31 mar. 2010

Hay que sacar la ira con una almohada. No sigas almacenándola, sácala.

"Cada vez que sientas que está surgiendo la ira, cierra la habitación, pon una almohada frente a ti y enfádate con la almohada. Las almohadas son casi como Budas, no reaccionan, ¿de acuerdo? Y no se vengarán. Cuando hayas golpeado bien a la almohada y te hayas quedado a gusto, inclínate ante la almohada y pídele perdón. Hay que respetar también a las cosas. El respeto se debería convertir en tu estilo de vida, y no debería haber ninguna distinción entre personas y cosas.

Así que utiliza una almohada, no te enfades con nadie... hay que sacar la ira con una almohada. No sigas almacenándola, sácala. En cuanto seas consciente de ella, sácala.

Al cabo de un mes, cuando haya desaparecido por completo la ira, empezarás a sentir una nueva vida, te volverás casi ingrávido. La ira es tu peso, está sobre tu cabeza como una roca, pesada, aplastándote. Una vez que la elimines, empezarás a moverte, casi podrás volar..."

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


Nadie te puede decir quién eres

"Nadie te puede decir quién eres.
Tienes que descubrirlo tú,
ese es el objetivo de la vida.
Parece sencillo,
pero no lo es,
no te engañes por las apariencias".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes

Lee un libro, no tiene nada de malo, pero no te limites a eso

"El intelecto sólo es una parte del ser, así que tienes que entender con el corazón al igual que con la cabeza. No sólo eso; si realmente quieres entender, tendrás que entender con tus huesos, con tus entrañas.

Cuando entiendes algo intelectualmente, entiendes su lógica, entiendes su coherencia verbal, su consistencia. Te atrae como un silogismo lógico, pero la vida no es lógica... La vida es absurda, más que un sistema lógico, es una especie de caos... es más poética y menos matemática.

Este es uno de los problemas que se le plantean a la mente moderna, está demasiado apegada a la cabeza. Y tú has perdido contacto con el cuerpo, con el corazón, con tu ser sustancial.

Así que tendrás que hacer algo, no sólo leer. Te podrá ayudar meditar, nadar, correr, bailar, cantar, llorar y reír, el pensamiento por sí solo no te ayudará. Lee un libro, no tiene nada de malo, pero no te limites a eso. Te podrá abrir una puerta, pero no te quedes en la puerta. Si te quedas ahí, si te apegas a la puerta, nunca entrarás en el palacio. Y los tesoros no están ahí, nadie guarda los tesoros en la puerta. Están ocultos en el interior, en el más profundo santuario de tu ser.

Así que medita más, ama más. Encuentra momentos en los que estés en el cuerpo y no en la cabeza. Has algo en lo que puedas ser total. Por ejemplo, si estás bailando, tienes que ser total. Llega un momento al girar en el que sólo queda el giro y tu cabeza desaparece por completo. Es bueno leer si eres consciente de que puedes utilizar también eso, pero utilízalo como medio y no lo conviertas en un fin".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


30 mar. 2010

Si estás triste -pero verdadera y realmente triste-, esa tristeza te enriquece

"Si estás triste
-pero verdadera y realmente triste-,
esa tristeza te enriquece.
Te da una profundidad,
una percepción.
Te hace consciente de la vida
y de sus infinitas posibilidades
y de lo limitada que es la mente humana,
de la pequeñez de la conciencia humana
frente a la infinitud que la rodea por todas partes;
la vida frágil siempre rodeada de muerte.
Cuando estás realmente triste,
te das cuenta de todas estas cosas.
Te das cuenta de que la vida no sólo es vida...
también es muerte".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


La comida siempre es un sustituto del amor

"Cuando una persona come más,
es un síntoma de algo subterráneo.
La comida siempre es un sustituto del amor.
Las personas que no aman,
a las que les falta una vida amorosa,
empiezan a comer más,
es un sustituto del amor".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


Cada persona tiene que atravesar muchas experiencias

"Cada persona
tiene que atravesar
muchas experiencias,
únicamente de ese modo
uno madura
y está a punto...
todas ellas son útiles".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


29 mar. 2010

Toda dicha surge de la creatividad

"Toda dicha surge de la creatividad. Si no logras crear algo, no puedes sentir dicha. ¡Imposible! Sólo la existencia puede ser dichosa. Y al crear algo te tornas un poco divino.

