30 jun. 2011

La única moralidad es aquella que te hace feliz

"Yo sólo te enseño una moralidad: no vayas en contra de tu naturaleza. Aunque todos los budas de todos los tiempos estén en contra de ella, no les hagas ningún caso. Ellos no tienen nada que ver contigo. Hicieron lo que a ellos les pareció correcto, tú también tienes que hacer lo que a ti te parezca correcto. ¿Y qué es lo correcto? Ninguna escritura puede definirlo. Ningún criterio externo puede definirlo.

Hay un criterio interno que se puede seguir: aquello que te hace más feliz es bueno. La única moralidad es aquella que te hace feliz.  Lo único que es pecado es aquello que te hace desdichado. Lo único que hay que evitar es aquello que te separa de ti mismo.

Si te regocijas en ti mismo, estarás iluminado...

Nunca aceptes ningún criterio que te haga sentir desdichado. Nunca aceptes ninguna moralidad que te haga sentir culpable. Nunca aceptes nada que intente imponerte algo en contra de tu naturaleza.

Simplemente sé tú mismo, entonces serás perfecto.

Si te alejas de ti mismo, te estarás buscando problemas. Todo el mundo tiene problemas. Yo nunca he visto a un hombre que sea realmente desdichado, y me he relacionado con miles de personas. Todo lo contrario, lo único que he visto ha sido personas disfrutando de su desdicha, exagerando su desdicha. Uno siente una enorme compasión por esas personas que, pudiendo florecer como flores hermosas, se marchitan.  Han perdido el camino de vuelta a casa, y todo el mundo está intentando ayudarles a llegar a alguna otra parte: "Conviértete en un Buda, conviértete en un Jesús, conviértete en un Moisés". Pero nadie te dice nunca: "Simplemente sé tú mismo"...

Excepto el hombre, toda la existencia está iluminada. Nada está intentando ser ninguna otra cosa; todo se siente cómodo, en casa, con el universo".

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/


27 jun. 2011

La cuestión no es lo que haces, sino cómo lo haces

"La iluminación no es algo que haya que conseguir, porque todo lo que se puede conseguir puede ser arrebatado. Lo que se consigue se puede perder.

Lo que yo te digo es que tú eres la propia iluminación.

No quiero que consigas la iluminación, quiero que la vivas. Desde este mismo momento, hagas lo que hagas, hazlo de la forma como lo haría la iluminación.

Hay una declaración de Alan Watts,... que me encanta. Él era un borracho, no obstante, fue el hombre que introdujo en Occidente las partes más esenciales del zen y de la iluminación. Él no escribió como un erudito, sino como un maestro. Justo antes de morir, todavía bebía, un discípulo le preguntó: "¿Has pensado alguna vez?... ¿qué crees que pensaría Buda si te viera bebiendo alcohol?".

Alan Watts le contestó: "Nada. Yo siempre bebo de una forma iluminada".

La cuestión no es lo que haces, sino cómo lo haces. Yo estoy de acuerdo con la declaración de Alan Watts. Existe la posibilidad de que un hombre beba alcohol de una forma iluminada. La iluminación no debe tener ningún límite. No debe tener una fórmula determinada, un patrón determinado que haya que seguir.

La iluminación debe ser una experiencia individual, completamente individual, incomparable y única para cada uno...

Yo seguiré repitiendo una y otra vez, hasta que haga mella en ti, que tú estás iluminado. Y que no tienes que hacer nada especial para ello, simplemente tienes que ser tal como eres, estar completamente relajado, sentirte cómodo con la existencia. No hay que ir a ninguna parte, no hay que conseguir nada, ninguna meta. La orientación hacia una meta es lo que hace a la gente desdichada.

Deshazte de todas las metas y empezarás a danzar en este mismo momento, porque tienes puesta demasiada energía en el proceso de conseguir.  Y como te alejas tanto en tu imaginación, no te queda tiempo, no te queda espacio, no te queda energía para estar aquí.  Si pudieras reunir toda tu energía en este mismo momento, la simple acumulación de esa energía se convertiría en una danza en tu corazón. Y lo que transforma todo es esa danza, no tus esfuerzos...

