30 nov. 2011

¿Qué es el éxtasis?

"¿Qué es el éxtasis? ¿Algo que hay que alcanzar? No. ¿Algo que tienes que ganar? No. ¿Algo que tienes que llegar a ser? No.  El éxtasis es ser y llegar a ser es el sufrimiento. Si quieres llegar a ser algo, serás desdichado. Llegar a ser es la raíz misma de la desdicha. Si quieres ser extático, tiene que ocurrir ahora, en este mismo momento. En este mismo momento puedes ser feliz; nadie te lo impide...

Observa a un pintor pintando; esa es la diferencia entre un verdadero artista y un técnico. Si el pintor es un simple técnico que conoce la técnica de la pintura, que sabe cómo hacer las cosas, que sabe de colores, pinceles y lienzos y que ha realizado el aprendizaje, funcionará con la cabeza. Será un técnico. Pintará, pero sin poner todo de sí en la pintura. Observa a un verdadero artista que no es un técnico. Se ensimismará en la pintura, como borracho. No sólo pintará con la mano ni sólo con la cabeza. Pintará con todo su ser, con las entrañas, participarán sus pies, su sangre, sus huesos, su médula, todo en él participará. Puedes observarlo, verlo, sentirlo, que está plenamente en su tarea, perdido. No existe nada más. Está borracho...

Cuando estás completamente metido en algo, vives el éxtasis. Cuando te metes parcialmente, seguirás siendo desdichado, porque una parte de ti se moverá al margen del todo. Se producirá una división, una escisión, una tensión, una angustia.

Si amas con la cabeza, tu amor no te proporcionará una experiencia extática. Si meditas con la cabeza...

Antes iba a nadar a un río, y me encantaba. Siempre que volvía, me observaba un vecino mío y se daba cuenta de que estaba en éxtasis. Un día me preguntó: ¿Qué ocurre? Siempre te veo ir al río, y te pasas allí horas nadando. También voy a ir yo, porque pareces muy feliz.

Yo le dije: Por favor, no vengas. No lo entenderás, y el río se pondrá muy triste. No, no vengas, porque tu motivación será una barrera. Nadarás, pero estarás esperando a que te inunde esa sensación de felicidad. Nunca te ocurrirá, porque sólo ocurre cuando no eres.

Nadar puede ser meditación, como correr...cualquier cosa puede ser meditación si tú no eres. El éxtasis es algo del corazón, de la totalidad. Con "corazón" me refiero a la unidad orgánica, total.

Y baila hoy, no mañana. Que la danza sea aquí y ahora, y que venga de tu totalidad. Abandónate; emborráchate.

Sí, la alegría es una locura, y sólo los locos pueden permitírsela. La persona cuerda, normal y corriente, es tan lista, tan astuta y calculadora que no puede permitirse la alegría, porque no la puede controlar. Igual que he dicho que la sociedad no puede controlar a una persona alegre, he de decir lo siguiente: que no puedes controlar tu alegría, no puedes controlar tu éxtasis. Si quieres seguir manteniendo el control, nunca serás alegre, sólo desdichado. Sólo la desdicha puede ser controlada, por la sociedad o por ti...

La alegría no estallará dentro de ti hasta que haya desaparecido todo control. La alegría no se somete a ningún control; es salvaje.

El éxtasis es salvaje; no puedes controlarlo. Tienes que perder todo control. Tienes que lanzarte al abismo, y es un abismo insondable. Caes y caes y nunca llegas al fondo porque la alegría no tiene fin...

Cuando bailes enloquecidamente, cuando cantes enloquecidamente, cuando sientas una alegría sin control, sin tu presencia, cuando tu alegría sea plena, desbordante, cuando te sientas inundado por ella y abandones todo control, verás un milagro. La vida y la muerte bailarán juntas, porque desaparecerá toda dualidad".

Osho, Alegría. La felicidad que surge del interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

29 nov. 2011

Una verdadera educación no te enseñará a competir

"Una verdadera educación no te enseñará a competir; te enseñará a colaborar. No te enseñará a pelear para llegar el primero. Te enseñará a ser creativo, a ser cariñoso, a ser dichoso sin compararte con los demás.  No te enseñará que sólo puedes ser feliz si llegas el primero: es una estupidez...

