailar a be­llas mujeres, y todo este desenfreno...

Janak sonrió y dijo:

-Puedes marcharte por la mañana. Pero ya que has venido y es­tás tan cansado, por lo menos descansa esta noche y por la mañana podrás irte. Y quién sabe... la noche podría ser el contexto del aprendizaje para el que tu maestro te ha enviado a mí.

Aquello le pareció muy misterioso. ¿Cómo iba la noche a ense­ñarle algo? Pero bueno, tenía que pasar allí la noche, así que más valía no armar mucho alboroto. Se quedó. El rey ordenó que le pre­pararan la habitación más hermosa del palacio, la más lujosa. Acompañó al joven, se encargó de todo lo referente a su cena y su cama, y cuando el joven se acostó, Janak se retiró.

Pero el joven. no pudo dormir en toda la noche, porque al mirar hacia arriba vio una espada desenvainada que colgaba de un hilo muy fino justo encima de su cabeza. Aquello era muy peligroso: en cualquier momento, la espada podía caer y matar al joven; así que se quedó despierto toda la noche, vigilando para poder evitar la ca­tástrofe en caso de que se produjera.
Por la mañana, el rey le pre­guntó:

-¿Era cómoda la cama?, ¿era cómoda la habitación?

-¿Cómoda? -exclamó el joven-. Todo era cómodo... pero ¿y la espada? ¿Por qué me hiciste esa jugarreta? ¡Ha sido muy cruel!. Estaba cansado, había venido a pie desde el lejano ashram de mi maestro, en el bosque, y tú me gastas esa broma tan cruel. ¿Qué es eso de colgar una espada de un hilo tan fino?. Tenía miedo de que soplara una ligera brisa y acabara conmigo. No he venido aquí para suicidarme.

El rey dijo:

-Quiero preguntarte una cosa. Estabas tan cansado que te ha­brías quedado dormido con mucha facilidad, pero no has podido dormir. ¿Qué ocurrió?. El peligro era grande, era cuestión de vida o muerte. Por eso te mantuviste despierto, alerta. Esa es mi ense­ñanza. Ya puedes irte. Pero si quieres, puedes quedarte unos días y observarme. ..

"Aunque estaba sentado aquí en la corte, mientras bailaba una hermosa mujer, yo estaba alerta a la espada que cuelga sobre mi ca­beza. Es invisible. Su nombre es muerte. Yo no miraba a la mujer. Así como tú no pudiste disfrutar del lujo de tu habitación, yo no bebía vino. Era consciente de la muerte, que puede llegar en cualquier momento. Soy consciente de la muerte en todo momento. Por eso vivo en un palacio y aun así soy un ermitaño. Tu maestro me cono­ce y me comprende. Y también comprende lo que yo comprendo. Por eso te ha enviado aquí. Si vives aquí unos cuantos días, puedes observar por tu cuenta.

¿Quieres saber cómo hacerte más consciente?. Hazte más cons­ciente de la precariedad de la vida. La muerte puede llegar en cual­quier momento. Puede llamar a tu puerta en el próximo instante. Puedes seguir inconsciente si crees que vas a vivir eternamente, pero ¿cómo puedes vivir inconsciente si la muerte está siempre rondando?. ¡Es imposible!. Si la vida es momentánea, una burbuja de jabón que con un pinchazo desaparece para siempre, ¿cómo puedes seguir inconsciente?

Aplica conciencia a todos tus actos".

Osho, Conciencia. La clave para vivir en equilibrio
http://osho-maestro.blogspot.com/


15 feb. 2009

Mira lo bello de estar en el presente

"Mira lo bello
de estar
en el presente:
el silencio que desciende,
la serenidad que te rodea,
una satisfacción tremenda
que surge
sin ninguna razón".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 feb. 2009

Muévete por la vida manteniéndote en constante vigilancia

"Lo único que hay que aprender es a estar vigilante. ¡Vigila! Vigi­la todas tus acciones. Vigila todos los pensamientos que pasan por tu mente. Vigila todos los deseos que se apoderan de ti. Vigila in­cluso los pequeños gestos: andar, hablar, comer, tomar un baño. Si­gue vigilándolo todo. Deja que todo se convierta en una oportunidad para vigilar.

