28 feb. 2010

No hay por qué elegir entre la meditación y el amor. Ambas cosas han de ser vividas

"En cierta ocasión, alguien me preguntó: "Siempre que me enamoro, la meditación se perturba. Siempre que medito, empiezo a perder interés en el amor. ¿Qué puedo hacer? ¿Qué debo elegir?". La idea de la elección surge por las polaridades. Sí, es cierto: si vas hacia el amor, tenderás a olvidarte de la meditación; y si vas hacia la meditación, perderás interés en el amor. ¡Pero aún así, no hay necesidad de elegir! Cuando te apetezca ir hacia el amor, ve hacia el amor; no elijas. Y cuando te apetezca ir hacia la meditación, ve hacia la meditación; no elijas. No hay necesidad de elegir.

Además, el deseo de ambas cosas nunca surge a la vez. Eso es algo que hay que entender, es de vital importancia: el deseo de ambas cosas nunca surge a la vez. Es imposible, porque el amor es el deseo de estar con otra persona; el amor significa estar enfocado en el otro. Y la meditación significa olvidarse del otro y enfocarse en uno mismo. Ambos deseos no pueden surgir a la vez. Cuando quieres estar con otra persona, significa que estás cansado de ti mismo. Y cuando quieres estar contigo mismo, significa que estás cansado del otro. ¡Es un hermoso ritmo!...

Cuando te apetezca estar solo, con todo el respeto, con todo el amor, dile al otro: "Está surgiendo en mí un gran deseo de estar solo, y tengo que hacerlo, no es una cuestión de elección. Por favor no te ofendas. No tiene nada que ver contigo; se trata simplemente de mi propio ritmo interior"... Cuando realmente hay amor entre dos personas, ese es un resultado seguro, una consecuencia segura: ambos empezarán a sentir al mismo tiempo el deseo de estar juntos y el deseo de estar separados. Entrarán en un ritmo: unas veces se juntarán, estarán juntos y se disolverán el uno en el otro olvidándose por completo de sí mismos; y otras, se saldrán de la unión, se separarán, se apartarán a su propio espacio para ser ellos mismos; se convertirán en meditadores.

No hay por qué elegir entre la meditación y el amor. Ambas cosas han de ser vividas. Lo que sea que surja en ti, cualquiera que sea el deseo más profundo en el momento, ve con ello".

Osho, Geometría de la conciencia. Enseñanzas místicas de Pitágoras
http://osho-maestro.blogspot.com/

Todo el mundo tiene a un político en su interior

"Todo el mundo
tiene a un político en su interior.
Un político significa
el deseo de dominar,
de ser el número uno.
Un político significa
la ambición,
la mente ambiciosa".

Osho, El libro del hombre
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 feb. 2010

Nuestro trabajo es... extender la danza y la celebración por toda la Tierra

"Nuestro trabajo
es enseñar consciencia a la gente,
a estar más despierta,
a tener más amor,
más comprensión,
más alegría,
y a extender la danza
y la celebración
por toda la Tierra".

Osho, El mayor desafío. El futuro de oro
http://osho-maestro.blogspot.com/

Reverencia por la vida

"Y cuando desde el principio
a cada niño se le educara
con una reverencia por la vida,
reverencia por los árboles
porque tienen vida,
reverencia por los animales,
reverencia por los pájaros,
¿crees que un niño así
un día puede ser un asesino?
Es casi inconcebible.

Y si la vida es alegre,
llena de canciones y bailes,
¿crees que alguien
desearía suicidarse?".

Osho, El mayor desafío. El futuro de oro
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 feb. 2010

El amor no es una flor de temporada, tarda años en crecer

¿Es esto una bendición? Después de pasar mucho tiempo solo, me he enamorado de tres mujeres a la vez. Al principio era fácil, pero en cuanto intenté profundizar en una relación, o yo salía corriendo hacia la siguiente, o ella quería estar con otra per­sona. Por supuesto, volvió a suceder lo mismo en cuanto sintonicé con otra de las mujeres. De modo que la alegría y el sufrimiento están muy próximos, y me pregunto ¿estaré evitando algo?

"¿No te parece que tres es más que suficiente? ¿Te parece que estás evitando la cuarta? Una mujer es bastante para crear un in­fierno, y me estás preguntando "¿Es esto una bendición?". Debe de ser una maldición disfrazada...


Debes tener un gran espíritu..., tan inconsciente que ni si­quiera tres mujeres te pueden alterar, o tan iluminado que "¿a quién le importa?"...

Tres mujeres, ¡y ni siquiera estás casado! Te van a usar de ba­lón. Y estás preguntando, "¿esto es una bendición?"... con in­terrogación, por supuesto. Ten un poco más de cuidado. Este si­tio es peligroso para la gente como tú. Aquí hay tantas mujeres que, si sigues así, pronto no quedará nada de ti y habré perdido innecesariamente a un discípulo. Piensa también en mí...

