30 de mar. de 2015

No seas violento con la vida.

          "Todo el que ha sido violento con la vida se arrepentirá. No seas violento con la vida. Persuádela. Es necesario persuadirla. No seas agresivo ni violento. Si no, toda la música desaparecerá.
          Te contaré una historia.
          Sucedió que en una casa había una vina muy antigua. Había estado allí durante siglos. Con el paso de las generaciones, la familia se había olvidado completamente de su existencia, de cuál era su función. Se había convertido en una molestia en la casa, porque era muy grande y necesitaba espacio. Y no sólo eso sino que, a veces, los niños se ponían a tocarla perturbando la paz de la casa. A veces, por la noche, el gato saltaba sobre ella o las ratas corrían por encima...era una molestia, siempre haciendo ruido, perturbando el sueño, molestando a los habitantes de la casa y a los vecinos.
          Finalmente, un día pensaron: "¿Por qué la hemos de guardar? Tirémosla. Cada día hemos de desempolvarla y limpiarla y no sirve de nada". De manera que fueron y la tiraron.
          Acertó a pasar por allí un mendigo y al ver la vina, empezó a tocarla y a crear una música tan divina que todo el barrio acudió en masa. Incluso la gente que la había tirado salió corriendo de su casa. Se quedaron estupefactos, hipnotizados. No podían creer que de aquella vina saliese una música tan bonita, tan misteriosa. Se creó una atmósfera tal que todo el tráfico se detuvo, las casas se vaciaron y todo el que la oía acudía a escuchar. Todo el pueblo se congregó y cuando el mendigo se detuvo, la gente a quien la vina había pertenecido durante siglos, se lanzó por ella diciendo:
          - Danos la vina. Es nuestra.
El mendido les dijo:
          - La vina pertenece al que la sabe tocar. No es un bien. Es un amor. Si sabéis tocarla, tocadla; entonces será vuestra. Si no sabéis tocarla, no seáis posesivos; me pertenece a mí. La he estado esperando y la vina me estaba esperando a mí. Ahora nos hemos encontrado y nadie podrá separarnos. Si insistís, podéis quedaros con ella, pero será una vina muerta y yo seré un músico sin vida. Entre nosotros dos, algo surge y se fusiona; entre nosotros dos, algo se unifica, se vuelve orgánico. Yo soy la mitad; la vina es la otra mitad. Cuando nos encontramos, nos volvemos uno. Entonces surge la música, surge el amor, surge la vida".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

29 de mar. de 2015

Deja que todo sea un juego.

          "El sannyas no es abandonar el mundo; es vivir en el mundo como si estuvieras fuera de él; es un "como si". Vives en el mundo, pero no estás en él; te mueves en el mundo, pero nunca, nunca das un solo paso hacia él; permaneces en el mundo, pero no permites que el mundo entre en ti.
          Los hindúes lo denominan "el fenómeno del loto": el loto vive en el agua, pero sin ser mojado...
          Un sannyasin vive en el mundo como un loto. No se aferra a nada; no tiene apegos. Goza; en realidad, tan sólo goza. Sólo él puede disfrutar, pues sin carga de deseos, sin obsesiones a la que aferrarse, deja de haber obstáculo alguno. Puede celebrar, puede gozar, puede bailar. Su regocijo es incondicional.
          Por eso califico al sannyas como "el juego último". En la periferia puede parecer serio, pero en el centro es una carcajada...
          Para mí, el sannyas es un despertar, no una huida. Es tener conciencia de todo el fenómeno vital como juego.
          Si es un juego, juégalo; eso es todo. Juégalo tan bien como sepas y mientras dure, disfrútalo. No te aferres a él, porque es un juego; no te enfades por él, porque es un juego. Y si comprendes que es un juego, ¿por qué no colorearlo?...
          Deja que tu vida esté llena de color; no quiero que carezcas de colorido, no. Me gustaría que fueras un arco iris, con los siete colores...
          Juega el juego tan bien como puedas...pero es un juego; no lo tomes en serio. Y aunque a veces es necesaria la seriedad, deja que sea un juego; nada más. A veces es necesaria. Da sabor a la vida. A veces también necesitas estar serio. Sé serio, pero nunca te pongas serio; deja que eso también sea un juego. Deja que todo sea un juego.
          Y el sannyas es el último juego. Tras él, el mundo de los juegos desaparece. Entonces surge la realidad. De manera que es, sencillamente, lo último que harás. Hazlo tan perfectamente como te sea posible: deléitate con ello, baila, conviértelo en una profunda canción, en un regocijo".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

27 de mar. de 2015

Es mejor morir que vivir como un esclavo.

          "Observa con serenidad todo lo que es natural, y rebélate contra todo sufrimiento impuesto por cualquiera. Sea hombre o mujer, sea tu padre o tu madre, sea el sacerdote o el profesor, sea el gobierno o la sociedad, ¡rebélate!
          A no ser que tengas un espíritu rebelde, no estás vivo en el verdadero sentido de la palabra.
          Gran parte de tu dolor es tu propia elección. Eso es verdad. Toda tu tristeza, todo tu dolor...gran parte de ello no está impuesto por los demás. Contra lo que te imponen los demás, rebélate, pero lo que tú mismo has elegido, suéltalo. No hay necesidad de observar. Simplemente comprender que "yo me lo he impuesto a mí mismo" es suficiente, deshazte de ello. ¡Deja que los demás observen cómo te deshaces de ello! Al verte deshaciéndote de ello, quizá también ellos comprenderán: "¿Por qué sufrir innecesariamente?, los vecinos están deshaciéndose de su sufrimiento".
          Tus celos, tu ira, tu avaricia, todos traen dolor. Tus ambiciones, todas traen dolor. Y todo ello lo eliges tú mismo...
          La naturaleza cura, el tiempo cura, simplemente espera, observa. Pero ten mucha claridad respecto a lo que es natural y lo que es artificial...
          Todo lo que sea natural, contra lo que no hay rebelión posible... entonces no estés triste ni sufras; entonces acéptalo con gratitud. Es la mano invisible de lo divino que quiere curarte, que quiere llevarte a un estado más alto de conciencia. Pero lo que no sea natural... Ceder a cualquier tipo de esclavitud es destruir tu propia alma. Es mejor morir que vivir como un esclavo".

