16/4/2014

El camello vive en el pasado, el león en el futuro. El niño vive en el presente, aquí y ahora.

          "Todo tiene su tiempo. En la primera época todos deben ser camellos, diciendo sí, creyendo en lo que digan, asimilando y digiriendo. Es el principio de la jornada.
          La segunda etapa es difícil. La primera te la dio la sociedad; por eso hay millones de camellos y pocos leones. La sociedad te deja al convertirte en un camello perfecto. Más allá de eso, la sociedad no puede hacer nada más por ti. Ahí termina su trabajo, y el de la escuela y la universidad. Te dejan como un camello perfecto, !con diploma y todo!
          Recuerda que te vuelves león por ti mismo. Si no lo decides, nunca te convertirás en uno. Ese riesgo debe tomarse de forma individual. Es muy peligroso porque convirtiéndote en león, fastidiarás a los camellos que te rodean. Y ellos aman la paz; siempre están listos para comprometerte. No quieren ser molestados, tampoco que ocurran cosas nuevas en el mundo, porque las novedades incomodan. Están en contra de revolucionarios y rebeldes; y no por Sócrates y Cristo, quienes han traído grandes revoluciones. Los camellos temen tantas cosas pequeñas que resulta sorprendente.
          Los leones no son bienvenidos. La sociedad crea todo tipo de dificultades para ellos porque perturban la comodidad de los camellos, molestan su sueño y les crean preocupaciones. Les crean el deseo de convertirse en leones, y ese es el verdadero problema...
          El estado del león es la independencia, desobediencia y rebelión contra el otro y la autoridad, contra el dogma, la iglesia, el poder político y el Estado.  ¡El león está en contra de todo!  Quiere destrozar todo y crear de nuevo el mundo, más cercano a sus deseos. Tiene grandes sueños y utopías en su mente. Considera locos a los camellos, porque viven en el pasado y el león comienza a vivir en el futuro.
          Se abre una gran brecha. El león anuncia el futuro, y sólo puede llegar a él si el pasado es destruido. Lo nuevo llega si lo viejo cesa de existir y deja espacio para lo nuevo. Así que hay una lucha constante entre el león y el camello, y los camellos son mayoría. El león surge de vez en cuando; es la excepción que confirma la regla...
          El primer estado, el del camello, es inconsciente. El segundo, el del león, es subconsciente, un poco más elevado que el inconsciente. Han comenzado a llegar unos cuantos destellos de consciencia... Pero recuerda: el cambio de camello a león no es como el de león a niño...
          La diferencia entre camello y león es grande, pero ambos existen en el mismo plano. El capullo permanece en un lugar; la oruga comienza a moverse, pero en la misma tierra. El movimiento ha nacido pero el plano es el mismo: que seas camello es un obsequio de la sociedad. Ser león es un regalo que tú misma te das. A menos que te ames a ti mismo, no serás capaz de serlo. A menos que desees convertirte en un individuo, único por derecho propio, no serás capaz de convertirte en león...
          La tercera etapa es la del niño.
          Escucha atentamente: la primera etapa la da la sociedad; la segunda, el individuo a sí mismo. La tercera sólo es posible si la oruga atrapa un destello de mariposa. ¿Cómo pensará la oruga que puede volar por sí misma, convertirse en algo alado?  ¡No es posible!  Es absurdo e ilógico...
          Del camello al león hay una evolución. Del león al niño hay revolución...
          El camello vive en el pasado, el león en el futuro.
          El niño vive en el presente, aquí y ahora.
          El camello es pre-mente; el león, mente; el niño, post-mente o no-mente...
          El niño simplemente es: inefable, indefinible, misterio y maravilla.
          El camello tiene memoria; el león, conocimiento, y el niño, sabiduría. El camello es cristiano, hinduista, musulmán o teísta; el león, ateo; el niño, religioso... sólo una simple religiosidad, la cualidad del amor y de la inocencia".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

15/4/2014

Quiero que la gente sea política y religiosamente libre

"Quiero que la gente sea política y religiosamente libre;
un individuo libre en cada dimensión 
para que actúe de acuerdo con su voz interior
y su propio estado consciente.
Así, el mundo será maravilloso,
una verdadera revolución".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

14/4/2014

Toda mi doctrina podría resumirse así: sé quien eres y no te preocupes del mundo en absoluto.

Osho:
Me encantan las palabras que usas: "el rostro original"; sin embargo, no he tenido ningún atisbo existencial ni comprensión para entender a qué te refieres con ellas. ¿Podrías ahondar un poco más?

Respuesta de Osho:
          "Veena, "el rostro original" sólo es una expresión poética para referirse a la inocencia absoluta y no pervertida por tus padres, tus profesores, la sociedad, tu cultura y tú misma...
          A eso se refiere la expresión "el rostro original".
          Es una forma poética de decir: no intentes parecer más bella, más meditativa, más respetable. Es un veneno mortal; el deseo mismo de querer parecer quien no eres es venenoso.
          Toda mi doctrina podría resumirse así: sé quien eres y no te preocupes del mundo en absoluto. Entonces sentirás dentro de ti una gran relajación y una paz profunda en tu corazón. Es tu "rostro original", relajado, sin tensiones, sin pretensiones, sin hipocresías, sin todas esas supuestas normas de cómo deberías comportarte.
          Pero ese veneno se ha adentrado profundamente en tu sangre, tus huesos y tu médula. Yo intento sacarlo y devolverte tu ser natural. No hay nada más bello que la naturaleza, ni nada más misterioso que lo original; las etiquetas y los modales no pueden superarlo...
          Veena, llevas conmigo mucho, mucho tiempo, pero nunca me ha parecido que estés relajada, cómoda, en casa. Estos pobres árboles y los pájaros conocen su rostro original simplemente estando tranquilos, relajados, en casa. El ser humano es el único que lo ha olvidado porque sólo encuentra una máscara tras otra; se ha perdido en una selva de máscaras y ahora le resulta difícil saber cuál es la original...
          "El rostro original" es una bella expresión poética, pero no significa que tengas otra cara. Es la misma pero sin tensiones, es la misma pero relajada, es la misma pero sin juicios, y esa cara no considera a los demás inferiores. Tu rostro original es tu cara con unos valores nuevos.
         Hay un  antiguo proverbio: muchos héroes son individuos que no tuvieron el valor de ser cobardes. ¿Qué tiene de malo ser cobarde? Tú eres cobarde, no pasa nada. Los cobardes también son necesarios; de lo contrario, ¿de dónde saldrían los héroes?. Los cobardes son absolutamente necesarios para que haya un contexto del que puedan surgir los héroes.
          Sé tú misma, Veena. El problema es que nadie te dijo antes que lo hicieses. Todo el mundo se entromete diciendo que deberías de ser de tal o cual forma, incluso en cualquier situación intrascendente.
          Cuando iba al colegio... Yo sólo era un niño, pero odiaba que me dijesen cómo tenía que ser. Los profesores intentaron sobornarme diciendo: "Si te portas bien, podrías llegar a ser un genio".
          "Al diablo con el genio, yo sólo quiero ser yo mismo", respondía". 

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.

13/4/2014

¡Nadie tiene la obligación de cumplir tus fantasías! La gente es real.

