30 nov. 2009

Seguiré disfrutando contigo por la felicidad que me produce

"Evidentemente río para ti,
hablo para ti,
vivo para ti,
pero no me debes nada.
El placer es mío.
Ni siquiera tienes que sentirte agradecido.
Mientras la existencia
me dé un poco más de tiempo
para quedarme en esta orilla,
seguiré disfrutando contigo
por la felicidad que me produce".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

Cuando educas a tus hijos, ¿lo haces por "obligación" o por amor?

"Puede que nunca te hayas planteado que cuando quieres a tus hijos no hay ningún deber. Haces las cosas porque los quieres y disfrutas haciéndolo. Nadie puede disfrutar de las obligaciones. Es una palabra demasiado seria, demasiado pesada. Cuando educas a tus hijos, ¿lo haces por "obligación" o por amor?.

Si es por amor no es una carga; no estás haciéndolo a regañadientes porque tienes que hacerlo, sino porque te apetece hacerlo. Pero te preocupa ser respetable, el qué dirán los demás. Te condenarán, por eso tienes que cuidar a tus ancianos padres, por obligación, no por amor.

El amor se ha olvidado por completo, para que haya amor tiene que haber una revolución en tu conciencia. No es tan fácil como el deber. Los sacerdotes y los profesores pueden enseñarte tus deberes, pero nadie puede enseñarte el amor. El amor es algo que deberás descubrir tú mismo, dentro de tu ser, elevando tu conciencia a otro nivel. Y cuando hay amor, no hay obligaciones. Haces las cosas porque disfrutas haciéndolas para la persona que amas. No estás haciendo un favor ni quieres nada a cambio, ni siquiera gratitud.

Al contrario, estás agradecido a la persona porque te permite hacer algo por él. Para ti es un placer, un placer absoluto. El amor no conoce las obligaciones. Hace muchas cosas, es muy creativo; comparte todo lo que tiene, pero no es una obligación, recuerda. Obligación es una palabra horrible comparada con amor".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

28 nov. 2009

Tienes que vivir este momento de la manera más intensa posible, porque puede que no haya un siguiente momento

"Ninguna relación puede ser segura. La naturaleza de las relaciones no es ser segura, y si una relación es segura, perderá todo el encanto...

Si quieres disfrutar una relación, tiene que ser insegura. Si la haces completamente segura, totalmente segura, no la podrás disfrutar, perderá todo el encanto, toda la atracción. La mente no se contenta ni con una cosa ni con la otra, así que siempre está en conflicto y en caos. Quiere una relación que sea a la vez viva y segura. Esto es imposible, porque una persona viva, o una relación viva, o cualquier cosa que esté viva, es impredecible. No puedes predecir lo que va a ocurrir en el momento siguiente. Y el hecho de que sea impredecible hace que ese momento se vuelva intenso.

Tienes que vivir este momento de la manera más intensa posible, porque puede que no haya un siguiente momento. Puede que tú ya no estés, puede que el otro ya no esté, o puede que ambos estéis pero no la relación...

Si quieres tener una relación muy segura, tendrás que enamorarte de un hombre muerto, pero no lo disfrutarás...

No hacemos más que buscar la seguridad, pero una vez que la encontramos, nos hartamos de ella. Mira los rostros de los maridos y las esposas. Han encontrado la seguridad, la muy ansiada seguridad, y ahora tienen todo a buen recaudo; y las leyes, los juzgados y los abogados están ahí para que todo esté seguro. Pero ya no queda nada del encanto, de la poesía, no queda el romance. Ahora son gente muerta, no hacen más que repetir el pasado, viven de los recuerdos.

Escucha a los matrimonios hablando. La mujer no hace más que decir que el marido ya no la quiere como antes, y no hacen más que hablar del pasado, de su luna de miel, y cosas así. ¡Qué tontería! Todavía estás vivo. ¡Este instante puede ser una luna de miel! Puedes vivir este momento, pero tú estás hablando del pasado, intentando repetirlo.

La seguridad nunca satisface, y la inseguridad da miedo, miedo a que se pueda acabar la relación. Pero eso forma parte del hecho de estar vivo, todo se puede perder, no hay nada cierto. ¡Por eso todo es tan maravilloso! Y por eso es tan importante que no pospongas ni un segundo. Si quieres amar a alguien, ámalo aquí y ahora. Ámalo, porque nadie sabe lo que va a ocurrir dentro de un instante...".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 nov. 2009

¡Nunca estás atento!

"Nunca estás en casa,
¡nunca estás atento!
Estás en alguna otra parte.
Tu cuerpo está en un lugar,
pero tu mente está en otro lado.

Deja que tu cuerpo y tu mente estén juntos,
permite que todo tu ser esté en el momento
-en eso consiste estar atento.
La presencia del aquí y ahora".

Osho, El significado oculto de los evangelios
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 nov. 2009

¿Por qué las opiniones de los otros son tan importantes para ti?

