31 ene. 2013

"Hay tantas cosas que merecen la pena en la vida que no podemos permitirnos perder el tiempo con lo que no tiene valor por no ser ni bueno, ni verdadero, ni necesario"

Pregunta:

Quiero decirte muchas cosas. ¿Debería escribírtelas o no?

Respuesta de Osho:

"Medita sobre esta pequeña historia:

     "¿Has oído, oh Sócrates...?"
     "Un momento, amigo", dijo el sabio. "¿Has cribado lo que vas a decirme por los tres tamices?"
     "¿Los tres tamices?"
     "Sí, amigo mío. Veamos si lo que quieres decirme pasará la prueba. El primero de los tamices es el de la verdad: ¿te has asegurado de que todo lo que vas a decirme es verdad?"
     "Pues, no. Se lo he oído decir a otros".
     "Ya veo. Por supuesto, si ni siquiera es verdad, apenas podemos perder el tiempo con ello, a menos que resulte ser bueno. ¿Pasará la prueba del tamiz de la bondad?"
     "No, no; al contrario..."
     "Hmm, ¿"no estoy seguro de que lo dijo, y lo que se supone que ha dicho no sirve para el bien"? ¿Quizá de alguna manera es necesario que yo lo sepa para evitar un daño a otras personas?".
     "Pues no. Si lo consideras de esa forma..."
     "Muy bien, entonces", dijo Sócrates, "como lo que has venido a decirme sobre el caso no es verdadero, ni bueno, ni necesario, mejor que nos olvidemos de ello. Hay tantas cosas que merecen la pena en la vida que no podemos permitirnos perder el tiempo con lo que no tiene valor por no ser ni bueno, ni verdadero, ni necesario".

Medita sobre esta afirmación de Sócrates...y lo sabrás: qué escribirme, qué no escribirme, qué preguntar, qué no preguntar....
     A menos que sea realmente importante, algo valioso, algo que te ayude a ti o a alguna otra persona, no escribas. Si sientes que tiene alguna importancia, entonces desde luego que puedes escribir. Y también, entonces, haz que sea lo más breve posible, haz que sea telegráfico. No hay necesidad de escribir cartas larguísimas. A varias personas les gusta mucho escribir cartas: diez páginas, doce páginas. Escribe sólo unas pocas frases, di sólo exactamente lo que quieras decir. Y antes de escribir nada, dale vueltas a esta afirmación de Sócrates; te ayudará. Haz que pasen por los tres tamices".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

29 ene. 2013

Hay que amar este cuerpo, hay que amar esta tierra

     "El Nuevo Hombre será terrenal...será realista, amará esta Tierra. Como no hemos amado esta Tierra y nuestras llamadas religiones nos han estado enseñando a odiar esta Tierra, la hemos destruido. Es un bello planeta, uno de los más bellos, porque es uno de los más vivos. Este planeta tiene que ser amado, hay que regocijarse en él: es un don. Este cuerpo contiene tantos misterios que incluso un Buda es posible sólo debido a este cuerpo. Este cuerpo se convierte en el templo de la mayor posibilidad: el estado búdico, el nirvana. Hay que amar este cuerpo, hay que amar esta tierra.
     El Nuevo Hombre encontrará su religión en la naturaleza; no en las estatuas muertas, sino en los árboles vivos que bailan al viento. Encontrará su religión haciendo surf en el mar, escalando una montaña virgen. Encontrará su oración con la nieve, con la luna, con las estrellas. Dialogará con la existencia tal como es. No vivirá con ideas abstractas. Vivirá con realidades. Su compromiso será con la naturaleza, y a través de ese compromiso llegará a conocer la super-naturaleza. Dios está oculto aquí, en esta Tierra, en este mismo cuerpo: este mismo cuerpo es el buda, esta misma Tierra, el paraíso.
     El Nuevo Hombre leerá la sagrada escritura de la naturaleza. Éste será su Veda, su Corán, su Biblia. Ahí encontrará sermones en las piedras. Tratará de descifrar los misterios de la vida, no tratará de desmitificar la vida. Tratará de amar esos misterios, de penetrar en esos misterios. Será un poeta, no será un filósofo. Será un artista, no será un teólogo... Su ciencia será para comprender la naturaleza, no para conquistar la naturaleza. No violará a la naturaleza; amará a la naturaleza y la persuadirá para que le revele sus secretos".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

26 ene. 2013

Deberías arriesgarte. Sólo naces con el riesgo, siendo valiente

     "El Maestro Lu-Tsu dijo:
     La decisión debe ser puesta en práctica
     con el corazón calmado y sin buscar el éxito;
     entonces el éxito llegará por sí mismo.

