30 ago. 2013

¡Si escucharas, sería meditación!

"¡Si escucharas, sería meditación!
Escuchar es meditación,
y sin meditación no puedes oír.
¿Qué significa esta palabra?
La meditación 
existe sólo donde no existe la mente,
donde ha desaparecido el diálogo interno".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 ago. 2013

Es la mente la que vacila entre "ser o no ser". Pero la naturaleza de la mente es así. Es incapaz de tomar decisiones, siempre está dando vueltas y vueltas

Pregunta:
¿Por qué cada vez que tengo que hacer algo me cuesta tanto decidirme? Por ejemplo, ahora no sé si quiero irme o si quiero quedarme aquí más tiempo. Parece como si no fuera capaz de resolver este tipo de cuestiones.

Respuesta de Osho:
     "Le estás preguntando a la persona equivocada porque yo no experimento esto. O bien lo hago, o bien no lo hago, pero no vacilo. Es la mente la que vacila entre "ser o no ser". Pero la naturaleza de la mente es así. Es incapaz de tomar decisiones, siempre está dando vueltas y vueltas...
     Si has conseguido meditar profundamente, verás que no es necesario. La meditación te da una claridad...inquebrantable, decidida. No sabe nada de alternativas, simplemente hace lo que todo su ser dice que haga, no está dividida. Pero la mente sí.
     ...una mente dividida hace que te arrepientas de todo lo que llevas a cabo. Si te quedas aquí, no dejarás de pensar: "Tendría que haberme ido". Si te vas, entonces mirarás hacia atrás y dirás: "¿Qué tontería he hecho? Tendría que haberme quedado".
     Me ponéis en un verdadero aprieto haciéndome preguntas de este tipo. Yo no puedo decidir si tienes que irte o quedarte. Sólo tú, en la esfera de la mente dividida, puedes sopesar los pros y los contras. ¿Por qué quieres irte? ¿Qué te empuja a marcharte? ¿Por qué quieres quedarte? ¿Qué te impide marcharte ahora?
     Míralo con imparcialidad, como si no fuese tu problema sino el de otra persona. Tienes que llegar a una conclusión, y debes decidir qué pesa más. No será seguro un ciento por ciento, pero al menos el setenta y cinco por ciento sí. Si quieres tener una seguridad del ciento por ciento, entonces el asunto no es esta pregunta ni ninguna otra.
     Medita, y la mente dividida desaparecerá. El meditador simplemente sigue, hace las cosas. No se arrepiente, no se lamenta; en ningún momento piensa que debería haber hecho algo mejor. Lo hace con totalidad, no hay nada mejor. Esta experiencia, cuando haces las cosas con totalidad,  produce una enorme transformación.
     Si puedes estar aquí con totalidad, quédate y olvídate de ir a ninguna parte. Si quieres irte, hazlo con totalidad y olvídate de mí y de este lugar. Pero debes hacer las cosas con la totalidad de tu ser, de lo contrario siempre te sentirás culpable de no haber hecho lo correcto, de haber perdido el tren innecesariamente...
     Yo te sugiero que medites un poco más para que todo este conflicto desaparezca. Y, llegues a la conclusión que llegues, te doy mi bendición tanto si te quedas como si te vas a otro sitio. No importa. Lo realmente importante es tu claridad y que a través de esa claridad tomes una decisión o llegues a una conclusión".

Osho, Cierra los ojos y lánzate. Escucha el sonido de tu verdad
http://osho-maestro.blogspot.com

26 ago. 2013

Si realmente quieres tener un mundo interior rico, debes aprender el arte de dar

     "Mientras tengas tiempo, da, da tanto como puedas. ¡Canta, cuenta un chiste, baila! Da todo lo que puedas dar. No te cuesta nada y te aportará cada vez más felicidad.
     La existencia te lo devuelve con creces. Todo lo que das a la existencia, ésta te lo devuelve multiplicado por mil; lo recibes de vuelta. Si das una flor, recibirás miles de flores. No te aferres a nada. Si realmente quieres ser rico, si realmente quieres tener un mundo interior rico, debes aprender el arte de dar...
     Da por el placer de dar. Comparte por el placer de compartir. No pidas nada a cambio o será un intercambio, y el amor no es un intercambio. Por ello, no debes preocuparte de recibir nada a cambio porque el simple hecho de dar es una dicha en sí mismo. ¿Acaso importa recibir algo a cambio? Debes estar agradecido a la persona por aceptar lo que le entregas. No pienses que debe agradecértelo. Eso es un error, un error absoluto. Es seguir aferrándose a una mente mísera.
     Puedes ser tan grande como toda la existencia, pero sólo es posible si empiezas a dar. Y no se trata de lo que des, puede ser una simple sonrisa o un gesto cariñoso, eso es suficiente. No te cuesta nada ser cariñoso, amable, y te reportará numerosos beneficios; dentro de tu ser empezarán a nacer muchas flores".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

