30 sept. 2009

La religión que permite celebrar al máximo es la religión verdadera

"Quien ha vivido plenamente, hasta el máximo, no le teme a la muerte. Sólo después de vivir a plena capacidad, desaparece el miedo a la muerte, nunca antes. Si renuncias a vivir, si no amas, si no comes, si no disfrutas y danzas, y si simplemente renuncias y te condenas diciendo: "Todo esto es materialismo. Estoy en contra de todo esto". ¿Quién es el "yo" que está en contra de todo eso? Es el ego.

No hay mayores egoístas que quienes se califican a sí mismos de espirituales. Condenan constantemente a los materialistas: "desperdician su vida. Su religión es comer, beber y andar de fiesta. Son una carga para el planeta. Su lugar está en el infierno". ¿Quién condena? ¿Qué tiene de malo "comer, beber y andar de fiesta"? ¿Qué tiene de malo? Esa es la primera parte de la vida y así debe ser. Debes comer, beber y celebrar. Sólo así habrás disfrutado al máximo y estarás listo para partir sin lamentarte. Viviste tu día y llega la noche. Y cuando el día ha sido hermoso, cuando has hecho todo lo que el momento exigía, entonces, el resto, el regreso a la tierra es hermoso.

... La religión que permite celebrar al máximo es la religión verdadera. Y la belleza de todo está en que cuando se vive la vida con plenitud, la renunciación viene automáticamente. Sucede -esa es la naturaleza. Si comes bien, sentirás saciedad. Si bebes bien, desaparecerá la sed. Si has vivido bien, el apego a la vida desaparecerá. Así debe ser. Es la ley, el logos".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito

http://osho-maestro.blogspot.com/

29 sept. 2009

¿Por qué hay tanta frustración en el mundo?

"¿Por qué hay tanta frustración en el mundo?
Porque todo el mundo
tiene la expectativa de la permanencia.
Pero la permanencia
no forma parte de la naturaleza de las cosas.
No puede hacerse nada al respecto.
Debes crecer y abandonar la idea de la permanencia.
Debes crecer y convertirte en corriente...

Si estás enamorado,
celebra ese amor mientras esté presente.
No te dediques a hacer arreglos
para que perdure
o de lo contrario perderás el momento
y cuando termines de hacer los arreglos,
la flor habrá muerto.
Cuando estés listo para disfrutar,
el momento habrá pasado y será irrecuperable.
No hay forma de dar marcha atrás.
El río fluye hacia delante
y en cada momento te arroja a una playa diferente".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

28 sept. 2009

El deseo de ser excepcional es una enfermedad

"Observa lo común, permanece atento a lo ordinario -no trates de ser excepcional. Todos deseamos ser excepcionales. Las personas vienen a mí y les digo: "Siéntense en silencio y no se preocupen tanto por la meditación o la oración y con el tiempo llegarán"; entonces replican: "¿Pero siempre sentados...?". Necesitan algo excepcional. Si les digo: "Párense en la cabeza", entonces les parece bien. Por eso, se han multiplicado en el mundo entero los maestros que enseñan a la gente a pararse en la cabeza -lo difícil e incómodo atrae. La gente ensaya posturas ridículas en nombre del yoga. ¡Sencillamente ridículas!. Mientras más ridículas, mejor; mientras más difíciles, más grande es el reto para el ego. Entonces, ¡que las hagan!. Que asuman posturas absurdas, porque así creerán estar haciendo algo extraordinario.

La vida en sí es maravillosa y no hay necesidad de mejorarla.

Si la naturaleza hubiera querido que te pares en la cabeza, habrías sido creado así. Escucha y obedece a la naturaleza y no entres en conflicto con ella; sencillamente, obedece y no tardarás en lograr el silencio interior que viene cuando se es una persona común.

Hace apenas algunos días vino a mi un joven a preguntarme si debía casarse o no...

Le dije: "Sé como el común de la gente. ¿Por qué no casarte?".

Pero no deseaba hacerlo -no casarse es algo excepcional. Casarse es lo ordinario, tener hijos es tan común, tener un hogar es tan ordinario. Dijo: "Pero todos los grandes hombres han permanecido solteros".

Entonces, le dije: "Si deseas ser extraordinario, ve a otra parte. Para mí, el deseo de ser excepcional es una enfermedad. Ven a mí sólo si deseas ser ordinario"...

Luego le dije: "Sencillamente mira en tu interior. Cierra los ojos y dime lo que deseas".

Entonces, respondió: "Claro que me gustaría casarme, pero es algo que parece tan común y corriente: desperdiciar la vida en cosas tan ordinarias". Pero la vida entera está hecha de cosas corrientes. La grandeza no está en las cosas, sino en la calidad que le aportes a la vida, a las cosas corrientes de todos los días".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 sept. 2009

El amor es una flor tan delicada que no puedes forzarla a ser permanente

"El amor del niño necesitará tiempo para crecer; mientras tanto, la sociedad no hace más que condicionar la mente del niño con ideas sobre el amor que son falsas. Cuando llega el momento en el que estás preparado para explorar el mundo del amor, estás tan lleno de tonterías acerca de él que no tienes muchas posibilidades de encontrar el amor auténtico y desechar el falso.

Por ejemplo: siempre y en todas partes se ha dicho a los niños que el amor es eterno; una vez que amas a una persona, la amas para siempre. Si amas a una persona y posteriormente sientes que ya no la amas, significa que nunca la amaste. Pero esta idea es muy peligrosa. Te inculca la creencia de un amor permanente, pero en la vida no hay nada permenente. Las flores florecen por la mañana y por la tarde desaparecen.

La vida es un flujo continuo: todo cambia, se mueve. No hay nada estático, nada es permanente. Te han inculcado la idea de que el amor es permanente, y eso destruirá toda tu vida. Esperarás un amor permanente de una mujer, y la mujer esperará un amor permanente de ti.