"Un sabio, un hombre puro, no encuentra muy diferente que le honres o le deshonres. De hecho, lo que pienses de él no tiene importancia.

¿Por qué te importa tanto lo que piensan los otros? ¿Por qué las opiniones de los otros son tan importantes para ti? ¿Por qué te preocupas tanto? Porque no sabes quién eres. Dependes de sus opiniones sobre ti. Es el único conocimiento que tienes sobre ti mismo...

Quien se conoce a sí mismo nunca se preocupa por lo que piensas de él. Pero quien no se conoce a sí mismo siempre está preocupado, porque todo su conocimiento consiste en tus opiniones... Tu identidad, tu imagen, está hecha por los otros. Estás condenado a una constante ansiedad porque los demás van cambiando sus opiniones.

Las opiniones son como el clima: nunca es igual. Por la mañana estaba nublado y ahora las nubes se han ido. Ahora hace sol, y poco después está lloviendo. Las opiniones son como las nubes, como el clima. ¿Qué puedes hacer tú? Mira a Richard Nixon: hace un instante lo era todo, y poco después, nada. La opinión ha cambiado, quienes estaban a su favor están ahora en contra, ¡ y los mismos !".

Osho, Ni agua, ni luna. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 nov. 2009

Si de verdad os arrepintieses de vuestra cólera, no podríais encolerizaros nunca más, en el resto de vuestras vidas

"Todas las personas cargan con una imagen de sí mismas. Cuando os enfadáis con alguien y más tarde pedís disculpas, no os hagáis ilusiones acerca de que os estáis arrepintiendo realmente, ni de que deseáis que os perdonen. En realidad, os estáis limitando a reparar vuestra autoimagen. Siempre os habéis considerado buenas personas y cuando os enfadáis con alguien destruís esa imagen autoinventada con vuestras propias manos.

Tras la cólera surge en vosotros la pregunta: "¿Es que no soy la buena persona que siempre creí ser?". Vuestro ego lo racionaliza: "No, no. Sigo siendo una buena persona. Ese ataque de rabia fue un despiste. Sucedió muy a mi pesar. No lo he hecho yo, ha sucedido por sí mismo, me vi forzado por las circunstancias". Así que os arrepentís y pedís disculpas.

Si de verdad os arrepintieses de vuestra cólera, no podríais encolerizaros nunca más, en el resto de vuestras vidas. ¡Pero no, al día siguiente la cólera vuelve a aparecer!".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 nov. 2009

Quien ha vivido siempre está listo a morir

"La persona que ha vivido la vida de verdad, auténticamente, que la ha disfrutado plenamente, está siempre lista a morir, siempre dispuesta a partir. Quien no ha disfrutado y celebrado, quien no ha vivido el momento, la vida misma, siempre teme partir porque "Ha llegado el momento de partir y no me he realizado". El miedo a la muerte no es el miedo a morir, sino a no realizarse. El miedo es morir sin haber podido experimentar nada en la vida -ni madurez, ni crecimiento, ni florecimiento-. Salir con las manos vacías tal y como llegaste.

Quien ha vivido siempre está listo a morir. Esta disposición no es una actitud impuesta. Esta disposición es como la flor. Después de abrir sus pétalos, enviar su aroma a los rincones infinitos de la existencia, disfrutar el momento, vivir, danzar en la brisa, resistir el embate del viento, alzar la mirada al cielo, observar la salida del sol, en la tarde se asienta en una sensación de plenitud y se prepara para caer a la tierra y entrar nuevamente en reposo. Y el reposo siempre es maravilloso cuando se ha vivido la vida. ¡Eso es! La flor sencillamente cae a la tierra y se echa a dormir. No hay tensión, no hay angustia, no hay llanto, no hay esfuerzo por aferrarse.

Te aferras a la vida porque no te has realizado. No te has enfrentado a los embates de los vientos recios. No has conocido la mañana y ya ha llegado la tarde. No has sido joven nunca y la vejez golpea a tu puerta. Nunca has amado y ya llega la muerte. El miedo es producto de la falta de realización unida a la cercanía de la muerte. Buda dice que quien ha vivido siempre está dispuesto a morir...

Tuviste tu día; ahora descansarás en la noche. ¿Qué hay de malo en ello?".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 nov. 2009

Habrá momentos de felicidad y habrá momentos de sufrimiento, y hay que vivir ambos; no puedes elegir

"Recuerda que la vida es total. No puedes elegir; hay que vivir la vida entera. Habrá momentos de felicidad y habrá momentos de sufrimiento, y hay que vivir ambos; no puedes elegir. Porque la vida es las dos cosas; si no, el ritmo se perderá, y sin ritmo no habrá vida.