Cuando creas algo, estás participando con la existencia. Cuando creas algo, permites que la existencia fluya a través de ti. De hecho, siempre que se crea algo, siempre lo crea la existencia; tú sólo eres el instrumento, el medio. Estás poseído por la existencia...

Llega a tu ser interior. Llega a eso que no es el cuerpo, ni la mente, y empieza a fluir. Empieza a fluir de la manera en que le resulte fácil a tu ser interior. Cualquiera cosa pequeña servirá. Puedes hacerte jardinero, pintor, poeta, zapatero o lo que sea, porque no es cuestión de utilidad; es cuestión de creatividad. Crea algo, de manera que se exprese, que se manifieste, tu ser íntimo".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


28 mar. 2010

¿Para qué preocuparse de lo que hacen los demás?

"...sea lo que sea aquello con lo que te encuentres, primero intenta hallar las causas en tu interior. No te preocupes acerca de por qué los demás son egoístas. Deja que lo sean si así es. Ya soportan suficientes castigos a causa de sus egos;... No has de preocuparte por ello.

Siempre que ves que alguien es egoísta, vuélvete inmediatamente hacia ti mismo, cierra los ojos e intenta descubrir la causa en ti. Eso te ayudará. Si descubres una causa en ti mismo, podrás soltarla, podrás transformarla. Y si llegas a desembarazarte del ego, de repente te sentirás inmensamente dichoso.

¿Para qué preocuparse de lo que hacen los demás? Piensa en ti. Sé un poco más interesado. Estás intentando ser demasiado desprendido, demasiado altruista. Sé un poco más interesado. Piensa en tu propio ser y en cómo desperdicias tu vida.

Aquello con lo que te cruzas, sea lo que sea, es muy probable que acabes descubriendo que oculto en las profundidades de tu ser resulta ser tu problema.

Considéralo de esa manera. Siempre que te enfadas no es porque los demás han creado cólera en ti. Ya estaba allí; debe haber permanecido en un estado latente. Los demás sólo pueden provocar lo que ya está ahí. Sus insultos no pueden provocar cólera en ti. Si no está ahí, los insultos no pueden crearla. Los insultos sólo pueden hacer que salga lo que ya está ahí. La cólera no ha sido creada por nadie más; está o no está. Y si nadie es responsable de esa cólera, entonces empezarás intentando hallar alguna excusa.

He visto a gente muy enfadada con sus zapatos, tirándolos con rabia. He visto a gente enfadada con puertas, dando portazos con rabia. ¿Qué te ha hecho la puerta? ¿Qué puede hacerte un zapato? Pero no puedes hallar objetos humanos. Nadie te ha insultado, nadie se ha convertido en excusa para ti, y resulta que hierves de rabia. Ya estás a punto de explotar... Cualquier cosa te disparará.

Todo aquello que ves en los demás es más o menos una proyección de tu propia mente. Ésa es la actitud religiosa básica. Si crees que proviene de los demás, entonces estás adoptando la actitud política. Por eso un político no hace más que cambiar a los demás: se necesita una revolución... En la sociedad, pero no en él. Hay que cambiar el mundo. Sólo entonces podrá vivir en paz.

El político nunca puede vivir en paz. Es imposible. El mundo no va a cambiar. No es tan fácil. Tu vida es corta, y el mundo ha seguido siendo el mismo y va a ser casi igual. Sólo tú cambias, porque sólo tú puedes devenir consciente.