El amor se vuelve secundario, la permanencia se convierte en lo principal. Pero el amor es una flor tan delicada que no puedes forzarla a ser permanente. Puedes tener flores de plástico; eso es lo que tiene la gente: matrimonios, familia, niños, parientes, todo es de plástico. El plástico tiene una cualidad muy espiritual: es permanente. El amor auténtico es tan incierto como tu vida. No puedes afirmar que mañana sigas aquí. Ni siquiera puedes afirmar que sobrevivirás al momento siguiente. Tu vida está continuamente cambiando: de la infancia a la juventud, a la madurez, a la ancianidad, a la muerte; está continuamente cambiando.

El amor auténtico también cambiará".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos
http://osho-maestro.blogspot.com/

¿Por qué no puedes comer la cantidad y el tipo apropiado de alimento?

"Comes en exceso, después ayunas y continúas el ayuno. Lo primero es una estupidez, pero también lo segundo es una estupidez. El cuerpo no necesita alimento en exceso, pero tampoco necesita el ayuno. Necesita un término medio; necesita la cantidad correcta de alimento. Primero, comes demasiado, llenas el cuerpo en exceso hasta que se convierte en una carga. Cargar con él se convierte en un peso; no es placentero estar en ese cuerpo. Entonces, te vas al otro extremo y ayunas. Pero eso también es destructivo. ¿Por qué no puedes permanecer en el medio? ¿Por qué no puedes comer la cantidad y el tipo apropiado de alimento? ¿Por qué no logras permanecer en el medio? Si permaneces en el medio, la mente desaparece.

La mente existe en los extremos, porque tiene que pensar constantemente. Cuando abusas de la comida, comienzas a pensar en el ayuno; cuando ayunas, piensas en la comida. Pero cuando estás justo en el medio, en equilibrio, no hay nada en qué pensar. La persona que permanece en el medio no tiene nada en qué pensar. Si siente hambre, come y punto. Si siente sueño, duerme y punto. ¿En qué tendría que pensar?..

Cuando estás en verdadera armonía desarrollas un ritmo. Satisfaces tus necesidades; no eres ni esclavo ni enemigo de tus necesidades. No te abandonas a tus placeres y tampoco eres asceta. Sencillamente, permaneces en el medio. Todo se torna pacífico...

Hay que alcanzar el equilibrio en todo".


Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 sept. 2009

El fuego de la consciencia

"Asegúrate de no hacer nada como autómata dormido. Observa cada uno de tus actos, de tus pensamientos y de tus sentimientos. Observa y actúa. Cada momento es precioso, no lo desperdicies en la inconsciencia. Si te vales de cada momento como una oportunidad para adquirir mayor consciencia, ésta se acrecentará día por día. Súbitamente, un buen día, descubrirás que la luz brilla en tu interior...

De la misma manera que toda semilla encierra el potencial de un árbol, tú puedes llegar a ser Buda, Heráclito o Jesús. Pero debes esforzarte para lograrlo. Los esfuerzos tibios no servirán de nada. Debes alcanzar tu punto de ebullición para que ocurra la evaporación...

Con la llama de la consciencia, hasta las cosas que considerabas malas se enderezarán. El amor parece ser un encierro, una cárcel; con la consciencia, se convierte en libertad. La ira sin consciencia es una fuerza destructiva, una fuerza suicida; lastima, envenena y, con el tiempo, mata. Con consciencia esa misma energía se transforma en compasión...

Es así como los metales innobles se transforman en oro. En la inconsciencia, son como el metal innoble y en la consciencia se convierten en oro, se transforman. Lo único que necesitan es el fuego de la consciencia. No te hace falta nada más, porque ya lo tienes todo. Con el fuego de la consciencia, se produce un nuevo arreglo. Recuerda que no careces de nada; posees todo lo que un buda necesita. Sólo falta una cosa, pero también ella está dormida en tu interior. Lo único que debes hacer es despertarla; sólo unos pocos esfuerzos para despertar, para estar más alerta.

Y recuerda que debes comenzar con esos esfuerzos inmediatamente".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 sept. 2009

Es posible comer de tal manera que el simple acto de alimentarse se convierta en oración

"El hombre que puede ser dichoso
no necesita orar -la oración es mal sustituto-.
El hombre que experimenta la dicha
no necesita meditar.
El hombre dichoso
puede vivir con dicha cada momento
y con eso habrá hecho lo único que necesita hacer.
Todo es santo y sagrado.
Es posible comer
de tal manera que el simple acto de alimentarse
se convierta en oración.
Es posible amar a otro
de manera tal que se convierta en oración.
Es posible hacer un hoyo en el jardín
de manera tal que se convierta en oración.
La oración no es una cosa formal
-es la cualidad lúdica con la cual se hacen las cosas
y se viven los momentos".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 sept. 2009

Los niños deben ser fruto de un gran amor

"Primero concéntrate todo lo que puedas en el amor. Hasta entonces evita tener niños, porque los niños deben ser fruto de un gran amor, de lo contrario, no...

Cuando un niño nace fruto del amor, le das algo al mundo. Cuando un niño nace sólo como consecuencia de un encuentro sexual, lo único que haces es superpoblar el mundo, no ofreces nada...

Medita, ama, y un día, cuando sientas que estás fluyendo, que ya no lo puedes contener más, y que te gustaría que un alma cargara con tu peso, con tu plenitud, da a luz a un niño, no antes. Hay que esperar a haber crecido totalmente. El mundo sería maravilloso si la gente esperara el momento adecuado".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 sept. 2009

Acabarás muerto si le das excesiva importancia a lo que dicen los demás

"Un viejo y un joven viajaban con un burro. Mientras se acercaban a una aldea los dos iban caminando junto al animal. En un momento dado, los niños de una escuela empezaron a reírse al verles pasar y empezaron a decirles:

- ¡Mirad esos tontos! Tienen un buen burro y, sin embargo, van caminando. ¡Al menos el viejo podría ir montado en él!

Al oírlos, los hombres se dijeron:

- ¿Cómo podemos arreglarlo! Esa gente se está riendo y ya nos acercamos al pueblo. Es mejor que sigamos sus consejos.

Así que el viejo se montó en el burro y el joven empezó a caminar tras ellos.

Entonces se encontraron con un grupo de gente que se puso a mirarlos diciéndoles:

- ¡Mirad! El viejo montado en el burro y el pobre muchacho caminando. ¡Qué tontos! El viejo debería andar y dejar que el chico montara en el burro.

