22/7/2014

La religión es absolutamente personal. Sólo te involucra a ti.

          "Yo soy contrario , sin excepción, a todas las religiones organizadas, por el simple hecho de que la verdad no se puede organizar. No es un tema político, es un romance entre el individuo y la existencia, y no se puede organizar. No necesitamos sacerdotes, no son necesarios, ni teólogos, ni iglesias.
          ¿Acaso no te basta con un cielo lleno de estrellas que apreciar y admirar, para caer de rodillas en la tierra en agradecimiento a la existencia? ¿Acaso no bastan las flores, los árboles, los pájaros y las montañas... un amanecer, un bello atardecer?  La existencia te rodea de mucha belleza, pero tú construyes una pequeña prisión y lo llamas iglesia. ¿Crees que ir a la iglesia es ser religioso?
          Cuando escuchas el sermón de alguien que no se ha dado cuenta de nada, estás perdiendo el tiempo; podrá ser un erudito, pero no está iluminado; habla citando a otros, pero no tiene autoridad para hablar por sí mismo. Encuentra a alguien que haya descubierto la verdad y quédate con esa persona. Bebe de su presencia; mira en sus ojos. Siente su corazón y deja que tu corazón lata al mismo ritmo, y entonces es posible que puedas saborear la religión. Pero la religión no se puede organizar...
          La religión es absolutamente personal. Sólo te involucra a ti...
          Según mi punto de vista, ser religioso es una experiencia personal. Es posible que Buda conociera la verdad, pero cuando murió su verdad desapareció como una fragancia. Cuando muere una flor, ¿qué queda de su fragancia? Se funde con lo universal.
          Es una suerte que cada cual tenga que descubrirla de nuevo cada vez, o la verdad sería aburridísima. Es una aventura y un éxtasis, y siempre seguirá siéndolo porque no se puede comprar, no es algo que te puedan prestar, no se puede robar, no se puede creer.  Lo único que puedes hacer es buscarla y descubrirla.
          La búsqueda misma es una maravilla. Cada momento es una alegría, porque te desprendes de algo en cada momento, desaparece algo de tu vida.  Estamos rodeados de falsedad. En cada paso te desprendes de una máscara y te relacionas con tu rostro original. Finalmente, cuando desaparece todo lo falso, te conviertes en una luz para ti mismo, y es el momento de la religiosidad".

Osho, Cambio, Cómo convertir una crisis en una oportunidad
http://osho-maestro.blogspot.com

La felicidad es algo muy su­til, que sólo sucede cuando estás totalmente inmerso en otra cosa.

Pregunta:
Estoy muy preocupado con mi hija de seis años. Me dice que es feliz, pero siento que no lo es,  siento que soy incapaz de hacerla feliz