La revolución es la consciencia. La consciencia es transformación. Así que vuélvete consciente interiormente".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen

El infierno no es sino el horror creado por tu inconsciencia

"Un ser humano que ha vivido una vida inconsciente
sufre el infierno mientras está vivo
y sufre el infierno al morir,
porque el infierno se crea
a partir de tu inconsciencia,
por tu inconsciencia,
con tu inconsciencia.
El infierno no es sino el horror
creado por tu inconsciencia.
Un ser humano
que ha encendido la lámpara de su ser interior,
vive en el cielo
y muere en el cielo,
porque la consciencia es el paraíso".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


26 mar. 2010

La mente debería ser el sirviente y el trono debería volver a la conciencia

"La mente te aleja de la realidad constantemente. Aparte de la mente no hay ningún otro problema, ni pecados ni malas acciones de vidas pasadas. Dios no te ha grabado tu destino en la frente, en las líneas de la mano o en las estrellas. Si eres capaz de entenderlo, tu problema es muy sencillo: es tu mente la que te aleja constantemente de la existencia.

Cuando te digo que seas espontáneo, siempre estoy queriendo decirte lo mismo: ¡No seas una mente! La mente nunca puede ser espontánea. La mente es un mecanismo que pospone. ¡No te permitirá vivir!

He oído hablar de un hombre que sólo se dio cuenta de que estaba vivo al morirse. Entonces, de repente, reparó en ello: "Dios mío, llevo vivo setenta años y, sin embargo, nunca he vivido". ¿Qué puedes hacer en la tumba? Ni siquiera puedes girarte hacia los lados, en la tumba no hay mucho sitio. Te quedas tumbado de espaldas para toda la eternidad.

Yo te sugiero dejar los planes para cuando estés en la tumba. Allí tendrás mucho tiempo y podrás planear todos los sueños que quieras. Ahora mismo mientras está vivo, vive. Cuando estés muerto no pasa nada, puedes dejar que la mente haga planes. De hecho será una buena compañera en la tumba, estando tan solo, la cháchara mental te mantendrá entretenido.

Pero mientras estés vivo hay que impedir que la mente actúe por su cuenta, hay que detenerla mientras no la quieras usar. Hay que limitarla a ser un sirviente. Y se ha convertido en el amo. La espontaneidad la llevará a su realidad. Sólo es un mecanismo. No ha sido creada para ser tu maestro. Tu conciencia es tu maestro...

Tu conciencia ha sido relegada a la oscuridad, tu luz se ha vuelto oscuridad, tus tesoros han sido ocultados, tu ser ha sido desconectado. La mente necesita hacer todo esto para mantenerse en el poder.

El meditador intenta poner las cosas en su lugar. La mente debería ser el sirviente y el trono debería volver a la conciencia. Inmediatamente, tu vida sería espontánea. Esa es la única vida que existe".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com/


24 mar. 2010

Cuando uno se siente profundamente dichoso... ¿qué le puede importar nada?. No hay nada por lo que valga la pena molestarse

"Paciencia significa que has regresado a casa. Ahora nada te distrae, nada te perturba. Eres tan feliz, te sientes tan gozoso interiormente, que todo lo demás resulta irrelevante...

¿Te has fijado? Cuando eres feliz y alguien te insulta, no te enfadas. Cuando eres infeliz, te encolerizas demasiado. Eso simplemente demuestra la pura matemática de la cuestión. Cuando eres infeliz, estás dispuesto a enfadarte, estás esperando a enfadarte. Cuando eres feliz, la misma cosa no te importa.

Cuando uno se siente profundamente dichoso, cuando disfruta de cada momento de la vida como si fuese un regalo de la existencia, ¿qué le puede importar nada? No hay nada por lo que valga la pena molestarse. Estás disfrutando de algo tan preciado que todo lo demás es sencillamente irrelevante".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen

23 mar. 2010

Quien acepta el riesgo siempre aprende algo de ello, siempre se enriquece

"Hay que aceptar el riesgo.
Te metas en lo que te metas,
la posibilidad está ahí:
puedes liberarte más
o puedes acabar más esclavizado.
Pero quien acepta el riesgo
siempre aprende algo de ello,
siempre se enriquece".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


22 mar. 2010

Si la gente que se ha iluminado guardase silencio, el mundo sería un lugar mucho peor

"Si la gente inconsciente
permaneciese callada,
el mundo sería mucho mejor.
Cuando te haces consciente,
puedes hablar...
Y nunca será demasiado.
Si la gente que se ha iluminado
guardase silencio,
el mundo sería un lugar mucho peor".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


20 mar. 2010

Haz lo que quieras hacer... Hazlo porque te gusta. Hazlo porque te sientes feliz haciéndolo. Hazlo porque lo amas.

