19 may. 2015

La única forma de que Dios reviva es tener raíces en la tierra; y eso es lo que quiero decir con alegría, canción, celebración.

          "La persona realmente religiosa es muy terrenal, tiene que serlo, de lo contrario no tendría raíces. De ahí que yo enseñe el arraigo a la tierra. Yo enseño la tierra porque sé que sólo si nuestras raíces crecen en la tierra seremos capaces de elevarnos por encima de las nubes. Surgirán las flores, pero sólo si tienen cada vez raíces más profundas.
          De modo que para mí, lo mundano y lo sagrado no son cosas muy diferentes, son dos caras de la misma moneda. De ahí que cantar, danzar, amar, la creatividad, la alegría y la risa no estén en contra de lo sagrado. Son una parte, una parte intrínseca de ella, no una pequeña parte, justo la mitad, y la primera mitad.  Si la primera mitad está ahí, la segunda mitad surgirá automáticamente. No se pueden separar. Sin embargo, en el pasado,  la segunda mitad se hizo más importante; no sólo más importante, se vació de la primera parte. Así es como murió la religión. Así es como murió Dios en la tierra, Dios se convirtió en un árbol sin raíces.
          Dios puede revivir, pero la única forma de que Dios reviva es tener raíces en la tierra; y eso es lo que quiero decir con alegría, canción, celebración".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

Estar vivo es un regalo muy grande, pero la gente es muy desagradecida; se han olvidado de dar gracias.

          "Estar vivo es un regalo muy grande, pero la gente es muy desagradecida; se han olvidado de dar gracias. Nunca se sienten admirados ante la existencia, nunca se sienten tan agradecidos que necesitan postrarse sobre la tierra...
          Recuerda: los animales pueden jugar, pero sólo el ser humano puede celebrar... Celebración es agradecimiento; es oración surgida de la gratitud. Es un reconocimiento del don que nos ha sido dado..., es comprensión. Es un rebosar de amor por la existencia que tanto ha hecho por nosotros. Es tan festivo el simple hecho de estar vivos. Aunque sólo sea por un momento, sentir la lluvia, ver el sol y estar en la playa, aunque sólo sea por un momento ver las estrellas..., es suficiente para que una persona se vuelva religiosa".

Osho, El juego de la vida

15 may. 2015

Medita, encuentra tu propio centro primero. Antes de poder relacionarte con otra persona, relaciónate contigo mismo. Éste es el requisito básico que hay que cumplir. Sin esto, nada es posible. Con esto, nada es imposible.

          "Yo pongo énfasis en los verbos, no en los sustantivos... la vida es un verbo. La vida no es un sustantivo, en realidad es "viviendo", no "vida". No es "amor", es "amando". No es "relación", es "relacionando". No es una canción, es cantando. No es un baile, es bailando.
          Observa la diferencia, saborea la diferencia. Un baile es algo completo; ya se han dado los últimos toques, ya no queda nada más que hacer. Algo completo es algo muerto. La vida no sabe de puntos finales; las comas están bien, pero no los puntos finales. Los lugares de descanso están bien, pero no los puntos de destino.
          En vez de pensar en cómo relacionarte, cumple el primer requisito: medita, sé, y luego relacionarse saldrá de ello por sí mismo. Alguien que se vuelve silencioso, gozoso, alguien que empieza a desbordar energía, que florece, tiene que relacionarse. No es algo que tenga que aprender a hacer, empieza a suceder. Se relaciona con personas, se relaciona con animales, se relaciona con árboles, se relaciona incluso con rocas.
          De hecho, se relaciona veinticuatro horas al día. Si camina por la tierra, se relaciona con la tierra... al tocar sus pies la tierra, se está relacionando. Si nada en el río, se relaciona con el río, y si mira las estrellas, se relaciona con las estrellas.
          No se trata de relacionarse con alguien en particular. El hecho básico es que, si eres, toda tu vida se vuelve un relacionarte. Es una canción constante, una danza constante, es una continuidad, es un flujo como un río.
          Medita, encuentra tu propio centro primero. Antes de poder relacionarte con otra persona, relaciónate contigo mismo. Éste es el requisito básico que hay que cumplir. Sin esto, nada es posible. Con esto, nada es imposible".

Osho, El Libro de la mujer

12 may. 2015

Sólo puedes conocer la vida participando de ella. No seas un espectador.

          "Sólo puedes conocer la vida participando de ella. No seas un espectador. En el mundo moderno, todos se han convertido en espectadores, hay multitud de observadores. Alguien baila y tú miras. ¿Qué estás haciendo? ¿Cómo puedes mirar una danza? La danza tiene que ser sentida, una danza tiene que ser danzada. Alguien está cantando y tú miras y escuchas. Para conocer la canción y su belleza tienes que cantar, tienes que participar...
          Busca lo esencial. Cuando empieces a buscar lo esencial, te convertirás en un participante. Sabrás. Sólo hay un modo de conocer la danza: danzando".

Osho, El juego de la vida

10 may. 2015

Poco a poco, vacía tus manos de pasado y de futuro para poder estar lleno del ahora, esa es la transformación.

