31 ago. 2012

Sentir es una cualidad de la madurez; el sentimentalismo es una cualidad de la inmadurez

"Sentimentalismo no es sentimiento; 
el sentimentalismo es una falsa moneda.  
Hay gente que gime y llora por nada 
y se cree sensible. 
No es así. 
Son sentimentales.  
El sentimentalismo no es sentimiento. 
Sentir es una cualidad de la madurez; 
el sentimentalismo es una cualidad de la inmadurez.
Un hombre de sentimientos hará algo; 
un hombre sentimental creará todavía más problemas.  
Por ejemplo: 
si alguien está enfermo, 
o se está muriendo, 
el hombre de sentimiento irá corriendo al hospital 
e intentará ayudar al que se está muriendo.  
El hombre sentimental empezará a llorar y gemir. 
Creará más problemas para el hombre que agoniza; 
no le permitirá siquiera morir en silencio".

Osho, Tao Los tres tesoros, Vol. II
http://osho-maestro.blogspot.com/

30 ago. 2012

Todo ser humano es único

"Tal como yo lo veo,  
casi todo el mundo ocupa un lugar equivocado.  
La persona que podría haber sido un médico tremendamente feliz es pintor, 
y la persona que podría haber sido un pintor tremendamente feliz es doctor.  
Al parecer, nadie está en el lugar que le corresponde. 
Por eso toda esta sociedad es tan confusa. 
La persona está dirigida por otros, no está dirigida por su propia intuición.
La meditación te ayudará a desarrollar tu propia facultad intuitiva. 
Distinguirás claramente qué es lo que te va a llenar, 
lo que te va a ayudar a florecer.  
Y sea lo que fuere, 
va a ser distinto para cada individuo.  
Ese es el significado de la palabra "individuo":  
todo ser humano es único. 
Y buscar e indagar tu unicidad es una gran emoción, 
una gran aventura".

Osho, Meditación. La primera y última libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 ago. 2012

¡La vida es así de ilógica!

Pregunta: ¿Podrías hablar un poco más acerca de la represión y de cómo librarnos de ella? ¿Qué es exactamente? ¿Y por qué seguimos reprimiéndonos si es mucho mejor no hacerlo?

