21 mar. 2017

Haz que cada momento sea sagrado.

"Que nunca les molesten los negativos. Ustedes enciendan la vela, y la oscuridad desaparecerá por sí misma.

No intentes luchar con la oscuridad. No hay manera de hacerlo, porque no existe... ¿cómo puedes luchar contra la oscuridad?  Simplemente con encender una vela, desaparece. Así que olvídate de ella, olvídate del temor. Olviden todas esas cosas negativas que por lo general acosan a la mente humana. Simplemente enciendan una vela de entusiasmo.

Lo primero que deben hacer por la mañana es levantarse con gran entusiasmo, con la decisión de que hoy van a vivir de verdad con gran deleite... y entonces empiecen a vivir con gran deleite. Tomen el desayuno, pero háganlo como si estuvieran ingiriendo a Dios. Se convierte en un sacramento. Tomen un baño, pero Dios está dentro de ustedes; le están dando un baño a Dios. Entonces su pequeño cuarto de baño se convierte en un templo y el agua que les ducha es un bautismo.

Levántense cada mañana con gran decisión, con certidumbre, con claridad, con una promesa a ustedes mismos de que hoy va a ser un día tremendamente hermoso y de que van a vivirlo al máximo. Y cada noche, cuando se vayan a la cama, recuerden otra vez cuántas cosas hermosas les han sucedido durante el día. El hecho de recordarlas les ayuda a que regresen al día siguiente. Simplemente recuerden y luego quédense dormidos recordando los momentos hermosos que sucedieron hoy. Tus sueños serán más hermosos.Tendrán tu entusiasmo, y empezarás a vivir en los sueños también con una nueva energía. Haz que cada momento sea sagrado".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

20 mar. 2017

Este mundo es muy extraño, algo está fundamentalmente equivocado en él. No debería ser así; la persona feliz debería tener más amigos. Pero hazte feliz y la gente se vuelve celosa contigo, ya no es amable.

“Cuando eres desdichado eres un conformista.  A la sociedad le encanta, la gente te respeta, tienes gran respetabilidad, puedes incluso volverte un santo; de ahí que tus santos sean todos desdichados. El malestar está escrito ampliamente en sus caras, en sus ojos. Como son desdichados están contra toda la alegría. Condenan toda la alegría como hedonismo; condenan cada posibilidad de alegría como pecado. Son desdichados, y quisieran ver al mundo entero desdichado. De hecho solamente en un mundo miserable se puede pensar en ellos como santos. En un mundo feliz tendrían que ser hospitalizados, tratados mentalmente. Son patológicos.

Examina tu malestar y encontrarás que tiene ciertas cosas fundamentales. Una: te da respeto. La gente se siente más amigable contigo, más compasiva. Tendrás más amigos si eres desdichado.

Este mundo es muy extraño, algo está fundamentalmente equivocado en él. No debería ser así; la persona feliz debería tener más amigos. Pero hazte feliz y la gente se vuelve celosa contigo, ya no es amable. Se sienten engañados; tú tienes algo que no está al alcance de ellos. ¿Por qué eres feliz? Así que a través de los tiempos hemos aprehendido un mecanismo sutil: a reprimir la felicidad y a expresar la tristeza. Se ha convertido en nuestra segunda naturaleza.

Mis sanyasins tienen que abandonar todo este mecanismo. Tienes que aprender a ser feliz, y tienes que aprender a respetar a la gente feliz y tienes que aprender a prestar más atención a la gente feliz, recuerda. Este es un gran servicio a la humanidad.

No te compadezcas demasiado de la gente que es desdichada.

Si alguien es desdichado, ayuda, pero no te compadezcas. No le des la idea de que la miseria es algo que vale la pena. Hazle saber perfectamente bien que le estás ayudando, pero “no es por respeto, es simplemente porque eres desdichado”. Y tú no estás haciendo otra cosa que un intento de sacar al hombre de su malestar, porque el malestar es feo. Deja que la persona sienta que el malestar es feo, que ser desdichado no es algo virtuoso, que “tú no estás haciendo un gran servicio a la humanidad”.

Sé feliz, respeta la felicidad, y ayuda a que la gente entienda que la felicidad es la meta de la vida: Sat -Chit-Anand.