No comas mecánicamente, no te limites a engullir. Mantente muy alerta. Mastica bien y no dejes de estar aler­ta... y te sorprenderá lo mucho que te has perdido hasta ahora, porque cada bocado te proporcionará una enorme satisfacción. Si comes vigilantemente, la comida será más sabrosa. Incluso la comida vulgar sabe bien si estás alerta; y si no lo estás, ya puedes comer la comida más sabrosa, que no tendrá sabor porque no hay nadie que lo ad­vierta. Simplemente, seguirás engu­llendo. Come despacio, con atención; cada bocado hay que masticarlo y saborearlo.

Huele, toca, siente la brisa y los rayos de sol. Mira la luna y conviértete en un estanque callado y vigilante, y la luna se reflejará en ti con enorme belleza.


Muévete por la vida manteniéndote en constante vigilancia. Se te olvidará una y otra vez. No te atormentes por ello; es natural. Du­rante millones de vidas, nunca has intentado estar alerta, así que es lógico y natural que te olvides una y otra vez. Pero en cuanto te acuerdes, vuelve a vigilar".

Osho, Conciencia. La clave para vivir en equilibrio
http://osho-maestro.blogspot.com/

Hoy voy a estar presente, hoy voy a estar alerta

"En la mañana recuérdalo,
es un nuevo día,
un nuevo comienzo.
Toma una decisión
en lo profundo de tu corazón:
“Hoy no voy a desperdiciar esta oportunidad.
¡Ya basta!
Hoy voy a estar presente,
hoy voy a estar alerta,
hoy voy a dedicar tanta energía
como sea posible a una sola causa,
la causa de la meditación.
Meditaré en todos mis actos.
Realizaré todas mis actividades,
las actividades usuales de cada día,
pero con una nueva cualidad:
Les otorgaré la cualidad de la atención".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 feb. 2009

El espíritu humano debe crecer como un árbol: en todas direcciones

"El hombre permanece pobre espiritualmente a menos que integre también la polaridad opuesta. Entonces se enriquece. Si siendo un artista no tienes también una mente científica, el arte que produzcas será necesariamente pobre. La riqueza sólo surge de la unión de los opuestos. Si solamente hay varones en el cuarto, algo faltará. Apenas hacen su aparición las mujeres el cuarto enriquece espiritualmente. Ahora los dos polos opuestos están presentes. La totalidad se engrandece.

La mente no debe permanecer estática. Un matemático será más rico si puede hacer una incursión en el mundo del arte. Si su mente tiene la libertad de apartarse de sus características principales y luego regresar nuevamente a ellas, será un matemático enriquecido. Con el opuesto, se produce un cruce entre características disímiles. Comienzas a mirar las cosas de diferente forma. Tu perspectiva total se enriquece.

Una persona debiera tener una mente religiosa a la par con entrenamiento científico, una mente científica junto con disciplina religiosa. No veo ninguna imposibilidad inherente en ello. Al contrario, pienso que la mente se revitalizará si podemos trasladarnos de un extremo al otro. En mi opinión, la meditación implica la habilidad de movilizarse profundamente en todas direcciones, ser libre de toda fijación...


Un árbol crece. Podemos cortarle todas las ramas excepto una y permitir que el árbol crezca sólo en una dirección. Será un árbol muy pobre, muy feo; a la larga, tendrá grandes dificultades, pues una rama solitaria no puede crecer por sí sola; sólo puede hacerlo en medio de una familia de ramas. Llegará necesariamen­te el momento en que la rama sienta que ha llegado a un tope más allá del cual no puede seguir creciendo. Para que un árbol se desarrolle realmente, debe permitírsele crecer en todas direccio­nes. Sólo entonces será rico y fuerte.