Una educación de verdad no te enseñará a ser el primero. Yo te digo que disfrutes de lo que haces, no por los resultados, sino por el acto en sí. Al igual que un pintor, un bailarín o un músico...

Puedes pintar de dos maneras: para competir con otros pintores, porque quieres ser el mejor pintor del mundo, quieres ser un Picasso o un Van Gogh. Entonces tu pintura será de segunda categoría, porque a tu mente no le interesa la pintura en sí; le interesa que seas el primer pintor del mundo, el mejor. No profundizas en el arte de la pintura. No disfrutas de ella, sólo la utilizas como un peldaño. Te has metido en un viaje del ego, y el problema radica en que para ser pintor de verdad tienes que deshacerte por completo del ego...

Tú no creas la verdadera belleza, sino que se crea a través de ti. La existencia fluye; tú eres sólo un conducto. Tú dejas que ocurra y nada más; tú no lo obstaculizas y nada más.

Pero si te interesan demasiado los resultados, los resultados últimos, que tienes que hacerte famoso, que tienes que ganar el premio Nobel, que tienes que ser el mejor pintor del mundo, que tienes que derrotar a todos los demás pintores que han existido hasta la fecha, entonces no te interesa la pintura; la pintura es algo secundario...

No pienses en los resultados. Haz lo que estés haciendo con todo tu ser. Piérdete en ello, pierde al hacedor en el hacer. No "seas"; deja que tus energías creativas fluyan sin obstáculos".

Osho, Alegría. La felicidad que surge del interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

28 nov. 2011

Esta es la diferencia entre deseo y amor

"El "amor" tal como se utiliza habitualmente el término, no es amor; es deseo.  Y el deseo sin duda te hará daño, porque desear a alguien como si fuera un objeto supone ofender a esa persona. Es un insulto, es violento. Si te diriges a otra persona con deseo, ¿durante cuánto tiempo podrás fingir que es amor?  Superficialmente parecerá amor, pero rasca un poco y verás cómo debajo se oculta el mero deseo.  El deseo es un impulso animal.  Contemplar a alguien con deseo supone insultarlo, humillarlo, reducir a la otra persona a una cosa, a un objeto. Nadie quiere ser utilizado; es lo peor que puedes hacerle a alguien.  No hay nadie que sea una cosa, no hay nadie que sea un medio para alcanzar un fin.

Esta es la diferencia entre deseo y amor.  El deseo utiliza a la otra persona para colmar sus apetitos. Te limitas a utilizar a la otra persona y cuando ya has terminado de utilizarla, la tiras.  Ya no te sirve, ha cumplido su función.  Este es el acto más inmoral que se comete en la existencia: utilizar a los demás como un medio.

El amor es justo lo contrario: supone respetar a la otra persona como un fin en sí misma.  Cuando se ama a otra persona como un fin en sí misma, no hay dolor;  te sientes enriquecido a través de esa experiencia.  El amor enriquece a todas las personas".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 nov. 2011

Cuando te enamoras, tú sigues

"Cuando te enamoras, tú sigues.
No hay preguntas, simplemente sigues,
porque tu corazón sabe más
de lo que tu mente pueda demostrar.
Tu corazón ha sentido algo, 
algo del misterio,
algo de Dios.
Tu corazón ha sentido la presencia,
algo que no es de esta Tierra.
Basta con eso. 
Has probado algo...
y simplemente sigues".

Osho, Palabras de fuego. Reflexiones sobre Jesús de Nazaret
http://osho-maestro.blogspot.com/

Transformar lo ordinario en extraordinario

"Sigue siendo un hombre de negocios, pero durante algunas horas olvídate de ello por completo.  Yo no estoy aquí para decirte que huyas de tu vida ordinaria. Te estoy diciendo la forma y los medios de transformar lo ordinario en extraordinario.  En tu negocio, sé un hombre de negocios, pero en tu casa deja de serlo. Y algunas veces, durante unas horas, olvídate incluso de tu casa, tu familia, tu esposa, tus hijos. Durante unas horas, estate sólo contigo mismo. Sumérgete cada vez más profundamente en tu propio ser. Disfruta de ti mismo, ámate a ti mismo.