Una declaración tremendamente significativa.

     La decisión debe ser puesta en práctica
     con el corazón calmado...

     Lo primero: uno nace sólo cuando se vuelve decidido; con la decisión llega el nacimiento del hombre. Los que viven en la indecisión aún no son realmente hombres. Y millones viven en la indecisión, no pueden decidir acerca de nada. Siempre se apoyan en los demás, alguna otra persona tiene que decidir por ellos. Por eso la gente se mantiene en torno a las autoridades.
     Las actitudes autoritarias continúan en el mundo por la sencilla razón de que millones de personas no pueden decidir por sí mismas. Siempre hay que darles una orden. Cuando se les da la orden, la obedecen. Pero esto es esclavitud; así es como están impidiendo el nacimiento de su propia alma. La decisión debe surgir en tu ser, porque cuando eres decidido surge en ti la integridad. Recuerda tomar decisiones; las decisiones te harán individual.
     ¿Qué es la indecisión?  Significa que eres una multitud; hay muchas voces en ti que se contradicen y no puedes decidir si seguir este camino o aquél. Incluso en las cosas pequeñas la gente es indecisa: sobre si ir a ver esta película o aquélla son indecisos. La indecisión se ha convertido casi en su mismo estilo de vida. ¿Comprar esto o comprar lo otro? Simplemente observa a la gente cuando va de compras, ve su indecisión. Siéntate en cualquier tienda y simplemente observa a la gente ir y venir, a los clientes, y te sorprenderá: la gente no sabe decidir.  Y los que no saben decidir permanecerán difusos, imprecisos, confusos. Con la decisión llega la claridad. Y si la decisión es de largo alcance, si la decisión tiene algo que ver con tus fundamentos, entonces naces.
     Hay muchas personas que vienen a mí y me dicen: "No podemos decidir si dar el salto y tomar sannyas o no". Quieren que les diga que den el salto. Pero entonces no están decidiendo nada. Si te digo: "Da el salto y toma sannyas", entonces has perdido una oportunidad, una gran oportunidad de tomar una decisión; te has vuelto a apoyar en alguien, y así no crece tu alma. Y ésta es una decisión profunda, de inmensa importancia, porque va a cambiar todo tu modo de vida, va a darte una nueva visión. Tendrás que ir en una nueva dirección. No volverás a ser el mismo. Semejantes decisiones de largo alcance deberías ser capaz de tomarlas por tu cuenta. Deberías arriesgarte. Sólo naces con el riesgo, siendo valiente.
     Y siempre que tomes una decisión, recuerda: si la tomas, entonces síguela, de lo contrario no tomes una decisión, porque entonces es más peligroso, más peligroso que ser indeciso. Tomar una decisión y no seguirla te volverá muy impotente. Entonces habría sido mejor no haber decidido. Hay personas que deciden y luego nunca siguen sus decisiones. Poco a poco pierden toda su confianza y su fe en su ser. Poco a poco saben perfectamente bien que no van a hacer lo que decidan. Se vuelven divididas, se vuelven engañosas...consigo mismas. Cuando están tomando una decisión, incluso en ese momento saben que no van a seguirla, porque conocen su pasado y sus experiencias pasadas. Lo que decidieron nunca lo siguieron.
     Y entonces decisiones muy pequeñas pueden ser muy destructivas. Simplemente una pequeña decisión: "A partir de hoy no fumaré". Tan sólo una decisión muy corriente, que no implica mucho...
     Pero una pequeña decisión, la decisión tan trivial de no fumar, y luego no seguirla es muy peligrosa. Perderás la confianza en ti mismo, perderás la fe en tu propio ser. Te volverás desconfiado. Es mejor no tomar semejantes decisiones; sigue fumando. Y si decides, entonces te comprometes. Entonces, pase lo que pase, tienes que hacerlo. Y si puedes hacerlo, verás que surge en ti una claridad, desaparece una nube, algo se asienta, se centra en ti. Una decisión es tremendamente importante y significativa.

