27 ago. 2014

Con "festivo" quiero decir la capa­cidad de gozar, momento a momento, de todo cuanto llega a ti.

“La inteligencia, la focalización de la mente es un medio hacia la supervivencia, pero no hacia la vida. El sobrevivir no es la vida. Sobrevivir es una necesidad, existir en el mundo material es una necesidad, pero la meta es conseguir llevar a la superficie el potencial oculto, todo lo que se entiende con la palabra “tú". Si estás completamente satisfecho, si nada queda como semilla dentro de ti, si todo se realiza, si eres un constante florecer, entonces y sólo entonces puedes sentir la felicidad, el éxtasis de la vida.
La parte negada de ti, la parte inconsciente, puede ser activa y creadora sólo si le añades una nueva dimensión a tu vida: la dimensión de la fiesta, la dimensión del juego. Así, la meditación no es un trabajo, es un juego. El orar no es un negocio, es un juego. Meditación no es algo a hacer para conseguir un objetivo --paz, felicidad...-- sino algo para ser disfrutado como fin en sí mismo.
La dimensión festiva es la que más importa que entendamos...y la hemos perdido totalmente. Con "festivo" quiero decir la capa­cidad de gozar, momento a momento, de todo cuanto llega a ti.
Estamos tan condicionados y nuestras costumbres son tan mecánicas, que incluso nuestras mentes están ocupadas cuando no tenemos nada que hacer. Cuando no necesitas estar focalizado, sigues focalizado. Incluso cuando estás jugando, no juegas. No disfrutas del juego. Por ejemplo, cuando juegas a cartas, no gozas con ello; juegas para conseguir una victoria, y entonces el juego se convierte en trabajo. Lo que se está haciendo no es importante; en ese caso sólo cuenta el resultado.
En el negocio el resultado es lo importante. En la fiesta, es el acto mismo lo que cuenta. Si puedes hacer que cualquier acto tenga un significado en sí mismo, entonces estarás de fiesta y podrás celebrarlo.
Los límites, los límites que constriñen, se rompen siempre que estás de fiesta. No se necesitan; se desechan. Sales de tu corsé, el corsé de la concentración que limita y oprime la mente. Ahora no estás eligiendo; permites la entrada a todo lo que te llega y en el momento en que aceptas que entre en ti la totalidad de la Existencia, eres uno con ella.
A esta comunión, a esta celebración, a este ser consciente sin elección, a esta actitud sin ánimo de sacar provecho, la llamo meditación. La fiesta misma es ese momento, ese acto, y no es la preocupación por los resultados, por conseguir algo. No hay nada que conseguir, de modo que puedes disfrutar de lo que hay aquí y ahora.
Se puede explicar de otra manera. Estoy hablando contigo; si estoy preocupado por el resultado, la conversación se convierte en puro negocio, se convierte en un trabajo. Pero si hablo contigo sin ninguna expectativa, sin ningún deseo sobre el resultado, entonces la conversación es un juego. El acto en sí mismo es el fin. Así pues, no tiene porqué existir la limitación. Puedo jugar con las palabras, con los pensamientos. Puedo jugar con tus preguntas, puedo jugar con mis respuestas. El hecho deja de ser serio; es algo que te alegra el corazón. Y si me estás escuchando sin pensar en obtener algo podrás permanecer relajado. Entonces permitirás que esté en comunión contigo, y tu consciencia no estará limitada. Estará abierta, jugando, disfrutando.
Cualquier momento puede ser bueno para los negocios, cualquier momento puede ser bueno para la meditación. La diferencia está en la actitud. Si no lo has buscado, si estás jugando con ello, es un acto meditativo”.

Osho, Meditación: el arte del éxtasis
http://osho-maestro.blogspot.com/

20 ago. 2014

Dios está en todas partes.