Respuesta de Osho: 
          "Parece que estás demasiado preocupado; estar demasiado preo­cupado puede ser peligroso. La idea de hacer feliz a alguien nunca triunfa. Va en contra de las leyes. Cuando quieres hacer fe­liz a alguien, le haces infeliz. Porque la felicidad no es algo que se le pueda dar a otra persona. Como mucho, puedes crear una situa­ción en la que la felicidad podría florecer o podría no florecer; no se puede hacer nada más.
          Parece que estás demasiado preocupado por hacerla feliz, y te sientes infeliz porque fracasas, y si eres infeliz ella será infeliz. Es muy fácil hacer infeliz a alguien. La infelicidad es muy contagiosa, es como una enfermedad. Si eres infeliz, todos los que están co­nectados contigo, relacionados contigo, en especial los niños, se sentirán muy infelices. Y los niños son muy sensitivos, muy frá­giles.
          Probablemente no dirás que eres infeliz, pero eso no cambia nada; los niños son muy intuitivos, todavía no han perdido su in­tuición. Todavía tienen algo más profundo que el intelecto, que siente las cosas inmediatamente.
          El intelecto emplea un tiempo y siempre duda; nunca está se­guro. Incluso si eres infeliz y una persona piensa en ti, nunca po­drá estar absolutamente segura de si eres infeliz o estás fingiendo; quizá sólo sea un hábito o quizá es que tu cara es así. El intelecto nunca puede llegar a una conclusión que sea absoluta.
          Pero la intuición es absoluta, incondicional, simplemente dice lo que pasa. Los niños son intuitivos y se relacionan de un modo muy sutil y telepático. No se fijan en tu aspecto; inmediatamente lo perciben...
          Hasta una determinada edad, los niños permanecen muy arrai­gados en ti y saben lo que te está pasando.
          Relájate un poco. Déjale que se mezcle con otros niños, déjale que juegue, y deja de hablar en términos de felicidad o infelicidad.
          En vez de eso, sé feliz. Viéndote feliz, ella se sentirá feliz. La fe­licidad no es algo que tengamos que buscar directamente: es un derivado. Los niños se quedan muy desconcertados cuando les pre­guntas:  "¿Eres feliz?"  De hecho, no saben cómo responder, ¡y yo siento que tienen razón!  Cuando le preguntas a un niño "¿eres fe­liz?",  sencillamente encoge los hombros..., porque ¿qué quieres decir?
          El niño sólo es feliz cuando no es consciente de ello. Nadie pue­de ser feliz cuando es consciente de ello. La felicidad es algo muy su­til, que sólo sucede cuando estás totalmente inmerso en otra cosa.
          El niño está jugando y es feliz porque, en esos momentos, no sabe nada de sí mismo: ¡ha desaparecido! La felicidad sólo existe cuando has desaparecido. Cuando regresas, la felicidad desaparece.
          Un bailarín es feliz cuando aparece la danza y él desaparece. Un cantante es feliz cuando la canción es tan apabullante que el can­tante desaparece. Un pintor es feliz cuando está pintando. Un niño es feliz cuando está jugando, quizá una tontería de juego, reco­giendo caracolas en la orilla del mar, sin sentido, pero está 
com­pletamente absorto.
          ¿Te has fijado en algún niño recogiendo caracolas o piedras? Fí­jate en lo absorto que está..., fíjate en lo profundamente inmerso, en lo totalmente perdido que está. Y esa es la cualidad del éxtasis, la cualidad del asombro, la cualidad de toda experiencia religiosa. Todos los niños son religiosos, y todos los niños son felices a me­nos que los padres los hagan infelices.
          Pero la felicidad no hay que buscarla directamente. Haz otra cosa y la felicidad te sigue como una sombra; es una consecuencia, no un resultado".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

17/7/2014

La cuestión es vivir una vida rica, pero la riqueza llega a través de tu consciencia interior. Puedes ser muy rico externamente y vivir una vida paupérrima; puedes tener una gran cuenta corriente y no tener una vida satisfactoria.

          "Tengas lo que tengas, disfrútalo, es más que suficiente.  No lo puedes ver porque tu mente está constantemente ocupada haciendo esto y aquello, convirtiéndose en esto y aquello. Y menosprecias todo lo que la existencia te va dando. Nunca le agradeces a la existencia lo que te da; no conoces la gratitud. Si no fuera así, aunque no tuvieses nada, podrías vivir una vida muy rica.
          Un vida rica es algo que tiene que ver con el interior. Y no estoy en contra de las cosas externas, recuerda, pero, básicamente, una vida rica es algo que tiene que ver con el interior. Si eres rico interiormente, tu luz interior también puede enriquecer incluso las cosas exteriores. Por ejemplo, si un buda vive en una cabaña, vive en ella como si fuese un palacio. Si un buda vive en un palacio, por supuesto, disfrutará el palacio más que nadie en el mundo.  Si no pudiese disfrutar la cabaña como si fuera un palacio, ¿cómo iba a disfrutar del propio palacio? Esté donde esté, siempre encuentra la forma de disfrutar la vida.
          La cuestión es vivir una vida rica, pero la riqueza llega a través de tu consciencia interior. Puedes ser muy rico externamente y vivir una vida paupérrima; puedes tener una gran cuenta corriente y no tener una vida satisfactoria.
          Yo conozco a muchas personas ricas que me dan pena. Aunque sean muy ricas, viven de una forma tan pobre que no entiendo cómo pueden estar tan ciegas. ¿Acaso no ven sus maravillosas casas, sus hermosos jardines? No tienen la más mínima sensibilidad. Las flores brotan y desaparecen, y ellos pasan al lado de esas flores cada día, pero no las ven. Si no, con una sola flor sería suficiente. Y da igual que la flor haya crecido en tu jardín o en el del vecino.
          Las estrellas no son tuyas; aún así, puedes disfrutarlas. ¿O es que tienen que ser tuyas para poder disfrutarlas?  Los pájaros del cielo no son tuyos, pero puedes disfrutarlos.
          No necesitas más posesiones. Lo que necesitas es más sensibilidad, un mayor sentido de la estética, un mejor oído musical, unos ojos más artísticos. Lo que necesitas es una visión que haga que todo adquiera significado e importancia.
          Me preguntas: "¿Debería intentar ser rico o no?".  ¡Ya eres rico! Se te ha dado todo lo que necesitas. Déjalo crecer. Entonces, tengas lo que tengas  en el exterior, será suficiente.
          Fíjate en la gente que está viviendo aquí, a mi alrededor. No tienen nada que realmente se pueda llamar una posesión, pero no se puede encontrar gente más feliz en todo el mundo. Son felices sin motivo, ¡no hay nada por lo que estar feliz!  Pero algo interno ha empezado a crecer, algo así como una sutil fragancia que sólo las personas con sensibilidad pueden sentir; los demás no pueden verlo.
          Mucha gente me pregunta: "¿Por qué la gente a tu alrededor parece tan feliz?". No es una pregunta con una respuesta fácil, porque lo que quieren saber es qué cosa externa está causando la felicidad. En el exterior, lo único que hay es todo tipo de dificultades: el gobierno, la policía, la sociedad corrupta y la mente corrupta. No hay nada externo. Aún así, mi gente es inmensamente feliz. Y estar sentados sin hacer nada no es lo único que están haciendo; están trabajando duro, y sin recompensa, sin paga; no cobran nada.  Pero está ocurriendo algo interno; ésa es la verdadera riqueza".