     "Represión es vivir una vida que no te corresponde. Represión es hacer cosas que nunca quisiste hacer. Represión es ser quien no eres, es una forma de destruirte. La represión es un suicidio, muy lento, por supuesto, un lento pero certero envenenamiento. La expresión es vida; la represión es suicidio.
     Cuando llevas una vida reprimida, no vives en absoluto. La vida es expresión, creatividad, alegría. Cuando vives como la existencia ha querido que lo hagas, estás viviendo de forma natural.
     No tengas miedo a los sacerdotes. Haz caso a tu instinto, escucha a tu cuerpo, escucha a tu corazón, a tu inteligencia. Confía en ti mismo, ve donde te lleve tu espontaneidad, de ese modo no fracasarás. Si sigues la corriente de tu vida natural de forma espontánea, un día, inevitablemente, llegarás a las puertas de lo divino...
     Es cierto que la naturaleza no es suficiente --también hay una naturaleza superior--, pero el superior llega a través de lo inferior. El loto nace del lodo. El alma nace del cuerpo, la trascendencia nace de la sexualidad...
     A tu razón le seduce la idea de que para alcanzar lo más elevado, no haya que hacer caso a lo inferior. Parece lógico. Si quieres subir, no bajes; es muy racional. El único problema es que la vida no es racional...
     En la vida hay cierta polaridad. Durante el día trabajas duramente, haces las tareas; luego, por la noche, caes en un sueño profundo... Al día siguiente puedes pensar: "Ayer trabajé mucho durante todo el día y estaba cansado y, aún así, he podido dormir profundamente. Así que si descanso durante todo el día, dormiré más profundamente aún".  Y al día siguiente simplemente te recuestas en un sillón y te dedicas a descansar. ¿Crees que dormirás bien? ¡Ni siquiera podrás llegar a lograr tu descanso habitual!  Por eso, las personas que no hacen nada durante el día sufren de insomnio...
     El descanso es consecuencia del trabajo. El silencio es consecuencia de la expresión. Así funciona la vida. Sus caminos son irracionales. Si realmente quieres estar seguro, tendrás que vivir una vida de inseguridad. Si realmente quieres estar vivo, tendrás que estar dispuesto a morir en cualquier momento. ¡La vida es así de ilógica! Si quieres ser verdaderamente genuino, tendrás que arriesgarte. La represión es una manera de evitar el riesgo.
     Por ejemplo, te han enseñado a no enfadarte nunca, y crees que una persona que no se enfada nunca será obviamente muy cariñosa. Te equivocas. La persona que nunca se enfada tampoco es capaz de amar. Ambas cosas van unidas, van juntas en el mismo lote. La persona que ama de verdad, algunas veces se enfada mucho. Pero ese enfado es maravilloso...¡porque es consecuencia del amor!...
     Voy a contar una historia:
     Una vez llegaron a la corte del rey Salomón dos mujeres que discutían por un niño. Las dos proclamaban ser la madre del niño. Era muy difícil tomar una decisión. El niño era tan pequeño que no podía decir nada.
     Salomón pensó un rato y dijo: "Vamos a hacer una cosa, cortaremos al niño en dos y así os lo podréis repartir. Es lo único que se puede hacer. Tengo que ser justo y ecuánime. No hay ninguna prueba de que el niño sea de una o de la otra. Por tanto, como rey, ordeno que se corte al niño en dos y que se dé una mitad a cada mujer".
     La mujer que tenía al niño en brazos siguió sonriendo, estaba contenta. Pero la otra se volvió loca, ¡parecía que quería matar al rey!  "¿Qué está diciendo? - exclamó-. ¿Se ha vuelto loco?".  Estaba enfurecida, estaba fuera de sí, ¡era la ira en persona, echaba chispas!  Finalmente dijo: "Si ha de ser así, renuncio a mi derecho. Que la otra mujer se quede con el niño. ¡Renuncio a él, dádselo!".  Estaba enfadada y,  a la vez, se le caían las lágrimas.
     Entonces, el rey dijo: "El niño es tuyo. Llévatelo. Esa otra mujer no es más que una embustera, una impostora".
     Cuando amas te puedes enfadar. Cuando amas puedes aceptarlo. Si te amas --lo cual es necesario si no quieres desperdiciar tu vida-- nunca te reprimirás, te expresarás acerca de todo lo que te traiga la vida. Expresarás las alegrías, las tristezas, los altos, los bajos, los días y las noches.
     Pero te han educado para que seas un farsante; te han educado para que seas un hipócrita.  Cuando estás enfadado sigues con una sonrisa falsa en los labios. Cuando estás enfurecido, reprimes tu rabia. Nunca eres sincero con lo que sientes dentro de ti...
     Sé expresivo. Pero recuerda: expresar no significa ser irresponsable.  Exprésate con inteligencia y no perjudicarás a nadie. Una persona que no es capaz de hacerse daño a sí misma tampoco puede hacérselo a nadie..."

Osho, Bienestar emocional
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 ago. 2012

La mente siempre tiene miedo de ir hacia lo desconocido

"La mente quiere quedarse con lo conocido porque le es familiar, 
lo conoce. 
La mente siempre tiene miedo de ir hacia lo desconocido.  
Lo desconocido, por una parte es un reto, atrae, 
y por otra provoca temor. 
Es impredecible, 
no se puede saber de antemano cuál será el resultado.  
Pero la mente siempre es ortodoxa, convencional. 
La mente es la convención, es tradicional, es la tradición. 
De modo que el problema siempre está presente, 
la mente se aferra al pasado 
y la vida quiere ir hacia el futuro, 
y hay un tira y afloja constante entre la mente y la vida.
Los que eligen la mente están muertos.  
Los que eligen la vida en contra de la mente son la chispa de la vida".