"Tenemos las dos manos llenas: 
una está llena de pasado,
y la otra está llena de futuro.
Una parte de nuestro ser está llena de memorias,
y la otra está llena de fantasías,
de sueños,
de proyecciones;
y entre estas dos está el momento realmente delicado y sutil.
Es como una rosa aplastada,
desperdiciada.
La meditación simplemente significa no perdérselo,
armonizarse con él.
Poco a poco,
vacía tus manos de pasado y de futuro
para poder estar lleno del ahora,
esa es la transformación.
Te abre la puerta a lo divino".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

Hay momentos en los que los alumnos pueden ser traviesos, ruidosos y hacer lo que quieran, y por supuesto que hay momentos para leer y estudiar.

Pregunta:
A veces, en la escuela a mis alumnos les gusta hacer ruido y correr y no quiero seguir obligándoles a quedarse quietos y a guardar silencio.

Respuesta de Osho:
          "Haz una cosa: cada día, por lo menos dos veces, dales quince o veinte minutos para perder los estribos, para volverse completamente locos y hacer todo lo que quieran; saltar, gritar y chillar... sólo veinte minutos, por la mañana, antes de que empiece tu clase. Participa tú también, entonces lo disfrutarán mucho; grita también, salta, participa, entonces se meterán de verdad. En el momento que ven que su profesor se mete, empiezan a disfrutar de todo el asunto. Basta con quince minutos. Diles que sean tan ruidosos como puedan y que hagan todo lo que quieran. Entonces diles que paren y guarden silencio durante cinco minutos; esto será para ellos una gran meditación.
          Y si notas que funciona, entonces por la tarde, antes de que se vayan, hazlo otra vez. Y en dos o tres meses verás el cambio que sucede en los niños..., increíble.
          Su energía reprimida debe ser liberada. De hecho, tienen tanta energía y les estamos obligando a sentarse; algo que no pueden hacer, ¡por eso están a punto de explotar!  En cuanto encuentran una oportunidad empiezan a hacer travesuras. Permíteselo. Será una gran ayuda, y verás: su inteligencia mejorará, su concentración mejorará, su capacidad para atender mejorará, su comprensión será mayor, porque dejarán de estar sobrecargados. Su amor y su respeto aumentarán tremendamente y entonces te escucharán, y no tendrás necesidad de obligarles: con sólo decirlo será suficiente.
          Les puedes decir: "¡Esperad!. El tiempo que tenéis para hacer travesuras va a llegar pronto. Esperaos una hora más!". Entenderán que no se los estás prohibiendo para siempre. Pronto aprenderán la regla: que hay momentos en los que pueden ser traviesos, ruidosos y hacer lo que quieran, y por supuesto que hay momentos para leer y estudiar".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 may. 2015

Cuanto más consciente sea la persona, más orientará sus elecciones hacia la felicidad.

          "La naturaleza es muy cooperativa. Si elegimos el camino al infierno, la naturaleza empieza a despejarlo y nos invita a seguir adelante. Ella no te detendrá. ¿Por qué te impediría la naturaleza convertir el agua en hielo, si así lo deseas, y te obligaría a convertirla en  vapor? La naturaleza se sentirá contenta de despejar tu camino si deseas ir al infierno o al cielo. Tanto si quieres vivir o morir, la naturaleza siempre estará dispuesta a cooperar...
          Entre los seres humanos podemos ver con claridad que hay personas suicidas, personas que no eligen vivir, que siguen buscando maneras de morir. Cuando ven una espina, corren hacia ella como locos; las flores no les resultan atractivas. Cuando ven una derrota, se sienten atraídos hacia ella como si estuvieran hipnotizados, pero cuando ven una victoria, buscan cientos de excusas. La gente encuentra miles de argumentos contra la posibilidad de crecer, pero cuando están seguros de que van a decaer, se lanzan de cabeza en esa dirección.
          Todas las opciones están abiertas para los seres humanos. Cuanto más consciente sea la persona, más orientará sus elecciones hacia la felicidad; cuanto más inconsciente sea la persona, más se orientará hacia la desdicha".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 may. 2015

El juego es algo que no conlleva ningún tipo de objetivo. ¡El mismo hecho de estar juntos es muy hermoso, por la pura alegría que nos produce!

          "El juego es algo que no conlleva ningún tipo de objetivo. ¡El mismo hecho de estar juntos es muy hermoso, por la pura alegría que nos produce!  En un mundo mejor, con más comprensión, los juegos serios desaparecerán; sólo habrá espíritu lúdico. Nadie será el ganador, nadie saldrá derrotado, porque la misma idea de ganar y de derrotar es inhumana. ¡No es necesaria! ¿Por qué no disfrutar del simple hecho de estar juntos? No debería haber puntuaciones, no debería haber marcadores. El juego no debería producir ningún resultado.
          Si te encanta jugar al fútbol, juega al fútbol, ¡simplemente juega! No busques un resultado. Cuando el resultado entra en escena, te vuelves serio. El juego queda destruido; casi se ha convertido en un negocio. Disfruta el puro derrame de energía, disfruta el momento: no lo sacrifiques por ninguna otra cosa".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

A eso lo llamo meditación auténtica.