Y poco a poco, te irás dando cuenta de que está apareciendo un gran gozo sin que haya una causa en el mundo exterior, no causado por lo exterior. Eso es meditación...

Y una vez que te has convertido en un meditador, ¡sannyas no está lejos!  Particularmente, mi sannyas no es otra cosa que vivir en el mundo ordinario, pero vivir de tal manera que uno no sea poseído por él; permaneciendo trascendental, permaneciendo en el mundo y a la vez un poco por encima de él. Eso es sannyas.

No es el sannyas al viejo estilo, en el que tienes que huir de tu esposa, tus hijos, tu negocio, y retirarte al Himalaya. Ese tipo de cosas no han funcionado en absoluto. Muchos se retiraron al Himalaya, pero se llevaron sus estúpidas mentes con ellos. El Himalaya no ha sido de ninguna utilidad para ellos; por el contrario, han destruido la belleza del Himalaya, eso es todo. ¿Cómo podría ayudarte el Himalaya?  Puedes retirarte del mundo, pero no puedes dejar la mente; está dentro de ti.  Y donde sea que tú estés, tu propia mente creará el mismo tipo de mundo a tu alrededor".

Osho, Aprender a silenciar la mente

http://osho-maestro.blogspot.com

24 nov. 2011

Ahora es la única manera de vivir y de ser

"Esto es lo que yo llamo una actitud religiosa: 
esta urgencia de que tienes que vivir ahora 
y que no hay otra manera de vivir.  
Ahora es la única manera de vivir y de ser,  
y aquí es el único hogar".


Osho, Palabras de fuego. Reflexiones sobre Jesús de Nazaret
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 nov. 2011

La política y la religión son polos opuestos

"¿Por qué tienen los políticos tanto miedo de venir aquí?  Hay una razón:  el político es la persona menos religiosa del mundo, la persona más antirreligiosa del mundo.  La política y la religión son polos opuestos. La política es ambición; la religión es no-ambición. La política es una exaltación del ego; la religión es la disolución del ego. La política es lucha, es una contienda despiadada; es violenta..., básicamente, esencialmente.  La religión es amor: sin contienda, sin comparación.  Por eso no encontraréis a políticos aquí.

Y como yo llamo al pan pan y al vino vino, me tienen miedo, no quieren estar cara a cara conmigo".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 nov. 2011

Ni los reyes ni los políticos, ni los primeros ministros ni los presidentes van a la guerra

"La vida y la civilización habrían sido completamente distintas si hubiéramos entrenado a la gente para tener más inteligencia. No se habrían producido tantas guerras si la gente hubiera preguntado: ¿Por qué?  ¿Para qué vamos a matar, matar a personas inocentes?  Pero son leales a un país y tú eres leal a otro país, y los políticos de los dos países luchan y sacrifican a sus pueblos.  Si a los políticos les gusta tanto luchar, podrían librar una lucha entre ellos, y el pueblo lo disfrutaría como un partido de fútbol.

Pero ni los reyes ni los políticos, ni los primeros ministros ni los presidentes van a la

guerra. La gente de a pie, la que no tiene nada que ver con matar a otras personas, esa es la que va a la guerra a matar y a que los maten. Los recompensan por su fidelidad: una cruz de tal o cual por ser inhumanos, por no usar su inteligencia, por comportarse como robots".

Osho, Intimidad. La confianza en uno mismo y en otro
http://osho-maestro.blogspot.com

20 nov. 2011

La vida es para disfrutar y celebrar

"Hay otra historia:
Lao Tzu y sus discípulos pasaron por un bosque donde había cientos de leñadores talando árboles, pues se estaba construyendo un gran palacio. Habían talado casi todos los árboles del bosque, sólo quedaba uno en pie, un gran árbol con miles de ramas, tan grande que bajo su sombra podía albergar a diez mil personas sentadas. Lao Tzu le pidió a sus discípulos que fueran a preguntar por qué ese árbol no había sido talado todavía ya que todo el bosque había sido arrasado y convertido en un desierto.