"Los padres intentan forzar en ti alguna utilidad. Les preocupa que te conviertas en un vagabundo, que vayas a ser un trotamundos. Les preocupa que puedas llegar a ser inservible. Les preocupa que acabes sin demostrar que sirves para algo en este mundo. ¿Quién te apreciaría entonces?

Sus egos están preocupados porque están planeando dar cierta satisfacción a sus egos insatisfechos. Sus padres hicieron lo mismo con ellos; ahora ellos lo hacen por ti. Y tú harás lo mismo con tus hijos.

Los muertos te acechan. Puede que tu padre esté muerto, pero no deja de acecharte. Siempre que te relajas, escuchas la voz de tu padre: "Pero ¿qué haces? ¡Estás haciendo el vago! ¡Haz algo!", y saltas de tu pereza y corres para hacer algo porque te estás volviendo inservible.

Como todo el mundo ha sido condicionado para ser de cierta utilidad, surge la pregunta: "¿Para qué?". Y si no puedes hallar la respuesta, te sientes muy confundido y perplejo. Suelta todas esas pamplinas. Te basta ser como eres.

No estoy diciendo que seas un vago. No estoy diciendo que seas un parásito. Estoy diciendo que vivas tu vida como un valor intrínseco. Haz lo que quieras hacer, pero no para demostrar que eres útil. Hazlo porque te gusta. Hazlo porque te sientes feliz haciéndolo. Hazlo porque lo amas. Y de repente todo cambia de color y se torna luminoso.

Mis propios padres querían que yo fuese científico: sí, un científico puro, médico o ingeniero, por lo menos. Les traicioné. Ahora lo han olvidado por completo y son felices. Son gente muy buena y sencilla. Pero en aquella época les traicioné, se sintieron muy heridos. Esperaban mucho de mí.

Todos los padres esperan, y a través de su esperanza destruyen a sus hijos.

Has de liberarte de tus padres, igual que un bebé ha de salir del vientre de su madre un día u otro. Ha de dejar a la madre, por doloroso que sea, y por muy vacía que pueda sentirse ésta, pero el niño ha de salir.

Luego, más adelante en la vida, el hijo ha de liberarse de las expectativas de los padres. Sólo entonces, por primera vez, se convierte en un ser por derecho propio, en sí mismo. Entonces se sostiene sobre sus pies. Entonces se libera de verdad.

Y si los padres ponen atención, si se tornan más comprensivos, ayudarán a los hijos a ser todo lo libres que les sea posible y todo lo pronto que resulte factible. No condicionarán a los hijos para que sean útiles; ayudarán a sus hijos a ser amantes.

Hay todo un mundo que espera a nacer, donde la gente trabajará... El carpintero trabajará porque ama la madera. El profesor enseñará en el colegio porque le encanta enseñar. El zapatero hará zapatos porque le gustará hacer zapatos.

Ahora mismo está sucediendo algo muy confuso. El zapatero se ha convertido en cirujano; el cirujano se ha convertido en zapatero. Ambos están furiosos. El carpintero se ha convertido en político; el político se ha convertido en carpintero. Ambos están furiosos.

Toda la vida parece muy furiosa. Fíjate en la gente, todo el mundo parece cabreado. Todo el mundo parece estar en un sitio en el que no debería estar. Todo el mundo parece ser un inadaptado. Todo el mundo parece estar insatisfecho a causa de este concepto de utilidad, que es obsesivo...