De modo que cambiaron sus puestos: el viejo empezó a caminar y el joven montó en el burro.

Entonces se les acercó otro grupo de gente y les dijo:

- ¡Mirad! ¡Qué muchacho más engreído! Quizá el viejo sea su padre o su maestro, y tiene que ir caminando mientras que él, el joven, va montado en el burro. Esto contradice todas las normas.

¿Qué hacer ahora? Al unísono decidieron probar la única posibilidad que les quedaba: montarse los dos en el burro. De modo que montaron en él.

Entonces otro grupo se les acercó y les dijo:

- ¡Mirad! ¡Qué gente tan malvada! ¡El pobre burro está ya medio muerto! ¡Mejor sería que lo cargaran sobre sus hombros!

De nuevo se pusieron a discutir qué hacer... Casi habían llegado al pueblo, de modo que decidieron comportarse como la gente del lugar para que no les creyeran tontos.

Buscaron un bambú, lo cortaron, lo colocaron entre sus hombros y colgaron de él al burro llevándolo a cuestas....

Estaban cruzando el puente cuando una multitud se congregó a su alrededor mientras les gritaba:

- ¡Mirad a estos tontos! No hemos visto nunca unos idiotas semejantes. En vez de montar en el burro lo llevan a cuestas. ¿Es que os habéis vuelto locos?.

Entre tanto, el burro fue poniéndose tan y tan nervioso que dio un salto y cayó desde el puente al río, matándose en el acto...

Esta no es una historia corriente: el viejo era un Maestro sufí, un iluminado, y el joven su discípulo. El Maestro trataba de dar una lección al discípulo... Entonces el viejo le dijo:

- Mira, al igual que el burro, acabarás muerto si le das excesiva importancia a lo que dicen los demás. No te preocupes por lo que los demás digan. Hay millones de personas y todas tienen sus propias ideas y cada una te dirá una cosa diferente. Si atiendes a las opiniones de los demás, estás acabado".

Osho, Tantra: la suprema comprensión
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 sept. 2009

Cuando alguien florece, yo me deleito

"Alguien me preguntaba hace unos días
por qué ayudo a la gente con la meditación.

Mi respuesta fue: "Es mi deleite.
No hay razón para hacerlo -sencillamente gozo-".
Es como la persona que disfruta
sembrando semillas en el jardín
a la espera de las flores.
Cuando la gente florece, yo gozo.
Es una labor de jardinería.
Cuando alguien florece, yo me deleito.
Y comparto sin perseguir objetivo alguno.
Si fracasa, no me siento frustrado.
Si no florece, está bien también,
porque el florecimiento no puede ser forzado.
Nadie puede abrir un brote a la fuerza;
o se puede, pero entonces la flor muere.
Parecería que ha florecido, pero no es así".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

La libertad implica una responsabilidad tremenda; estás solo y por tu cuenta

"Siempre me ha encantado una antigua historia: un hombre, un gran hombre que luchaba por la libertad, viajaba por las montañas. Fue a pasar la noche en un caravasar. Se quedó asombrado de que en el caravasar había un loro muy hermoso que repetía continuamente: "¡Libertad! ¡Libertad!"...

El hombre pensó: "He visto muchos loros, y he pensado que debían de querer liberarse de esas jaulas... pero nunca he visto un loro como este, que se pasa el día, desde la mañana hasta que se duerme al atardecer, pidiendo a gritos la libertad". Tuvo una idea. Se levantó en mitad de la noche y abrió la puerta de la jaula. El dueño estaba profundamente dormido, y el hombre le susurró al loro: "Sal ahora".

Pero se quedó muy sorprendido al ver que el loro se aferraba a los barrotes de la jaula. Le dijo una y otra vez: "¿Te has olvidado de la libertad? ¡Sal! La puerta está abierta y tu dueño está durmiendo profundamente; nadie se enterará. Vuela por el cielo; todo el cielo es tuyo".

Pero el loro se aferraba tan concienzudamente, con tanta fuerza que el hombre le dijo: "¿Qué pasa? ¿Estás loco?". Intentó sacar al loro con sus propias manos, pero el loro empezó a picotearle, y al mismo tiempo gritaba: "¡Libertad! ¡Libertad!"... Pero el hombre también era testarudo, era alguien que luchaba por la libertad. Sacó al loro por la fuerza, y lo lanzó al cielo; y se sintió muy satisfecho a pesar de que tenía la mano herida...

Por la mañana, cuando el hombre se estaba despertando, oyó gritar al loro: "¡Libertad! ¡Libertad!". Pensó que el loro estaría en un árbol o en una roca. Pero cuando salió, el loro estaba en la jaula. La puerta estaba abierta.

Me ha encantado esta historia, porque es muy verdadera. Puede que quieras ser libre, pero la jaula tiene ciertas certidumbres, seguridades. En la jaula, el loro no tiene que preocuparse de la comida, no tiene que preocuparse de sus enemigos, no tiene que preocuparse de nada en absoluto. Es cómoda, es dorada. Ningún otro loro tiene una jaula tan valiosa.

Tu poder, tus riquezas, tu prestigio... todo eso son tus jaulas. Tu alma quiere ser libre, pero la libertad es peligrosa. La libertad no tiene seguro. La libertad no tiene ninguna certidumbre, ninguna seguridad.

La libertad significa ir andando por el filo de una cuchilla: en peligro en todo momento, abriéndote paso. Cada momento es un desafío de lo desconocido. A veces hace demasiado calor y a veces hace demasiado frío... y no hay nadie que se ocupe de ti. En la jaula, el dueño era el responsable. Cuando hacía frío, él cubría la jaula con una manta; él ponía un ventilador cerca cuando hacía demasiado calor.

La libertad implica una responsabilidad tremenda; estás solo y por tu cuenta".

Osho, Libertad. La valentía de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 sept. 2009

Una relación de amor es una relación de volver una y otra vez a la luna de miel

"Todas las cosas adquieren vida
y se profundizan
a través de la tensión con el contrario.
Hay que alejarse para acercarse;
hay que ir hacia el contrario
para acercarse todavía más.

