30 jun. 2010

No hay nadie que pueda decidir por otra persona qué es lo que va a ser para ella la felicidad

Una sannyasin dice: "Yo pensaba que había creado una vida maravillosa para que mis hijos fueran felices, pero mi hijo no hace más que cogerse rabietas y decir que quiere volver a casa (a Inglaterra). No sé si los niños son felices. A lo mejor les estoy obligando a serlo, y eso sería absurdo.

"Siempre es mejor que hagas caso a sus sentimientos antes que a tu idea de felicidad, porque no hay nadie que pueda decidir por otra persona qué es lo que va a ser para ella la felicidad. A veces es muy difícil para una madre porque ella tiene sus propias ideas de lo que es la felicidad. Puede que los niños no se sientan felices según tu criterio, así que harás que sean infelices, y después tú serás infeliz.

Ámalos, pero no los obligues a seguir un determinado patrón de felicidad. Deja que sean libres para encontrar su propia felicidad y siempre te lo agradecerán...

Así que deja que crezcan en libertad. No hay duda de que eso supone un riesgo, pero ¿qué puedes hacer?

La vida es un riesgo, pero el crecimiento sólo es posible en el peligro y el riesgo. No los protejas demasiado o se convertirán en plantas de invernadero, casi inútiles. Permite que sean salvajes. Permite que luchen en la vida, permite que crezcan por sí solos y te lo agradecerán toda la vida..."

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


29 jun. 2010

No es necesario cambiar el mundo, basta con cambiarte a ti mismo para que el mundo empiece a cambiar

"No es necesario cambiar el mundo,
basta con cambiarte a ti mismo
para que el mundo empiece a cambiar,
porque formas parte de él.
Si un solo ser humano cambia,
ese cambio irradiará a miles y miles de personas.
Te convertirás en el detonante
de una revolución que dará origen
a un ser humano completamente nuevo".

Osho, Cambio. Cómo convertir una crisis en una oportunidad


24 jun. 2010

Si sabes que hoy morirás, desaparece todo el miedo a la muerte. ¿Qué sentido tiene malgastar el tiempo?

A menudo surge en mí el miedo a la muerte, intenso y fuerte, y el miedo a tener que dejar toda esta belleza, esta amistad y amor. ¿Cómo es posible estar tranquilo con esta certitud de la muerte?

En primer lugar, sólo es posible relajarse cuando la muerte se convierte en una certeza. Resulta difícil relajarse cuando las cosas son inciertas. Si sabes que hoy morirás, desaparece todo el miedo a la muerte. ¿Qué sentido tiene malgastar el tiempo? Te queda un día de vida, vívelo todo lo intensamente que puedas, vívelo de manera total.

Puede que la muerte no llegue. La muerte no puede llegarle a la gente que vive de manera intensa y total. Y si llega, quienes han vivido intensamente le dan la bienvenida porque representa un gran alivio. Están cansados de vivir, han vivido de manera tan total e intensa, que la muerte llega como una amiga. Al igual que tras todo un día de trabajo duro la noche representa un gran descanso, un hermoso sueño, con la muerte ocurre lo mismo tras la vida. No hay nada horrible en la muerte; no podrás hallar nada más limpio.

Si surge el miedo a la muerte, eso significa que existen algunas lagunas que no se han llenado al vivir. Esos miedos a la muerte son muy sintomáticos y útiles. Muestran que tienes que bailar con más rapidez, que has de quemar la antorcha de tu vida por ambos extremos. Baila tan deprisa que el bailarín desaparezca y quede sólo la danza. Entonces será imposible que te visite ningún temor respecto a la muerte.

"Y el miedo a tener que dejar toda esta belleza, esta amistad y amor". Si estás aquí y ahora de manera total, ¿por qué te debería preocupar el mañana? El mañana se ocupará de sí mismo. Jesús tenía razón cuando rogó a Dios: "Señor, dame mi pan de cada día". No pidió para mañana, con el de hoy tenía suficiente...".