Es como la música. Oyes música: hay notas, sonidos, y después de cada sonido hay silencio, una pausa. Debido a esa pausa, ese intervalo de silencio, y al sonido -debido a los dos opuestos- se crea la música. Si dices: "Elegiré sólo los sonidos y no tomaré las pausas", no habrá música. Será algo monótono, será algo muerto. Esos intervalos dan vida al sonido. Ésta es la belleza de la vida: que existe por medio de los opuestos. Sonido y silencio, sonido y silencio... ; eso crea la música, el ritmo. Lo mismo pasa con la vida. El sufrimiento y la felicidad son dos opuestos. No puedes elegir...

Y cuando no eliges, no hay necesidad de aferrarse, no tiene sentido aferrarse. Cuando llega el sufrimiento, disfrutas el sufrimiento, y cuando llega la felicidad, disfrutas la felicidad... Digo que disfrutes ambos. Éste es el camino de la sabiduría: disfrutar las dos cosas, no elegir. Independientemente de lo que te llegue, acéptalo. Es tu destino, así es la vida, y no se puede hacer nada al respecto...

Entonces sabes cómo funciona la vida, cómo es la vida: pasa por la felicidad, pasa por el sufrimiento y te da tono, y te da sentido, y te da profundidad. De modo que ambos son buenos".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 nov. 2009

Tu cuerpo puede estar no-tenso solamente cuando estás viviendo una existencia momento a momento

"Si puedes sentir este momento
de no-tensión en tu cuerpo,
conocerás un bienestar
que no habías conocido antes,
un bienestar positivo...
Tu cuerpo puede estar no-tenso
solamente cuando estás viviendo
una existencia momento a momento.
Si estás comiendo
y el momento se ha vuelto eternidad,
entonces no hay pasado y no hay futuro.
El propio proceso de comer es todo.
No estás haciendo algo;
te has vuelto el haciendo.
No habrá tensión; tu cuerpo se sen­tirá pleno".

Osho, De la medicación a la meditación
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 nov. 2009

Lo único que puedes hacer es cambiarte a ti mismo. No puedes cambiar el mundo

"Todo el mundo piensa que es el centro y que tiene que preocuparse por el mundo entero, y cambiar el mundo entero, transformar el mundo entero, crear una utopía. Lo único que puedes hacer es cambiarte a ti mismo. No puedes cambiar el mundo....

Por favor, deja en paz al mundo. Sólo puedes hacer una cosa, y es que puedes alcanzar el silencio interno, la dicha interna, la luz interna. Si logras esto, has ayudado muchísimo al mundo. Con sólo transformar un punto ignorante en una llama iluminada, con sólo llevar a una persona de la oscuridad a la luz, has cambiado una parte del mundo. Y esta parte cambiada tendrá sus propias reacciones en cadena...

Pero si tu luz no existe, si tu lámpara no tiene llama, no puedes ayudar a nadie. Lo primero y lo básico es que debes conseguir tu llama interna. Entonces otros pueden compartirla, entonces puedes encender también la luz de otros; entonces se vuelve una sucesión...

Por favor, preocúpate sólo de ti mismo. Sé egoísta, te digo, porque ésa es la única manera en la que dejarás de tener ego, ésa es la única manera en la que puedes volverte una ayuda y una bendición para el mundo. No te preocupes por él; no es asunto tuyo. Cuanto mayores son tus preocupaciones, mayores piensas que son tus responsabilidades. Y cuanto mayores son tus responsabilidades, más grande te parece que eres. No lo eres. Simplemente estás loco.

Salte de esta locura de ayudar a los demás. Ayúdate a ti mismo; eso es todo lo que se puede hacer..."

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

Aplaza para mañana el odio, no el amor

"Nunca pospongas. Si quieres hacerlo, aplaza aquello que es malo. Deja la ira para mañana, pero no la meditación. Aplaza para mañana el odio, no el amor. Retrasa el dinero para mañana, pero no a Dios. Pero la gente sigue haciendo ¡justo lo contrario!. La ira la tienen al instante. Si alguien te insulta, no dices: "Está bien, pensaré en ello; volveré al final de la semana y te diré lo que pienso sobre lo que me has dicho". No, inmediatamente saltas sobre él, te abalanzas sobre él; no le das ni un minuto de tregua.

Si alguien te ama y te extiende las manos para acogerte, te encoges. Dices: "Déjame que lo piense". Darás vueltas sobre ello, encontrarás mil y una razones para no caer en la trampa: "¿Qué motivos tiene esta persona? ¿Por qué querrá abrazarme? ¿Será un carterista o algo así? ¿Quién ama sin ningún motivo? Tiene que haber una razón. Debe quererme por algo". Cuando el amor llega, tú te retiras; cuando llega la ira, te quedas allí pegado tozudamente.

Cambia toda esta actitud. No retrases lo que es bueno, porque lo bueno le pertenece a Dios. Aplaza lo que es malo, porque te mantiene alejado de Dios".