Osho, Fama, fortuna y ambición. ¿Cuál es el verdadero significado del éxito?
http://osho-maestro.blogspot.com/

15/7/2014

Todo aquello que te haga estar más alerta, más consciente, más tranquilo, más silencioso, más celebrativo, más festivo, es bueno.

          "Todos los llamados grandes pensadores, filósofos y teólogos son como los astrónomos. No ven lo que está cerca; sus miradas están fijas en la distancia sobre un imaginario Dios, sobre un paraíso más allá de la muerte.
          No me importan nada vuestros dioses, no me importa en absoluto lo que te vaya a ocurrir después de morir. Lo que me importa es lo que te está ocurriendo en este momento, a ti, a tu consciencia. Porque ella siempre estará contigo, más allá de la muerte, dondequiera que vayas. Tu consciencia llevará la luz que separa lo malo de lo bueno.
          Todo aquello que te haga estar más alerta, más consciente, más tranquilo, más silencioso, más celebrativo, más festivo, es bueno.
          Todo aquello que te vuelva más inconsciente, más desdichado, más envidioso, más airado, más destructivo, 
es malo".

Osho, Fama, fortuna y ambición. ¿Cuál es el verdadero significado del éxito?
http://osho-maestro.blogspot.com/

Mira, ve, sé consciente y elige. Pero recuerda, la responsabilidad es tuya. No puedes decir: "Señor, te he seguido, ahora, sálvame".

          "Yo nunca he intentado influir en nadie. Otra cosa es que alguien haya visto algo de verdad en lo que yo estaba diciendo o en lo que estaba siendo, pero yo no estaba haciendo nada con la intención de influir en él.  Sí, a pesar de mí, ha sido capaz de ver algo, toda la responsabilidad es suya.
          Jesús le dijo a su gente: "El día del juicio final separaré mis ovejas y le diré a Dios que son mi gente; han de ser salvados. Los demás no me importan". Si existiese algo parecido al juicio final, y fuese yo quien tuviese que separar las ovejas, no podría encontrar ni una sola, porque nunca he influido en nadie. Y es cierto que, cuando influyes en alguien, te conviertes en el pastor y esa persona se convierte en una simple oveja. Estás reduciendo seres humanos a ovejas; les estás quitando su humanidad. En el nombre de su salvación, los estás destruyendo.
          No te dejes influir por nadie.
          No te dejes impresionar por nadie.
          Mira, ve, sé consciente y elige.
          Pero recuerda, la responsabilidad es tuya.
          No puedes decir: "Señor, te he seguido, ahora, sálvame".
          Nunca sigas a nadie, porque así es como te desvías de ti mismo".

Osho, Fama, fortuna y ambición. ¿Cuál es el verdadero significado del éxito?
http://osho-maestro.blogspot.com/

14/7/2014

Algunas cosas sólo ocurren en silencio.

          "Algunas cosas sólo ocurren en silencio. Por ejemplo, aunque te gusten las plantas, a un rosal no puedes sacarle las raíces todos los días para verlas, o lo matarás. Las raíces tienen que estar enterradas. Cumplen su función en silencio.
          Sé como las raíces: ve haciendo tu trabajo, transformándote, transformando a todo el que esté interesado, difundiendo los métodos que permitan el cambio, haciendo pequeños grupos,...pequeñas comunas, y comunas más grandes donde esto sea posible. Pero permite que todo esto ocurra en silencio, sin crear demasiado alboroto".