Osho, El libro de la vida y la muerte
http://osho-maestro.blogspot.com/


23 jun. 2010

La vida...cambia sin cesar

"Una historia zen dice así: había dos monasterios vecinos. Ambos monasterios tenían niños pequeños que hacían los mandados. Ambos niños solían ir al mercado a buscar cosas para los maestros, a veces hortalizas, a veces otras cosas. Los monasterios estaban enfrentados, pero a veces los niños actúan como niños. Olvidaban las doctrinas, se encontraban cuando iban a hacer sus mandados, se divertían y conversaban. En realidad tenían prohibido hacerlo: no debían conversar, porque los monasterios estaban enemistados.

Un día el niño del primer monasterio fue donde el maestro y dijo:

- Estoy desconcertado. Cuando iba al mercado, vi al niño del otro monasterio y le pregunté: "¿Dónde vas?". Me contestó: "Donde me lleve el viento", y no supe qué responder. Creó un acertijo.

El maestro repuso:

- Eso no está bien. Ningún integrante de nuestro monasterio, ni siquiera un sirviente, ha sido nunca derrotado por ninguno del otro. Debes ganar a ese muchacho. Mañana vuelve a preguntarle: "¿Dónde vas?", dirá: "Donde me lleve el viento", y entonces dile: "¿Y si el viento no sopla?".

El niño no pudo dormir en toda la noche. Procuró una y otra vez imaginar qué ocurriría al día siguiente; ensayó muchas veces. Él preguntaría, el otro respondería, y él daría su réplica.

Al día siguiente, esperó en el camino. El niño de al lado llegó, y él le preguntó:

- ¿Dónde vas?

- Donde me lleven mis pies.

De modo que no supo qué contestar. Su respuesta estaba fijada, y la realidad es impredecible. Regresó, muy triste, y le comentó al maestro:

- No se puede confiar en ese niño. Cambió y no supe qué decirle.

De modo que el maestro comentó:

- Mañana, cuando diga: "Donde me lleven mis pies", dile: "¿Y si te ocurriera algo y tuvieran que cortarte las piernas, qué?".

Otra vez no pudo dormir. Salió temprano a esperar en el camino, y cuando el otro llegó, le preguntó:

- ¿Dónde vas?

- A comprar hortalizas al mercado -fue la respuesta del niño.

Regresó muy perturbado, y le dijo al maestro:

- Con ese niño no se puede, no para de cambiar.

La vida es ese niño. Cambia sin cesar. La realidad no es un fenómeno fijo. Hay que estar presente ante ella en forma espontánea, sólo entonces responderás en forma real. Si tu respuesta está fijada de antemano, ya estás muerto, ya habrás errado. El mañana llegará, pero tú no estarás ahí; estarás en el ayer, en lo que ya pasó".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/


22 jun. 2010

El noventa por ciento de nuestros miedos no se hacen nunca realidad

"... aquello que tememos
nunca se hace realidad
y malgastamos la vida pensando en eso.
El noventa por ciento de nuestros miedos
no se hacen nunca realidad".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/


21 jun. 2010

El valiente avanza a pesar del miedo, mientras que el cobarde se paraliza a causa del miedo

"La diferencia entre un valiente y un cobarde no está en que el primero sea intrépido y el segundo miedoso. No, esa no es la diferencia. Los dos sienten miedo en la misma proporción. Entonces, ¿dónde está la diferencia? Está en que el valiente avanza a pesar del miedo, mientras que el cobarde se paraliza a causa del miedo. ¡Ambos temen!

¿Cómo poder decir que una persona valiente no tiene miedo? Sería una máquina, no un ser humano...

Ser valiente significa sencillamente poder actuar a pesar del miedo. Aunque la persona tiemble y trepide, no por ello se detiene, sino que utiliza el miedo como puente. Aunque temblorosa y amedrentada, no se detiene en su marcha hacia lo desconocido.

En todos los seres humanos conviven las dos posibilidades: la valentía y el miedo. Todo depende de cuál de las dos escojan. Nunca elijan el miedo porque mutila y paraliza; destruye sin permitir la más mínima posibilidad de resurrección. Aunque la valentía también puede destruir -destruir la forma que tienen ahora- es una forma creadora de destrucción puesto que abre la posibilidad de renacer.

Tanto el miedo como la valentía destruyen, pero el miedo simplemente destruye. La semilla se pudre. Cuando se siembra en el suelo la semilla de la valentía, aunque también muere, no se pudre. Muere para convertirse en un nuevo fenómeno: el retoño.