20 ago. 2013

Si nunca has sido realmente ateo, no podrás ser espiritual; es imposible

     "He llegado a la conclusión de que si nunca has sido terrenal, nunca has sido llano, nunca has sido verdaderamente materialista, absolutamente prosaico, si nunca has sido realmente ateo, no podrás ser espiritual; es imposible. El materialismo tiene que ser la base; tus cimientos deben tener los pies en la tierra. Y sobre ellos podrás construir el templo, el altar de la espiritualidad.
     Primero deberías ser Charvaka, Epicúreo, Zorba el griego; sólo así podrás llegar a ser Gautama Buda, Jesucristo, Bahauddin, Nanak o Kabir. Si no hay unos cimientos, tu espiritualidad será falsa; serán meras palabras...
     Primero hay que aceptar el cuerpo, y no sólo aceptarlo, sino respetarlo también. Si no has explorado tu cuerpo, no podrás explorar tu alma... Empieza por la periferia para ir adentrándote en el centro.
     En el mundo hay millones de personas que viven de las palabras --repitiendo la Biblia, el Corán, la Gita, el Dhammapada--; son como loros, repiten mecánicamente, pero no saben nada. El conocimiento necesita enraizarse en la tierra, al igual que un árbol. Las ramas subirán hacia el cielo, intentando llegar a las estrellas. Pero las raíces, al mismo tiempo, van profundizando en la tierra. Recuerda que hay un equilibrio: cuanto más crece el árbol, más profundas son sus raíces; está en completo equilibrio. No encontrarás un árbol grande con las raíces pequeñas porque no se mantendría de pie...
     Lo fundamental es desarrollar las raíces. Pero éstas no pueden desarrollarse en el cielo. Tienen que crecer en la tierra, en el cuerpo, en la materia. Y así las ramas podrán subir al cielo, al mundo de lo espiritual. Así podrás alcanzar la divinidad...
     Podemos crear un ser humano completo, multidimensional, inmensamente rico y arraigado en la tierra, que aún así anhela alcanzar las estrellas".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 ago. 2013

Toda meditación es esencialmente la experiencia del sexo sin sexo

     "El tantra primero te enseña a entrar en el sexo, a conocerlo, a sentirlo, a llegar a la posibilidad más profunda que hay oculta en él, al clímax, a descubrir la belleza esencial, la felicidad y la dicha esenciales que están ocultas en él.
     Una vez que conoces el secreto, puedes trascenderlo, porque, en realidad, en un profundo orgasmo sexual no es el sexo lo que te da dicha, sino otra cosa. El sexo es sólo una situación. Otra cosa te está dando la euforia, el éxtasis. Esa otra cosa puede ser dividida en tres elementos...
     Debido a estos tres elementos, llegas a un momento de dicha en el sexo. Estos tres son, en primer lugar, la intemporalidad: trasciendes completamente el tiempo. No hay tiempo. Te olvidas completamente del tiempo; el tiempo cesa para ti. No es que el tiempo cese, sino que cesa para ti; no estás en él. No hay pasado, no hay futuro. En este mismo momento, aquí y ahora, está concentrada toda la existencia. Este momento se vuelve el único momento real. Si puedes hacer que este momento sea el único momento real sin el sexo, entonces no hay necesidad de sexo. Sucede por medio de la meditación.
     En segundo lugar, en el sexo por primera vez pierdes tu ego, te quedas sin ego... Ya no estás, ni tampoco el otro. Tú y tu amado os perdéis en otra cosa. Surge una nueva realidad, surge una nueva unidad en la que los dos que había se han perdido... perdido completamente. El ego tiene miedo. Ya no estás. Si puedes llegar a un momento sin sexo en que ya no estés, entonces no hay necesidad de sexo.
     Y en tercer lugar, en el sexo eres natural por primera vez. Lo irreal se pierde, los rostros, las fachadas se pierden: la sociedad, la cultura, la civilización, se pierde. Formas parte de la naturaleza. Igual que los árboles, igual que los animales, igual que las estrellas, formas parte de la naturaleza. Estás en algo mayor: el cosmos, el Tao. Estás flotando en él. Ni siquiera puedes nadar en él; tú no existes. Simplemente estás flotando: eres llevado por la corriente.
     Estas tres cosas te proporcionan el éxtasis. El sexo es sólo una situación en la que sucede naturalmente. Una vez que conoces y una vez que puedes sentir estos elementos, puedes crear estos elementos independientemente del sexo. Toda meditación es esencialmente la experiencia del sexo sin sexo, pero tienes que pasar por él. Debe llegar a formar parte de tu experiencia; no ser tan solo conceptos, ideas, pensamientos".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