     La decisión debe ser puesta en práctica
     con el corazón calmado...

     Esto es lo que quiere decir Lu-Tsu: si decides, entonces haz que todo tu corazón esté en ello, asegúrate de que no te vas a echar atrás. Eso es lo que quiero decir cuando repito una y otra vez a mis sannyasins: "Quema tus naves". Si no vas a volver, ¿para qué conservar las naves?  Tira la escalera, hunde el barco, porque no vas a volver a la vieja orilla. Si mantienes a salvo la nave, al abrigo de un puerto, eso significa que todavía estás vacilando, todavía te lo estás pensando: "Quizás un día tenga que volver"...     

     La decisión debe ser puesta en práctica
     con el corazón calmado y sin buscar el éxito;
     entonces el éxito llegará por sí mismo.

     Y lo más importante es que si estás buscando el éxito, ya estás dividido. Entonces tu corazón no está en el trabajo, tu corazón está ya en el resultado. Si estás dividido,  no tendrás éxito. El éxito sólo les sucede a los corazones que no están divididos, que no están preocupados por la consecuencia, el resultado; que están disfrutando tremendamente el viaje mismo y no están pendientes de la meta. Sólo los que llegan sin estar preocupados en absoluto por la meta...como su mente está tan indivisa en cada momento del viaje, cada momento del viaje se convierte en una meta. Estén donde estén, es la meta. El éxito en el camino espiritual les llega a las personas que no están preocupadas en absoluto por el éxito.
     Si te preocupa el éxito, el éxito no vendrá a ti, porque tu mente estará en alguna parte del futuro y no estarás trabajando en el presente, y el éxito sólo puede llegar si el trabajo se hace totalmente en el presente. Este momento va a dar a luz al siguiente momento. Si este momento ha sido vivido totalmente, el momento siguiente está abocado a tener una totalidad más profunda, una cualidad más elevada de totalidad...
     Lu-Tsu dice: "...y sin buscar el éxito", porque incluso eso se convertirá en una división. Permanece absolutamente aquí-ahora, sin ninguna división: "...entonces el éxito llegará por sí mismo". Y cuando el éxito llega por sí mismo, tiene una belleza tremenda. No necesitas tirar de él, se abre como una flor; no necesitas abrir la flor a la fuerza. Y si abres la flor a la fuerza, la habrás matado. Eso no estará bien. Y la habrás abierto antes de que llegara el momento oportuno y puede que no haya fragancia, porque la flor tiene que esperar el momento oportuno para acumular fragancia, para crear fragancia. Y cuando la fragancia está lista, sólo entonces se abre por sí misma, porque ahora tiene algo que compartir con la existencia.
     Deberías disfrutar el momento. Deberías estar totalmente en el momento y olvidarte de todo. Y entonces, un día, de pronto ha llegado el éxito. Un día, de repente, la flor dorada se ha abierto y eres transportado a una realidad reparada".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com



25 ene. 2013

La presencia de un maestro es la única doctrina que hay

"Una historia...
     Dogo, el anciano maestro Zen, tenía un discípulo llamado Soshin. Cuando Soshin llegó de principiante bajo Dogo, esperaba sin duda que el maestro le instruiría en el Zen de la manera en que un maestro de escuela instruye a sus alumnos. Pero Dogo no le dijo nada especial... Finalmente, Soshin no pudo aguantarlo más y le reprochó a su maestro que no le mostrase nada del Zen. "Pero te he estado dando lecciones de Zen desde que llegaste", dijo Dogo.
     "¿Ah, sí?", dijo Soshin, "¿y cuándo ha podido ser eso?".
     "Cuando me traes mi taza de té por la mañana", dijo Dogo, "la acepto. Cuando me sirves la comida la como. Cuando te inclinas ante mí, me doy por enterado. ¿De qué otra manera esperas aprender Zen?".
     El Tao se puede compartir, pero no se puede dividir. El Tao se puede mostrar, pero no se puede decir.
     El maestro vive en el tao. El discípulo tiene que embeber su espíritu. No es una enseñanza, no puede ser una enseñanza: todas las enseñanzas son superficiales. Tiene que ser más profunda que una enseñanza. Tiene que ser una transferencia de energía. Tiene que ser de corazón a corazón, de alma a alma, de cuerpo a cuerpo. No puede ser verbal. Y el discípulo tiene que ver, mirar, observar, sentir, amar la energía que se está manifestando en el maestro. Poco a poco, lentamente, sentándose simplemente al lado del maestro, el discípulo aprende muchos secretos, aunque nunca se le enseñen.
     Uno de los mayores secretos es que al sentarse junto al maestro, el discípulo empieza a respirar de la misma manera que respira el maestro. Se origina una sincronía, y en esa sincronía los dos se unen...
     El discípulo no tiene que aprender lo que enseña el maestro, sino cómo es el maestro...
     El maestro está diciendo: observa mis gestos, mi manera de andar, mi manera de sentarme, mi manera de respirar, mi manera de simplemente sentarme contigo, mi manera de mirarte, mi manera de responder de mil y una maneras. No esperes una doctrina; la presencia de un maestro es la única doctrina que hay. La verdadera enseñanza no es una enseñanza en absoluto, es una transferencia más allá de las palabras y más allá de las escrituras. Y la transferencia sucede mediante la armonía de la respiración".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