Osho, El significado oculto de los evangelios
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 nov. 2009

No poseas al otro si no quieres ser poseído

"Si el amor es auténtico, nunca se convertirá en una atadura. ¿Cuál es el mecanismo del amor para convertirse en una atadura? En el momento en que le dices a tu amante o a tu amado "ámame sólo a mí", has empezado a poseer. Y en el momento en que posees a alguien le estás insultando profundamente, porque lo has convertido en una cosa.

Si te poseo, quiere decir que tú ya no eres una persona, sino un elemento más de mi mobiliario, una cosa. Entonces te utilizo, tú eres mi cosa, mi posesión, así que no permitiré que nadie más te utilice. Es un trato en el que tú me posees y me conviertes en una cosa. El trato consiste en que nadie más te puede usar. Ambas partes se sienten atadas y esclavizadas. Yo te esclavizo y tú me esclavizas a mí a cambio.

Entonces empieza la lucha. Quiero ser libre, pero quiero seguir poseyéndote; tú quieres mantener tú libertad y seguir poseyéndome; aquí está la lucha. Si te poseo, seré poseído por ti. Si no quiero ser poseído por ti, no te debería poseer. No debería surgir la posesión. Debemos mantenernos como individuos, y nos debemos mover como conciencias independientes y libres. Podemos convertirnos en uno, podemos encontramos cada uno en el otro, pero ninguno de los dos posee al otro. De esta manera, no hay atadura y no hay apego.

El apego es una de las cosas más horribles que existen. Y cuando digo más horribles no me refiero sólo al aspecto religioso sino también al aspecto estético. Cuando estás apegado, pierdes tu soledad, pierdes todo. Sólo te sientes bien porque alguien te necesita y alguien está contigo; has perdido todo, te has perdido a ti mismo.

Pero el engaño está en que tratas de ser independiente, pero haces de la otra persona una posesión, y la otra persona hace lo mismo contigo.

Así que no poseas al otro si no quieres ser poseído...No convirtáis a nadie en un esclavo; de lo contrario, te convertirás tú también en un esclavo...

Amar la libertad, tratar de ser libre, significa básicamente que has alcanzado un profundo conocimiento de ti mismo. Ahora sabes que te bastas a ti mismo. Puedes compartir con alguien, pero no eres dependiente. Puedo compartir mi ser con alguien. Puedo compartir mi amor, puedo compartir mi felicidad, puedo compartir mi dicha, mi silencio con alguien. Pero es un compartir, no una dependencia. Si no tengo nadie a mi lado, seré igual de feliz, igual de dichoso. Si tengo alguien a mi lado, también estará muy bien y podré compartir".

Osho, Amor, libertad y soledad. Una nueva visión de las relaciones
http://osho-maestro.blogspot.com/

15 nov. 2009

Cada persona vive en un mundo de su propia creación

"No escuchamos todo lo que se dice. Sólo escuchamos lo que queremos escuchar. No vemos todo lo visible. Sólo vemos lo que queremos ver. Y todo lo que leemos no acabamos de leerlo, sino que sólo leemos lo que queremos leer. Nuestra visión, escucha y lectura son selectivas; elegimos. No dejamos de desplazar todo aquello que no queremos ver.

Ahora hay una nueva psicología llamada Gestalt... Los gestaltistas dicen que si el cielo está lleno de nubes cada persona verá cosas distintas en ellas. Una persona asustadiza verá fantasmas, una persona religiosa verá imágenes de Dios, un aficionado a las películas verá los rostros de actores y actrices favoritos. La noche es la misma, pero cada uno ve sus propias cosas.

Cada persona vive en un mundo de su propia creación. Así que no vale la pena vivir bajo la ilusión de que en esta tierra hay un único mundo. En este mundo hay al menos tantos mundos como personas. Si en la actualidad esta tierra tiene seis mil millones de habitantes, entonces habrá seis mil millones de mundos. Y no penséis que una persona vive en un único mundo durante toda su vida. Ese mundo también cambia día a día...

¿Cómo puede una persona tener varios mundos? En realidad, lo que ocurre es que las personas cambian a diario y construyen muros, paredes y puertas, y ponen guardias alrededor de su mundo. Y ellos les dicen que permitan la entrada de determinada gente y les dicen a otras que no son bienvenidas. Y no sólo lo hacemos con personas, sino también con información...

Nosotros tampoco escuchamos. Cuando dos personas hablan, intentad escuchad tranquilamente, como un mero testigo, ¡y os quedaréis de una pieza! Pero es muy difícil permanecer como un testigo. Antes de daros cuenta, habréis saltado en medio de la conversación como una tercera persona. Pero si escucháis su conversación sin implicaros, os llevaréis una sorpresa: ¿hablan entre sí o sólo para sí? Lo que dice uno de ellos y lo que contesta el otro no guarda relación alguna...