Para descubrir nuestro potencial tenemos que buscar en nuestro interior

"Todo el mundo al nacer 
tiene un determinado potencial, 
es diferente en cada uno, 
y es preferible que sea así.
Si todo el mundo fuese Shakespeare, 
la literatura dejaría de ser interesante...
Cada uno de nosotros tiene que ser él mismo...
Para descubrir nuestro potencial 
tenemos que buscar en nuestro interior".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/ 


15 ago. 2013

El ignorante puede aprender, pero no la persona culta que cree que ya lo sabe todo

"A la persona que duerme,
se la puede despertar,
pero es muy difícil despertar
a la que finge estar dormida.
El ignorante puede aprender,
pero no la persona culta
que cree que ya lo sabe todo".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 ago. 2013

Simplemente estamos aquí, nadie sabe por qué. Vamos a pasar este rato lo mejor que podamos

Pregunta:
Si la vida no tiene sentido, ¿por qué esa dialéctica intrínseca de vivir miles de vidas hasta que el entendimiento nos lleve a la iluminación, y después a una existencia no física y después... y después... parece que no se acaba nunca...es la eternidad?
Si no existe alguien o algo que crea un mundo de mil colores místicos, ¿por qué estoy aquí? Yo no he querido formar parte de este juego, ¿o acaso sí?  ¿No puede haber simplemente una nada existencial que no tiene nada, y no está dentro de nada?

Respuesta de Osho:
     "Es exactamente lo que estás diciendo. Es una nada no existencial, sin nada, ni dentro ni fuera. Yo soy un sueño, tú eres un sueño. No te lo tomes demasiado en serio. Surgimos de la nada como las pompas de jabón, y en la nada desaparecemos. Y no puedes hacerme esa pregunta porque yo no tengo nada que ver con todo esto.
     Yo estoy en el mismo barco. Tú me preguntas qué haces aquí, y yo quiero saber qué hago yo aquí. Y esto es lo que tú llamas una pregunta inteligente...
     Jesús y San Pedro bajan a la tierra para ver cómo van las cosas. Después de viajar todo el día por el universo, llegan de noche a una vieja granja. Para no asustar al granjero, deciden dormir en el granero.
     Jesús dice a Pedro: "Yo dormiré arriba en el pajar y tú quédate aquí. Cuando te pongas cómodo, cántame una nana para que me duerma".
     Pedro asiente y empieza a cantar suavemente.
     "¡Canta más fuerte!", grita Jesús.
     "Pero, Señor -dice Pedro-, el granjero puede despertarse".
     "¡Pedro! -pregunta Jesús-, ¿me amas?"
     De modo que Pedro se pone a cantar más alto y el granjero se despierta, va al granero y le da una paliza.
     "Pedro -dice Jesús- ¿Todavía me amas?"
     "Por supuesto -responde Pedro-. Una pequeña paliza no me hará dudar". Así que Jesús le pide que siga cantando. Al cabo de un rato llega el granjero enfurecido, agarra un palo y vuelve a aporrear a Pedro.
     Cuando se marcha, Jesús le pregunta: "Pedro ¿todavía me amas?".
     Pedro le contesta: "Bueno, quizá podríamos cambiarnos de sitio".
     "Muy bien -responde Jesús- si crees que eso aumentará tu amor hacia mí..."
     Se intercambian de sitio y esta vez Pedro se pone a cantar muy alto, pensando: "¡Ahora se va a enterar!".
     Y, efectivamente, al cabo de un rato llega el granjero enrojecido de cólera, entra en el granero y agarra a Jesús. Entonces se detiene y dice: "No, a este ya le he sacudido antes. Ahora voy a sacudir al imbécil de allí arriba".
     La existencia es muy lúdica, muy teatral. No es para hacerse preguntas, sino para vivirla intensamente, con alegría, sin preocuparse en absoluto por su sentido o por qué estamos aquí. Todas esas preguntas parecen muy importantes pero realmente son una tontería.
     La existencia es como es. Y no puedes preguntarle a nadie, no hay ninguna oficina de reclamaciones, no hay una oficina de información. Simplemente estamos aquí, nadie sabe por qué. Vamos a pasar este rato lo mejor que podamos. ¿Para qué preocuparnos por cosas innecesarias? Simplemente disfruta y no te preocupes por el parloteo de tu mente.
     Todas las preguntas son tontas porque nadie puede responderlas. ¿A quién vas a preguntarlas? Aunque hubiese un Dios ahí sentado entre vosotros, él tampoco sabría decir por qué está ahí sentado. Y podrías preguntarle: "¿Por qué has creado el mundo?". Él te responderá: "¿Y por qué no?". Recuerda que Dios es judío y que los judíos tienen por costumbre... Si les haces una pregunta, te responden con otra. Si le preguntas "¿Por qué has creado el mundo?", él te preguntará "¿Por qué me lo preguntas? ¿Quién eres? ¿Por qué no iba a hacerlo...?"
     Es imposible encontrar a alguien con autoridad para responder por qué estás aquí. Todo está bien como está. No hay que ser tan quisquilloso: por qué estoy aquí, por qué estás ahí. Piensa en los que no están aquí, que nunca han estado aquí y que nunca estarán aquí. ¡Esos pobres ni siquiera tienen la oportunidad de preguntar!".