Los padres siempre esperan, y su esperanza se torna venenosa. Permíteme decirte que ames a tus hijos, pero que nunca tengas esperanzas de obtener algo a través de ellos.

Ama a tus hijos todo lo que puedas y haz que sientan que se les quiere por sí mismos, y no por la utilidad que pudieran tener. Ama muchísimo a tus hijos y hazles sentir que se les acepta tal cual son: no han de satisfacer demanda alguna. El que hagan esto o lo otro no implicará ninguna diferencia en cuanto al amor que se les da. El amor es incondicional.

Así es como puede crearse un mundo totalmente nuevo. Entonces la gente pasaría a hacer de manera natural aquello que le gusta. La gente iría de manera natural en la dirección en que se sintiesen fluir...

A menos que estés satisfecho, a menos que hayas encontrado algo que no sólo sea una profesión sino algo parecido a una vocación, nunca podrás sentirte feliz respecto a tus padres, porque ellos son los que te han traído a este mundo miserable. No puedes sentirte agradecido; no hay nada que agradecer. Pero una vez que te sientes satisfecho, entonces te sentirás tremendamente agradecido.

Y esa satisfacción es sólo posible si no te conviertes en una cosa. Tu destino es convertirte en una persona. Tu destino es convertirte en un valor intrínseco. Tu destino es llegar a ser un fin en ti mismo".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


17 mar. 2010

La vida es fresca. La mente nunca puede ser fresca

"La vida es fresca. La mente nunca puede ser fresca. Si lo entiendes, entonces mira la vida sin la mente. Aparta la mente. No estoy diciendo que tires por completo la mente. Es útil. Úsala. Es un bio-ordenador. Úsala, pero no te dejes utilizar por ella. Úsala cuando la necesites. Existen muchas, pero muchas situaciones, en las que es necesaria. Has de calcular; será necesaria. Has de recordar el camino para llegar a la estación; la necesitarás. Has de recordar muchas cosas y la necesitarás. Así que siempre que la necesites, úsala. Cuando no la necesites, ponla de lado, déjala reposar.

Una vez que a la mente se la deja reposar, te suceden dos cosas: la vida se torna fresca y la mente se torna muy poderosa. Lo que ocurre es que tu mente está cansada. La usas veinticuatro horas al día... Cualquier mecanismo necesita descansar...

Y tu mente no deja de trabajar, día y noche. Despierta o dormida, la mente no cesa de trabajar. Se cansa, y por ello no puede funcionar bien. Es una afiladora siempre en marcha; no hace más que afilar y afilar. Aunque no haya nada que afilar, ella sigue haciéndolo. Mastica y mastica cosas viejas, no importa.

Aprende a conceder descanso a la mente. Contarás con una mente más potente. Dispondrás de una memoria más potente...

Cuando llegues a casa, pon la mente aparte. La necesitas en la oficina; no la necesitas con tus hijos. Juega con ellos. No necesitas ser un adulto. Conviértete en persona. No necesitas ser médico con tu esposa. Con un paciente es estupendo, pero ella es tu esposa; no necesitas hacerte el médico. Con un amigo no necesitas hacerte el ingeniero, ni el hombre de negocios. No necesitas ser nadie. Simplemente puedes ser tú mismo... Un niño otra vez, jugando en la orilla, recogiendo conchas sin ningún propósito.

Esos momentos de despropósito te permitirán ser fresco".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


15 mar. 2010

Cada momento es un diamante...limítate a vivir el momento... y ama, porque esa es la única forma de disfrutar del momento

"La vida no tiene un objetivo. La vida carece de objetivo... ¡y ahí radica su belleza!. Si tuviera un objetivo, las cosas no serían tan maravillosas, porque un día lo alcanzarías y, a partir de entonces, todo sería aburridísimo. No sería más que una repetición, siempre el mismo estado monótono, y la vida aborrece la monotonía. No hace más que crear nuevos objetivos porque no tiene ninguno. Una vez que alcanzas un determinado estado, la vida te da otro objetivo. El horizonte no hace más que desplegarse frente a ti, pero nunca lo alcanzas, siempre estás en el camino, siempre llegando, sólo llegando. Y si entiendes eso, desaparece toda la tensión de la mente, porque la tensión la produce el hecho de querer buscar un objetivo, de querer llegar a un sitio.