Osho, El libro de la Mujer
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 de mar. de 2015

El hombre que tenga miedo a la muerte tendrá miedo a la vida, tendrá miedo al amor, porque el amor es una flor.

          "La gente que tiene demasiado miedo a la muerte llega a tener miedo a la vida. Entonces empiezan a acumular bienes: un gran palacio, un gran automóvil, millones de dólares, de rupias, esto y lo otro...objetos inmortales. Una rupia es más inmortal que una rosa. No se interesan por las rosas; sólo siguen acumulando rupias. Una rupia nunca muere, es casi inmortal; pero una rosa...Por la mañana estaba viva y por la tarde ha dejado de existir. Ellos sienten temor hacia las rosas; no las miran. O, a veces, si surge el deseo, compran flores de plástico. Están muy bien; puedes estar tranquilo con las flores de plástico porque te ofrecen la sensación de inmortalidad. Perduran por y para siempre. Una auténtica rosa por la mañana está viva; por la tarde, se ha marchitado, los pétalos han caído al suelo, ha vuelto al origen mismo. Surge de la tierra, florece un rato y lanza su fragancia a toda la Existencia. Entonces, misión cumplida, mensaje entregado. Vuelve en silencio a la tierra y desaparece sin una sola lágrima, sin luchar. ¿Has visto cómo caen a tierra los pétalos de una flor? ¡De qué bella manera y con qué gracia caen!  Sin aferrarse; ni por un instante intentan retenerse. Sopla una brisa y toda la flor cae a tierra, vuelve a su origen.
          El hombre que tenga miedo a la muerte tendrá miedo a la vida, tendrá miedo al amor, porque el amor es una flor; el amor no es una rupia. El hombre que tiene miedo a la vida podrá casarse, pero nunca se enamorará. El matrimonio es como una rupia; el amor es como una rosa... Un matrimonio es algo a lo que aferrarse; supone una certificación, una fuerza legal. Tras él están la fuerza de la policía y del presidente; todos ellos aparecerán si algo sale mal.
          Pero con el amor...tiene la fuerza de las rosas, evidentemente, pero las rosas no son policías, no son presidentes, no pueden protegerlo. El amor viene y va; el matrimonio simplemente viene. Es un fenómeno muerto, es una institución...
          La conciencia puede asumir dos posiciones. Una es tener miedo a la vida porque a través de la vida llega la muerte. Otra es amar a la vida tan intensamente que empieces también a amar a la muerte porque es el centro más profundo en ti.  La primera surge del pensamiento; la segunda actitud surge de la meditación...
          Si la conciencia se vuelve meditativa entonces aceptas la muerte, entonces la muerte no es algo aparte; eres tú. Entonces aceptas la muerte como un reposo; entonces aceptas la muerte como una última relajación; entonces la aceptas como una jubilación. Te retiras. Durante todo el día has estado trabajando duramente; por la tarde vienes a casa y entonces te vas a dormir, te retiras".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 de mar. de 2015

A un padre se le conoce por sus hijos.

"A un padre se le conoce por sus hijos,
al igual que al árbol se le conoce por sus frutos.
Si los frutos están envenenados,
entonces ¿a quién vas a culpar, 
a los frutos o al árbol?
Tú eres el árbol, 
y esos jóvenes de loca apariencia son los frutos.
De alguna forma eres responsable.
Son un interrogante para ti.
Piensa en ellos con compasión".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

Nunca envenenes la alegría de nadie.

"Nunca envenenes la alegría de nadie,
porque al envenenarla
estás envenenando tu propio bienestar,
porque todo lo que le haces a los demás
te será hecho a ti".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

22 de mar. de 2015

El gato es tan consciente como un Buda.

Pregunta:
¿Cuál es la diferencia entre pasividad y pereza, entre yin e inercia? A veces creo que sin fuerza de voluntad ni siquiera me levantaría de la cama...