Los discípulos fueron a donde estaban los leñadores y les preguntaron:
- ¿Por qué no habéis talado este árbol?
Los leñadores le contestaron:
- Porque ese árbol no sirve para nada. No se puede hacer nada con él, sus ramas están llenas de nudos. No hay ninguna parte recta. Con él no se pueden hacer pilares, ni muebles. Tampoco se puede usar como combustible porque su humo es muy nocivo para los ojos, te puede dejar ciego. Por eso no lo hemos talado.

Regresaron y se lo contaron a Lao Tzu, éste se rió y les dijo:
- Sed como este árbol. Si queréis sobrevivir en este mundo, habréis de ser como este árbol, completamente inútiles. Así nadie os hará daño. Si estáis derechos seréis cortados, acabaréis siendo muebles en la casa de alguien. Si sois hermosos seréis vendidos en el mercado, os convertiréis en mercancía. Sed como este árbol, completamente inútil. Así nadie podrá haceros daño. Creceréis hasta haceros enormes, y miles de personas podrán encontrar cobijo bajo vuestra sombra.

La lógica de Lao Tzu es completamente diferente a la de tu mente. Él dice: sé el último. Ve por el mundo como si no existieras. Mantente en el anonimato. No intentes ser el primero porque sino serás conocido. No seas competitivo, no intentes demostrar tu valía. No hace falta. Mantente inútil y disfruta. Está claro que Lao Tzu no fue una persona práctica.  Pero cuando le comprendes, te das cuenta de que, en el fondo, en lo más profundo, es muy práctico, porque la vida es para disfrutar y celebrar, la vida no debe convertirse en una mercancía.  La vida es más como la poesía que como una mercancía en el mercado; debería ser como una poesía, como una canción, como una danza, como la flor que brota al lado del camino, no lo hace para nadie en particular, simplemente está disfrutándose a sí misma, siendo ella misma.

Lao Tzu dice: si intentas ser muy listo, si intentas ser muy útil, serás utilizado.  Si intentas ser muy práctico, de una u otra forma, te pondrán una yunta, porque el mundo no puede dejar en paz a un hombre práctico. Lao Tzu nos dice: abandona esas ideas. Si quieres ser un poema, un éxtasis, olvídate de la utilidad. Mantente fiel a ti  mismo. Sé tú mismo. Los hippies solían decir: "Ocúpate de tus asuntos". Lao Tzu fue el primer hippie del mundo. Nos dice: Sé tú mismo, ocúpate de tus asuntos y no te preocupes de nada más. Tú no estás aquí para ser vendido. Así que no pienses en términos de utilidad, simplemente piensa en tu felicidad. Sé feliz, y si de tu felicidad fluye algo hacia afuera, perfecto, compártelo.  Pero no te obligues a ti mismo a ser una mercancía porque eso conduce al suicidio. Así es como uno se mata a sí mismo. No seas suicida".

Osho, Encuentros con personas notables
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 nov. 2011

Cuando estoy con la chica, pienso en mis exámenes, y cuando estudio pienso sólo en mi chica

"Si cuando estás llevando agua estás simplemente llevando el agua, si no creas ningún problema con ello y simplemente llevas agua, si tu mente está sin nubes y el cielo vacío, si estás simplemente llevando agua, entonces eres un buda.  Al comer, simplemente come sin hacer nada más. Cuando estamos comiendo estamos haciendo miles y miles de cosas. Puede que la mente no esté en ello en absoluto. Puede que tu cuerpo esté comiendo como un robot; puede que tu mente esté en otro sitio.

Hace unos pocos días estuvo aquí un estudiante universitario. Sus exámenes se están acercando, así que vino a preguntarme: "Estoy muy confuso, y el problema es éste: me he enamorado de una chica. Cuando estoy con la chica, pienso en mis exámenes, y cuando estudio pienso sólo en mi chica. Así que ¿qué hacer? Cuando estoy leyendo, estudiando, no estoy en ello, estoy con mi chica en mi imaginación. Y cuando estoy con mi chica, nunca estoy con ella; estoy pensando en mis problemas, en mis exámenes, que se están acercando. De modo que todo se ha vuelto un lío".