La mente no hace más que ansiar llegar, y la vida es una partida y una llegada continua, pero sólo se llega para volver a partir. No tiene ninguna finalidad, nunca es perfecta, y ahí radica su perfección. Es un proceso dinámico, no una muerte, no una cosa estática. La vida no es algo estancado, no hace más que fluir... y no hay otra orilla. Una vez que entiendes esto empiezas a disfrutar el propio viaje. Cada paso es un objetivo, y no hay objetivo. Una vez que este entendimiento se asienta en lo más profundo de ti, hace que te relajes. No hay tensión porque no hay ningún lugar a donde ir, así que no te puedes extraviar.

Cuando hay un objetivo hay miedo de extraviarse. Cuando hay un objetivo, hay miedo a fallar. ¡No puedes fallar!. La vida no te permite fallar. Y como no hay objetivo, no te puedes frustrar. Si te sientes frustrado, es porque te has impuesto un objetivo mental en la vida. Cuando por fin alcanzas tu objetivo, la vida lo ha abandonado... no es más que una caracola de ideales, pero el objetivo permanece, y de nuevo te sientes frustrado. Tú eres el que creas la frustración.

Una vez que entiendes que la vida no está orientada a un objetivo, que no está dirigida a una meta, fluyes en todas las direcciones sin miedo. Al no haber fracaso, tampoco hay éxito, ni frustración. Cada momento se convierte en sí mismo en un momento intrínseco, no en algo que conduce a otras cosas, no en algo que tiene que ser utilizado como medio para conseguir un fin, es algo que tiene un valor intrínseco. Cada momento es un diamante, y tú pasas de un diamante a otro, pero no hay nada que tenga una finalidad. La vida sigue viva, no hay muerte. La finalidad significa muerte, la perfección significa muerte, el objetivo significa muerte. La vida desconoce la muerte, va cambiando de forma, de aspecto. Es una infinitud, pero no tiene objetivo.

Así que limítate a vivir el momento... y ama, porque esa es la única forma de disfrutar del momento.

Las personas que trabajan para conseguir un objetivo siempre están en contra del amor, recuerda. La mente siempre está en contra del amor porque parece que el amor es algo que retrasa la consecución del objetivo. El amor dice que disfrutes del momento, del aquí y el ahora... que seas dichoso en él, que dances en él, ¡que bailes hasta llegar al orgasmo!. El amor te da objetivos momentáneos y la mente te dice que eso es un estorbo, una distracción, que te estás alejando de tu objetivo. La mente dice que sigas andando en una dirección, que vayas como una flecha, apuntando a la diana. Y el amor dice que no hay a dónde ir...; de hecho, no hay motivación de ir a ninguna parte..., simplemente estar aquí, estar aquí, estar aquí".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


La terapia es una función del amor

"La terapia es una función del amor.
De hecho,
si el médico ama al paciente,
tiene lugar la curación,
no es algo que dependa de la medicina
o del conocimiento técnico,
esas cosas son secundarias.
Puede que ayuden,
pero no son esenciales,
lo esencial es el amor.
Si el médico ama al paciente,
ruega por él y piensa en él,
se produce en él mismo
un profundo flujo de energía
por el bienestar y la mejora del paciente.
Él se convierte en una bendición y,
como fruto de esa bendición,
tiene lugar la curación".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


Sólo los idiotas pueden disfrutar de la vida

"Elimina toda la inteligencia.
Sé simple,
casi idiota,
y disfruta de la vida.
Sólo los idiotas pueden disfrutar de la vida.
Así que lo único que tienes que hacer
es intentar ser idiota.
Lao Tse dice:
"Todo el mundo es inteligente,
yo soy el único idiota".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


14 mar. 2010

Vivir el momento, vivirlo total y libremente, es deleitarse en la existencia, es celebrarlo

"La religión no es una ideología. La religión no cree en ningún ideal. La religión es vivir aquí y ahora, y el idealismo no hace más que condicionarte la mente para que vivas en otra parte. Sólo existe el ahora, el presente. No hay otra manera de vivir.