Cuando alguien mantiene una conversación con otra persona y no está loca -muy improbable-, empieza a hablar en su interior mientras la otra persona continúa hablando. En el momento en que la primera persona deja de hablar, entonces comienza a hablar la segunda. Y lo que dice está relacionado con su diálogo interno, no con lo que ha dicho la otra persona. La relación entre los discursos de ambas personas es como mucho la de una chaqueta y un colgador. Una puede recoger una de las palabras o de las cuestiones de lo dicho por la otra y colgar allí lo que se estaba diciendo interiormente. Eso es todo".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 nov. 2009

El futuro es un truco para aplazar el presente

"Dicen que hay que trabajar con ahínco pero no con miras al futuro. Hay que disfrutarlo, sin ningún otro objetivo. Aun si no se consigue nada haciéndolo, es hermoso por sí mismo. Y eso es lo más difícil para la mente humana. Por eso lo llamo trabajar con ahínco.

Lo más difícil consiste en hacer algo porque sí, cantar porque sí, meditar porque sí, amar porque sí.

Eso es lo más difícil para la mente humana, porque la mente siempre tiene las miras puestas en el futuro. Dice: "¿Cómo que porque sí? ¿Para qué? ¿Qué voy a sacar en claro de eso?". Hay personas que vienen a verme y me dicen: "Podemos meditar, pero ¿qué vamos a sacar en claro? Podemos ser sannyasins, pero ¿qué vamos a obtener con eso?". Así es la mente... codiciosa...

Se medita porque sí, como se ama porque sí.

Pregúntale a una rosa por qué florece. Florece sin más. Florecer es muy hermoso, sin ningún motivo. Pregúntales a los pájaros por qué cantan. Cantan sin más. Les gusta, les encanta, sin motivo.

Deshazte de la mente y desaparecerá el motivo. De modo que al menos durante unas horas al día haz cosas porque sí: bailar, cantar, tocar la guitarra, estar con amigos o contemplar el cielo. Al menos durante unas horas dedica tiempo a actividades gratuitas. Esas son las actividades en las que hay que trabajar con ahínco.

Ya sé que la mente es muy perezosa. Le gusta soñar y no quiere trabajar; por eso piensa sin cesar en el futuro. Pero la mente es muy perezosa y sólo piensa en el futuro para eludir el presente y eludir así el reto del presente...

El futuro es un truco para aplazar el presente; el futuro es un truco para eludir el presente. No es que vayas a hacer nada en el futuro, no... porque estará la misma mente y dirá mañana, mañana. Morirás y no habrás hecho nada; sólo pensar.

Y tanto pensar te ayuda a aguantar: no te sientes perezoso porque piensas tanto en las grandes cosas que vas a hacer, sueñas con grandes cosas y no haces las pequeñas cosas que tendrías que hacer ahora mismo. Trabajar con ahínco significa estar presente y hacer lo que te plantea como reto el presente".

Osho, El libro del ego
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 nov. 2009

¿Quién te ha dicho que una mujer vieja es fea?

"¿Quién te ha dicho que una mujer vieja es fea? La mujer anciana será fea si insiste en verse joven; entonces será fea con su rostro pintarrajeado, su lápiz labial, esto y aquello. Pero si la mujer anciana acepta el envejecimiento como algo natural, como debe ser, es difícil encontrar un rostro más hermoso que el de la vejez -arrugado por el paso de las estaciones, espejo de incontables experiencias, maduro, sazonado.

Una persona anciana se torna hermosa si ha vivido la vida. Si no ha vivido querrá aferrarse a un momento pasado que ya no existe. Esa persona será fea si trata de demostrar que es joven cuando ha dejado pasar la juventud, si todavía busca cosas como el sexo, que son buenas en su estación, hermosas en ciertos momentos de la vida, pero que deben quedar atrás cuando la persona ha vivido. Pero un hombre anciano que se enamora es ridículo... ¡ridículo! Es tan ridículo como el joven que no se enamora -está fuera de estación, fuera de ritmo con la vida...

Todo es bello en su momento y todo tiene su propio momento. No pierdas el paso en la danza de la vida".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 nov. 2009

El sexo es sagrado cuando ocurre. Cuando desaparece, eso también es sagrado. Ambos momentos tienen su belleza.

"Dime cuál es tu ideal y conoceré tu vida inmediatamente. Si tu ideal es el celibato, entonces sabré quién eres: estás obsesionado por el sexo. Sólo una persona obsesionada por el sexo tiene el ideal del celibato. Si no estás obsesionado por el sexo no surgirá la cuestión del celibato. Vivirás tu vida: cuando el sexo está ocurriendo es hermoso, cuando desaparece es hermoso. Ambos momentos son sagrados.

El sexo es sagrado cuando ocurre. Cuando desaparece, eso también es sagrado. Ambos momentos tienen su belleza.