"La experiencia orgásmica 
es la experiencia de fundirse y disolverse, 
del estado sin ego, 
sin mente, 
sin tiempo.
Esto puede provocar tu búsqueda para encontrar 
una manera en que, 
sin ningún hombre, 
sin necesidad de pareja, 
puedas dejar la mente, 
puedas dejar el tiempo 
y puedas entrar en el gozo orgásmico por tu cuenta. 
A eso lo llamo meditación auténtica".


Osho, El Libro de la mujer

1 may. 2015

Cada mañana deberías ser nuevo.

          "Para vivir una vida que nunca sea desgraciada, que nunca se vuelva infernal, uno tiene que estar fresco a cada momento, descargado del pasado, siempre tratando de encontrar nuevas dimensiones para relacionarse con la gente, nuevos modos de relacionarse con la gente, nuevas canciones que cantar. Uno debería establecer consigo mismo un punto, un punto básico: "No viviré como una máquina". La máquina no tiene vida, tiene eficiencia. El mundo necesita que seas una máquina porque el mundo necesita eficiencia. Pero tu propio ser necesita que seas absolutamente no-mecánico, imprevisible, cada mañana deberías ser nuevo".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

29 abr. 2015

Recuerda estas dos palabras: ahora y aquí.

          "Nuestro auténtico ser es nuestro centro más profundo, no está en algún lugar en el exterior. No tenemos que ir a ninguna parte, sólo tenemos que volver a casa. No es un viaje de aquí a allí, al contrario, es un viaje de allí a aquí. Estamos ya allí y tenemos que estar aquí. Siempre estamos entonces, y tenemos que estar ahora.
          De modo que cuando tu mente comience a dirigirse a algún lado, tráela de vuelta aquí. Cuando comience a dirigirse al pasado, al futuro, tráela al ahora. Recuerda estas dos palabras: ahora y aquí. Poco a poco uno comienza a vivir aquí y ahora, y ese es el único camino en el que podemos encontrar la existencia porque está siempre aquí y ahora. Y nosotros no estamos nunca aquí y ahora. En el momento en que nosotros también estemos aquí y ahora, ocurrirá el encuentro, está destinado a ocurrir".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

28 abr. 2015

Clasificación del hombre.

        "Gurdjieff nos ha dado una hermosa clasificación del hombre...
          Él estableció siete "hombres"...
          El hombre que vive en su cuerpo es el hombre número uno; puedes encontrarlo por todas partes. Vive para el cuerpo; no come para sobrevivir, sino que sobrevive para comer...
          El hombre número dos es emocional; vive a través de sus emociones: siempre excitado o deprimido, subiendo o bajando...
          El tercer tipo de hombre es el intelectual. Vive a través del intelecto. Es sólo una cabeza; no tiene cuerpo, no tiene corazón. Lo controla todo desde su mente...
          El cuarto tipo es el hombre  que ha diferenciado su ser, que ha hecho trabajar a cada centro en la función que le es propia...
          Te será raro encontrar al cuarto tipo de hombre, pero en algunos yoguis y en algunos místicos sufíes puedes encontrar al cuarto tipo de hombre...
          El quinto tipo es el hombre de conciencia...El quinto se convierte en el observador, el testigo...
          El sexto tipo de hombre es muy, muy raro... es aquel que no sólo es consciente, sino que se ha centrado, aquel que ha obtenido su centro...
          Y luego tenemos el séptimo tipo de hombre del que nada puede decirse...
          El séptimo tipo de hombre es el misterio absoluto, extraordinariamente ordinario. Simple, pero tan misterioso como es posible. Un Buda, un Lao tse, un Gurdjieff, son hombres del séptimo tipo...Sólo hay una manera de conocer al séptimo tipo, los hindúes lo denominan "satsang". Es simplemente estar en presencia de este tipo de hombre.
          Si eres suficientemente afortunado como para encontrar a un hombre de esta séptima clase, simplemente deja que su ser penetre tu ser; conviértete en un receptor. Y entonces podrás sentir qué es. Su ser es el más grande diamante del mundo".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

26 abr. 2015

Todo mi esfuerzo consiste...en darte un nuevo ser, una nueva humanidad, una nueva conciencia.

          "Hay un nacimiento físico --todo el mundo tiene que pasar por él--, pero sólo te da el conjunto cuerpo-mente. Sólo te da la oportunidad de nacer espiritualmente. A menos que se produzca un segundo nacimiento no habrás vivido realmente. No eras más que una oportunidad, sólo una semilla, pero la semilla no se convirtió nunca en brote, no se convirtió nunca en árbol. No hubo ninguna primavera para la semilla, ningún florecimiento, ninguna fragancia.
          Todo mi esfuerzo consiste, no en darte un tipo formal de religión, no en darte una iglesia o un dogma para que te apegues, sino en darte un nuevo ser, una nueva humanidad, una nueva conciencia.
          Hay que pasar a través de dos cosas. La primera es la muerte, la muerte de lo viejo, la muerte del pasado, la muerte de la forma en que has vivido hasta ahora. Y  la segunda es un renacimiento.
          Comienza de nuevo, como si hubieras nacido hoy. No es únicamente una metáfora, es así. Has nacido hoy. Permite que esto ahonde en tu corazón para que puedas cortar con el pasado. Entonces se acabará la noche y surgirá el sol en el horizonte".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 abr. 2015

Nadie es inferior y nadie es superior. Uno es uno mismo, incomparable.

"...la idea del fracaso 
crea una profunda herida de inferioridad, 
y la idea de tener éxito 
también crea otro tipo de enfermedad, 
la de la superioridad.
Nadie es inferior 
y nadie es superior.
Uno es uno mismo, incomparable".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/


22 abr. 2015

La dicha sólo ocurre cuando se tiene un espíritu desenfadado.

          "Si te olvidas de lo que significa ser desenfadado, te olvidarás de lo que significa ser dichoso porque son dos aspectos de un mismo fenómeno. Ser desenfadado es el requisito básico para que ocurra la dicha. La dicha sólo ocurre cuando se tiene un espíritu desenfadado. No te tomes la vida como un problema, no es ningún problema.  Es un misterio que hay que vivir, no que hay que resolver; que hay que disfrutar, danzar, amar, cantar, pero no hay que resolver. No es un acertijo cuya solución suponga un reto. Es un reto que hay que explorar con asombro, maravillados, como niños pequeños.
          De modo que aprende a ser alegre, tómate las cosas como una diversión. Hay que tomarse todo como una diversión, hasta la muerte hay que tomarla como una diversión".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 abr. 2015

Permite que tu vida se convierta cada vez más en una celebración.

"La llave secreta
que abre el mundo de los milagros
es la dicha.
Sé muy alegre,
permite que tu corazón cante, 
permite que tu cuerpo dance
y permite que tu vida
se convierta cada vez  más
en una celebración".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 abr. 2015

Para mí todos los seres son espléndidos, únicos.

"Para mí todos los seres son espléndidos,
únicos.
Yo no comparo;
no me gusta comparar
porque las comparaciones son desagradables y violentas.
No diré que eres superior
ni inferior a nadie,
sólo eres tú mismo,
y el mundo te necesita así.
Eres incomparable,
como el resto del mundo".

Osho, Meditación para gente ocupada
http://osho-maestro.blogspot.com/

Una educación real extraerá lo que está oculto en ti.

"Una educación real
extraerá lo que está oculto en ti
--lo que la existencia 
ha colocado en ti como un tesoro--
para descubrirlo,
para revelarlo,
para hacerlo luminoso".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 abr. 2015

La meditación no es más que abrirse multidimensionalmente a todo lo que existe: a la belleza de la existencia, a la música de los vientos, a la libertad de las nubes, a todos los misterios que te rodean.

          "La meditación es el arte de transformar lo potencial en real, de transformar la semilla en flor. A través de la meditación alcanzas el segundo nacimiento.
          Con el primer nacimiento nace el cuerpo, con el segundo, el alma. Sólo cuando llegamos a conocer que somos un alma, se realiza nuestra vida; de lo contrario es un completo desperdicio. La semilla siguió siendo una semilla, nunca brotó, nunca se convirtió en un árbol, nunca floreció. Nadie descansó bajo su sombra, ningún pájaro fue nunca a visitarla, ningún viento danzó a su alrededor. No hubo diálogo con las nubes, el sol, la luna, las estrellas. La semilla no se puede comunicar con la existencia. Está cerrada, encerrada en sí misma.
          La meditación te abre. La meditación no es más que abrirse multidimensionalmente a todo lo que existe: a la belleza de la existencia, a la música de los vientos, a la libertad de las nubes, a todos los misterios que te rodean, a todo lo que está fuera y dentro".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 abr. 2015

Vive peligrosamente, y cuando digo "vive peligrosamente" quiero decir "vive según tú mismo", sea cual sea el precio.

          "Deshazte de toda regla y regulación y vive la vida estando muy atento; eso es todo. Comprender ha de ser la única ley. Si comprendes, amarás; si amas, no perjudicarás a nadie. Si comprendes, serás feliz; si estás feliz, compartirás. Si comprendes, serás tan dichoso que de todo tu ser, continuamente, como un río, surgirá el agradecimiento hacia la Existencia. Ésa es la oración.
          Intenta entender la vida, no la fuerces. Permanece siempre libre del pasado, porque si el pasado está presente y ejerces tu control, no entenderás la vida. Y la vida es fugaz, no espera.
          Pero ¿por qué la gente intenta confeccionar reglas? ¿Por qué caen en la trampa? Caen en la trampa porque una vida de comprensión es una vida de peligro.  Has de confiar en ti mismo. La vida de control es cómoda y segura; no necesitas confiar en ti. Moisés lo resolverá, la Biblia lo resolverá, el Corán lo resolverá, el Gita lo resolverá... no necesitas preocuparte de ningún problema: puedes huir de ellos. Te refugias en antiguas palabras, en disciplinas, pensamientos...,te aferras a ellos. Así conformas una vida cómoda, una vida de conveniencia. Pero una vida de conveniencia no es una vida de beatitud. Entonces te pierdes las alegrías porque las alegrías sólo son posibles cuando vives peligrosamente. No hay otra manera de vivir.
          Vive peligrosamente, y cuando digo "vive peligrosamente" quiero decir "vive según tú mismo", sea cual sea el precio. Esté en juego lo que esté en juego, vive según tu propia consciencia, según tu propio corazón y sentimientos.
          Si pierdes la seguridad, si pierdes comodidades y conveniencias, entonces serás feliz. Puede que seas un mendigo, puede que no seas un rey, puede que andes por la calle vestido con harapos, pero ningún emperador podrá competir contigo. Incluso los emperadores se sentirán celosos de ti porque serás rico; no rico materialmente, sino en consciencia. Te envolverá una luz sutil y un sentimiento de felicidad...
          Exteriormente podrás ser un mendigo, pero interiormente te habrás vuelto un rey.
          Pero si vives una vida de conveniencia, de seguridad y confort, evitarás el peligro, evitarás muchas dificultades y sufrimientos; pero evitando esas dificultades y sufrimientos evitarás toda la beatitud que es posible en la vida... Cuando intentas escapar de un problema también estás alejándote de la solución. Cuando no quieres enfrentarte a una situación estás mutilando tu propia vida. Nunca vivas una vida controlada --ésa es la vida del escapista-- sino disciplinada. No disciplinada por mí, ni siguiendo a nadie, sino según tu propia luz. "Sé una luz por ti mismo". Ésta fue la última frase de Buda antes de morir, lo último que dijo: "Sé una luz por ti mismo". Ésa es la disciplina".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

Un Buda es como una invitación para todos.

          "Un Buda es como una invitación para todos: no dirige su invitación a nadie; es una invitación abierta a todos, para todos. Él es como un río que fluye; todo el que está sediento puede acercarse y compartir.
          Pero el río no puede meterse en tu boca. Tendrás que inclinarte, llenar tus manos con esa agua; sólo entonces podrá saciarte, apagar tu sed. Pero claro, de ti dependerá la cantidad de agua que puedas tomar del río. El río no da más ni menos a nadie; el río simplemente da, comparte. Si estás cerrado, si te opones al río, si tienes dudas, si eres escéptico, si te mantienes en la orilla sin inclinarte, si no te relajas, si no te entregas al río, si te quedas allí de pie, seguirás teniendo sed. Aquellos que estén dispuestos a entregarse apagarán su sed.
          Así que depende de ti".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/



5 abr. 2015

No te preocupes nunca de lo que digan los demás de ti.

"No te preocupes nunca de lo que digan los demás de ti,
no hagas el menor caso.
Únicamente piensa siempre una cosa:
"Dios es mi juez. 
¿Soy capaz de afrontar a Dios?".
Permite que ese sea el criterio de tu vida
y no te extraviarás...
Tienes que seguir tu criterio
y la única consideración debería ser:
lo que hago lo tengo que hacer de acuerdo con mi luz.
Mi consciencia tiene que ser el factor decisivo.
Entonces Dios será tu juez".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

4 abr. 2015

Siembra las semillas del amor en la tierra.

"Sé amoroso con la tierra.
Siembra las semillas del amor en la tierra.
Lo que importa no es que entres en algún paraíso en el cielo.
Por el contrario,
lo que importa es cómo transformar
esta tierra en un paraíso".

Osho (Newsletter, Abril 2015, Osho International)
http://osho-maestro.blogspot.com/

El crecimiento sólo significa valentía para abandonar lo viejo y valentía para amar lo nuevo.

          "Es difícil abandonar lo viejo, pero hay que abandonarlo porque sólo entonces es posible lo nuevo. Es difícil aceptar lo nuevo porque es nuevo y no lo conocemos. Es un desconocido, y en lo más profundo estamos inquietos y tenemos miedo. Sin embargo, hay que aprender a amar lo nuevo; de lo contrario no hay crecimiento posible.
          El crecimiento sólo significa valentía para abandonar lo viejo y valentía para amar lo nuevo. Y esto no hay que hacerlo sólo una vez, hay que hacerlo a cada momento porque a cada momento hay algo que está envejeciendo y algo nuevo que está llamando a la puerta. Cada vez que ocurra eso, escucha a lo nuevo y no prestes ninguna atención a lo viejo.
          Lo viejo es como una atadura, lo nuevo proporciona libertad. La verdad es siempre nueva. Dios es siempre fresco, tan fresco como las gotas de rocío en el sol de la mañana temprano".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 abr. 2015

Vive cada momento en su totalidad.

          "La vida significa estar siempre fluyendo, moviéndose. Sigue buscando la estrella más lejana. Disfruta del propio viaje, no te preocupes demasiado por los objetivos. Los objetivos no son más que excusas para poder continuar el viaje. De hecho, no hay objetivos en la vida. La vida es una peregrinación, una peregrinación a nada, una peregrinación a ningún lugar; sólo una pura peregrinación.
          Entender esto produce una gran libertad, nos quita un gran peso de encima. Se abandonan todas las ansiedades, todas las angustias, desaparecen todas las preocupaciones, se evaporan, porque cuando no hay objetivo no puedes fracasar. El fracaso es una idea nuestra porque creemos en el objetivo.
          Por ejemplo, yo nunca puedo fracasar porque no tengo ningún objetivo. Nunca me puedo sentir frustrado porque nunca espero nada. Si ocurre algo, bien; si no ocurre nada, ¡estupendo! Las dos cosas son buenas.
          Esa es mi enseñanza básica: vive cada momento en su totalidad. No es un medio para alcanzar un fin determinado. Sin embargo, al principio resulta muy difícil, de modo que yo no hago más que darte falsos objetivos y metas. No son más que juguetes; puedes ir sin ellos. Una vez que comiences a disfrutar del propio viaje no habrá necesidad de buscar ningún objetivo. Entonces no preguntarás el significado de la vida, la vida será su propio significado, será un fin en sí misma.
          Ese es el estado de total libertad".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 abr. 2015

Mi esfuerzo consiste en infundirte alegría, gusto por la vida, valor para la aventura, para vivir sin miedo, explorando todas las posibilidades que ofrece la vida, sin miedo a expandirte y estar abierto y vulnerable.