24 ene. 2013

Para ser respetado por los idiotas tienes que comportarte de acuer­do a sus modales, a sus expectativas

"Para ser respetado por los idiotas 
tienes que comportarte de acuer­do a sus modales, 
a sus expectativas. 
Para ser respetado por la humani­dad enferma 
tienes que estar más enfermo que ellos. 
Entonces te respe­tarán. 
¿Pero qué obtendrás? 
Perderás tu alma 
y no habrás ganado nada". 

Osho, Más allá de la psicología 

http://osho-maestro.blogspot.com/ 

22 ene. 2013

Un hombre que está vivo se mueve entre incertidumbres, entra en lo desconocido

     "La vida titubea. La vida es incierta. La vida es insegura. Por eso es vida: porque se mueve.
     Se cuenta que Sócrates dijo: "No me gustaría volverme un cerdo contento. Mejor que ser un cerdo contento, preferiría seguir siendo un Sócrates descontento".
     Medita sobre ello: una afirmación de inmenso valor. El cerdo está contento, con absoluta certeza. Por eso, a las personas obcecadas que piensan que están absolutamente seguras se las llama puercos...
     Las personas obcecadas están abocadas a ser estúpidas. Un hombre que está vivo se mueve entre incertidumbres, entra en lo desconocido. No puede vivir en una certeza muerta. Certeza significa  simplemente que no has dudado...
     Sólo los loros pueden estar seguros, porque tienen respuestas preparadas. Los eruditos pueden estar seguros porque los eruditos no son más que loros".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

21 ene. 2013

Hoy no debería ser tan sólo una repetición de ayer; de lo contrario, no has vivido

     "Y toda esta vida es un desafío para crecer. Ésa es la verdadera religión y ésa es también la verdadera psicología... Llamo a esa psicología "la psicología de los budas". No hace que te sientas culpable; te acepta, te ama. Pero no hace que te sientas orgulloso de ser como eres. Te da un gran desafío para ser más de lo que eres. Te da un descontento divino. Hace que ardas en deseos de elevarte más y más; no más alto que los demás, sino más alto que tú mismo. Mañana no debería ser una repetición de hoy: ése es el significado del descontento divino. Hoy no debería ser tan sólo una repetición de ayer; de lo contrario, no has vivido. Hoy debe traerte algún nuevo don, algunas flores nuevas, algunos rayos nuevos. Alguna nueva ventana debe abrirse hoy.
     Sentirse culpable significa permanecer poseído por el pasado; sentirse orgulloso significa permanecer donde estás, lo que eres. Tener un descontento divino significa crecer, investigar, buscar, explorar. Y la vida no es más que aventura, una constante aventura en lo desconocido.
     De manera que no quiero que te sientas culpable y no quiero que te sientas orgulloso. Cuando dejas las dos cosas, comienza la vida verdadera".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

18 ene. 2013

Cuantos más conocimientos adquieres, menos asombro queda

Pregunta:

Ya no tengo la misma sensación de asombro que cuando era un niño. ¿Por qué?