Cuando el árbol florece tiene belleza y cuando el árbol está desnudo de todas las hojas tiene una belleza. Sí, en el otoño los árboles tienen una belleza totalmente diferente, una belleza austera. Desnudos, sin hojas, parados contra el cielo, se ven tan meditativos, tan zen. Y luego, en la primavera, con gran follaje y muchas flores, como si se preparasen para casarse... recién casados. Tanta celebración tiene su belleza... le belleza de un Sufí.

El hombre real vive su vida sin ninguna culpa. El sexo aparece un día y un día desaparece. Hasta los catorce años el sexo no ha aparecido. Entonces, repentinamente un día llega la primavera: el sexo ha llegado a la vida, con grandes alegrías, con grandes canciones para cantar. Si uno lo vive totalmente, entonces, alrededor de los cuarenta y dos años, un día desaparece. Y la belleza del otoño... y el árbol desnudo contra el cielo del anochecer.

El sexo existe sólo de los catorce a los cuarenta y dos años, si las cosas van naturalmente. Pero no van naturalmente: el sacerdote entra en acción... Empieza a hablar del celibato. Cuando todo lo que se necesitaba era el arte del amor, él empieza a hablar del celibato. Crea culpa. La energía del sexo es reprimida y se sumerge en el inconsciente.

Ahora seguirá aún a los ochenta y dos años. Seguirás obsesionado por el sexo, ahora no podrá dejarte...

Tal como la juventud se convierte en ancianidad, el sexo se convierte en celibato. El celibato es sexo vivido verdaderamente, es la fragancia del sexo vivido verdaderamente. El celibato es la sexualidad que se vuelve madura. De no ser así, la hipocresía continúa."

Osho, Unión Mística. El camino sufí
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 nov. 2009

La vida no está predeterminada

"La vida no está predeterminada.
Es una oportunidad.
Está en vuestras manos qué hacer con ella".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 nov. 2009

¿Qué es la flexibilidad?

"¿Qué es la flexibilidad?
La flexibilidad es responder
al momento sin ideas preconcebidas;
reaccionar a cada instante
directa e inmediatamente,
sin ideas preconcebidas.
La inmediatez es flexibilidad.
Te encuentras en una situación,
tomas consciencia de ella,
respondes a ella y después actúas.
La acción emana del encuentro entre tú y la situación,
no de una idea previamente establecida".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 nov. 2009

Bien y mal no son más que dos caras de una misma moneda

"No hay nada que exista que no sea divinidad...
Si pudiéramos observar profundamente
lo que llamamos malo
descubriríamos de inmediato
que también hay algo bueno oculto en ello.
Si pudiéramos observar profundamente el pesar
también descubriríamos felicidad.
Si pudiéramos observar una maldición de cerca,
descubriríamos una bendición oculta en su interior.
En realidad, bien y mal
no son más que dos caras de una misma moneda".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 nov. 2009

Este es el único pecado: no hacer aquello que es intrínseco a ti y hacer lo que otros quieren de ti

"Dios te ha dado un propósito... Quiere que algo sea realizado a través de ti. Tal vez quiera que cantes una canción que nadie más que tú puede hacerlo. Quizá quiera que hagas una danza que sólo tú puedes hacer. Sólo a través de ti puede ofrecer esa danza a la existencia...

La gente hace otras cosas, y cuando llega Dios te encuentra haciendo algo para lo que no has sido enviado, y no ¡para lo que has sido enviado! Este es el único pecado: no hacer aquello que es intrínseco a ti y hacer lo que otros quieren de ti.

Hay mucha gente que trata de imponerte sus historias -evítalos. Tu padre quiere colocarte sus ilusiones, quiere que seas primer ministro del país. Tu madre quiere que seas un gran doctor, o esto o aquello. Y tus profesores, tus amigos y toda la sociedad también quieren pasarte sus fantasías. Todo el mundo está interesado en ti, porque quieren traspasarte sus deseos. Parace que a nadie le intereses por ti mismo.

Si puedes encontrar a alguien que esté interesado en ti por ti mismo -ese es tu Maestro. Este es el criterio, la definición de un Maestro: alguien que no te está imponiendo sus espejismos, que simplemente está interesado en ayudarte a ser lo que puedas ser. No te conduce por ningún camino, únicamente te nutre, te sustenta, para que puedas tomar cualquier dirección que te llegue de manera natural; que no te recorta, que simplemente te pone fertilizantes en las raíces, para que si quieres crecer hacia el norte o hacia el sur, o quieres elevarte alto hasta el cielo, o quieres ser un arbusto grueso, que seas lo que quieras ser. Un Maestro no es más que una presencia benévola, es nutrición. No te guía para que seas esto o aquello, lo único que hace es ayudarte a ser eso que está oculto dentro de ti".

Osho, El significado oculto de los evangelios
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 nov. 2009

La seriedad significa enfermedad. Cuando anda todo bien, surge la risa

"Dondequiera que veas seriedad,
sabes bien que algo anda mal,
porque la seriedad forma parte de un ser enfermo.
Ninguna flor es seria,
salvo que esté enferma.
Ningún pájaro es serio,
salvo que esté enfermo.
Ningún árbol es serio,
salvo que algo ande mal.
Siempre que algo está mal,
se produce la seriedad.
La seriedad significa enfermedad.
Cuando anda todo bien, surge la risa".

Osho, Mi camino. El camino de las nubes blancas
http://osho-maestro.blogspot.com/

El amor es la flor de loto; el deseo es el barro del cual surge la flor de loto

Incluso cuando surgen en mi corazón sentimientos de tipo amoroso, inmediatamente empiezo a sentir que aquello no es amor; no es amor en absoluto, sino mis deseos ocultos de sexo y todo lo demás.

"Y ¿qué tiene de malo? El amor tiene que surgir del deseo: si evitas el deseo, estarás evitando cualquier posibilidad de amor. El amor no es deseo, cierto; pero el amor no carece de deseo. Eso también es verdad. El amor está por encima del deseo; pero si anulas el deseo estás anulando toda posibilidad de que la flor surja del barro. El amor es la flor de loto; el deseo es el barro del cual surge la flor de loto...

Si quieres convertirte en un buda, no tengas miedo del sexo. Afróntalo, conócelo, sé cada vez más consciente de él. Ten cuidado; es una energía enormemente valiosa. Conviértela en una meditación y transfórmala, poco a poco, en amor. Es un material en bruto, como un diamante en bruto: tienes que tallarlo, pulirlo; entonces adquiere un enorme valor. Si alguien te da un diamante en bruto, sin pulir, sin tallar, puede que ni siquiera te des cuenta de que es un diamante. Incluso el Kohinoor en bruto no vale nada.

El deseo es un Kohinoor; hay que pulirlo, hay que entenderlo...

Hay tres tipos de persona. Uno piensa que el sexo es también el fin. Es el tipo de gente que vive una vida de desenfreno. Se equivocan, porque el sexo es el principio pero no el fin. Después está la gente que está en contra del desenfreno. Éstos se sitúan en el extremo opuesto: no quieren que el sexo sea siquiera el principio; así que empiezan por atajarlo. Al atajarlo no hacen otra cosa que atajarse a sí mismos. Al destruirlo, se están destruyendo a sí mismos, se marchitan. Ambas actitudes son estúpidas.

Existe una tercera posibilidad; la posibilidad del sabio, que contempla la vida, que no tiene teorías que imponer a la vida, que sólo intenta entender. Se da cuenta de que el amor es el principio, pero no el final. El sexo es sólo una oportunidad de crecer más allá de él, pero uno tiene que pasar por él".

Osho, Amor, libertad y soledad. Una nueva visión de las relaciones
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 nov. 2009

Si una persona enfadada se interesa en observar, la cólera desaparecerá

"La observación se halla bajo mínimos cuando estáis furiosos. Cuando estáis coléricos se pierde casi por completo la capacidad de observación.
Y el hecho es que esa capacidad nunca es más necesaria que cuando se está colérico. La ironía radica en que si hay observación, no hay cólera, y viceversa. Pero ambos no pueden hallarse presentes simultáneamente. Si una persona enfadada se interesa en observar,
la cólera desaparecerá".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 nov. 2009

El amor se muere de tanto contacto

Esta noche está presente el grupo Tathata. Una chica le dice a Osho que está viviendo con el facilitador del grupo Tathata y que la noche anterior le ayudó en el grupo.

"No es buena idea que paséis tanto tiempo juntos. El amor se muere de tanto contacto, así que no te aconsejo que le ayudes. Tú tienes tu trabajo y él tiene el suyo. Podéis vivir juntos, pero el hecho de que estéis juntos no se tiene que convertir en una relación de veinticuatro horas.

Serás un obstáculo también para él en el grupo, porque el grupo necesita cierta libertad, y los amantes no se dan libertad. Destruirás su grupo y su libertad, y al final destruirás tu amor. Pero es algo que depende de ti.

Siempre es bueno estar separados algunas horas al día para que cuando os volváis a encontrar estéis preparados el uno para el otro.

Es una sencilla ley de la vida, como cuando comes, y luego durante seis u ocho horas te olvidas de comer. Después, vuelves a tener apetito. Si estás todo el día comiendo, nunca tendrás apetito. Así que vuestras vidas de trabajo no deberían ser paralelas porque de ese modo no hay posibilidad de escapar uno del otro. Se pierde la libertad, la soledad, y todo el mundo necesita un espacio propio..."