          "Mi mensaje esencial es: no vivas con miedo porque no te van a castigar. Vive sin miedo porque sólo entonces vivirás totalmente.
          Evidentemente, el miedo te cierra, no te permite que te abras. Antes de hacer algo tienes que pensar mil cosas; si está bien o mal, si es moral o inmoral, de acuerdo con la iglesia o no, si las escrituras lo defienden o están en contra de eso. Y cuanto más pienses en eso, más confundido estarás. Una vez que comienzas a moverte en la dirección de convertir las cosas en pecados, ya no puedes vivir, sólo arrastrarte.
          Mi perspectiva es totalmente diferente. Hay fallos, pero no hay pecado. Sólo hay que recordar una cosa; no cometas el mismo error una y otra vez porque es una tontería. Hay que explorar la vida, y al explorar a veces te pierdes. Si tienes demasiado miedo a perderte, no podrás explorar. Entonces toda la aventura de la vida quedará aplastada, aniquilada, destruida. Eso es lo que han hecho las denominadas personas religiosas: han hecho la religión muy seria, muy sombría, le han dado a la religión un rostro serio.
          Mi esfuerzo consiste en infundirte alegría, gusto por la vida, valor para la aventura, para vivir sin miedo, explorando todas las posibilidades que ofrece la vida, sin miedo a expandirte y estar abierto y vulnerable.
          Como Dios es nuestro juez no necesitamos tener miedo. Al final, en el Juicio Final, cuando veas a Dios, le podrás decir: "Sí, he estado bebiendo...por favor, perdóname. También he probado alguna que otra cosilla más". Él lo entenderá. ¡No te preocupes!".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

La meditación significa un estado de silencio sin pensamiento.

          "He observado que la auténtica religión comienza en la meditación. La meditación significa un estado de silencio sin pensamiento. Cuando estás en absoluto silencio sin ningún pensamiento que disturbe tu silencio, que lo agite, la dicha de tal silencio es tal que estás abocado a dar gracias al universo. Es imposible no hacerlo, es imposible no estar agradecido. Ya no es cuestión de fe; conoces la dicha, has experimentado el silencio, su música, y como fruto de esa música tu corazón está lleno de espíritu de oración. Te postras ante la existencia".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

30 mar. 2015

No seas violento con la vida.

          "Todo el que ha sido violento con la vida se arrepentirá. No seas violento con la vida. Persuádela. Es necesario persuadirla. No seas agresivo ni violento. Si no, toda la música desaparecerá.
          Te contaré una historia.
          Sucedió que en una casa había una vina muy antigua. Había estado allí durante siglos. Con el paso de las generaciones, la familia se había olvidado completamente de su existencia, de cuál era su función. Se había convertido en una molestia en la casa, porque era muy grande y necesitaba espacio. Y no sólo eso sino que, a veces, los niños se ponían a tocarla perturbando la paz de la casa. A veces, por la noche, el gato saltaba sobre ella o las ratas corrían por encima...era una molestia, siempre haciendo ruido, perturbando el sueño, molestando a los habitantes de la casa y a los vecinos.
          Finalmente, un día pensaron: "¿Por qué la hemos de guardar? Tirémosla. Cada día hemos de desempolvarla y limpiarla y no sirve de nada". De manera que fueron y la tiraron.
          Acertó a pasar por allí un mendigo y al ver la vina, empezó a tocarla y a crear una música tan divina que todo el barrio acudió en masa. Incluso la gente que la había tirado salió corriendo de su casa. Se quedaron estupefactos, hipnotizados. No podían creer que de aquella vina saliese una música tan bonita, tan misteriosa. Se creó una atmósfera tal que todo el tráfico se detuvo, las casas se vaciaron y todo el que la oía acudía a escuchar. Todo el pueblo se congregó y cuando el mendigo se detuvo, la gente a quien la vina había pertenecido durante siglos, se lanzó por ella diciendo:
          - Danos la vina. Es nuestra.
El mendido les dijo:
          - La vina pertenece al que la sabe tocar. No es un bien. Es un amor. Si sabéis tocarla, tocadla; entonces será vuestra. Si no sabéis tocarla, no seáis posesivos; me pertenece a mí. La he estado esperando y la vina me estaba esperando a mí. Ahora nos hemos encontrado y nadie podrá separarnos. Si insistís, podéis quedaros con ella, pero será una vina muerta y yo seré un músico sin vida. Entre nosotros dos, algo surge y se fusiona; entre nosotros dos, algo se unifica, se vuelve orgánico. Yo soy la mitad; la vina es la otra mitad. Cuando nos encontramos, nos volvemos uno. Entonces surge la música, surge el amor, surge la vida".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

29 mar. 2015

Deja que todo sea un juego.