El espíritu humano debe crecer como un árbol: en todas direcciones....

Nunca hemos aceptado al ser humano completo. En alguna parte, el sexo no es aceptado. Lo mundano es rechazado en otra. En alguna otra parte, la emoción no es aceptada. Nunca hemos sido lo suficientemente fuertes como para aceptar todo lo que es humano, sin condenación, y permitir que los seres humanos crezcan en todas direcciones. Cuanto mayor sea la variedad de direcciones en que crezcas, mayor será el desarrollo, la riqueza, la abundancia interna. Nuestra perspectiva cambiará enteramente. Debemos movemos del pasado hacia el futuro, no de Oriente a Occidente, no de un presente a otro presente. ".

Osho, Psicología de lo esotérico. La nueva evolución de la humanidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 feb. 2009

Todo lo que haces debe ser una alegría para ti

"Dice el Buda que nunca has de forzarte ni ser perezoso. Hay que hallar el equilibrio entre ambas actitudes. Entonces tenemos el esfuerzo correcto, el esfuerzo que es básicamente inintencionado, natural.

¿Te has fijado en cómo juegan los niños?. Juegan, pero sin esfuerzo, sin tensión. Disfrutan de ello. ¿Has visto pintar a un pintor, escribir a un poeta, tocar a un músico? ¿A un bailarín o bailarina?. No hay esfuerzo. Si hay esfuerzo entonces la bailarina no es una auténtica bailarina. Está intentando conseguir algo. Está orientada hacia los resultados, hacia los objetivos. En ese caso, la misma actividad, la danza, no representa ninguna alegría para ella.

Cuando el Buda dice "esfuerzo correcto", quiere decir que todo lo que haces debe ser una alegría para ti. Debe contar con un valor intrínseco. Debe ser alegre".

Osho, Dijo el Buda...
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 feb. 2009

La risa tiene poderes meditativos y poderes medicinales

¿Puedes hablarnos de la risa, de sus poderes meditativos, de su química cerebral, de su poder transformador y sanador?

"La risa tiene poderes meditativos y poderes medicinales.


Ciertamente, cambia tu química, cambia tus ondas cerebrales, cambia tu inteligencia; te vuelves más inteligente. Las partes de tu mente que habían estado durmiendo, de repente se despiertan. La risa llega hasta lo más profundo de tu cerebro, de tu corazón. Un hombre de risa no puede sufrir un ataque al corazón. No es posible que un hombre de risa se suicide. Un hombre de risa llega automá­ticamente a conocer el mundo del silencio, porque cuando la risa cesa, súbitamente hay silencio. Y cada vez que la risa se hace más profunda es seguida de un silencio más profundo.

Ciertamente te aclara --de las tradiciones, de la basura del pasado--. Te da una nueva visión de la vida. Te vuelve más vivo y radiante, más creativo.

Ahora, hasta la ciencia médica dice que la risa es una de las medicinas más penetrantes con que la naturaleza ha provisto al hombre. Si puedes reír cuando estás enfermo recuperarás antes la salud. Aun cuando estés sano, si no puedes reír, antes o después perderás tu salud y te pondrás enfermo. La risa saca una porción de tus energías desde tu fuente interior hasta la superficie. La energía comienza a fluir, sigue a la risa como una sombra. ¿Lo has observado?: cuando te ríes de verdad, durante esos pocos momentos estás en un profundo estado meditativo. El pensamiento se detiene. Es imposible reír y pensar a la vez. Son cosas diametralmente opuestas: o puedes reír o puedes pensar...

En unos pocos monasterios zen todo monje ha de iniciar la mañana riendo y ha de concluir la noche riendo: ¡lo primero y lo último!. Inténtalo. Es muy hermoso...