El amor es importante, es una buena situación de aprendi­zaje, pero sólo es un aprendizaje. Una escuela es suficiente, tres es demasiado. Y con tres mujeres no podrás aprender mucho porque ¡con tanta actividad! Es mejor estar con una mujer para que puedas ser uno con ella totalmente, para que puedas enten­der sus deseos y los tuyos más claramente, para estar menos preocupado, atormentado, porque al principio el amor sólo es un fenómeno inconsciente. Es biológico, no es demasiado valio­so. Sólo si le pones tu consciencia, sólo cuando te vas volviendo más meditativo acerca de él empieza a parecerte valioso, empie­zas a surcar los cielos.

La intimidad con una mujer o un hombre es mejor que las relaciones superficiales. El amor no es una flor de temporada, tarda años en crecer. Y sólo cuando crece va más allá de la bio­logía y comienza a contener algo espiritual. Estar con muchas mujeres o muchos hombres te hará superficial.... distraído tal vez, pero superficial; ocupado indudablemente, pero es una ocu­pación que no te va a ayudar en tu crecimiento interior.

Pero una relación de uno a uno, una relación duradera en la que os podáis entender mejor, es enormemente beneficiosa. ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué necesidad hay de entender mejor a la mu­jer o al hombre? La necesidad es que todos los hombres tienen una parte femenina en su ser, y todas las mujeres tienen una par­te masculina. La única forma de entenderla, la forma más fácil, la más natural, es estar en una relación íntima con alguien. Si eres un hombre debes estar en una relación íntima con una mujer. Deja que crezca la confianza para que caigan todas las barreras. Acercaos el uno al otro tanto para que puedas mirar profundamente a la mujer y la mujer te pueda mirar profunda­mente. No seáis falsos con el otro...

De modo que si tienes muchas relaciones no podrás bucear en las profundidades del alma de la mujer. Y es lo único que ne­cesitas, conocer tu parte femenina interna. La relación se con­vierte en un espejo. La mujer se mira en ti y empieza a encon­trar su parte masculina, el hombre se mira en la mujer y empieza a descubrir su propia femeneidad. Y cuanto más cons­ciente te haces de tu parte femenina -el polo contrario-, más ín­tegro podrás ser, más equilibrado. Cuando tu hombre y tu mujer interiores desaparezcan el uno en el otro, se disuelvan, cuan­do ya no haya separación, cuando se hayan convertido en uno solo, te habrás convertido en un individuo. Carl Gustav Jung lo denomina proceso de individualidad. Tiene razón, ha escogido la palabra acertada. Y lo mismo le sucede a la mujer.

Pero mariposear con mucha gente te hará superficial, te mantendrá distraído, ocupado, pero no crecerás; y a fin de cuen­tas, lo único que importa es el crecimiento, el crecimiento de la armonía, de la individualidad, de tu centro. Ese crecimiento pre­cisa que conozcas a la otra parte. El planteamiento más sencillo es conocer primero a la mujer en el exterior, para que puedas co­nocer a la mujer interior.

Como un espejo -el espejo refleja tu cara, te muestra tu cara-, la mujer se convierte en tu espejo, el hombre se convier­te en tu espejo. El otro refleja tu rostro, pero si tienes alrededor tantos espejos, y estás corriendo de un espejo a otro, y engañan­do a cada espejo con el otro, será un caos, te volverás loco..."

Osho, El libro del hombre
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 feb. 2010

Todo mi esfuerzo se concentra en una cosa: crear el nuevo hombre como un "Zorba el Buda"

"Buscando y cuestionando, la inteligencia se afila como una navaja. El hombre ha vivido sin inteligencia porque todas las religiones del mundo han dado importancia sólo a una cosa: creer. Y creer es el veneno de la inteligencia.

Han dado importancia sólo a una cosa: la fe. Y la fe va en contra del crecimiento.

El nuevo hombre que yo concibo no tendrá ningún sistema de creencia y no tendrá fe. Será un buscador, un investigador; su vida será una vida de tremendo descubrimiento, descubrimiento del mundo exterior y del interior también...

Todo mi esfuerzo se concentra en una cosa: crear el nuevo hombre como un "Zorba el Buda".

En una comuna modelo, todos tendrán ambas cualidades, las cualidades de un Zorba y las cualidades de un Buda. Tremendamente interesados en el mundo exterior y también amantes de la búsqueda interior. El día en que seas las dos cosas juntas, te habrás convertido en el nuevo hombre y el nuevo hombre será la salvación de la Humanidad".

Osho, El mayor desafío. El futuro de oro
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 feb. 2010

Permanecer feliz durante las veinticuatro horas

"Siempre que estés sentado sin hacer nada, relaja tu mandíbula y abre la boca ligeramente. Comienza a respirar por la boca, pero no profundamente. Deja que el cuerpo respire superficialmente y que cada vez sea más y más superficial la respiración. Y cuando sientas que la respiración se ha convertido en algo muy superficial y tu boca esté abierta y tu mandíbula relajada, todo tu cuerpo sentirá una gran paz.