La única manera es estar aquí, estar presente. No puedes estar allí. El mañana es inexistente, nunca acaba de llegar, y el idealismo cree en el mañana. Sacrifica el hoy en el altar del mañana. Te va diciendo: "Has algo, mejórate a ti mismo. Haz algo, cámbiate. Haz algo, perfecciónate". Está apelando al ego.

El idealismo pertenece al mundo del ego. Apela al ego diciendo que puedes ser más perfecto de lo que eres; de hecho, que deberías ser más perfecto de lo que eres. Pero todo momento es perfecto, y no puede serlo más de lo que ya es.

Comprender eso es el principio de una nueva vida, es el principio de la vida. Pasarlo por alto es suicidarse.

Así no haces más que destruir este momento por el momento que nunca acaba de llegar. No haces más que destruir esta vida por una vida que no existe en ninguna parte. Destruyes este mundo por otro mundo, por una especie de paraíso, un moksha, un nirvana. Sacrificar el presente por el futuro es estar atrapado en la muerte.

Vivir el momento, vivirlo total y libremente, es deleitarse en la existencia, es celebrarlo. Y ésa es la única manera de ser; no hay otra. El idealismo te hace seguir una pista falsa.

Esto es lo primero que has de entender: eres perfecto".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen


13 mar. 2010

La meditación significa ser uno mismo, y el amor significa compartir nuestro ser con otra persona

"Imagínate que tu vida durara mil años, te perderías un montón de cosas porque no harías más que posponer todo. Sin embargo, como la vida es tan corta y sólo dura unos setenta años, no te puedes permitir posponer nada. A pesar de todo, la gente pospone, y luego sufren las consecuencias.

Imagínate que viniera alguien y te dijera que sólo te quedaba un día de vida. ¿Qué harías? ¿Te pondrías a pensar en cosas inútiles?. No, te olvidarías de todas esas cosas. Amarías, rezarías y meditarías porque sólo te quedarían veinticuatro horas. Las cosas reales, las cosas esenciales, no las pospondrías.

Y el amor y la meditación son las dos cosas esenciales. La meditación significa ser uno mismo, y el amor significa compartir nuestro ser con otra persona. La meditación te da el tesoro, el amor te ayuda a compartirlo. Estas son las dos cosas más básicas, y todo lo demás es no-esencial".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


Pase lo que pase, acéptalo y disfrútalo, y no hagas nada a la fuerza

"Pase lo que pase, acéptalo y disfrútalo, y no hagas nada a la fuerza. Si te apetece hablar, habla; si te apetece estar en silencio, éstate en silencio; haz caso a aquello que sientas. No hagas nada a la fuerza, ni por un instante, porque en cuanto haces algo a la fuerza te divides en dos, y eso es lo que provoca el problema, toda tu vida queda dividida.

La humanidad se ha vuelto prácticamente esquizofrénica porque nos han enseñado a actuar de forma forzada. La parte que quiere reírse y la parte que no te permite reírte se separan, y tú quedas dividido en dos. Creas un amo y un siervo y, por lo tanto, surge el conflicto...

En el zen existe un proverbio muy bello que dice:

Cuando estés sentado,
permanece sentado;
cuando camines,
camina...
Ante todo,
no dudes.

Hagas lo que hagas, hazlo de la manera más plena posible. Todo debería hacerse de una forma tan relajada que no requiriera ningún esfuerzo. Si disfrutas caminando, ¡estupendo! Si de repente te das cuenta de que ya no tienes la necesidad o el deseo de seguir andando, siéntate inmediatamente, no deberías dar ni un solo paso contra tu voluntad. Uno no debería llevarse a sí mismo a rastras".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes