30 may. 2013

Cualquier momento vivido con totalidad no deja rastro, no deja ninguna marca, no te afecta. Tu memoria se conserva limpia, no deja ninguna carga psicológica en la memoria. No deja herida

     "Todo acto vivido con totalidad es completo. Lo trasciendes y no vuelves a mirar atrás. Cualquier momento vivido con totalidad no deja rastro, no deja ninguna marca, no te afecta. Tu memoria se conserva limpia, no deja ninguna carga psicológica en la memoria. No deja herida.
     Si amas a una mujer con totalidad y luego muere, no te dejará ninguna herida. Pero si no la has amado con totalidad y muere, seguirá estando viva en tu memoria. Tendrás que llorar y lamentarte porque ahora te arrepientes. Tuviste una ocasión y una oportunidad de amarla, pero no lo hiciste. Y ahora ya no hay oportunidad; ella ya no está. No hay manera de que hagas realidad tu amor.
     Nadie llora y se lamenta por la muerte de alguien, lo hacen porque han perdido la oportunidad de amar. Pongamos que tu madre muere. Si la has amado realmente, plenamente, la muerte es hermosa, no hay nada malo en ello. Le dices adiós y no cargas con ninguna herida. Puedes sentirte un poco triste --es normal, ha ocupado tu corazón durante muchos años y ahora ya no está ahí--, pero es un sentimiento pasajero. No es una herida, no vas a estar llorando sin parar, no cargarás con el pasado. Has hecho lo que has podido, la has amado, la has respetado..., y ahora se acabó. Aceptas que en la vida hay cosas irremediables. Tu vida también terminará algún día. La muerte es algo natural y lo aceptamos".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

Así es como se destruyen muchas historias de amor

     "...no paséis demasiado tiempo juntos. Así es como se destruyen muchas historias de amor. Disfruta de tu propio espacio a solas y permítele a ella que disfrute también de su propio espacio. Veos a menudo, estad juntos, pero no veinticuatro horas al día. Déjala a solas para que empiece a sentir ganas de verte, porque si no esas ganas desaparecen. Pasa lo mismo que con la comida que tienes en el frigorífico durante veinticuatro horas: la miras, y se te pasan las ganas.
     De modo que no paséis demasiado tiempo juntos. Cuanto más tardes en aparecer, más te echará ella en falta. Y entonces, cuando tú llegues, ella se sentirá más dispuesta a recibirte. En primer lugar hay que dar lugar al deseo, al apetito, y después disfrutar de la comida".

Osho, El libro del sexo. Del sexo a la superconsciencia
http://osho-maestro.blogspot.com/ 

Puedes vivir una vida extraordinaria dentro de una vida muy ordinaria

"Puedes vivir una vida extraordinaria
dentro de una vida muy ordinaria;
puedes encontrarte maravillosamente bien
mientras estás cortando leña,
sacando agua del pozo
o lavando la ropa,
porque sólo se trata de hacerlo con totalidad,
disfrutando,
pasándolo bien".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

29 may. 2013

Primero voy a meditar, porque no puedo compartir algo que no tengo. No puedo compartir la meditación, no puedo compartir el amor, no puedo compartir mi felicidad con la gente si no la tengo. Soy un mendigo; y sólo finjo ser un emperador

     "El ser humano no es meditativo porque la sociedad le empuja a estar en un estado mental, no en un estado meditativo.
     Imagínate que el mundo estuviera lleno de gente meditativa. Sería un mundo muy simple e inmensamente bello. Habría tranquilidad. No habría crímenes, ni tribunales ni políticos de ningún tipo. Sería una fraternidad cordial, una gran comuna de personas satisfechas consigo mismas, del todo contentas consigo mismas...
     Cuando estés pensando en meditar, la mente, sin que te des cuenta, cambiará de tema. Y empezará a generar un gran movimiento de meditación para transformar el mundo, pero se olvidará de la meditación en sí misma. Porque ya no tienes ni un minuto libre: estás implicado en una gran revolución que cambiará el mundo.
     De hecho, la mente es tan astuta que menosprecia a todas las personas que meditan: "Son egoístas -dice-, sólo se preocupan de ellos mismos. ¡Y hay gente que está muriéndose! La gente necesita paz, pero están en tensión; viviendo un infierno mientras tú te sientas tranquilamente a meditar. Eso es puro egoísmo".
     La mente es muy astuta. Hay que estar muy alerta. Dile a la mente: "No voy a cambiar de tema. Primero voy a meditar, porque no puedo compartir algo que no tengo. No puedo compartir la meditación, no puedo compartir el amor, no puedo compartir mi felicidad con la gente si no la tengo. Soy un mendigo; y sólo finjo ser un emperador"...
   Es tu mente la que trata de cambiar de tema. Primero está la meditación, y, luego, como resultado, llegará el aroma, llegará la luz. Como resultado habrá unas palabras que no están muertas sino vivas, y esas palabras tendrán autoridad. Y podrán ayudar a los demás, pero ese no es tu propósito; sólo es una consecuencia.
     El hecho de cambiar a los demás por medio de la meditación es una consecuencia, no es una meta. Te conviertes en una luz para ti mismo, y esto crea la necesidad de convertirte en una luz para toda la gente que está sedienta. Al convertirte en ejemplo, ese ejemplo conlleva su propia misión".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