Osho, Cierra los ojos y lánzate. Escucha el sonido de tu verdad
http://osho-maestro.blogspot.com

12 ago. 2013

Tu felicidad crea tristeza en los demás; tu desdicha crea felicidad. ¡Esto es neurosis!

     "Alguien es feliz, y te parece que algo ha ido mal. Cuando alguien está triste, todo está bien. Vivimos en una sociedad neurótica en la que todo el mundo está triste. Cuando estás triste, todo el mundo se siente feliz porque puede compadecerte. Cuando eres feliz, todo el mundo se siente confuso. ¿Qué hacer contigo? Cuando alguien se compadezca de ti, observa su rostro. Su cara reluce; un brillo sutil llega a su cara. Se siente feliz compadeciéndose. Si eres feliz, entonces esto no es posible. Tu felicidad crea tristeza en los demás; tu desdicha crea felicidad. ¡Esto es neurosis! La base misma parece ser una locura.
     El tantra dice que seas real, que seas auténtico. Tu felicidad no es mala; es buena. ¡No es pecado!  Sólo la tristeza es pecado, sólo ser desdichado es pecado. Ser feliz es una virtud, porque una persona feliz no creará desdicha en los demás. Sólo una persona feliz puede ser una base para la felicidad de los demás".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

La sociedad puede ser una prueba de fuego para saber si la rebelión es pura imaginería o si es un crecimiento espiritual

     "Yo no quiero que mi gente deje el mundo,... es hora de que la gente se refuerce en su consciencia para que viva en la sociedad sin comprometerse. Aunque es mucho más difícil, es un gran desafío vivir en la sociedad sin ser parte, vivir en la sociedad pero no dejar que la sociedad viva en uno.
     Esa es mi aportación particular a la experiencia religiosa y a los seres humanos rebeldes. Antes, huían del sistema, pero eso mostraba cobardía, miedo. Estar en la sociedad y vivir según la consciencia propia, cualesquiera que sean las consecuencias. Es mejor sufrir esas consecuencias que huir y mostrar miedo, porque el miedo estorba para subir a la última altura.  La sociedad puede ser una prueba de fuego para saber si la rebelión es pura imaginería o si es un crecimiento espiritual. Los que son rebeldes por su crecimiento espiritual no tienen que temer a ser parte de la sociedad establecida...
     En la vida, las personas se comprometen sin saberlo, no sólo con la sociedad sino también con su familia. Hasta los que te aman te exigen compromisos. A nadie le gusta el individuo, todos quieren sofocar a los otros, dominarlos. El marido quiere dominar a la esposa y ella, por su parte,  trata de dominar a su esposo. Los padres dominan a los hijos y los hijos tienen sus propios medios para dominar a los padres. Es una lucha constante que ocurre de muchas maneras y en la que nadie puede ser él mismo, en la que la individualidad es un delito.
     Pero aceptar el reto y ser uno mismo, contra todos los pronósticos, es una gran alegría. Mantener intacta la individualidad, endemne en una sociedad en la que todos tratan de dominar... No me parece que esté bien huir de esa sociedad. En el Himalaya, en lo hondo de los bosques, una persona puede creer que es ella misma, pero se trata de una noción falsa, porque no hay un contexto en el que pueda ponerse a prueba.
     La sociedad es una prueba a cada momento...La gente aprende muy lentamente a no andar erecta, sino a arrastrarse por el suelo. En esta sociedad, mantenerse vertical e íntegro, sin arrogancia, sin ego, sólo con el silencio, sólo con  la consciencia, es una experiencia y un experimento tremendo".