La valentía mata tanto como el miedo; pero el miedo mata sin proporcionar una nueva vida. La valentía brinda una vida nueva. Elijan ser valientes siempre.

Si bien es duro, también es toda una aventura. Si bien es difícil, incómodo e inconveniente, trae consigo un gran éxtasis. Y ese éxtasis tiene su precio".

Osho, El miedo. Cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida


19 jun. 2010

Yo os enseño a celebrar

"No creo que la existencia quiera que estés serio.
Nunca he visto un árbol serio,
ni un pájaro serio.
Nunca he visto un amanecer serio.
Nunca he visto una noche estrellada seria.
Parece como si estuviesen riéndose a su manera,
bailando a su manera.
Puede que no lo entendamos,
pero tengo la sutil sensación
de que toda la existencia es una celebración.
Yo os enseño a celebrar.
Y la risa es indudablemente
uno de los mayores ingredientes
de esta celebración".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com


18 jun. 2010

No busque nunca una vida sin riesgo

"Mucha gente, mucha -casi un noventa por ciento-, ha decidido vivir en la llanura, a salvo, sin arriesgarse. Nunca caen en la profundidad y nunca se elevan a las alturas. Su vida es anodina, gris, monótona, sin cumbres, ni valles, ni noches, ni días. Sólo viven en un mundo gris, sin colores... el arco iris no existe para ellos. Viven una vida gris, y poco a poco ellos también se vuelven grises y mediocres.

No te acostumbres nunca a ningún tipo de mediocridad porque es un pecado contra la humanidad. No busque nunca una vida sin riesgo, ni busque nunca la seguridad, porque eso significa buscar la muerte. Vive peligrosamente, porque esa es la única manera de vivir.

El mayor peligro consiste en alcanzar las grandes cumbres de Dios y caer en las más profundas simas del infierno. Conviértete en un viajero entre estos dos lugares, no tengas miedo. Poco a poco llegarás a entender que hay una trascendencia. Poco a poco llegarás a saber que tú no eres ni la cumbre, ni el abismo, ni la cima ni el valle. Poco a poco te darás cuenta de que tú eres el observador, el testigo. Parte de tu mente va a la cumbre, parte de tu mente va al valle, pero siempre hay algo del más allá -que se limita a mirar, que se limita a darse cuenta de ello-, y eso eres tú".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes


Tu vida se limita únicamente a pensar

"Para funcionar bien, la cabeza necesita poca energía. Pon demasiada energía en la cabeza y no dejará de funcionar, no parará, porque no sabe cómo disipar esa energía. Piensa y piensa que te piensa, y sueña que te sueña -día y noche, año tras año-, durante setenta años. Tu vida se limita únicamente a pensar. Y claro, luego no es de extrañar que te dé miedo la vejez. El tiempo pasa, y uno empieza a temer la muerte. La muerte llegará en cualquier momento y tú no has hecho más que darle vueltas a la cabeza. No has ido a ningún otro sitio. El territorio de tu vida permanece virgen.

Vive, mueve la vida por todo el cuerpo. Acéptala con verdadero amor. Enamórate de tu cuerpo. Es un don divino, un templo en el que Dios ha decidido residir. Entonces dejará de existir el miedo a la vejez; empezarás a madurar. Tu experiencia te madurará. La vejez dejará de ser como una enfermedad. Se convertirá en un hermoso fenómeno. Toda la vida no es sino una preparación para ella. ¿Cómo podría ser una enfermedad?. Te diriges hacia ella durante toda la vida. Es una culminación, la última canción y el último baile que interpretarás".

Osho, El libro de la vida y la muerte
http://osho-maestro.blogspot.com/


16 jun. 2010

Hay que hacer camino al andar

"A causa del extravío del ser humano,
se ha abierto una tremenda peregrinación.
Obviamente,
alguien que permanece sentado en casa
no tiene que pasar por tantos problemas y sinsabores
como quien se ha embarcado en una peregrinación.
En el camino hay polvo, zanjas y agujeros,
y se cometen todo tipo de equivocaciones y errores;
siempre existe la posibilidad de perderse.
El camino es desconocido, y no hay mapas.
Está inexplorado,
y uno debe descubrirlo al recorrerlo;
hay que hacer camino al andar.
Pero son precisamente quienes lo caminan,
quienes se extravían
--los que se pierden,
se caen,
sufren y soportan todo el dolor--,
los que acaban llegando".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/