          "Soren Kierkegaard dijo: "Cuando entré en la iglesia, al principio acostumbraba hablar. Solía decir cosas, quejarme, rezar.  Pero luego, poco a poco, me sentí ridículo. Le estoy hablando y no le estoy dando ninguna oportunidad de que me hable. Es mejor escuchar; cuando estás ante Dios, es mejor escuchar".  De modo que dejó de hablar. Poco a poco, abandonó todas las oraciones. Se limitaba a ir a la iglesia y sentarse en silencio, pero en este silencio también había palabras por dentro. No las estaba utilizando por fuera, pero giraban en su interior.
          Así que, poco a poco, también tuvo que abandonar las palabras interiores  --sólo así se hace posible escuchar--. Entonces entras en una dimensión totalmente diferente, de escucha, de pasividad, de receptividad. Te conviertes en una matriz. Entonces puedes recibir la verdad, porque no estás hablando, porque no eres agresivo. En ese instante sólo Dios está trabajando y tú le permites que lo haga. Entonces Kierkegaard se volvió absolutamente silencioso; y dejó de ir a la iglesia.
          Alguien preguntó: "¿Por qué? ¿Por qué has dejado de ir a la iglesia?".  Él dijo: "Ahora he aprendido lo que significa la iglesia; sólo significa estar callado y escuchar. Esto puede hacerse en todas partes, y es mejor hacerlo en otra parte, porque mucha gente va allí, a la iglesia, a hablar. Me molestan. Es mejor bajo un árbol. Es mejor bajo el cielo".
          La iglesia es más grande allí, más natural. Y si tienes que estar callado, piensa que Dios está en todas partes. Si tienes que hablar, ve al templo. Pero si tienes que estar callado, ¿por qué ir a algún sitio? Dios está en todas partes, pero tú no puedes estar callado. Haces algo y lo repites por dentro. Tienes hambre y dices: "Tengo hambre". ¿No basta con tener hambre?  Si no lo dices, no estás cómodo; te has vuelto adicto a las palabras".

Osho, Ni agua, ni luna. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 ago. 2014

¿Por qué eres grosero?

          "Cuando piensas de alguien que es grosero, mira atrás: tú eres grosero. Por eso lo interpretas así.
          Pero ¿por qué eres grosero?  Porque tu grosería es una manera de proteger tu herida. La gente grosera está siempre sufriendo de sentimientos de inferioridad. Si una persona no está de alguna manera aquejada de complejo de inferioridad, no será grosera. La grosería es su protección. Mediante la grosería , protege su herida. Dice: "No te permitiré que toques mi herida. No te permitiré que me golpees".
          Protege, pero la protección se convierte en proyección. Piensa que eres grosero, sólo entonces puede serlo el otro. Ésta es una manera de ser grosero. Primero tienes que probar que el otro es grosero, y tu ego dice aún: "Intentaré ser cortés".
          Cuando eres cortés, tu cortesía no es sino una fachada. Por dentro, ha aparecido la grosería, y pronto o tarde explotará".

Osho, Ni agua, ni luna. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

16 ago. 2014

Cuando temes a la muerte, temes vivir, porque vivir es siempre peligroso.

          "...cuando temes a la muerte, temes vivir, porque vivir es siempre peligroso. Para vivir tienes que ir por caminos desconocidos. Y hay peligro; tras cada esquina puede estar esperando la muerte.
          Un hombre que teme la muerte poco a poco se encoge y empieza a temer también la vida. No puede volar en un aeroplano, no puede ir en tren, porque hay accidentes. No puede hacerse amigo de un desconocido, porque ¿quién sabe?  No puede enamorarse de una mujer, porque  ¿quién sabe si ella va a engañarle o no?  No puede creer. Si el amor no ha sucedido, nunca puedes confiar. Estás siempre dudando, escéptico. ¿Y cómo puede crecer una relación cuando dudas permanentemente?".

Osho, Ni agua, ni luna. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

12 ago. 2014

Un ser humano no es algo que puedas destruir sin pensarlo dos veces. Es la culminación de la evolución universal.

          "Mi declaración de derechos humanos contiene diez puntos fundamentales.
          El primero es la vida.
          El hombre tiene derecho a la dignidad, a la salud; tiene derecho a ese florecimiento. Al nacer dispone de las semillas pero la sociedad no le proporciona la tierra, el cuidado adecuado, la atmósfera necesaria. Al contrario, la sociedad le provee una atmósfera envenenada llena de peligros, odio, destructividad, violencia y guerra. También significa que nadie debería estar obligado a entrar en el ejército, a ir a la guerra, todo el mundo debería tener el derecho a negarse. Pero no es el caso.
          Miles de personas han tenido que ir a la cárcel  --especialmente las personas jóvenes, sensibles e inteligentes-- por negarse a ir a la guerra. Su oposición ha sido considerada un crimen, ¡cuando sólo estaban diciendo que no querían matar seres humanos!
          Un ser humano no es algo que puedas destruir sin pensarlo dos veces. Es la culminación de la evolución universal. Cualquiera que sea el motivo --religión, política, socialismo, fascismo--, destruirlo es un error, independientemente del motivo. El hombre está por encima de cualquier causa; no puede ser sacrificado sobre un altar".