Osho, Rebelión, revolución y religiosidad. La meditación trae la utopía a la Tierra
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 ago. 2013

La cuestión es cómo cambiarte a ti mismo

     "Cuando estás enfadado, siempre justificas tu ira, pero cuando otra persona se enfada, siempre criticas. Tu desvarío es normal, pero el desvarío de los demás es pura perversión. Todo lo que tú haces es bueno; o, incluso si no era bueno, era necesario hacerlo. Siempre encuentras alguna racionalización para ello...
     Tenemos pautas dobles: una pauta para uno mismo y otra pauta para todos los demás. Esta mente de la pauta doble siempre será profundamente desgraciada. Esta mente no es justa, y a no ser que tu mente sea justa no puedes tener un vislumbre de la verdad. Sólo una mente justa puede dejar esta pauta doble...
     Una mente religiosa sabe que todo el mundo es lo mismo, de modo que si te das racionalizaciones a ti mismo, por favor, dales las mismas racionalizaciones también a los demás. Si criticas a los demás, entonces aplícate la misma crítica a ti mismo. No crees dos pautas. Una sola pauta transformará tu ser totalmente, porque con una sola pauta te vuelves justo, y por primera vez puedes mirar directamente la realidad tal como es...
     Todo lo que está mal existe en los demás, todo lo que está bien existe en ti. Entonces ¿cómo vas a transformarte? Ya estás transformado. Piensas que ya eres bueno y que todos los demás son malos; el mundo necesita una transformación, no tú...
     No es una cuestión de cómo cambiar el mundo. El mundo no está en el error; tú estás en el error. La cuestión es cómo cambiarte a ti mismo.
     "¿Cómo cambiarme a mí mismo?" es la búsqueda religiosa; "¿Cómo cambiar a todos los demás?" es la pregunta política. Pero el político piensa que él está bien; en realidad, él es el modelo de cómo debería ser el mundo entero. Él es el modelo, él es el ideal, y depende de él cambiarlo todo. Todo lo que el hombre religioso ve en los demás, lo ve también en sí mismo. Si hay violencia, inmediatamente se pregunta si la violencia existe o no en él... Entonces no es una cuestión de cómo cambiar el mundo; es una cuestión de cómo cambiarse a uno mismo. Y el cambio empieza en el momento en que aceptas una pauta única. Entonces ya estás cambiando".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

¿Cómo relajarse?

     "Mira a un gato: conoce el secreto de cómo relajarse y no ha leído ningún libro sobre la relajación. ¿Cómo relajarse?  Mira a un gato. Ningún hombre puede ser mejor profesor que un gato. El gato está relajado y alerta. Si tú te relajas, te duermes. El gato está alerta incluso mientras duerme, y el cuerpo está muy flexible, muy relajado en todo momento.
     ¿Qué hay de malo en ser un animal? El hombre, por medio de su ego, ha creado comparaciones. Dice: "No somos animales".
     Pero a ningún animal le gustaría ser un ser humano. Ellos están a gusto, en casa en la existencia. No están preocupados, no están tensos. Por supuesto, no crean ninguna religión porque no necesitan hacerlo. No tienen psicoanalistas: no porque estén sin desarrollar, sino porque no necesitan ninguno".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 ago. 2013

Tienes que decidir sobre tu propia vida. Es tu vida y tienes que vivirla a tu aire