Los místicos orientales han dicho que lo divino tiene tres cualidades. Es sat.: Es la verdad, el ser. Es chit,: consciencia, estar alerta. Y, finalmente, la cima más alta es anand: dicha. Dondequiera que hay dicha, lo divino es.

Siempre que veas a una persona dichosa, respétala, es sagrada.

Y donde quiera que sientas que en un lugar de reunión hay dicha, festividad, piensa en él como un lugar sagrado.

Tenemos que aprender un idioma totalmente nuevo, sólo entonces esta vieja humanidad putrefacta se puede cambiar. Tenemos que aprender el idioma de la salud, de la totalidad, de la felicidad.

Va a ser difícil porque hemos hecho grandes inversiones.

Por eso es tan difícil ser feliz y tan fácil ser desdichado".

Osho, The Book of Wisdom

Ningún libro puede ayudar a que te relajes, a menos que leas tu propio ser interior.

“Recuerda dos palabras: una es acción, la otra es actividad. La acción no es actividad; la actividad no es acción. Sus naturalezas son diametralmente opuestas. Acción es cuando la situación lo demanda, tú actúas, tú respondes. Actividad es cuando la situación no interesa, no es una respuesta; te encuentras tan impaciente dentro de ti que la situación es solamente un pretexto para estar activo.

La acción surge de una mente silenciosa; es la cosa más bella del mundo. La actividad surge de una mente sin reposo; es lo más feo. Actúa más, y permite que las actividades caigan por su propio peso. Poco a poco habrá una transformación en ti. Toma tiempo, necesita asentarse, pero tampoco hay prisa.

Ahora puedes entender lo que significa la relajación. Significa que no hay impulso de actividad en ti. La relajación no quiere decir recostarse como un cadáver; y tú no puedes recostarte como un cadáver; sólo puedes fingirlo.  ¿Cómo puedes recostarte como un cadáver?  Estás vivo; sólo puedes fingir.  La relajación te llega cuando no hay impulso de actividad;  la energía está en casa, sin moverse hacia ninguna parte. Si surge cierta situación tu actuarás, eso es todo, pero no estás buscando algún pretexto para actuar. Estás a gusto contigo mismo. Relajación significa estar en casa.

La relajación no es sólo del cuerpo, no es sólo de la mente, es de todo tu ser.

Te encuentras demasiado en actividad; cansado, disipado, agotado, bloqueado, por supuesto. La energía vital no se mueve. Sólo hay bloqueos y bloqueos y bloqueos. Y cuando haces algo, lo haces en estado de locura. Por supuesto, surge la necesidad de relajarse. Por esto, cada mes se escriben tantos libros sobre relajación, ¡y yo nunca he visto que una persona llegue a relajarse leyendo un libro sobre relajación! Se vuelve más agitada, pues ahora toda su vida de actividad permanece intocable. Su obsesión por estar activa está ahí, su enfermedad está ahí, y él pretende estar en un estado relajado, así que se recuesta. Tanta confusión por dentro, un volcán listo para hacer erupción, y él se está relajando, siguiendo las instrucciones de un libro: cómo relajarse.

Ningún libro puede ayudar a que te relajes, a menos que leas tu propio ser interior; y entonces la relajación no es un deber. La relajación es una ausencia, una ausencia de actividad, no de acción.

¡No hagas nada!  No se necesita ninguna postura de yoga;  no se necesitan distorsiones ni contorsiones del cuerpo. '¡No hagas nada!';  sólo es necesaria la ausencia de actividad.  ¿Y cómo llegará esto?  Llegará tras la comprensión.

La comprensión es la única disciplina. Comprende tus actividades y, de repente, en medio de la actividad, si te haces consciente, se detendrá. Si te haces consciente de por qué lo estás haciendo, se detendrá. Y ese detenerse es lo que Tilopa quiere decir.

Relajación significa que este momento es más que suficiente, más de lo que se puede pedir y esperar. Nada que pedir, es más que suficiente, más de lo que puedes desear. Entonces la energía no se mueve a ninguna parte. Se convierte en un estanque apacible. Te disuelves en tu propia energía. Este momento es relajación. La relajación no es ni del cuerpo ni de la mente, la relajación pertenece a la totalidad. Esto es lo que los budas siguen diciendo: ‘Vuélvete libre de deseos’, porque saben que si existe el deseo, no te puedes relajar.

La relajación no es una postura; la relajación es una transformación total de tu energía”.