Una relación de amor
es una relación de volver
una y otra vez a la luna de miel.
Si la luna de miel termina
y todo se asienta,
la relación muere.
Todo lo que se asienta muere.
La vida persiste a través del movimiento constante.
Todo lo que se asegura está ya en su tumba.
Tu saldo bancario es tu tumba;
es allí donde has muerto.
Si estás totalmente seguro,
ya no estás vivo,
porque estar vivo
implica moverse entre los opuestos".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 sept. 2009

¡Celébralo todo!

"Para mí hay dos tipos de personas: las que persiguen metas y las que celebran. Las que buscan metas están locas. Poco a poco van enloqueciendo, creando su propia locura. Y cuando su locura ha adquirido una inercia propia, lentamente van sumiéndose profundamente en ella. Entonces están completamente perdidas. El otro tipo de persona no persigue metas. No es un buscador, sino alguien que celebra.

Y esto es lo que te enseño: a celebrar. ¡Celébralo todo! ¡Ya tienes demasiado! Las flores se han abierto, los pájaros están cantando, el sol está en lo alto del cielo... ¡Celébralo! Entonces, de inmediato te relajas. Entonces desaparece la tensión. Entonces dejas de estar angustiado. Toda tu angustiada energía se transforma en gratitud. Tu corazón late profundamente agradecido. Eso es oración. De eso trata la oración: de un corazón que late con profundo agradecimiento...

Y yo te digo: no has de ir a ninguna parte. El aquí lo es todo. La existencia entera culmina en este momento, converge en este momento. La existencia entera se está vertiendo en este momento. Todo se está vertiendo aquí, en este momento. Es aquí, ahora".

Osho, Tantra: la suprema comprensión
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 sept. 2009

Si tu sexualidad desapa­rece y te vuelves más amoroso, entonces no es sólo la vejez

Cuando uno va evolucionando espiritualmente, el interés en el sexo podría volverse menos intenso. Por eso, si estos días no me siento sexy, ¿es que me estoy haciendo viejo, o es que estoy más cerca de la iluminación?

"Hay un criterio para determinarlo: si tu sexualidad desapa­rece y te vuelves más amoroso, entonces no es sólo la vejez. Si con la sexualidad tu cualidad amorosa también desaparece, entonces es la vejez.


¿No lo has observado? Las personas mayores dejan de ser amorosos, se vuelven criticones, están siempre enfadados, son rudos, opresivos, siempre están encontrando excusas para torturar, censurar. ¿Qué pasa? En el momento en que uno se vuelve menos sexual, los jugos empiezan a secarse. Una vez que la magia del deseo se desvanece, las personas se vuelven como desiertos. Todo su verdor proviene de su sexualidad y de su sensualidad. Todo su florecimiento proviene del sexo y de nada más. Por eso una vez que el sexo se vuelve cada vez menos importante, su verdor empieza a desaparecer. Dejan de estar comunicativos, están siempre enfadados, y se centran mucho en sus egos...

Pero sí la vejez no es sólo envejecer sino también sabidu­ría, entonces será algo totalmente diferente. La persona mayor se sentirá muy, muy feliz de que la gente se ame. A través de él siempre estará fluyendo una bendición, una dicha. Siempre que vea a alguien enamorado, sus ojos se llenarán de alegría. Él los bendecirá, porque sabe que cada deseo tiene su tiempo, y que uno aprende sólo a través de la experiencia...

Si un hombre ha vivido su infancia perfectamente, saldrá de ella como un hombre maduro. Si un hombre ha vivido su juventud perfectamente, saldrá de ella como un viejo maduro: sabio, feliz, silencioso, calmado, tranquilo, amoroso. Con la desaparición del sexo, el amor no desaparecerá. De hecho, el amor aumentará, porque la energía que estaba implicada en el sexo queda disponible para el amor...

Por eso éste debe ser el criterio: si cuando desaparece el sexo, al mismo tiempo, simultáneamente, aparece el amor, la compasión y la comprensión, entonces no es que sólo estás envejeciendo. Te estás acercando a la iluminación. Pero si no es así, entonces simplemente estás envejeciendo. Envejecer no es una gran cualificación -todo el mundo lo hace a su tiem­po, sucede-, pero crecer en sabiduría sí es una cualificación...

No te creas que por estar cada vez más muerto te estás acercando a la iluminación. Ésta no es una cualidad de la muerte, es una cualidad de una vida madura, es la cualidad de una vida rica. Quien ha vivido su vida de muchas, mu­chas maneras, buenas y malas, como santo y como pecador, quien ha experimentado todas las variedades, todas las posi­bilidades, madura, y en esa madurez está la riqueza, está su gloria..."


Osho, La sabiduría de las arenas. Charlas sobre sufismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 sept. 2009

¡No hay futuro si tú no lo creas!

"Olvídate de palabras como destino, sino, kismet, Dios. Y no te dejes embaucar por astrólogos, adivinadores del pensamiento, quirománticos, pronosticadores de tu futuro. ¡No hay futuro si tú no lo creas! Y lo que va a existir mañana va a ser tu creación. Y hay que hacerlo hoy, ahora... porque de hoy, del útero del hoy, nacerá el mañana.

Asumid totalmente la responsabilidad de vosotros mismos: ese es el mensaje que os doy...

Esta es mi experiencia: el día que me responsabilicé totalmente de mí mismo, descubrí que se me abrían las puertas de la libertad. Ambas cosas van juntas.

Todo el mundo quiere libertad. Nadie quiere responsabilidad. Nunca tendrás libertad, seguirás siendo un esclavo. Recuerda, seguir siendo un esclavo también es tu responsabilidad. Lo has elegido, no se te ha impuesto a la fuerza".

Osho, Libertad. La valentía de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

15 sept. 2009

En lugar de llorar, lamentarse y arrastrarse hacia la tumba, ¿por qué no bailar?

"Existe una diferencia entre vivir y sobrevivir. Sobrevivir es un simple arrastrarse, desde la cuna hasta la tumba, preguntándose cuándo llegará la hora de la tumba. En el espacio entre la cuna y la tumba, ¿por qué tener miedo?. La muerte es algo cierto... y no tienes nada que perder. Llegas al mundo sin nada. Tus temores son simples proyecciones. No tienes nada que perder, y lo que tienes desaparecerá un día. Si la muerte no fuera segura, la idea de crear seguridad tendría cierto sentido. Si pudieras evitar la muerte, sería muy natural crear barreras entre ella y tú. Pero no la puedes evitar. La muerte está ahí; cuando lo has aceptado, desaparece el temor, porque no se puede hacer nada. Si no se puede hacer nada, ¿para qué preocuparse?...