Simplemente disfruta de la vida.
Es perfecta tal como es.
La idea de la perfección sólo produce neurosis, patologías y desajustes en la mente. Yo te enseño lo ordinario. Te enseño lo sencillo, lo natural, te enseño que ya estás en el lugar al que has estado intentando llegar, tu propio hogar. No malgastes tu tiempo yendo de un lado a otro.

A ti siempre te han dicho que tienes que llegar a ser algo, alguien, por eso todas las religiones me critican, todos los moralistas me critican. Pero yo lo entiendo, porque si me dieran la razón, tendrían que aceptar que todas sus tradiciones, todas sus enseñanzas, cuyo fin es dirigir a la humanidad a metas lejanas, son completamente criminales. Porque ellos le han quitado a la gente la posibilidad de vivir, la posibilidad de amar, de cantar, de danzar. Y lo que es peor, la oportunidad de sentir lo divino aquí y ahora.  Hasta que no puedas sentir lo divino en lo mundano, no serás una persona inteligente. Si en las cosas de tu vida cotidiana no hay una expresión de gratitud, de dicha y de consciencia, seguirás siendo desdichado, y no sólo en esta vida, puede que en muchas otras..."

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 jun. 2011

Cada vez que haces algo bueno, hazlo por amor, no por deber

"Cada vez que haces algo bueno, hazlo por amor, no por deber... Para mi el deber es una palabra fea, obscena.

Nunca hagan algo con la idea de deber, porque significa que te estás forzando a ti mismo, significa que estás cumpliendo con una cierta demanda del otro lado, significa que estás siguiendo una cierta disciplina que te ha enseñado la sociedad.

Simplemente actúa por amor. Sólo entonces tu acto es hermoso y una bendición...

No debes hacer cosas para que te den recompensas, para ser recordado, no para que la gente te agradezca. Lo debes hacer porque disfrutas lo que haces, y tu recompensa está completa, más allá de tu acción no debes esperar nada... de otra forma aún los mejores actos se convierten en feos. La más hermosa cara, si va constantemente a mirarse al espejo, se convierte en piedra".

Osho, El Mesías
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 jun. 2011

Crear una comunión con la energía de otra persona, una comunión danzarina, es el mayor arte

"La gente se siente aburrida de su mujer y de su marido. La razón es:  no han sido capaces de contactar con el alma del otro. Han sido capaces de contactar con el cuerpo, pero se han perdido el contacto que sucede de corazón a corazón, de centro a centro, de alma a alma. Una vez que sabes contactar de alma a alma, cuando os habéis vuelto amigos del alma, entonces no hay aburrimiento en absoluto. Entonces siempre hay algo que descubrir en el otro, porque cada ser es una infinitud, y cada ser contiene a Dios mismo. La exploración no tiene fin...

Pintar es fácil, crear poesía es fácil, pero crear una comunión con la energía de otra persona, una comunión danzarina, es el mayor arte y el más difícil de aprender".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com/


22 jun. 2011

Sexo, amor y oración

"Para mí, estas tres palabras son muy significativas: sexo, amor y oración.  El sexo es la reconciliación de tu cuerpo con otros cuerpos... Por eso es tan satisfactorio, por eso te brinda tanto estremecimiento, tanta excitación, tanta relajación, tanto sosiego. Pero esta es la reconciliación más baja. Si no conoces otra más elevada, entonces está bien. Pero estás viviendo en tu casa,  sin saber que en ella hay muchas otras habitaciones. Vives un una celda oscura, y crees que eso es todo --sin embargo, hay muchas otras bellas habitaciones en tu casa. Pero sigues siendo un mendigo porque te quedas sólo con el cuerpo. El cuerpo no es más que un pórtico, el portal del palacio.