          "El sannyas no es abandonar el mundo; es vivir en el mundo como si estuvieras fuera de él; es un "como si". Vives en el mundo, pero no estás en él; te mueves en el mundo, pero nunca, nunca das un solo paso hacia él; permaneces en el mundo, pero no permites que el mundo entre en ti.
          Los hindúes lo denominan "el fenómeno del loto": el loto vive en el agua, pero sin ser mojado...
          Un sannyasin vive en el mundo como un loto. No se aferra a nada; no tiene apegos. Goza; en realidad, tan sólo goza. Sólo él puede disfrutar, pues sin carga de deseos, sin obsesiones a la que aferrarse, deja de haber obstáculo alguno. Puede celebrar, puede gozar, puede bailar. Su regocijo es incondicional.
          Por eso califico al sannyas como "el juego último". En la periferia puede parecer serio, pero en el centro es una carcajada...
          Para mí, el sannyas es un despertar, no una huida. Es tener conciencia de todo el fenómeno vital como juego.
          Si es un juego, juégalo; eso es todo. Juégalo tan bien como sepas y mientras dure, disfrútalo. No te aferres a él, porque es un juego; no te enfades por él, porque es un juego. Y si comprendes que es un juego, ¿por qué no colorearlo?...
          Deja que tu vida esté llena de color; no quiero que carezcas de colorido, no. Me gustaría que fueras un arco iris, con los siete colores...
          Juega el juego tan bien como puedas...pero es un juego; no lo tomes en serio. Y aunque a veces es necesaria la seriedad, deja que sea un juego; nada más. A veces es necesaria. Da sabor a la vida. A veces también necesitas estar serio. Sé serio, pero nunca te pongas serio; deja que eso también sea un juego. Deja que todo sea un juego.
          Y el sannyas es el último juego. Tras él, el mundo de los juegos desaparece. Entonces surge la realidad. De manera que es, sencillamente, lo último que harás. Hazlo tan perfectamente como te sea posible: deléitate con ello, baila, conviértelo en una profunda canción, en un regocijo".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 mar. 2015

Es mejor morir que vivir como un esclavo.

          "Observa con serenidad todo lo que es natural, y rebélate contra todo sufrimiento impuesto por cualquiera. Sea hombre o mujer, sea tu padre o tu madre, sea el sacerdote o el profesor, sea el gobierno o la sociedad, ¡rebélate!
          A no ser que tengas un espíritu rebelde, no estás vivo en el verdadero sentido de la palabra.
          Gran parte de tu dolor es tu propia elección. Eso es verdad. Toda tu tristeza, todo tu dolor...gran parte de ello no está impuesto por los demás. Contra lo que te imponen los demás, rebélate, pero lo que tú mismo has elegido, suéltalo. No hay necesidad de observar. Simplemente comprender que "yo me lo he impuesto a mí mismo" es suficiente, deshazte de ello. ¡Deja que los demás observen cómo te deshaces de ello! Al verte deshaciéndote de ello, quizá también ellos comprenderán: "¿Por qué sufrir innecesariamente?, los vecinos están deshaciéndose de su sufrimiento".
          Tus celos, tu ira, tu avaricia, todos traen dolor. Tus ambiciones, todas traen dolor. Y todo ello lo eliges tú mismo...
          La naturaleza cura, el tiempo cura, simplemente espera, observa. Pero ten mucha claridad respecto a lo que es natural y lo que es artificial...
          Todo lo que sea natural, contra lo que no hay rebelión posible... entonces no estés triste ni sufras; entonces acéptalo con gratitud. Es la mano invisible de lo divino que quiere curarte, que quiere llevarte a un estado más alto de conciencia. Pero lo que no sea natural... Ceder a cualquier tipo de esclavitud es destruir tu propia alma. Es mejor morir que vivir como un esclavo".

Osho, El libro de la Mujer
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 mar. 2015

El hombre que tenga miedo a la muerte tendrá miedo a la vida, tendrá miedo al amor, porque el amor es una flor.