28 may. 2013

Si disfrutas siendo infeliz, sé infeliz a la enésima potencia, no te preocupes. ¡Disfrútalo! Pero si no lo disfrutas, acaba con ello. Sé tajante

     "En el análisis final eres tú  --siempre tú, el factor decisivo-- el que decide lo que te ocurre. Tenlo presente. Esa es la llave. Si eres infeliz, es por tu culpa. Si no estás viviendo correctamente, es por tu culpa. Si no lo estás aprovechando, es por tu culpa. La responsabilidad es completamente tuya. No tengas miedo de asumirla.
     Mucha gente teme la responsabilidad porque no ven la otra cara de la moneda. En una cara pone "responsabilidad", y en la otra pone "libertad". La responsabilidad es libertad... Si el responsable de tu infelicidad eres tú, quien debe tomar la decisión eres tú. Si disfrutas siendo infeliz, sé infeliz a la enésima potencia, no te preocupes. ¡Disfrútalo! Pero si no lo disfrutas, acaba con ello. Sé tajante.
     Yo veo que la gente dice que quiere ser feliz pero ¿qué pueden hacer?,  les obligan a ser infelices. Esto es completamente absurdo. Nadie obliga a nadie; nadie puede obligar a nadie a ser infeliz. Una persona que sabe ser feliz, puede ser feliz en cualquier situación. No podrás ponerle en ninguna situación en la que no encuentre un motivo de felicidad.  Pero mucha gente ha aprendido el truco de ser infeliz. Y no podrás ponerlos en ninguna situación en la que no encuentren motivos para ser infelices. Uno siempre encuentra lo que quiere encontrar. La vida te ofrece todo tipo de cosas. ¡Tú eliges!
     Me contaron esto. Dos hombres estaban en la cárcel. Era una noche de luna llena y los dos se encontraban junto a la ventana de su oscura celda. Se podía ver la luna llena. Uno de ellos miraba la luna, era la estación de las lluvias y frente a la ventana se veía mucha agua y barro. Todo estaba sucio y maloliente.
     Ese hombre miraba la luna; el otro miraba el barro. El que miraba el barro se sentía, por supuesto, muy desdichado. Y el que miraba la luna estaba resplandeciente, radiante; su cara reflejaba la luna; sus ojos estaban llenos de belleza. Se había olvidado por completo de que estaba en la cárcel.
     Los dos se hallaban frente a la misma ventana, pero habían elegido dos cosas distintas...
     Lo que hagas con tu vida depende de ti. Una conciencia iluminada hace que incluso la muerte sea bella. Y una conciencia no iluminada hace que incluso la vida sea horrible...
     La pregunta no es cómo convertir lo feo en bello, o cómo convertir el sufrimiento en placer, o cómo convertir la desdicha en felicidad, no.  La pregunta es cómo convertir lo inconsciente en consciente, una actitud no iluminada en una actitud iluminada, cómo cambiar el mundo interno de tu ser, cómo alcanzar valores que afirmen la vida y apartarse de los valores destructivos".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 may. 2013

La gente se está hundiendo en la miseria y grita: "¡Salvemos a la humanidad!"

     "¿Estás a salvo de todos los temores, la angustia, la miseria, el sufrimiento, la rabia y la envidia? ¿Estás a salvo de tu ego? Si no estás a salvo de todos esos disparates y de todo ese veneno, ¿cómo puedes pensar en salvar a la humanidad?
     ¿Y quiénes somos nosotros para salvar a la humanidad? ¿Con qué autoridad? Nunca me he considerado un salvador ni un mesías porque todo eso son películas del ego. ¿Quién soy yo para salvaros? Si consigo salvarme a mí mismo, eso ya es más que suficiente.
     Pero el mundo es muy extraño. La gente se está hundiendo en la miseria y grita: "¡Salvemos a la humanidad!"
     ¿De quién hay que salvarla? ¿De ti?
     Hay una explicación psicológica para esto. Todas estas ideas de redención, salvación, ayuda, servicio, sólo surgen para una cosa: huir de ti mismo. No quieres enfrentarte a ti mismo. No quieres saber dónde estás ni lo que eres. Y lo mejor es empezar a salvar a la humanidad, de ese modo estarás tan comprometido, ocupado, atareado y preocupado por problemas serios, que tus problemas palidecerán. Es posible que incluso te olvides de ellos. Es un método psicológico muy peligroso. Quieres alejarte de ti todo lo posible porque no quieres ver las heridas que te están haciendo daño. Y la mejor manera es ponerse al servicio de otro...
     No, yo no tengo interés en salvar a nadie. En realidad, nadie necesita ser salvado. Todo el mundo está perfectamente bien tal como está. Todas las personas son lo que han elegido ser. ¿Y quién soy yo para interferir?  Lo máximo que puedo hacer es explicar lo que me ha ocurrido a mí: contar mi historia. Tal vez alguien tenga una percepción, encuentre un rumbo, a raíz de esa historia. Quizá le abra una puerta. Pero yo no estoy haciendo nada, simplemente estoy compartiendo mi experiencia...
     Sólo os estoy contando historias de mi experiencia. Y para mí es una alegría poder compartirlo".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 may. 2013

Estar libre de deseo significa estar aquí y ahora

Pregunta:
¿Son todos los deseos lo mismo? ¿Qué es mi deseo de amor?