En ese momento, comienza a sentir tu sonrisa; no sólo en tu cara sino en todo tu ser. No es una sonrisa que sólo afecta a tus labios; es una sonrisa existencial que se extiende en tu interior.

No necesitas sonreír sólo con tus labios -también puedes sonreír desde el estómago; el estómago está sonriendo. Y es sonreír, no reírse; es muy, muy suave, delicada, frágil, como una pequeña rosa abriéndose desde el centro y extendiendo toda su fragancia a su alrededor.

Una vez que has conocido lo que es esta sonrisa, puedes permanecer feliz durante las veinticuatro horas. Y cuando sientas que estás perdiendo esta felicidad, sólo cierra los ojos y tráela a ti de nuevo... y nuevamente estará allí. Y durante el día, cuantas veces quieras, podrás traerla de nuevo. Siempre estará ahí".

Osho, Extractos de charlas no publicadas (www.osho.com)
http://osho-maestro.blogspot.com/

20 feb. 2010

La meditación tiene que ser probada, no debatida

"Y en lo que sea que creas, no te limites a creer; conságralo, hazlo sagrado viviéndolo. No permitas que sólo sea una creencia intelectual en la cabeza: tiene que hacerse existencial. Entonces se consagra, entonces lo has santificado, lo has hecho sagrado.

Las creencias, si sólo son pensamientos, son inútiles. A no ser que se conviertan en tu propia sangre, huesos y médula, a no ser que las vivas... si sientes que algo es verdad, ¡vívelo! Esa será la única prueba de que lo que sientes es verdadero. No hay ninguna otra prueba. Tu vida es la única prueba de tu creencia... Vívela, no desde el exterior hacia el interior, sino justo lo opuesto: desde el interior hacia el exterior. Primero experimenta una verdad.

Por ejemplo: Yo digo que medites. Ahora bien, tú puedes convertirlo en una simple creencia: que es bueno meditar, que la meditación contiene una gran verdad, que ahora puedes debatir con los demás acerca de sus bondades, acerca de los misterios de la meditación. Tú mismo nunca has meditado porque los debates, los pensamientos y la lectura acerca de la meditación no te dejan tiempo. Te has olvidado por completo de que la meditación tiene que ser probada, no debatida.

Es decir, puedes imponerte, violentamente, alguna postura meditativa. Puedes sentarte en silencio como un Buda, aunque por dentro no haya budeidad, silencio, pureza, inocencia. La charla interior continúa, pero en el exterior puedes estar sentado como una estatua de piedra. Eso es hipocresía, simplemente estás fingiendo. Esa no es la forma de consagrar; esa no es la forma de hacer algo sagrado.

Tienes que entrar en meditación de verdad, no que fingir. Porque siempre que vives una verdad, la verdad se consagra".

Osho, Geometría de la conciencia. Enseñanzas místicas de Pitágoras
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 feb. 2010

Cuando ayudas a alguien le ayudas a ser él mismo; cuando intentas cambiar a alguien, in­tentas cambiarlo de acuerdo con tus ideas

¿Qué significa intentar ayudar a los demás? A menudo es más parecido a intentar cambiarlos que a respetarlos y quererlos incondicionalmente. ¿Puedes hablar sobre esto?

Hay una gran diferencia, y extraordinariamente significativa, en­tre intentar cambiar al otro y ayudarle. Cuando ayudas a alguien le ayudas a ser él mismo; cuando intentas cambiar a alguien, in­tentas cambiarlo de acuerdo con tus ideas. Cuando intentas cam­biar a alguien intentas hacer una fotocopia. No te interesa la per­sona; tú tienes cierta ideología, una idea fija, un ideal, e intentas cambiar a la persona de acuerdo con ese ideal. Lo más importante es el ideal, el ser humano en sí no te importa nada.

En realidad, es violento intentar cambiar al otro de acuerdo con algún ideal. Es una agresión, un intento de destruir al otro. No es amor ni es compasión. La compasión siempre le permite al otro ser él mismo. La compasión no tiene ideología, la compa­sión es una atmósfera. No te da una dirección, sólo te proporcio­na energía. Entonces te desarrollas. Entonces tu semilla tiene que brotar según su propia naturaleza. No hay nadie que te im­ponga nada.

Cuando digo: "Ayuda a los demás", quiero decir que les ayu­des a ser ellos mismos. Cuando digo que el mundo no es religio­so debido a la existencia de tantos predicadores, quiero decir que hay demasiada gente que intenta cambiar, convertir y transformar a los demás según su propia ideología. Una idea no debería ser más importante que una persona. Ni siquiera toda la huma­nidad tiene más importancia que un solo ser humano. La hu­manidad es una idea; el ser humano es una realidad..."