Osho, Tantra: The Supreme Understanding

19 mar. 2017

Aprende a ser más sensible.

"En eso consiste todo el esfuerzo del yoga: en hacer que tu cuerpo reviva, que se sensibilice, que sea nuevamente joven, en poner tus sentidos al máximo de su funcionamiento. Entonces uno funciona sin tabús a su alrededor; entonces la lucidez, la gracia, la belleza fluyen. El afecto aflora nuevamente, abiertamente, y tiene lugar el crecimiento. Uno es constantemente nuevo, joven, y está siempre viviendo una aventura. El cuerpo se torna orgásmico. El gozo te rodea. A través del gozo desaparece la primera corrupción; de ahí mi insistencia en gozar, en celebrar, en disfrutar de la vida, en aceptar el cuerpo. Y no sólo en aceptarlo, sino en estar agradecido de que Dios te haya dado un cuerpo tan hermoso, un cuerpo tan sensible, con tantas puertas para relacionarse con la realidad: ojos y oídos y nariz y tacto.  Abre todas estas ventanas y deja que la brisa de la vida te traspase, permite que el sol de la vida brille en tu interior. Aprende a ser más sensible. Utiliza toda oportunidad de ser sensible para soltar el primer filtro...

Cuando estés sentado sobre la hierba, cierra tus ojos y vuélvete hierba: sé hierba. Siente que eres la hierba, siente el verdor de la hierba, siente la humedad de la hierba. Siente el sutil aroma que va liberando la hierba. Siente las gotas de rocío sobre la hierba, siéntelas como si estuvieran sobre ti. Siente los rayos del sol jugueteando sobre la hierba. Durante unos instantes piérdete en ello y adquirirás una nueva sensación de tu cuerpo. Y haz esto mismo en todo tipo de situaciones: en un río, en una piscina, tumbado bajo los rayos del sol en la playa, contemplando la luna por la noche, tumbado con los ojos cerrados sobre la arena y sintiendo la arena. Hay millones de oportunidades para hacer que tu cuerpo reviva nuevamente.  Y sólo tú puedes hacerlo. La sociedad ha hecho su trabajo de corrupción, tú tendrás que deshacerlo. Y cuando empieces a oír, ver,  toca y oler a través del gozo, entonces escucharás la realidad, entonces verás la realidad, entonces olerás la realidad".

Osho, De la medicación a la meditación

15 mar. 2017

Sólo a través del amor a uno mismo resulta posible el amor altruista.

"La primera amistad ha de ser con uno mismo, y en muy contadas ocasiones encontrarás a una persona que sea amigable hacia sí misma. Somos enemigos para nosotros mismos y en vano esperamos poder ser amigos de otros.

Se nos ha enseñado a condenarnos. El amor a uno mismo se ha considerado como un pecado. No lo es. Es el cimiento de los demás amores, su misma fundación. Sólo a través del amor a uno mismo resulta posible el amor altruista. Porque el amor a uno mismo ha sido condenado, todas las demás posibilidades de amor han desaparecido de la Tierra. Ha sido una estrategia muy astuta para destruir el amor.

Es como si le dijeras a un árbol: "No te nutras de la Tierra; eso es un pecado. No te nutras de la Luna y del Sol y de las estrellas; eso es egoísmo. Sé altruista... sirve a otros árboles".   Parece lógico, y ahí radica el peligro. Parece lógico: si quieres servir a otros, entonces sacrifícate; el servicio significa sacrificio. Pero si un árbol se sacrifica, morirá, no será capaz de servir a ningún otro árbol; no será capaz de existir.

Al hombre se le ha enseñado: "No te ames a ti mismo". Ese casi ha sido el mensaje universal de las así llamadas religiones organizadas... todas las religiones organizadas han tenido una enseñanza: condenaos, sois pecadores, no valéis nada.

Y debido a esa condena. el árbol del hombre se ha encogido, ha perdido lustre, ya no puede regocijarse. La gente se arrastra de algún modo. La gente no tiene raíces en la existencia... está desarraigada. Intenta ser de ayuda a otros sin conseguirlo, porque ni siquiera ha sido amigable consigo misma".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

14 mar. 2017

Acepta el hecho de que somos extraños.

“Tienes que aceptar el hecho de que estás viviendo solo, posiblemente con las multitudes, pero estás viviendo solo; posiblemente con tu esposa, novia, novio, pero ellos están solos en su soledad, tú estás solo en tu soledad y esas soledades no se tocan la una a la otra, nunca se tocan mutuamente.

El que vivas con alguien más quizás por veinte, treinta años, cincuenta años, da lo mismo; seguiréis siendo unos extraños. Por siempre seréis unos extraños. Acepta el hecho de que somos extraños, que no sabes quién eres tú, que no sabes quién soy yo. Yo mismo no sé quién soy, ¡cómo entonces puedes saberlo tú? Pero las personas presumen de que la esposa conoce al marido, el marido asume que la esposa tendría que conocer al marido. Todo el mundo actúa como si cada quien fuera un captador de mentes, y que uno tendría que conocer antes de que tú lo digas, tus necesidades, tus problemas. Él tendría que saberlo, ella tendría que saberlo, y ellos tendrían que hacer algo. Ahora bien, todo esto es una tontería.

Nadie te conoce, ni siquiera tú mismo, así que no esperes que alguien más tenga que conocerte; no existe la posibilidad en la naturaleza misma de las cosas. Somos extraños. Quizás por casualidad nos hemos conocido y estamos juntos, pero nuestra soledad está ahí. No lo olvides, porque tienes que trabajar en ello. Sólo a partir de ahí está  tu redención, tu salvación. Pero estás haciendo precisamente lo opuesto: ¿Cómo olvidar tu soledad? El novio, la novia van al cine, al partido de fútbol; se pierden en la muchedumbre, bailan en la disco, te olvidas de ti mismo, bebes alcohol, tomas drogas pero, de alguna manera no permites que esta soledad llegue a tu mente consciente, y allí yace todo el secreto.

Tienes que aceptar tu soledad, la cual no puedes esquivar de manera alguna. y no hay forma de cambiar su naturaleza. Es tu realidad auténtica. Es lo que eres tú”.

Osho, From Unconsciousness to Consciousness

11 mar. 2017

¡Sé que el miedo es natural!...La diferencia está en que el hombre valiente sigue a pesar del miedo, y el cobarde se detiene debido al miedo.

“¡Sé que el miedo es natural! Pero no dejes que te atrape. Déjalo a un lado. Sigue adelante a pesar de él. Siempre recuerda: la diferencia entre un hombre valiente y uno cobarde no está en que el hombre valiente no tiene miedo y el cobarde lo tiene, no. Esa no es la diferencia. ¡Ambos tienen miedo en la misma proporción! Entonces, ¿dónde está la diferencia? La diferencia está en que el hombre valiente sigue a pesar del miedo, y el cobarde se detiene debido al miedo. ¡Los dos tienen miedo!

Si puedes encontrar un hombre valiente que no tenga miedo, entonces ¿quién le llamará valiente? Será una máquina, no un hombre. Sólo las máquinas no tienen miedo. Pero no llamas a las máquinas valientes. ¿Cómo puedes llamar  a una máquina valiente? Coraje simplemente significa que algo está pasando a pesar del miedo. El miedo está ahí, el temblor está ahí, pero no está deteniéndote, no estás siendo bloqueado por ello. Lo usas como un trampolín. Agitándote, temblando, pero aún así sigues hacia lo desconocido.

¡Las dos posibilidades existen en cada ser humano! Miedo y coraje. Todo depende del  que escojas entre los dos. Nunca elijas el miedo. Te incapacita. Te paraliza. Te destruye sin darte una oportunidad de resurrección. El coraje también te destruirá, pero esa destrucción es muy creativa; te dará un renacimiento.

El miedo y el coraje, los dos destruyen, pero el miedo simplemente destruye. La semilla simplemente se pudre.  Cuando siembras la semilla del coraje en el barro, entonces también muere, pero no se pudre. Se muere… muere en un nuevo fenómeno. Un brote sale.

El coraje te matará tanto como el miedo, pero el miedo simplemente te matará sin darte una nueva vida. El coraje te dará una nueva vida. Elige el coraje; siempre elige el coraje".

Osho, Walk Without Feet, Fly Without Wings and Think Without Mind

Una vez que aprendes el arte de confiar, toda preocupación desaparece.

“Si confías,
todo lo que te ocurra te ayudará a crecer.
La vida te proveerá de todo.
Sea lo que sea que necesites en un momento dado,
te será dado,
justo en ese momento.
Te viene justo en el momento en que lo necesitas,
nunca antes ni después.
Cuando lo necesitas te viene.
¡Es instantáneo!
Esta es la belleza de confiar.
Poco a poco irás viendo cómo la existencia te va dando,
te va cuidando.
No eres indiferente a la existencia.
No eres en absoluto ignorado por ella.
No te preocupes innecesariamente;
la existencia te provee de todo lo que necesitas.
Una vez que aprendes el arte de confiar,
toda preocupación desaparece”.

Osho, The Wisdom of the Sands

9 mar. 2017

La sensibilidad tiene que crecer. Cada uno de tus sentidos tiene que estar vivo. Entonces puedes experimentar esta técnica.

“Esta técnica está basada en la sensibilidad interior. Primero, aumenta tu sensibilidad. Cierra tus puertas, simplemente, pon la habitación a oscuras y enciende una pequeña vela. Siéntate junto a la vela con una actitud muy amorosa, mejor, con una actitud de orar. Primero, toma un baño, échate agua fría en los ojos, luego siéntate con una actitud de orar frente a la vela. Mírala y olvida todo lo demás. Mira simplemente la pequeña vela, la llama y la vela. Continúa mirándola. Después de cinco minutos sentirás que muchas cosas están cambiando en la vela. No hay cambios en la vela, recuerda; tus ojos están cambiando.

Con una actitud amorosa, con el mundo puesto a un lado por completo, con una concentración total, con un corazón que siente, continúa mirando a la vela y a la llama, nada más. Entonces descubrirás colores nuevos alrededor de la llama, nuevos matices de los que nunca habías estado consciente que estuvieran allí. Están allí; todo el arco iris está presente. Donde quiera que haya luz, el arco iris está presente, porque la luz es todo color. Tú necesitas una sensibilidad sutil. Siéntela, simplemente y continúa mirándola. Continúa mirándola aunque empiecen a salir lágrimas. Esas lágrimas ayudarán a que tus ojos estén más frescos.

La sensibilidad tiene que crecer. Cada uno de tus sentidos tiene que estar vivo. Entonces puedes experimentar esta técnica. 'Siente el cosmos como una presencia traslúcida siempre viva'. La luz está en todas partes; con muchos, muchos matices, formas, la luz se produce en todas partes. ¡Mírala! Y en todas partes hay luz, porque todo el fenómeno se basa en el fundamento de la luz. Mira una hoja o una flor o una roca y tarde o temprano sentirás que salen rayos de ella. Espera pacientemente, nada más. No tengas prisa porque nada se te revela cuando tienes prisa.

Espera en silencio por lo que sea, y descubrirás un nuevo fenómeno que siempre ha estado presente, pero del cual no has estado atento, no has estado consciente. Tu mente se volverá completamente silenciosa a medida que sientas la presencia de la existencia siempre viva. Tú sólo serás una parte de ella, sólo una nota en una gran sinfonía. Sin limitaciones, sin tensiones...la gota ha caído en el océano. Sin embargo, al comienzo será necesaria mucha imaginación, y el entrenamiento con la sensibilidad será muy útil.

Todas estas técnicas cambian también la química de tu cuerpo. Si sientes todo el mundo como si estuviera lleno de vida, de luz, entonces estás cambiando la química de tu cuerpo. Y ésta es una reacción en cadena. Cuando la química de tu cuerpo cambia, tú puedes mirar al mundo y éste parecerá más vivo. Y si parece más vivo tu química corporal cambiará otra vez y entonces se vuelve una cadena".

Osho, The Book of Secrets

8 mar. 2017

Si uno se toma la vida como una brisa, entonces no se aferra ni se apega a ella, no hay obsesión, uno simplemente permanece disponible, y cualquier cosa que suceda es buena.

"La brisa llega como un susurro. No hace ruido ni proclamas; llega muy silenciosamente, no puedes oírla...de pronto está ahí. Y así es como llega Dios, la verdad, la felicidad, el amor.. todos llegan como un susurro, sin trompetas ni redobles de tambor. De pronto llegan sin siquiera tener una cita, sin preguntarte si pueden entrar. De repente están ahí. Y así es como llega la brisa: hace un momento no está, y al siguiente la tienes ahí.

Y lo segundo es que así como viene, se va; no puedes contenerla ni aferrarte a ella. No existe modo de hacerlo. Disfrútala mientras esté ahí, y cuando se vaya, déjala. Dale las gracias por haber aparecido. No sientas ningún encono ni ninguna queja. Cuando se va, se va; no se puede hacer nada al respecto.

Pero a todos nos gusta aferrarnos. Cuando llega el amor somos muy felices, pero cuando se va, nos sentimos muy dolidos. Eso es ser muy inconscientes, desagradecidos, es no saber comprender.

Recuerden, viene de una manera y ahora se va del mismo modo. No pidió permiso para venir... ¿por qué debería preguntar si puede irse?  Fue un regalo del más allá...misterioso, y ha de irse de igual forma misteriosa.

Si uno se toma la vida como una brisa, entonces no se aferra ni se apega a ella, no hay obsesión, uno simplemente permanece disponible, y cualquier cosa que suceda es buena".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

Cualquier cosa que te haga danzar y cantar hasta que desaparezcas en tu danza, en tu canto, en tu celebración… esto es la única religión que conozco.

“Permite que éste sea tu criterio:
Cualquier cosa que te haga ser alegre,
cualquier cosa que te invite a la celebración,
cualquier cosa que te haga danzar y cantar hasta que desaparezcas en tu danza,
en tu canto,
en tu celebración…
esto es la única religión que conozco.
No se necesita ningún dios,
no se necesita ni el cielo ni el infierno.
Todo lo que se necesita es simplemente comprender que la mente es la fuente de la negatividad”.

Osho, The Rebellious Spirit

6 mar. 2017

Cuando te sientas triste, simplemente obsérvalo. Se trata sólo de química, tú eres consciencia.

"A menos que te vuelvas un observador,
a menos que te conviertas en un testigo de tus propios estados mentales...
Esto es lo que yo llamo meditación.
Y estas situaciones son grandes oportunidades:
cuando te sientas triste,
simplemente obsérvalo.
Se trata sólo de química,
tú eres consciencia.
No te mezcles con la química;
no te identifiques con la química.
Es psicología,
es química,
es biología;
tú eres consciencia,
un observador.

Poco a poco irás permaneciendo centrada,
enraizada,
sin que nada te afecte aún cuando toda tu química pierda los estribos.
Y esto es válido tanto para el hombre como para la mujer".

Osho, De la medicación a la meditación

5 mar. 2017

Cuida cada palabra que digas.

"Cuida cada palabra que digas.
Nuestra lengua y nuestra manera de hablar son tales que,
adrede o inadvertidamente,
realizamos declaraciones absolutas.
Jamás hagas eso.
Utiliza más el "quizá".
Duda más.
Emplea más el "quizá" y el "tal vez",
y permítele a los otros toda la libertad
para decidir por su propia cuenta.

Pruébalo durante un mes.
Tendrás que estar muy alerta,
porque hablar en términos absolutos es un hábito muy arraigado,
pero con atención se puede abandonar.
Entonces verás que las discusiones se desvanecen
y ya no hay necesidad de defender nada".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

4 mar. 2017

La vida, en sí misma, no vale nada a menos que haya dicha, a menos que haya danza, a menos que haya alguna creatividad, a menos que haya amor.

"La vida,
en sí misma,
no vale nada
a menos que haya dicha,
a menos que haya danza,
a menos que haya alguna creatividad,
a menos que haya amor.
La vida,
en sí misma,
no tiene sentido;
vivir sin más no tiene sentido.
Llega un punto,
cuando uno ha vivido,
llega un punto en el que es natural morir,
en el que es hermoso morir.
Al igual que,
cuando has estado trabajando todo el día,
llega un punto en el que te quedas dormido.
La muerte es una especie de sueño,
un sueño profundo".

Osho, De la medicación a la meditación

Yo enseño a la gente a vivir intensamente para que puedan trascender rápidamente sus deseos.

"Yo enseño a la gente a vivir intensamente
para que puedan trascender rápidamente sus deseos,
su agitación.
Si viven miserablemente,
como vive mucha gente,
entonces no hay esperanza de que puedan experimentar la trascendencia en esta vida".

Osho, Más allá de la psicología

2 mar. 2017

Cuando comprendan que la vida jamás estará confinada ni orientada a un objetivo, entonces fluirán sin temor en todas las direcciones. Como no hay fracaso, tampoco hay éxito...ni frustración.