     "Le ocurre a casi todo el mundo. Cuantos más conocimientos adquieres, menos asombro queda. Y los padres, las escuelas, las universidades, la sociedad..., todo te fuerza a adquirir conocimientos. Tu espacio interior acaba tan lleno de conocimientos que el asombro desaparece; no queda espacio en ti en el que el asombro pueda morar.
     El niño tiene ojos de asombro. Se siente intrigado, deslumbrado por todas y cada una de las cosas. Le sorprenden cosas insignificantes; de ahí su burbujeante alegría, porque su vida es un descubrimiento constante...
     Las últimas palabras de Albert Einstein fueron:  "Toda mi vida he creído que desvelaría los secretos del universo. Pero ha ocurrido justo lo contrario. Cuanto más ahondaba en la existencia, más profundo se hacía el misterio. Estoy muriendo lleno de asombro, estoy muriendo en asombro". Pero eso es inusual; ésa es la cualidad de un genio. Un genio es aquel que no permite que la sociedad le convierta en un robot (o, al menos, así lo defino yo). Todo el mundo nace siendo un genio, pero la gente empieza a acomodarse muy pronto, y cuando lo hacen, su talento desaparece, su inteligencia muere. Van vendiendo su alma por cosas mundanas, por cosas inútiles... pero cuando viene la muerte se lleva todas esas cosas junto contigo.
     Si puedes morir como Albert Einstein  --intrigado, con total asombro, con oración en el corazón, con poesía surgiendo en ti--  habrás vivido correctamente y estarás muriendo correctamente. Y la persona que vive y muere correctamente es una persona espiritual...
     En un mundo más comprensivo, se seguirían impartiendo conocimientos, pero también te enseñarían a proteger tu capacidad de asombro... En una verdadera universidad, sólo la mitad del tiempo se destinaría a objetivos prácticos, y la otra mitad se dedicaría a objetivos no prácticos: poesía, música, pintura, danza, meditación, oración. ¡O, simplemente, a relajarse bajo un árbol, a sentarse bajo un árbol sin hacer nada!... Sólo entonces tendremos en el mundo un ser humano total".

Osho, Inocencia, saber y asombro
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 ene. 2013

Mirar simplemente la mente es uno de los mayores secretos de la vida

     "Ves la mente galopando continuamente; déjala galopar, simplemente observa, sé solamente un  testigo, un observador.
     Mirar simplemente la mente es uno de los mayores secretos de la vida, porque no muestra que funciona, ¡pero funciona!  Simplemente mientras observas, indiferente, desinteresado, como si no tiene nada que ver contigo, esos pensamientos empiezan a volverse más ralos, hay menos tráfico en la pista de la mente...
     Así que no te preocupes por la mente galopante; déjala correr. Permítele correr tan plenamente como sea posible; no se lo evites, no trates de detenerla, sólo sé el observador".

Osho, Aprender a silenciar la mente
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 ene. 2013

Cuanto más entiendes de la furia, menos se produce

     "Manténte más y más atento y, pase lo que pase, trata de comprenderlo. Alguien te insulta y te pones furioso. No te pierdas la oportunidad de entender por qué, por qué esta furia. Y no hagas de esto un tema filosófico. No vayas a la biblioteca a consultar algún libro sobre la furia. Es algo que te sucede a ti, una experiencia, una experiencia viva... Es tonto consultar a otro cuando tu furia es algo que sientes tú. Puedes tocarla, saborearla; te quemará.
     Trata de comprender por qué ocurre, de dónde viene, dónde están sus raíces, cómo se produce, cómo funciona, cómo te domina, cómo enloqueces de furia. La furia ya se produjo antes, se está produciendo ahora; pero ahora, agrega a ella un nuevo elemento: el de la comprensión. Y entonces, la calidad será otra. Entonces, poco a poco, verás que, cuanto más entiendes de la furia, menos se produce. Y, cuando la comprendes perfectamente, desaparece. La comprensión es como el calentamiento; cuando el calor llega a un punto determinado (cien grados), el agua desaparece".

Osho, Mi camino. El camino de las nubes blancas
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 ene. 2013

¿Posees a una mujer? ¿Posees a un hombre?

"Ten presente esto, 
siempre que posees algo o a alguien, 
destruyes esa cosa o a esa persona. 
¿Posees a una mujer? 
La destruirás, 
destruirás su belleza, 
su alma. 
¿Posees a un hombre? 
Dejará de ser un ser humano, 
lo has reducido a un objeto, 
a una mercancía".