Osho, La revolución. Sobre la poesía y las canciones de Kabir
http://osho-maestro.blogspot.com/


Éste es el problema de todos los amantes; no pueden vivir separados ni pueden tampoco vivir juntos

     "Puede que ames a una mujer, que ames a un hombre, pero en el fondo de ti hay también una resistencia, porque el amante es también esclavitud.  La relación te deja inmovilizado, incapacitado: por un lado te alimenta y, por otro,  te aprisiona; no puedes vivir sin ella, y no puedes vivir con ella. Éste es el problema de todos los amantes; no pueden vivir separados ni pueden tampoco vivir juntos. Cuando están separados, piensan  el uno en el otro; cuando están juntos, se pelean.
     ¿Por qué ocurre esto? El mecanismo es muy simple.  Cuando no tienes al lado a una mujer a la que amar y que te ame, sientes un hambre atroz de la calidez que desprende el cuerpo de una mujer. Al cabo de un tiempo de estar con ella, ya no tienes hambre, estás saciado; y, es más, pronto estarás harto, pronto habrás tomado de ella más que de sobra y tendrás ganas de separarte un poco, de distanciarte, de estar solo.  Todos los amantes, cuando están juntos, piensan: "¡Cómo me gustaría estar solo!", y, cuando están solos,  tarde o temprano empiezan a sentir necesidad del otro, empiezan a imaginar y a soñar, y sienten: "¡Cómo me gustaría que estuviéramos juntos!".
     El cuerpo necesita compañía, y el alma, el núcleo más íntimo, necesita soledad; ése es el problema. Tu alma más íntima puede estar sola  --es un pico del Himalaya que se eleva, solo, hacia el cielo--,  tu alma más íntima crece cuando está sola; pero tu cuerpo necesita relacionarse, necesita multitudes, calor social, clubes, sociedades, organizaciones,... dondequiera que estés rodeado de mucha gente, el cuerpo se siente bien.  En una multitud, puede que el alma sienta que se muere de inanición, porque su alimento es la soledad, pero el cuerpo se siente a gusto; y en soledad, el alma se siente a la perfección, pero el cuerpo se siente hambriento de relaciones.
     Si en la vida no entiendes esto, te conviertes en un ser muy desgraciado, innecesariamente; si lo comprendes, puedes crear un ritmo, y satisfacer las necesidades corporales y también las necesidades del alma.  A veces te relacionas, y a veces no; a veces vives acompañado, y a veces vives solo..., a veces la otra persona y tú sois dos picos del Himalaya, tan absolutamente solos que incluso la idea del otro está ausente. Éste es el ritmo".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 ago. 2012

¡Deberíamos vivir a toda máquina!

     "Una comuna es un fenómeno enormemente espiritual; estás con gente y, a la vez, solo. Nadie invade tu soledad. Todo el mundo la respeta. Estás con mucha gente, estáis juntos, pero nadie intenta imponerte una condición, una relación, una atadura. Nadie te pide que le prometas algo para mañana, porque mañana puede haber cambiado, y pasado mañana también.  ¿Quién sabe qué ocurrirá mañana? Cuando llegue ya veremos.
     La comuna no tiene mañana, vive aquí y ahora.  Y lo hace con totalidad e intensidad, porque esta vida no es un medio para alcanzar otra vida. Vivimos esta vida como un fin en sí mismo.
     Los católicos viven para el más allá; esta vida sólo es un peldaño. Y lo mismo ocurre con todas las religiones; te obligan a sacrificar esta vida. Todas predican el sacrificio, y realmente te sacrifican. Te hacen pedazos en distintos altares, en diferentes templos, pero te hacen pedazos.
     La única forma de salvarte de esos carniceros que te tienen rodeado es unirte con rebeldes similares, para que la opción de la revolución tenga fuerza, se asiente, os podáis apoyar los unos en los otros. Entonces verás que todo el mundo está viviendo intensamente. No estamos viviendo para el más allá. ¿Por qué hay que vivir a medias?
     ¡Deberíamos vivir a toda máquina!...
     Todas las religiones predican el martirio. Todas las familias te enseñan a ser un mártir. Las naciones te enseñan a ser un mártir. Es extraño.  ¿Por qué le dicen a la gente que se suicide?  Porque ser un mártir, en otras palabras, es ser un suicida. Nadie predica la vida. Nadie te anima a vivir. Nadie te enseña que puedes disfrutar todavía más. ¿Por qué sólo hechas humo y no hay fuego? Hay mucha gente que humea sin que haya fuego.
     ¿Cuánto tiempo llevas humeando, y cuánto tiempo piensas seguir echando sólo humo? ¡Haz que salga fuego!
     Cuando hay fuego de verdad, no hay humo. Cuando está realmente caliente no hay humo.  ¡Quémate como una llama sin humo! Pero todo el mundo quiere que te mantengas en un perfil bajo. ¿Por qué? La vida es tan corta... ¿Por qué mantener un perfil bajo?
     Salta tan alto como puedas.
     Baila con toda tu alma.
     Fúndete todo lo que puedas.
     Porque al quemarte, al vivir, al fundirte, encontrarás tu autenticidad, tu individualidad. La individualidad nunca tiene miedo".