Osho, Compasión. El florecimiento supremo del amor
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 feb. 2010

Todo el mundo va medio dormido. Andan en sueños, son sonámbulos... Y tú también.

"Es muy raro que seas consciente. En setenta años de vida, si vives lo que se considera una vida corriente, no tendrás más de siete instantes de consciencia.

Y estos siete instantes o menos serán por casualidad. Por ejemplo, tendrás un momento de consciencia cuando alguien te ponga de repente una pistola en el corazón. En ese momento se detiene tu pensamiento, tu pensamiento habitual. Durante un instante eres consciente, es tan peligroso que no puedes seguir dormido como de costumbre.

Cuando hay una situación de peligro te vuelves consciente. De lo contrario, estás profundamente dormido. Eres un experto en hacer las cosas mecánicamente.

Simplemente, siéntate al lado de la carretera y observa a la gente, te darás cuenta de que todo el mundo va medio dormido. Andan en sueños, son sonámbulos.

Y tú también".

Osho, El libro del hombre
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 feb. 2010

En busca de experiencia, no de teorías

"Hay dos tipos de personas:
uno, el de las que están en busca de teorías
y, por favor, no pertenezcas a ese tipo,
porque es el más estúpido;
el otro es el tipo sabio,
el de los que están en busca de experiencia,
no de teorías.

Este libro y todo lo que yo pueda decir
pueden volverse una teoría para ti.
De ser así, errarás.
Puede convertirse en una sed,
un hambre,
una honda urgencia de experimentar;
de ser así,
habrás entendido de qué se trata.
Pero no te vuelvas adicto a las palabras;
no acarrees el recipiente,
recuerda el contenido".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 feb. 2010

Nunca estés esperando que el otro cambie. En todas las relaciones empieza tú a cambiar

Soy un hombre casado con tres hijos y todos los pro­blemas de la vida conyugal. Mi esposa se me tira constantemente al cuello. Estamos juntos sólo por los niños; aparte de eso, cada momento es una pesadilla. ¿Existe alguna posibilidad de escapar de este infierno?

"...El infierno está aquí, el cielo está aquí. El infierno y el cielo son tus formas de ser. Son maneras de vivir. Puedes vivir de forma que toda tu vida sea una bendición. Pero no sigas echándole la responsabilidad a tu esposa. En primer lugar, tú la has escogido. ¿Por qué has escogido una mujer que se te está ti­rando al cuello constantemente?

¿Y crees que si te divorcias no escogerás otra vez una mujer del mismo tipo?...¿Crees que tu mu­jer te está haciendo desgraciado? Escogiste a esta mujer porque querías vivir con sufrimiento... A menos que abandones por completo tu vieja mente, sólo te sentirás atraído por el mismo tipo de mujeres...


Y si la vida es tan horrible, ¿por qué has tenido tres niños? ¿Quién es él responsable de eso? ¿Por qué has traído tres almas al horrible mundo de tu familia, a la pesadilla que estás viviendo? ¿Por qué? ¿Es que no puedes sentir amor hacia tus hijos?

La gente sigue reproduciéndose sin pensar en absoluto en lo que están haciendo. Si tu vida es un infierno tal, al menos podías haberles evitado a tus hijos el caer en la trampa de tu desgracia. ¡Los habrías salvado! Ahora, esos tres niños están siendo educa­dos por dos personas como tú y tu mujer. Aprenderán tus formas y tus maneras... Esos ni­ños perpetuarán, mantendrán la continuidad de ese estúpido modo de vivir, de esa desgraciada forma de vivir...


La vida todavía se pue­de cambiar; pero no esperes que sea tu mujer la que cambie. Esta perspectiva está equivocada.
Cambia tú... Cambia radicalmente, vuélvete una persona nueva y te sorprenderás. Cuando te vuelves una nueva persona, tu esposa se volverá una nueva persona... ella verá que si tú puedes cambiar, ¿por qué ella no? Nunca estés esperando que el otro cambie. En todas las relaciones empieza tú a cambiar.


La vida todavía puede convertirse en un paraíso; nunca es demasiado tarde. Pero se necesita un gran coraje para cambiar. Todo lo que es realmente necesario es un poco más de conscien­cia. Desautomatiza tu comportamiento; observa lo que has esta­do haciendo hasta ahora...


No pienses que sólo tu mujer es responsable... Empie­za a cambiar tu vida. Dale a la pobre mujer la sensación de que es importante... ¿Sabes que en la vida la mayor necesidad es el sentirse nece­sario? Y a menos que una persona sienta que él o ella son necesa­rios, sus vidas permanecerán sin significado, como un desierto.

Ríete con ella, escuchad música juntos, iros de vacaciones. Acaricia su cuerpo... Si amas a una persona, ¡inmediatamente la persona se vuelve hermosa! El amor es un proceso muy alquí­mico. Mira a la persona con ojos amorosos y de repente verás cómo cambia su aura, que su cara se vuelve radiante...

El amor es un milagro, el amor es mágico. Todavía no es de­masiado tarde".