Osho, Intuición. El conocimiento que trasciende la lógica
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 ene. 2013

Yo no te voy a ofrecer ningún destino. Sólo te puedo ofrecer una dirección; viva, palpitante de vida y de cosas desconocidas, siempre sorprendente, impredecible.

     "El destino es algo que pertenece al futuro. Una vez decidido, empiezas a manipular tu vida hacia él.
     ¿Cómo vas a decidir el futuro? ¿Quién eres tú para decidir lo desconocido? ¿Cómo vas a fijar el futuro? El futuro es aquello que no conoces. El futuro es una posibilidad abierta...
     Cuando decides un destino, es el pasado el que decide. Decide tu experiencia del pasado, tu conocimiento del pasado. Matas el futuro; ahora te dedicas a repetir tu propio pasado, quizá con alguna modificación, con algún cambio aquí y allá para tu comodidad, según te convenga. Ha sido repintado, renovado, pero aún así, surge del pasado. De este modo se pierde el camino del futuro: al decidir un destino, uno pierde el camino del futuro. Uno se queda muerto, uno empieza a funcionar como una máquina.
     La dirección es algo vivo, del momento. No sabe nada del futuro, no sabe nada del pasado, pero palpita, late aquí y ahora. Como fruto de ese momento palpitante, surge el momento siguiente. No como una decisión sobre tu pasado sino solamente porque vives ese momento y lo vives de una forma tan total, tan intensa, que como fruto de esa intensidad nace el momento siguiente. Va a tener una dirección. La dirección no se la das tú, no se la impones tú; es espontánea.
     Tú no puedes decidir la dirección, sólo puedes vivir ese momento que está ante ti. Al vivirlo, surge la dirección. Si danzas, el siguiente momento será de intensa danza. No es algo que tú decidas sino que lo único que harás será danzar ese momento. Tú has creado una dirección, no lo estás manipulando. El momento siguiente estará lleno de danza y, aún más lo estará el momento que siga a éste.
     El destino lo fija la mente; la dirección la adquieres viviendo. El destino es algo lógico. Hay quien quiere ser médico, quien quiere ser ingeniero, quien quiere ser científico o quien quiere ser político. Otro quiere ser rico, famoso; esto son destinos. ¿Y la dirección? Uno simplemente vive el momento con plena confianza de que la vida decidirá. Uno vive el momento tan intensamente que, como fruto de esa totalidad, nace una frescura...
     Sí, la dirección surge de vivir el momento. No es algo que tú arregles o planees. Es algo que ocurre. Es algo muy sutil y sobre lo que nunca estarás seguro. Sólo lo puedes sentir...
     Para moverse en el mundo de la dirección uno necesita tener una gran confianza ya que uno se mueve en la inseguridad, uno se mueve en la oscuridad. Pero la oscuridad tiene su encanto: sin mapa, sin ninguna guía te mueves en lo desconocido...
     Yo no te voy a ofrecer ningún destino. Sólo te puedo ofrecer una dirección; viva, palpitante de vida y de cosas desconocidas, siempre sorprendente, impredecible. Yo no de voy a dar un mapa. Lo único que te puedo ofrecer es la pasión por descubrir.
     Sí, no te hace falta ningún mapa; lo que necesitas es una gran pasión y un gran deseo por descubrir. Te dejo solo. Ve por tu cuenta. Muévete en la vastedad, en la infinitud, y poco a poco, aprende a confiar en ella. Abandónate en las manos de la vida...
     Porque cada momento, esto es todo. Puede ser la vida, puede ser la muerte; puede ser el éxito, puede ser el fracaso; puede ser la felicidad, puede ser la infelicidad.
     Cada momento... ¡esto es todo!".

Osho, Intuición. El conocimiento que trasciende la lógica
http://osho-maestro.blogspot.com/