     "Tendrás que asumir la responsabilidad de lo que haces. Y tendrás que acrecentar tu conciencia para que sólo lo bueno fluya por tus actos, para que lo que hagas embellezca tu mundo, ayude a la gente... No te preocupes demasiado sobre si vas a equivocarte. A veces es bueno equivocarse; pero no te equivoques por segunda vez con lo mismo: haz algo nuevo, comete una nueva equivocación. Busca siempre alguna novedad. Los errores son absolutamente necesarios para aprender, pero uno no debe volver a cometer el mismo error.
     Todos tienen que tenerlo presente: nadie es responsable de nosotros. Además, no tienes que pedirle permiso a nadie. Aún si haces algo equivocado, hay una ley famosa, la ley de Steward: Es mejor pedir perdón que pedir permiso. Recuerda otra ley; es peligrosa, así que no la sigas. Es la ley de Jacob: Errar es humano. Culpar a otro es todavía más humano.
     No lo hagas; no lo hagas nunca. Errar es humano y aceptar tu responsabilidad es la dignidad de ser humano. Deja de pensar qué vas a hacer: ¡haz algo!
     La ley de Parkinson reza: La demora es la forma más mortífera de la negación. No te demores. Haz algo que te parezca apropiado para la situación y que sea idóneo para tu espíritu. No es que tengas que actuar continuamente; la meta de la vida no es actuar: la meta de la vida es ser. Se actúa únicamente para sobrevivir, para poder encontrar al ser. No esperes a que te lo diga otra persona...
     Tienes que decidir sobre tu propia vida. Es tu vida y tienes que vivirla a tu aire. Sólo así lograrás que tu vida sea una celebración; de otra manera deberás cargar con tantas reglas y normas que el peso te impedirá bailar".

Osho, Rebelión, revolución y religiosidad. La meditación trae la utopía a la Tierra
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 ago. 2013

¿Has tomado en consideración los momentos felices, las alegrías, las satisfacciones, los vislumbres dichosos?

     "Las insatisfacciones las sientes, las desdichas las sientes, los dolores los sientes. Siempre que sufres, te vuelves el sufrimiento. Por eso toda la vida se vuelve un infierno. Nunca has sentido lo positivo; siempre has sentido lo negativo. La vida no es tan desdichada como la hemos hecho; la desdicha es nuestra interpretación. Un Buda es feliz aquí y ahora, en esta misma vida. Un Krishna está bailando y tocando la flauta. En esta misma vida aquí y ahora, en la que somos desdichados, Krishna está bailando. La vida no es ni dicha ni desdicha. La dicha y la desdicha son nuestras interpretaciones, nuestras actitudes, nuestros enfoques, cómo nos la tomamos. Es tu mente: cómo se toma la vida.
     Recuerda y analiza tu propia vida. ¿Has tomado en consideración los momentos felices, las alegrías, las satisfacciones, los vislumbres dichosos? No los has tenido nada en cuenta, pero has tenido muy en cuenta tu dolor, tu sufrimiento, tu desdicha, y sigues acumulando. Eres un infierno acumulado, y esto es tu propia elección. Nadie más te está forzando a estar en este infierno; es tu propia elección. La mente toma lo negativo, lo acumula y se vuelve negativa ella misma. Y entonces es una desdicha que se perpetúa a sí misma. Cuanto más cosas negativas tienes en la mente, más negativo te vuelves, y más cosas negativas se acumulan. Lo similar atrae a lo similar, y esto ha sido así durante vidas y vidas. Te lo pierdes todo debido a tu enfoque negativo...
     En cualquier cosa en que encuentres satisfacción, en el acto que sea, cristalízala... ¡En lo que sea!  No hay condiciones: ¡en lo que sea!  Ves a un amigo y te sientes feliz; te reúnes con la persona a la que amas y te sientes feliz: cristaliza esto. Sé feliz en ese momento, y convierte esa felicidad en una puerta. Entonces estás cambiando la mente, y empezarás a acumular felicidad. Tu mente se volverá positiva, y el mismo mundo parecerá diferente...
     Tú sigues intentando cambiar el mundo y, hagas lo que hagas, el mundo seguirá siendo el mismo porque tú sigues siendo el mismo. Puedes conseguir una casa más grande, puedes conseguir un coche más grande, puedes conseguir una esposa más guapa o un marido más guapo, pero nada cambiará. La casa más grande no será más grande. La esposa guapa o el marido guapo ya no serán guapos. El coche más grande seguirá siendo el pequeño porque tú eres el mismo. Tu mente, tu enfoque, tu manera de ver son  son los mismos. Sigues cambiando las cosas sin cambiarte a ti mismo. De modo que una persona desdichada abandona una cabaña, y se va a vivir a un palacio, pero la persona desdichada sigue siendo la misma. Era desdichada en una cabaña; ahora será desdichada en un palacio...
     Sigues llevando tu desdicha contigo, y vayas a donde vayas estarás contigo mismo... Sólo puede haber un cambio, sólo una revolución, sólo una mutación, y es que tu mente cambie de lo negativo a lo positivo. Si tu perspectiva está enfocada en la desdicha, vives en el infierno; si tu perspectiva está enfocada en la felicidad, el infierno mismo se vuelve el cielo...
     Desde mañana por la mañana, durante todo el día, recuerda esto: siempre que sientas algo hermoso, satisfactorio, algo dichoso --y hay muchos momentos en un día de veinticuatro horas--, sé consciente de ello. Hay muchos momentos en los que el cielo está cerca de ti, pero estás tan apegado e involucrado con el infierno que te lo sigues perdiendo. Sale el sol, las flores se abren, los pájaros cantan y la brisa sopla entre los árboles. ¡Está sucediendo! Un niño pequeño te mira con ojos inocentes y una sutil sensación de felicidad entra en ti; o alguien sonríe y te sientes dichoso.
     Mira alrededor, y trata de encontrar lo dichoso;  llénate de ello. En ese momento, olvídate de todo. Llénate de ello, saboréalo, y permite que le suceda a todo tu ser. Sé uno con ello. Su fragancia te seguirá. Seguirá resonando dentro de ti todo el día, y esa resonancia, la sensación de eco, te ayudará a ser más positivo".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 ago. 2013