Respuesta de Osho:
"En última instancia, todos los deseos son lo mismo, porque el deseo significa que no estás satisfecho contigo mismo tal y como eres. El deseo es una insatisfacción.
     En esencia, el deseo es un anhelo por lo que no existe...
     Estar libre de deseo significa estar aquí y ahora, satisfecho: sea lo que sea, es bueno; sea lo que sea, es la única forma de ser de las cosas, porque no hay otra forma, porque no puede haber otra forma. Así es la vida, y como tiene que ser. Y entonces te rodea la paz.
     Que ese sea tu camino. En cada momento, sea lo que sea, disfrútalo, festéjalo, siente agradecimiento...
     Haz preguntado: "¿Qué es mi deseo de amor?
     Pues bien, el deseo de amor puede tener tres significados, y eso depende de ti. El significado último es sólo uno y consiste en que te sientas feliz contigo mismo.  Piensas que serás feliz con otra persona. Pues eso es una tontería, es imposible.  Si ni siquiera puedes ser feliz contigo mismo, ¿cómo vas a ser feliz con otra persona?...
     Sólo puedes convencer a alguien para que viva contigo cuando ese alguien se encuentra en la misma trampa del deseo. Veamos. Se conocen dos personas que no son felices, dos personas que no son felices consigo mismas. Pedir que eso salga bien es como pedir milagros, y los milagros no existen.
     Dos personas desdichadas que se conocen no pueden hacerse felices; serán doblemente desdichadas y nada más. Es una cuestión de simple aritmética...
     Si, en primer lugar, no tienes nada, ¿cómo puedes compartir? Únicamente puedes compartir cuando tienes algo. Si eres feliz, compartes la felicidad. Si eres desdichado, compartes la desdicha. Si estás triste, compartes la tristeza.
     Entonces, a esa pregunta: "¿Qué es mi deseo de amor?", contesto que depende de ti. En primer lugar: puede ser un simple deseo sexual...
     "Amor" es una de las palabras que más incorrectamente se emplean... Así, cuando una persona necesita hacer el amor, lo llama amor. El sexo es una forma muy rudimentaria de amor, muy primitiva, el abecedario del amor. No puede ser muy profundo ni puede resultar muy satisfactorio.
     O podríamos referirnos al auténtico amor. En ese caso, significa que eres una persona feliz y te gustaría compartir tu felicidad... Eso es compartir el corazón, mientras el sexo es compartir el cuerpo. El amor significa compartir el corazón.
     Y existe otra posibilidad que yo llamo oración. Cuando has traspasado el corazón, todo tu ser necesita profundamente florecer y compartir: entonces es oración."

Osho, El libro del sexo. Del sexo a la superconsciencia
http://osho-maestro.blogspot.com/ 

24 may. 2013

La vida te proporciona tantas sorpresas, tantas maravillas, tantos dones que no hay forma de recompensarla. Sólo lágrimas de gratitud

"Para vivir de forma auténtica 
tienes que ir muriendo al pasado 
a cada momento,
de modo que cada momento sea nuevo y fresco,
tan fresco como las gotas de rocío
en el sol de las primeras horas de la mañana,
tan fresco como el loto que se abre en el lago.
Cada momento debería ser fresco, 
joven, vivo, inocente, 
descargado del pasado. 
La vida te proporciona tantas sorpresas,
tantas maravillas, tantos dones 
que no hay forma de recompensarla.
Sólo lágrimas de gratitud,
sólo un corazón palpitante de agradecimiento;
esto es todo lo que podemos dar".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 may. 2013

Lo que logras en un orgasmo durante unos momentos, Buda lo vive veinticuatro horas al día

     "Sólo se trasciende (el sexo) cuando te has adentrado en el sexo por completo y has comprobado cuán momentáneo es, y comprobado que lo que anhelabas no era realmente el sexo, sino otra cosa. El sexo era una simple excusa para experimentar algo más. Cuando hayas experimentado el sexo por completo, tomarás consciencia de ese algo más.
     ¿En qué consiste? En el goce orgásmico absoluto del sexo desaparecen el tiempo y el ego. Ese es tu mayor anhelo. En cuanto sabes que en el sexo profundo desaparecen dos cosas, el tiempo y el ego, entras en lo eterno.  No eres consciente de la separación, el ego se disuelve: en eso consiste el goce. En cuanto comprendes que esa es la causa fundamental del goce, te liberas del sexo, porque de lo que se trata ahora es de que puedes abandonar el ego y el tiempo sin necesidad del sexo. Y con el sexo puede ocurrir durante unos momentos, pero después vuelve la oscuridad. La luz sólo brilla unos momentos.
     Pero con la meditación, esa luz se hace realidad en ti. Empiezas a vivir ajeno al tiempo y al ego. Lo que logras en un orgasmo durante unos momentos, Buda lo vive veinticuatro horas al día. Por eso no necesita el sexo. En eso consiste la trascendencia".