Osho, El libro del hombre
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 feb. 2010

El amor es el mayor florecimiento que hay en esta tierra

"No experimentes sólo tu propio amor, experimenta el amor de todos los demás. Si pasan dos enamorados, de la mano, en profunda comunión; siente esa comunión, queda fascinado por ella. La gente normal se pone celosa y hostil. No están permitidos los enamorados. Si dos enamorados están en la calle abrazándose, en muchos países vendrá la policía y se los llevará a la comisaría... La gente se siente ofendida. ¿Por qué ofende el amor? El amor debería ser una bendición. Cada vez que dos personas están enamoradas te deberías sentir alimentado. El amor está ocurriendo, el amor está floreciendo, ¿y tú te ofendes? No desperdicies ninguna oportunidad. Allí donde tiene lugar el amor se está liberando mucha energía. Dios está presente...

Pero ¿te has fijado? La gente se siente ofendida. Y si alguien se acerca a los enamorados, ellos se sienten ofendidos... No puedes acercarte a los enamorados y agradecerles que sientan un amor tan profundo. No te acercas a los enamorados y les coges las manos en silencio, sólo para mostrar tu gratitud. No, simplemente empiezas a caminar un poco más de prisa. Los evitas. Miras a otra parte; haces como si no los hubieras visto.

¿Qué tontería es ésa? Has desperdiciado una oportunidad. Es como si hubiera florecido un loto y tú miraras a otro lado. ¿Cómo vas a mirar el florecimiento de un loto? Es de poca educación, es como si la luna estuviera allí en el cielo y tú no pudieras mirarla porque tu cultura te lo prohibiera.

El amor es el mayor florecimiento que hay en esta tierra. No hay rosa más bella que la energía que hay entre dos enamorados. Se necesitan ojos para verla y corazón para sentirla. No hay luna que tenga tanta luz como la que surge entre dos enamorados".

Osho, La revolución. Sobre la poesía y las canciones de Kabir
http://osho-maestro.blogspot.com/

No hay mandamientos para la vida real

"Las reglas existen para lo falso, no para lo real. Lo real puede existir sin reglas, pero lo falso no puede existir, debe ser sustentado, ayudado, respaldado por las reglas. Juegas a un juego, juegas a la baraja, ¿puedes jugar a la baraja sin reglas? No hay posibilidad de que así sea. Si dices: "Yo seguiré mis reglas, tú las tuyas, y jugaremos", no habrá juego. Debemos seguir las reglas, y ambos sabemos que las reglas sólo son reglas, que nada tienen de real. Estamos de acuerdo en lo que hace a las reglas, por eso existen.

Un juego no puede continuar si no se acatan sus reglas, pero la vida continúa sin reglas. ¿Qué reglas siguen esos árboles? ¿Qué reglas sigue el sol? ... La vida existe sin reglas; los juegos no pueden existir sin reglas. De modo que la verdadera religión nunca tiene reglas; sólo la falsa religión tiene reglas, porque la falsa religión es un juego...

No hay mandamientos para la vida real. Fluyes en ella sin regla alguna, sé en ella sin regla alguna...

Tórnate semejante a un río. Tórnate blanca nube que flota en el cielo, y deja que los vientos te lleven dondequiera que vayan. No, no sigas regla alguna".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 feb. 2010

Cada momento en sí mismo es una meta... Disfruta cada momento como si ya hubieses llegado

"Para mí no hay ninguna diferencia entre lo mundano y sagrado. Es el mismo universo. No hay dos universos. Sí, puedes mirar al universo de forma mundana o de forma sagrada. La diferencia no está en los dos universos, sino en la forma de verlos. Tengo la sensación de que cuanto más alegre seas, más vital, más lleno estés de amor, risa, música y baile, más se volverá tu viaje una peregrinación enormemente bella.

Y puesto que no hay ninguna meta... La vida es eterna, por lo tanto no puede haber una meta. La idea de la meta se contradice con la idea de la vida eterna. Si la vida es eterna, entonces deberás disfrutar cada momento como si hubieses alcanzado la meta. Cada momento en sí mismo es una meta. No esperes a celebrarlo cuando llegues a la meta. Ese tipo de meta no existe. Disfruta cada momento como si ya hubieses llegado. Siempre es como si hubieses llegado, siempre estás llegando".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 feb. 2010

El único milagro... es ser ordinario

"El único milagro, el milagro imposible, es ser ordinario. Lo que la mente anhela es ser extraordinaria. El ego sufre hambre y sed de reconocimiento. El ego se alimenta del reconocimiento de que uno es alguien. Algunos cumplen ese sueño a través de la riqueza, otros a través del poder y la política; otros pueden alcanzarlo mediante los milagros o la prestidigitación, pero el sueño siempre es el mismo: no puedo tolerar el no ser nadie. Y el milagro es éste: aceptar que no eres nadie, ser tan ordinario como todos los demás, no pretender reconocimiento alguno, existir como si uno no existiera. Estar ausente es el milagro...