Osho, Cambio, Cómo convertir una crisis en una oportunidad
http://osho-maestro.blogspot.com

10 ago. 2014

La vida es un peregrinaje a ninguna parte, de ninguna parte a ninguna parte. Y entre esas dos ningunas partes está el aquí-ahora.

          "Vive en el momento por el puro gozo de vivirlo. Entonces, cada momento tiene una cualidad orgásmica. Sí, es orgásmico. Así es como mi gente ha de vivir, sin deberías, sin tendrías, sin obligaciones, sin mandamientos. No estáis aquí para convertiros en mártires, estáis aquí para disfrutar la vida al máximo. Y el único modo de vivir, de amar, de disfrutar, es olvidándose del futuro. No existe.
          Si logras olvidarte del futuro, si te das cuenta de que no existe, no tiene sentido estar preparándose para él constantemente. El momento futuro es abandonado y el pasado se vuelve irrelevante por sí mismo. Si cargamos con el pasado es para poder usarlo en el futuro.  De no ser así, ¿quién querría cargar con el pasado? Sería innecesario. Si el futuro no existe, ¿qué sentido tiene cargar con el conocimiento que te ha proporcionado el pasado? Es una carga que le quitará la gracia al viaje.
          Y déjame recordarte que es un mero viaje. La vida es un peregrinaje a ninguna parte, de ninguna parte a ninguna parte. Y entre esas dos ningunas partes está el aquí-ahora".

Osho, Fama, fortuna y ambición. ¿Cuál es el verdadero significado del éxito?
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 ago. 2014

Todo es una manifestación de mí mismo.

          "...no puedes crear enfado si éste no está presente. Sólo puedes crear cosas que ya están presentes, tu creación no viene de la nada. Es tan sólo que un estado inmanifestado se vuelve un estado manifestado. La cólera está ahí, no necesitas crearla. Alguien se convierte en la excusa y aflora. No estás enfadado con él, no es la causa. Estás acarreando la cólera y él se ha convertido en la excusa. El enfado está dentro; nadie puede hacerte enfadar si no estás ya enfadado. Pero siempre pensamos que alguien nos hace enfadar, alguien nos deprime, alguien nos hace esto o lo otro.
          Nadie te hace nada. Incluso si te dejan solo estarás enfadado, estarás colérico. Aunque todo el mundo desaparezca, habrá momentos en que estarás triste, momentos en que te sentirás feliz, otros en los que estarás enfadado, o bien te sentirás muy benevolente.
          Es la manifestación de tu historia interior. Esto es lo que llega a entender un hombre con capacidad de comprensión: que todo es una manifestación de mí mismo. Tú me das sólo la oportunidad, la situación, pero el resto es una manifestación de mí mismo.
          Una semilla cae en la tierra, germina, empieza a crecer un árbol. La tierra, el aire, las lluvias, el sol, le están dando una oportunidad, pero el árbol estaba escondido en la semilla. Tú acarreas todo el árbol de tu manifestación; los demás se convierten en la oportunidad. Cuando suceda algo, no mires afuera, mira adentro, porque lo que está sucediendo se halla conectado con tu pasado, no con la persona allí presente".

Osho, Ni agua, ni luna. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 ago. 2014

Eso es catarsis.

"Tú estás loco, de manera que algo habrá que hacer. ¿Qué dicen las viejas tradiciones? Te aconsejan: "Reprime tu locura. No la permitas expresarse; si no, te volverás loco". Yo te digo que la dejes expresarse. Ese es el único camino hacia la cordura. ¡Libérala!  Dentro de ti se volverá venenosa. Échala fuera, expúlsala por completo de tu ser. Eso es catarsis. Una catarsis que deberá ser abordada muy sistemática y metódicamente, ya que te estás volviendo loco con un método... "conscientemente loco".

Osho, Meditación: el arte del éxtasis
http://osho-maestro.blogspot.com/

Podrás abandonar el sexo si te has sumergido completamente en él; en caso contrario, no.

"Las cosas pueden ser abandonadas únicamente desde sus extremos, nunca desde su centro. No puedes hacerlo. Podrás abandonar el sexo si te has sumergido completamente en él; en caso contrario, no. Cualquier cosa que hayas llevado a su situación límite, en la que donde ya no es posible ir más lejos ni existe razón para retroceder, podrá ser abandonada fácilmente.  Podrás abandonarla por completo porque la habrás conocido por completo".

Osho, Meditación: el arte del éxtasis
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 ago. 2014

Llorar es una necesidad profunda.