          "En tu fantasía las mujeres no transpiran --¿o lo hacen?--  ni se ponen en tu contra ni te riñen. Son doradas, flores dulces y siempre permanecen jóvenes. Nunca envejecen ni se vuelven malhumoradas. Dado que son tus creaciones, si quieres hacerlas reír, ríen. Sus cuerpos no son de este mundo. Pero cuando encuentras a una mujer real, ésta transpira, su aliento puede ser fuerte y es natural que algunas veces esté malhumorada. Además riñe y discute, te lanza almohadas y rompe objetos, y no te permitirá hacer mil cosas. Comienza a limitar tu libertad. Tus mujeres de fantasía no restringían tu libertad.  La mujer real parece una trampa. Y no es tan bella como habías pensado...Es una mujer común, así como tú eres un hombre común. Ni tú satisfaces su deseo ni ella cumple el tuyo. ¡Nadie tiene la obligación de cumplir tus fantasías! La gente es real.
          Debes hacer a un lado tus fantasías, aprender a vivir con la realidad y a ver lo extraordinario en lo común, lo cual es un gran arte. Una mujer no es sólo piel, rostro y proporción. ¡Es un alma! Tienes que intimar con ella, involucrarte en su vida interior, fusionarte y encontrarte con su energía.  La gente no sabe cómo encontrarse y fusionarse; nunca se lo han enseñado. No te han enseñado el arte del amor, y todos piensan que saben lo que es. Tienes el potencial del amor, pero no el arte de amar.
          Has nacido con la capacidad de aprender el lenguaje, pero no con el lenguaje en sí.  Y lo mismo ocurre con el amor: naciste con la capacidad de amar, pero no con el arte de amar, que debe enseñarse y asimilarse.
          Sucede todo lo contrario: te han enseñado el arte de temer y de odiar a la gente. A los cristianos se les ha enseñado a odiar a los musulmanes; a los musulmanes, a odiar a los judíos; a los hindúes, a odiar a los paquistaníes. Y la vida se vuelve una pesadilla.
          Si estás aburrido con tu esposa es porque no sabes cómo entrar en su alma. Puedes entrar en su cuerpo, pero eso se volverá aburrido, será repetitivo. El cuerpo es una cosa superficial. Puedes hacer el amor una vez, dos, tres, y luego conoces su cuerpo y sus contornos. No hay nada nuevo. Comienzas a interesarte en otras mujeres: piensas que deben de ser distintas a tu esposa, al menos debajo de su ropa puedes imaginar algo diferente. Puedes fantasear sobre ellas...
          Pero no puedes fantasear sobre tu esposa; ese es el problema. Puedes fantasear sobre la esposa del vecino, ella te resulta atractiva.
          La gente se aburre con sus esposas y sus maridos, y el motivo es que no entran en contacto con otra alma real. Han sido capaces de hacerlo con el cuerpo, pero no han conseguido el contacto de corazón con corazón, centro con centro, alma con alma. Una vez que sabes  poner en contacto alma con alma, no hay aburrimiento en absoluto. Siempre hay algo que descubrir en el otro, porque cada ser humano es infinito y la exploración no tiene fin...
        ...el problema fundamental es que no decodificas el misterio interior de tu mujer o de tu hombre, y tarde o temprano te hartarás. Entonces te vuelves un mártir --sigue con ello, súfrelo y espera a que la muerte te libere--  o comienzas a satisfacerte con otras personas.  Pero date cuenta de que lo que hayas hecho con tu mujer o con tu hombre lo harás con la siguiente pareja y te aburrirás, y así toda tu vida estarás cambiando de pareja....
          La pintura es fácil, crear poesía es fácil, pero una comunión con la energía de otro, una comunión danzante, es el arte más grande y difícil de aprender.
          El tantra puede enseñar a la gente cómo amar tan profundamente que el amor en sí mismo se vuelve tu religión: un día desaparece tu mujer y ahí está Dios; un  día desaparece tu hombre y encuentras a Dios; un día, en profunda comunión, en profunda experiencia orgásmica,  ambos desaparecen y sólo está Dios y nadie más".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

11/4/2014

Vive una vida de manos abiertas.

Otro participante del grupo dice: "Yo he aprendido muchas cosas sobre el control que ejerzo. Controlo y me resulta muy difícil dejarme llevar. Hoy me he dedicado únicamente a asimilar eso".

Respuesta de Osho:
          "No vuelvas a caer en la vieja costumbre de controlarte a ti mismo; una vez que te vuelves controlado, demasiado controlado, impides que la vida te ocurra. Pones demasiadas condiciones y la vida no puede cumplir ninguna.
          La vida sólo te ocurre cuando la aceptas de forma incondicional, cuando estás preparado para recibirla, sea cual sea la forma en la que aparezca, sea cual sea el aspecto. Pero el hombre que controla demasiado, siempre le pide a la vida que sea de una forma determinada, que cumpla determinadas condiciones, y la vida ni se molesta, se limita a pasar de largo a ese tipo de personas, y ellos se quedan prácticamente muertos, vegetando.
          Cuanto antes rompas la prisión del control, mejor, porque todo control proviene de la mente. Y tú eres superior a la mente. De modo que una pequeña parte de ti está intentando dominar, está intentando dictar. La vida sigue fluyendo y tú te quedas atrás, así que te quedas frustrado. La lógica de la mente es tal que dice: "Mira, no controlaste bien, por eso fallaste, así que controla más".
          La verdad es justo lo contrario: el hombre desperdicia su vida por querer ejercer demasiado control sobre ella. Sé como un río salvaje, pero mucho, mucho más de lo que puedas soñar, de lo que puedas imaginar, está esperándote  a la vuelta de la esquina, al alcance. Pero tienes que abrir la mano, no sigas viviendo la vida con los puños cerrados, porque esa es la vida del control.
          Vive una vida de manos abiertas. Tienes a tu disposición todo el cielo, no te conformes con menos. Nunca te conformes con menos. Todo el cielo, todo el cielo te corresponde por derecho de nacimiento... vuela a los rincones más lejanos de la existencia y disfruta, regocíjate y celebra todo lo que la vida te ha dado.
          Así que si has tenido esa percepción, sujétate a esa cuerda para que no se te escape".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes

10/4/2014

Canta tu canción, baila tu baile y regocíjate en tu ser sea cual sea su naturaleza.