Osho, Cambio, Cómo convertir una crisis en una oportunidad
http://osho-maestro.blogspot.com

Si hay algo que te produce felicidad, paz, éxtasis, entonces compártelo.

          "...la palabra servicio es muy fea. No la digas nunca. Puedes compartir, pero no humilles a nadie sirviéndole. Es una humillación.
          Cuando estás sirviendo a alguien, te sientes maravillosamente bien reduciéndolo a un gusano, a algo infrahumano...
          Si hay algo que te produce felicidad, paz, éxtasis, entonces compártelo. Y recuerda que cuando compartes lo haces sin ningún motivo. No te estoy diciendo que vayas al cielo por compartir. No te estoy poniendo una meta. Lo que digo es que cuando compartes sientes mucha satisfacción. La satisfacción se produce por el hecho mismo de compartir, sin metas. No busca un fin concreto, compartir es un fin en sí mismo.
          Si una persona ha estado dispuesta a recibir algo de ti y a compartir contigo, le estarás agradecido. No sentirás que tenga que estarte agradecido, porque no le has prestado ningún servicio".

Osho, Cambio, Cómo convertir una crisis en una oportunidad
http://osho-maestro.blogspot.com

3/7/2014

Yo quiero vivir la vida sin estar preparado. No me importa si tengo éxito o fracaso.

          "Tú no puedes saber lo que va a ocurrir el momento siguiente. No puedes imaginar lo que traerá el mañana. Así que cualquiera que sea la estructura que construyas, por mucho que hagas los deberes, no servirá de nada ante la situación.
          Yo nunca he hecho deberes. En mis escuelas, mis institutos, mis universidades, siempre se los dejaba bien claro a todos mis profesores: "No me pida nunca que haga deberes".
          Y ellos solían decir: "Eso es muy extraño, es la primera vez que alguien exige algo así".
          "A mí no me importa si alguien lo ha exigido o no  --les decía--. Usted me puede contestar, me puede preguntar, puede hacer lo que quiera, pero de una cosa puede estar seguro, yo seré espontáneo, no estaré preparado".
          Los deberes son preparación; son para tenerlo todo preparado. Cuando me iba a examinar mi último curso de posgrado, los profesores, que me apreciaban mucho, estaban muy nerviosos, porque no me había preparado para el examen. En la biblioteca, seguía leyendo lo que me apetecía; nada que tuviera que ver con los exámenes. Cuando preguntaba en clase, el profesor me decía: "Ya sólo queda un mes y tú sigues preguntando cosas que no tienen nada que ver con los temas que saldrán en los exámenes".
          Yo le decía: "Yo no estoy aquí para preocuparme por unos exámenes que serán dentro de un mes. A mí me importa este momento, y esa es mi pregunta".
          Uno de mis profesores estaba tan preocupado que me pasó uno de los cuestionarios diciéndome: "Te lo doy para que así, por lo menos, estés preparado para estas cinco preguntas. Estoy seguro de que van a salir porque el examen lo elaboré yo".
          Lo tiré sin leerlo y le dije: "No debería insultarme de esta manera. Yo quiero vivir la vida sin estar preparado. No me importa si tengo éxito o fracaso"....
          Para sorpresa de todos, conseguí la medalla de oro, fui el mejor de toda la universidad. Y al salir del auditorio, tiré la medalla a un pozo. Un profesor me vio hacerlo y me preguntó: "Pero ¿por qué lo has hecho?".
          Yo le contesté: "Yo no tengo nada que ver con el oro, ni tengo ningún interés en ser apreciado como el mejor alumno de la universidad. Pero me encantaría que alguien apreciara que la espontaneidad tiene su propia belleza, su propia frescura. Que tenga éxito o que fracase es irrelevante...
          Sé sencillo.
          Cuando te encuentres en una situación, ¡actúa!
          Pon el miedo a un lado y disfruta con la respuesta espontánea...
          ¿De qué tienes miedo? ¿Qué puedes perder? Lo único que puedes perder es tu vida, y no te pertenece, le pertenece al universo. Algún día tendrás que perderla, así que ¿qué más da?... Nunca he pensado, ni por un solo momento, que tengo algo que perder.
          Yo no tengo nada que perder.
          Eso me ha dado una gran libertad para actuar espontáneamente, para actuar sin ningún miedo, para decir lo que quiera,  para enfrentarme a todos los gobiernos del mundo, a todas las religiones del mundo. No creo que en mi corazón surja ni una sombra de miedo...
          El miedo no debería en absoluto formar parte de tu ser. El miedo se esconde en los rincones más oscuros de tu ser, lleva más luz a ellos. Si llevas más claridad, más consciencia, el miedo desaparecerá...
          ¿Qué hay que temer? Hay muchos motivos para reír y ninguno para tener miedo. La risa ha de ser la espada que corte la cabeza de todos aquellos que han estado torturando a la humanidad durante siglos".