Así es como todo el mundo se ha vuelto un lío, no sólo ese chico. Mientras estás en la oficina piensas en tu casa; mientras estás en casa estás en la oficina. Y no puedes hacer algo tan mágico. Cuando estás en casa sólo puedes estar en casa, no puedes estar en la oficina. Y si estás en la oficina, no estás cuerdo, estás loco. Entonces todo se mete en todo lo demás. Entonces nada es claro. Y esta mente es un problema...

Parece simple: si al comer puedes sólo comer; si al estar sentado puedes simplemente estar sentado, sin hacer nada más; si puedes permanecer con el momento y no irte de él; si puedes estar fundido con el momento sin futuro, sin pasado; si este momento de ahora es la única existencia...entonces eres un buda; esta mente misma se vuelve una mente búdica".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/ 

17 nov. 2011

El rugido del león

"Hay una antigua técnica tibetana llamada "el rugido del león". Si estás enfadado, sexual, lleno de odio, celos, entonces el maestro tibetano te dará esta técnica, "el rugido del león".  Tienes que sentarte ante un espejo, y tienes que imaginar que eres un león, no un hombre. Tienes que poner la cara como un león, tienes que sacar la lengua, y tienes que rugir. Y tienes que practicarlo de tal manera que la imaginación se vuelva tan real que olvides de que eres un hombre imaginando que eres un león.

Y cuando llega el punto en que has caído presa de tu propia imaginación, y te has vuelto un león, y sale de ti un rugido auténtico, de pronto estás transformado.  En ese rugido, todo el odio, la ira, el sexo, desaparece, y caes en un silencio profundo que nunca has conocido.

En los viejos monasterios tibetanos tienen una habitación especial con muchos espejos.  Siempre que alguien está sufriendo por algo como la ira, el odio o los celos, es enviado a esa habitación de los espejos y tiene que permanecer allí hasta que llegue a un clímax.  Y cuando llegue al clímax, todo el monasterio lo sabrá, porque habrá un león auténtico rugiendo allí. Para nosotros, se ha vuelto loco. Todo el monasterio se congregará y acogerá al hombre, que saldrá siendo un hombre totalmente diferente.  Puede que tarde tres días, puede que tarde siete días.  Se le lleva comida, pero no se le permite salir.  Tiene que perseverar imaginando que es un león, hasta que desde las raíces mismas del inconsciente salga el rugido.  Todo el cuerpo está implicado, cada una de sus células; cada célula en él ruge, y en ese rugido se expulsa todo. Es la catarsis más profunda posible.  Y nunca volverás a ver enfadado a ese hombre, porque el veneno ya no está ahí. Por primera vez,  el rostro se volverá humano.

Tu rostro no puede ser humano, porque hay innumerables cosas reprimidas en él.  Los celos, el odio, la ira que has reprimido están ahí: capas y más capas están ocultas bajo la piel.  Forman tu rostro.  Pero pueden sacarse..., simplemente con esta imaginación, esta imaginación dirigida".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/ 

16 nov. 2011

Todo nuestro estilo de vida está loco

"Todo el mundo está loco debido a esto:  todo el mundo está tratando de ser especial, de ser alguien.

La vida te sucede cuando no eres nadie...

La vida puede volverse un flujo tan suave, un río tan silencioso, que no se crea ningún ruido. Pero si estás resuelto a ser algo, alguien, extraordinario, especial, entonces la vida no puede fluir por ti. Entonces hay una lucha constante entre la vida y tú, entre tu pequeño ego y el cosmos.

Esto está creando locura. Toda la tierra se ha vuelto un planeta loco. Y esta locura no puede remediarse con tratamientos, terapias, porque es un estilo de vida tan básico que no es una patología. Así es como estamos viviendo. Todo nuestro estilo de vida está loco. De modo que las terapias no te pueden ayudar a menos que cambie todo el estilo de vida.

Sólo hay dos estilos de vida: el orientado al ego y el no orientado al ego. Debes ser alguien... Éste es un modo de vida. Entonces la locura es el resultado...