          "Me pronuncio por la cualidad de único del hombre. Sí, cada persona debería recibir la misma oportunidad de ser ella misma; en otras palabras, recibir la misma oportunidad de ser desigual, única. Las oportunidades pueden darse, pero el matemático habrá de convertirse en matemático y el músico en músico.
          Sin embargo, hasta ahora no hay sociedad que otorgue libertad al individuo. Piensas que eres libre pero estás viviendo una ilusión.  La humanidad sólo será libre cuando no haya complejo de inferioridad en los niños; de otra manera, la libertad es sólo hipocresía. Los demás tratan de convertirse en marioneta.
          Las intenciones de los padres no son malas, tampoco las de los maestros. Nunca sospeché de ellas, sino de su inteligencia, de su entendimiento de la naturaleza humana, de su crecimiento y de sus posibilidades.
          Si tú estás tranquilo por dentro, sin complejo de inferioridad, entonces ¿a quién le importa lo que la gente espera de ti? Tú nunca has satisfecho las expectativas de nadie. Simplemente has vivido tu vida de acuerdo con tu perspicacia, intuición e inteligencia. Y así debe ser. Un ser humano sano no tendrá complejo de inferioridad.
          Y, por otra parte, si no tienes complejo de inferioridad, nunca tratarás de ser superior. No necesitas ser superior a alguien, dominarlo y controlarlo; nunca te convertirás en político. Únicamente la persona que sufre un complejo de inferioridad se siente atraída por la política...
         Ser es tan importante que te hace irreemplazable. Tú eres sólo tú mismo. Has algo que salga de ti, no para imponerte, sino para expresarte. Canta tu canción, baila tu baile y regocíjate en tu ser sea cual sea su naturaleza.
          Si podemos destruir el complejo de inferioridad, entonces todo es muy simple: maestros y parientes sólo deben ser conscientes de no imponerse a los niños desvalidos...
          La gente expresará su creatividad. Habrá músicos, bailarines, pintores y carpinteros; todo tipo de creatividad alrededor del mundo.  Y nadie competirá con otros; simplemente hará lo mejor. Su alegría no está en competir, en llegar primero; está en hacerlo... Es mi imagen de una nueva humanidad. Trabajaremos, pero ese trabajo será nuestra vida, nuestra alma misma, sin importar lo que hagamos...
          No importa qué haces sino cómo lo haces, con tu voluntad, visión y amor propio. Así, lo que toques se vuelve oro".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

9/4/2014

La mayor aventura que afronta un ser humano es el movimiento de la mente a la no mente.

"La mayor aventura que afronta un ser humano 
es el movimiento de la mente a la no mente, 
de la personalidad a la individualidad. 
La no mente tiene individualidad; 
la mente es social".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

8/4/2014

¡Si estás desconcertado, haré que te aclares; si tienes todo claro, haré que te desconciertes!

Un Sannyasin dice: "¡Ahora me has dejado desconcertado!"

Respuesta de Osho:

"¡A eso es a lo que me dedico!  
¡Si estás desconcertado, 
haré que te aclares; 
si tienes todo claro, 
haré que te desconciertes!"

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes

7/4/2014

Ahora es necesario cultivar lotos.

          "¿Qué hacemos para evitar el desastre que cada día se acerca más? La muerte de esta Tierra no está tan lejos. Si acaso quedan unas cuantas décadas, y es un cálculo optimista; para los pesimistas debería ocurrir mañana. Pero incluso si le damos cien años, ¿qué harás para que el estado consciente humano se eleve y evitemos el suicidio global que está a punto de ocurrir?  Porque está llegando desde varias direcciones. Las armas nucleares se hallan en la lista. En cualquier momento podría haber una guerra, sólo con oprimir un botón. No habrá oportunidad de enviar ejércitos y aviones para responder. Si los océanos se llenan con todo el hielo que el Himalaya retiene, más el de los polos Norte y Sur, los Alpes y otras montañas, nos ahogaremos.
          La única manera de evitarlo es con más meditación. Pero es un mundo tan loco que a veces parece casi imposible.
          Si en los años venideros sobreviene un nuevo estado consciente, quizá las consecuencias de lo que está ocurriendo puedan evitarse. Debería hacerse cualquier esfuerzo por evitarlo. Es un período particularmente oscuro y se volverá más y más oscuro a menos que todos sean una luz en su propio interior y la irradien.  A menos que todos comiencen a compartir su luz y su fuego con quienes estén hambrientos y sedientos de ellos, el amanecer no llegará. Debemos estar alerta para hacer cualquier esfuerzo necesario a fin de ayudar a que el estado consciente evolucione.
          Es una gran lucha contra la oscuridad, pero también una oportunidad maravillosa, un desafío y una posibilidad emocionante. No debes tomarlo con demasiada seriedad; puedes hacerlo amorosa, danzarinamente, con todas tus canciones y tu alegría, porque sólo de esa manera será posible traer el amanecer y disipar la oscuridad.
          Hay una ley cósmica que dice: "Sólo a partir del fango puede crecer el loto". Políticos y sacerdotes de todas las religiones, gobiernos y burócratas, todos están creando suficiente fango. Ahora es necesario cultivar lotos. No tienes que ahogarte en su fango; sólo siembra semillas de loto.
          La semilla de loto es un milagro: transforma el fango en la flor más bella...
          Con profunda meditación y gratitud por la existencia, es posible que este planeta siga creciendo con más estado consciente y más flores; puede convertirse en un paraíso del loto".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

6/4/2014

Siempre que camines, derriba los puentes que hayas cruzado para que no haya posibilidad de volver.

El ayudante del facilitador dice que ese grupo fue mejor que el anterior, que tenía más intensidad, más dinamismo.

          "Trabaja como si estuvieras prácticamente loco. Tengo la sensación de que todavía te contienes mucho, de que no te implicas totalmente y te quedas en la periferia. Siempre dejas un espacio al cual poder retirarte en caso de que las cosas se vuelvan excesivas. Siempre que camines, derriba los puentes que hayas cruzado para que no haya posibilidad de volver. Cuando hayas escalado a determinada altura, tira la escalera. De ese modo,  no te quedará más remedio que seguir adelante o morir, pero no podrás volver. No crees nunca una situación en la que puedas retirarte dentro de ti mismo siempre que quieras. No; si lo haces, no te convertirás en un auténtico facilitador, y a mí me gustaría que te conviertas en uno.
          Ser un ayudante es distinto, porque trabajas como una sombra y la responsabilidad no es tuya. Pero una vez que te conviertes en facilitador, toda la responsabilidad recae sobre ti y ya no vale estar precisamente al cincuenta por ciento. Explota, y explota al cien por cien. Solamente podrás ayudar a otras personas si explotas. Si el grupo siente que tú estás desganado, ellos estarán aún más desganados. Si tú estás al cincuenta por ciento, ellos sólo estarán al veinte por ciento. El grupo sólo funcionará a la mitad de lo que funcione el facilitador. Para comenzar a evaporarte tienes que hervir al cien por cien. Sólo entonces se atreverán a ir contigo.
          Lo fundamental en todas las terapias, en todos los procesos de grupo, es conseguir crear una situación en la que la gente se pueda atrever, eso es todo. No importa cómo la crees. Tú les das un impulso y un reto. Tú abres un abismo ante ellos y los tientas a que salten. Hace falta el grupo, porque si están solos nunca se atreverán a saltar, tendrán mucho miedo.
          Pero cuando ven que se puede saltar y seguir vivo y, no sólo eso, sino más vivo que nunca, cuando ven que el abismo no es muerte, sino vida en abundancia, cuando ven que el que lo hizo primero ganó algo, que no perdió nada, que se enriqueció y ganó vitalidad, comienzas a atreverse. Primero se atreve una persona, luego lo sigue otra y después otra, y después se convierte en algo sencillo, en un fenómeno muy sencillo. Pero tú mismo tienes que ser valiente. De modo que en el siguiente grupo atrévete todo lo que puedas. Y no es algo en lo que te puedas exceder. Todo lo que hagas será siempre menos de lo que puedes hacer. Bien".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

3/4/2014

Desecha esas estúpidas ideas de superior e inferior. No eres ni superior ni inferior. ¡Simplemente eres tú mismo!