Será difícil; si eres un marido o una esposa te será difícil ponerte a reír de repente por la mañana temprano. Pero inténtalo, es muy provechoso. Es uno de los más hermosos talantes con que puede uno despertarse, con que puede uno levantarse de la cama. ¡Sin nin­guna razón!, porque no hay razón ninguna. Simplemente estás ahí otra vez, todavía vivo; es un milagro. Parece ridículo: ¿por qué estás vivo? Y el mundo está nuevamente ahí. Tu esposa todavía está roncando, y es la misma habitación y la misma casa. En este mundo continuamente cambiante... al menos por una noche nada ha cambiado. Todo está ahí: puedes oír al lechero, y el tráfico ya circula, y los mismos ruidos... ¡Vale la pena reírse!...

Contempla la ridiculez de toda la situación... y ríete a gusto. No abras los ojos. Tan pronto sientas que el sueño se ha ido, primero comienza a reír, después abre los ojos; y eso establecerá una ten­dencia para todo el día. Si puedes reírte por la mañana temprano te reirás durante todo el día. Has creado un efecto concatenado: una cosa conduce a la otra, la risa provoca más risa. Y casi siempre he visto a la gente hacer justamente lo contrario. Desde bien temprano por la mañana se levantan de la cama quejándose, pesimistas, tris­tes, deprimidos, miserables. Entonces una cosa conduce a la otra --y por nada--, y se enfadan. Es algo muy malo porque cambia tu talante durante el resto del día, establece una pauta para todo el día...

El monje zen se va a dormir por la noche nuevamente con risas. El día ha concluido, nuevamente se cierra el teatro. Con su risa dice: «Adiós; y si nuevamente sobrevivo, nuevamente te saludaré con risas mañana por la mañana». ¡Inténtalo! Comienza y concluye tu jornada con risas y ya verás: poco a poco, entremedias de estas dos risas comenzará a haber más y más risa. Y cuanto más te conviertas en risa, más religioso serás".

Osho, De la medicación a la meditación
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 feb. 2009

Mi vida siempre ha sido así: no mirar atrás. No tiene sentido.

"Nunca he echado la vista atrás. Mi vida siempre ha sido así: no mirar atrás. No tiene sentido. No puedes volver, luego, ¿para qué perder el tiempo?. Siempre miro hacia adelante. Miraba hacia adelante incluso cuando me estaba muriendo, y eso me dejó claro que yo no tenía los frenos que les impide a los demás hacer cosas.

Esos frenos provienen del miedo a lo desconocido. Te aferras al pasado y tienes miedo de adentrarte en lo desconocido. Estás aferrándote a lo conocido, a lo familiar. Puede ser doloroso, puede ser horrible pero, por lo menos, lo conoces. Has llegado a entablar cierta amistad con ello.

Te sorprenderás, pero ésta es la experiencia que tengo con miles de personas: se aferran a su desgracia por el simple hecho de que han entablado cierta amistad con la desgracia. Han vivido tanto tiempo con ella que si la dejasen ahora sería casi como un divorcio...

El miedo sólo significa una cosa: perder lo conocido y entrar en lo desconocido.

El coraje es justo lo contrario del miedo.

Siempre debes estar preparado para renunciar a lo conocido --debes estar deseoso de abandonarlo--, sin esperar a que madure. Salta a algo nuevo..., su novedad y su frescura son muy atractivas. Entonces, tienes coraje...

Dicen que no todo lo viejo es oro. Yo digo que aunque todo lo viejo sea oro, olvídalo. Elige lo nuevo, tanto si es de oro como si no, eso no importa. Lo que importa es tu elección: tu elección de aprender, tu elección de experimentar, tu elección de adentrarte en la oscuridad...

Empieza con un ejercicio fácil, que es: siempre que tengas oportunidad de elegir, recuerda, elige lo desconocido, lo arriesgado, lo peligroso, lo inseguro, y no te equivocarás...

El coraje aparecerá.

Empieza con una fórmula sencilla: No evites lo desconocido. Escoge siempre lo desconocido y tírate de cabeza. Aunque sufras, vale la pena, siempre te compensa. Sales más maduro, más formado, más inteligente".