El sexo te proporciona alegría porque es la reconciliación entre dos cuerpos materiales. Dos cuerpos vibrando en un solo acorde. Existe una canción, una canción física. Brota una poesía entre las dos energías de los cuerpos: danzan juntos de la mano, se abrazan, se pierden uno en el otro. Durante unos momentos hay éxtasis, después desaparece porque los cuerpos no pueden fundirse el uno en el otro  --son demasiado sólidos para ello.

Lo segundo es el amor. El amor es una reconciliación entre dos mentes, dos energías psicológicas. El amor es más elevado, más profundo, más grande. Si puedes amar a una persona, poco a poco, verás desaparecer el sexo entre vosotros. Los occidentales tienen mucho miedo a ese fenómeno.

Cada día alguna que otra pareja viene a mí y me dice: "¿Qué nos está pasando? Nos amamos más, sin embargo, ¿por qué está desapareciendo el sexo?". Porque se les ha enseñado que el sexo y el amor son sinónimos. No lo son. Y se les ha enseñado que al amar más a la persona, es mayor su implicación sexual con ella. Justo lo contrario es lo verdadero. Cuando amas más, el sexo empieza a desaparecer, porque estás llegando a una reconciliación mayor. ¿A quién le importa lo inferior? Esto satisface más, proporciona mayor contento, una alegría más duradera.

Y el tercer estado de la energía del amor es la oración. Esta es la reconciliación entre el alma de la persona y el alma de la existencia. Es la reconciliación más elevada, no existe otra más allá. Por tanto, cuando esto sucede, lo que conocemos por amor también empieza a desaparecer  --justo igual que cuando sucede el amor el sexo empieza a desaparecer.   Pero  no  estoy  condenando  el  sexo  --no  hay  nada  malo en ello--, es perfectamente hermoso, saludable en su medida; pero cuando llega una energía más elevada, la inferior comienza a desaparecer. Ya no es necesaria; su trabajo ha terminado...

Si realmente profundizas en el sexo, llega un momento en que el amor es mayor de lo que el sexo puede contener. Entonces empiezas a desbordarte, a dirigirte hacia lo superior, y pronto estarás fuera del sexo. Un día vuelve a suceder otra vez. Cuando el amor es demasiado, empiezas a desbordarte hacia la oración; y el amor desaparece".

Osho, El significado oculto de los evangelios
http://osho-maestro.blogspot.com/


20 jun. 2011

La gente está aquí para ser feliz, está aquí para disfrutar y celebrar

"En mi opinión debería haber una sociedad diferente donde ambos, matrimonio y romance, desaparezcan. El matrimonio desaparecería, porque hacer vivir a dos personas obligadas por la ley es inmoral. Obligar a dos personas a vivir juntas cuando no quieren hacerlo es ir contra la naturaleza y contra Dios. El 99% de las enfermedades sociales desaparecerían si no se obligara a la gente...

El matrimonio crea mil y una complejidades y no soluciona nada. Sí, tiene éxito: tiene éxito en hacer esclavos. Tiene éxito en destruir la individualidad de la gente. ¿No lo ves a tu alrededor? El hombre soltero tiene cierta individualidad, el hombre casado pierde su individualidad; cada vez se va convirtiendo más en un estereotipo. La mujer soltera tiene cierta alegría, algo que fluye. La mujer casada se vuelve apagada, aburrida, no resulta interesante. Eso es feo, obligar a la gente al aburrimiento. La gente está aquí para ser feliz, está aquí para disfrutar y celebrar...

Una sociedad real de seres humanos no sabrá nada de matrimonios ni de lunas de miel. Sólo sabrá de alegría, de compartir con la gente. Mientras puedas compartir, bien; si no puedes compartir, hasta luego. Desaparecería el matrimonio y con él el horrible divorcio. Desaparecería el matrimonio y con él la fantasía de la luna de miel...

Las personas son desgraciadas porque están hartas las unas de las otras. La gente está triste porque no disfruta de la compañía de los demás. La gente está agobiada: cumple con su obligación, no pone amor.