Ten mucho cuidado con las palabras que usas

     "Ten cuidado con las palabras, las palabras que utilizas, porque llevas tanto tiempo con palabras, a través de palabras...
     He oído:
     Un cazador se perdió en el bosque. Por la tarde llegó a una propiedad, pero le daba miedo entrar porque en la puerta había un gran cartel que decía: "Cuidado, perros peligrosos". Pero la noche iba cayendo y el bosque estaba lleno de animales salvajes. Era preferible enfrentarse a los perros que ser devorado por los animales salvajes. Y estaba tan cansado, tan agotado, que quería descansar. Albergaba la esperanza de que, si había perros, hubiera alguien; el amo de los perros, el dueño de las tierras, el hombre que había puesto esos grandes carteles.
     Entró con un poco de miedo, tembloroso, pero no había otra salida, no había alternativa. Unos metros más adelante se encontró con otro cartel aún más grande: "Cuidado, perros peligrosos". El corazón empezaba a encogérsele, pero no había camino de vuelta, no había vuelta atrás, así que tenía que seguir. De nuevo llegó a un cartel aún más grande.
     En ese momento, vio un perro pequeñito, muy pequeñito, delante de la cabaña del dueño. ¡Un perro tan pequeño que podrías agarrarlo por las patas y lanzarlo a cien metros!
     El cazador estaba muy perplejo. El dueño apareció en la puerta, así que le preguntó:
- ¿Dónde están los perros grandes y peligrosos?
Él contestó:
- No hay ninguno. Éste es mi único perro.
El cazador le preguntó:
- ¿Cree que este perro puede evitar que entre la gente?
El hombre le contestó:
- No, pero los carteles sí. Usted es el primero que ha entrado en años. Aunque no hubiera perro, los carteles serían suficientes.
     La gente vive a través de las palabras. Si en un teatro lleno alguien grita: "¡Fuego!, ¡fuego!", la gente empezará a correr. Nadie se preocupa de averiguar si hay algún fuego. En cuanto escuchas la palabra "fuego", tu imaginación empieza a funcionar...
     Ten mucho cuidado con las palabras que usas. Las palabras tienen asociaciones, profundas asociaciones. Casi se han convertido en realidades concretas en nuestra vida; ya no son simplemente palabras, son cosas".

Osho, Inocencia, saber y asombro
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 ene. 2013

La verdad nunca ha sido la opinión de la mayoría

"Yo he perdido mi personalidad, 
por eso no me importa en absoluto 
lo que la gente piense de mí. 
Todo el mundo está contra mí, 
pero ni siquiera me genera 
un poco de agitación. 
No importa si están a favor o en contra; 
eso es cuestión suya, 
es su problema. 
Yo me conozco a mí mismo 
y sé que lo que estoy haciendo 
y lo que estoy intentando 
está intrínsecamente bien. 
Nadie, 
por el simple hecho de estar en mayoría,
puede destruir mi verdad.
La verdad nunca ha sido 
la opinión de la mayoría; 
siempre ha sido un logro individual. 
La mayoría está interesada 
en crucificar la verdad, 
pero no está dispuesta a aceptarla".

Osho, Salir de la prisión de la mente. La iluminación es tu naturaleza

http://osho-maestro.blogspot.com/  

Vive en el mundo, pero no dejes que el mundo viva en ti

"Vive en el mundo pero no formes parte de él. Vive en el mundo, pero no dejes que el mundo viva en ti. Éste es mi mensaje.
     Hay un dicho zen: El ganso salvaje no tiene intención de proyectar su reflejo. El agua no tiene mente para recibir su imagen.
     El ganso salvaje no tiene el deseo de proyectar su reflejo en el agua, y el agua no tiene deseo ni mente para recibir su imagen, ¡a pesar de que suceda!  Cuando el ganso salvaje vuela, el agua lo refleja. El reflejo está ahí, la imagen está ahí, pero el agua no tiene mente para reflejar y el ganso salvaje no anhela tampoco ser reflejado.
     Ésta debe ser la forma de actuar de mis sannyasins. Estate en el mundo, vive en el mundo, vive totalmente, sin ambiciones, sin deseos, porque todos los deseos te distraen de vivir, todas tus ambiciones sacrifican tu presente. No seas codicioso, porque la codicia te lleva al futuro; no seas posesivo, porque el afán de posesión te hace aferrarte al pasado. Un hombre que quiere vivir en el presente tiene que estar libre de la codicia, del afán de posesión, de la ambición, de los deseos.
     Y eso es lo que yo llamo el arte de la meditación. Sé consciente, mantente alerta, para que todos esos ladrones no tengan la posibilidad de entrar y contaminarte. Sé meditativo, pero vive en el mundo. Y ésta es mi experiencia: el mundo te ayuda inmensamente, te ayuda inmensamente a hacerte meditativo. Te da todas las oportunidades para distraerte, pero si no te distraes cada éxito se convierte en una alegría tremenda. Permanece centrado, te conviertes en el centro del ciclón. El ciclón sigue rugiendo a tu alrededor, pero tu centro permanece sin ser afectado.
     Éste es el camino del verdadero sannyasin: vivir en el mundo pero permanecer intacto, sin ser afectado".