Una vez, Bankei trabajaba en su jardín. Llegó alguien, un buscador, un hombre que buscaba un maestro, y le preguntó:

- Jardinero, ¿dónde está el maestro?

Bankei rió y dijo:

- Espera. Ve a esa puerta. Dentro está el maestro.

De modo que el otro dio la vuelta y entró. Vio a Bankei, al mismo que había visto fuera, ocupándose del jardín, sentado en un trono. El buscador replicó:

- ¿Estás bromeando? Bájate de ese trono. Esto es un sacrilegio, le estás faltando el respeto al maestro.

Bankei se bajó, se sentó en el suelo y dijo:

- Mira, la cosa es difícil. Ahora no encontrarás aquí al maestro. Porque el maestro soy yo.

Para el buscador era difícil ver que un gran maestro puede trabajar en el jardín, puede ser simplemente ordinario. Se marchó. No podía creer que este hombre fuera el maestro, se perdió la oportunidad.

Todos buscamos lo extraordinario. Pero ¿por qué lo buscamos? Es porque tú anhelas ser extraordinario. Con un maestro ordinario ¿cómo podrías volverte extraordinario, excepcional?".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 feb. 2010

A menos que el viaje que conduce al infierno demuestre resultar totalmente fútil, no podría iniciarse ningún periplo hacia el cielo

"Y de hecho, a menos que el viaje que conduce al infierno demuestre resultar totalmente fútil, no podría iniciarse ningún periplo hacia el cielo. Hasta que resulta totalmente claro que el camino que seguimos lleva al infierno, no tenemos claro cuál es el que lleva al cielo.

Las alegrías materiales funcionan como señales de alarma negativas en el sendero de la felicidad espiritual. Una y otra vez buscamos la felicidad a través de los placeres materiales, y una y otra vez fracasamos. Una y otra vez deseamos algo, y una y otra vez fracasamos a la hora de obtenerlo. Una y otra vez aspiramos, y una y otra vez retrocedemos.

Hay una historia griega acerca de Sísifo... Sísifo es castigado por los dioses a tener que empujar una piedra hasta la cima de una montaña. Y la otra mitad del castigo es que tan pronto como llega a la cima -cansado, sudoroso y jadeante a causa de su carga- la piedra resbala de sus dedos y vuelve a caer rodando hacia el valle. Sísifo vuelve a bajar, y lleva de nuevo la roca hasto lo alto de la montaña, y vuelve a suceder lo mismo, una y otra vez, una y otra vez. Este castigo continúa, repitiéndose eternamente...

Podrías pensar que está loco: ¿por qué no abandona esa idea y se queda donde está? Si realmente lo comprendéis así, entonces la religiosidad no tardará en manifestarse en vuestra vida.

Todos somos Sísifos. Nuestras historias, nuestras montañas y nuestras piedras pueden ser distintas, pero todos somos Sísifos. Hacemos lo mismo una y otra vez. Y una y otra vez resbala la roca desde la cima de la montaña y cae hacia el valle, pero la mente humana es muy extraña, y no deja de consolarse, repitiéndose: "Parace que algo no acabó de funcionar esta vez, pero la próxima vez todo irá bien". Y vuelta a empezar. Si ese tipo de error se cometiese sólo durante una o dos vidas, sería tolerable, pero quienes saben dicen que lleva sucediendo desde hace infinitas vidas".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 feb. 2010

Sólo podrás ser una persona madura de una manera: si te separas de tu madre

¿Cómo puedo amar a mi madre?

"Deberás amar a tu madre de un modo totalmente distinto. No es tu novia, y no podrá serlo. Si estás demasiado apegado a tu madre no serás capaz de encontrar una novia. Y en el fondo estarás muy enfadado con tu madre, porque por su culpa no puedes acercarte a otra mujer. De modo que alejarse de los padres forma parte del crecimiento...

Si tu madre trata de aferrarse a ti, entonces no está cumpliendo con su obligación de madre. Es una obligación muy delicada. Una madre tiene que ayudarte a que te vayas, eso es lo difícil. Una madre tiene que hacerte fuerte para que puedas alejarte de ella. Ése es su amor. Entonces estará cumpliendo con su obligación. Si te aferras a tu madre, entonces tú también le estarás haciendo daño. Es ir en contra de la naturaleza. Es como si un río empezase a fluir contracorriente..., entonces todo estará patas arriba...

Tu madre es tu origen... El río tiene que fluir desde el origen hacia el mar. Pero eso no significa que no quieras a tu madre.