El matrimonio y la luna de miel vienen juntos en el mismo paquete; así que tienen que desparecer juntos. Sólo entonces podrá haber una humanidad no reprimida, una humanidad completamente expresiva, un ser humano plenamente expresivo que no conocerá otra cosa que no sea alegría y que decidirá de acuerdo con esa alegría.

El criterio debe ser la alegría".


Osho, La transformación tántrica. El lenguaje del amor
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 jun. 2011

No hay otro carcelero que tú mismo

"Sucedió una vez... Una parábola sufí...

Un hombre fue al río muy temprano por la mañana para dar un paseo y se tropezó con un saco. Abrió el saco; estaba lleno de piedras. Se sentó en la orilla y juguetonamente empezó a tirar las piedras al río. Disfrutaba viendo cómo salpicaban las piedras. Poco a poco empezó a amanecer y el sol empezó a salir. Ya sólo quedaba una piedra. La miró, pues ahora había bastante luz, y empezó a golpearse en el pecho llorando. Algunas personas se reunieron a su alrededor preguntándole: "¿Qué es lo que pasa?". Él contestó: "Es un diamante, y he tirado miles.  Los he estado lanzando continuamente sin saber lo que estaba tirando.  Pensaba que sólo eran piedras. Y  ya sólo me queda una".

Y yo os digo, que así y todo tuvo suerte --al menos se dio cuenta cuando aún le quedaba una. Millones de personas no se dan cuenta, ni siquiera en la última etapa; simplemente siguen tirando. Viven y mueren y nunca llegan a conocer el pan de cada día, el diamante que desciende sobre ellos cada día.

Es tu energía. Puedes ponerla en la ira, es la misma energía. Puedes ponerla en el amor, es la misma energía. Es tu elección. Por eso dice Jesús: No hagáis frente al malvado --porque si te resistes a él, toda tu energía irá hacia la resistencia...

No malgastes tu energía, porque es demasiado preciosa. Sólo por venganza, reacción, lucha, ira  --no la malgastes. Estás tirando diamantes...

Por este constante mal uso de nuestra energía creamos una prisión a nuestro alrededor. Sin embargo, las puertas de la prisión están siempre abiertas, porque no hay otro carcelero que tú mismo. Tú eres la prisión, el prisionero y también el carcelero. Sólo podemos sacrificar nuestras estúpidas y habituales actitudes, y la misma energía que crea la prisión se convierte en nuestra libertad, nuestra salvación...

Deja de pelear con la gente. Deja de luchar. Jesús dice concretamente: "No te resistas al malvado", porque tu mente dirá: "Pero, cuando existe un malvado, uno tiene que resistirse. El malvado no puede ser consentido; tiene que ser combatido y destruido". Nunca nadie ha destruido al demonio. El demonio es eterno. Si combates con él, tú serás destruido...

Todo el mensaje es muy claro. Jesús está diciendo: Ni una sola pizca de energía tiene que malgastarse por nada. Toda la energía ha de conservarse...

Si continúas guardando tu energía y no la despilfarras por ahí... Un perro empieza a ladrar y tú también te pones a ladrar. Dices: "Tengo que resistir al malvado. Tengo que darle una lección a este perro".  Puedes enseñarla una lección al perro.  Nunca se ha oído que hayan aprendido ninguna lección  --sólo saben ladrar.  Muchos como tú ya han estado allí, enseñando lecciones a los perros.  Los perros son muy testarudos; continúan ladrando.  Estás malgastando tu tiempo.  Ladrando a los perros pierdes tu capacidad de rezar a Dios, porque ladrar y rezar no pueden ir juntos.

La pelea, el odio, la ira y el amor no pueden existir juntos. Es una cuestión de simple economía interior...

Entonces, por favor, no seas un reformador. Recuerda, si quieres reformarte a ti mismo, no seas un reformador, porque o bien haces una cosa o haces la otra.  Si eres un reformador, empiezas a cambiar a los demás.  No seas un reformador si quieres ser reformado.  Conserva tu energía.  El milagro consiste en que si tú te reformas, si te transformas, muchos serán transformados a través de ti...".

