31 jul. 2015

¿Estás triste? ¿Estás enfadado?

          "¿Estás triste? Baila, métete en la ducha y siente cómo desaparece la tristeza a medida que la temperatura del cuerpo disminuye. Siente cómo el agua de la ducha elimina la tristeza del mismo modo que elimina la transpiración o el polvo de tu cuerpo. Observa lo que ocurre. 
          Pon a la mente en una situación en la que no pueda reaccionar de la forma acostumbrada.
          Todo se puede usar. De hecho todas las técnicas que se han desarrollado desde hace siglos no son más que maneras de distraer a la mente de los viejos patrones. Por ejemplo, si estás enfadado, respira profundamente varias veces. Inhala y exhala profundamente durante dos minutos, y luego busca tu enfado. Has engañado a la mente; no puede relacionarse con las dos cosas a la vez. "Desde cuándo -dice la mente- ha habido alguien que respire profundamente cuando está enfadado? ¿Qué ocurre?".
          Haz algo, pero no lo repitas, esta es la cuestión. De lo contrario si cada vez que estás triste tomas una ducha, la mente se habituará a ello. Y al cabo de tres o cuatro veces, lo habrá aprendido: "De acuerdo. Estás triste; por eso te estás dando una ducha". Y se convierte en una parte integrante de tu tristeza. No, nunca lo repitas. Sigue engañando a la mente cada vez. Sé innovador, imaginativo.
          Tu pareja dice algo y te enfadas. Normalmente, cuando ocurre esto te gustaría pegarle o tirarle algo. Esta vez,  cambia; ¡dale un abrazo! ¡Dale un enorme beso y déjalo sorprendido! Tu mente se sorprenderá y tu pareja también. Entonces te darás cuenta de que la mente es un mecanismo; cuando hay algo nuevo, no puede reaccionar, no sabe qué hacer.
          Abre la ventana y deja que entre la brisa fresca".

Osho, Meditación para gente ocupada
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 jul. 2015

Bebe los jugos del momento presente.

"Bebe los jugos del momento presente, 
exprímelos totalmente 
porque no van a regresar de nuevo, 
una vez se han ido, 
se han ido para siempre...
El presente te da una oportunidad 
para bucear profundamente en las aguas de la vida 
o para volar alto 
en el firmamento de la vida".

Osho, The transmission of the lamp # 30
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 jul. 2015

En meditación no es posible ninguna diferencia entre el hombre y la mujer.

          "La meditación tiene que ver con tu conciencia, y la conciencia no es ni hombre ni mujer...
          ¿quién alcanza el florecimiento supremo: el cuerpo, la mente o la conciencia?
          El cuerpo es diferente. Si el cuerpo entrase en meditación, entonces desde luego que habría necesidad de meditaciones diferentes para las mujeres que para los hombres. Como el cuerpo no tiene que ver con la meditación, no hay que hacer diferencias. Por ejemplo, en el yoga, en el que el cuerpo es muy importante -todas las posturas de yoga están basadas básicamente en la fisiología-, hay muchas posturas que no son adecuadas para el cuerpo de una mujer... Así que el yoga puede hacer una distinción: yoga para hombres, yoga para mujeres.
          La mente también es diferente. El hombre piensa lógicamente, lingüísticamente. A la mujer le afectan más las emociones, los sentimientos, que no son verbales. Más bien preferiría gritar y luchar, llorar y gemir...
          De forma que si la meditación tuviera que ver con la mente, también entonces habría un tipo diferente de meditación para las mujeres que para los hombres. Pero la meditación tiene que ver con el centro más esencial de tu ser, que no se puede dividir en masculino o femenino.
          La conciencia es simplemente conciencia. Un espejo es un espejo. No es hombre, no es mujer. Simplemente refleja.
          La conciencia es exactamente igual que un espejo que refleja. Y meditación es permitir que tu espejo refleje, que simplemente refleje la mente en acción, el cuerpo en acción. No importa que se trate del cuerpo de un hombre o de una mujer; no importa cómo funcione la mente, emocional o lógicamente. Cualquiera que sea el caso, la conciencia simplemente tiene que estar alerta. Esa vigilancia, esa conciencia, es la meditación.
          Así que en meditación no es posible ninguna diferencia entre el hombre y la mujer".

Osho, El libro de la mujer
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 jul. 2015

La meditación es un proceso de librarse de todo el pasado, de librarse de todas las enfermedades, de librarse de todo el pus que se ha acumulado en ti.