Osho, Coraje. La alegría de vivir peligrosamente
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 feb. 2009

Si quieres ser flautista, no serás un gran político pero serás totalmente feliz

"En tu vida no has amado totalmente, no has vivido totalmente. Nunca has hecho totalmente nada. Ése es tu fracaso.

No me refiero al fracaso como lo entiendes tú. Tú entiendes que eres un fracasado si no eres superrico. Eres un fracasado si no eres un gran político, un primer ministro, un presidente. Eres un fracasado si no eres famoso internacionalmente. Eso no es fracaso, es simplemente la vida competitiva y egoísta.

Y esa clase de vida es la más infeliz, pues estás continuamente luchando, luchando, poniéndoles zancadillas a los demás, trepando por encima de sus cabezas, usándolas como escalones para subir más alto. Tu vida es violenta, y una vida violenta no puede ser bella. Eres despiadado; sólo así puedes volverte superrico. No tienes compasión; si no, ¿cómo podrías explotar a millones de personas hasta el punto de que se estén muriendo mientras tú estás acumulando dinero que no podrás utilizar?. No tiene sentido acumular más. Acumular se ha convertido en una simple costumbre.

El hombre más rico del mundo está en Japón; posee 26 mil millones de dólares. ¿Qué vas a hacer con 26 mil millones de dólares?. No puedes hacer nada con 26 mil millones de dólares, pero él sigue buscando poseer más.

Las personas que crees dichosas están continuamente buscando poseer más. En el fondo no son exitosas.

Un hombre es dichoso si es fiel a su propia naturaleza y vive tan totalmente, tan intensamente, como es posible. Si quieres ser músico, no serás muy rico. Si quieres ser flautista, no serás un gran político pero serás totalmente feliz. Tal vez tengas apenas lo necesario para comer, pero cuando estás tocando la flauta, ¿qué importa?. Simplemente te fundes con la música. Tu flauta se convierte en tu meditación. Tu canto, tu danza, se convierte en tu meditación.

Cualquier cosa que se vive totalmente equivale a la meditación. No necesitas la meditación. Y un hombre que vive momento a momento, totalmente natural, fiel a sí mismo, no tiene nada de que arrepentirse, no es un fracasado".

Osho, El Dios que nunca fue
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 feb. 2009

¡Atrapa este momento!

Esto es sólo curiosidad. ¿Has leído el libro Zorba el Griego de Kazantzakis? Lo adoro. ¿No es Zorba exactamente de la forma que tú quieres que seamos? Al menos es así como yo entiendo tu enseñanza.

He sido Zorba el Griego durante muchas vidas. No necesito leer el libro; es mi autobiografía. Y es así como me gustaría que fueseis.

Tomaos la vida alegremente, tomaos la vida como venga, tomaos la vida relajadamente, no creéis problemas innecesarios. El 99% de vuestros problemas los creáis vosotros porque os tomáis la vida en serio. La seriedad es la raíz de los problemas. Sé juguetón, y no te perderás nada --porque la vida es Dios-. ¡Olvídate de Dios!, vive, vive totalmente. Vive cada momento como si fuese el último. Vívelo intensamente. Deja que tu antorcha arda por los dos extremos a la vez. Incluso si es sólo por un momento, ya es suficiente. Un momento de intensa totalidad es suficiente para paladear el sabor de Dios. Puedes vivir de una forma tibia, al modo burgués, al estilo de la clase media. Puedes seguir viviendo así, arrastrándote durante millones de años --sólo recogerás el polvo de los caminos, nada más--. Un momento de claridad, de totalidad, de expontaneidad, y arderás como una llama. ¡Un sólo momento es suficiente!. Un momento te hará eterno; a través de ese momento entras en la eternidad. Ese es el único mensaje para mis sannyasins: vive la vida de tal forma que no necesites arrepentirte, nunca...