Si piensas que eres alguien  --nadie puede ser alguien; eso no puede ser--, entonces una parte de ti se ha vuelto loca. Ese "ser alguien" es tu locura.  Y cuanto más crezca este cáncer de  "ser alguien", más distanciado estarás de la realidad.

Un buda no es nadie. Todas sus puertas están abiertas. El viento llega y sopla, las lluvias llegan y caen, los rayos de Sol entran y pasan, la vida fluye, pero él no está".

Osho, El Libro de los Secretos

http://osho-maestro.blogspot.com/ 

12 nov. 2011

La vida es muy corta. Aprovéchala

"La revolución es individual, puedes ser transformado como un individuo y entonces irás más allá de la multitud. Pero no te preocupes por estas cosas. Esta pregunta es de Chaitanya Sagar. Él siempre se preocupa por estas cosas. Nunca le respondo, pero siempre está preocupado: preocupado por los demás, preocupado por el mundo, preocupado por la organización, preocupado por el ashram, preocupado por mis discípulos, preocupado por mí; nunca se ha preocupado de sí mismo. Todas estas preocupaciones no ayudarán. El tiempo es corto, la vida es muy corta. Aprovéchala.

La otra noche estaba leyendo una obra de Samuel Beckett: un pequeño libro, el más pequeño del mundo, una breve obra de teatro. El nombre de la obra es Respirar. Su longitud es de sólo treinta segundos...¡treinta segundos! No hay ningún actor en ella, no hay diálogo. Sólo un escenario.

Se abre el telón. Hay muchas cosas tiradas. Basura, como si alguien hubiera salida a toda prisa de la casa. Todo tipo de cosas están revueltas, sin ningún orden. Solamente un desorden, basura. Y desde el fondo, se oye el suspiro de un niño que acaba de nacer. Y treinta segundos después, el sonido de un anciano al morir. Eso es todo, todo lo que la vida es. Treinta segundos: un suspiro y un jadeo. El primer esfuerzo para inhalar y el último esfuerzo para aferrarse a la respiración... y todo desaparece.

La vida es corta, ni siquiera treinta segundos. Aprovéchala como una oportunidad para crecer, como una oportunidad para ser y no te preocupes por otras cosas; todo es basura. Sólo esto es cierto: el suspiro y el jadeo, y todo lo demás es únicamente basura. Olvídate de eso: ¿qué puedes hacer al respecto?

No debería preocuparte si el mundo ha cambiado o no. El mundo es el mismo, tiene que ser el mismo. Sólo tú puedes ser diferente; el mundo nunca será diferente. Cuando te des cuenta y seas consciente, trascenderás el mundo".

Osho, Palabras de fuego. Reflexiones sobre Jesús de Nazaret
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 nov. 2011

Nos enseñan a encender la mente, pero no a apagarla

"No hacemos más que pensar, veinticuatro horas al día, un día sí y otro también. Es un estado realmente demencial. La mente no hace más que fabricar todo tipo de deseos y de sueños, y permanecemos empañados por esos deseos y pensamientos.  No hay otra barrera entre nosotros y la verdad excepto esos continuos pensamientos.  Ese cavilar tiene que cesar, y tiene que cesar porque no es en absoluto un estado natural; es un estado enfermizo, innatural. Nos han enseñado a ser así. Nuestros colegios, nuestras universidades, todos nos han enseñado a pensar, todos ellos nos enseñan a encender la mente, pero no a apagarla.

Mi trabajo aquí consiste en enseñaros a apagarla. Es buena cuando hace falta, úsala; pero cuando no haga falta, apágala y sumérgete en un profundo silencio porque sólo en esos espacios silenciosos te visita Dios, y sólo en esos espacios silenciosos eres consciente del inmenso esplendor de la existencia. De repente la vida se vuelve tan importante, tan llena de sentido que no te lo podías haber imaginado antes. Cada momento se vuelve tan valioso que no puedes agradecérselo lo suficiente a Dios".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

Haciendo de la vida un festival

"Yo quiero 
que mis sannyasin sean 
santos en el sentido auténtico:
vivos,
regocijantes,
cantando,
danzando,
haciendo de la vida un festival".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 nov. 2011

La civilización produce el cáncer

¿Ha hecho la civilización algún bien?