Osho, El libro del sexo. Del sexo a la superconsciencia
http://osho-maestro.blogspot.com/  

22 may. 2013

La belleza es algo interior

"Todas las personas quieren ser bellas,
pero como no saben cómo serlo,
se siguen maquillando la cara,
cortando el pelo,
probándose este vestido o el otro,
haciendo dieta o todo tipo de cosas,
sólo para ser bellas.
Pero no saben que eso no les servirá de mucho.
La belleza es algo interior.
Una vez que está ahí,
descubierta,
comienza a irradiar de tu cuerpo,
de tu mente,
de todo aquello de lo que tú estás compuesto.
Una vez que tu belleza interior está ahí
todo se embellece".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 may. 2013

Yo enseño la religión de la creatividad

"En mi conocimiento, la gente más feliz del mundo es aquella que puede crear algo...
     Al-Mustafá tiene toda la razón:
     Trabajáis para poder seguir el ritmo de la tierra y del alma de la tierra. Si tu trabajo es una carga para ti, algo que hay que hacer, no estás siguiendo el ritmo de la existencia. Estás quedándote atrás. Estar en armonía con la existencia es la única felicidad, no hay otra; y romper la armonía con la tierra y el cielo, la única desdicha.
     El ser humano es infeliz y va a seguir siendo infeliz, porque ha perdido el contacto con las fuerzas creativas que lo dieron a luz y lo mantienen vivo. Se ha vuelto inútil: parece que preferiría disfrutar el descanso en una tumba que trabajar, crear y danzar con toda la existencia...
     Cuando trabajáis, sois una flauta a través de cuyo corazón se transforma en melodía el murmullo de las horas.
     No se trata de un tipo de trabajo en particular, cualquier trabajo que ames. No tienes que ser presidente del país para ser feliz. Tal vez simplemente fabricando zapatos... pero fabricándolos con tal ánimo y entrega que te pierdes completamente en el acto y eres más dichoso que cualquier presidente...
     ¿Cómo puedes demostrar tu amor por la vida? Existe un bello cuento sufí. Un gran emperador iba al pueblo todos los días en su caballo, temprano en la mañana, cuando estaba saliendo el sol... Pero algo lo dejaba perplejo... detenía su caballo y observaba a un anciano, que debía tener unos ciento veinte años. El anciano siempre estaba trabajando en su jardín, sembrando semillas, regando los árboles, árboles que durarían cientos de años en llegar a la juventud, árboles que vivirían cuatro mil años.
     El emperador se sentía perplejo: este hombre ya casi está en la tumba; ¿para quién está sembrando esas semillas? Nunca verá las flores ni los frutos. Es imposible que el hombre llegue a ver los resultados de su labor.
     Un día no pudo resistir la tentación. Se bajó de su caballo y se dirigió al anciano: "He estado pasando por aquí todos los días y la misma pregunta me surge cada vez... Quiero saber: "¿para quién está sembrando esas semillas? Los árboles madurarán cuando usted ya no se encuentre aquí".
     El anciano miró al emperador y se rió. Dijo: "Si ésa hubiera sido la lógica de mis ancestros, yo no hubiera podido disfrutar las flores y los frutos de este bello jardín...¿Y qué de mis hijos? ¿Y qué de los hijos de mis hijos? Si mi padre y mi abuelo hubieran pensado como usted, no existiría este jardín".
     "Y en cuanto a sembrar semillas... ver brotar las hojas verdes al llegar la primavera es un gozo tal que se me olvida completamente cuántos años tengo. Estoy tan joven como nunca. He permanecido joven porque he seguido siendo creativo. La muerte se lleva a las personas que se han vuelto inútiles...La muerte es compasiva conmigo porque sigo el ritmo de la vida. La existencia me extrañará...Tal vez es por eso que sigo vivo. Pero tú eres joven y haces las preguntas de un hombre que se está muriendo. Y la razón es que no eres creativo".
     La única manera de amar la vida es creando más vida. , volviendo la vida más hermosa, más fructífera, más jugosa. No abandones esta tierra hasta que no la hayas dejado un poquito mejor que lo que era cuando naciste. Ésa es la única religión que yo conozco...
     Yo enseño la religión de la creatividad. Al crear más vida serás transformado, pues alguien que es capaz de crear vida ya se ha convertido en parte de Dios, de la divinidad".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com     

20 may. 2013

Dios respeta enormemente a los individuos, y una persona sólo se convierte en individuo cuando asume toda la responsabilidad de sí mismo

     "Asume toda la responsabilidad de tu vida... Al principio cuesta aceptar,  "soy la causa de mi propio infierno", pero sólo al principio. Pronto comienzan a abrirse puertas de transformación porque si soy responsable de mi infierno, también podré crear mi cielo. Si me he creado a mí mismo tanta angustia, también me podré crear el mismo éxtasis. La responsabilidad produce libertad y la responsabilidad conlleva creatividad.
     En el momento en que ves que todo lo que eres es creación tuya te liberas de todas las causas y circunstancias exteriores. Ahora depende de ti: puedes cantar una canción maravillosa, puedes bailar una danza maravillosa, puedes vivir una vida de celebración, tu vida puede ser un festival constante; nadie puede disturbarla. Esa es la dignidad humana. Dios respeta enormemente a los individuos, y una persona sólo se convierte en individuo cuando asume toda la responsabilidad de sí mismo".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 may. 2013