          "Todos nacemos únicos. No hay comparación posible. Tú eres tú, y yo soy yo. Buda es Buda y Cristo es él mismo; no hay comparación posible. Si comparas, creas superioridad e inferioridad: trazas los caminos del ego. Y entonces, por supuesto, surge un gran deseo de competir, de derrotar a otros. Tú permaneces en el temor de lograr algo o de no hacerlo, porque es una contienda violenta y todos intentan hacer lo mismo, ser los primeros. Millones de personas tratan de serlo. Entonces sobreviene un gran odio, violencia, agresión, enemistad. La vida se convierte en un infierno. Si te derrotan, eres desgraciado y hay muchas más probabilidades de ser derrotado que de vencer. E incluso si tienes éxito no estás feliz, porque en ese momento te vuelves temeroso: ahora algún otro puede quitarte tu lugar.  Los competidores te rodean, corren violentamente tras de ti.
          Antes de tener éxito, temías poder lograrlo o no hacerlo; cuando lo alcanzas  --además de dinero y poder--, temes que alguien te lo arrebate.  Antes estabas angustiado y ahora también. Quienes fracasan son desgraciados y los que tienen éxito igual.
          En este mundo es muy difícil encontrar a una persona feliz porque nadie cumple las condiciones para serlo. La primera es dejar de lado toda comparación. Desecha esas estúpidas ideas de superior e inferior. No eres ni superior ni inferior. ¡Simplemente eres tú mismo! No hay nadie como tú con quien puedas compararte. Entonces, si aceptas esto, estarás en casa".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

1/4/2014

Enseño egoísmo. Quiero que seas, primero, tu propio florecimiento...Tu primera y principal responsabilidad es florecer.

          "Todas las religiones del mundo enseñan el servicio a los demás, desinteresadamente. Pero para mí el egoísmo es un fenómeno natural. La generosidad es impuesta; el egoísmo es parte de nuestra naturaleza... Debes aceptarlo. Y si es parte de tu naturaleza debe servir para algo esencial, de otro modo no estaría ahí. Gracias al egoísmo has sobrevivido, te has hecho cargo de ti mismo; sino la humanidad habría desaparecido hace mucho tiempo...
          Yo enseño sobre la naturaleza. Enseño a ser natural, total y desvergonzadamente natural. Claro, enseño egoísmo. Nadie lo ha dicho antes de mí; no tienen agallas para decirlo...
          Enseño egoísmo. Quiero que seas, primero, tu propio florecimiento. Claro, parece egoísmo; no tengo objeción a esa apariencia; para mí está bien. Pero ¿la rosa es egoísta cuando florece?, ¿el loto es egoísta cuando florece?, ¿el sol es egoísta cuando brilla? ¿Por qué deberíamos estar preocupados por el egoísmo?
          Tú naciste. El nacimiento es sólo una oportunidad, es el principio y no el fin. Debes florecer... Tu primera y principal responsabilidad es florecer, hacerte totalmente consciente, estar despierto, alerta; esa Conciencia te hará capaz de ver lo que puedes compartir y cómo puedes resolver problemas.
          El 99 por ciento de los problemas del mundo pueden resolverse. Quizá el 1 por ciento no pueda ser resuelto. Tú puedes compartir con la gente lo que desees; pero primero debes tener algo para compartir".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/

30/3/2014

Recuérdalo: tú eres el problema del mundo...En primer lugar arregla tu casa.

          "En realidad, hasta que no has dejado tus propios problemas no puedes tener una perspectiva correcta para comprender los problemas del mundo. Tu propia casa está hecha un desastre, tu propio ser interior es un caos... ¿Cómo vas a tener una perspectiva para comprender problemas tan extensos?  Ni siquiera te comprendes a ti mismo; empieza por ahí, porque si empiezas por otro lado no llegarás a ninguna parte.
          Las personas en un estado de terrible confusión mental empiezan por ayudar a los demás y a proponer soluciones... Esas personas han causado más problemas en el mundo de los que han resuelto. Esos son los que realmente crean las dificultades: los políticos, los economistas, los llamados funcionarios, los misioneros. Ellos son los que crean las dificultades; aún no han resuelto su consciencia interior y siempre están dispuestos a abalanzarse sobre cualquiera para resolver sus problemas. Así es como evitan su propia realidad; no quieren enfrentarse a ella. Prefieren meterse en otras cosas, con otras personas. Con eso tienen algo que hacer, una buena distracción.
          Recuérdalo: tú eres el problema del mundo. El problema eres tú, y a menos que ese problema se resuelva, hagas lo que hagas sólo contribuirás a complicar aún más las cosas. En primer lugar arregla tu casa, crea en ella un cosmos, porque ahora es un caos.
          Hay una antigua fábula india, una historia de hace muchos años, pero de gran importancia:
          Érase una vez un gran rey, tan grande como estúpido, que se quejaba de que al pisar la tierra se hacía daño en los pies y ordenó que cubrieran todo el reino con cuero para protegerlos, pero el bufón de la corte se rió de la idea; era un hombre inteligente. Dijo:
          - La idea del rey es sencillamente ridícula.
            El rey se enfadó mucho y le dijo al bufón:
          - O me das otra alternativa o morirás.
            El bufón dijo:
          - Señor, corta unos trocitos de cuero y póntelos en los pies.
          No hay por qué cubrir toda la tierra de cuero; sólo con cubrirse los pies basta para cubrir toda la tierra. Ese es el comienzo de la sabiduría.
          Desde luego que hay problemas; en eso estoy de acuerdo. Y problemas muy graves. La vida es un infierno. Ahí tenemos el sufrimiento, la pobreza, la violencia, locuras de todas clases: es cierto; pero insisto en que el problema surge del alma del individuo. El problema existe porque existe el caos en el individuo. El caos general no es sino una multiplicación del mismo fenómeno: todos hemos aportado nuestro propio caos al total.
          El mundo no es sino una relación; estamos relacionados los unos con los otros. Yo soy neurótico, tú eres neurótico y la relación se vuelve muy neurótica; no sólo se dobla, sino que se multiplica. Y como todos están neuróticos, el mundo es neurótico... El comienzo está relacionado contigo: tú eres el problema del mundo. De modo que no evites la realidad de tu mundo interior, porque eso es lo primero".

Osho, Alegría. La felicidad que surge del interior
http://osho-maestro.blogspot.com

29/3/2014

¡Tú no eres la ira! Tú eres el que la observa. Y ahí está la clave.