Recuerda que el amor hacia tu madre debe ser más parecido al respeto y menos parecido al amor. El amor hacia tu madre tiene que tener la característica de la gratitud, del respeto, un respeto profundo. Te ha dado a luz, te ha traído al mundo. Tu amor hacia ella debe ser muy devoto. Por tanto, haz todo lo que puedas para servirle. Pero no hagas que tu amor sea como el amor hacia tu amada; si no, estarás confundiendo a tu madre con tu amada. Y si se confunde la finalidad te confundirás tú. Así que ten en cuenta que tu destino es encontrar una novia, a otra mujer, no a tu madre. Entonces, por primera vez serás totalmente maduro, porque encontrar otra mujer significa que ahora estás completamente separado de tu madre; ya se ha cortado el último cordón...

La madre debería sentirse feliz de que su hijo haya encontrado otra mujer. Ahora su hijo ya no es un niño; se ha vuelto una persona madura, adulta. Debería sentirse feliz, ¿no?.

De modo que sólo podrás ser una persona madura de una manera: si te separas de tu madre. Y esto es así a muchos niveles del ser. Llega un día en que el hijo se tiene que sublevar contra su padre, no sin respeto sino con un profundo respeto. Pero se tiene que sublevar... Rebélate, sé libre, pero sé respetuoso porque el padre y la madre son el origen...

Si te marchas, vete, pero póstrate a los pies de tu padre y de tu madre. Diles que te tienes que ir..., llora. Pero diles que eres impotente, que tienes que irte. El desafío te llama, tienes que marcharte. Uno llora al irse de casa, mira hacia atrás una y otra vez con los ojos llenos de añoranza, de nostalgia. El pasado fue hermoso. Pero ¿qué puedes hacer?

Si te aferras a tu casa serás un inválido. Seguirás siendo un inmaduro. Nunca serás un hombre por derecho propio. Por eso te digo que te vayas con respeto. Debes estar a su servicio siempre que lo necesiten, estar a su disposición. Pero no confundas a tu madre con tu amada; es tu madre".

Osho, El libro del hombre
http://osho-maestro.blogspot.com/

La iluminación llega a todo el mundo, a todos sin excepción

"Al contemplar un árbol floreciendo, ha llegado la primavera y sientes una especie de sobrecogimiento. Al ver los verdes, los rojos y los dorados que hay en el árbol, te sientes transportado a otro mundo. Eso es la iluminación... Los "religiosos" te han enseñado a condenarte a ti mismo. No puedes aceptar que "la iluminación me pueda ocurrir a mí. Le ocurre a Buda; de acuerdo. Le ocurre a Cristo; quizá. Pero no me puede ocurrir a mí. ¿A mí? No me puede ocurrir a mí". No te respetas a ti mismo, no te amas a ti mismo.

Porque la iluminación llega a todo el mundo, a todos sin excepción. Llega a los pecadores, llega a los santos. La iluminación llega sin ninguna condición. De hecho no es correcto utilizar la palabra "llega"; surge. El impacto del sol y la playa, el impacto de la brisa marina, y suge dentro de ti, una oleada. Después se vuelve atrás porque no tienes espacio para contenerla.

Sé meditativo y serás capaz de contener ese momento durante períodos más largos. Y cuando seas totalmente meditativo... ¿qué quiero decir con "meditativo"? Cuando no tengas ningún pensamiento. El pensamiento es lo que funciona como un agujero en tu ser; y tienes muchos pensamientos, así que tienes muchos agujeros...

...hay momentos en los que estás lleno de iluminación.

Ocurre al hacer el amor con tu mujer. En ese espacio orgásmico, de repente estás iluminado.... De repente ya no sois cuerpos físicos; en ese momento tenéis cuerpos búdicos. Pero después desaparece; te caes.

Es como saltar. Puedes saltar, y cuando saltas pierdes el contacto con la tierra, la gravitación, por un instante eres parte del cielo. Pero después vuelves a caer porque no tienes alas.

Tienes que hacer que te crezcan alas. La meditación en realidad no es una búsqueda de la iluminación; la iluminación llega sin ninguna búsqueda. La meditación consiste en hacer que te crezcan alas, o en crear un espacio en tu interior para que cuando llegue el invitado puedas convencerlo de que se quede a vivir dentro y tú te conviertes en su anfitrión".

Osho, La revolución. Sobre la poesía y las canciones de Kabir
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 feb. 2010

Comunión significa que yo no soy una mente, tú no eres una mente; sólo tu corazón que se encuentra con el mío, sin palabras

"Abandona tu mente y escúchame.
Entonces, no preguntarás
"¿por qué ayer?
¿Por qué esto hoy y aquello ayer?".
Entonces, no habrá ayer ni hoy;
entonces, yo estoy aquí y tú estás aquí,
y, en este aquí,
hay un encontrarse.
Y este ahora y aquí,
cuando no está la mente,
se transforma en comunión.