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/
          

30/6/2014

La fruta madura cae automática­mente del árbol.

Pregunta:
Tengo problemas con mi hijo de dos años porque está muy apegado a mí.

Respuesta de Osho:
          "No lo apartes de ti en este momento, de lo contrario será nega­tivo el resto de su vida. Nunca apartes de ti a tu hijo.
          Ámalo todo lo que puedas. Llegará un momento en el que él mismo empezará a alejarse. Entonces no te aferres. Esto es algo natural.... del mismo modo que la fruta madura cae automática­mente del árbol. Y aquí sucede lo mismo; en cuanto crezca, empe­zará a relacionarse con otros niños. Entonces, más adelante en­contrará una esposa y se olvidará completamente de ti.
          ¡De modo que no te preocupes! Simplemente, ámale. Y si pue­des amarlo, llegará un día en que no sólo será capaz de olvidarte, sino incluso de perdonarte. En este momento déjale que se aferre a ti. Necesita tu calor, tu amor. No lo apartes; si no, dejará de cre­cer. El niño se siente rechazado si es apartado por la madre. Nun­ca lo rechaces, déjale que se acerque. Es totalmente natural. Está tan desvalido, por eso se aferra. No se trata de apego. Cuando sea maduro, suficientemente fuerte, comenzará a moverse. Entonces no trates de impedírselo. Simplemente, permíteselo".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

25/6/2014

El único que trabaja es el ser humano.

          "La idea de que estás aquí para realizar un "trabajo" determinado te ha sido impuesta durante siglos. Naturalmente, los que la impusieron no querían que estuvieras ocioso y disfrutaras. Ellos impusieron la idea del "trabajo" porque tu trabajo crearía riqueza, tu trabajo crearía Alejandros Magnos, tu trabajo crearía guerras...
          No sé por qué esa idea, aunque sea completamente absurda, le resultó atractiva a la gente. ¿Qué trabajo están haciendo los árboles? ¿Qué trabajo están haciendo los pájaros? ¿Qué trabajo están haciendo el sol, la luna y las estrellas?  El hombre es el único ser lo suficientemente loco como para pensar que tiene que realizar un trabajo determinado. Pero así es como han creado la mente obsesionada en conseguir...
          Al ego le gusta pensar que tú eres indispensable para la existencia que, sin tu trabajo, la existencia no estaría completa.
          Eso es lo que mis padres y mis profesores me enseñaron, que tenía que llevar a cabo un determinado trabajo en mi vida, si no, sería un vagabundo, un vago. Y yo siempre les decía: "A lo mejor ese es mi papel aquí, ¡ser un vagabundo! Alguien tiene que desempeñar el papel de vagabundo..."...
          El condicionamiento que ha creado una sociedad de adictos al trabajo, que censura a los que no participan, es muy erróneo. Es cierto que existen ciertas necesidades: se necesita comida, se necesita ropa, se necesita algún cobijo. Naturalmente, para cubrir esas pequeñas necesidades, hay que hacer algo. Pero el destino de la existencia no es formar un hogar, tener hijos, y dedicarse a pelear con el cónyuge. A mí no me parece que, en el vasto panorama de la existencia, tus pequeñas estupideces estén cumpliendo algún destino.
          Lo quiero enfatizar para que mi gente lo comprenda claramente: no tenemos ninguna tarea que cumplir. Lo que tenemos que hacer es unirnos a la celebración de la existencia. Esas pequeñas necesidades son solamente medidas de supervivencia. No presumas de lo grande que es el saldo de tu cuanta bancaria, la existencia no lo necesita. No presumas de tener un cargo político importante, primer ministro o presidente, la existencia ni siquiera sabe nada acerca de ti. La existencia está más en armonía con los pajarillos que cantan sin motivo alguno, por pura energía.
          Yo quiero acabar con la mente obsesionada por conseguir. Esa es tu enfermedad. Quiero que te relajes y disfrutes. Simplemente haz las pocas cosas que sean necesarias, o mejor aún, apáñatelas para que alguien las haga por ti. Depende de tu inteligencia...
          Yo no soy un mensajero que va diciendo que hay que hacer esto o lo otro. Yo no impongo ninguna disciplina, excepto la libertad. No tengo ningún mandamiento; los mandamientos han destruido la dignidad del hombre. Quiero que recuperes la dignidad de los árboles, la dignidad de los pájaros, la dignidad de los océanos, de las cumbres de los himalayas, la dignidad de las estrellas. Todas esas cosas están celebrando, danzando, disfrutando, rebosando de energía. El único que trabaja es el ser humano.
          Yo quiero transformar incluso esas pequeñas tareas que tú haces. Hazlas más ascéticas, más creativas. Conviértelas en una gran dicha, porque se trata de tu vida. Te proporcionan comida, vestimenta; así que, lo que quiera que hagas, no es una tarea, es simplemente para permanecer en este cuerpo el mayor tiempo posible y celebrar la existencia...
          Hay que vivir cada momento en belleza, en dicha, hay que convertir cada momento en un festival de luces".