Osho, La magia de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/
     

10 ago. 2012

Quizá algo de lo que he dicho te sea provechoso, o quizá no

"No doy pautas, 
incluso las pautas pueden ser dictatoriales en la mente,
porque tu mente ha sido creada por la sociedad. 
Si diese pautas 
podrías creer que se trata de mandamientos.
Las pautas no son mandamientos.  
No tienes que obedecer, 
basta con comprenderlas.  
Luego puedes seguir tu camino.  
Quizá algo de lo que he dicho te sea provechoso, 
o quizá no. 
Pero no necesitas tener fe en ello".

Osho, La magia de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 ago. 2012

La mente desea evitar los errores, mientras que la vida no desea evitarlos sino experimentarlos para aprender mucho más, porque aprendemos solamente por ensayo y error

     "Cada vez que encuentran algo nuevo, la mente les dice: "¡Alto ahí! Eso es muy raro, nunca lo has hecho antes".  La mente dice: "No hagas nada que no hayas hecho antes porque es muy arriesgado. Quién sabe cuál pueda ser el resultado". La mente siempre es ortodoxa porque vive a través de los programas. Desea que hagan solamente lo que ya han venido haciendo, porque lo hacen con eficiencia e inteligencia. ¿Quién sabe lo que una situación extraña pueda traer? ¿Quién sabe si está bien o no? ¡Así que tengan cuidado!  La mente dice: "Sigue el programa de siempre y vive como has vivido hasta ahora. Continúa con la misma rutina para reducir la probabilidad de equivocarte".
     La mente desea evitar los errores, mientras que la vida no desea evitarlos sino experimentarlos para aprender mucho más, porque aprendemos solamente por ensayo y error. Si dejamos de cometer errores, también dejamos de aprender. La experiencia me ha enseñado que las personas que dejan de aprender se vuelven neuróticas. La neurosis es una especie de ausencia de aprendizaje. La persona teme aprender más, de manera que continúa trasegando por el mismo camino trillado. Aunque pueda sentir cansancio y aburrimiento, continúa con la misma rutina porque se ha acostumbrado a ella y le es familiar y conocida..."

Osho, El miedo. Cómo comprender y aceptar las incertidumbres de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/ 

5 ago. 2012

¿Por qué me siento tan desgraciado? ¿No puedes quitarme todo esto de encima?

Pregunta: ¿Por qué me siento tan desgraciado? 
¿No puedes quitarme todo esto de encima?

