29 may. 2016

Y todo el que quiera ser creativo ha de morir cada día respecto del pasado, de hecho cada momento, porque la creatividad significa un renacimiento continuo.

          "Siempre es bueno derribar puentes con el pasado. Entonces uno se mantiene vivo, inocente y jamás pierde la infancia. Muchas veces es necesario derribar todos los puentes, estar limpio y empezar otra vez de cero.
          Siempre que empezáis algo, volvéis a ser un niño. En cuanto comenzáis a pensar que habéis llegado, es otra vez el momento de derribar puentes, porque eso significa que empieza a asentarse la muerte. Os convertís en un ente, en un producto en el mercado.  Y todo el que quiera ser creativo ha de morir cada día respecto del pasado, de hecho cada momento, porque la creatividad significa un renacimiento continuo. Si no renacéis, sea lo que fuere lo que creéis, representará una repetición. Si renacéis, sólo entonces podrá salir algo nuevo de vosotros...
          De modo que un artista, un pintor o un poeta, músico o bailarín, uno que ha creado algo nuevo cada día, posee una tremenda necesidad de olvidar completamente los ayeres, que no quede ni un recuerdo de ellos. La pizarra está limpia y de lo nuevo nace la creatividad".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

Si una palabra provoca desdicha, ira, conflicto o discusión, dejadla. ¿Qué sentido tiene seguir con ella? Sustituidla por algo más apropiado. Lo mejor es el silencio. Lo mejor es cantar, la poesía, el amor.

          "Las palabras no son simples palabras. Tienen sus propios estados de ánimo, sus propios ambientes.
          Cuando una palabra se asienta en vuestro interior, aporta una atmósfera diferente a vuestra mente, un enfoque y una visión distintos...
          Hay palabras que provienen de los sentimientos y palabras intelectuales. Desprendeos cada vez más de las intelectuales. Emplead cada vez más las palabras que provienen de los sentimientos. Hay palabras políticas y palabras religiosas. Desprendeos de las políticas. Hay palabras que de inmediato crean conflicto. En cuanto las pronunciáis, surge una discusión. De modo que nunca empleéis un lenguaje lógico y argumentativo. Utilizad el lenguaje del afecto, del cariño, del amor, para que no surja ninguna discusión.
          Si uno empieza a sentir de esta manera, ve que surge un cambio tremendo. Si uno está un poco alerta en la vida, se pueden evitar muchas desdichas. Una sola palabra dicha con inconsciencia puede crear una larga cadena de desdicha. Una leve diferencia, simplemente un pequeño giro, y eso produce un gran cambio. Uno debería tener mucho cuidado y emplear las palabras cuando sea absolutamente necesario. Evitad las palabras contaminadas. Utilizad palabras frescas, carentes de controversia, que no sean discusiones sino simples manifestaciones de vuestros sentimientos.
          Si uno puede convertirse en un experto en palabras, la vida será muy distinta. Si una palabra provoca desdicha, ira, conflicto o discusión, dejadla. ¿Qué sentido tiene seguir con ella? Sustituidla por algo más apropiado. Lo mejor es el silencio. Lo mejor es cantar, la poesía, el amor".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

La responsabilidad básica es hacia uno mismo.

"La responsabilidad básica es hacia uno mismo. 
De modo que un meditador 
primero ha de ser muy, muy egoísta, 
pero luego, 
cuando se haya centrado más, 
cuando haya arraigado en su propio ser, 
la energía empieza a rebosar. 
Pero no es un deber. 
No es que alguien deba hacerlo. 
A uno le encanta hacerlo; 
es compartir".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

28 may. 2016

Conocer la vida significa vivirla, no tener miedo, adentrarte en sus inseguridades.