Osho, Autobiografía de un místico espiritualmente incorrecto

4 ene. 2013

Cada individuo es capaz de tener experiencias propias; entonces tiene autoridad, entonces puede decir: "Lo he visto. Lo he probado. Lo he disfrutado. Lo he bailado..."

     "Tenemos que destruir todo autoritarismo en el mundo.
     La autoridad es totalmente diferente. El autoritarismo está conectado con la sociedad, con la iglesia; la autoridad es algo que tiene que ver con la realización individual.
     Si os digo algo, os lo digo con autoridad. Esto significa sencillamente que lo digo porque es mi propia experiencia; pero eso no significa que tengas que creerlo. Es suficiente que lo hayas oído, ahora puedes pensar en ello, puedes decidir a favor o en contra.
     Para mí, lo que es importante no es que decidas a favor; lo que es importante es que decidas por ti mismo. Puede que decidas en contra, no importa; pero la decisión debería surgir de tu propio ser. Si no surge de tu propio ser, entonces me estás haciendo autoritario.
     Hablo desde mi autoridad. Por favor, no me conviertas en autoritario, porque simplemente estoy exponiendo los hechos con toda la fuerza y el fuego de que soy capaz; para que lo veas absolutamente claro, y entonces seas libre para decidir.  Yo no estoy decidiendo por ti, y no te estoy pidiendo que tengas fe en mí o que creas en mí...
     Pero conmigo no es cuestión de creencia o de fe. Con la libertad individual, el autoritarismo muere y surge algo nuevo: la autoridad.
     Cada individuo es capaz de tener experiencias propias; entonces tiene autoridad, entonces puede decir: "Lo he visto. Lo he probado. Lo he disfrutado. Lo he bailado. Y no es cuestión de que esté citando alguna escritura, simplemente te estoy abriendo el corazón".
     La autoridad pertenece a la experiencia.
     El autoritarismo pertenece a alguna otra persona, no a ti; por eso crea esclavitud, no libertad. Y para mí la libertad es el valor supremo, porque sólo en la libertad puedes florecer, y puedes florecer a tu posibilidad más total".

Osho, Libertad. La valentía de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 ene. 2013

Meditación Rosa Mística Osho

     "Para aquellos que quieran profundizar más he creado una nueva terapia meditativa. En la primera parte sólo hay risa: durante tres horas únicamente te reirás sin ningún motivo... Profundizando durante tres horas te quedarás sorprendido de la cantidad de capas de polvo que acumulas en tu ser. La risa las cortará como una espada, de un solo golpe. Durante siete días consecutivos, tres horas al día... no puedes imaginar cuánta transformación puede aportar a tu ser.
     La segunda parte son las lágrimas. Durante la primera parte se elimina todo aquello que entorpece tu risa. Corta con todas las inhibiciones de la humanidad en el pasado, con todas las represiones. Abre un nuevo espacio dentro de ti.
     Pero aún tendrás que dar algunos pasos más para alcanzar el templo de tu ser, puesto que has reprimido tantísima tristeza, tanta desesperación, tanta ansiedad, tantas lágrimas. Todo ello está allí, cubriéndote y destruyendo tu belleza, tu gracia, tu alegría...
     Así pues, durante siete días tienes que permitirte sollozar, llorar sin ninguna razón en absoluto, simplemente porque las lágrimas están listas para salir...
     Finalmente, la tercera parte es ser testigo: el observador en la colina. Por último, después de la risa y las lágrimas, sólo existe el silencio observador...
     Todo lo que este mundo necesita es limpiar profundamente el corazón de todas las inhibiciones del pasado. Y la risa y las lágrimas pueden hacer ambas cosas. Las lágrimas sacarán toda la agonía que hay oculta dentro de ti, y la risa sacará todo lo que te está impidiendo tu éxtasis.
     Cuando hayas aprendido este arte te sorprenderás inmensamente: ¿por qué no se ha dicho todo esto hasta ahora? Hay una razón: nadie ha querido que la humanidad tenga la frescura de una rosa, su fragancia y su belleza".

Osho, Meditación. La primera y última libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/