15 jun. 2010

La compasión está oculta en la ira como el árbol está oculto en la semilla

"Cuando surja la ira,
no digas que está mal.
De hecho,
no digas siquiera que es ira,
porque en la misma palabra ira
ya hay una condena....
Tienes prejuicios hacia la ira;
siglos de condicionar esa ira son malos.
Simplemente mira,
observa,
contempla:
la ira también es energía;
que quizá no se mueva en la dirección adecuada,
pero, aún así, es energía...
Mírala.
Obsérvala.
Y con solo mirarla y observarla
verás que la energía se está transformando.
La observación es alquímica.
Cambia la energía,
sus propiedades.
Y pronto lo verás:
la misma energía que iba a ser ira
se ha transformado en compasión.
La compasión está oculta en la ira
como el árbol está oculto en la semilla;
sólo hace falta una visión profunda".

Osho, La búsqueda. Charlas sobre los Diez Toros del Zen


12 jun. 2010

Los problemas psicológicos son los únicos que existen

"Aunque el dolor físico permanece, insisto en que nunca ha representado un problema para nadie. Si te fracturas una pierna, se fractura y punto. No es un “problema”. El problema está solamente en la imaginación: “¿Qué haré si se me rompe una pierna? ¿Cómo podré evitarlo? ¿O cómo podré comportarme para que nunca se me rompa una pierna?”. Ahora bien, si sienten temor sobre esa clase de cosas, no podrán vivir, porque siempre existe la posibilidad de que se les rompan las piernas, o el cuello, o de que se queden ciegos. Cualquier cosa es posible. Les pueden suceder millones de cosas, y podrán obsesionarse con todos esos problemas posibles… y no estoy diciendo que no sean posibles, porque todos lo son. Todo lo que les ha sucedido a otros seres humanos, en cualquier momento, les puede suceder a ustedes. Pueden contraer cáncer, o tuberculosis, o morir; todo es posible. El ser humano es vulnerable. Pueden salir a la calle y ser atropellados por un automóvil.

Pero no les estoy diciendo que no salgan a la calle. Pueden estar sentados en su habitación y el techo puede caérseles encima. No hay forma de estar total y perfectamente a salvo. Pueden estar acostados en la cama, pero ¿sabían que el 97% de las personas mueren en una cama? ¡Es el lugar más peligroso! Evítenla tanto como puedan; no se acuesten porque el 97% de las personas mueren en la cama. Ni siquiera volar en avión es tan peligroso; es más peligroso estar en la cama. Y recuerden que es mayor el número de las personas que mueren en la noche…, entonces ¡continúen trepidando!

Es cosa de ustedes. Si así lo hacen, no habrá forma de que puedan vivir.

Los problemas psicológicos son los únicos que existen. Podrán caer víctimas de la paranoia, de la esquizofrenia o de la parálisis a causa del miedo, pero eso nada tiene que ver con la realidad.

Los ciegos caminan perfectamente por la calle; la ceguera en sí no es un problema. Los mendigos andan por ahí con las piernas deformes, sin manos, y aún así ríen y bromean entre ellos, hablan de mujeres, hacen comentarios picantes y cantan canciones.

Sencillamente, observen la vida: la vida nunca es un problema. Todos tenemos una capacidad enorme para adaptarnos al hecho, pero no así para adaptarnos al futuro. Tan pronto comiences a tratar de protegerte y asegurarte un futuro, te enredarás en el caos y la confusión. Comenzarás a deshacerte en pedazos. Surgirán millones de problemas -problemas y más problemas. Quizá ni puedas suicidarte por el temor a que el veneno no sea el indicado. Alguien pudo mezclarle algo; quizá ni siquiera sea un tóxico y podrías beberlo y acostarte a esperar una muerte esquiva

Entonces todo se convierte en problema".

Osho, El miedo. Cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida

http://osho-maestro.blogspot.com/


10 jun. 2010

La única verdadera revolución es asumir la responsabilidad de tu vida y empezar a cambiarla

"La revolución
sólo es posible en el alma individual...
La única revolución posible
es la del espíritu, y es individual...
La única verdadera revolución
es asumir la responsabilidad de tu vida
y empezar a cambiarla".