          "La meditación es un proceso de librarse de todo el pasado, de librarse de todas las enfermedades, de librarse de todo el pus que se ha acumulado en ti.
          Es doloroso, pero es una limpieza, y no hay otra manera de limpiarte...
          Todas las meditaciones no son más que estratagemas para purificar tu ser interno. Toda la ciencia de la religión tiende hacia un objetivo: cómo purificar el ser interno del hombre, cómo soltar el pasado, la carga, lo muerto, lo embotado, cómo volver al hombre más sensible...
          Lo primero que se necesita es una catarsis. La catarsis saca todo lo malo que hay dentro de ti, todo lo reprimido. Expulsas todas tus represiones, las liberas...
          Utilizo métodos caóticos en vez de sistemáticos porque un método caótico es muy útil para derribar el centro del cerebro...
          Mediante los métodos caóticos, el cerebro se anula. No tiene nada que hacer. El método es tan caótico que automáticamente el centro se va del cerebro al corazón. Si practicas mi método de meditación dinámica vigorosamente, sin sistema, caóticamente, tu centro se va al corazón. Entonces hay una catarsis.
          Se necesita una catarsis porque tu corazón está muy reprimido debido a tu cerebro. Tu cerebro se ha apoderado tanto de tu ser que te domina. No hay sitio para el corazón, así que los anhelos del corazón se reprimen. Nunca te has reído totalmente, nunca has vivido totalmente, nunca has hecho nada totalmente. El cerebro siempre entra para sistematizar, para hacer que todo sea matemático, y se reprime el corazón. 
          Así que lo primero, se necesita un método caótico para empujar al centro de conciencia desde el cerebro al corazón. Luego se necesita la catarsis para desahogar el corazón, para expulsar las represiones, para abrir el corazón. Si el corazón se ha vuelto ligero y abierto, entonces se empuja el centro de conciencia aún más hacia abajo; llega al ombligo. El ombligo es la fuente de vitalidad, la semilla de la que sale todo lo demás: el cuerpo y la mente y todo...
          Hay que empujar a la conciencia hasta la fuente, hasta las raíces. Sólo entonces hay una posibilidad de transformación...
          Así que, para mí, la meditación no es sólo una salvación para el individuo, una transformación del individuo; también puede proporcionar el trabajo preparatorio para la transformación de toda la sociedad, del ser humano como tal".

Osho, El libro de la mujer
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 jul. 2015

Quien realmente quiera vivir tiene que vivir en peligro, en peligro constante.

          "Millones de personas han decidido permanecer como semillas. ¿Por qué? Pudiendo ser flores y bailar al viento y al Sol y a la Luna, ¿por qué han decidido permanecer como semillas? Hay algo en su decisión. La semilla está más segura que la flor. La flor es frágil. La semilla no es frágil, la semilla parece más fuerte. La flor puede ser destruida fácilmente; sólo un poco de viento y los pétalos se disiparán. La semilla no puede ser destruida tan fácilmente por el viento, la semilla está muy protegida, segura.  La flor está expuesta, algo tan delicado y expuesto y expuesto a tantos riesgos: puede venir un viento fuerte, puede llover a cántaros, el Sol puede quemar demasiado, algún tonto puede arrancar la flor. A la flor puede sucederle cualquier cosa, a la flor puede sucederle de todo, la flor está constantemente en peligro. Pero la semilla está segura; por eso, millones de personas deciden permanecer como semillas. Pero permanecer como semilla es permanecer muerto, permanecer como semilla es no vivir en absoluto. Es seguro, desde luego, pero no tiene vida. La muerte es segura, la vida es inseguridad. Quien realmente quiera vivir tiene que vivir en peligro, en peligro constante. Quien quiera alcanzar las cimas tiene que arriesgarse a perderse. Quien quiera ascender a las cimas más altas tiene que arriesgarse a caer de alguna parte, a resbalarse.
          Cuanto mayor es el anhelo de crecer, mayor es el peligro que hay que aceptar. El hombre verdadero acepta el peligro como su estilo mismo de vida, como la atmósfera misma de su crecimiento".

Osho, El libro de la mujer
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 jul. 2015

La risa tiene belleza, salud, una gracia y un baile. Estoy absolutamente a favor de la risa y en contra de la tristeza.

          "Somos una unidad orgánica. Todo lo que ocurre en cualquier parte repercute en todo tu ser; por eso hago énfasis en el sentido del humor. Soy la primera persona en la historia de la humanidad que trata de hacer del sentido del humor una cualidad sagrada, una cualidad espiritual.
          Todas vuestras religiones son demasiadas serias. La seriedad para mí es una enfermedad. La risa tiene belleza, salud, una gracia y un baile. Estoy absolutamente a favor de la risa y en contra de la tristeza.
          La tristeza es una enfermedad muy próxima a la muerte. La risa es vida y está próxima a la vida eterna, al Dios que se encuentra en todas partes".