Osho, El significado oculto de los evangelios
http://osho-maestro.blogspot.com/


16 jun. 2011

"Tengo mucho miedo de que me va a suceder algo inesperado. ¿Qué debo hacer?"

Tengo mucho miedo de que me va a suceder algo inesperado. ¿Qué debo hacer?

"Es bueno que te vaya a suceder algo inesperado. De hecho, si sólo sucediera lo esperado, estarías absolutamente aburrido.  Imagina una vida en la que sólo sucede siempre lo que esperas. ¿Qué harías con semejante vida?  No habría alegría en ella, sería un puro aburrimiento. Esperas a un amigo y llama a la puerta, esperas un dolor de cabeza y está ahí, esperas que te deje tu mujer y te deja... Lo esperas y sucede: ¡te suicidarías en menos de 24 horas! ¿Qué harás si todo lo que sucede, sucede sólo porque lo esperas y de acuerdo con tu expectativa?

La vida es una aventura porque sucede lo inesperado. La aventura sería mayor si te sucedieran más cosas inesperadas. ¡Siéntete dichoso! Lo inesperado sucede: estate listo para ello, ábrele paso. No pidas lo esperado. Por eso digo que permanezcas vacío para el futuro. No proyectes, deja que el futuro suceda por sí mismo, y estarás continuamente alegre.  Tendrás una danza en tu ser, porque cada cosa que suceda será tan inesperada.  Y cuando es inesperada, tiene misterio..."

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com/


14 jun. 2011

El día que te vayas, ésta será tu única satisfacción: si has hecho que la existencia sea un poco más hermosa

"Te volverás creativo, porque ésa es la única manera de estarle realmente agradecido a Dios: ser creativo, hacer que esta existencia sea un poco más hermosa que como la habías encontrado. El día que te vayas, ésta será tu única satisfacción: si has hecho que la existencia sea un poco más hermosa.

Cuando un buda se va, se va inmensamente satisfecho, porque sabe que está dejando atrás la existencia con un poco más de poesía en ella, con un poco más de consciencia en ella, con un poco más de oración en ella.

Recuerda que cuando te vayas del mundo, sólo puedes morir satisfecho si has hecho que este mundo merezca un poco más la pena, que sea un poco más significativo, con un poco más de danza, de celebración. Si le has añadido un poco de festividad, un poco de risa, un poco de sentido del humor; si has sido capaz  de encender una pequeña lámpara de luz y has sido capaz de disipar un poco de oscuridad del mundo, morirás lleno de alegría: estás realizado, tu vida ha tenido fructificación y florecimiento. De otra forma, la gente muere con desdicha".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com/


10 jun. 2011

El cambio es mi Dios

"Recuerda: ¿qué es la consistencia?  Significa que mi hoy tiene que ser obediente a mi ayer; eso es la consistencia. Mi presente tiene que ser obediente a mi pasado; eso es la consistencia. Pero entonces, ¿cómo voy a crecer? Entonces ¿cómo voy a avanzar? Si permanezco consistente con el pasado, entonces no hay crecimiento posible.

Crecimiento significa inconsistencia: tu hoy tiene que ir más allá de tu ayer, tiene que ser inconsistente con él, tiene que usarlo como trampolín; no tiene que estar confinado por él, y tu mañana tiene que ir más allá de tu hoy. Si cada día sigues alejándote de tu pasado, estarás creciendo, estarás alcanzando cimas más altas.

Las personas consistentes son personas estúpidas. Su vida está estancada. Apestan a muerte, son como cadáveres: se van corrompiendo, no viven. Básicamente, la vida no es un fenómeno lógico, sino un fenómeno dialéctico. Dialéctica significa tesis, antítesis, síntesis: tu ayer era una tesis, tu hoy será su antítesis y tu mañana será una síntesis. De nuevo, tu mañana creará una tesis y el día siguiente una antítesis y luego síntesis..., y continúa de esta manera. Prosigues de manera dialéctica. La vida es un proceso dialéctico; no es un proceso lineal, lógico.