Cuando veas a un amigo y sientas de pronto que surge una alegría en tu corazón, concéntrate en esta alegría. Siéntela y vuélvete ella

     "Al alegrarte al ver a un amigo después de una larga ausencia, embébete en esta alegría.
     Entra en esta alegría y hazte uno con ella: cualquier alegría, cualquier felicidad... De pronto ves a un amigo al que no habías visto durante muchísimos días o muchísimos años. Una alegría repentina se apodera de ti. Pero tu atención estará dirigida al amigo, no a tu alegría. Entonces te estás perdiendo algo, y esta alegría será momentánea. Tu atención está enfocada en el amigo: empezarás a hablar, a recordar cosas, y te perderás esta alegría, y esta alegría se irá.
     Cuando veas a un amigo y sientas de pronto que surge una alegría en tu corazón, concéntrate en esta alegría. Siéntela y vuélvete ella, y reúnete con el amigo mientras eres consciente de tu alegría y estás lleno de ella. Deja que el amigo esté sólo en la periferia, y permanece centrado en tu sentimiento de felicidad.
     Esto se puede hacer en muchas otras circunstancias. El Sol está saliendo, y de repente siente que algo surge en ti. Entonces olvídate del Sol; deja que se quede en la periferia. Tú céntrate en tu propia sensación de energía emergente. En cuanto la mires, se extenderá. Se volverá todo tu cuerpo, todo tu ser. Y no seas sólo su observador; fúndete con ella. Hay muy pocos momentos en los que sientes alegría, felicidad, dicha, pero te lo sigues perdiendo porque te centras en el objeto.
     Siempre que hay alegría, te parece que llega de fuera. Te has encontrado con un amigo; por supuesto, parece que la alegría viene de tu amigo, de verle. Eso no es lo que sucede realmente. La alegría está siempre dentro de ti. El amigo se ha vuelto simplemente una situación. El amigo la ha ayudado a salir, te ha ayudado a verla, a ver que está ahí. Y esto no pasa sólo con la alegría, sino con todo: con la ira, con la tristeza, con la desdicha, con la felicidad...; es así con todo. Los demás son tan sólo situaciones en las que las cosas que están ocultas en ti se expresan. Los demás no son las causas; no están causando algo en ti. Cualquier cosa que está sucediendo, te está sucediendo a ti. Siempre ha estado ahí; es sólo que encontrarte con este amigo se ha vuelto una situación en la que lo que estaba oculto ha salido a la vista: ha salido".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/