          "Si intentas no enfadarte, estarás reprimiendo la ira. Si intentas trascender el enfado, no estarás reprimiendo la ira. Al contrario, tendrás que entender la ira; tendrás que observar la ira. La trascendencia está en la observación.
          Si reprimes el enfado, la ira se aloja en tu inconsciente; te vas volviendo cada vez más venenoso. Eso no es bueno, no es sano; tarde o temprano acabará volviéndote neurótico. Y cualquier día, la ira acumulada explotará, y entonces será mucho más peligrosa porque te será absolutamente imposible controlarla. Así que es mejor acabar con ella cada día en pequeñas dosis. Esas dosis son homeopáticas: si de vez en cuando estás enfadado, estate enfadado. Esto es mucho más sano que acumular la ira durante años y luego, un día, explotar. Entonces te superará; ni siquiera te será posible darte cuenta  de lo que estás haciendo. Será una locura total. Puedes hacer algo tremendamente dañino, para ti mismo o para los demás; puede que te suicides o que asesines a alguien...
          En la trascendencia ni reprimes ni expresas la ira.
          Tú sólo sabes tratar con la ira de dos maneras: expresándola o reprimiéndola. Ninguna de las dos es la manera correcta de tratar con ella. No es la expresión, porque si la expresas provocas ira en el otro; entonces se produce una cadena. El otro la expresa y, de nuevo, tú te sientes provocado... ¿Dónde acabará?...
          Por miedo a que eso ocurra surgió la represión: no expreses tu ira, porque eso traerá una gran desdicha para ti y para los demás, una desdicha sin límites...
          La represión surgió por miedo a la expresión. Pero si reprimes, estarás acumulando el veneno. Acabará explotando.
          El tercer enfoque, el enfoque de la gente iluminada del mundo, no es ni expresar ni reprimir, sino observar. Cuando surja la ira, siéntate en silencio, deja que la ira rodee tu mundo interior, deja que la nube te envuelva, sé un observador silencioso. Mira...eso es ira...
          ¡Tú no eres la ira! Tú eres el que la observa. Y ahí está la clave. Cuando observas, te separas tanto de ella que no puede afectarte. Estás tan desligado, tan separado, tan calmado, tan lejano, a tanta distancia, que no parece importar en absoluto. De hecho, empezarás a reírte de todas las cosas ridículas que has hecho en el pasado...por esa ira. Tú no eres ella. Está ahí, fuera de ti. Está a tu alrededor. En cuanto dejes de identificarte con ella, dejarás de poner tu energía en ella.
          Recuerda, somos nosotros quienes le damos energía a la ira, sólo entonces se vuelve vital. No tiene energía propia; depende de nuestra cooperación. Cuando observas, no la estás alimentando; la cooperación se interrumpe. Seguirá estando ahí durante un momento, unos minutos, y luego desaparecerá. Al no encontrar raíces en ti, al no encontrarte disponible, al ver que estás muy lejos, que eres un vigía en el otero, se disipará, desaparecerá. Y esa desaparición es hermosa. Esa desaparición es una gran experiencia.
          Al ver desparecer la ira, surge una gran serenidad, el silencio que sigue a la tormenta. Te sorprenderá ver que cada vez que surja la ira, y puedas observarla, caerás en una tranquilidad como nunca antes habías conocido. Caerás en una meditación tan profunda... cuando la ira haya desaparecido, te sentirás tan renovado, tan joven, tan inocente, como nunca antes te habías sentido".

Osho, Geometría de la conciencia. Enseñanzas místicas de Pitágoras
http://osho-maestro.blogspot.com/

¿Para qué preocuparte? No hay ninguna razón. Fluye con la vida.

          "...cuando vayas a hacer algo nuevo, no te vuelvas a sentir nervioso.
          Los nervios son siempre inútiles porque desconocemos el futuro. Nunca llega de acuerdo con nuestras expectaciones o miedos. Tiene su propia manera de venir y no te consulta, así que, ¿para qué preocuparse innecesariamente?
          Espera, y cuando venga, ya verás... lo que puedas hacer, hazlo. Todo el mundo es capaz de hacer cosas cuando hace falta. La vida te envía completamente preparado para todas las situaciones posibles.
          Puedes fluir, y cuando fluyas no pidas sólo alturas, porque eso es una tontería. Si sólo pides alturas, ¿a dónde irán las profundidades? Si sólo pides felicidad y tienes miedo de la tristeza, ¿cómo vas a fluir?
          Fluir significa  ir a las profundidades, pero de una forma tan total que no haya resistencia. Fluir significa ir a las alturas, pero hacerlo de una forma tan total que no haya apego. Fluir significa permanecer libre para moverse: moverse con la vida allí donde ésta lleve, sea cual sea su objetivo desconocido. En cuanto empieces a fijar tu objetivo en oposición a la vida, no estarás fluyendo.
          Si la vida quiere que estés triste, estate triste, la vida sabe lo que se hace. Si la vida quiere que grites y llores, grita y llora, la vida sabe lo que se hace. No empieces a intentar ser más listo que la vida misma, esa es la estupidez humana. Simplemente fluye con ella, sé como un niño pequeño que sigue a su padre. Puede que el padre tenga miedo de ir a donde va, pero el niño está feliz y contento, porque sabe que el padre está con él y sabe dónde está yendo.
          He ahí la belleza de la mente religiosa. A eso yo lo denomino mente religiosa, una mente que confía en la vida y dice: "Vaya donde vaya, lo sabe mejor que yo. Yo acabo de llegar, soy nuevo, y la vida siempre ha estado ahí". Inténtalo...
          Si cuando te llega la oportunidad dices que no te dirigirás a la tristeza, que sólo quieres la felicidad, no podrás fluir. Sólo es posible fluir si aceptas todo tal como es, incondicionalmente.
          Podías haber profundizado más en ello si no tuvieras esa pequeña resistencia a ir a las profundidades. Ve a las profundidades y resurgirás; cuanto más profundo vayas, más alto llegarás. Es exactamente igual que los árboles. Cuanto más profundas son sus raíces, más se elevan sus ramas en el cielo, es siempre algo directamente proporcional. Si un árbol no quiere profundizar, tiene miedo de la tierra desconocida --oscura, misteriosa, sepulcral--, entonces el árbol no se podrá elevar hacia el Sol..
          Así es como crecen todos los seres. La persona realmente madura siempre está preparada para dirigirse allá donde la vida la lleve. A eso es a lo que yo denomino madurez, a comprender que la vida es algo superior a ti, que tú no eres más que una diminuta parte de ella.
          Así que, ¿para qué preocuparte? No hay ninguna razón. Fluye con la vida".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

27/3/2014

Cuando desaparezca la ira, surgirá el amor.

Una chica, miembro del grupo de Encuentro, comenta que tiene mucha ira. El facilitador del grupo dice que ella tuvo muchas oportunidades de eliminar su ira pero no las utilizó.

Respuesta de Osho:
          "Estás desperdiciando las oportunidades...también en este grupo te estás manteniendo un poco apartada. Participa.
          Enfádate, no tiene nada de malo. Tienes cierta represión hacia la ira. Acéptala, y no sólo eso, disfrútala (Ella mira con gesto de duda) ¡Sí, disfrútala!
          La ira es maravillosa si uno la disfruta... supone una especie de limpieza interior. Así que estos dos días que quedan, enfádate totalmente.  Vuélvete completamente loca y enfádate. No tengas miedo. Aquí tienes a estas personas que te van a dar la oportunidad de ser lo que eres. Si estás enfadada, enfádate.
          Cuando desaparezca la ira, surgirá el amor..."

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes

26/3/2014

La risa es una cualidad religiosa.

"El viejo sannyas no reía,
estaba muerto, aletargado.
El nuevo sannyasin 
tiene que llevar más y más risa a su ser.
Tiene que ser un sannyasin que ríe,
porque tu risa es tu relajación,
y tu risa puede crear situaciones
en las que otros también se relajen.
El templo debería estar lleno de alegría
y risa y danza...
Para mí,
la risa es una cualidad religiosa,
muy esencial.
Tiene que formar parte del mundo interno de un sannyasin:
el sentido del humor".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

24/3/2014

El ser humano verdadero es capaz de aceptar regalos y de regalar.