OSHO, Antes del amanecer. 
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 jul. 2015

Cuando bajas de la cabeza al corazón, todos tus sentidos se intensifican. Realmente sentirás que palpitas porque estás lleno de vida y dispuesto a saltar y a fluir.

          "Sentir es vivir de verdad. El pensamiento es engañoso, porque siempre pensamos sobre algo, nunca es auténtico. Lo que te emborracha no es pensar en el vino, es el vino. Puedes pensar en el vino todo lo que quieras, pero no te va a emborrachar. Tendrás que beber, y el hecho de beber es una sensación.
          Pensar es una pseudoactividad, es una actividad secundaria. Te da la falsa sensación de que ocurre algo, pero no ocurre nada. Tenemos que pasar de pensar a sentir, y la mejor manera de empezar es respirar en el corazón.
          A lo largo del día, siempre que te acuerdes, toma aire. Siente cómo llega al centro del pecho. Siente que toda la existencia se vierte dentro de ti, en el lugar donde está tu corazón. El lugar varía según las personas, pero normalmente está a la derecha. No tiene nada que ver con el corazón físico. Es algo completamente distinto; forma parte del cuerpo sutil.
          Respira profundamente, y siempre que lo hagas, repítelo al menos cinco veces. Toma aire y llena el corazón. Siente que la existencia se esparce en el centro a través del corazón. Siente la vitalidad, la vida, la divinidad, la naturaleza, siente que todo esto se difunde en tu interior.
          Luego exhala profundamente, desde el corazón, y siente que estás devolviendo a la existencia y a la divinidad todo lo que has recibido.
          Puedes hacerlo muchas veces al día, pero siempre que lo hagas, repítelo cinco veces. Eso te permitirá bajar de la cabeza al corazón.
          Te volverás más sensible y cada vez más consciente de las cosas que antes no eras consciente. Mejorará tu olfato, tu gusto, tu tacto. Verás mejor, oirás mejor; todo será más intenso. Cuando bajas de la cabeza al corazón, todos tus sentidos se intensifican. Realmente sentirás que palpitas porque estás lleno de vida y dispuesto a saltar y a fluir".

Osho, Meditación para gente ocupada
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 jul. 2015

El hombre que conoce la verdad está bailando eternamente.

          "Descubrir estas cosas en el fondo de tu ser...la experiencia de la dicha, la felicidad, la sensación de haber llegado a casa, de haberte encontrado al fin...todo esto es lo que contiene la palabra "verdad". Es algo que puedes experimentar, pero nunca hallarás una explicación. Puedes encontrar una forma de alcanzarlo, puedes encontrar un modo de conseguirlo, pero nadie es capaz de decirte de antemano qué es.
          Gautama Buda solía decir: "Un buda te muestra el camino, pero nadie puede hacer el camino por ti. Tendrás que caminar tú solo y descubrirlo...y quienes lo han descubierto se han quedado mudos". Es como darle unos caramelos deliciosos a un mudo...No es que no sepa qué gusto tienen; sí lo sabe. Los saborea, pero si le preguntas qué gusto tienen, no podrá decírtelo porque es mudo.
          Todos los que han conocido la verdad se quedan mudos a la hora de expresarlo. Pueden decirte cómo llegar ahí. Pueden mostrarte el camino. Pueden llevarte hasta la ventana, hasta la puerta, pero tú mismo tendrás que descubrirlo, tú solo tendrás que hacer el camino..., es la experiencia final.
          Sólo hay una cosa que puede decirse desde fuera:
          El hombre que conoce la verdad no tiene miedo a la muerte.
          El hombre que conoce la verdad nunca es infeliz.
          El hombre que conoce la verdad no es cobarde.
          El hombre que conoce la verdad se halla en estado de celebración; el hombre que conoce la verdad está bailando eternamente.
          Esto es todo lo que puedes ver desde fuera, pero sólo se trata de un eco lejano; no es la verdad en sí. Es el eco lejano del comportamiento de alguien que ha encontrado la verdad. Es el reflejo, el reflejo de las estrellas en el lago. Pero ¡no saltes al lago para encontrarlas! Ahí no encontrarás nada. Las estrellas están muy lejos: sólo es un reflejo.
          Si no estás completamente cerrado, si no estás lleno de prejuicios, si no te has decantado a favor o en contra de alguien, la manera de ser de una persona que ha descubierto la verdad te revelará algo..., su presencia, sus gestos, sus ojos.
          Si estás abierto y eres sensible te darás cuenta de que tiene algo carismático, magnético, que te invita a entrar..., que te anima a acercarte, que te revela una nueva dimensión en tu búsqueda; algo que hace que en tu corazón repiquen unas campanas silenciosas te las que nunca habías tenido conciencia.
          Te ha llegado al corazón. Su presencia misma es creativa, su presencia te convierte, su presencia es el único criterio; pero no es una cuestión lógica, es una historia de amor.
          Recuerda, vuelvo a repetirlo: no es una cuestión de lógica, es la búsqueda de un corazón amoroso".