Osho, El ABC de la iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 jun. 2010

Con el amor por otra persona, viene también el miedo –el miedo de perderla

El miedo me afecta de distintas maneras, desde un leve desasosiego o un nudo en el estómago, hasta el pánico enloquecedor, como si fuera el fin del mundo. ¿De dónde viene? ¿Adónde se va?

"Todos los miedos son subproductos de la identidad de cada quien.

Con el amor por otra persona, viene también el miedo –el miedo de perderla. Esa persona ya ha dejado a alguien para estar contigo; hay un precedente y quizá la situación se repita. Ese miedo provoca un nudo en el estómago. Tan grande es tu apego, que no logras comprender un hecho muy sencillo y es que todos llegamos solos a este mundo. Has venido antes sin esa persona y todo marchaba perfectamente bien, sin nudos en el estómago. Mañana, si esa persona se va, ¿de qué te servirán los nudos en el estómago? Ya sabes cómo era estar sin esa persona y podrás estar solo nuevamente.

Está el miedo de que, las cosas sean distintas mañana, de que alguien muera, de caer en la quiebra, de quedarse sin empleo. Hay mil y una cosas que podrían cambiar. Estás cargado de miedos y ninguno de ellos es válido porque también ayer estuviste cargado de otros miedos innecesariamente. Lo más seguro es que las cosas hayan cambiado para ti muchas veces y, no obstante, sigues vivo. Además, los seres humanos tenemos una capacidad enorme para adaptarnos a cualquier situación".

Osho, El miedo. Cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida

http://osho-maestro.blogspot.com/


7 jun. 2010

¿Por qué preocuparse por la parálisis?

"Se cuenta de Mark Twain que una vez, en la cena de una fiesta, de pronto le entró pánico y dijo: "Lo siento, tengo que irme; y tendrán que llamar a un doctor. Parece que mi pierna derecha se ha quedado paralizada".

La señora que estaba sentada a su lado se echó a reír y dijo: "No se preocupe, ha estado pellizcando mi pierna".

Entonces Mark Twain explicó: "Una vez, hace veinte años, un médico me dijo: 'Un día u otro se quedará paralítico del lado derecho', así que desde entonces he estado pellizcándome la pierna derecha; siempre lo hago veinte o treinta veces al día. Justo ahora me estaba pellizcando y..." --estaba pellizcando la pierna de otra persona.

¿Pero por qué seguir pellizcando? ¿Por qué preocuparse por la parálisis? Es todavía peor enfermedad pellizcarse la pierna treinta veces al día durante veinte años; ¡es peor que una parálisis! La parálisis sucede una vez; esto está sucediendo treinta veces al día durante veinte años".

Osho, ...Y llovieron flores. Historias y enseñanzas zen
http://osho-maestro.blogspot.com/


Escúchame como un ser total, no sólo desde la mente; escúchame desde tus entrañas. Sólo entonces practicarás lo que te estoy diciendo

Todo lo que nos dices, atrae de vez en cuando a mi mente, y hay algo en mí que quiere seguirlo. Pero, a pesar de eso, nunca lo practico. Osho, ¿por qué ocurre eso?

Osho:

"Puede que la mente quiera seguirme, pero la mente es impotente... Sueña bien, piensa bien, planea bien, pero no tiene voluntad. No puede actuar. En lo que respecta a la acción, la mente es una cobarde... Así que cuando me escuchas, si sólo piensas sobre mí, y piensas sobre todo lo que digo, la mente dirá: ¡Tiene toda la razón! ¡Muy bien! Esto es lo que yo siempre quise: pero tú nunca lo practicarás.

Así que no me escuches desde la mente... Escúchame como un ser total, no sólo desde la mente; escúchame desde tus entrañas. Sólo entonces practicarás lo que te estoy diciendo; de lo contrario permanecerás dividido. La mente pensará una cosa y tú seguirás haciendo justo lo contrario. Entonces te arrepentirás y te sentirás culpable. Entonces será mejor que no me escuches porque yo no estoy aquí para crearte complejo de culpabilidad. Eso sería un pecado. Crear complejo de culpabilidad en alguien es un pecado. Así que recuerda esto: yo no soy responsable; tú mismo lo estás creando.