          "Y si lo que haces en tu vida es pedir amor, seguirás siendo infantil. A menos que madures y seas capaz de dar amor, no serás una persona adulta. Todo el mundo pide amor, exige amor, y casi nadie lo da. Ésta es la desgracia de este mundo. Y todo aquél que pide amor piensa que él lo da, cree que él lo da.
          He visto a miles de personas, todas hambrientas de amor, sedientas de amor, pero no veo a nadie que quiera darlo; y todas creen que dan amor pero no lo reciben...¡En cuanto das amor, lo recibes automáticamente! Así ha sido siempre: en cuanto das, el amor se precipita en ti.
          Todas las personas creativas son dadoras. Puede que te canten una canción, que bailen para ti, que te escriban un poema, pinten un cuadro o te cuenten un cuento...
          Hay personas que sólo son capaces de recibir, y que serán eternamente desgraciadas, ya que al recibir no puedes hacerte rico; te haces rico cuando das... Dar te enriquece...
          Hay personas que van de un extremo a otro. Primero eran incapaces de dar, sólo eran capaces de recibir, y luego cambian, se van al otro extremo y ahora son capaces de dar, pero no de recibir. También ésta es una actitud parcial. El ser humano verdadero es capaz de aceptar regalos y de regalar".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/

23/3/2014

Es una gran responsabilidad ser libre.

          "La vida significa básicamente que lo nuevo es aún posible...
          mi sannyas es una apertura, un viaje, una danza, una historia de amor con lo desconocido, un romance con la existencia misma, la búsqueda de una relación orgásmica con la totalidad...
          sannyas no es un programa. Es una exploración, no un programa. Cuando te haces sannyasin te inicio en la libertad y en nada más. Es una gran responsabilidad ser libre, porque entonces no tienes nada en lo que apoyarte excepto en tu propio ser interno, tu propia consciencia. No tienes nada que haga de puntal, que sirva de apoyo. Te quito todos los puntales y apoyos; te dejo solo, te dejo absolutamente solo. En esa soledad... la flor de sannyas. En esa soledad, la flor de sannyas brota por sí misma".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

20/3/2014

Se medita porque sí, como se ama porque sí. Pregúntale a una rosa por qué florece. Florece sin más. Florecer es muy hermoso, sin ningún motivo.

          "...dicen los maestros del zen que se necesita el esfuerzo sin esfuerzo.
          ¿A qué se refieren con  el esfuerzo sin esfuerzo? Dicen que hay que trabajar con ahínco pero no con miras al futuro. Hay que disfrutarlo, sin ningún otro objetivo. Aún si no se consigue nada haciéndolo, es hermoso por sí mismo. Y eso es lo más difícil para la mente humana. Por eso lo llamo trabajar con ahínco.
          Lo más difícil consiste en hacer algo porque sí, cantar porque sí, meditar porque sí, amar porque sí.
          Eso es lo más difícil para la mente humana, porque la mente siempre tiene las miras puestas en el futuro. Dice: "¿Cómo que porque sí? ¿Para qué? ¿Qué voy a sacar en claro con eso?"   Hay personas que vienen a verme y me dicen: "Podemos meditar, pero ¿qué vamos a sacar en claro?  Podemos ser sannyasins, pero ¿qué vamos a obtener con eso?".  Así es la mente, codiciosa...
          Se medita porque sí, como se ama porque sí.
          Pregúntale a una rosa por qué florece. Florece sin más. Florecer es muy hermoso, sin ningún motivo. Pregúntales a los pájaros por qué cantan. Cantan sin más. Les gusta, les encanta, sin motivo.
          Deshazte de la mente y desaparecerá el motivo. De modo que al menos durante unas horas al día haz cosas porque sí: bailar, cantar, tocar la guitarra, estar con amigos o contemplar el cielo. Al menos durante unas horas dedica tiempo a actividades gratuitas. Esas son las actividades en las que hay que trabajar con ahínco.
          Ya sé que la mente es muy perezosa.  Le gusta soñar y no quiere trabajar; por eso piensa sin cesar en el futuro. Pero la mente es muy perezosa y sólo piensa en el futuro para eludir el presente y eludir así el reto del presente".

Osho, El libro del ego

18/3/2014

Todos tus problemas son creaciones tuyas. Un mantra es una estrategia para quitarte tus ilusiones, y cuando las ilusiones se han ido, lo que queda es la verdad.

          "Un mantra es algo muy, muy especial, que hay que comprender. Es un sortilegio, una fórmula mágica...
          Un mantra es un sortilegio para eliminar cosas que en realidad no existen... Un mantra es sólo un truco, una estrategia para ayudar a que os deshagáis de vuestros fantasmas. Una vez que has dejado esos fantasmas, tienes que dejar también el mantra. Una vez que sientes que los fantasmas han desaparecido, ya no es necesario llevar el mantra. Y luego te reirás del absurdo de todo: los fantasmas eran falsos y el mantra era falso --pero ayudó.
          Sucedió que un hombre tuvo la idea de un sueño de que se le había metido una serpiente por la boca y se había quedado en su estómago. Y sentía los movimientos de la serpiente. Ya sabes cómo son esas serpientes; todo el mundo las conoce. Y esto lo perturbaba mucho. Fue a ver a médicos, y lo miraron por rayos X, pero... Él decía: "Está ahí, aunque no se vea por rayos X. Eso no importa. Estoy sufriendo, mi sufrimiento es real".
          Entonces acudió a un maestro sufí. Alguien le dijo: "Vete a ver a un maestro sufí. Sólo un maestro puede ayudarte en eso. Los médicos no te ayudarán mucho. Ellos tratan enfermedades reales; los maestros tratan enfermedades irreales. Acude a un maestro".
          Y lo hizo. Y el maestro aseguró: "De acuerdo, haré algo. La serpiente saldrá mañana por la mañana". A la mañana siguiente el maestro ya lo había preparado: encontró una serpiente, se la dio a la esposa del hombre, y le dijo: "Arréglelo todo para que cuando él despierte encuentre a la serpiente arrastrándose por la cama". Y el hombre gritó, chilló y saltó.
          Y dijo: "¡Ahí! ¡Ahí está! ¡La serpiente!  Y esos doctores estúpidos decían que no había serpiente, que no había nada. ¡Y estás ahí!".  Y desde ese día el problema desapareció. Eso fue un mantra. El problema no era real.
          Todos tus problemas son creaciones tuyas. Un mantra es una estrategia para quitarte tus ilusiones, y cuando las ilusiones se han ido, lo que queda es la verdad.  El mantra sólo quita lo falso. No te puede dar lo real, sólo puede quitar lo falso. Pero eso es suficiente. Una vez que se ha quitado lo falso, una vez que se ha comprendido la falsedad de lo falso, surge la verdad. Y la verdad libera. La verdad es liberación".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

17/3/2014

Ése es el significado de la meditación: salir del pasado, no crear el futuro y permanecer con la realidad que se te ofrece aquí-ahora.

          "Aquel que quiera entrar en la mente original estando despierto, consciente, tiene que aprender a desaprender, a desaprender la experiencia, tiene que aprender a morir continuamente al pasado, a no aferrarse al pasado. Una vez que hayas vivido un momento, se acabó, ponle fin; no dejes que tenga continuidad..., crea una discontinuidad. Ese momento ya no te pertenece, se ha terminado para siempre; ponle punto final, y sal de él como sale la serpiente de la vieja camisa, sin siquiera molestarse en mirar atrás. Un momento antes, esa camisa formaba parte de su cuerpo, pero ya no.  Sal continuamente del pasado, para poder estar en el presente...
          Eso a lo que tú llamas mente no es sino pasado y futuro, un columpio entre el pasado y el futuro; tu mente nunca se detiene en el aquí-ahora. Ése es el significado de la meditación: salir del pasado, no crear el futuro y permanecer con la realidad que se te ofrece aquí-ahora...
          La meditación no consiste en pensar, sino en dejar de pensar.
          La mente es una obstrucción en el sendero que te lleva hacia dentro. Cada vez que te vuelves hacia el interior, encuentras alguna capa de la mente: algún pensamiento, algún deseo, algún sueño, algún plan, algo relacionado con el futuro o con el pasado. Y recuerda que el futuro no es sino una proyección del pasado. El futuro reclama que el pasado vuelva a suceder, de una manera ligeramente modificada, un poco mejor.  En el pasado tuviste momentos de felicidad y de infelicidad, placeres y dolores, flores y espinas, y el futuro quiere ser sólo flores, espinas no, dolores no, sólo placeres y placeres sin fin. Sigues haciendo una selección de tu pasado, y todo aquello que fue bueno y hermoso lo proyectas en el futuro.
          Una vez que sepas salir del pasado, el futuro desaparecerá automáticamente, pues si no hay pasado en tu interior, no podrá haber futuro, ya que es el pasado quien lo crea; el pasado es la madre del futuro, el vientre que lo sustenta.  Y cuando no hay pasado ni futuro, la vida es lo que es... ¡Lo que es, es!, y de repente estás en la eternidad".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/

15/3/2014

Sólo con pensar en lanzarse a una aventura, a un peregrinaje a lo desconocido, el cobarde se encoge. Deja de respirar. Su corazón deja de latir.

          "El hombre todavía no es hombre. Puede llegar a serlo, pero no lo es. El potencial está ahí, pero el potencial tiene que ser realizado. Todavía no es una realidad. Al nacer, sólo hemos nacido a una oportunidad de crecer...
          Ese es el pecado original. Ese es el único pecado que existe: pensar que ya eres aquello que puedes llegar a ser.
          La vida tiene que ser descubierta, creada, realizada. Si no la realizas, sigues siendo, más o menos, una máquina... el hombre tal como existe es una máquina.
          La máquina se ha engañado a sí misma creyendo que es consciente. La consciencia es una promesa, pero uno tiene que explorarla. También es una tarea. La consciencia es una posibilidad pero también se puede fallar. No la des por segura. Todavía no es un hecho. Tú eres la semilla de la consciencia pero tienes que desarrollarte. Una semilla puede quedarse en semilla y no llegar nunca a ser un árbol, puede que nunca sea capaz de florecer... Y recuerda, muchos fracasan; sólo llegan unos cuantos.
          Eso produce cierta ansiedad: que el hombre es una promesa, que el hombre es una aventura, que el hombre todavía no es. En el tipo de persona erróneo produce ansiedad, pero en el tipo de persona correcto produce regocijo.
          ¿Cómo distingo yo el tipo de persona erróneo del tipo de persona correcto? Los cobardes son el tipo de persona erróneo. En los cobardes produce ansiedad. Sólo con pensar en lanzarse a una aventura, a un peregrinaje a lo desconocido, el cobarde se encoge. Deja de respirar. Su corazón deja de latir. Se vuelve sordo como una piedra a esta llamada, a este reto. Este reto se convierte en su enemigo. Ante él se pone a la defensiva.
          Y el tipo de persona correcta para mí es el valiente. Para él esto no supone ninguna ansiedad, al contrario, supone emoción, un reto, una aventura. Dios lo ha llamado. Así que empieza a moverse, empieza a buscar e indagar. Si buscas, hay una posibilidad de encontrar; pero si no buscas, no hay ninguna posibilidad.  Si empiezas a moverte, un día u otro alcanzarás el océano, como lo hacen todos los ríos.  Pero si el movimiento, el dinamismo, la vida, el cambio, te da miedo,  mucho miedo, te convertirás en una pequeña charca.  Irás muriendo poco a poco.  Te irás volviendo más y más sucio, embotado, estancado.  Entonces toda tu vida estará enferma. Entonces tu vida entera será una patología. Y muchos, la mayoría, viven en una especie de patología.
          Un pensador moderno, Lewis Yablonski, acuñó la palabra perfecta para esta patología; él lo llama "robopatología".  Y al hombre que padece esta patología lo llama robópata.  "Robot"  significa máquina, autómata; el que vive una clase de vida mecánica, una clase de vida repetitiva; el que no tiene aventuras; el que lo único que hace es arrastrarse. El que satisface las demandas del día a día pero nunca satisface la demanda eterna, el reto eterno.
          Irá a la oficina, a la factoría, volverá a la casa, cuidará de su mujer y sus hijos, y hará mil y una cosas  -y muy eficientemente-, pero nunca estará vivo, en él no encontrarás vitalidad. Vivirá como si ya estuviera muerto...
          Los cobardes creen que están sanos porque le tienen miedo a la medicina, al médico, a la operación, al quirófano. Le tienen miedo a todo, sencillamente viven en el miedo, viven temblando por dentro.  Lo único que hacen es protegerse a sí mismos. Toda su vida es una larga historia de protección, de defensa. No tienen tiempo para vivir ni energía para crecer...
          Esas son las características de la enfermedad. Pondéralas, porque esas son tus características, las de todo el mundo.  A no ser que te ilumines, esas características te seguirán como tu sombra.  Podríamos definir la iluminación diciendo que es salirse de la "robopatología", hacerse consciente por primera vez, abandonar lo mecánico, dejar de identificarse con lo mecánico, convertirse en un testigo, un estado de alerta, un despertar".

Osho, Sufíes: la gente del camino
http://osho-maestro.blogspot.com/

Cada paso tiene que ser disfrutado y celebrado.

          "Hay que dejar esa manía de la velocidad. No es necesaria. Cada paso tiene que ser disfrutado y celebrado.
          Justo anoche una joven sannyasin vino a visitarme. Ella tomó sannyas en su país. Yo le mandé un nombre, Yatra. Yatra significa peregrinaje. Anoche vino y estaba un poco perpleja y preocupada. Me dijo: "No me ha gustado mucho el nombre, ¿simplemente peregrinaje? ¿No meta?".
          Ella representa la mente occidental: lo importante es la meta, no el peregrinaje. Aquí en Oriente nuestra perspectiva es completamente diferente. El peregrinaje es lo importante; la meta tan sólo es una excusa para el peregrinaje. ¿A quién le importa la meta? Cada momento que se pasa en el camino es tan precioso, es tan glorioso, cada árbol y cada pájaro con los que te cruzas son tan infinitamente preciosos,... Cada momento es la meta...
          No, Dios no es una meta; Dios es un peregrinaje. Eso tiene que quedar bien entendido..."

Osho, Sufíes: la gente del camino
http://osho-maestro.blogspot.com/

Caridad es cuando das desde tu riqueza, cuando das desde tu abundancia.

