30 jul. 2009

El amor es libre, salvaje

"El amor es libre, salvaje;

en eso reside su belleza.

Llega como una brisa fragante,

te llena el corazón, y de repente,

donde había un desierto,

florece un jardín.

Pero no sabes de dónde viene,

ni sabes que no hay ninguna forma de atraerlo.

Llega solo

y se queda todo el tiempo que quiere la existencia.

Y al igual que un día llega,

como un desconocido,

como un invitado,

otro día se marcha, de repente.

No hay forma de sujetarlo, de aferrarlo".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en el otro

http://osho-maestro.blogspot.com/

29 jul. 2009

Una cosa es ser mujer, y otra completamente diferente ser madre

Voy a ser madre. Y es algo que deseo.

"¿Entiendes lo que significa? Si lo deseas, está bien. Pero hay que ser más consciente de ello. Ser madre supone una gran revolución, un cambio radical.

Una cosa es ser mujer, y otra completamente diferente ser madre...

La responsabilidad del niño recaerá sobre ti, y no como un deber. Si es un deber, se convertirá en una carga, y te empezarás a vengar en el niño...

...cuando llegue el niño, surgirán las responsabilidades. Tu libertad se reducirá completamente. Tendrás que pensar primero en el niño y luego en ti. El niño se volverá más importante que tú, que pasarás a segundo plano. Ahora puedes cambiar de pareja y hacer lo que quieras, pero cuando nazca el niño, todo será diferente. Así que piénsalo, porque es una gran decisión.

Si la tomas conscientemente, está bien, pero no te dirijas a la maternidad inconscientemente, no te quedes embarazada así por que sí. Antes no pasaba nada, porque no había métodos disponibles y el embarazo siempre era un accidente, pero ahora no tiene por qué ser así...

Si diste el paso conscientemente, está bien, y no hay ningún problema. ¡Disfrútalo!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 jul. 2009

El nombre y la fama carecen de importancia; lo único que cuenta a la hora de la verdad es cómo hayas vivido cada momento de tu vida

"El éxito no puede nutrir, no tiene nutrientes. El éxito no es sino pura palabrería.

Precisamente la otra noche estaba yo leyendo un libro sobre Somerset Maugham, Conversaciones con Willie. El libro lo escribió Robin Maugham, sobrino del escritor. Bien; Somerset Maugham fue una de las personas más famosas, más ricas y con más éxito de nuestra época, pero esas memorias resultan muy reveladoras. Veamos lo siguiente, las palabras que Robin Maugham escribió sobre su famoso tío:

No cabe duda de que era el escritor más famoso y destacado de su época. Y también el más triste... "Verás. Dentro de muy poco estaré muerto, y la idea no me hace ninguna gracia", me dijo un día..., y dijo eso cuando tenía noventa y un años. "Yo ya soy un vejestorio, pero no por eso se me hacen más fáciles las cosas", dijo.

Era rico, con fama mundial y todo lo demás, y a los noventa y un años seguía ganando una fortuna, a pesar de llevar muchísimo tiempo sin escribir ni una sola palabra. Los derechos de autor de sus libros le llegaban literalmente a montones, y también las cartas de admiradores. En aquel momento se representaban en Alemania cuatro obras suyas. El círculo volvía a ponerse en escena en Inglaterra y acababan de hacer un musical con La esposa constante. Al cabo de poco tiempo adaptarían una de sus novelas más famosas, Servidumbre humana, para una película, que podría reportarle tantos millones de dólares como Lluvia, La luna y seis peniques y El niño de la navaja. Por desgracia, lo único que no le habían reportado tanto talento y tanto éxito era la felicidad. Era el hombre más triste del mundo.

"¿Cuál es el recuerdo más bonito de tu vida?", le pregunté. "No se me ocurre ninguno", contestó. "Miré a mi alrededor —dice el sobrino—, el salón con el mobiliario inmensamente valioso, los cuadros y los objetos de arte que su éxito le había permitido adquirir. Su casa y el maravilloso jardín —en un enclave prodigioso a orillas del Mediterráneo— estaban valorados en seiscientas mil libras. Tenía once personas a su servicio, pero no era feliz.

"Al día siguiente, mientras leía la Biblia, dijo: "He encontrado la cita: ¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo si pierde su alma?". Entrecruzó y separó las manos con desesperación y añadió: "Querido Robin, he de decirte que ese texto estaba colgado enfrente de mi cama cuando yo era pequeño". Después lo llevé a dar un paseo por el jardín y dijo: "Verás. Cuando me muera me lo quitarán todo, los árboles, la casa, hasta el último mueble. No podré llevarme ni una mesa". Y se echó a temblar, muy triste.

"Guardó silencio un rato mientras paseábamos por un naranjal y dijo: "He sido un fracasado durante toda mi vida". Intenté animarlo. "Eres el escritor vivo más famoso. Eso significará algo, ¿no?", pregunté. "Ojalá jamás hubiera escrito una sola palabra, —contestó—. ¿De qué me ha servido? Mi vida ha sido un fracaso, y ahora es demasiado tarde para cambiar. Demasiado tarde." Y se le llenaron los ojos de lágrimas".

¿De qué puede servirte el éxito? Ese hombre, Somerset Maugham, vivió en vano. Tuvo una larga vida —noventa y un años—, y podría haber sido un hombre muy feliz, satisfecho, pero sólo si el éxito pudiera proporcionarlo, si pudieran proporcionarlo las riquezas, una gran casa y los criados.

En última instancia, el nombre y la fama carecen de importancia; lo único que cuenta a la hora de la verdad es cómo hayas vivido cada momento de tu vida. ¿Con alegría? ¿Como una fiesta? ¿Has sido feliz con las pequeñas cosas? Al darte un baño, tomar té, barrer el suelo, pasear por el jardín, plantar árboles, hablar con un amigo o mientras estabas sentado en silencio con la persona amada o mirando la luna o simplemente escuchando el canto de los pájaros, ¿eras feliz en esos momentos? ¿Fue cada uno de ellos un momento de transformación de felicidad luminosa? ¿Irradiaba alegría? Eso es lo que importa".

Osho, El libro del ego

http://osho-maestro.blogspot.com/

26 jul. 2009

Se destruyen más personas en nombre del amor que en nombre de la guerra

"No estoy en contra del amor, estoy completamente a favor de él, pero para dirigirse a una relación amorosa uno debería tener cierta madurez, cierta integración. Cuando eso ocurre, el amor es realmente maravilloso y te ayuda a crecer, de lo contrario se vuelve algo castrante y te destruye completamente.

El amor está destruyendo a millones de personas. Se destruyen más personas en nombre del amor que en nombre de la guerra. Nunca somos conscientes de ello, porque en los periódicos nunca se habla de eso, pero en nombre del amor hay mucha fealdad, muchos celos, mucha ira y lucha continua. En comparación, la guerra no es nada, una menudencia.

Pero es inevitable que sea así, porque las personas que se dirigen al amor todavía no se lo merecen. Antes de entrar en el santuario del amor tienes que merecerlo. Sólo serás merecedor suyo si tu llama está estabilizada y se ha vuelto silenciosa.

Lo que quiero decir con esto es que una vez que eres capaz de estar completamente solo y no tienes necesidad de dirigirte al amor, el amor es maravilloso. Cuando no hay necesidad, no hay obsesión, entonces no hay dependencia; por lo tanto, cuando te dirijas al amor, será un compartir. Quieres compartir porque tienes mucho, y quiere compartirlo con alguien con quien te sientes en sintonía.

Pero si te diriges al amor para buscar la felicidad, te equivocas; en ese caso lo único que te dará será infelicidad. Si te diriges al amor para compartir la felicidad, el amor será realmente maravilloso, la mejor experiencia que existe. ¿Puedes ver la diferencia? Si vas a buscar felicidad, sólo encontrarás infelicidad, porque ya eras infeliz. El hombre infeliz que se dirija al amor se dirigirá a una infelicidad aún mayor; y la otra persona se encuentra también en la misma situación. La otra persona también está buscando a alguien porque está buscando la felicidad. Ambos son infelices, y al buscar la felicidad se encuentran. ¡Qué absurdo! La infelicidad no sólo se duplicará, sino que se multiplicará.

Así que primero sé feliz y dichoso y después dirígete al amor. El amor depende de la dicha. La dicha no es una consecuencia del amor, al contrario, el amor es una consecuencia de la dicha".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 jul. 2009

Un problema resuelto por otro no te hará más maduro

"El psicoanálisis sólo te ayuda a readaptarte. No es una transformación: eso por un lado. Y por otro, con el psicoanálisis te haces dependiente.

Necesitas un experto, y ese experto lo hará todo. Te llevará tres, cuatro o incluso cinco años si el problema es muy profundo, y te harás dependiente; no crecerás. Por el contrario, serás cada día más dependiente. Necesitarás al psicoanalista todos los días, o dos o tres veces a la semana. Si no lo ves un día, te sientes perdido. Si dejas el psicoanálisis, te sientes perdido. Llega a ser como un estupefaciente, como el alcohol.

Empiezas a depender de alguien, alguien que es experto. Puedes contarle tu problema y él lo resolverá. Hablará contigo y sacará las raíces inconscientes; pero lo hará él, mientras que el problema lo resolverá otro.

Has de recordar que un problema resuelto por otro no te hará más maduro. Un problema resuelto por otro puede hacer más maduro a quien lo resuelve, pero no te hará más maduro a ti. Incluso puedes hacerte más inmaduro, y siempre que surja un problema necesitarás el consejo de un experto, el consejo de un profesional. Y yo no creo que ni siquiera los psicoanalistas maduren mediante tus problemas, porque ellos acuden a otros psicoanalistas para psicoanalizarse. También ellos tienen problemas. Resuelven tus problemas pero no pueden resolver los suyos".

Osho, El libro del ego
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 jul. 2009

Sólo puedes dar a los demás aquello que tienes

"Me gustaría que fueras feliz, dichoso y alegre. Me gustaría que te enamoraras locamente de la vida, porque esa es la única manera de conocer lo que Dios es. Cuando te sumerges en el amor y la vida, quiere decir que lo has encontrado. Cuando eres muy serio y estás constantemente buscándolo, podrás seguir buscándolo, pero nunca lo encontrarás, porque no eres la persona adecuada. Él no querrá conocerte. Tu compañía será demasiado seria.

Dios siempre ha estado evitando a los santos, y ha hecho bien en evitarlos. Así que, ¡no seas un santo!. Aunque seas un pecador, no pasa nada. Pero sé feliz, porque un hombre feliz no puede pecar. Poco a poco, la felicidad transforma. Puede que seas un santo, pero si eres infeliz estás cometiendo el mayor pecado que se puede cometer: el pecado de ser infeliz. La persona que es infeliz tiende a hacer a los demás infelices. Sólo puedes dar a los demás aquello que tienes".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 jul. 2009

Una persona realmente madura no carga sus responsabilidades a nadie

"Una persona realmente madura
no carga sus responsabilidades a nadie;
se hace responsable de su propio ser".

Osho, El libro del ego
http://osho-maestro.blogspot.com/

La persona libre es dueña de sí misma

"Sólo la persona de no-mente es libre, independiente. No es ni alemana, ni india, ni inglesa, ni estadounidense... es sencillamente libre. Estadounidense, indio, alemán... no son sino nombres de las prisiones, no de los cielos de libertad. No son los cielos para volar, sino las prisiones en las que vivir.

Nadie es dueño de la persona libre; la persona libre es dueña de sí misma. La persona libre es sencillamente una energía sin nombre, forma, raza ni nacionalidad. Ya ha pasado la época de las naciones y las razas y se aproximan los tiempos del individuo.

En un mundo mejor no habrá ni alemanes, ni indios, ni hindúes ni cristianos... habrá individuos puros, absolutamente libres, que vivirán la vida a su aire, sin molestar a los demás y sin permitir que los demás los molesten".


Osho, El libro del ego
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 jul. 2009

La vida cambia a cada momento, y el hombre realmente consciente responderá a cada momento: ¡a la situación!

"La vida cambia a cada momento, y el hombre realmente consciente responderá a cada momento: ¡a la situación! No llevará prejucios a cuestas, no llevará ningún pasado en su cabeza. Será un espejo puro que refleje la situación en la que esté, y actuará de acuerdo a la situación, será responsable. Ese es el significado de la palabra "responsable". Para mí, una persona responsable es una persona moral. Pero las mal llamadas personas morales no son personas responsables.

La responsabilidad es más fundamental que la moralidad. Y cuando digo "responsabilidad" me refiero a la habilidad de responder al momento presente; no siguiendo fórmulas preestablecidas, sino de acuerdo con la situación. Responder al momento es liberador y, además, siempre es bueno, adecuado".

Osho, Geometría de la conciencia. Enseñanzas místicas de Pitágoras
http://osho-maestro.blogspot.com/

20 jul. 2009

Hay que vivir cada momento de una forma tan total que acabes con él. Ya sea el amor, la muerte o lo que sea, pero vívelo totalmente

Osho habla con una buscadora que acaba de recibir la noticia de que su padre ha muerto...

"La muerte nunca debería ser una razón para estar triste. Si uno ha vivido y ha vivido bien, ha amado y ha amado bien, no hay razón para estar triste. La muerte puede ser tan bella como la vida...

Cuando muera alguien, no llores ni te apenes por esa persona, llora y apénate por ti misma. Cada muerte te recuerda tu propia muerte. Y en cada muerte muere una parte de ti -especialmente en la muerte de tu padre, de tu madre, de tu mujer, de tu marido o de un amigo-, de alguien con quien hayas tenido una relación estrecha...

Cuando desaparecen, desaparece algo tuyo, queda un vacío. Hay que vivir ese vacío. De modo que si tienes ganas de gritar, grita; si tienes ganas de llorar, llora. No lo reprimas ni lo evites en absoluto. No lo racionalices, porque siempre racionalizamos. Si lo racionalizas y evitas la realidad, te quedará una especie de herida. Así que grita y llora y deja que las lágrimas inunden tu rostro. Y si quieres, habla con tu padre, dile todo lo que siempre quisiste decirle y no pudiste. Sé una niña pequeña y deja que la emoción se apodere de ti.

Este es uno de los problemas para la mente moderna. Lo racionalizamos todo y, al racionalizarlo, reprimimos cosas. Y eso puede ser muy peligroso porque envenena todo el sistema...

Cierra los ojos y deja que la muerte ocurra... Si no eres capaz de vivirlo ahora, más tarde se convertirá en un problema, estará siempre ahí. Así es como seguimos acumulando experiencias sin vivir.

Hay que vivir cada momento de una forma tan total que acabes con él. Ya sea el amor, la muerte o lo que sea, pero vívelo totalmente. Y no seas sabia, no dejes que la cabeza opine; por el contrario, escucha al corazón.

Esta noche, acurrucada en la cama, grita y llora y no dejes que la cabeza interfiera. Y por la mañana estarás fresca. Habrás aprendido algo de la muerte. La muerte de tu padre o de tu madre es un momento precioso. Es un momento sagrado a través del cual te puedes enriquecer. Puedes lograr muchas cosas a través de él, se puede convertir en una percepción profunda. Así
que no lo desperdicies, ¿eh? Inténtalo esta noche. ¡Además, yo te voy a ayudar! Bien".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 jul. 2009

El amor puede convertir tu vida en una auténtica celebración

"El amor puede convertir tu vida
en una auténtica celebración,
pero únicamente el amor;
no el deseo,
no el ego,
no el deseo de posesión,
no los celos,
no la dependencia".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 jul. 2009

Trabaja tan intensamente que puedas descansar. Descansa tan profundamente que seas capaz de trabajar, de ser más creativo

"La vida debería ser a la vez compleja y simple. Uno debe buscar continuamente esa armonía, de lo contrario la vida se convierte en una nota, una única nota. Puedes seguir repitiéndola, pero de ella no saldrá ninguna armonía.

Así que cada vez que sientas que algo se está volviendo problemático, cambia inmediatamente, antes de que dejes de ser consciente. Nunca construyas tu casa en ningún lado, ni en las relaciones ni en la soledad. Sigue fluyendo y sin hogar, y no residas en ninguna polaridad. Disfrútalas, deléitate en ellas, pero cuando termine una, pasa a la otra, conviértelo en algo cíclico.

Trabajas durante el día, por la noche descansas, de ese modo estás preparado para trabajar al día siguiente, has recuperado energía. Piensa en un hombre que esté trabajando día y noche, o que esté durmiendo día y noche, ¿qué vida es esa? La primera será una locura, la segunda un coma. Existe un punto de equilibrio entre las dos, una armonía. Trabaja tan intensamente que puedas descansar. Descansa tan profundamente que seas capaz de trabajar, de ser más creativo".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

15 jul. 2009

Si deseas amar a una persona, ámala aquí y ahora

"La seguridad jamás satisface, y en la inseguridad hay miedo, miedo a perder la relación, pero eso forma parte del estar vivo. Todo puede perderse, no hay nada cierto y por eso todo es tan hermoso. Y por eso no puedes retrasar nada ni un solo momento: si deseas amar a una persona, ámala aquí y ahora. Ámala, porque nadie sabe qué pasará dentro de un momento. Dentro de un momento quizá no exista ninguna posibilidad para el amor, y te arrepentirás el resto de tu vida. Podrías haber amado, podrías haber vivido. Entonces te arrepentirás, sentirás remordimientos y una profunda culpa, como si te hubieras suicidado.

La vida es incierta, y nadie puede cambiar esto. No hay forma de que sea de otra manera. Y es bueno que nadie pueda hacerla segura, porque entonces estaría muerta. La vida es frágil, delicada y se interna continuamente en lo desconocido: ahí reside su belleza. Hay que ser valiente, aventurero, apostar para moverse con la vida. De modo que apuesta. Vive este momento y vívelo plenamente. Dentro de un momento, ya se verá. Estarás allí para abordarlo -como estuviste en el pasado y lo estarás en el futuro- y serás más capaz porque tendrás más experiencia.

Por tanto, no se trata de si el otro estará allí en el momento siguiente, sino que, si está disponible para ti en este momento, ámalo. No desperdicies este momento pensando en el futuro y preocupándote por él, porque es una actitud suicida. No dediques ni un solo pensamiento al futuro, porque no se puede hacer nada al respecto y es una completa pérdida de energía. Ama a esta persona y que ella te ame.

Así lo veo yo: si vives el momento plenamente, existen todas las posibilidades de que al momento siguiente la persona siga estando disponible. Y digo que es posible: no puedo prometer nada. Pero hay más posibilidades, porque el momento siguiente procederá del momento presente. Si has amado a esa persona y se siente feliz y la relación ha sido una experiencia hermosa, un éxtasis, ¿por qué iba a dejarte?.

Si no dejas de preocuparte, la está obligando a dejarte. Y si has desperdiciado este momento, el momento siguiente surgirá de ese desperdicio: estará podrido. Así es como puedes predecirte: siempre se cumplen tus profecías. Al momento siguiente dice: "Ya decía yo desde el principio que esta relación no duraría. Ahora que demostrado". Entonces te sientes bien, en cierto modo; piensas que has sido listo y previsor. En realidad has sido estúpido, porque no es que hubieras predicho nada. Has forzado el acontecimiento porque has desperdiciado el tiempo y la oportunidad que se te había concedido. De modo que ama a la persona y olvídate del futuro. Déjate de tonterías y no pienses en el futuro. Si puedes amar, ama. Si no puedes, olvida a esa persona, busca a otra, pero no pierdas el tiempo...

Si haces feliz a una persona, ¿por qué habría de dejarte? Pero si la haces desdichada, ¿por qué no habría de dejarte? Si la haces desdichada, ¡yo la ayudaría a que te dejara! Pero si la haces feliz, nadie puede ayudarla a dejarte, porque no tendría sentido: lucharía contra el mundo entero por ti.

Así que sé más feliz. Emplea el tiempo de que dispones sin pensar en el futuro; el presente es suficiente. Desde este mismo momento, intenta vivir este momento. Emplea este momento en no preocuparte, sino en vivir. Las pequeñas cosas pueden ser muy hermosas. Querer un poco, compartir un poco: eso es la vida".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en el otro
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 jul. 2009

Cambia el patrón de respiración y la mente cambiará inmediatamente... Inténtalo.

Mi mente no hace más que juzgar todo el tiempo, a los demás, o cosas insignificantes.

"Sólo tienes que hacer una cosa: cuando sientas que vas a empezar a juzgar, cambia el modo de respiración e inmediatamente notarás un cambio y verás que el juicio ha desaparecido.

Cada vez que quieras cambiar un patrón de la mente que se haya convertido en un hábito arraigado, lo mejor es la respiración. Todos los hábitos de la mente están asociados con los patrones de la respiración. Cambia el patrón de respiración y la mente cambiará inmediatamente, instantáneamente. Inténtalo.

Cada vez que veas que vas a empezar a juzgar y que estás volviendo a tu vieja costumbre, inmediatamente exhala, como si con la exhalación estuvieras arrojando el juicio. Exhala profundamente empujando el estómago hacia adentro y, a medida que expulsas el aire, siente, visualiza, que estás expulsando todo el juicio.

Después, inhala aire fresco profundamente, dos o tres veces, y observa lo que ocurre. Sentirás una total frescura, el viejo hábito no habrá sido capaz de apoderarse de la situación".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 jul. 2009

Lo importante es si vas a vivir tu vida o vas a imitar a los demás y su idea de vida

"¿Por qué deberías esperar que los demás aprobaran tu comportamiento? Estás perfectamente bien tal como estás, no necesitas la aprobación de nadie. Si vives pensando en la aprobación, vives una vida falsa. No vives nunca tu vida, sólo vives la vida que los demás vayan a aprobar. Entonces la vida se vuelve falsa, pseudo, y tú te vuelves infeliz, falso. Te sientes frustrado, sientes que la vida no tiene sentido. La vida sólo puede tener sentido si es real, y una vida real significa que no estás preocupado por lo que digan los demás. Simplemente haces lo que puedes hacer, no lo que ellos esperan o van a aprobar.

Olvídate de los demás, haz como si estuvieras solo. Mézclate con la multitud, pero no te conviertas en parte de ella. ¿Qué les importa a ellos lo que tú hagas? Son neuróticos, y el hecho de que tú te preocupes por ellos es otra neurosis, una neurosis reflejada. La persona sana no se preocupa por los demás, no los juzga. Si quieren ser creativos, perfecto. Si quieren ser locos, también, perfecto. Es su vida, y ellos son los responsables de ella. Así que el hombre sano nunca juzga a nadie y nunca pide a nadie su opinión....

Cualquier persona te puede hacer dudar si eres bueno o maravilloso. Eso no es el verdadero ser, es uno falso que has ido acumulando de la opinión de los demás.

El sentido de los sannyas es abandonarlo, ser independiente -bueno, malo o lo que sea-, pero ser independiente, vivir una auténtica vida desde tu propia fuente. Pronto descubrirás quién eres, y una vez que lo descubras, poco a poco te olvidarás de lo que dicen los demás. Simplemente demuestra que te elogian o te critican porque viven en el mismo mundo de elogio y de crítica.

Sin embargo, el hecho de que te critiquen o te sigan no es lo importante. Lo importante es si vas a vivir tu vida o vas a imitar a los demás y su idea de vida. Es muy sencillo, no tienes que hacer nada, sólo tienes que entenderlo. Inténtalo, desde este mismo instante. ¡Bien!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Habría que escuchar al cuerpo, debería ser el maestro

"Si escuchas al cuerpo,
nunca llegará a ningún extremo,
el cuerpo es siempre fiel a la realidad.

Cuando tienes el estómago lleno después de comer
y ya no tienes apetito,
el cuerpo dice: "¡Para!".
La mente dice:
"Por un poquito más de helado no pasa nada".

Cuando escuchas al cuerpo,
todo se estabiliza.
Habría que escuchar al cuerpo,
debería ser el maestro".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 jul. 2009

¿Te has fijado en cómo mantiene el equilibrio un equilibrista?

"Yo estoy a favor de que la gente vuelva una y otra vez a lo viejo, porque eso les dará un punto de referencia para juzgar.

En el pasado, a Oriente le ocurrió una tragedia. La gente empezó a tener tanto miedo del mundo que comenzaron a huir. Se fueron a los Himalayas, a los monasterios, y al vivir en esa atmósfera tan pacífica, empezaron a sentirse un poco silenciosos, felices, despreocupados. Entonces les dio miedo volver al mundo, a lo viejo. Este miedo es malo, porque demuestra que no habían logrado nada realmente. Quizá a causa de los Himalayas, del silencio, de la paz y la belleza natural, la increíble cualidad de eternidad de los Himalayas, cayeron en la ilusión de que habían logrado algo. Eso es una gloria reflejada, sólo están reflejando la gloria de los Himalayas.

Para mí este es un entrenamiento básico: hay que enviarlos una y otra vez al zoco, al mercado, para poner a prueba lo que han logrado. Si una vez en el mercado, permanece, quiere decir que es tuyo. Si por el mero hecho de ir al mercado se pierde, quiere decir que era de los Himalayas, no tuyo.

Durante muchos siglos la gente tuvo tanto miedo, que en Oriente la religión se apartó completamente de la vida. La vida se convirtió en una cosa del mercado, la religión en una cosa del monasterio, y sus fronteras se volvieron infranqueables, ambas quedaron separadas. Un mercado que no tiene meditación se volverá completamente feo. Estará vivo, pero será feo. Un monje que no sea lo suficientemente valiente para ir al mercado será silencioso, pero muerto. Así que los monasterios se volvieron lugares muertos y el mercado permaneció vivo, muy vivo, vivo y lleno de locura.

Esto es lo que ocurrió en Oriente y también puede ocurrir en Occidente, porque ahora Occidente se está moviendo en la misma dirección, ha llegado la misma búsqueda espiritual. Antes de de ocurra esa tragedia me gustaría trabajar en una dimensión totalmente diferente, de modo que la vida, la vida ordinaria, nunca esté dividida ni separada de la vida religiosa.

¿Te has fijado en cómo mantiene el equilibrio un equilibrista? En eso consiste la verdadera meditación. En cuanto siente que se está inclinando demasiado hacia la izquierda, se inclina a la derecha para recuperar el equilibrio. Cuando ha recuperado el equilibrio de nuevo, se da cuenta que se ha inclinado demasiado hacia la derecha e inmediatamente se inclina hacia la izquierda para recuperar el equilibrio. Y esa es la manera, al moverse entre la izquierda y la derecha permanece justo entre las dos.

Observa al equilibrista, en eso consiste la vida de un sannyasin. Uno debería estar siempre inclinándose a ambos lados y recuperar el equilibrio siempre".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Para estar realmente vivo hay que ser un bailarín

"Las personas que no saben bailar
están ya medio paralizadas.
La parálisis es ausencia de movimiento
y la danza es puro movimiento.
Para estar realmente vivo
hay que ser un bailarín".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 jul. 2009

El mañana no existe para el amor real

"Si es amor real,
no se piensa en el futuro,
no existe ningún problema con el futuro.
El mañana no existe para el amor real,
no existe el tiempo para el amor real.

Si amas a una persona,
la amas sin más.
¿A quién le importa lo que ocurra mañana?
El día de hoy es mucho,
este momento es la eternidad.
El amor real pertenece al presente".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en el otro
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 jul. 2009

La persona creativa es siempre un amateur

"La persona creativa tiene que superar el miedo a equivocarse, a que se rían de él, a la opinión pública. El que quiera ser creativo tiene que ser lo suficientemente valiente para ser un loco porque, al principio, todo atrevimiento es una locura, y al principio la gente se va a reír de cualquier cosa que hagas, después, poco a poco llegará el reconocimiento. Cuando la gente empieza a aplaudir, la persona creativa ya no está interesada, porque la gente aplaude cuando ve algo que reconoce, así que significa que ya es viejo, que ya está repetido.

Ahora tiene que empezar de nuevo, y siempre tiene que empezar por el ABC. Por eso, la persona creativa sigue siendo siempre un niño, fresca. La persona creativa es siempre un amateur, quiero decir, eternamente. En el momento en que siente que se ha vuelto un experto, se vuelve alerta y tiene que cambiar.

El experto es alguien que ya está muerto, cuyo ser tiene un modo fijo. Es un personaje, un patrón, y es predecible. Si eres creativo, siempre estás fluyendo, no tienes modo, ni patrón fijo, no tienes personaje.

El hombre más rico no tiene una personalidad fija. Es fluído, no hace más que moverse en dimensiones diferentes. Busca e indaga por todas las direcciones, es siempre un niño con mirada de asombro, siempre está asombrado, anda siempre buscando y corriendo tras las mariposas y recogiendo piedrecitas. Nunca tiene la sensación de que ha llegado, nunca. Toda su vida consiste en llegar y partir, pero nunca llega a un punto en el que diga que ahora ha llegado, los que dicen que han llegado están muertos, son cadáveres, van cargando con sus tumbas".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Si una persona puede estar loca cada día durante media hora, las otras ventitrés estará totalmente cuerda

"El mundo entero está loco porque a nadie se le permite estar loco. Se debería establecer que todo el mundo tuviera un cierto espacio reservado en el que pudiera estar loco, en el que no tuviera que preocuparse por nadie más. Si una persona puede estar loca cada día durante media hora, las otras ventitrés estará totalmente cuerda.

La locura también es una parte de la humanidad, en un equilibrio profundo. Cuando te vuelves demasiado serio, necesitas reírte un poco para volver a la realidad. Cuando te vuelves demasiado tenso, necesitas algo que te ayude a relajarte. De hecho hay muchas formas socialmente aceptadas en la que permitimos que la gente esté loca.

Por ejemplo, en los partidos de fútbol o de baloncesto los espectadores se vuelven prácticamente locos. Pero eso se acepta, y ellos se sienten muy relajados. Incluso los que lo ven por televisión se vuelven locos, saltan y se ponen muy nerviosos. Pero eso es algo aceptado".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 jul. 2009

Reverencia hacia la vida

"Yo no tengo ninguna filosofía de no-violencia, pero sí un modo de vida que puedes llamar “reverencia hacia la vida”. Lo cual es una perspectiva totalmente distinta.

La no-violencia sencillamente dice no matar a otros. ¿Crees que eso es suficiente? Sólo es una enunciación negativa: no matar a otros, no dañar a otros. ¿Es eso suficiente?

La reverencia hacia la vida dice compartir, ofrece tu alegría, tu amor, tu paz, tu dicha.

Lo que quiera que puedas compartir, compártelo.

Si eres reverente hacia la vida, se convierte en un culto.


Entonces sientes que Dios está vivo en todas partes.

Observar un árbol se convierte en culto. Dar de comer a un invitado se vuelve un culto.

Y no estás complaciendo a nadie, no estás haciendo un servicio; simplemente estás disfrutando".

Osho, Consciencia femenina. Experiencia femenina
http://osho-maestro.blogspot.com/

Ahora, aquí

"Para Dios
sólo hay un tiempo,
ahora;
y sólo un sitio,
aquí"

Osho, La experiencia tántrica
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 jul. 2009

No te imaginas lo útil que puede ser una almohada

"... cuando te enfades, no hace falta que estés enfadada con alguien, simplemente enfádate. Deja que sea una meditación. Cierra la habitación, siéntate sola y deja que te salga todo el enfado. Si te dan ganas de pegar a alguien, pega a la almohada...

Entonces haz todo lo que te apetezca hacer, la almohada no te va a decir nada. Si quieres matar a la almohada, coge un cuchillo y mátala. Eso ayuda, ayuda muchísimo. No te imaginas lo útil que puede ser una almohada. Golpéala, golpéala, tírala. Si estás en contra de alguien en concreto, escribe su nombre en la almohada, y pega ahí su foto.

Te sentirás ridícula, tonta, pero la ira es ridícula, no la puedes evitar. Así que disfrútala como un fenómeno energético. Es un fenómeno energético. Si no haces daño a nadie, no tiene nada de malo...

Cuando intentes hacer esto, verás que desaparece poco a poco la idea de hacer daño a nadie. Conviértelo en una práctica diaria, veinte minutos cada mañana.

Después, durante el resto del día, fíjate. Estarás más tranquila, porque habrás expulsado la energía que proviene de la ira, expulsas del sistema la energía que se vuelve venenosa. Haz esto durante dos semanas, te sorprenderá ver que, independientemente de la situación, no surge la ira. Sólo inténtalo".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 jul. 2009

El hombre está tan mutilado que es un auténtico milagro que siga existiendo

Ahora me siento más abierto, y mis emociones pasan de un extremo a otro muy a menudo; a veces, incluso en un mismo día.

"Da rienda suelta a tus emociones, porque llevas toda la vida reprimiéndolas. Así que deja que broten y pronto desaparecerán los extremos. Es como si alguien hubiera estado ayunando durante unos días y tú lo invitaras a un festín. No dejaría de comer y comería en exceso, hasta el punto de empezar a vomitar. Pero no puede seguir así siempre. Si se le permite comer, pronto las cosas volverán a su lugar.

Toda la humanidad vive hambrienta, hambrienta de mil cosas. No se ha permitido el amor, no se ha permitido el sexo, no se ha permitido el enfado, no se ha permitido la risa, ni se ha permitido el llanto. El hombre está tan mutilado que es un auténtico milagro que siga existiendo. ¿Por qué no está todo el mundo loco? Es una buena pregunta. ¡La cuestión no es por qué algunas personas están locas, sino por qué no está todo el mundo loco!

La situación es tal que cuando te ríes por primera vez después de muchos años, o incluso después de muchas vidas, la risa llega a su extremo. Como se la ha reprimido durante tanto tiempo, explota. Cuando empiezas a gritar y a llorar, no hay forma de parar, parece que nunca fueras a acabar. Pero deja que ocurra, y pronto todo se estabilizará, porque el camino de la naturaleza no es ser extremo.

El camino de la naturaleza es justo el del medio, la medida áurea... De modo que, durante unos días..., deja paso a todo lo que ocurra y concéntrate en ello. Y no trates de pensar en ideales. Por ejemplo, si estás triste y lloras y las lágrimas surcan tus mejillas, no pienses qué es lo que va a pensar la gente. Llevan diciéndote desde pequeño que no seas mariquita, que seas un hombre, que eso está bien en las chicas, pero no en los chicos. Sé duro, sé fuerte.

De modo que uno se vuelve duro y pierde su corazón tierno. Pierde la capacidad de llorar, que es algo realmente bello. Los ojos que son incapaces de llorar desconocen la poesía, y el corazón que es incapaz de llorar desconoce el misterio. Además si no puedes llorar, no podrás reír, las dos cosas van juntas, son las dos caras de una misma moneda. Así que si reprimes el sollozo y el llanto, reprimirás la risa...

Tú no estás en este mundo para cumplir las expectativas de nadie. La sola y única responsabilidad que tienes es llegar a ser tú mismo, convertirte en quien eres. Y eso sólo será posible si desarrollas todas las potencialidades que hay en tu interior, sin reprimirlas, abiertas, flotando".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 jul. 2009

Tú tienes todas las oportunidades para llegar a ser un Buda

"Este universo es tu hogar. Procedes de este universo y regresas de vuelta a él. La plegaria carece de sentido. Únicamente la gratitud…, ni siquiera tienes que emplear la palabra, simplemente el sentimiento de gratitud.

Pero el sentimiento de gratitud solamente surgirá cuando hayas experimentado los misterios, el esplendor, el jardín completo de flores que te es dado. Y tú no lo has pedido; de ningún modo lo mereces, no te lo has ganado. Es un puro regalo de la abundancia de la existencia en sí.

La existencia es abundante, tan cargada de esplendor que quiere compartirlo.

No puede compartirlo a menos que estés centrado en tu ser. Solamente puede compartir sus secretos con un Buda. Y tú tienes todas las oportunidades para llegar a ser un Buda".

Osho, Consciencia femenina. Experiencia femenina
http://osho-maestro.blogspot.com/

El pasado se convierte en una barrera que te encierra, te atrapa dentro de algo que ya no existe

"Si sigues arrastrando imágenes del pasado, nunca podrás ver lo nuevo. Tus ojos estarán tapados por tus experiencias, tus expectativas, y esos ojos no podrán ver aquello que te confronta.