"Sí: te vuelve tan pecador que, poco a poco, has de ir volviéndote santo. Te lanza a un sufrimiento tan grande que te ves  obligado a empezar a buscar pistas para salir de esa prisión. La civilización es de mucha ayuda. Ayuda a que tú crezcas, ayuda a que comprendas el sufrimiento de la vida.

Tan sólo fíjate con lo que ocurre aquí. A mí acude mucha más gente de Occidente que de India. Occidente es más civilizado, más cultivado...y, evidentemente, más desgraciado. Todo el mundo está al borde, al límite de la locura. Sólo es necesario un empujoncito... Dicen que de cada cuatro personas, tres están al límite de la locura. De cada cuatro personas, una, algún día, se convertirá en víctima del cáncer.  De cada cuatro personas vivas -vivas al día de hoy-, de esas cuatro, una va a tener cáncer. La civilización produce el cáncer. Es un gran regalo porque muestra el absurdo de la mente. La civilización hace emerger todo el absurdo de la mente...

La civilización ayuda, ayuda mucho, porque hace emerger todas las miserias ocultas de la mente. Y has de reconocerlas a todas... para trascenderlas. No hay otra manera. Sólo te satisfará experimentar que nada en esta Tierra, nada enfocado al cuerpo o a la mente, te será de mucha ayuda... De acuerdo, han de satisfacerse las necesidades del cuerpo; y luego ¿qué?  Disfrutas con la música, con la poesía, de acuerdo... Entonces, un día, de repente te sientes frustrado. ¿Qué es todo esto?  Estás jugando con palabras y castillos en el aire. No te proporcionan una profunda satisfacción.

Sólo la religión puede satisfacerte; sólo la religión puede contentarte.  Ella toca tu centro más íntimo.  Pero la civilización crea la situación en la que la religión es posible".

Osho, Tao Los tres tesoros, Volumen III
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 nov. 2011

La infelicidad no se aferra a ti,... tú te aferras a ella

"Cuando eres realmente infeliz, totalmente infeliz  --cuando no hay siquiera un rayo de esperanza--, renuncias de súbito a toda la infelicidad.  ¿Por qué?  ¿Por qué sucede esto? Porque la infelicidad no se aferra a ti,  sino porque tú te aferras a ella.  Y cuando sientes una angustia total,  renuncias a ella,  no hay nadie que la cargue por ti.

Nunca la habías sentido tan intensamente; siempre lo has hecho a medias.  Sientes un poco de tristeza, pero siempre hay una esperanza en el futuro: mañana llegará la felicidad; un pequeño desierto, pero el oasis está cada vez más cerca.  Y gracias a la esperanza, la infelicidad sigue ahí.

Todo mi esfuerzo es para matar la esperanza, para sumirte en una oscuridad tal que ya no puedas permitir ningún sueño.  Y cuando esta intensidad alcanza el centésimo grado, tú te evaporas y ya no podrás seguirla cargando.  De repente,  y sin importar cómo la llames  --la infelicidad, el ego, la ignorancia, el desconocimiento, o lo que sea--, desaparece".

Osho, Palabras de fuego. Reflexiones sobre Jesús de Nazaret
http://osho-maestro.blogspot.com/

4 nov. 2011

El amor nunca quiere cambiar a nadie

"Sólo el amor te ayudará a entender, 
nada más.
Cuando amas a una persona...,
la entiendes de inmediato,
entiendes que esa es su forma de ser.
Entonces no quieres que ella
sea de otra manera.
El amor nunca quiere cambiar a nadie.
El amor acepta, entiende".

Osho, Palabras de fuego. Reflexiones sobre Jesús de Nazaret
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 nov. 2011

¿Por qué prestar atención a las opiniones de los demás?

La práctica de observar me vuelve calmado, sosegado y silencioso, pero entonces mis amigos me dicen que me he vuelto serio. Parece que lo que dicen tiene algo de fundamento. Por favor,  explica cómo uno puede crecer simultáneamente en silencio y retozo.