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

24/6/2014

Haz consciente al niño...del misterio que le rodea, de modo que empiece a sentir más asombro, a tener más capacidad de maravillarse.

Pregunta:
Mi hija me pregunta sobre la muerte. Quiere saber a dónde se va todo cuando muere.

Respuesta de Osho:
          "Eso está muy bien... Todos los niños están interesados en la muerte; es una de las curiosidades más naturales. Pero en lugar de responderles.... porque todas las respuestas serán falsas...
Por eso nunca respondas; sencillamente, di que no sabes, que ya veremos cuando nos muramos. Y haz que esto se convierta en un entendimiento tácito acerca de todas esas cosas para las que no tienes respuesta.
          Cuando un niño pregunta algo que tú no conoces, acepta tu ignorancia. Los padres creen que aceptar que no sabemos será perjudicial, que nuestras imágenes caerán a los ojos del niño, pero de hecho es justo lo contrario. Más pronto o más tarde se va a enterar de que sus padres son tan ignorantes y tan impotentes como cualquier otra persona, que van andando a tientas en la oscuridad como cualquier otro pero lo disimulan, y ese disimulo es muy destructivo. Por eso siempre que hay algo que no conozcas, di: "No lo sé; estoy buscando e indagando".
          Y la muerte es una de esas cosas sobre las que no se puede decir nada excepto una cosa: que regresamos a casa, que volvemos al mismo lugar de donde hemos venido. Tampoco lo sabemos. Venimos de una fuente desconocida y a ella regresamos. La muerte completa el círculo, pero los dos extremos, el principio y el final, están ocultos en el misterio.
          Es como si un pájaro entra en una habitación por una ventana, aletea durante unos segundos y escapa por otra al exterior. Nosotros sólo sabemos del pájaro cuando está en la habitación. No sabemos de dónde viene; no sabemos adónde va. Lo único que conocemos es ese pequeño lapso de tiempo, ese intervalo, mientras el pájaro estaba en el interior de la habitación.
          Y este es el estado del conjunto de la vida. Vemos nacer un niño; el pájaro ha entrado; de dónde, nadie lo sabe. Y entonces un día la persona fallece, el pájaro ha volado. Y la vida sólo sucede entre el nacimiento y la muerte.... un pequeño tránsito.
          Haz consciente al niño del misterio. En vez de darle una respuesta es mejor hacer consciente al niño del misterio que le rodea, de modo que empiece a sentir más asombro, a tener más capacidad de maravillarse.
          En vez de darle una respuesta categórica, es preferible crear una búsqueda. Ayúdale a ser más curioso, ayúdale a indagar más. En vez de darle la respuesta, haz que el niño haga más preguntas. Será suficiente si el corazón del niño se hace más indagador; eso es lo único que los padres pueden hacer por el niño. Más tarde, el niño o la niña buscarán sus propias respuestas a su manera. Nos olvidamos de que la vida permanece desconocida; algo como una equis. La vivimos y a la vez sigue siendo una desconocida. El hombre ha progresado mucho en sus conocimientos, cada día se descubren muchas cosas; se siguen añadiendo miles de trabajos de investigación al conocimiento humano, se siguen sumando miles de libros. Pero lo fundamental sigue permaneciendo igual. Ante lo fundamental somos humildes e impotentes.