          "Conocer la vida significa vivirla, no tener miedo, adentrarte en sus inseguridades --porque la vida es un fenómeno inseguro--, moverte, adentrarte en lo desconocido, porque la vida es a cada instante desconocida; está siempre cambiando y renovándose; convertirte en alguien  que viaja por lo desconocido; seguir la vida dondequiera que te lleve; convertirte en un vagabundo.
          Para mí, éste es el significado de sannyas: estar siempre dispuesto a dejar lo conocido y las comodidades de lo conocido y adentrarte en lo desconocido. Claro que con lo desconocido vendrán las inseguridades, las incomodidades, los problemas. Adentrarse en lo desconocido significa adentrarse en lo peligroso. La vida es peligrosa, está llena de peligros y de riesgos. Por esto la gente empieza a aferrarse. Viven encerrados, en celdas oscuras, pero confortables. Antes de que les llegue la muerte, están ya muertos.
          Recuerda que si eliges la comodidad, si eliges la seguridad, si eliges lo familiar, entonces no estarás escogiendo la vida. La vida es algo desconocido. Puedes vivirla, pero no puedes poseerla en tus manos, no puedes aferrarla. Puedes ir con ella dondequiera que te lleve. Te has de convertir en una nube blanca moviéndose donde la lleve el viento, sin saber a dónde va".

Osho, Yoga: La Ciencia del Alma, Vol. IV

22 may. 2016

La salud es la felicidad del cuerpo, la felicidad es la salud del alma.

          "La claridad es de la mente. La felicidad es de la totalidad. Todo lo que está vivo siempre es confuso. Sólo las cosas muertas están claras y no son confusas.
          No busquéis la claridad, de lo contrario empezaréis a aferraros a vuestra desdicha, porque ésta es muy clara. Id a ver a un médico si tenéis alguna enfermedad que él pueda diagnosticar de un modo preciso. Os puede diagnosticar si tenéis cáncer, o esto o aquello; mil y una enfermedades. Pero si estáis sanos, no tiene nada que diagnosticar. De hecho, la ciencia médica no tiene nada con lo que definir qué es la salud. En el mejor de los casos, puede decir que no estáis enfermos, pero no puede mostrarse muy definitiva acerca de lo que es la salud. No se puede clasificar.
          La felicidad es más grande que la salud. La salud es la felicidad del cuerpo, la felicidad es la salud del alma.
          Así que no os molestéis con la claridad. ¿Qué tienes que ver tú con la claridad? Aquí no estamos centrados en la aritmética. Sólo los tontos hacen eso. Olvidaos por completo de la claridad. La confusión es caótica, desde luego...aterradora...pero la aventura y el desafío están ahí. Aceptad el desafío y lanzaos de cabeza. No le prestéis mucha atención a la confusión.
          Centraos más en la felicidad y olvidaos de la confusión, porque ésta se hallará presente. Cuando entréis en un nuevo territorio que nunca antes habéis probado, vuestros viejos patrones estarán confusos. Escuchad a la felicidad; dejad que ésta sea el indicador. Dejad que eso decida vuestra dirección y avanzad hacia allí".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

Un hombre espiritual carece de carácter. Es libertad, y es muy confuso.

          "Un hombre espiritual carece de carácter.
          Una persona es una abertura. ¿Mañana quién sabe quién seréis? Ni siquiera vosotros podéis decirlo, porque aún no habéis conocido el mañana ni lo que os traerá. De modo que la gente que de verdad está alerta nunca promete nada, porque ¿cómo podéis prometer? No podéis decirle a alguien: "Mañana también te amaré", porque, ¿quién sabe?
          La verdadera percepción os aportará tal humildad que diréis: "No puedo decir nada sobre el mañana. Ya veremos. Deja que venga. Espero amarte, pero nada es seguro". Y ahí radica la belleza.
          Un hombre espiritual carece de carácter. Es libertad, y es muy confuso. Un hombre de carácter tiene las cosas muy claras, pero un hombre que vive en libertad es muy confuso consigo mismo y también con los demás. Pero posee belleza en ello, porque está vivo, siempre palpitando con posibilidades nuevas, con nuevas potencialidades".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 may. 2016

Olvídate del mundo y de las utopías y cámbiate a ti mismo. Y ésta es la belleza: si te cambias a ti mismo habrás empezado a cambiar el mundo, porque al cambiar tú, parte del mundo ha cambiado.