Respuesta de Osho:
          "Hay una inmensa diferencia entre pereza y pasividad. La pasividad es atenta; la pereza,  embotada. La pasividad es energía; la pereza no es más que falta de energía...Nunca confundas pasividad y pereza: la pereza es una enfermedad; la pasividad es simplemente una salud maravillosa.
          La pasividad es tan saludable que no tiene necesidad de actividad, porque la necesidad de ser activo es, de nuevo, una obsesión. No puedes permanecer quieto, tienes miedo de permanecer quieto, no puedes permanecer contigo, tienes miedo de ti mismo...por eso estás activo.  La actividad es un escape. Una necesidad constante de estar ocupado no es una buena situación; has de poder permanecer pasivo y disfrutar. ¿Disfrutar? ¿De qué? Disfrutar de la brisa, disfrutar del movimiento de las nubes, disfrutar del verdor y de la felicidad de los árboles, disfrutar del canto de los pájaros. O simplemente disfrutar de inhalar y exhalar; eso también es muy bonito. Simplemente ser capaz de respirar en silencio, de estar vivo, es algo maravilloso. Es un milagro poder sentir: estoy aquí y ahora.  ¡En este momento estoy vivo! Puedo ver, puedo escuchar, puedo tocar, puedo saborear... la vida está en mí en este mismo momento, el río de la vida está fluyendo a través de mí. Simplemente sentirlo...
          La pasividad es energía en atención. Y cuando digo "energía en atención" quiero decir: en cualquier momento la pasividad puede convertirse en actividad... Un hombre pasivo está lleno, es una reserva de energía; y está alerta. Si ves a un hombre pasivo...¡olvídate de buscar a un hombre así porque te será difícil encontrar uno y observarle!  Fíjate en un gato, sentado en silencio...pero tremendamente alerta. Aún cuando sus ojos estén cerrados, aunque veas que está soñando y cabeceando...si oye un solo ruidito, es todo atención; el gato es tan consciente como un Buda...
          Observa a un gato vigilando una ratonera mientras espera a que el ratón salga. ¡Con qué silencio, con qué inmovilidad espera! No encontrarás a un yogui tan perfecto porque ningún yogui tiene la seguridad de que Dios saldrá de su agujero. El gato está absolutamente seguro, convencido, confía completamente en ello. Confía en el ratón; vendrá... y viene... ¡Fíjate entonces qué salto da! ¡Qué energía! Una energía radiante... ¡Qué atención! Con un solo salto coge al ratón...
          Observa la pasividad. Siempre la encontrarás brillando como una reserva de vida, de energía, resplandeciente, lista para, en cualquier momento, pasar a la actividad".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

Tu amor siempre contiene algo de odio.

          "Cuando amas, cuando prestas atención a alguien, te es antinatural. Odiar te es más fácil, natural; la ira parece ser más fácil que la compasión. El no tener cuidado parece ser más natural y fácil para ti que tenerlo. Por esto, siempre que prestas atención a algo, eso te crea tensión. El algo antinatural; estás fingiendo ser un Buda. Esa pretensión crea la tensión y tu atención se envenena. Si te preocupas por alguien, tu ansiedad y tensión también colorearán ese cuidado, y forzarás a que el otro, a sabiendas o sin saberlo, directa o indirectamente, se sienta en deuda contigo. Has hecho un gran trabajo, has sido un mártir... presumirás de ello y te gustará que el otro sienta, demuestre y diga que está muy, muy en deuda contigo.
          Éste es el juego del ego. Y recuerda que si ésta es tu manera de cuidar de alguien, ese alguien podrá mostrarse agradecido, pero en su interior nunca te lo perdonará, nunca. Él nunca te perdonará. Le habrás cuidado, amado, ayudado y servido, pero nunca te lo perdonará. De hecho, algún día, si surge la oportunidad, querrá vengarse. No era un cuidado puro; era venenoso. Tu amor siempre contiene algo de odio; tu simpatía contiene algo de antipatía; tus cuidados contienen algo de indiferencia...
          Es difícil para ti entender cómo presta atención un Buda; no es a tu manera, en absoluto. Si ésta es la única manera que sabes de prestar atención, entonces un Buda no sabe cuidarse de nadie. Pero yo te digo que sí lo hace y que lo hace en tal medida que no es ya una actividad, sino su ser. Es simplemente como la fragancia de una flor.  De hecho, aunque no estés presente y un Buda esté solo, entonces también presta atención. Para él es como el respirar. No es que te cuide... él es puro cuidado".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

Un solo Buda ayuda a que el mundo florezca de nuevo en su mayor esplendor.

"Cada Buda enriquece el universo... 
de la misma manera que cada hombre dormido lo empobrece. 
Todo hombre dormido está contribuyendo a un universo soñoliento, 
embotado, 
muerto, 
y cuando hay millones de ignorantes 
toda la Existencia se encuentra triste, 
seria, 
enferma.
Un solo Buda 
ayuda a que el mundo florezca de nuevo 
en su mayor esplendor; 
a que entone su excelsa canción; 
a que dance al máximo de sus posibilidades; 
a que su potencialidad se manifieste y sea celebrada".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/

21 de mar. de 2015

El hombre consciente se vuelve lo suficientemente valiente para aceptar el fenómeno del cambio.

"Nunca sabes lo que va a ocurrir, 
y es maravilloso que nunca lo sepas. 
Ahí radica la emoción y el éxtasis de la vida, 
en que es una sorpresa constante. 
Si fuera predecible, 
sería mecánica. 
No es predecible; 
siempre nos espera alguna sorpresa, 
y cuanto más alerta estás,  
más sorpresas hay. 
De ahí que las personas eviten ser conscientes; 
se vuelven insensibles para protegerse contra este cambio.
El hombre consciente se vuelve lo suficientemente valiente 
para aceptar el fenómeno del cambio. 
En esa misma aceptación está la dicha; 
entonces todo está bien, 
entonces nunca te sientes frustrado".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

Dudar es una de las cosas más valiosas de la vida.

          "Y dudar es una de las cosas más valiosas de la vida, porque a menos que dudes no puedes descubrir.
          Tienes que agudizar tu capacidad de dudar para que puedas ir a través de toda la basura, y hacer preguntas que nadie pueda responder. Sólo tu propia búsqueda, tu investigación, te ayudará a poder plantearlas.
          El interrogante religioso no es algo que pueda ser respondido por nadie más. Nadie más puede amar en tu lugar. Nadie más puede vivir en tu lugar.
          Tienes que vivir tu vida e investigar y explorar las preguntas fundamentales de la vida.
          Y a menos que las descubras tú mismo, no hay alegría, no hay éxtasis...
          ¿Qué tiene que ver la verdad con creer?
          Duda y duda totalmente, porque la duda es un proceso de limpieza. Saca toda la basura de la mente". 

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

El hombre y la mujer no son ni iguales ni desiguales, son únicos.

"El hombre y la mujer 
no son ni iguales ni desiguales,
son únicos.
Y el encuentro de dos seres únicos
trae algo milagroso a la existencia".

Osho, El libro de la Mujer
http://osho-maestro.blogspot.com/

18 de mar. de 2015

Estoy absolutamente en contra de la seriedad.

"Estoy absolutamente en contra de la seriedad.
Lo llamo enfermedad psicológica.
Sólo un comportamiento lúdico,
infantil,
inocente
es el correcto;
es lo que me gustaría llamar 
comportamiento virtuoso,
religioso,
espiritual...,
no sólo humano, 
sino divino".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

15 de mar. de 2015

Tómate la vida como una diversión, regocíjate en ella.

          "Tienes que vivir en el mundo, pero tienes que considerar el mundo un gran teatro. Yo estoy en contra de renunciar al mundo. No tienes que escapar del mundo, tienes que vivir en él, pero de forma totalmente diferente. No te lo tomes muy en serio, tómatelo de forma realmente desenfadada, como una broma cósmica. Es una broma cósmica. En Oriente lo llamamos el teatro de Dios. Si es el teatro de Dios, nosotros no somos más que actores en él, y nadie se cree una actuación.
          Puedes ser un rey en una obra, pero no te lo crees. Cuando cae el telón te olvidas completamente de que eras un rey, no se te sube a la cabeza.
          Si eres rico, no dejes que se te suba a la cabeza, o si eres pobre, no te lo tomes en serio. Estamos interpretando papeles: interprétalos lo mejor que puedas, pero sigue recordando que todo es un juego. Cuando la muerte llega cae el telón final. Entonces desaparecen todos los actores. Desaparecen todos en una energía universal.
          Si eres capaz de vivir en el mundo recordando esto, te verás libre de toda la infelicidad. La infelicidad es una consecuencia de tomarse las cosas en serio, y la dicha es una consecuencia de tomarse las cosas con desenfado. Tómate la vida como una diversión, regocíjate en ella".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 de mar. de 2015

¿Qué entiendes tú por místico?

          "...todo el mundo nace místico; porque todo el mundo lleva dentro de sí un gran misterio que tiene que ser realizado, porque todo el mundo lleva una gran potencialidad que tiene que ser actualizada. Todo el mundo nace con un futuro. Todo el mundo tiene esperanza. ¿Qué entiendes tú por místico? Un místico es aquél que está tratando de realizar el misterio de la vida, que va caminando hacia lo desconocido, que está entrando en lo inexplorado, cuya vida es una aventura, una exploración.
          Y todos los niños empiezan de ese modo: con respeto, con asombro, con una gran pregunta en su corazón. Todo niño es un místico. En algún  punto de tu supuesto crecimiento pierdes el contacto con la posibilidad interna de ser un místico, y te conviertes en un hombre de negocios, en un empleado, en un funcionario o en un ministro. Te vuelves cualquier otra cosa. Y te empiezas a creer que eres eso. Y en cuanto te lo crees, así es.
          Mi esfuerzo consiste en destruir las nociones equivocadas que tienes de ti mismo y liberar tu misticismo. La meditación es una manera de liberar tu misticismo...
          La meditación es un camino para ir dentro de nosotros mismos a una profundidad donde los pensamientos no existen, por eso no es una doctrina. No es enseñarte nada; de hecho, es sólo hacerte más consciente de tu capacidad interna de estar sin pensamientos, de estar sin mente".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

El amor, la verdad, la dicha o Dios no tienen ninguna demostración; son experiencias internas.

"¿Cuál es el criterio del amor? 
Cuando te enamoras, 
¿puedes demostrarlo? 
¿Puedes demostrar que realmente te has enamorado? 
¿Hay alguna forma de hacerlo? 
¿Hay algún argumento o algún razonamiento del que puedas valerte, 
tienes algún testigo?  
Lo único que puedes hacer  es decir: 
"Sé a ciencia cierta que mi corazón late de una forma diferente"; 
pero eso es algo subjetivo. 
No puedes tomar parte de tu dicha 
y enseñársela a la gente para demostrarles lo que sientes.
El amor, 
la verdad, 
la dicha 
o  Dios 
no tienen ninguna demostración; 
son experiencias internas".

OSHO, Antes del amanecer. Un nuevo día te está esperando.
http://osho-maestro.blogspot.com/

Sólo en la profunda meditación uno descubre el simple hecho de que no somos ni el cuerpo ni la mente.

          "El hombre moderno vive con tanta prisa que no se puede sentar, no puede descansar. Se ha vuelto incapaz de descansar. Una vez que eres incapaz de descansar eres incapaz de todo lo valioso. Sin embargo, la realidad es que no necesitamos preocuparnos por nada. La vida es eterna. Hemos estado siempre aquí y siempre estaremos, somos inmortales. Cambiará el cuerpo, cambiará la mente, pero nosotros no somos ni lo uno ni lo otro; ni el cuerpo ni la mente.
          Sólo en la profunda meditación uno descubre el simple hecho de que no somos ni el cuerpo ni la mente; somos conciencia, consciencia. Somos los testigos de todo el juego. Una vez que hayas conocido a ese testigo, habrás saboreado algo de ese néctar. Ése es el néctar que buscaban los alquimistas".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

La amargura es un estado de ignorancia.