          De modo que ayúdale a sentir el misterio cada vez más".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

22/6/2014

Todo este universo es un templo.

          "Todo este universo es un templo, y toda la existencia está intentando llegar a ti de muchas maneras: a través de los rayos del sol, a través de los árboles, a través de los pájaros, todos ellos son sus mensajeros... Todos aquellos que se han presentado como profetas, mensajeros, salvadores no son más que lunáticos. Los verdaderos mensajeros están por todas partes a tu alrededor.
          Los pájaros que empiezan a cantar, las flores que abren sus pétalos y las gotas de rocío que brillan como grandes perlas sobre las hojas del loto por la mañana temprano, todos los colores que se despliegan a lo largo de todo el horizonte para darle la bienvenida al nuevo día, todos ellos son mensajeros de la existencia. Si eres sensible a ellos, no te sentirás triste, sino enormemente agradecido, comprensivo, satisfecho.
          Te sentirás en casa, te sentirás en paz".

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

17/6/2014

Todo el mundo parece infantil porque no se le ha permitido vi­vir su infancia.

Pregunta:
Me preocupa mi hijo de seis años. Hace cosas que no me gustan, como pelear, mendigar y mentir.

Respuesta de Osho:
       No te preocupes; ¡más adelante no le hará falta hacer ningún grupo de terapia! Está todo bien. Es a esta edad cuando deben lu­char, gritar y decir cosas que no son verdad; esto creará la autenti­cidad. Todo esto desaparecerá; pero si las reprimes, permanecen. Sólo permanecen cuando son reprimidas, de lo contrario se irán cuando termine su estación.
       Todo el mundo parece infantil porque no se le ha permitido vi­vir su infancia. Por eso un hombre de cuarenta, cincuenta o has­ta de setenta años puede tener una rabieta. Basta que le moleste una nimiedad y puede volverse muy infantil. Un pequeño shock, alguna tristeza, y no será capaz de soportarlo. No se le ha permi­tido vivir la juventud; esa juventud no vivida sigue prolongán­dose.
      Ten siempre en cuenta, como una regla básica: terminamos con aquello que vivimos; aquello que no vivimos persiste, quiere ser vi­vido. Hay cosas que están bien en la infancia. Esas mismas cosas pueden ser muy peligrosas cuando la infancia se haya desvanecido. Por ejemplo, si él grita puede ser entendido, si chilla puede ser en­tendido, pero cuando tenga cuarenta o cincuenta y grite o chille será difícil que le entiendan; entonces él mismo se sentirá aver­gonzado.
       Por eso cada vez hay más grupos de terapia en el mundo. Son una necesidad, debido especialmente al cristianismo. El cristianismo ha estado enseñando represión, dos mil años de represión y moral cristiana. De modo que nadie es libre... Estas cosas seguirán estando en tu fuero interno, esperando: en cuanto surja alguna oportunidad explotarán, y si no surge ninguna, esa persona segui­rá buscando una oportunidad. Quizá se emborrache y haga algo. Se le perdona; la gente dice que está borracho. Él también puede de­cir:  "Estaba borracho, lo siento".
       La gente va a la guerra, la gente va a ver películas de asesinatos. ¿Qué placer puedes encontrar viendo una película de asesina­tos? ¿Qué placer hay en leer una novela de detectives? Es una ale­gría por sustitución: haces a través de los demás, sustitutivamen­te, lo que tú no puedes hacer. Te identificas con el asesino o con el asesinado y te emocionas. ¿Por qué las personas tienen que ir a ver las corridas de toros? ¿Por qué la gente tiene que luchar con ani­males y cazar? Eso parece muy cruel e innecesario. Pero hay una necesidad; hay algo que quiere expresarse, hay que encontrar una manera.
       ¿No has visto nunca un partido de fútbol, cómo empieza la disputa? Los dos equipos y los seguidores de los dos equipos em­piezan a luchar y aparece el caos. ¡Sólo era un partido de fútbol!  Es muy estúpido, pero continúa sucediendo. Es su infancia no vi­vida.
       Déjale, no tengas miedo. Tu miedo proviene de tu represión; él no es la causa. Tú has sido reprimido; nunca te permitieron hacer esas cosas que él hace. En el fondo, debes de sentirte un poco ce­loso y tienes miedo de que algo pudiera ir mal. Te han enseñado que está mal hacer esas cosas.
       Déjale. Con esto crecerá y dejará atrás su infancia. Cuando ma­dure, habrá madurado de verdad. Nunca necesitará algo parecido al encounter, la gestalt o el psicodrama. Él lo ha vivido todo, y cuan­do puedes vivir de verdad llegas hasta el fondo. Un grupo es una si­tuación creada, artificial; sólo es un sustituto, un sustituto muy pobre".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

Si alguna vez encuentras en tu hijo algo que no te gusta, mira en tu interior, lo encontrarás allí; se refleja en el niño.