Para mí, estar en el momento presente es meditar, es estar por entero presente. Y es algo maravilloso, fragante, fresco. El presente no envejece

     "Da muerte a cada momento del pasado. El pasado ha terminado. No hace falta calificarlo de bueno o malo. Lo único que hay que saber es que se ha terminado, se acabó. No volverá a existir, ha desaparecido para siempre; entonces, ¿para qué perder el tiempo con ello?
     No pienses en el pasado, al hacerlo estás desperdiciando el presente, que es lo único que realmente tienes. Y no pienses en el futuro, nadie sabe qué ocurrirá mañana, cómo será, cómo se desarrollará, dónde vas a aterrizar..., no te lo puedes ni imaginar.
     Y ocurre todos los días; no eres consciente del tiempo que perdiste ayer planeando el día de hoy, y de que las cosas no han salido como pensabas y habías planificado, y esto y lo otro. Ahora te preguntas preocupado por qué perdiste todo ese tiempo, ¡y vuelves a hacerlo!
     Quédate en el momento presente, sé fiel al momento presente, permanece en el aquí y el ahora, como si el ayer no hubiese existido y el mañana no fuera a existir nunca; sólo así podrás estar por entero aquí y ahora. Y ese estar en el presente totalmente te unifica con el resto de la existencia, porque la existencia no sabe del pasado ni del futuro. Siempre está aquí y ahora.
     La existencia sólo conoce un tiempo : el presente. Es el idioma el que ha creado tres tiempos verbales y tres mil presiones en tu mente. La existencia conoce sólo un tiempo: el presente, y aquí no hay tensión, es absolutamente relajante. Cuando estás totalmente aquí, sin un ayer que tire de ti hacia atrás, ni un mañana que tire que tire en el otro sentido, estás tranquilo.
     Para mí, estar en el momento presente es meditar, es estar por entero presente. Y es algo maravilloso, fragante, fresco. El presente no envejece".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 may. 2013

El amor nunca sospecha; el amor nunca es celoso. El amor nunca interfiere con la libertad del otro. El amor nunca se impone. El amor da libertad, y esa libertad es posible sólo si hay espacio en su unión

     "Recuerda esta afirmación...que haya espacios en vuestra unión.
     Permanezcan juntos pero no intenten dominar, no intenten poseer y no destruyan la individualidad del otro. Eso está ocurriendo en todas partes. Pero los esclavos no pueden ser felices. Han perdido su integridad, su individualidad. Se han vendido.
     Así que cuando vivan juntos, que haya espacios...El marido llega tarde a casa; no hay necesidad de que la esposa le pregunte dónde ha estado o por qué llega tarde. Él tiene su propio espacio; es un individuo libre. Dos individuos libres viven juntos y ninguno de ellos invade el espacio del otro. Si la esposa llega tarde, no hay necesidad de preguntarle: "¿Dónde has estado?" ¿Quién eres tú?  Ella tiene su propio espacio, su propia libertad.
     Pero tales cosas ocurren cada día, en cada hogar. Se pelean por pequeñeces, pero en lo más profundo, la cuestión es que no están dispuestos a permitirle al otro disfrutar de su propio espacio...
     ¿Qué clase de amor es ese que siempre genera sospechas, que siempre teme los celos? Si tu esposa te ve con otra mujer  --sólo riendo, charlando--  es suficiente para dañarte toda la noche. Te vas a arrepentir: es demasiado a cambio de un poco de risa. Si el marido ve a la esposa con otro hombre y ella parece más alegre, más feliz, es suficiente para crear un conflicto.
     Las personas no son conscientes de que no saben qué es el amor. El amor nunca sospecha; el amor nunca es celoso. El amor nunca interfiere con la libertad del otro. El amor nunca se impone. El amor da libertad, y esa libertad es posible sólo si hay espacio en su unión...
     Parece que los maridos y las esposas se juntan para hacer más triste su vida, para arruinársela. La razón es que no comprenden el significado del amor.
     Pero que haya espacio en vuestra unión... no es contradictorio. Cuanto más espacio se den mutuamente, más juntos están. Cuanta más libertad se den mutuamente, más íntimos son. Pero no enemigos íntimos sino amigos íntimos".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com

Ayer, mañana, hoy

"El ayer es tu recuerdo.
El mañana es tu sueño.
Pero lo único real es hoy".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com

15 may. 2013

Zorba es tan sólo una flor, Buda es el fruto. Si no tienes ambos, no estás completo, falta algo; siempre habrá un vacío en tu corazón, un rincón oscuro