          "No es casualidad que los ancianos se vuelvan amargados. Es muy difícil vivir con los ancianos, aunque sean tus propios padres. Es muy difícil por la sencilla razón de que toda su vida se les ha ido por el desagüe, se sienten amargados.  Saltan por cualquier cosa para lanzar su negatividad. No pueden tolerar que los niños sean felices, que bailen, que canten, que griten de alegría; no lo pueden soportar.
          En realidad, simplemente están amargados con esa cosa llamada vida. No hacen más que encontrar excusas... es muy raro encontrar un anciano que no esté amargado. Si hay un anciano que no esté amargado, significa que ha vivido realmente, maravillosamente, que realmente ha crecido. Entonces los ancianos tienen una gran belleza que ningún joven puede tener. Tiene cierta madurez, crecimiento, está experimentado. Ha visto y ha vivido tantas cosas que está realmente agradecido a la existencia. Sin embargo, es muy difícil encontrar ese tipo de hombre porque significa que es un Buda, un Cristo, un Krishna. Sólo la persona que ha despertado puede no ser amarga en su vejez; porque la muerte está llegando, la vida se ha ido, ¿de qué se puede alegrar? Sólo está enfadado.
          La amargura es un estado de ignorancia. Tienes que trascenderla, tienes que aprender la conciencia que se convierte en un puente que te lleva más allá. Ese simple ir es la revolución. En el momento en que realmente has ido más allá de todas las quejas, de todos los noes, surge un gran sí, sólo sí, sí, sí; hay una gran fragancia. La misma energía que era amarga se convierte en fragancia".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 de mar. de 2015

El hombre está entre los dos: la inconsciencia absoluta de los animales y la consciencia absoluta de los budas, de los dioses.

"La única diferencia entre el animal y el ser humano 
es que el animal es completamente inconsciente, 
el humano es un poco más consciente. 
Y la única diferencia entre lo humano y lo divino 
es que lo divino es absolutamente consciente. 
El hombre está entre los dos: 
la inconsciencia absoluta de los animales 
y la consciencia absoluta de los budas, 
de los dioses. 
Puedes dirigirte hacia abajo, 
volver a caer en la oscuridad, 
o puedes comenzar a escalar".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

El amor no es nada más que el murmullo del corazón.

          "Sólo el corazón amante puede alcanzar el corazón de la existencia. La mente es poco profunda y superficial, no sabe nada de alturas y profundidades. La mente es idiota, siempre es mediocre. No te puede dar ninguna perspectiva de la realidad. Para eso necesita funcionar tu corazón; el amor no es nada más que el murmullo del corazón.
          Permite que el corazón cante su canción. Aunque la mente lo condene, no te preocupes por ella. La mente lo condenará, la mente dirá: "Es irracional". Por ejemplo, cuando la situación sugiere que tú eres infeliz y comienzas a cantar una canción, la mente dirá: "Eso no está bien, así no es como tienen que ser las cosas, tienes que ser infeliz; eso es lo lógico".
          Permite que tu corazón cante, dance, se regocije. Los perros de la mente no harán más que ladrar y decir: "Es irracional, no es lo que se espera, es inmoral". Condenará toda la poesía que haya en tu interior, condenará todo el amor que haya en tu interior. Intentará por todos los medios sacarte del corazón porque todo su poder corre peligro. Pero no lo escuches; sigue cantando, sigue danzando, celebrando. Un día te sorprenderás: los perros ya no están ladrando, se han quedado muy atrás.
          El día en que eso ocurra será un día de gran bendición. Entonces comenzarán a derramarse las flores sobre ti, entonces toda la existencia comenzará a derramar todo tipo de alegrías sobre ti. Estarás conectado con el todo, te habrás convertido en un vidente. El amor te hace vidente, te da ojos".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

La creatividad es religión. La creatividad es oración.

          "Todo mi esfuerzo consiste en hacer que seas un poco más festivo, en hacerte un poco más regocijante, en hacerte consciente de todos los dones que el todo te ha dado para que pueda surgir la gratitud en ti.  De esa gratitud surge la ofrenda de canciones. Cuando uno se postra ante la existencia en simple agradecimiento y se ofrece a sí mismo, sea lo que sea lo que haya obtenido, unas cuantas flores de su propio ser. Esas flores son lo que quiero decir con canciones: un poco de creatividad, todo lo que puedas crear.
          Basta con sentir: "He contribuido mínimamente a la belleza del mundo, a la gracia de la existencia; he añadido un poco más de luz a la noche oscura del alma", y te sientes satisfecho, inmensamente lleno. No hace falta nada más, ninguna otra religión. La creatividad es religión. La creatividad es oración. Sin embargo, la creatividad sólo puede surgir de la meditación".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 de mar. de 2015

La vida es el único Dios. Hay que vivir en ella y hay que vivir intensamente, apasionadamente, no con desgana, no de forma templada.

          "La vida es el único Dios. Hay que vivir en ella y hay que vivir intensamente, apasionadamente, no con desgana, no de forma templada. Hay que quemar la antorcha de la vida por ambos extremos a la vez; entonces, incluso un solo momento será más valioso que toda la eternidad.
          Vive cada momento, pero vive sin contener nada. Permanece aquí y ahora como si este fuera el último momento.
          Así es como hay que vivir: cada momento tiene que ser el último momento, de modo que ¿por qué vivir la vida de forma desganada? A lo mejor no puedes vivir  otro momento, de modo que pon en este todo lo que tengas, arriesga todo lo que tengas en este momento porque quién sabe lo que ocurrirá al momento siguiente.
          ¡Esa es la manera de vivir! Cuando no te preocupas por el resultado, te conviertes en un loto. Tienes que tener presente continuamente el loto para que puedas ir profundizando cada vez más en el aquí y el ahora, pero sin ataduras, libre, intacto. Sin futuro, para que puedas vivir totalmente, y sin pasado, para que puedas permanecer intacto.
          Una vez que ocurra eso, la vida será dicha; dicha ilimitada, dicha infinita, dicha eterna".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

La vida es una escuela. Estamos aquí para aprender algo, y lo más importante que tenemos que aprender es cómo cantar, cómo danzar, cómo regocijarnos; y todo eso se hace posible a través de la meditación.