No estoy interesado en comunicarte nada,
me interesa la comunión.
Comunicación significa
que mi mente le habla a tu mente.
Comunión significa
que yo no soy una mente,
tú no eres una mente;
sólo tu corazón
que se encuentra con el mío,
sin palabras".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

4 feb. 2010

El rebelde es la única esperanza para el futuro de la humanidad

"El rebelde vive individualmente..., no como el diente de un engranaje, sino como una unidad orgánica. Su vida no es decidida por nadie más que su propia inteligencia. La fragancia de su vida es la de la libertad. No sólo vive en libertad, permite también que todo el mundo viva en libertad. No permite que nadie interfiera en su vida, ni interfiere en la vida de los demás. Para él la vida es sagrada, y la libertad es el valor supremo de tal forma que está dispuesto a sacrificarlo todo por ella: respetabilidad, estatus, incluso la vida misma...

El rebelde se rebela en contra de lo muerto, toma su vida en sus propias manos. No le da miedo quedarse solo; al contrario, disfruta de su soledad como uno de sus más preciados tesoros...

El rebelde es aquel que vive siguiendo su propia luz, siguiendo a su propia inteligencia. Crea su camino caminándolo, no sigue a la multitud en la superautopista. Su vida es peligrosa; pero una vida que no es peligrosa no es vida en absoluto. Él acepta el desafío de lo desconocido...

El rebelde simplemente se despide del pasado.

Es un proceso constante; por eso, ser un rebelde significa estar constantemente en rebelión, porque cada momento se va a convertir en el pasado; cada día se va a convertir en el pasado. No es que el pasado esté solamente en el cementerio, estás moviéndote a través de él en todo momento. Por eso, el rebelde tiene que aprender un nuevo arte: el arte de morir a cada momento que ha pasado, de modo que pueda vivir libre en el nuevo momento que ha llegado...

Toda la vida del rebelde es un fuego que quema. Hasta el último aliento es nuevo, es joven. Nunca responderá a ninguna situación de acuerdo a su experiencia pasada; responderá a cada situación de acuerdo a su conciencia actual.

Para mí, ser un rebelde es la única manera de ser religioso...

El rebelde es la única esperanza para el futuro de la humanidad".

Osho, El libro del hombre
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 feb. 2010

Lo extraordinario debe ser encontrado en lo ordinario

"Y el zen dice
que sólo si tu vida ordinaria
deviene extraordinaria
serás espiritual;
de no ser así,
no eres espiritual.
Lo extraordinario
debe ser encontrado en lo ordinario;
lo extraño, en lo familiar;
lo desconocido, en lo conocido;
lo lejano, en lo cercano;
"eso", en "esto".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 feb. 2010

¡Observa tus celos y te darás cuenta de que te hacen enloquecer! Al verlo, surge la cordura...

"Cuando digo meditadlo, me refiero a observar. Cualesquiera que sean los problemas -ira, sexualidad, celos, codicia, ego-, la medicina es la misma.

Si sientes celos, observa cómo surgen, cómo te atenazan, te rodean, te ofuscan e intentan manipularte, cómo te arrastran por caminos que tú no querías seguir, cómo acaban por producirte gran frustración, por destruir tu energía, malgastarla y dejarte terriblemente deprimido y frustrado. Observa todo el proceso.

Y recuerda que no debes condenar, porque si condenas, has empezado a pensar. Yo no digo que haya que condenarlo, sino ver los hechos sin condenar, sin juzgar en contra ni a favor. Limítate a observar, manteniéndote distante, como si no tuviera nada que ver contigo. Observa con una actitud científica...

Obsérvalos, míralos, y se harán transparentes, y entonces sabrás que es algo estúpido. Y al comprender su estupidez, te abandonarán. Tú no tendrás que abandonarlos.

La señora Weissman encargó su retrato. Cuando estuvo acabado, el pintor se lo enseñó.

Es bonito -dijo la señora Weissman-. Pero me gustaría que añadiera una pulsera de oro en cada brazo, un collar de perlas, pendientes de rubíes, una diadema de esmeraldas, y un anillo de diamantes de veinte kilates en cada dedo.

- Pero ¿por qué quiere estropear un buen cuadro con tanta chabacanería?- preguntó el pintor, perplejo.

- Mi marido anda liado con una chica joven -le explicó la señora Weissman-. Y cuando yo me muera, quiero que se vuelva loca buscando las joyas.

¡Observa tus celos y te darás cuenta de que te hacen enloquecer! Al verlo, surge la cordura: ¡sólo tienes que verlo!...

Lo que digo es: mira, observa, medita, y si son una estupidez, desaparecerán, porque, ¿cómo puedes llevar algo absurdo en tu interior? Pero tienes que ver esa estupidez tú mismo. Si no es así, simplemente reprimirás, condenarás. No los observarás. Los arrojarás al sótano de tu subconsciente y allí hervirán y crecerán. Y eso entraña mayores riesgos porque estará soterrado. Se convertirá en un tumor canceroso que se extenderá por toda tu vida. Y te limitarás a esperar la oportunidad: tarde o temprano estallará. Puede estallar cualquier día, y destruirte".

Osho, El libro del sexo. Del sexo a la superconsciencia
http://osho-maestro.blogspot.com/