         "Caridad no significa que des y te sientas muy bien por haber dado... eso no es caridad. Caridad es cuando das y te sientes agradecido porque el otro haya tomado; es cuando das sin la idea de que el otro tenga que estar en deuda contigo en ningún sentido; cuando das porque tienes demasiado, ¿qué otra cosa puedes hacer?  No se trata de que los otros necesiten. Caridad es cuando das desde tu riqueza, cuando das desde tu abundancia. No se trata de que el otro tenga necesidad y tú le estés ayudando; el otro no tiene nada que ver. Das porque tienes, ¿qué otra cosa puedes hacer? El capullo florece y la fragancia de la flor se expande por el aire, ¿qué otra cosa puede hacer la flor?  La lámpara se enciende y comparte su luz, expande su luz. La nube está llena de agua y se convierte en lluvia, ¿qué otra cosa puede hacer?.
          Sólo cuando das desde tu abundancia se puede llamar caridad. Y entonces no te preocupas de quién es digno de recibir, esa no es la cuestión en absoluto".

Osho, Sufíes: la gente del camino
http://osho-maestro.blogspot.com/

14/3/2014

Permite que Dios toque algún instrumento a través de ti.

Pregunta:
¿Es verdad que hay que atravesar el infierno?

Respuesta de Osho:
         "No necesitas atravesar el infierno porque ya estás en él. ¿En qué otro sitio encontrarás el infierno?  Ese es tu estado ordinario -el infierno-. No pienses que el infierno está en algún lugar de las profundidades de la tierra. El infierno eres.  Tu inconsciencia es el infierno. Tú cuando no actúas inteligentemente: eso es el infierno. Y como muchísima gente actúa de forma no inteligente, el mundo está siempre angustiado; hay tanta gente neurótica en la Tierra. Y a no ser que te ilumines, seguirás más o menos neurótico. ¡Tanta gente destructiva!  --porque la creatividad sólo es posible cuando se ha despertado tu inteligencia.
          La creatividad es una función de la inteligencia. Los necios sólo pueden ser destructivos. Y eso es lo que está pasando: la gente sigue preparándose para más y más destrucción. Eso es lo que hacen vuestros científicos, eso es lo que hacen vuestros políticos...
          Pero es así como ha existido el hombre a lo largo de los tiempos: mucho más interesado en la destrucción, en destruir a los demás, que en vivir ellos mismos, que en disfrutar la vida.  El hombre parece estar obsesionado con la muerte: adondequiera que va lleva la muerte, la destrucción.
          Esta sociedad neurótica existe porque los individuos están neuróticos. ¡Este mundo es feo porque eres feo!  Tú contribuyes con tu fealdad a este mundo. Y todos siguen añadiendo fealdad, neurosis, y el mundo se hace más y más un infierno. No necesitas ir a ningún otro sitio; este es el único infierno que existe.
          Pero puedes salir de él.  Puedes retirarte si comprendes cómo tu mente contribuye a crear este infierno.  Y una sola persona que deje de crear este infierno, que no colabore, que se rebele, se convierte en una gran fuente para traer el cielo a la Tierra, se convierte en una puerta.
          No necesitas ir al infierno, ya estás ahí.  Ahora necesitas ir al cielo.
          Y de hecho, cuando digo que necesitas ir al cielo, lo que quiero decir exactamente es que el cielo necesita venir a ti. Ábrete al cielo.  Permite que todas tus energías destructivas sean ofrecidas a la creatividad, deja que tu oscuridad se convierta en luz, deja que tu consciencia se haga meditativa y te convertirás en una puerta para Dios, y Dios podrá volver al mundo por medio de ti...
          Te conviertes en un vehículo: permite que Dios toque algún instrumento a través de ti  --una guitarra, un sitar--. Deja que Dios toque una canción a través de ti; conviértete en su flauta, un bambú hueco... Y puedes convertirte en una flauta y la canción de Dios podrá descender a la Tierra. Es muy necesaria.  Incluso si es sólo un poco de salud lo que es posible a través de ti, en este loco mundo... Es muy necesaria, se necesita urgentemente".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

13/3/2014

Incluso la muerte se convierte en una gran experiencia para el que es inocente. Sócrates es inocente... Sócrates es el Buda de Occidente.

         "Sócrates es un niño incluso cuando está muriéndose, porque es aún vulnerable, está abierto, dispuesto a aprender, ¡dispuesto a aprender incluso de la muerte! Cuando está tendido en el lecho y le están preparando el veneno  --a las seis le darán el veneno, cuando el sol esté poniéndose--, él está tan entusiasmado como un niño. Sus discípulos están llorando y gimiendo, y él está lleno de entusiasmo. Se levanta una y otra vez para inquirir al hombre que está preparando el veneno: "¿Cuánto tiempo tardará?" --hay tanta curiosidad en sus ojos--.  ¡Y va a morir!  No es el momento de ser tan curioso. Va a expirar en pocos minutos, y está lleno de entusiasmo, en éxtasis. Y un discípulo pregunta: "¿Qué es lo que te entusiasma tanto? ¡Vas a morir!".  Y Sócrates dice: "He conocido la vida y he aprendido mucho de la vida. Ahora me gustaría conocer la muerte y aprender de la muerte. Por eso estoy entusiasmado".
          Incluso la muerte se convierte en una gran experiencia para el que es inocente. Sócrates es inocente. En Occidente no ha habido otro hombre comparable a Sócrates. Sócrates es el Buda de Occidente".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

12/3/2014

¿Cómo vas a ayudar a los demás si ni siquiera has podido ayudarte a ti mismo?

"¿Cómo vas a ayudar a los demás
si ni siquiera has podido ayudarte a ti mismo?
¿Ni siquiera has encendido tu propia luz
e intentas encender las de los demás?
Puede que las apagues,
puede que las destruyas.
Tu ser interior está a oscuras.
No puedes ayudar a nadie,
no puedes dar...
porque no tienes nada para dar".

Osho, Tantra: la suprema comprensión
http://osho-maestro.blogspot.com/

Abrazar es un simple gesto de amor, de calor, de afecto.

Pregunta:
¿Por qué abrazar es un instrumento terapéutico tan increíblemente eficaz?...

Respuesta de Osho:
         El ser humano necesita que lo necesiten, eso constituye una de sus necesidades fundamentales. A menos que te muestren afecto, empiezas a morir, y a menos que sientas que eres importante para alguien, aunque sólo sea una persona, tu vida carece de sentido. Por eso el amor es la mejor terapia...
          Abrazar es un simple gesto de amor, de calor, de afecto. La sensación de calor que transmite la otra persona derrite muchas enfermedades, derrite el ego, frío como el hielo, y te hace sentir de nuevo como un niño.
          ...si a un niño no lo besan, no lo abrazan, le falta alimento. El cuerpo necesita comida tanto como el alma necesita amor. Puedes cubrir todas las necesidades físicas de un niño, proporcionarle todas las comodidades físicas, pero si no lo abrazas no llegará a ser una persona totalmente sana. En el fondo se sentirá triste, abandonado, sin afecto...
          Se ha observado que si no se abraza a un niño, empieza como a retroceder, incluso puede morir, aunque se le proporcione todo lo necesario. Se le han dispensado todos los cuidados corporales, pero no ha estado rodeado de cariño. Se ha quedado aislado, sin conexión con la existencia.
          El amor constituye nuestra conexión, nuestras raíces.
          Al igual que hay que respirar  --porque para el cuerpo es esencial; si se deja de respirar, se deja de existir--, el amor es el aliento interno. El alma vive gracias al amor...
          El análisis es el camino de la mente; el abrazo es el camino del corazón. La mente es la causa de todas las enfermedades y el corazón es el origen de toda curación".

Osho, El libro del Ego
http://osho-maestro.blogspot.com/