Escúchame como una unidad orgánica total --tu sangre también escucha, tus latidos también escuchan, tus huesos, tu médula, tus entrañas, me escuchas como un ser total-- entonces, sólo entonces serás capaz de practicarlo. De hecho, decir que "serás capaz" no es correcto; lo practicarás. Si me has escuchado como un ser total unitario, ya has empezado a practicarlo. No habrá necesidad de hacer un esfuerzo consciente por practicarlo; lo encontrarás. Ha pasado a tu flujo sanguíneo; se ha convertido en una parte de ti. No puedes hacer otra cosa que practicarlo...

A menos que me oigas con tu totalidad, no como ser pensante... si vibras conmigo, si tu corazón late conmigo, si tu ritmo está conmigo, entonces no será necesario; no surgirá nunca este problema: ¿cómo practicar? Practicarás".

Osho, La búsqueda. Charlas sobre los Diez Toros del Zen


6 jun. 2010

Siéntete agradecido

"Siéntete feliz. Se te ha otorgado una oportunidad maravillosa sin que medie razón alguna. Estás vivo. No te lo mereces. No has hecho nada para obtener la vida. Se ha vertido sobre ti.

De repente, un día, estás vivo. Amando, moviéndote, respirando... Y todas las bellezas y experiencias de la vida están disponibles ante ti. El sol sale por la mañana, la luna aparece por la noche, y la extensión celestial se llena de estrellas.

Alaba. Sé devoto. Siéntete agradecido. El don es tan valioso que no puedes imaginar cómo obtenerlo. Está más allá de toda valoración. ¿Puedes pensar, puedes imaginar algo que puedas hacer que te conceda más vida? ¿Cómo lo harías? ¿Qué harías? No puedes crear ni un solo instante de vida. Es un don.

Y cuando uno empieza a alabar, las cosas se tornan cada vez más hermosas. Los árboles son más verdes, las flores florecen como nunca antes... Porque estabas ciego y no podías ver. Los pájaros cantan como nunca antes. No es que no cantasen, es que estabas sordo. De repente, tus sensaciones están abiertas; de repente, tus sentidos se tornan sensibles, receptivos... Y toda la vida se convierte en una celebración".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen

Crear un paraíso en esta tierra

"Un sistema de educación correcto
enseñaría a la gente a vivir aquí y ahora,
a crear un paraíso en esta tierra,
en lugar de esperar que llegue la muerte,
y ser desdichado
hasta que la muerte acabe con tu desdicha".

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 jun. 2010

A través del peligro crecerás y madurarás

"La sabiduría procede del corazón
y no del intelecto.
La sabiduría procede
de lo más profundo de tu ser;
no es de la cabeza.
Córtate la cabeza,
sé acéfalo
y sigue a tu ser
dondequiera y cuando quiera llevarte.
Aunque te arrastre al peligro,
afróntalo,
pues ése será el camino de tu crecimiento.
A través del peligro crecerás y madurarás".

Osho, El ABC de la iluminación
http://osho-maestro.blogspot.com/



1 jun. 2010

El opuesto trae renovación

"Debe haber un ritmo de unión y separación, de estar juntos y después estar solos... En eso radica la armonía invisible de los opuestos.

Lo frío se calienta, lo caliente se enfría.
Lo mojado se seca, lo seco se moja.

Debido a la enfermedad, la salud es bienvenida...

Por consiguiente, a veces la enfermedad es muy buena. No tiene nada de malo. La persona sana debe enfermar de vez en cuando. Pero tenemos una concepción diferente y totalmente absurda, pues creemos que una persona sana no debe enfermar nunca. Eso es imposible. Sólo un cadáver no enferma nunca. La persona sana debe enfermar a veces. A través de la enfermedad, recupera la salud y esa salud es nueva. Al pasar por el opuesto, por la enfermedad, la salud se renueva. Observa. Después de una fiebre prolongada sientes una renovación, un rejuvenecimiento total del cuerpo.

Si permaneces sano durante setenta años consecutivos, tu salud será como una enfermedad, como una muerte, porque no hay rejuvenecimiento. El opuesto trae renovación... A veces, la enfermedad es hermosa. No digo que hay que permanecer en cama constantemente; eso también sería malo. La enfermedad constante es mala. Todo aquello que adquiere permanencia es malo. Todo lo que se mueve y fluye es bueno, es vida".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/