Cuando se acepta la certeza, la inevitabilidad, en lugar de llorar, lamentarse y arrastrarse hacia la tumba, ¿por qué no bailar? ¿Por qué no aprovechar lo mejor posible el tiempo que media entre la cuna y la tumba? ¿Por qué no vivir cada momento con tal plenitud que si el siguiente momento no llega no haya motivo de queja? Podrás morir con alegría porque has vivido con alegría".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en el otro
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 sept. 2009

Puedes abandonar lo viejo de la misma forma que abandonas las ropas viejas

Siento que soy muy mayor y que ya tengo mis hábitos, y es difícil cambiar.

"No, no es difícil cambiar, pero si tienes la idea de que es difícil, se hará difícil. Esta idea te puede crear problemas, nada más. Puedes abandonar lo viejo de la misma forma que abandonas las ropas viejas, no tiene mayor dificultad....

... Siempre eres libre de romper con el pasado, nadie te ata, nadie te puede atar. La conciencia es libertad absoluta. Una vez que entiendes esto, dejarás de autosugestionarte de forma errónea.

Mañana por la mañana, cuando te levantes, levántate nuevo y empieza a comportarte como si fueras nuevo. Toma una nueva decisión que revoque todas las antiguas y empezarás a vivir de nuevas. No hay ninguna limitación. Te lo digo desde mi propia experiencia y por haber trabajado con miles de personas, no hay nada que suponga una limitación...

... Pero recuerda, si quieres repetir un hábito, tú eres el que decide volver a hacerlo. Cuando quieras romper el contrato con ese hábito, eres libre de hacerlo. El hábito es una cosa muerta, tú estás vivo. ¿Cómo puede algo muerto apoderarse de tu viveza? No, nadie se puede apoderar de ella.

Contempla esto, medita sobre ello".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 sept. 2009

Esta es la naturaleza de la mente que busca seguridad: mata el hoy por el mañana. La mente sacrifica el presente por el fu­turo

"Sólo el hombre hace planes de hoy para mañana y después hace planes para pasado mañana. Hay gente que planea cómo deberá ser su tumba. Los que se consideran sabios construirán monumentos de antemano donde guardar su cuerpo muerto.

Todos hacéis planes y os olvidáis completamente de que cuando una persona hace planes para el mañana, mientras hace esos planes está matando el presente. Y mañana volverá a hacer planes para el día siguiente y volverá a matar ese día. Cada día hará planes para el día siguiente y volverá a matar el día de hoy. Sólo existe el presente. El mañana no llega nunca: siempre que llega ya es hoy. Mata el hoy por el mañana.

Esta es la naturaleza de la mente que busca seguridad: mata el hoy por el mañana. La mente sacrifica el presente por el fu­turo. Y el futuro nunca llega. Mañana nunca llega. Finalmente, se da cuenta de que se le ha escapado la vida de entre las manos.

La persona que se atreve a vivir el hoy y no se preocupa del mañana está viviendo peligrosamente, porque mañana qui­zá haya peligro. No tiene ninguna garantía de nada. Quizá la es­posa que hoy es amorosa mañana no lo sea; quizá el marido que hoy es amoroso mañana no lo sea. No tiene ninguna garantía sobre el mañana. Hoy tiene dinero, mañana quizá no tenga nada; hoy tiene ropa, mañana quizá no tenga ropa. Si la persona que acepta totalmente su inseguridad sobre el mañana y espera a mañana afrontar lo que traiga el mañana, entonces se empezará a desarrollar lo que denomino su centro del ombligo. En su in­terior habrá un poder, una energía, una potencia. En su interior surgirá una base parecida a un pilar de valentía sobre la que pue­da desarrollarse su vida".

Osho, El libro del hara. El viaje al centro del ser
http://osho-maestro.blogspot.com/

Artista de la vida

"Sabio es el que ha vivido todos los pecados de la vida sin negar nada, sin calificar nada como pecado. Es el que acepta todo lo que acontece, el que deja que todo suceda, el que se deja llevar por las olas, el que es arrastrado por ellas, el que se ha perdido, el que ha descendido hasta el infierno mismo.

En alguna parte Nietzsche dice: "Si un árbol quiere llegar al cielo, sus raíces han de profundizar hasta el infierno mismo". Y tiene razón. Si quieres florecer realmente en el cielo, tus raíces han de alcanzar el infierno más profundo de la Tierra.

Cuando un pecador se convierte en sabio, su sabiduría es hermosa. Cuando un sabio simplemente es sabio sin haber sido un pecador, es sencillamente un simplón. Ha desperdiciado su vida. Y no puede surgir ninguna virtud a menos que te hayas descarriado, a menos que te hayas perdido...

... si permaneces siempre en el camino correcto, la Existencia no se alegrará. Serás un simplón. La vida no te habrá enriquecido. Serás insípido. Quizá seas capaz de nutrir, pero carecerás de sabor. Serás muy simple, bueno, pero tu bondad no será complejamente armoniosa. Serás una sola nota, no una melodía de millones de notas. Serás una línea recta, sin curvas ni ángulos. Esas curvas y esos ángulos te aportan belleza haciendo tu vida más misteriosa y dándole profundidad. En tu santidad serás poco profundo, superficial.

Por eso el tantra afirma que todo es hermoso. Incluso el pecado es hermoso porque el pecado le proporciona profundidad a tu santidad. Descarriarte es hermoso porque cuando regresas lo haces habiéndote enriquecido. Este mundo es necesario para que puedas perderte en él olvidándote por completo de ti mismo... y luego regresar...

... Tienes que ser lanzado al rincón más apartado del mundo y luego has de regresar. Y ese regreso es importante; supone la cristalización de tu ser...

Para aceptar todo lo que esta vida te ofrece hace falta el mayor coraje. Y hacia esto es hacia lo que estoy intentando dirigirte: hacia la aceptación de todo lo que la vida te da. Y has de aceptarlo con profunda humildad, como un regalo...