     "Las flores son bellas. Puedes disfrutarlas, apreciarlas, pero no te nutren; no pueden convertirse en tu alimento. Puedes usarlas para decorar, pero no pueden convertirse en tu sangre, en tus huesos y en tu médula... 
     No te detengas en el placer. Adelante te espera mucho más. Disfruta las flores, recoge las flores, haz una guirnalda con las flores, pero recuerda: también hay frutos.  Y el fruto de tu madurez no es el placer; el fruto es la dicha.
     El placer es sólo el comienzo, el árbol está listo. Las flores son una canción que anuncia que el árbol está fecundo, y los frutos llegarán muy pronto.
     No te pierdas en los placeres, pero tampoco les huyas. Disfrútalos pero recuerda: la vida es mucho más que placeres.
     La vida no termina con el placer, sólo comienza con él; el fruto es la dicha. Pero el placer te da una muestra de lo que está por venir. Te brinda un sueño, un anhelo de tener más; es una promesa...
     Zorba es tan sólo una flor, Buda es el fruto. Si no tienes ambos, no estás completo, falta algo; siempre habrá un vacío en tu corazón, un rincón oscuro. A no ser que Buda y Zorba bailen juntos en tu ser  --la flor y el fruto, el comienzo y el final--  no conocerás el verdadero sentido de la existencia.
     El sentido de la existencia no debe buscarse con el intelecto; debe experimentarse en la vida... 
     No te muevas de espaldas al placer; deja que el placer sea tu flecha desplazándose hacia las estrellas".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com

14 may. 2013

La magia del amor

     "Piensa en cómo te sientes cuando te enamoras. El ser al que amas te acepta, te demuestra su afecto, y tu vida vibra con la magia del amor. Parece que tus pies apenas rocen el suelo, que estés volando, como si te hubieran crecido alas. Empiezan a repicar en tu vida campanas desconocidas: nunca antes habías oído una melodía tan dulce. Se te ilumina el rostro con un extraño encanto, tus ojos transmiten algo que no es de este mundo.
     Por todo esto es difícil ocultar el amor. Todo lo demás puedes ocultarlo, pero si estás enamorado se reflejará en tu semblante, en tu forma de andar, en tu forma de hablar; tus ojos y todo en ti darán noticia de ello. Cada poro de tu cuerpo estará saturado de amor, porque el amor es un recuerdo. Y si el amor y la aceptación de una persona común llena tu vida de tal emoción, ¿qué pasa cuando la existencia entera te acepta, cuando la existencia entera te ama, te abraza, cuando estás unido a la existencia por el lazo del amor?".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 may. 2013

Si empiezas a ser consciente de cuál es el ritmo de la respiración cuando estás tranquilo...ya has aprendido un secreto

"Si te quedas en calma,
percibirás que el ritmo de la respiración cambia.
En cuanto los pensamientos se detienen,
cambian los movimientos respiratorios;
cuando los pensamientos regresan,
el ritmo respiratorio vuelve a cambiar.
Si empiezas a ser consciente 
de cuál es el ritmo de la respiración
cuando estás tranquilo,
lo único que tendrás que hacer
en cualquier momento para estar tranquilo
es respirar a ese ritmo.
Así que ya has aprendido un secreto;
tienes la clave de un misterio".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 may. 2013

Entregarte de todo corazón, hagas lo que hagas

     "El ser humano se ha olvidado completamente de una cosa: de la plenitud. Ama, pero no con la plenitud del corazón. Solloza, pero sus lágrimas son superficiales, tal vez sólo un formalismo. Sonríe porque se espera de él que sonría.
     Las personas se ríen por cortesía, por respeto, pero esa clase de risa no puede ser sincera. Ninguna de tus acciones es completa. Ésa es tu desdicha, ése es tu infierno...
     De momento a momento, vivir la vida a plenitud es toda mi enseñanza. Los que han conocido la vida y sus misterios concuerdan en un punto: que debes entregarte de todo corazón, hagas lo que hagas".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com

9 may. 2013

Vivir peligrosamente implica estar muy atento ante cualquier alternativa: no escojas lo más conveniente, lo más cómodo, lo respetable, lo socialmente aceptado, lo decoroso. Escoge lo que resuene en tu corazón. Lo que te gustaría hacer a pesar de todas las consecuencias