          "Muchos estúpidos están desperdiciando sus vidas contra esto y aquello, en favor de esto y de lo otro, tratando de transformar el mundo entero y posponiendo la única transformación posible: la transformación de uno mismo...
          Sólo existe una posibilidad: tú puedes cambiar...
          Ésta es una comprensión personal. Tú, en el centro más profundo de tu ser, te das cuenta de que es necesario un cambio; tal como eres, vas mal; tal como eres, estás creando un infierno a tu alrededor; tal como eres, eres la auténtica semilla del sufrimiento. Te das cuenta de esto en el centro más profundo de tu ser y ese mismo darse cuenta se convierte en un cambio. Te desprendes de la semilla, te mueves en una dimensión diferente. Es personal. No es cultural.
          Y por eso es tan difícil que te vuelvas religioso. Te gustaría que la sociedad te enseñara. Si la religión pudiera ser enseñada todos nos habríamos vuelto religiosos. Pero la religión no puede ser enseñada, no es una enseñanza; es un salto a lo desconocido. Requiere coraje, no aprendizaje. Y ¿quién puede enseñarte a tener coraje?  Y ¿cómo puede enseñarse el coraje?  O lo tienes, o no lo tienes, de modo que trata de descubrir si tienes coraje. Y si tratas de encontrarlo, descubrirás escondido en tu interior una inmensa posibilidad de coraje. Porque sin coraje, la vida no es posible.
          La vida es un riesgo a cada instante. ¿Cómo vas a poder vivir sin coraje? ¿Cómo vas a poder respirar sin coraje? El coraje está ahí, pero no te das cuenta. Descubre el coraje, acepta la responsabilidad de un compromiso personal. Olvídate del mundo y de las utopías y cámbiate a ti mismo. Y ésta es la belleza: si te cambias a ti mismo habrás empezado a cambiar el mundo, porque al cambiar tú, parte del mundo ha cambiado. Tú eres una parte orgánica del Todo. Incluso si una parte cambia, afectará al conjunto porque el Todo es uno; todo está relacionado.
          Si yo cambio, en cierto modo cambio al mundo entero. El mundo nunca será el mismo porque una parte --una millonésima parte, pero aún así una parte-- ha cambiado, se ha vuelto totalmente distinta, ha dejado de pertenecer a este mundo. Otro mundo ha penetrado a través de mí. La eternidad ha penetrado el tiempo, Dios ha venido a morar en el cuerpo humano. Nada volverá a ser lo mismo, todo cambia a través de mí".

Osho, Yoga: La Ciencia del Alma, Vol. IV

Hay que aprender a desprenderse de lo innecesario. Y el noventa por ciento de la vida corriente es innecesaria; se puede dejar con facilidad.

          "Cuando el árbol está a rebosar de vitalidad, florece. Las flores son un lujo. Sólo cuando tenéis mucho y no podéis contenerlas, se manifiestan hacia fuera.
          La espiritualidad es un florecimiento, es el lujo definitivo. Si estáis a rebosar de vitalidad, sólo entonces algo como una flor dorada florece en vosotros. William Blake tiene razón al manifestar que la energía es deleite. Cuanta más energía tengáis, más deleite experimentaréis.
          La desesperación surge por una pérdida continuada de energía; y las personas han olvidado cómo contenerla. En mil y un pensamientos, preocupaciones, deseos, imaginación, sueños, recuerdos...la energía se pierde. Y también en cosas innecesarias que se pueden evitar.  Cuando no hay necesidad de hablar, la gente sigue hablando. Cuando no hay necesidad de hacer nada, no es capaz de permanecer sentada en silencio. Tiene que "hacer".
          Las personas están obsesionadas con hacer, como si ello fuera algo que embriagara; las mantiene borrachas. Permanecen ocupadas para no tener tiempo para pensar sobre los verdaderos problemas de la vida. Se mantienen atareadas para no tropezar consigo mismas. De lo contrario, tienen miedo al abismo que se abre en su interior. Así es como la energía no cesa de filtrarse y el motivo por el que nunca tenéis suficiente.
          Hay que aprender a desprenderse de lo innecesario. Y el noventa por ciento de la vida corriente es innecesaria; se puede dejar con facilidad. Hay que ser telegráfico, mantener justo lo esencial, y os quedará tanta energía que un día, de pronto, comenzáis a florecer, sin ningún otro motivo".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

El verdadero problema es la pobreza interior. Hasta las personas ricas llevan una vida muy pobre. Sus cuerpos están atiborrados de comida, pero sus almas se mueren de hambre.

          "La vida puede ser una canción, pero uno también puede pasarla por alto; no es inevitable. El potencial existe, pero debe ser realizado. Muchas personas piensan que el día en que nacieron todo acabó. Nada está acabado.
          El día en que uno nace, las cosas no hacen más que empezar. El nacimiento ha de suceder millones de veces en toda vuestra vida: tenéis que nacer una y otra y otra vez.
          El hombre posee tal potencial, tantos aspectos; es multidimensional. Pero las personas nunca exploran su propio ser, por eso la vida es triste, pobre. Esa es la verdadera pobreza. La pobreza exterior no es un gran problema; se puede solucionar, se solucionará. La tecnología ha llegado al punto en que la pobreza va a desaparecer de la faz de la tierra... Pero el verdadero problema es la pobreza interior. Hasta las personas ricas llevan una vida muy pobre. Sus cuerpos están atiborrados de comida, pero sus almas se mueren de hambre. Todavía no han conocido la canción de la vida, no han oído nada de ella. De algún modo continúan existiendo, tirando, arrastrándose, pero no hay júbilo.
          Una gran canción es posible, una gran riqueza es posible, pero uno debe empezar a explorar. Y el mejor modo de explorar la canción de la propia vida es amar; esa es la metodología. Así como la lógica es la metodología de la ciencia, el amor lo es del espíritu. Así como la lógica os hace capaces de penetrar más y más en la materia, el amor os hace capaces de ahondar más y más en la conciencia. Y cuanto más profundo vais, más profundamente son liberadas las canciones. Cuando uno ha alcanzado el mismo núcleo del ser, la totalidad de la vida se convierte en una celebración, en una absoluta celebración".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 may. 2016

¿Qué quiero decir cuando digo "celebra"?

          "Parece que ser desgraciado no necesita ninguna práctica; has nacido para ser desgraciado. Pero, ¿por qué necesitas practicar para ser dichoso? Ambos conforman los dos aspectos de la misma moneda. Si puedes ser desgraciado sin ninguna práctica, puedes ser dichoso sin práctica alguna. Mantente natural, relajado; simplemente siente las cosas y no esperes. ¡Empieza ya! Aunque sientas que no sabes bien cuáles son los pasos correctos, empieza a danzar.
          Y no estoy diciendo que el danzar se vaya a convertir en tu arte. Para un determinado arte puede ser necesario un entrenamiento. Simplemente te estoy diciendo que el danzar es una actitud. Aunque desconozcas cuáles son los pasos correctos, puedes bailar. Y si puedes bailar, ¡a quién le preocupará saber los pasos correctos!  La danza en sí es suficiente. Es un desbordamiento de tu energía. Si se convierte por sí misma en un arte, estupendo; si no, estupendo.  En sí misma es suficiente, más que suficiente. No necesitas nada más...
          Mantente alerta y si quieres mantenerte alerta, celebrar será una gran, una valiosa ayuda. ¿Qué quiero decir cuando digo "celebra"?  Quiero decir que hagas lo que hagas, no lo hagas como un deber; hazlo por amor. No lo hagas como una carga, hazlo como una celebración. Puedes comer como si fuera un deber, con una cara larga, insensible, muerto, aburrido. Puedes ir arrojando la comida dentro de ti sin siquiera saborearla, sin ni siquiera sentirla. Es vida; vives gracias a ella. No seas tan insensible... ¿Cómo vas a tener esa cara tan seria, muerta y aburrida, yendo por la vida como si llevaras una carga?  Cuando digo  "celebra" quiero decir que seas más sensible a todo. En la vida, la danza no debería dejarse a un lado. Toda la vida debería ser una danza, debería convertirse en una danza. Puedes dar un paseo y bailar".