Vive este momento tan totalmente como puedas. No seas demasiado cuerdo, porque demasiada cordura conduce a la locura. Deja que haya en tí algo de locura. Eso le da sal a la vida, hace que la vida sea jugosa. Deja que siempre haya un poco de irracionalidad. Eso te hace capaz de jugar, de ser travieso, eso te ayuda a relajarte. Una persona cuerda está absolutamente ¡melada en la cabeza, no puede bajar de ahí!. Vive en el piso de arriba. ¡Tienes que vivir a lo largo y a lo ancho, por todas partes, esta es tu casa!. El piso de arriba está bien, el piso de abajo, perfectamente bien --y el sótano también es bello--. Vive en todos los sitios, esta es tu casa. Y no esperes a la próxima vez... porque la próxima vez no llega nunca.

Así que no te aconsejo que esperes a la próxima vez. ¡Atrapa este momento!. Este es el único tiempo que existe, no hay otro tiempo. Incluso si tienes 85 años puedes empezar a vivir. ¿Y qué tienes que perder a los 85 años? Si vas descalzo a la playa en primavera, si coges margaritas --incluso si mueres haciéndolo--, todo está bien. Morir descalzo en la playa es una buena forma de morir. Morir cogiendo margaritas es una buena forma de morir. No importa que tengas 85 años ó 15 años. Atrapa este momento. Sé un Zorba.

Me preguntas:

"Esto es sólo curiosidad. ¡Has leído el libro Zorba el Griego? Lo adoro".

No basta con adorarlo. ¡Sé Zorba el Griego!...

Sé un Zorba. Recuérdalo: adorar libros no te servirá de nada, sólo ser ayuda.

"Lo adoro. ¿No es Zorba exactamente de la forma que te gustaría que fuéramos?".

Exactamente no, porque no me gustaría que hubiese muchos Zorbas en el mundo. Exactamente no, porque eso sería feo y monótono y aburrido. Sé un Zorba a tu manera --exactamente no...

Aprende de Zorba, aprende el secreto, pero nunca intentes imitar. Aprende el ambiente, aprécialo, entra en él, simpatiza con él, participa con Zorba, y luego sigue solo. Luego, sé tú mismo".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 feb. 2009

Mis sannyasins tienen que ser creadores

"El viejo sannyas era muy poco creativo. Se pensaba que alguien que se hace sannyasin se va a una cueva del Himalaya y se sienta allí, y que esto estaba perfectamente bien. No se necesitaba nada más. Puedes ir a ver a los monjes jainas: están sentados en sus templos, sin hacer nada --sin creatividad de ningún tipo, con aspecto insulso y estúpido, sin ninguna llama de inteligencia en absoluto--. Y la gente los venera y toca sus pies. Pregunta: "¿Por qué tocáis sus pies?", y te dirán: "Este hombre ha renunciado al mundo" --como si renunciar al mundo fuese un valor en sí mismo--. "¿Qué ha hecho?", y dirán: "Ha ayunado. Ayuna durante meses enteros" --como si el no comer fuese un valor en sí mismo.

Pero no preguntes qué ha pintado, qué belleza ha creado en el mundo, qué poema ha compuesto, qué canción ha traído a la existencia, qué música, qué danza, qué invento. "¿Cuál es su creación?", te dirán: "¿De qué estás hablando? ¡Es un sannyasin! . Simplemente se sienta en el templo y permite que la gente toque sus pies, eso es todo". Y hay tanta gente sentada así en la India...

Mi concepción de un sannyasin es que su energía tiene que ser creativa, que tiene que traer un poco más de belleza al mundo, que tiene que traer un poco más de alegría al mundo, que tiene que encontrar nuevas formas de danzar, de cantar, de hacer música, que traerá bellos poemas. Creará algo, será creativo. Los días de los sannyasin sin creatividad se han terminado. El nuevo sannyasin sólo puede existir si es creativo.