     "¿Qué significa esto exactamente? Quiere decir que en la vida siempre hay una alternativa. Siempre hay una intersección de caminos, constantemente. Cada instante es una intersección de caminos y tendrás que escoger dónde quieres ir, qué camino debes tomar; en cada instante hay que elegir. Cada momento es decisivo, porque cuando descartas otras posibilidades te estás decantando por una.
     Pero si optas por la comodidad, por la conveniencia, nunca podrás vivir intensamente. Lo cómodo, lo conveniente, lo convencional, que es lo que la sociedad aprueba, te convertirá en un esclavo psicológico. Por eso hay tantas comodidades... A cambio de tu libertad, la sociedad está dispuesta a darte lo que quieras. Te brinda una reputación, te brinda una posición importante en la jerarquía, en la burocracia, pero para ello tendrás que renunciar a ciertas cosas: tu libertad y tu identidad. Tendrás que convertirte en un número más de la multitud. La multitud odia a todo el que no forma parte de ella. Las multitudes se ponen muy nerviosas cuando ven a un extraño, porque ese extraño constituye un interrogante...
     Llevas una vida cómoda, pero insulsa. Vives de manera horizontal..., una fina loncha de vida, como una rebanada de pan cortada muy fina. Vives  de forma lineal.
     Vivir peligrosamente es vivir de una manera vertical. Entonces,  cada instante tiene una profundidad y una altura.
     Alcanza la estrella más alta y lo más hondo. No conoce la línea horizontal. Pero entonces eres un extraño en la multitud, te comportas de forma distinta a todos los demás. Y esto a la gente le incomoda, por la simple razón de que ellos no disfrutan de la vida, no viven la vida, no asumen la responsabilidad de vivirla, no arriesgan nada para tenerla...
     Sócrates afirmaba que uno no puede caminar por una senda que haya trazado otro. Debe caminar y, al andar, crea su propia senda. No es que las sendas ya estén trazadas y tú sólo tengas que tomarlas y caminar; no es así. Tienes que trazar tu propia senda caminando; a medida que caminas, creas tu propia senda. Y recuerda que sólo es para ti; para nadie más. Como los pájaros, que vuelan en el cielo sin dejar ninguna pista para otros pájaros...
     Vivir peligrosamente implica estar muy atento ante cualquier alternativa: no escojas lo más conveniente, lo más cómodo, lo respetable, lo socialmente aceptado, lo decoroso.  Escoge lo que resuene en tu corazón. Lo que te gustaría hacer a pesar de todas las consecuencias.
     Un cobarde piensa en las consecuencias: "¿Qué ocurrirá si hago esto?" "¿Cuál será el resultado?". Le preocupa el resultado.
     Un hombre auténtico nunca piensa en las consecuencias. Sólo piensa en la acción, en el momento presente. Siente: "Esto me atrae y voy a hacerlo". Lo que ocurra luego, bienvenido será. Nunca se arrepentirá. Un hombre verdadero nunca se arrepiente, nunca se lamenta, porque no hace nada en su contra. Una persona cobarde muere miles de veces antes de su muerte, y se lamenta y se arrepiente continuamente: habría sido mejor si hubiera hecho aquello, si me hubiese casado con ese hombre, con esa mujer, si hubiese escogido esa profesión, si hubiese ido a aquella universidad... Siempre hay miles de alternativas, no puedes elegirlas todas.
     La sociedad te dice: "Escoge lo más conveniente, lo más cómodo; escoge el camino trillado que surcaron tus progenitores... Escoge el camino conocido. Esa es la prueba: si tantos millones de personas lo han tomado, no puedes equivocarte". Pero ten en cuenta una cosa: la multitud nunca ha experimentado la verdad.
     La verdad sólo ser manifiesta en el individuo... Es como el amor. ¿Alguna vez has visto una multitud enamorada? Es imposible..., una multitud enamorada de otra multitud. Por lo menos es algo que no ha sucedido hasta ahora.. Es un fenómeno individual. Una persona se enamora de otra persona. Pero en el amor tiene que haber al menos dos personas. En la verdad ni siquiera hay dos. Estás solo, la experimentas en absoluta soledad.
     Sólo un rebelde conoce la verdad, y para ser rebelde hay que vivir peligrosamente.
     Vivir peligrosamente quiere decir no interponer estúpidas condiciones entre la vida y tú: como la comodidad, la conveniencia, la reputación. Olvídate de todas esas cosas y permite que la vida ocurra en ti y vívela sin preocuparte de si estás yendo o no por una autopista, sin preocuparte de dónde terminarás. Son muy pocas las personas que viven. El noventa y nueve coma nueve por ciento de la gente sólo comete un lento suicidio".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 may. 2013

Sea lo que sea lo que quieres hacer, ¡tienes que hacerlo ahora!

     "En el pasado sólo unos pocos..., un Gautama Buda aquí y allá, tienen que pasar miles de años para que una persona florezca y se convierta en un buda. Pero ahora ya no nos queda tiempo. No puedes dejarlo para mañana. Sea lo que sea lo que quieres hacer, ¡tienes que hacerlo ahora! Por primera vez, el presente es cada vez más importante. Cada día estás más cerca de tomar una elección: convertirte en un buda o convertirte en un cadáver. 
     No creo que nadie quiera morirse, especialmente cuando toda la vida está en peligro. No podemos permitir que se produzca una tercera guerra mundial. ¡Tenemos que evitarlo! 
     Yo no tengo armas. No tengo misiles nucleares, pero tengo algo mucho mejor, mucho más efectivo. No sirve para matar, sirve para devolverles la vida a aquellos que viven casi como si estuviesen muertos. Sirve para despertar la conciencia de aquellos que se comportan como si fuesen sonámbulos, caminando dormidos y hablando en sueños, sin saber exactamente qué hacen ni por qué. 
     Quiero que las personas estén bien despiertas para que su conciencia alcance el centro más profundo de su ser y también la cima más alta. Se trata de un crecimiento vertical, como el de los árboles. Las raíces ahondan en la tierra y las ramas se elevan a las estrellas. Aunque florezcan apuntando al cielo, toman su alimento de lo más profundo de la tierra. Siempre tiene que haber un equilibrio: cuanto más crezca el árbol, más profundas tendrán que ser las raíces. No verás ningún cedro del Líbano de cuatrocientos o quinientos años, que se eleva bien alto en el cielo, con unas raíces pequeñas. Se caería inmediatamente. 
     La vida necesita que haya un equilibrio entre la profundidad y la altura. Yo te enseño ambas cosas simultáneamente. Cuando alcanzas tu centro por medio de la meditación, estás profundizando en el cosmos con tus raíces. Y cuando sacas al buda de tu centro oculto, estás sacando tu fragancia, tu gracia, estás elevando tu éxtasis hasta donde pueda florecer en el cielo. Tu éxtasis es un movimiento hacia las alturas, y tu meditación es un movimiento hacia las profundidades. Si consigues hacerlo, tu vida se convertirá en una celebración. 
     Y esta es mi misión: conseguir transformar tu triste vida en una celebración".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/