    "La respuesta está en tu pregunta. No quieres aceptar la responsabilidad de tu propio ser, sino que alguien lo haga por ti, y esa es la única causa del sufrimiento.
     No hay forma de que nadie te quite tu sufrimiento. No hay forma de que nadie te haga dichoso, pero si te das cuenta de que tú eres el responsable de tu dicha o tu desdicha, de que nadie puede hacer nada...
     Tu sufrimiento es obra tuya; tu dicha también será obra tuya.
     Pero es difícil aceptar que el sufrimiento es tu obra.
     Todos piensan que los demás son los responsables de su sufrimiento. El marido piensa que la esposa es la responsable de su sufrimiento, la esposa que el marido es responsable del suyo, los hijos responsabilizan a los padres, los padres responsabilizan a los hijos de sus respectivos sufrimientos. Un asunto muy completo. Y cuando alguien es responsable de tu sufrimiento, no comprendes que al renunciar a tu propia responsabilidad pierdes tu libertad. Responsabilidad y libertad son la dos caras de la misma moneda...
     Pero como descargamos la responsabilidad de nuestro sufrimiento sobre otros, aceptamos el corolario de que la dicha también nos vendrá de otros.
     Naturalmente, si el sufrimiento nos viene de otros, también la dicha nos vendrá de otros. Pero entonces, ¿qué haces tú? No eres ni responsable del sufrimiento ni de la dicha... ¿Qué función cumples? ¿Para qué sirves? ¿Ser el blanco para que unas cuantas personas te hagan desdichado y para que otras te ayuden, te salven y te hagan dichoso? ¿Eres una simple marioneta, cuyos hilos están en manos de otros?
     No eres respetuoso con tu humanidad, no te respetas a ti mismo. No amas tu propio ser, tu propia libertad.
     Si respetas tu vida, rechazarás a todos los salvadores. Les dirás a todos ellos: "¡Fuera de aquí!  Bastante tienes con salvarte a ti mismo. Es mi vida y tengo que vivirla. Si hago algo mal, sufriré por ello; aceptaré las consecuencias de mis actos sin quejarme".
     Quizá aprendamos así: tras caer,  nos levantamos;  tras perdernos, volvemos a encontrar el camino. Cometes un error... pero cada error te hace más inteligente; no volverás a cometer el mismo error.
     Todos mis esfuerzos van encaminados a devolver la dignidad que le corresponde a todo ser humano, que le ha transferido a cualquiera. Y todas estas tonterías se producen porque no estás dispuesto a aceptar que el responsable de tu sufrimiento eres tú.
     Piénsalo: no hay un solo sufrimiento tuyo del que tú no seas responsable. Puede ser envidia, ira, avaricia, pero algo en ti crea ese sufrimiento.
     ¿Y has visto a alguien en este mundo que haga dichoso a otro?  También eso depende de ti, de tu silencio, de tu amor, de tu paz, de tu confianza. Y así se produce el milagro: nadie lo hace...
     Me preguntas: "¿Por qué soy desgraciado?"  Eres desgraciado porque no has aceptado la responsabilidad. Observa cuál es tu sufrimiento, averigua la causa y encontrarás la causa dentro de ti.  Elimina la causa y desaparecerá el sufrimiento...
     Y me pides que te salve, que te ayude. No tienes por qué mendigar nada...No sois ovejas, sino emperadores.
     Aceptad vuestra responsabilidad por el sufrimiento y encontraréis, ocultas en vuestro interior, todas las causas de la dicha, la libertad, la alegría, la iluminación, la inmortalidad. No se necesita un salvador...
     Si dependes de los demás pierdes tu alma. Olvidas que tienes una consciencia tan universal como la de cualquier otro, que tienes una consciencia tan grande como la de cualquier Buda...; simplemente no te das cuenta, porque no la has buscado.  Y no la has buscado porque buscas a los demás, a alguien que te salve, a alguien que te ayude.  Vas pidiendo limosna sin comprender que este reino es enteramente tuyo.
     Hay que comprender que se trata de uno de los principios fundamentales:  la dignidad, la libertad y la responsabilidad".

Osho, Alegría. La felicidad que surge del interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

     

4 ago. 2012

La confianza en sí misma es divina

Siento que estoy llegando a alguna parte. He hecho el grupo de Encuentro y el grupo Tathata y ahora estoy meditando. Me estoy relacionando abiertamente y con confianza con la gente. 

    "Muy bien. Recuerda siempre que no se debe permitir en absoluto que haya desconfianza. Aunque tu confianza se convierta en una posibilidad de que la gente te pueda engañar, no importa. Aunque te engañen por confiar, es mejor eso que no confiar.
    Cuando todo el mundo es cariñoso y maravilloso y nadie te engaña es muy fácil; en esa situación, la confianza es muy fácil. Sin embargo, a pesar de que todo el mundo sea engañoso y todo el mundo vaya a engañarte -y sólo te pueden engañar si confías-, sigue confiando. No pierdas nunca la confianza en la confianza, cueste lo que cueste, y nunca serás un perdedor porque la confianza es en sí misma el fin último. No debería ser un medio para lograr otra cosa porque tiene su propio valor intrínseco.
     Si puedes confiar, permanece abierto. La gente se ha vuelto cerrada como medida de seguridad para que nadie les pueda engañar o aprovecharse de ellos. ¡Deja que se aprovechen de ti! Imagínate qué bello. Deja que se aprovechen, pero tú insiste en seguir confiando, entonces tendrá lugar un bello florecimiento porque ya no habrá miedo.
     Sólo tienes miedo a que la gente te engañe, pero una vez que aceptes eso, ya no habrá miedo, ya no habrá ningún impedimento a tu apertura. El miedo es peor que cualquier mal que te puedan causar. Ese miedo es un veneno que deteriora toda tu vida. Así que permanece abierto y confía inocentemente, incondicionalmente.
     No estoy diciendo que no vaya a haber nadie que te engañe o que se aproveche de ti. Lo harán, contamos con eso, pero vale la pena. Te reirás de su estupidez y de que no serán capaces de destruir tu confianza. Confiarás de tal manera en la humanidad de la otra persona que dará igual lo que haga esa persona. Confiarás en última instancia, así que no importa lo que haga...
     Limítate a contemplarlo, permítelo y disfrútalo. Aprecia la mera idea de la confianza y no habrá ninguna necesidad de ningún dios. Los hombres dicen: "Confío en Dios". Yo, en cambio, digo: "La confianza es Dios". No es que la gente haya perdido la confianza en Dios. Han perdido la confianza y por eso han perdido a su Dios. La confianza es Dios. No es cuestión de confiar en un poder llamado Dios. La confianza en sí misma es divina. Así que, ¡bien!".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes

Ser total significa no pensar en otra cosa. Si estás comiendo, estás simplemente comiendo; ahora estás totalmente ahí

     "Un hombre dormido no puede ser total en nada. Estás comiendo y no lo haces de manera total; estás pensando mil y una cosas, estás soñando mil y un sueños, y sólo estás llenándote de comida mecánicamente.  Puedes estar haciendo el amor con tu mujer o con tu hombre, y no estás totalmente ahí. Puedes estar pensando en otras mujeres, haciendo el amor con tu mujer y pensando en alguna otra mujer. O puedes estar pensando en el mercado, en los precios de cosas que quieres comprar, en un coche, en una casa, en mil y una cosas... y estás haciendo el amor mecánicamente.
     Sé total en tus actos, y si eres total tienes que ser consciente; nadie puede ser total sin estar consciente. Ser total significa no pensar en otra cosa.  Si estás comiendo, estás simplemente comiendo; ahora estás totalmente ahí.  Comer lo es todo; no te estás llenando, lo estás disfrutando. Cuerpo, mente, alma, están todos sintonizados mientras tú comes, y hay una armonía, un ritmo profundo, en las tres capas de tu ser.  Comer se convierte en meditación, andar se  convierte en meditación, cortar leña  se convierte en meditación, traer agua del pozo se  convierte en meditación, hacer la comida se  convierte en meditación.  Las cosas pequeñas se transforman; se convierten en actos luminosos".

Osho, Conciencia en acción. La clave para vivir en equilibrio
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 ago. 2012

La risa es peligrosa y rebelde

     "La risa es una de las cosas más reprimidas por la sociedad en todo el mundo, en todas las épocas.
     La sociedad quiere que seas serio, los padres quieren que sus hijos sean serios, los maestros quieren que sus alumnos sean serios, los jefes quieren que sus subordinados sean serios, los comandantes quieren que sus soldados sean serios. La seriedad es un requisito para todos.
     La risa es peligrosa y rebelde. Si un maestro te está enseñando algo y tú empiezas a reírte, se lo tomará como un insulto. Si tus padres te están diciendo algo y tú empiezas a reírte, se lo tomarán como un insulto. La seriedad es considerada honorable, es respetada.
     La risa ha sido reprimida en tal medida que, aunque en todas partes la vida es hilarante, nadie ríe. Si liberas a tu risa de sus cadenas, de sus ligaduras, te sorprenderás: a cada paso sucede algo hilarante.
     La vida no es seria. Solamente las tumbas son serias, sólo la muerte es seria.
     La vida es amor, la vida es risa, la vida es danza, es una canción...
     Mira la vida a tu alrededor y trata de descubrir el lado humorístico de todas las cosas.
     Todo lo que sucede tiene un lado humorístico. Sencillamente necesitas un poco de sentido del humor.
     Ninguna religión ha aceptado nunca el sentido del humor como cualidad religiosa. Yo quiero que el sentido del humor se convierta en una cualidad fundamental del buen hombre, del hombre moral, del hombre religioso. Y no es necesario esforzarse mucho; simplemente trata de verlo en todas partes...
     La seriedad se ha convertido en parte de nuestros huesos y de nuestra sangre. Tendrás que esforzarte un poco para liberarte de tu seriedad... y tendrás que estar atento, vigilante... Siempre que te encuentres con una situación graciosa, ¡no pierdas la oportunidad!".