          "El hombre sin meditación es un hombre sin canción en su corazón, sin ninguna poesía en su ser, sin ninguna celebración. Su primavera todavía no ha llegado, sus flores todavía están esperando, todavía no se han materializado, todavía no han florecido, todavía no ha liberado su fragancia.
          Es como una semilla: encerrado en sí mismo; inconsciente, completamente inconsciente de lo que puede ser, de lo que es. Y no hace más que vivir una vida normal sin alegría, sin dicha, sin danza. Se arrastra porque la mente es una gran carga; a duras penas consigue cargar con ella. De hecho, la muerte parece un alivio porque tarde o temprano se acabará todo y descansaremos en la tumba.
          La vida es una escuela. Estamos aquí para aprender algo, y lo más importante que tenemos que aprender es cómo cantar, cómo danzar, cómo regocijarnos; y todo eso se hace posible a través de la meditación.  La meditación libera todas esas energías en ti. Y comienzan a florecer miles de flores en tu ser. Entonces el paraíso ya no está después de la muerte, está aquí y ahora. Únicamente cuando el paraíso está aquí ahora, es verdad".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

En eso consiste la meditación; una estrategia para detener el parloteo constante de la mente.

          "La única preparación que se requiere para experimentar la divinidad es dejar la mente a un lado. En eso consiste la meditación; una estrategia para detener el parloteo constante de la mente, esa mente loca que no hace más que funcionar sin necesidad. Está ocupada sin ocupación.
          No estoy diciendo que haya que destruir la mente, sólo hay que dejarla a un lado para usarla cuando la necesites. Es como un coche aparcado en el garaje. Cuando quieras usarlo lo puedes sacar del garaje, entonces tú eres el amo.
          Sin embargo, normalmente la situación es la contraria: el coche no hace más que insistir en no ir al garaje. Dice: "No me voy a parar. Tienes que conducirme".  Y no hace más que circular durante 24 horas al día. La mente sigue funcionando incluso cuando estás dormido. Normalmente, una vez que empieza en la infancia, no para hasta antes de la muerte, a menos que alguien comience a dirigirse a la meditación.
          La mente se detiene en aquellas pocas personas que entran en la meditación, y de repente son conscientes de que el sol se estaba ocultando detrás de las nubes de la mente. Esa conciencia es la luz suprema, el sol supremo, es conocimiento divino".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

7 de mar. de 2015

La educación es religiosa si te hace suficientemente valiente como para aceptarte a ti mismo y vivir tu vida.