Osho, Yoga: La Ciencia del Alma, Vol. IV

Siente más, huele más, escucha más, toca más, sé más y más sensible.

          "...escucha con más atención, siente más, está más alerta en todo lo que hagas. Mientras te estés bañando, percibe el contacto del agua mojándote, siéntela tanto como puedas. El sentirlo --esa consciencia-- te sacará del ego; te convertirás en un testigo. Si comes, entonces come, pero saboréalo más, aumenta tu sensibilidad, entra más en tu comer y no permitas que tu mente vaya de aquí para allá. Permanece allí, plenamente alerta y poco a poco verás que algo está surgiendo de ese mar de sueño; te estás volviendo más atento, más consciente...
          Así que siente más, huele más, escucha más, toca más, sé más y más sensible...

Osho, Yoga: La Ciencia del Alma, Vol. IV

15 may. 2016

Nunca se te ocurre pensar que eres una conciencia maravillosa.

          "...todo lo que podemos disfrutar en este mundo -los sabores, la belleza, los placeres-, forma parte de lo divino. Lo divino está en el fondo de todas las cosas, y nada podría suceder sin lo divino. Si desaparecieses de tu interior, tu cuerpo no podría saborear nada. Si puedes hacerlo es porque estás presente en tu interior. Si no estuvieses presente en tu interior, no podrías experimentar el olfato. ¿En qué se basan todas las experiencias que tienes del mundo? Se basan en la conciencia que está escondida en tu interior.
          Cuando una flor desprende su perfume, tu atención se dirige hacia ella; sin embargo,  tu atención no se dirige hacia el que experimenta el perfume. Hay tres cosas: la primera es que se ha abierto la flor, la segunda es que ha esparcido su perfume y la tercera es que tú estás sentado o pasas por ahí y experimentas ese perfume. Son tres cosas: la flor, tú y el aroma que se propaga entre ambos. Una cosa es el objeto de conocimiento, la otra es el conocedor, y hay otra que es el conocer...
          Pero tu atención siempre se dirige hacia el objeto, al objeto de conocimiento, a la cosa que conoces. Tus ojos se dirigen a la flor. Dices: "¡Qué flor tan bonita!". Nunca dices: ""¡Qué ser tan maravilloso que es capaz de sentir el aroma!". Nunca se te ocurre pensar que eres una conciencia maravillosa. Simplemente no consigues recordar lo que está escondido en tu interior.
          El perfume de la flor y la flor no tienen tanto valor como el que hace que sea posible experimentarlos. Detrás de todas las experiencias que tienes en tu vida está tu conciencia".

OSHO, Diálogos con el Señor de la Muerte
http://osho-maestro.blogspot.com/

Es muy difícil encontrar a un ser humano feliz. ¿Conoces alguno? El único ser humano feliz es el que está feliz en el momento presente.

          "Lo primero es que te sientes desdichado si no consigues lo que deseas del mundo, independientemente de lo que sea; y en segundo lugar, no te hace feliz aunque lo consigas. Un hombre quiere ser rico; mientras no sea rico, será infeliz y desdichado, pero en cuanto consiga serlo se dará cuenta de que no ha conseguido absolutamente nada. Ha acumulado mucha riqueza, ¿y ahora qué?
          En el pasado, siempre te has sentido infeliz cuando tenías un deseo que no podías cumplir. Pero cuando se cumplen tus deseos, ¿realmente encuentras la felicidad?. No, los deseos te prometen la felicidad siempre que no se cumplan...En cuanto consigues lo que quieres, desaparece la promesa de la felicidad.
          Tengo un amigo que era miembro de la asamblea estatal, y siempre me decía: "Dame tus bendiciones. Es lo único que deseo; bendíceme para que por lo menos consiga ser nombrado viceministro de gabinete".
          Yo le dije: "Lo conseguirás, porque estás tan obcecado con eso que, hasta que no lo consigas, no te permitirá relajarte. Pero si crees que eso te va a hacer más feliz, estás equivocado".
          Cuando se convirtió en viceministro, vino a verme y me dijo: "Ahora sólo tengo un deseo: convertirme en ministro".
          "¿Ser viceministro te ha proporcionado la felicidad que esperabas?", le pregunté.
          "Ser viceministro no tiene ninguna importancia. Pero si me convierto en ministro, es posible". Y se convirtió en ministro, pero ahora habla de ser primer ministro.
          "¿Cuándo vas a parar? -le dije. ¡Aprende de tus experiencias del pasado!".
          