A través de la experiencia lo trasciendes todo. Recorriendo los oscuros valles de la vida, tus ojos van acostumbrándose y empiezas a ver la luz incluso en la oscuridad... Cuando estando en lo más bajo puedas ver lo más alto, cuando incluso en el infierno puedas crear un cielo, entonces te habrás convertido en un artista de la vida".

Osho, Tantra: la suprema comprensión
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 sept. 2009

Cuando te acercas a un Maestro vas hacia la muerte. Tendrás que morir porque, a no ser que mueras, no podrás renacer

"Un verdadero Maestro siempre parecerá un enemigo: este es el criterio para saber si es verdadero o no. Un Maestro falso te ayudará siempre a soñar; nunca perturbará tus sueños. Sino que, por el contrario, te consolará, te dará tranquilizantes. Te consolará, te aliviará. Sus enseñanzas serán como una hermosa canción de cuna. Te cantará para que puedas dormir bien, eso es todo.

Pero un verdadero Maestro es peligroso. Acercarse a él es un peligro. Te acercas bajo tu propio riesgo, porque no te puede permitir soñar, no te puede ayudar a soñar, ¡porque entonces se pierde todo el propósito!

Él destruirá. Y los sueños están muy cerca del corazón. Crees que tus sueños son tu corazón, y cuando destruyen los sueños, sientes que te están destruyendo a ti. Es como si alguien te estuviera matando. Los hindúes se han dado cuenta de esto, por eso dicen que un verdadero Maestro es como la muerte.

Cuando te acercas a un Maestro vas hacia la muerte. Tendrás que morir porque, a no ser que mueras, no podrás renacer. Cuando se rompen los sueños, la verdad llega a la existencia, la verdad se manifiesta".

Osho, El libro de la nada
http://osho-maestro.blogspot.com/

Vive sin explicaciones y vivirás una vida religiosa

"La vida es inexplicable. Todas las explicaciones se quedan cortas. Todas las explicaciones son estúpidas, tontas. La gen­te real que entiende el misterio de la vida no te da ninguna ex­plicación sobre ella. Te ayudan a experimentar el misterio pero no lo desmitifican...

Albert Einstein dijo antes de morir: "Para mí el mundo es ahora todavía más desconocido que cuando empecé mi traba­jo. Comencé con la idea de encontrar algunas explicaciones, de poder entender las cosas un poco mejor, de ayudar a crear algunos razonamientos. Pero todas las explicaciones que se dieron en mi juventud ya no valen. Estoy sencillamente per­plejo. Me muero no como un físico sino como un místico. Y la próxima vez, si regreso, me gustaría ser fontanero en lugar de físico".

Una gran declaración... porque el fontanero sabe más del misterio, lo vive, lo disfruta. Por "fontanero", él quiere decir: "Me gustaría ser una persona normal, una persona muy nor­mal, un granjero. un jardinero, un fontanero. No me preocu­paría en desmitificar la existencia. En su lugar, la viviría, la experimentaría. En su lugar cantaría o bailaría".

La vida es extraña, y esa es la contribución básica de la reli­gión al mundo. La religión te ayuda a entrar en el misterio sin desmitificarlo. Ahí es donde se equivoca la teología. La teolo­gía no es religión. La teología hace el mismo esfuerzo que la ciencia: tratar de hallar explicaciones. Los maestros zen tienen razón cuando se ríen de tus preguntas, y los sufíes tienen razón cuando las responden de modo absurdo. La respuesta no tiene nada que ver con la pregunta. Si te estás quedando perplejo, es un gran paso. Si te olvidas de tu conocimiento, si desaprendes tus explicaciones, es realmente un gran paso hacia Dios. Vive sin explicaciones y vivirás una vida religiosa".

Osho, La sabiduría de las arenas. Charlas sobre sufismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 sept. 2009

No estar enfermo significa que te has convertido en un Buda

"Aquí viene gente... algunos vienen con la intención de quedarse sólo cuatro semanas, pero luego les resulta difícil marchar, así que vienen y me preguntan: "Osho, ¿puedo escribir a mi oficina, a mi jefe, diciendo que estoy enfermo?, porque esa es la única manera de extender mi estancia. Pero ¿no estaré mintiendo? ¿Tú qué opinas?".

Yo les contesto: "¡Escribe!, eso no puede ser mentira nunca. ¡Estáis todos enfermos! No necesitáis ningún certificado. Es absolutamente cierto. Puedes escribir diciendo que estás enfermo una y otra vez, durante años, y será verdad". No estar enfermo significa que te has convertido en un Buda. Hasta entonces puedes seguir escribiendo".

Osho, Geometría de la conciencia. Enseñanzas místicas de Pitágoras
http://osho-maestro.blogspot.com/

Cada hombre es capaz de convertirse en Dios

"Cada árbol es potencialmente fructífero,
potencialmente capaz de florecer;
y cada hombre
es capaz de convertirse en Dios".

Osho, La transformación tántrica
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 sept. 2009

La vida no es un examen, no necesita preparación.

"La preparación es una noción equivocada que la sociedad ha dado. Si quieres presentarte a un examen, te tienes que preparar durante años, pero esto no es un examen. La vida no es un examen, no necesita preparación. Los árboles están viviendo perfectamente bien, los animales también. El hombre es el único que está fallando, porque está intentando prepararse primero.

Empieza a vivir, y de repente descubrirás que todo está dispuesto. No hay que hacer nada, no hay que preparar nada para ser capaz, eres capaz. Mi principal objetivo consiste en hacerte lo más consciente posible de que estás preparado para vivir, para ser extático, para celebrar".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 sept. 2009

Pero ¿quién quiere un corazón abierto? ¿Quién quiere alegría? La gente va buscando la desgracia, atesora la desgracia, se aferra a su infierno.

"Pero ¿quién quiere un corazón abierto? ¿Quién quiere alegría? La gente va buscando la desgracia, atesora la desgracia, se aferra a su infierno. Las personas evitan, siempre que pueden, cual­quier cosa que pueda traerles alegría. Siempre encuentran ex­cusas, racionalizaciones. Se condena el éxtasis, la desgracia se respeta.

Siempre que ves a una persona extática, surge en ti la idea: "¿Se ha vuelto loco?", porque los llamados cuerdos nunca es­tán felices. La cordura se ha convertido casi en sinónimo de desgracia, caras largas, tristeza, seriedad. La cordura se ha convertido en sinónimo de un sentimiento pesado; uno se va arrastrando como puede, y arrastrándose para nada, y no hay nada que alcanzar excepto la muerte. Estar cuerdo se ha con­vertido en sinónimo de la idea de que la vida no tiene signifi­cado, de que para ser feliz uno tiene que ser tonto.

Se necesita de verdad valentía para ir en contra de toda la multitud que hay en el mundo, una multitud desgraciada. Na­die conoce la alegría; nadie baila, nadie canta. Y de repente ¡rompes a cantar! Todos se sienten conmocionados: "Algo va mal". Todos comienzan a intentar mejorarte, empiezan a dar­te consejos. Todos están a la vez en tu contra. ¡Eres peligroso! En la mente de la multitud entra el miedo: "¿Quién sabe? Qui­zás tengas razón". Surge la duda. Y si tú tienes razón, todos ellos están equivocados. Eso es inaceptable. Tienes que estar equivocado; sólo entonces se pueden sentir seguros de estar en lo cierto. Por eso crucificaron a Jesús".

Osho, La sabiduría de las arenas. Charlas sobre sufismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

4 sept. 2009

Algunas veces te sacrificarías por tu amante, y otras quisieras matarle. Y tú eres ambas cosas

"Una mujer vino a verme y me dijo: "He estado casada durante diez años y mi marido y yo jamás hemos discutido por nada. Y ahora de repente, ¿qué es lo que ha pasado? Él me ha abandonado".

Ella pensaba que el hecho de que nunca se hubieran peleado, demostraba que estaban muy enamorados. Eso es absurdo; pero es aristotélico; la mujer es absolutamente lógica.

Ella me dijo: "Hemos estado casados durante diez años. Nunca hemos discutido ni nos hemos enfadado el uno con el otro. Estábamos tan enamorados que nunca nos peleábamos por ninguna razón. No tuvimos ni un sólo momento de disputa. Y en cambio ahora, ¿qué ha ocurrido? ¡De repente me ha dejado! ¿Se ha vuelto loco o qué? Nos adorábamos". Ella se equivoca.

Si el amor es tan grande tiene que haber alguna disputa. Algunas veces os peleareis. Y la lucha no destruirá el amor, sino que lo enriquecerá. Si hay amor, se enriquecerá al pelear; si no hay amor, entonces os alejareis, os separareis. Diez años es mucho tiempo; hasta veinticuatro horas es mucho tiempo para estar constantemente en un estado mental, porque la mente se mueve hacia lo opuesto. Amas a una persona pero a veces te enfadas. En realidad, sólo porque amas te puedes enfadar. ¡A veces odias! Algunas veces te sacrificarías por tu amante, y otras quisieras matarle. Y tú eres ambas cosas.

Que nunca os peleaseis durante esos diez años, sólo significa que no había ningún amor. Significa que no era una relación. Y que teníais mucho miedo a que cualquier enfado, cualquier conflicto, cualquier cosa sin importancia pudiera romperlo todo. Teníais tanto miedo, que nunca discutisteis. Nunca creísteis que el amor pudiera ser más profundo que la disputa, que la pelea pudiera ser momentánea y que después de ella cayerais uno en brazos del otro aún más profundamente. No, nunca confiasteis en eso. Por eso es que os las apañabais para no pelear. Y entonces no hay por qué sorprenderse de que el hombre se haya ido. Yo le dije: "Lo que a mí me sorprende es que haya sido capaz de estar contigo durante todos esos años. ¿Por qué razón?".

Una vez vino un hombre y me dijo: "Algo le pasa a mi hijo. Le conozco muy bien; y siempre ha sido obediente. No se puede encontrar un muchacho mejor que él. Jamás me ha desobedecido, nunca me ha contestado. Y ahora de repente se ha vuelto hippie. Ya no me escucha. Me mira como si ya no fuera su padre. Me mira como a un extraño. Siempre me había obedecido en todo. ¿Qué es lo que le ha ocurrido a mi hijo?".

No le ha ocurrido nada. Esto es lo que se debe esperar, porque si un hijo realmente ama a su padre también le desobedece. ¿A quién si no va a desobedecer? Si un hijo realmente ama a su padre y confía en él, también a veces le tiene que desobedecer; porque sabe que la relación es tan profunda que no se romperá por desobedecer. Por el contrario, se enriquecerá. Los opuestos se enriquecen.

En verdad, lo opuesto no es lo contrario. Es sólo un ritmo, el ritmo de lo mismo; obedeces y luego desobedeces; es sólo un ritmo. Porque si no, estar siempre solamente obedeciendo y obedeciendo hace que todo se vuelva monótono y sin vida. La monotonía es la naturaleza de la muerte, porque lo opuesto no está ahí.

La vida está viva. Lo opuesto está ahí, hay un ritmo. Te vas, vuelves; te despides, llegas; desobedeces, y luego también obedeces; amas y odias. Así es la vida, pero no la lógica. La lógica dice que si amas no puedes odiar. Que si amas, ¿cómo vas a enfadarte? Si amas de esa forma amas de una forma monótona, siempre lo mismo. Pero entonces te pondrás tenso, te será imposible relajarte. La lógica cree en un fenómeno lineal: se mueve en una línea. La vida cree en círculos: la misma línea sube, baja y se convierte en un círculo.

Seguramente habrás visto el símbolo chino del yin y el yang. La vida es así: el encuentro de los opuestos. Este círculo del yin y el yang es mitad blanco y mitad negro. En la parte blanca hay un punto negro, y en la parte negra hay un punto blanco. El blanco se mueve hacia el negro, y el negro se mueve hacia el blanco; es un círculo. La mujer moviéndose hacia el hombre, el hombre moviéndose hacia la mujer...: así es la vida. Y si lo observas minuciosamente, lo verás dentro de ti".

Osho, El libro de la nada

http://osho-maestro.blogspot.com/

3 sept. 2009

Los budas sólo pueden mostrarte el camino; después eres tú quien tiene que andar

"Los budas sólo pueden mostrarte el camino;
después eres tú quien tiene que andar,
quien tiene que recorrer el camino.
Nadie puede guiarte,
llevándote de la mano".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos
http://osho-maestro.blogspot.com/

Un sannyasin...Se mueve, momento a momento, a través de su inteligencia presente y no a través de su memoria pasada

"Un Buda nunca piensa; no hay necesidad. Ante cualquier cosa que la vida le ponga por delante, él responde. Piensas porque no puedes confiar en tu inteligencia; entonces, debes hacer planes de antemano. Cuando llegue el momento, seguirás las huellas que preparaste en el pasado. ¿Qué clase de vida es ésta? Vives en función del pasado. Por eso se cometen tantos errores innecesarios y todo se inmoviliza y muere: porque siempre actúas en función del pasado. La vida continúa, nueva en todo momento, como un río que fluye, siempre cambiante. El cambio nunca se detiene, pero tú te has detenido en el pasado. Cargas con las huellas del pasado. Cuando la vida te da algún problema, buscas en tu memoria (la huella, la planificación) y actúas en función de ella. Te pierdes. La vida es siempre nueva, y las huellas, siempre antiguas.

La vida es como los pájaros que vuelan por el cielo: nunca dejan ninguna marca. Una vez que volaron, el cielo queda tan vacío como estaba antes. No es como la tierra, por donde la gente camina y crea senderos con sus pisadas y sus huellas. La vida es como el cielo: no se crea ningún sendero.

Un sannyasin es como un pájaro que vuela por el cielo, sin seguir ningún rastro, ningún sendero, porque no existe sendero alguno. Se mueve, momento a momento, a través de su inteligencia presente y no a través de su memoria pasada".

Osho, Mi camino. El camino de las nubes blancas
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 sept. 2009

Olvídate de la seriedad. Tómate la vida como algo divertido, tómate la vida como un juego. Disfrútala, vale la pena.

"Me preguntas: ¿Es posible vivir religiosamente y seguir en el camino de la iluminación... cuando vives en un país como Estados Unidos y estás involucrado en un negocio competitivo?

Ser religioso no quiere decir renunciar. Simplemente quiere decir ver de qué se trata. Si puedes ver que la competición es un juego, no hay problema. No te lo tomes en serio. La seriedad es el problema, ¡la competición no es el problema en absoluto! Entonces es un juego. Disfruta de él pero ten presente que es un juego. Y tengas éxito o fracases no existe tanta diferencia; no importa, es irrelevante. Todo lo que importa es que hayas disfrutado del juego, que te hayas divertido. Ambos, perdedor y ganador, disfrutaron del juego. Se necesita un poco de espíritu deportivo, eso es todo.

Cuando juegas a las cartas lo que importa no es que ganes, sino que pases un buen rato. Lo que importa es divertirse, los matices del juego, las estrategias del juego; eso es lo importante. Alguien va a ganar, alguien va a perder; no se trata de eso en absoluto; esa no es la meta.

Si puedes vivir en el mundo y participar como si fuera un juego, si puedes vivir todas tus relaciones y recordar que el mundo es un gran drama..., entonces no hay problema. Entonces estás simplemente representando un papel pero no te creará ninguna preocupación, no te supondrá ningún esfuerzo ni tensión. Participarás en el juego, y al atardecer, cuando vuelvas a casa, te olvidarás de él completamente...

Mi sugerencia es: olvídate de la seriedad. Tómate la vida como algo divertido, tómate la vida como un juego. Disfrútala, vale la pena. Es un juego hermoso, es una gran oportunidad para aprender, para ver, para entender. Pero no te lo tomes en serio.

La vida no tiene un propósito. No está yendo a ningún lugar, no tiene un objetivo. ¡El viaje es la meta!. Esto es lo que quiero que aprendan mis sannyasins: el viaje es en sí mismo la meta. Camina alegremente, lúdicamente, y entonces todo lo que haces será meditación. Cualquier acto hecho lúdicamente se vuelve meditativo. La meditación es una cualidad que surge naturalmente cuando estás disfrutando, sin ponerte serio. Sí, jugar a cartas puede ser meditativo, el juego y los negocios también pueden serlo. Cualquier cosa se puede transformar en meditación. Lo único que hace falta añadir es un sentimiento lúdico y no serio. Entonces no te crea ninguna tensión, no te produce ningún estrés. Permaneces relajado. Aprende cómo estar relajado y Wall Street puede ser tan bueno como cualquier cueva de los Himalayas".

Osho, La sabiduría de las arenas. Charlas sobre sufismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 sept. 2009

La creatividad significa amar lo que estás haciendo

"Ama lo que haces. Sé meditativo mientras lo estás haciendo; ¡sea lo que sea!. Sin dar importancia a lo que sea. Entonces sabrás que hasta limpiando puede uno ser creativo. ¡Con qué amor! Casi cantando y bailando por dentro. Si limpias el suelo con un amor así, has hecho una pintura invisible. Viviste este momento con tanta dicha que en tu interior ha habido un crecimiento. No puedes ser el mismo después de un acto creativo.

La creatividad significa amar lo que estás haciendo; ¡disfrutarlo, celebrarlo! Quizá nadie llegue a enterarse. ¿Quién te va a alabar por limpiar el suelo? La historia no lo tendrá en cuenta; los periódicos no publicarán tu nombre y tu foto, pero eso no tiene importancia. Lo disfrutaste. Su valor es intrínseco.

Por eso si estás buscando la fama y después te crees que eres creativo -si te vuelves famoso como Picasso, entonce eres creativo-, te equivocarás. Entonces, de hecho, no eres creativo en absoluto; eres un político, ambicioso. Si la fama llega, bien. Si no llega, también. No debería de ser un motivo a considerar. El motivo debería ser que estés disfrutando todo lo que estés haciendo. Es tu historia de amor.

Si tu acto es tu historia de amor, entonces se vuelve creativo. Las pequeñas cosas se vuelven grandes con un poco de amor y júbilo".

Osho, Creatividad.Liberando las fuerzas internas
http://osho-maestro.blogspot.com/