          "Educar significa que todo aquello oculto en el individuo tiene que ser sacado a la luz. El individuo tiene que florecer; ese es el significado original de educación.
          Esto también es meditación: tienes que florecer en tu propio ser. No sabes lo que vas a ser, no sabes qué flores saldrán, cuál será su color y su perfume, no lo sabes. Te adentras en lo desconocido. Sencillamente, confías en la energía de la vida. Te ha dado nacimiento, son tus cimientos, es tu ser. Tú confías. Sabes que eres un hijo de este universo, y este universo, si te ha hecho nacer, también se ocupará de ti...
          Basho ha dicho: "Si las flores han nacido de este Universo, entonces confío"...
          La educación es confianza en ti mismo y en la existencia, permitiendo el despliegue de todo lo que se oculta en ti; es sacar todo lo que está dentro afuera. Pero tú no le importas a nadie. A la sociedad le importan sus propias ideas, ideologías, prejuicios, tecnología; siguen obligándote. Usan tu cabeza como si se tratara de un lugar vacío, que tienen que amueblar. Normalmente la educación, o todo lo que tienes a mano bajo el nombre de educación, no es nada más que atiborrar la mente de conocimientos, porque el conocimiento tiene alguna utilidad. No le importas a nadie, a nadie le preocupa tu destino. Necesitan más médicos, más ingenieros, más generales, más técnicos, más fontaneros, más electricistas. Los necesitan; te obligan a hacerte fontanero, o médico, o ingeniero.
          No estoy diciendo que haya algo malo en ser ingeniero o médico, pero desde luego está mal si se te obliga desde el exterior. Si alguien florece en forma de médico, verás cómo a su alrededor sucede una gran curación. Será un sanador de nacimiento. Será de verdad un médico, sanará todo lo que toque. Ha nacido para eso.
          Pero cuando se te obliga desde el exterior y  te lo tomas como una profesión, porque tienes que vivir y aprender a ganarte tu sustento, lo asumes. Entonces uno está paralizado y aplastado por el peso. Te sigues arrastrando, y un día te mueres. En esa vida no ha habido ni un momento de celebración. Por supuesto, dejará mucho dinero para que sus hijos se conviertan en doctores cuando les toque el turno, para que vayan a la universidad, a la misma universidad que le ha destruido. Y sus hijos harán lo mismo a sus hijos, y así es como todo se transfiere de una generación a otra. No, a esto no le llamo educación. Esto es un crimen. Es realmente un milagro que a pesar de esta educación de vez en cuando florezca un buda en el mundo. Es un milagro. Es increíble que alguien consiga escaparse: es una metodología para matarte, está arreglado de esta manera. Y los niños pequeños son atrapados en el mecanismo sin saber adónde van, sin saber qué van a hacer con ellos. Cuando se dan cuenta, ya están totalmente corrompidos, destrozados. Cuando pueden pensar sobre qué van a hacer con su vida, ya son incapaces de ir en ninguna otra dirección.    
          Cuando tengas veinticinco o treinta años, se te habrá ido la mitad de tu vida. Pero cambiar parece demasiado arriesgado. Eres médico, tu consulta va bien; de repente un día te das cuenta de que no estabas destinado para esto. No es lo tuyo, ¿pero qué puedes hacer ahora? Sigues fingiendo que eres un médico. Y si el médico no está contento de ser médico, no podrá ayudar a ningún paciente. Podría medicar al paciente, podría darle un remedio, pero no va a ser realmente una fuerza curativa. Cuando un médico es realmente un médico, médico de vocación.... y todo el mundo ha nacido para algo... Podrías no enterarte, podrías ni siquiera saberlo. Algunas personas nacen poetas, pero no puedes crear un poeta. No hay manera de fabricar poetas. Algunas personas nacen pintores; pero tú no puedes fabricar pintores.
          Pero las cosas están muy mal colocadas: el pintor está trabajando de médico, el médico está trabajando de pintor. Ahí tienes al político: podría haber sido un buen fontanero pero se ha convertido en primer ministro o en presidente. Y la persona que podría haber sido primer ministro está de fontanero.
          Por eso hay tanto caos en el mundo: todo el mundo está mal colocado, nadie está exactamente donde debería estar. Una buena educación será exactamente un camino a la meditación. Una educación errónea es una barrera para la meditación, porque una educación errónea te enseña cosas que no se ajustan a ti. Y a menos que algo encaje contigo y tú encajes con ello, nunca podrás estar sano y completo. Sufrirás.
          Por eso, normalmente, cuando una persona educada se interesa en la meditación tiene que desaprender todo lo que ha aprendido. Tiene que regresar a su infancia y empezar desde allí, desde el ABC. De ahí mi insistencia en algunas meditaciones en las que tú de nuevo te vuelves un niño. Cuando bailas eres más un niño que una persona adulta.
          Los hombres que tienen un cierto prestigio social se quedan muy atascados porque no pueden hacer nada, no pueden arriesgar su prestigio. Tienen miedo. No son felices, no saben lo que es la dicha, no saben exactamente lo que significa estar vivo, pero son respetables. Por eso se aferran a su respetabilidad, y después mueren. Nunca viven; mueren antes de haber empezado a vivir. Hay muchas personas que mueren antes de haber empezado a vivir.
          Mis meditaciones están para traerte de vuelta a tu niñez, cuando no eras respetable, cuando podías hacer locuras, cuando eras inocente, sin corromper por la sociedad, cuando no habías aprendido ninguno de los engaños del mundo, cuando eras espiritual, poco mundano. Me gustaría que regresaras a ese punto; y que después empezaras de nuevo. Y esto es tu vida. La respetabilidad o el dinero son premios de consolación, no son premios reales. No te dejes engañar por ellos.
          No te puedes comer la respetabilidad, no te puedes comer el dinero y no te puedes comer el prestigio. Son sólo juegos: insignificantes, estúpidos, mediocres. Si eres suficientemente inteligente entenderás que tienes que vivir tu vida y que no tienes que preocuparte de otras cosas. Todas las consideraciones carecen de significado: es tu vida. La tienes que vivir auténticamente, amorosamente, con gran pasión y con gran compasión, con gran energía. Te tienes que convertir en una gigantesca ola de dicha. Haz todo lo que tengas que hacer para conseguirlo.
          Será necesario desaprender. Desaprender significa que vas a abandonar esas rutas equivocadas, que vas a dejar de andar por esos caminos equivocados que la sociedad te ha impuesto, te ha persuadido y te ha seducido para que tomes. Tomarás la responsabilidad de tu propia vida; te convertirás en tu propio maestro. Ese es el significado de sannyas. Un sannyasin de verdad es aquel al que no le importan las opiniones de los demás, que ha decidido vivir su vida como quiere. No significa que seas irresponsable. Cuando empiezas a vivir tu vida responsablemente, no sólo te ocupas de ti mismo, también te ocupas de los demás, pero de un modo totalmente diferente.
          Tomarás todas las precauciones para no interferir en la vida de nadie; esto es lo que significa responsabilidad. No permites que nadie interfiera en tu vida y, naturalmente, no interferirás en la vida de nadie. No quieres que nadie guíe tu vida, no quieres que tu vida sea un tour guiado. Un tour guiado no es en absoluto un tour. Quieres explorar por tu cuenta. Quieres adentrarte en el bosque sin ningún mapa, de modo que puedes ser también un descubridor, que también puedes llegar a algún lugar nuevo por primera vez...
          Y todos los budas han dicho que la verdad es inconmensurable; todos los budas han dicho que la verdad no sólo es desconocida, es incognocible. Es un mar desconocido: te subes a un barquito y navegas en un mar desconocido. Saltas a la aventura. Es arriesgado, es peligroso. Pero en el riesgo y en el peligro el espíritu florece, se integra.
         Para mí, si la educación es correcta será simplemente una parte de la meditación; la meditación será el último punto. Si la educación es correcta, las universidades no deberían estar en contra del universo. Deberían ser sólo lugares de entrenamiento, trampolines hacia el universo. Si la educación es la correcta, se ocupará de tu dicha, tu felicidad, la música, la poesía, la danza. Te enseñará a desarrollarte. Te ayudará a salir de tu propio ser, a florecer, a crecer, a extenderte, a expandirte.
          La educación es religiosa si te hace suficientemente valiente como para aceptarte a ti mismo y vivir tu vida, y convertirte en una ofrenda a la existencia a tu manera, de una manera única y singular".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

La religión es una historia de amor, una historia de amor con la existencia.