La vida es un proceso contradictorio. Por eso no puedo definirme a mí mismo porque la definición de hoy no será aplicable mañana... Estoy cambiando constantemente, porque el cambio es el alma misma de la vida. Excepto el cambio, nada es eterno.

Estoy comprometido al cambio. El cambio es mi Dios, porque ése es el único fenómeno invariable de la vida. Por eso lo llamo Dios. Todo lo demás cambia: la vida cambia, la muerte cambia..., sólo el cambio permanece. Venero el cambio. Lo amo. No puedo definirme a mí mismo de una vez para siempre. Tengo que definirme en cada momento de mi vida; y nunca se sabe lo que va a traer el momento siguiente.

Estar conmigo es estar en un flujo constante, en un movimiento constante. Los que no son lo suficientemente atrevidos, tarde o temprano tendrán que retirarse de este viaje que estoy haciendo con vosotros. Los que no son lo suficientemente atrevidos y los que no tienen agallas para aceptar el futuro desconocido y permanecer disponibles a lo desconocido y lo misterioso, y los que tienen prisa por tener un dogma, un sistema de creencias, una filosofía --para poder dejar de crecer, para poder aferrarse al dogma, para poder volverse fanáticos del dogma--, los que están buscando continuamente cierta ortodoxia en la que nada cambiará nunca, éstas son las personas muertas, cobardes. No pueden ser mi gente.

Estoy trayéndoos un tipo totalmente diferente de religión. Nunca ha sucedido antes en el mundo. Todas las religiones del mundo creían en la permanencia; yo creo en el cambio. Todas las religiones del mundo eran dogmáticas; yo soy absolutamente no dogmático, antidogmático. Todas las religiones del mundo fueron reducidas a declaraciones filosóficas. Cuando me haya ido, os dejaré un barullo tal que nadie será capaz de reducir verdaderamente lo que estuve diciendo. Nadie será capaz de reducirlo a un dogma.

No puedes definirme claramente, no puedes fijarme. No soy una cosa. Soy un río, una nube que está cambiando de forma constantemente. Mi idea de la consistencia está enraizada en este cambio continuo, esta danza dinámica llamada vida".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com/


9 jun. 2011

Es tu responsabilidad haber elegido cierto patrón de vida

"...¿qué importancia tiene quién te haya herido? Saber que te ha herido tu madre o tu padre o la sociedad o la iglesia, ¿qué importancia tiene? La herida sigue ahí, llena de pus, creciendo, haciéndose más grande cada día. Te puedes sentir un poco bien por el momento, aliviado: no eres responsable, eres sólo una víctima. Puedes simpatizar contigo mismo, puedes tenerte lástima a ti mismo y puedes sentirte enfadado con otros, con los que han creado la herida. Pero éste no es un camino de transformación. La herida sigue ahí y la herida continuará creciendo; a la herida no le importa lo que pienses de ella...

La religión es un enfoque totalmente diferente: hace que te sientas responsable. Está en contra de tu ego. Dice: "¡Eres tú! Es tu responsabilidad haber elegido cierto patrón de vida. Todos los patrones estaban disponibles, no te fue impuesto ningún patrón".

Buda nació en la misma sociedad en la que otros sufrían, padecían un infierno, y él alcanzó el aquí-y-ahora, el estado supremo de gozo. De manera que la sociedad no puede ser la responsable...

La religión te hace sentir responsable y libre. La libertad y la responsabilidad son dos caras de la misma moneda. Si no estás dispuesto a sentirte responsable, nunca serás libre. Permanecerás atado, atado a otros...

Oración significa: eres responsable, has elegido cierto tipo de vida. Pero no hay necesidad de hacer muchos aspavientos de ello.  Si no te gusta,  ¡déjalo!  Depende de ti, depende absolutamente de ti. Y puedes dejarlo en un solo momento de consciencia".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com/