"Si se sienten frustrados es por el objetivo mental que han impuesto sobre la vida. Cuando han alcanzado dicho objetivo, la vida la ha abandonado... de los ideales y objetivos sólo queda un caparazón vacío y de nuevo se ven frustrados. La frustración la crean ustedes.

Cuando comprendan que la vida jamás estará confinada ni orientada a un objetivo, entonces fluirán sin temor en todas las direcciones. Como no hay fracaso, tampoco hay éxito...ni frustración. Cada momento se convierte en un momento intrínseco en sí mismo; no conduce a ninguna parte, no ha de ser empleado como un medio para alcanzar un fin... posee un valor intrínseco.

Cada momento es un diamante, y pasan de un diamante a otro...pero nada tiene un final. La vida permanece viva...no hay muerte. El final significa muerte, la perfección significa muerte, alcanzar un objetivo significa muerte. La vida no conoce la muerte...no deja de cambiar de formas. Es un infinito, pero sin objetivo".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

Todo el tiempo nos influimos mutuamente. Y la persona que es consciente elige amigos y compañías que elevan su energía.

"...hay personas que sientes que te sofocan, de las cuales sientes como si estuvieran chupando energía. Aunque no te hayan estado haciendo nada malo, cuando se van descubres que te sientes más relajado y cómodo.

También te encuentras con el tipo opuesto de personas, esas que cuando te las encuentras hacen que te sientas más dichoso y más sano. Si estabas triste, tu tristeza desaparece; si estabas enfadado, tu enfado desaparece, Estas son las personas cuya energía se está moviendo hacia centros más elevados. Su energía afecta tu energía. Todo el tiempo nos influimos mutuamente. Y la persona que es consciente elige amigos y compañías que elevan su energía.

Hay un punto que está muy claro: hay personas que te chupan la energía. ¡Evítalas! Es bueno tener claro: diles adiós. No hay necesidad de sufrir, porque son personas peligrosas..."

Osho, De la medicación a la meditación

1 mar. 2017

Si el amor no viene de vuelta a ti, no te sentirás herido, porque sólo una persona que se ha convertido en amor puede amar.

"En el momento en que entiendes lo que es el amor, tu experiencia de lo que es el amor, te conviertes en amor. Entonces no queda en ti la necesidad de ser amado y tampoco hay necesidad de ti de amar. Amar será para ti una experiencia simple y espontánea, como respirar. No puedes hacer nada más; simplemente amas.

Si el amor no viene de vuelta a ti, no te sentirás herido, porque sólo una persona que se ha convertido en amor puede amar. Sólo puedes dar lo que tienes. Pedir a la gente que te quiera, a gente que no tiene amor en su vida, a gente que no ha llegado al origen de su ser donde el amor tiene su altar, ¿cómo pueden amarte? Pueden aparentar. Pueden decirlo, pueden incluso creerlo, pero antes o después estas cosas van a...; se va a saber que sólo es una apariencia, que sólo es una actuación, que es hipocresía...

Desde el principio habéis sido dos mendigos mendigando uno al otro, y lo único que ambos tenéis son cuencos de mendigar vacíos.

Ambos aparentan que pueden dar, pero su deseo básico es recibir. No puedes dar lo que no tienes.

Y los que lo tienen  --esto hay que comprenderlo muy claramente--, los que han encontrado la fuente del amor dentro de sí mismos ya no necesitan ser amados. Sin embargo, serán amados.

Amarán por la simple razón de que tienen demasiado; de la misma forma que una nube de lluvia quiere llover, de la misma forma que una flor quiere liberar su fragancia, sin deseo de conseguir nada. La recompensa del amor está en amar, no en recibir amor.

Y estos son los misterios de la vida: si una persona se siente compensada sólo con amar a los demás, los demás le amarán. Porque estando en contacto con ella, poco a poco empezarán a encontrar la fuente del amor dentro de sí mismos. Ahora conocen al menos a una persona que derrama amor y ese amor no surge de la necesidad. Y cuanto más comparte y derrama su amor, más crece la otra persona...

una vez que estés libre del deseo de amar y de ser amado, amarás; pero no será un deseo, será un rebosar de energía. Y serás amado, pero no será una expectativa, será una sorpresa".

Osho, Más allá de la psicología