Si no puedes respetar a las mujeres, no puedes respetar a nadie más

"Si no puedes respetar a las mujeres,
no puedes respetar a nadie más.
Tú vienes de las mujeres;
la mujer te mimó durante nueve meses,
luego te dio todos sus cuidados,
te amó durante varios años".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 may. 2013

Si tus deseos se cumplen, te encuentras con tantos problemas como si no se cumplen

     "Voy a contarte una famosa leyenda sobre la vida de Alejandro Magno. Se dice que iba en busca del elixir de la vida, que, una vez ingerido, mantenía alejada a la muerte...
     Cuenta la leyenda que finalmente encontró el manantial de las aguas de la inmortalidad dentro de una cueva. Alejandro entró en ella lleno de alegría, pues su deseo de toda una vida estaba a punto de cumplirse. Posó la mirada por un momento en el arroyo borboteante que manaba ante él, y justo cuando estaba a punto de beber el agua, un cuervo que había en una rincón de la cueva lo llamó:
     - ¡Espera, no te vayas a equivocar! -le dijo.
     Alejandro miró al cuervo. Tenía un aspecto desastroso; costaba hasta reconocer que fuera un cuervo. Se le habían caído las alas, estaba ciego, el cuerpo entero se encontraba en estado de desintegración. Era un puro esqueleto.
     - ¿Quién eres tú para detenerme? -le preguntó Alejandro-. ¿Tienes algún motivo?
     - Deja, rey, que te cuente mi historia primero, y luego haz lo que creas oportuno -contestó el cuervo-. Yo también buscaba este manantial. Yo también descubrí la
cueva y bebí de esta agua. Ahora no me puedo morir, ¡y no sabes cuánto quiero morirme!  Mira en qué estado me encuentro: estoy ciego, tengo un cuerpo viejo, se me han roto las alas y no puedo volar, se me han desintegrado las patas..., pero da igual, ¡no me puedo morir! Mírame una vez más y luego haz lo que te plazca. Mi único deseo es que alguien me mate, pero nadie me puede matar porque bebí de ese néctar. Ruego a Dios día y noche que me conceda la muerte. ¡Quiero morir como sea!
     Se dice que Alejandro se detuvo y reflexionó. Después, en silencio salió de la cueva sin probar el agua.
     Si tus deseos se cumplen, te encuentras con tantos problemas como si no se cumplen. No quieres morir. Si encontraras esa cueva y bebieras de su manantial, te encontrarías en un aprieto: ¿qué hacer ahora con tu vida? Cuando tenías la vida en tus manos, cuando de verdad podías haber vivido, estabas ocupado buscando el néctar para escapar de la muerte. ¡Qué dilema!  No puedes vivir con el elixir ni puedes vivir con la muerte, no puedes vivir en la pobreza ni puedes vivir en la riqueza, no puedes vivir en el infierno ni puedes vivir en el cielo, y, no obstante, ¡piensas que eres sabio!
     Bayazid era un místico sufí que le dijo a Dios en sus oraciones: "Señor, no escuches mis plegarias; no cumplas mis peticiones, pues ¿tengo sabiduría alguna para pedir lo que me conviene?".
     El ser humano carece de toda inteligencia. Se queda atrapado en la red de sus deseos y luego deambula dentro de ellos. Si sus deseos no se cumplen, tiene problemas; si se cumplen, tiene problemas también... Vives preso de los deseos que se cumplieron, y preso de los que aún no se han cumplido.
     ¿Qué es la comprensión? ¿Qué puede caracterizar a la sabiduría sino el pedir algo que, cuando se consiga, pondrá fin a todo el sufrimiento, a todas las desdichas?  Desde esta perspectiva, nadie en el mundo, salvo la persona religiosa, es sabia. Sólo el que desea a Dios no se arrepiente nunca; cualquier otra cosa que pidas, acabas lamentándola".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/   

3 may. 2013

El secreto reside en una cosa: aprender a detener la mente

"La persona meditativa 
está destinada a ser más sensible,
más inteligente,
más creativa,
más amorosa,
más compasiva.
Estas cualidades crecen por sí solas.
El secreto reside en una cosa:
aprender a detener la mente.
En el momento en que sabes 
cómo detener la mente,
te conviertes en el maestro,
entonces la mente 
es un mecanismo maravilloso.
La utilizas cuando quieres,
cuando la necesitas,
y cuando no, la apagas".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/