Debería contribuir con algo. Permanecer sin creatividad es casi un pecado, porque existes y no contribuyes. Comes, ocupas espacio, y no contribuyes con nada. Mis sannyasins tienen que ser creadores. Y cuando estás en profunda creatividad, estás cerca de Dios. Eso es realmente la oración, eso es la meditación... Dios sólo conoce un lenguaje, el lenguaje de la creatividad. Por eso cuando compones música, cuando te pierdes en ello completamente, algo divino empieza a filtrarse y a salir de tu ser. Esa es la alegría de la creatividad, ese es el éxtasis..."

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

4 feb. 2009

Benditos sean los que dudan, pues heredarán el reino de la verdad

"La duda es una peregrinación.
Es uno de los valores más sagrados
de los seres humanos.
La duda no significa no.
Dice simplemente: "No sé,
y estoy dispuesto a saber.
Estoy dispuesto a ir tan lejos
como sea posible,
pero a menos que logre
llegar al conocimiento por mí mismo,
¿cómo puedo decir sí?"...

La duda necesita el coraje
de permanecer en el estado del no saber
y de seguir cuestionándolo todo
hasta el momento en que tú mismo
llegas a la realidad...

Son muy, muy pocas las personas que dudan.
Pero permíteme decirte:
benditos sean los que dudan,
pues heredarán el reino de la verdad".

Osho, El Dios que nunca fue
http://osho-maestro.blogspot.com/

El hombre ha aterrizado en la Luna, y no ha aterrizado aún en su propio ser

"Ordinariamente eres oscuridad, un continente de oscuridad, un continente oscuro, inexplorado. El hombre es un poco extraño: continua explorando los Himalayas, continua explorando el Pacífico, continúa intentando alcanzar la luna y Marte; hay sólo una cosa que nunca intenta -explorar su ser interno- . El hombre ha aterrizado en la Luna, y no ha aterrizado aún en su propio ser. Es extraño. Quizá, aterrizar en la Luna es sólo un escape, ir al Everest es sólo un escape. Quizá no quiere entrar en sí mismo, porque tiene mucho miedo. Lo sustituye con otras exploraciones, para sentirse bien. De otra forma, tendrás que sentirte muy, muy culpable -empiezas a escalar una montaña y te sientes bien, y la montaña más grande está en tu interior y aún está sin escalar- . Empiezas a ir, a bucear en lo profundo del Pacífico, y el mayor Pacífico está dentro de ti, e inexplorado, desconocido. ¡Y empezáis a ir a la Luna! -¡qué tontería- . Y estáis gastando vuestra energía yendo a la Luna, y la auténtica Luna está en vuestro interior -porque la luz auténtica está dentro de ti.

La persona inteligente irá primero hacia adentro. Antes de ir a cualquier otro sitio, entrará en su propio ser; eso es lo primero, y debería tener la primera preferencia. Sólo cuando te has conocido a ti mismo puedes ir a cualquier otro sitio. Entonces, dondequiera que vayas, levarás bendición a tu alrededor, paz, silencio, celebración".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 feb. 2009

Si soy responsable por mi sufrimiento, entonces es simple, puedo abandonarlo. Es mi elección. No lo elegiré más.

Amado Maestro, ¿no hay un límite para la paciencia? He sufrido suficiente en mi vida; ¿debería rebelarme o no?

"Todo tiene un límite, la paciencia también tiene un límite. Y uno no debe seguir sometiéndose a torturas innecesarias. Uno no debe seguir inclinándose ante las esclavitudes, no debe seguir transigiendo. Si sientes que ya has sufrido lo suficiente, rebélate.

¿Por qué has esperado tanto? No había necesidad de esperar. Uno debería estar en una rebelión constante. ¿por qué habría uno de transigir ni por un minuto? Porque transigir significa que no te respetas, que no te amas....

Pero parece que todavía te gustaría seguir, de ahí que hagas la pregunta. De no ser así, no sería necesario preguntar. Si has sufrido lo sificiente... ¡ya basta!...

Pero tengo la sensación de que la gente quiere sufrir. Mi observación es ésta: que se quejan continuamente del sufrimiento pero quieren sufrir. Siguen aferrándose a su sufrimiento. Hasta el sufrimiento es mejor que nada, al menos hay algo de qué quejarse, algo a lo cual aferrarse, algo de lo cual jactarse.