          "La religión surge de la maravilla y el asombro. Si te puedes maravillar, si te puedes asombrar, eres religioso. No por leer la Biblia, el Gita o el Corán, sino al experimentar el asombro. Cuando ves el cielo lleno de estrellas, ¿Sientes cómo te baila el corazón? ¿Puedes ver cómo surge una canción en tu ser? ¿Te sientes en comunión con las estrellas? Entonces eres religioso...
          La religión es una historia de amor, una historia de amor con la existencia...
          La religión no se puede enseñar, sólo se puede cazar. ¿Eres religioso? ¿Estás rodeado de la vibración de la religión?...Entonces tus hijos la aprenderán simplemente por estar contigo. Si te ven con lágrimas en los ojos mirando una puesta de sol, no tendrán más remedio que verse afectados; se quedarán callados. No necesitas decirles que se callen; verán las lágrimas y entenderán su idioma".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 de mar. de 2015

En cuanto toques el fondo de la tristeza, sonreirás.

          "La meditación remueve muchas cosas. Remueve tu felicidad y también tu tristeza. A veces te sumerge en un valle oscuro y te sientes triste y deprimido, y otras veces te eleva a las alturas. Está bien, deja que ocurra y acepta todo lo que suceda.
          Cuando te sientas deprimido, no intentes escapar; al contrario, profundiza en ello lo máximo posible. Sumérgete en tu tristeza, entristécete por completo, hasta que puedas tocar el fondo. Una vez que toques el fondo de la tristeza de repente te darás cuenta de que es el mismo fondo que el de la felicidad. Sólo cambia la superficie; a medida que profundizas, desparecen las diferencias y el fondo es uno solo.
          De modo que la próxima vez que estés triste, entristécete de verdad, sumérgete en la tristeza. No hagas ningún esfuerzo por salvarte, no llores, no pases de la tristeza a otra cosa para poder estar ocupado y olvidarte de ella. No, quédate en ella. Es difícil, arduo, duro, pero vale la pena. En cuanto toques el fondo de la tristeza, sonreirás.
          Entonces podrás volver a estar triste, porque una vez que tocas el fondo de cualquier sentimiento, lo traspasas".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

No seas serio, no hace falta, ninguna falta.

          "No seas serio, no hace falta, ninguna falta. Te aceptes a ti mismo o no, tú eres tú. Tu rechazo no cambia nada, sólo te hace infeliz, eso es todo. Si te aceptas, puedes danzar y ser feliz y celebrar. Si no te aceptas, te vuelves serio y tenso. De modo que lo importante no es si quieres aceptarte o no, sino si quieres ser feliz o infeliz....
          ¿Por qué digo que la felicidad es la única alquimia? Porque en tu felicidad fluyes, tu energía no está congelada, no estás bloqueada. Tienes una danza interior de energía, una energía dinámica que se necesita para la transformación. Cuando eres infeliz, eres insulso, aburrido, como una roca, nada fluye, todo está congelado. ¿Cómo vas a cambiar?
          ¡De modo que no seas serio! Este es uno de los escollos con los que se encuentra la gente que está buscando a Dios. Las personas que están buscando a Dios son casi siempre personas serias".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

El análisis es una enfermedad de la mente.

"No es necesario el análisis, 
no te va a ayudar. 
El análisis es una forma de evitar la vida, 
no la vives, 
la piensas. 
Piensas que amas a una mujer, 
pero no la amas, 
piensas en amarla. 
Piensas que la amas 
y todo se vuelve falso. 
Puedes engañar a los demás, 
pero estarás desperdiciando tu energía.  
El análisis es una enfermedad de la mente, 
te dará ideas falsas. 
Si analizas el amor lo reducirás a algo ridículo.  
Si analizas la vida, 
sólo tendrás compuestos químicos, 
y nada más.  
Si analizas una flor bella, 
desaparecerá la belleza y sólo te quedará en la mano la materia. 
Todo esto es verdad, 
todo lo bello, 
todo lo bueno rehúye el análisis".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

2 de mar. de 2015

Vuélvete más corazón, menos cabeza.

"Vuélvete más corazón, 
menos cabeza. 
La cabeza es sólo una parte; 
el corazón es todo tu ser. 
El corazón es tu totalidad. 
Por eso, siempre que eres total en algo 
funcionas desde los sentimientos. 
Siempre que eres parcial en algo 
funcionas desde la cabeza.
Siempre que eres total en algo, 
te sientes extático. 
El éxtasis es del corazón, 
es de la totalidad".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 de mar. de 2015

Un solo individuo puede transformar el mundo entero.

"Cámbiate a ti mismo, 
y en ese mismo cambio 
habrás cambiado una parte del mundo. 
Tú eres una parte del mundo. 
Si tu cambio es algo que te hace rico, 
alegre, 
feliz, 
te convierte en una canción, 
será difícil para los otros resistirse a cantar, 
bailar, 
florecer contigo. 
Un solo individuo puede transformar el mundo entero 
sin siquiera mencionar la palabra transformación".

Osho, Poder, política y cambio. ¿Qué puedo hacer para ayudar a que el mundo sea un lugar mejor?
http://osho-maestro.blogspot.com/

Cuando el trabajo no es una alegría, tienes que tomarte unas vacaciones.

"Cuando el trabajo no es una alegría, 
tienes que tomarte unas vacaciones; 
cuando te cansa, 
cuando no estás enamorado de él, 
necesitas unas vacaciones.
Pero si te gusta 

es una fiesta, 
una relajación, 
un descanso".


Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/