          "La gente que tiene demasiado miedo a la muerte llega a tener miedo a la vida. Entonces empiezan a acumular bienes: un gran palacio, un gran automóvil, millones de dólares, de rupias, esto y lo otro...objetos inmortales. Una rupia es más inmortal que una rosa. No se interesan por las rosas; sólo siguen acumulando rupias. Una rupia nunca muere, es casi inmortal; pero una rosa...Por la mañana estaba viva y por la tarde ha dejado de existir. Ellos sienten temor hacia las rosas; no las miran. O, a veces, si surge el deseo, compran flores de plástico. Están muy bien; puedes estar tranquilo con las flores de plástico porque te ofrecen la sensación de inmortalidad. Perduran por y para siempre. Una auténtica rosa por la mañana está viva; por la tarde, se ha marchitado, los pétalos han caído al suelo, ha vuelto al origen mismo. Surge de la tierra, florece un rato y lanza su fragancia a toda la Existencia. Entonces, misión cumplida, mensaje entregado. Vuelve en silencio a la tierra y desaparece sin una sola lágrima, sin luchar. ¿Has visto cómo caen a tierra los pétalos de una flor? ¡De qué bella manera y con qué gracia caen!  Sin aferrarse; ni por un instante intentan retenerse. Sopla una brisa y toda la flor cae a tierra, vuelve a su origen.
          El hombre que tenga miedo a la muerte tendrá miedo a la vida, tendrá miedo al amor, porque el amor es una flor; el amor no es una rupia. El hombre que tiene miedo a la vida podrá casarse, pero nunca se enamorará. El matrimonio es como una rupia; el amor es como una rosa... Un matrimonio es algo a lo que aferrarse; supone una certificación, una fuerza legal. Tras él están la fuerza de la policía y del presidente; todos ellos aparecerán si algo sale mal.
          Pero con el amor...tiene la fuerza de las rosas, evidentemente, pero las rosas no son policías, no son presidentes, no pueden protegerlo. El amor viene y va; el matrimonio simplemente viene. Es un fenómeno muerto, es una institución...
          La conciencia puede asumir dos posiciones. Una es tener miedo a la vida porque a través de la vida llega la muerte. Otra es amar a la vida tan intensamente que empieces también a amar a la muerte porque es el centro más profundo en ti.  La primera surge del pensamiento; la segunda actitud surge de la meditación...
          Si la conciencia se vuelve meditativa entonces aceptas la muerte, entonces la muerte no es algo aparte; eres tú. Entonces aceptas la muerte como un reposo; entonces aceptas la muerte como una última relajación; entonces la aceptas como una jubilación. Te retiras. Durante todo el día has estado trabajando duramente; por la tarde vienes a casa y entonces te vas a dormir, te retiras".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 mar. 2015

A un padre se le conoce por sus hijos.

"A un padre se le conoce por sus hijos,
al igual que al árbol se le conoce por sus frutos.
Si los frutos están envenenados,
entonces ¿a quién vas a culpar, 
a los frutos o al árbol?
Tú eres el árbol, 
y esos jóvenes de loca apariencia son los frutos.
De alguna forma eres responsable.
Son un interrogante para ti.
Piensa en ellos con compasión".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

Nunca envenenes la alegría de nadie.

"Nunca envenenes la alegría de nadie,
porque al envenenarla
estás envenenando tu propio bienestar,
porque todo lo que le haces a los demás
te será hecho a ti".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 mar. 2015

El gato es tan consciente como un Buda.

Pregunta:
¿Cuál es la diferencia entre pasividad y pereza, entre yin e inercia? A veces creo que sin fuerza de voluntad ni siquiera me levantaría de la cama...

Respuesta de Osho:
          "Hay una inmensa diferencia entre pereza y pasividad. La pasividad es atenta; la pereza,  embotada. La pasividad es energía; la pereza no es más que falta de energía...Nunca confundas pasividad y pereza: la pereza es una enfermedad; la pasividad es simplemente una salud maravillosa.
          La pasividad es tan saludable que no tiene necesidad de actividad, porque la necesidad de ser activo es, de nuevo, una obsesión. No puedes permanecer quieto, tienes miedo de permanecer quieto, no puedes permanecer contigo, tienes miedo de ti mismo...por eso estás activo.  La actividad es un escape. Una necesidad constante de estar ocupado no es una buena situación; has de poder permanecer pasivo y disfrutar. ¿Disfrutar? ¿De qué? Disfrutar de la brisa, disfrutar del movimiento de las nubes, disfrutar del verdor y de la felicidad de los árboles, disfrutar del canto de los pájaros. O simplemente disfrutar de inhalar y exhalar; eso también es muy bonito. Simplemente ser capaz de respirar en silencio, de estar vivo, es algo maravilloso. Es un milagro poder sentir: estoy aquí y ahora.  ¡En este momento estoy vivo! Puedo ver, puedo escuchar, puedo tocar, puedo saborear... la vida está en mí en este mismo momento, el río de la vida está fluyendo a través de mí. Simplemente sentirlo...
          La pasividad es energía en atención. Y cuando digo "energía en atención" quiero decir: en cualquier momento la pasividad puede convertirse en actividad... Un hombre pasivo está lleno, es una reserva de energía; y está alerta. Si ves a un hombre pasivo...¡olvídate de buscar a un hombre así porque te será difícil encontrar uno y observarle!  Fíjate en un gato, sentado en silencio...pero tremendamente alerta. Aún cuando sus ojos estén cerrados, aunque veas que está soñando y cabeceando...si oye un solo ruidito, es todo atención; el gato es tan consciente como un Buda...
          Observa a un gato vigilando una ratonera mientras espera a que el ratón salga. ¡Con qué silencio, con qué inmovilidad espera! No encontrarás a un yogui tan perfecto porque ningún yogui tiene la seguridad de que Dios saldrá de su agujero. El gato está absolutamente seguro, convencido, confía completamente en ello. Confía en el ratón; vendrá... y viene... ¡Fíjate entonces qué salto da! ¡Qué energía! Una energía radiante... ¡Qué atención! Con un solo salto coge al ratón...
          Observa la pasividad. Siempre la encontrarás brillando como una reserva de vida, de energía, resplandeciente, lista para, en cualquier momento, pasar a la actividad".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/