Osho, Vida, amor y risa
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 ago. 2012

Si eres medio religioso y medio mundano, perderás las dos cosas

    "Una vez oí una historia de un místico sufí, Baba Shaikh Farid:
     Una vez un joven se acercó a Farid cuando éste estaba bañándose en el Ganges y le preguntó cómo podría encontrar a Dios.  Baba Shaikh Farid lo cogió, lo llevó al agua y cuando ya los cubría bastante, lo metió a la fuerza debajo del agua. Cuando el joven estaba a punto de ahogarse, el santo lo soltó.
     ¿Por qué has hecho eso?, dijo tragando saliva.
     Cuando desees a Dios tanto como deseabas el aire cuando estabas debajo del agua, lo encontrarás, contestó Baba Shaikh Farid.
     El deseo tiene que ser tan intenso que apuestes todo lo que tengas. La pasión de buscar tiene que ser tan total que ni una sola duda te permita vacilar. Su propia intensidad te traerá la verdad. ¡Puede ocurrir en un solo momento! Sólo necesitas convertirte en un fuego interior completamente intenso.
     La decisión debe ser total. Es difícil, por supuesto, pero todo el mundo tiene que pasar por esa dificultad alguna vez. Hay que pagar por la verdad, y no hay otra manera de pagar por ella; tienes que poner todo tu ser en el altar. Es el único sacrificio necesario...
     Si estás realmente interesado en buscar al toro, no lo busques con desgana. O lo buscas o no lo buscas; porque la búsqueda templada no te va a ayudar; es una pérdida de energía absoluta. Si quieres buscar, entonces dedícate a ello en cuerpo y alma. Si no quieres buscar, olvídate del asunto. Entrégate al mundo completamente. Ya llegará cualquier día el momento adecuado para que empiece la búsqueda.
     Si no estás preparado para entregarte totalmente a la búsqueda, para comprometerte con todo tu corazón, lo único que demuestra eso es que todavía no has terminado con el mundo. Todavía te atrae el mundo, los deseos todavía te obsesionan. Todavía te gustaría ser un hombre rico, un hombre poderoso, un presidente, o algo así. Todavía se oculta la avaricia en ti. Todavía no has llegado a ese momento de consciencia en el que uno se da cuenta de que el verdadero tesoro está en el interior, no en el exterior. Entonces, dirígete al mundo exterior. No estés a medias; esa es la situación más peligrosa.
     Si eres medio religioso y medio mundano, perderás las dos cosas. No serás capaz de sobrellevar el mundo; tu religión se convertirá en una interferencia. Y no serás capaz de enfrentarte con la búsqueda interior; tus deseos mundanos te distraerán continuamente. ¡No hace falta!  Si el mundo te sigue atrayendo, si todavía sientes que hay algo que tienes que lograr, entonce ve y frústrate completamente. Te frustrarás. Eso significa que te hace falta vagar y perderte un poco más. No tiene nada de malo; ¡rápido!  Entrégate completamente, así terminarás antes. Así estarás maduro. Así toda tu energía se dirigirá al interior. Al quedar frustrado por el exterior, la energía se dirigirá espontáneamente al interior.
     Pero la gente es muy lista. Quieren tener ambos mundos; quieren nadar y guardar la toalla. Están intentando ser astutos y esa astucia va a probar su estupidez. Esa astucia no es inteligencia, porque de mala gana no se consigue nada. Todo logro necesita intensidad, intensidad total...
     Y una vez que ha terminado la lucha, uno comprende que todo estaba bien. Se asimila tanto la ganancia como la pérdida. Perderse era también parte del crecimiento, e ir al mundo era también parte de la búsqueda de Dios. ¡Era necesario!  De modo que cuando digo que te dirijas al mundo, no lo digo con sentido condenatorio. Sólo digo que hace falta. ¡Termina con él! Todavía no estás maduro, y si intentas de mala gana llegar a tu fuente interior será una represión. Y la represión divide, te enferma".

Osho, La búsqueda. Charlas sobre los Diez Toros del Zen