          El hombre es infeliz esté donde esté. Es muy difícil encontrar a un ser humano feliz. ¿Conoces alguno? El único ser humano feliz es el que está feliz en el momento presente. Cualquier persona que piense que la felicidad está en otro sitio, o en algo diferente a lo que tiene en este momento, está destinado a seguir siendo infeliz. Y un ser humano que es feliz donde está es un sannyasin. Un hombre que es infeliz dondequiera que esté es un hombre mundano que siempre está viviendo en el futuro, pensando que la felicidad llegará mañana. Para él, el paraíso es el mañana, y el presente siempre está vacío. Cuando una persona es así malgasta el presente pensando en el futuro. Está sacrificando su presente por el mañana, con el pretexto de alcanzar algún paraíso futuro. ¡El mañana nunca llega! Y cuando llegue, será hoy. Y volverá a sacrificar el hoy por el mañana. De este modo va sacrificando todo su presente hasta que un día llega la muerte".

OSHO, Diálogos con el Señor de la Muerte
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 may. 2016

Las dificultades están siempre. Son parte de la vida. Y es bueno que así sea, de lo contrario no habría desarrollo.

          "Las dificultades están siempre. Son parte de la vida. Y es bueno que así sea, de lo contrario no habría desarrollo.
          Son desafíos. Os provocan a trabajar, a pensar, a encontrar formas de superarlas. El mismo esfuerzo es esencial. De manera que aceptadlas siempre como si fueran bendiciones...
          De forma que nunca toméis una dificultad negativamente. Encontrad algo positivo en ella. La misma piedra que os bloquea el paso puede servir como escalón. Si no hubiera una piedra en el camino, jamás ascenderíais. Y el mismo proceso de subir, de convertirla en un escalón, os proporciona una nueva altitud de ser. De modo que en cuanto pensaís en la vida de manera creativa, todo se vuelve útil y todo tiene algo que aportaros. Nada carece de sentido".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

Si perteneces a la misma fuente, igual que todas las olas del océano, entonces ¿qué sentido tiene el conflicto, la competencia, los sentimientos de superioridad, inferioridad y demás tonterías?

          "Cada ser es una canción de Dios: único, individual, incomparable, irrepetible, pero que procede de la misma fuente. Cada canción posee su propio sabor, su propia belleza, su propia música, su propia melodía, pero el cantor es el mismo. Todos somos canciones diferentes del mismo cantor, gestos diferentes del mismo bailarín.
          Empezar a sentir es meditación. Entonces el conflicto desaparece, los celos se vuelven imposibles, la violencia impensable...Si perteneces a la misma fuente, igual que todas las olas del océano, entonces ¿qué sentido tiene el conflicto, la competencia, los sentimientos de superioridad, inferioridad y demás tonterías? Nadie es superior ni inferior: todo el mundo es, simplemente, él o ella misma..."

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

No estáis en contacto con vuestro hara.