"Si realmente te has vuelto silencioso, no prestarás atención a lo que digan los demás. Si las opiniones de los demás aún son importantes, no eres silencioso. En realidad, estás esperando a que digan algo o a que aprueben y aprecien que te has vuelto silencioso. ¿Tu silencio necesita su aprobación? ¿Necesitas que lo certifiquen? Entonces no estás seguro de que te has vuelto silencioso.

Las opiniones de los demás sólo son importantes porque no sabes nada. La opinión nunca es conocimiento. Sigues acumulando opiniones de otras personas porque no sabes qué eres, quién eres, qué te está sucediendo. Tienes que preguntarles a otros: "¿Qué me está pasando?" ¿Tienes que preguntarles a otros? Si realmente eres silencioso, calmado, sosegado, entonces no hay amigos y ninguna opinión es importante. Entonces te puedes reír. Deja que digan lo que quieran.

Pero te afecta. Todo lo que dicen entra muy hondo en ti; te altera. Tu silencio es falso, forzado, cultivado. No es un florecimiento espontáneo dentro de ti. Puede que te hayas forzado a ti mismo a ser silencioso, pero estabas hirviendo por dentro. Entonces ese silencio está sólo en la superficie. Si alguien dice que no eres silencioso, o si alguien dice que esto no es bueno, o si alguien dice que esto es falso, entonces te alteras y el silencio se va. El silencio se ha ido; por eso me estás preguntando esto.

Parece que lo que dicen tiene algo de fundamento. Te has vuelto serio. ¿Y qué hay de malo en ser serio? Si has nacido serio, para ser serio, serás serio. No puedes forzar el retozo; de lo contrario tu retozo será serio, y destruirás todo el juego...

Si eres serio, eres serio. No se puede hacer nada al respecto. Sé serio y permanece serio. Entonces ya has empezado a ser juguetón; entonces eres juguetón con tu seriedad, no te la tomas en serio. Te la tomas como un juego, de modo que dices: "Muy bien. Dios me ha dado este papel, así que seré un hombre serio y jugaré a mi seriedad". Entonces, en lo más hondo, habrá desaparecido. ¿Me comprendes?

Puedes crear seriedad con tu retozo o puedes crear retozo con tu seriedad. Si eres una persona triste, seria, dile a todo el mundo: "He nacido serio y voy a seguir siéndolo", y no te lo tomes en serio. ¡Sé!  Simplemente sé, y entonces te puedes reír de ello y desaparecerá. Y ni siquiera te darás cuenta de cuándo ha desaparecido.

Y no prestes atención a lo que digan los demás. Esto es una enfermedad. Te volverán loco...los demás. ¿Quiénes son los demás y por qué estás tan interesados en ellos? Te vuelven loco y tú les vuelves locos a ellos, porque tú eres los demás para ellos. ¿Por qué prestar atención a las opiniones de los demás? Presta atención a tus propias experiencias y permanece fiel a tus propias experiencias. Si te sientes bien siendo serio, ¡está bien!  Si sientes que te has vuelto calmado y silencioso y sosegado con tu práctica de observar, ¿por qué estar interesado y por qué alterarse por lo que digan los demás?

Pero no estás seguro, de manera que debes acumular opiniones de otros. Debemos empezar una campaña de firmas: "Si piensas que me he vuelto un buda, firma". Si todo el mundo firma y has acumulado muchas firmas, por lo menos de la mayoría, piensas que eres un buda. Esta no es la forma de ser un iluminado.

Y por favor, explica cómo uno puede crecer simultáneamente en silencio y retozo. ¡Se crece! Nunca se ha dado el caso contrario. Uno crece simultáneamente en silencio y retozo, pero si tu silencio es falso, entonces surge el problema. Todos los que han conocido el silencio siempre han sido retozones, juguetones. Podían reír, y podían reírse no sólo de los demás, podían reírse de sí mismos...

Lo que digan los demás no es relevante. Sé auténtico con lo que sientas, ¡pero sé auténtico!  Si te sucede el silencio real, podrás reír..."

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/