OSHO, Antes del amanecer. 
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 jul. 2015

La próxima vez que te ocurra un momento hermoso, ¡danza, canta, pinta, ama!

          "Yo pongo todo el énfasis en vivir el momento, como quiera que el momento sea, y en vivirlo con gran energía.
          Si eres joven cuando eres joven, serás anciano cuando seas anciano, muy sabio. Habrás conocido todo lo bueno y lo malo de la vida: el día y la noche, el verano y el invierno, lo habrás conocido todo. La sabiduría surge de tu propia experiencia. Y cuando te estés muriendo, habrás disfrutado tanto de la vida que también serás capaz de disfrutar de la muerte...
          Una vez llevé a uno de mis profesores --él me daba clase-- a un lugar precioso. No existe nada parecido en el mundo. Yo vivía en Jabalpur, y a sólo veinte kilómetros de allí fluye el hermoso río Narmada. Discurre durante tres kilómetros entre colinas de mármol,... algo que no es de este mundo. En una noche de luna llena es algo increíble; no puedes creerte lo que ves. ¡El lugar es tan irreal! ¡Tiene una energía tan hipnótica!
          Llevé allí a mi profesor una noche de luna llena, en medio de la noche, y teníamos la luna justo encima. No podía creer que hubiera nada tan hermoso sobre la tierra. Me dijo: "¡Qué lugar tan hermoso para morir!".
          Pero, ¿por qué surge esa idea? Decir "¡qué lugar tan maravilloso para vivir!" hubiera sido absolutamente relevante. "¡Qué lugar tan hermoso para amar! ¡Qué lugar tan hermoso para danzar y cantar!" hubiera sido relevante.  Pero la idea que surgió era: "¡Qué lugar tan hermoso para morir!".
          ¿Por qué esta obsesión con la muerte? ¿No puedes disfrutar de nada? ¿No puedes deleitarte con nada?
          Toma consciencia de estas tendencias. Y la próxima vez que te ocurra un momento hermoso, ¡danza, canta, pinta, ama! La muerte se ocupará de sí misma. Un día vendrá. Debes estar maduro cuando venga, y sólo puedes alcanzar la madurez viviendo.
          Vive profundamente, vive totalmente, vive completamente, de modo que cuando la muerte llegue y llame a tu puerta, estés preparado, preparado como fruta madura para caer del árbol. Sopla un poco de brisa y la fruta cae; a veces, aunque no sople la brisa, la fruta cae por su propio peso y madurez. La muerte debería ser así. Y uno tiene que prepararse para ella viviendo".

Osho, El juego de la vida

1 jul. 2015

El amor es una profunda comprensión de que alguien, de alguna manera, te completa. Alguien hace de ti un círculo completo.

          "Si el amor es realmente amor... ¿A qué me refiero cuando digo "realmente amor"? Quiero decir que con sólo estar en presencia del otro te sientes feliz de repente, con sólo estar juntos te sientes en éxtasis, la mera presencia del otro llena algo profundo en tu corazón... algo empieza a cantar en tu corazón, entras en armonía. La mera presencia del otro te ayuda a serenarte. Te vuelves más individual, más centrado, con los pies más en el suelo. Entonces, eso es amor.
          El amor no es una pasión, el amor no es una emoción. El amor es una profunda comprensión de que alguien, de alguna manera, te completa. Alguien hace de ti un círculo completo. La presencia del otro realza tu presencia. El amor te da libertad para ser tú mismo; no es posesión.
          Así que observa. Nunca pienses que el sexo es amor; si no, serás engañado. Permanece alerta y cuando empieces a sentir con alguien que su presencia, su mera presencia --nada más, no se necesita nada más; no pides nada--, sólo su presencia, sólo lo que el otro es, es suficiente para hacerte feliz...algo empieza a florecer en ti, mil y un lotos florecen... entonces estás enamorado, y entonces puedes pasar por todas las dificultades que crea la realidad. Muchas angustias, muchas ansiedades, serás capaz de pasar por todas ellas, y tu amor florecerá más y más, porque todas esas situaciones se volverán desafíos. Y tu amor, al superarlos, se hará más y más fuerte.
          El amor es eternidad. Si está ahí, entonces sigue creciendo y creciendo. Conoce el principio pero no conoce un fin".

Osho, El Libro de la mujer