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

4 nov. 2009

La religión es exactamente como el sexo

"Puedo hablarte del logos y tratar de explicártelo. Hasta podrías tener una vaga idea intelectual de él, pero eso no te dará entendimiento. Es como hablarle a un niño pequeño sobre el sexo. Puedes hablarle, apoyarte en todos los Freud y Wilhelm Reich del mundo, y hasta lograr que el niño escuche. ¿Pero puede el niño comprender de qué se trata? Si es muy inteligente, podrá entenderlo desde el intelecto, pero para comprender el sexo, se necesita un crecimiento biológico, una cierta madurez de las glándulas y las hormonas. Para comprender el sexo, el niño debe llegar a un punto en el cual lo desea; solamente entonces podrá comprenderlo, no antes.

Un día paseaba por la calle y delante de mí iban dos pequeños. Uno de ellos tendría siete años y el otro quizás ocho. El más pequeño le decía al mayor: "Todos los días voy al colegio con una niña. Le he llevado su maleta y sus libros siete veces y tres veces le he conseguido helado. ¿Qué piensas, debo besarla o no?.

El otro se quedó pensando y dijo: "Me parece que ya has hecho suficiente por ella. No creo que debas hacer nada más". Así son las cosas con los niños. No se le puede hablar de sexo a un niño. Primero, debe brotar el deseo sexual; el niño debe ser sexual primero. El mismo problema surge con la religión. No se le puede hablar a nadie sobre ella a menos que haya brotado el deseo.

La religión es exactamente como el sexo. El sexo es el deseo de encontrarse con el opuesto a nivel del cuerpo físico y la religión es el deseo de encontrarse con el opuesto en el nivel del ser. Es un deseo, una sed. Solamente se puede hablar de ella cuando se manifiesta... ¿Sientes la sed? ¿Ha surgido el deseo de encontrarte con el opuesto en el nivel del ser -no en el nivel del cuerpo o de la mente, sino en el nivel del ser, de la totalidad-? ¿Estás listo para ese salto? Sólo si estás listo, será posible el entendimiento".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 nov. 2009

El hombre es simplemente una existencia que se balancea entre la divinidad y la animalidad

"El hombre es simplemente una existencia que se balancea entre la divinidad y la animalidad.

Tocamos ambos extremos varias veces al día. Encolerizada, una persona se inclina hacia la animalidad; en paz, la misma persona entra en contacto con lo divino.

Durante las veinticuatro horas del día viajamos en muchas ocasiones entre el cielo y el infierno, sí, muchas veces. En un instante estamos en el cielo, y al siguiente hemos caído en el infierno".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 nov. 2009

Los niños nacen del desamor

"Los niños nacen de un matrimonio que es más una charca estancada; los niños nacen del desamor. Desde un principio se convierten en desiertos. Además esta situación de desamor en la casa les hace apagados, poco cariñosos. Aprenden la primera lección de la vida de sus padres, y sus padres no se aman y hay celos constantes, discusiones y enfados. Los niños no hacen otra cosa que ver las feas caras de sus padres.

Toda su esperanza se derrumba. No pueden creer que vaya a haber amor en su vida si no lo ha habido en la vida de sus padres. También ven a otros padres, a otras familias. Los niños son muy receptivos; no dejan de mirar a su alrededor y observar. Cuando ven que no hay posibilidad de amor empiezan a pensar que el amor sólo existe en la poesía, sólo existe para los poetas, los visionarios; no es algo real en la vida. Una vez que has aceptado la idea de que el amor es sólo poesía, entonces nunca te ocurrirá porque te has cerrado a él.

Ver que el amor ocurre es la única forma de permitir que ocurra después en tu propia vida. Si ves que tu padre y tu madre se aman profundamente, que se preocupan el uno del otro, que sienten compasión el uno del otro, que se respetan el uno al otro, entonces has visto que el amor ocurre. Surge la esperanza. Una semilla cae en tu corazón y empieza a crecer. Sabes que a ti también te va a ocurrir".


Osho, Amor, libertad y soledad. Una nueva visión de las relaciones
http://osho-maestro.blogspot.com/


1 nov. 2009

Disfruta las cosas pequeñas porque la vida consiste en cosas pequeñas

"Ríe, porque la risa es un puente. Ama, porque el amor es un puente. Disfruta las cosas pequeñas porque la vida consiste en cosas pequeñas... disfrutar las cosas pequeñas es un puente.

Por eso la gente del Zen ha hecho una meditación hasta de tomar el té. Simplemente tomar el té, ¿quién piensa que es algo religoso? Pero puede ser transformado, depende de tu actitud. Puedes tomar té de un modo muy meditativo: sorberlo meditativamente, saborearlo, oler el aroma. Escucha primero el samovar, el sonido del samovar, la danza del vapor dentro de él, y la fragancia sutil que empieza a surgir. ¡Vívelo, permanece con esto!. Has de ello un momento de oración... entonces un simple té común es transformado en algo divino. Y si se puede hacer esto con el té, se puede hacer con cualquier otra cosa".

Osho, Unión Mística. El camino sufí
http://osho-maestro.blogspot.com/