       "Desde el principio el niño quiere llorar y reír. Llorar es para él una profunda necesidad. Todos los días tiene una catarsis a través del llanto.
       El niño tiene muchas frustraciones. Es inevitable; es por necesi­dad. El niño quiere algo, pero no puede decir qué, no puede expre­sarlo. El niño quiere algo, pero quizá los padres no estén en situa­ción de poder dárselo. Puede que la madre no esté disponible. Quizá ella esté ocupada haciendo otra cosa y él esté desatendido. En ese momento no se le presta atención, por eso se echa a llorar. La madre quiere convencerle, consolarle, porque le molesta, el padre está mo­lesto, toda la familia está alterada. Nadie quiere que llore, el llanto es una molestia; todo el mundo trata de distraerle para que se calle. Po­demos sobornarle. La madre le dará un muñeco, le dará leche ‑-cual­quier cosa para distraerle o para consolarle-‑, pero no debe llorar.
       Llorar es una necesidad profunda. Si puede llorar y se le permi­te, el niño quedará como nuevo; la frustración es expulsada a tra­vés de las lágrimas. De lo contrario, si contiene el llanto, conten­drá la frustración. Entonces se irá acumulando, y tú eres "un montón" de lágrimas. Ahora, los psicólogos dicen que necesitas el grito esencial. En Occidente se está desarrollando una terapia sólo para ayudarte a gritar, con tal totalidad que todas las células de tu cuerpo se impliquen. Si logras gritar tan enloquecidamente que todo tu cuerpo esté gritando, te liberarás de mucho dolor, de mu­cho sufrimiento que está acumulado".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 ago. 2014

¿Puedes estar en el cielo?

"Un hombre que se ha perdido la vida está pensando en alguna otra vida. 
Recuerda, 
sólo la gente que se ha perdido esta vida piensa en esto.  
Y si puedes perderte esta vida, 
te perderás la otra también, 
porque seguirás siendo el mismo. 
Incluso si te obligan a entrar en el cielo, 
lo convertirás en un infierno, 
porque irán contigo tus hábitos, 
tus mecanismos mentales, 
tu modo de funcionar; 
todo tu pasado irá contigo. 
Convertirás el cielo en un infierno.
¿Puedes estar en el cielo?  
No veo la manera; 
no puedes. 
A donde vayas llevarás tu infierno contigo. 
Es parte de ti. 
Por eso los que saben dicen que cielo e infierno no están fuera, 
están dentro de ti, 
son cualidades de tu ser".

Osho, Ni agua, ni luna. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 ago. 2014

Eres absolutamente excepcional.

Pregunta:
¿Cómo puedo dejar de querer ser especial?

Respuesta de Osho:
          "Eres especial, no hace falta que quieras ser especial. Eres especial, eres única; la existencia nunca crea nada inferior a eso. Cada persona es única, totalmente única. Nunca ha habido ni volverá a haber una persona como tú. La conciencia ha tomado esta forma por primera y última vez; por lo tanto, no hace falta que intentes ser especial, ya lo eres...
          Lo que me gustaría decirte es que reconozcas que eres especial. No es algo que tengas que conseguir, ya lo tienes; sólo debes darte cuenta. Entra en ti y siéntelo. No hay nadie con una huella dactilar como la tuya, ni siquiera la huella dactilar. No hay nadie con unos ojos como los tuyos; no hay nadie con una voz como la tuya; no hay nadie con un sabor como el tuyo. Eres absolutamente excepcional. No existe ningún doble tuyo en ninguna parte. Incluso los gemelos son diferentes; por mucho que se parezcan, son diferentes. Toman caminos diferentes, crecen de formas diferentes; adquieren diferentes tipos de individualidades.
          Este reconocimiento es necesario...
          En resumen, mi mensaje es: Acéptate tal como eres, porque la existencia lo acepta.
          La existencia respeta tu ser, y tú no la has respetado aún. Deberías sentirte inmensamente feliz de que la existencia te haya elegido a ti para existir, para ver este mundo, para escuchar esta música, para ver las estrellas, para ver a la gente, para amar y ser amado; ¿qué más quieres?  ¡Celébralo!  Y en esta misma celebración, con el tiempo, estallará en ti como un relámpago que eres especial.
          Pero recuerda, no vendrá en forma de presunción por ser especial comparado con los demás. No, en ese momento, sabrás que todo el mundo es especial. Lo corriente no existe".

Osho, Fama, fortuna y ambición. ¿Cuál es el verdadero significado del éxito?
http://osho-maestro.blogspot.com/