Así es como vamos perdiéndonos la vida: el pasado se convierte en una barrera que te encierra, te atrapa dentro de algo que ya no existe. Te quedas encapsulado en lo muerto. Y cuanta más experiencia acumules, cuanto más vayas creciendo, más y más grueso será el caparazón de la experiencia muerta que te rodea. Estarás cada vez más cerrado. Paulatinamente todas las puertas y ventanas se cierran. Entonces existes, pero existes alineado, desarraigado. En tal caso no estás en comunión con la vida. No estás en comunión con los árboles, las estrellas y las montañas. No puedes estar en comunión porque la gran Muralla China de tu pasado te rodea.

Cuando digo que te vuelvas receptivo, me refiero a que vuelvas a ser un niño otra vez.

Osho, Consciencia femenina. Experiencia femenina
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 jul. 2009

La única forma de liberarse de cualquier temor es meterse de lleno en lo que causa el temor

"La única forma de liberarse de cualquier temor es meterse de lleno en lo que causa el temor. Si alguien viene a mí y me dice: "Tengo miedo a la oscuridad", siempre le sugiero lo siguiente: La única forma es internarse en la noche oscura, sentarse a solas bajo un árbol, fuera de la ciudad. ¡Tiembla! ¡Transpira, ponte nervioso, pero quédate allí sentado! ¿Durante cuánto tiempo puedes temblar? Poco a poco, las cosas se arreglarán. El corazón empezará a latir normalmente... y de repente te darás cuenta de que la oscuridad no es tan amenazadora. Y poco a poco tomarás conciencia de la belleza de la oscuridad, que sólo la oscuridad puede contener: la profundidad, el silencio, el tacto aterciopelado, la calma, la música de la noche oscura, los insectos, la armonía. Y lentamente, a medida que desaparece el miedo, te sorprenderás al comprobar que la oscuridad no es tan oscura, que posee una luminosidad propia... La luz no puede ser tan misteriosa como la oscuridad. La luz es prosaica; la oscuridad poética. La luz está desnuda, y entonces, ¿cuánto tiempo puede interesarte? Pero la oscuridad está velada, suscita gran interés, gran curiosidad, y deseas desvelarla.

Si te da miedo la oscuridad, intérnate en la oscuridad. Si te da miedo el amor, intérnate en el amor. Si te da miedo estar solo, ve al Himalaya y quédate solo. Esa es la única forma de superarlo. Y a veces, si eres capaz de hacer algo deliberadamente, se ensanchará tu conciencia...

Hay que eliminar el miedo, porque el miedo es un proceso paralizante.

Y la única forma de eliminarlo es meterse en ello. La experiencia libera".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en el otro
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 jul. 2009

Los verdaderos momentos de amor no se expresan

"De hecho,
los verdaderos momentos de amor
no se expresan.
Cuando realmente estás enamorado,
esa misma sensación
crea a tu alrededor
una especie de aura
que dice todo aquello que tú no puedes decir,
que nunca se puede decir".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos
http://osho-maestro.blogspot.com/

Si tu llama de la vida no está ardiendo, ¿cómo puedes encen­der las llamas apagadas de los demás?

"Un ciego no puede ayudar a otro ciego. Los que están dando tumbos en la oscuridad no pueden ayudar a los demás a en­contrar la luz...

Si tu llama de la vida no está ardiendo, ¿cómo puedes encen­der las llamas apagadas de los demás? Tienes que estar ardiendo para lograr que los demás ardan. Tienes que ser rebelde para ex­tender la rebelión a tu alrededor. Si estás ardiendo, si estás en lla­mas, puedes originar un gran fuego que se extienda más allá de tu vista. Pero antes tienes que estar en llamas.

El ciego que guía a otro ciego... el místico Kabir dice que am­bos caen en el pozo...

Para llevar a un ciego al médico tienes que tener ojos, no hay otra posibilidad. Sólo puedes compartir con los demás lo que tie­nes. Si eres infeliz, compartirás tu infelicidad. Y cuando dos infe­lices se juntan, no sólo se dobla la infelicidad, sino que se multi­plica. Lo mismo ocurre con tu dicha, con tu rebelión y con todas las expe­riencias.

Antes tendrás que ser el modelo de lo que quieres que sea el mundo. De­berás pasar la prueba de fuego para de­mostrar tu filosofía de la vida con tu ejemplo. No basta con discutir sobre ello. El razonamiento y la discusión no sirven para nada, sólo tu experien­cia puede dar a los demás una prueba del amor, la meditación, el silencio y la religiosidad.

No intentes ayudar a nadie sin an­tes experimentarlo tú mismo, porque sólo los confundirás aún más. Ya están confundidos. El bagaje de los siglos ha confundido a todo el mundo. Y sería muy ama­ble por tu parte no ayudar, porque puede ser arriesgado; tu ayu­da podría poner a la otra persona en un serio peligro.

Antes debes haber hecho el camino y saber perfectamente adónde conduce, sólo entonces podrás cogerlos de la mano y en­señarles el camino".

Osho, Compasión. El florecimiento supremo del amor
http://osho-maestro.blogspot.com/