Simplemente escucha a la gente. Todos hablan de su sufrimiento. ¿Por qué no te rebelas contra él? Si estás realmente harto, haz algo. ¡Sal del sufrimiento! ¿Quién te lo puede impedir? Pero la gente no hace nada. El sufrimiento se ha convertido en su estilo de vida. Si el sufrimiento desaparece, ¿qué harán? Sienten que no les quedará nada, no habrá nada de qué quejarse...

Simplemente tienes que ver el hecho de que está sufriendo y que no se supone que la vida sea un sufrimiento, se supone que sea una celebración. Y uno puede cambiar las cosas en cualquier momento...

Y no sigas culpando a los demás, no tiene sentido culpar a los demás. Asume toda la responsabilidad, eso es nobleza, eso es coraje. Toma toda la responsabilidad sobre tus hombros. Ir arrojándole la responsabilidad a otros es un viejo truco: "¿Qué puedo hacer? La familia es así, la gente es así, la sociedad es así, ¿qué puedo hacer? Tengo que sufrir...

La religión esencial es asumir completa responsabilidad por lo que sea que eres. E inmediatamente surge el insight: "Si soy responsable por mi sufrimiento, entonces es simple, puedo abandonarlo. Es mi elección. No lo elegiré más".

Osho, Unión Mística: el camino sufí, Segunda parte
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 feb. 2009

A no ser que hagas algo con gran amor...

"A no ser que hagas algo con gran amor,
con gran compromiso,
con gran entrega,
con sinceridad,
con autenticidad,
con tu ser total,
nada va a suceder".


Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

El ser natural no quiere decir que uno tenga que estar abierto las 24 horas

A veces quisiera como meterme en un hoyo, especialmente cuando tengo el período.

"Existen olas de energía. Algunas veces es marea alta y otras es marea baja. Cuando estás en marea alta, es muy fácil relacionarse, comunicarse, estar abierto, amar, recibir, dar. Cuando estás en marea baja y la energía está descendiendo, es muy difícil comunicarse, casi imposible. Pero ambas van y vienen: ambas forman parte de la vida. No hay nada malo en ello, es natural; por lo que debes aceptarlo. Cuando sientes que te llega el período de marea baja, no trates de comunicarte. No intentes abrirte porque semejante disposición no será auténtica. Se trata del tiempo de siembra. Uno simplemente se cierra en sí mismo y permanece al margen. Aprovecha el momento para meditar profundamente. Resulta ser una ocasión de lo más fértil. Cuando estás en la marea alta y la energía fluye y se incrementa, es el tiempo para amar. Entonces relaciónate, ábrete, comparte. Es el tiempo de cosecha, pero no puede ser todo el año. Dicen que incluso en el cielo los ángeles no cantan todo el tiempo.

Cuando surja la ocasión de cantar, canta. Y cuando sientas que es momento de cerrar, ayuda a cerrar del todo. Eso es lo que significa ser natural. El ser natural no quiere decir que uno tenga que estar abierto las 24 horas: no eres una tienda de las que abren toda la noche. Hay momentos en los que uno debería cerrar, de lo contrario resultaría agotador, tedioso, aburrido. No hay necesidad de sonreir continuamente; sólo los políticos lo hacen, y son la gente más tonta del mundo.

Hay veces que las lágrimas son bienvenidas, o deberían serlo. Hay veces que uno se siente triste; la tristeza es hermosa, por lo que cuando te sientas triste, mantente triste. Cuando te sientas feliz, mantente feliz. Ser auténtico significa no estar nunca en contra de lo que ya está ocurriendo. Déjate llevar... confía en la sensación. Por la noche se cierran los pétalos del loto, por la mañana se abren de nuevo; es simplemente un proceso natural..."

Osho, El equilibrio entre la mente y el cuerpo
http://osho-maestro.blogspot.com/