          "Si sentís que osciláis un poco a izquierda y derecha y no sabéis dónde está vuestro centro, eso simplemente demuestra que ya no estáis en contacto con vuestro hara, de modo que debéis crear ese contacto.
          Por la noche, cuando os vayáis a dormir, echaos en la cama, apoyad las dos manos cinco centímetros por debajo del ombligo y presionad un poco. Luego empezad a respirar, respirad hondo, y sentiréis cómo ese centro sube y baja con la respiración. Sentid toda la energía que tenéis ahí como si os encogierais y existierais como un pequeño centro, como una energía muy concentrada. Hacedlo durante diez minutos o quince minutos, y luego quedaos dormidos.
          Podéis quedaros dormidos mientras lo hacéis; eso os ayudará. Entonces ese proceso de centramiento persistirá toda la noche. Una y otra vez el inconsciente irá a centrarse ahí. De modo que sin que lo sepáis, toda la noche entraréis en un contacto profundo de muchas maneras con ese centro.
          Por la mañana, en cuanto sintáis que el sueño se ha desvanecido, no abráis los ojos. Llevad una vez más las manos hasta ese punto, empujad un poco y empezad a respirar; sentid otra vez el hara. Hacedlo durante diez o quince minutos y luego levantaos. Realizadlo cada noche, cada mañana. A los tres meses empezaréis a sentiros centrados".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 may. 2016

Habría que permitir al menos dos meditaciones: una inactiva y una activa.

          "A veces sucede que uno puede volverse adicto a un solo tipo de meditación. Eso provoca un cierto empobrecimiento. Se debería permitir que muchas dimensiones penetren en el ser. Habría que permitir al menos dos meditaciones: una inactiva y una activa. Es un requisito básico; de lo contrario la personalidad se vuelve sesgada.
          Observar es un proceso pasivo...No es acción; es una especie de no-acción. Es una meditación budista...muy buena, pero incompleta. De modo que los budistas se han vuelto muy sesgados. Se transformaron en seres muy serenos, pero han pasado por alto una cosa...lo que yo llamo felicidad.
          El budismo es uno de los enfoques más hermosos...pero incompletos. Le falta algo. Carece de misticismo, de poesía, de romance; es casi pura matemática, una geometría del alma, pero no poesía del alma. Y a menos que podáis bailar, jamás quedaréis satisfechos. Guardad silencio, pero emplead dicho silencio como una aproximación a la felicidad.
          Realizad algunas meditaciones de danza, de canto, de música, para que al mismo tiempo, una al lado de la otra, vuestra capacidad de disfrutar, de estar gozosos, también se incremente".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 may. 2016

Basta con un compromiso: el compromiso con este momento.

          "La mente siempre se aferra... y es bueno desprenderse de eso. Cada día es nuevo, cada momento es nuevo. Y después de cada momento nos adentramos en un mundo diferente, por lo que habría que estar preparado para que nada nos sujetara. El pasado simplemente debería desaparecer... deberíais morir continuamente al pasado. No perdáis el tiempo. Morid a lo que ha desaparecido; ya no está aquí.
          De lo contrario, a medida que os aferráis a lo que ya no existe, incluso cuando algo nuevo se haya terminado, os estaréis aferrando a eso. Así es como la mente no deja de perderse cosas. Manteneos siempre fieles al presente. Permaneced comprometidos con este momento... no existe otro compromiso.
          Basta con un compromiso: el compromiso con este momento, con el aquí y el ahora".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

La perfección es la muerte, de modo que las personas perfeccionistas son suicidas.

          "En cuanto empezáis a pensar que algo está completo, comenzáis a morir. La perfección es la muerte, de modo que las personas perfeccionistas son suicidas. Quieren suicidarse, de ahí que quieran ser perfectas. Es un modo indirecto de suicidarse.
          Nada jamás es perfecto. No puede serlo, porque la vida es eterna. Nada concluye jamás; no hay conclusión en la vida... sólo cumbres más y más elevadas. Pero en cuanto llegáis a una cumbre, otra os está desafiando, llamándoos, invitándoos.
          Así que recordad siempre... allí donde estéis es un comienzo, siempre un comienzo. Entonces uno siempre sigue siendo un niño...virgen. Y ahí radica todo el arte de la vida... mantenerse virgen, fresco y joven, no corrompido por la vida, por el pasado, por el polvo que generalmente se arracima en los caminos durante el viaje. Recordad, cada momento abre una puerta nueva..."

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/