Pregunta:
Mi hijo tiene algunas características que no me gustan.

Respuesta de Osho: 
          "Si alguna vez encuentras en tu hijo algo que no te gusta, mira en tu interior, lo encontrarás allí; se refleja en el niño. El niño es sólo una respuesta sensitiva. El niño está ahí sencillamente bebiendo de ti, repitiendo, imitándote. Por eso, si encuentras algún defecto en el niño, en lugar de corregirlo en él, corrígelo en ti mismo y te sorprenderás: el niño dejará de hacerlo inmediatamente. El niño no sólo depende de la madre para el alimento físico, depende de ella totalmente; también para el alimento espiritual. Por eso, si te vuelves silencioso el niño te seguirá, aprenderá sin saberlo; si tú te vuelves meditativo, él se volverá meditativo.
          Siempre que los padres se quejan de sus hijos, no se dan cuenta de lo que están haciendo, porque la sensación que tengo es que si hay algún defecto en el niño, ha debido de venir de los padres. Generalmente es así: el 99 por 100 de las veces viene de los padres; cuanto más pequeño es el niño, mayor es el porcentaje. Cuando el niño se hace un poco más mayor y empieza a relacionarse con la sociedad, por supuesto, aprende también de otros; pero en la suma total, casi el 90 por 100 viene siempre de los padres.
          Por eso, todo lo que quieras que el niño sea, selo tú. Sé silencioso, sé compasivo, sé amoroso, sé alegre y te sorprenderá que simplemente por ser de esta manera, el niño empiece a empaparse de estas cualidades. Esto será para él lo mejor que le pueda pasar, que pueda empaparse de tu silencio". 

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

La madre y el hijo crecen juntos.

Pregunta:
Siento que mi hijo pequeño es muy fuerte y yo no me siento fuerte en absoluto. En determinadas situaciones no sé qué hacer.

Respuesta de Osho: 
          ¡Déjale que sea fuerte!  ¿Por qué te preocupa su fuerza?  Es bueno. Tiene que ser fuerte, y la madre tiene que ser suave. Él tiene que ser fuerte; sólo entonces puede crecer como un individuo. Si él es suave y la madre es fuerte, lo matará. Eso es lo que pasa a mucha gente: la madre es demasiado fuerte y ellos son muy suaves, porque la madre no les permitió ser fuertes. Entonces se quedan remoloneando alrededor de la madre durante toda su vida. Incluso cuando son viejos y la madre ha muerto y desaparecido siguen colgados de los cordones de su delantal; en el fondo todavía dependen psicológicamente de ella. Esto se convierte en una patología. Entonces el hombre puede que empiece a mirar a su mujer como si fuera su madre. No puede vivir sin una madre; necesita que alguien le haga de madre.
          Los pechos se han convertido en algo tan importante debido a esta tendencia. Los artistas pintan pechos, los escultores esculpen pechos, los poetas siguen escribiendo sobre los pechos; parece ser una gran obsesión.Básicamente es sólo una indicación de que esa gente está todavía suspirando por una madre; los pechos representan a la madre. Si los hijos se liberan de su madre, los pechos desaparecerán de la poesía, las películas, las pinturas. Adquirirán la proporción correcta, serán partes naturales del cuerpo. Ahora mismo parece que no es la mujer la que tiene pechos, sino los pechos los que tienen una mujer; la mujer parece secundaria. Este es un estado muy patológico.
          Los niños tienen que ser muy fuertes; por lo tanto, ayúdale a ser fuerte. Te resultará difícil, porque cuanto más fuerte sea, más problemas te creará; si es débil, entonces no hay problemas. Pero uno tiene que ser fuerte en la vida: la vida crea problemas, la vida es arriesgada, llena de desafíos. Si él es flojo y está cansado, casi medio muerto, se sentará en un rincón y no te creará ninguna dificultad, pero entonces es que no está vivo. Si está vivo te creará muchos problemas. Tienes que encararlos. Eso es lo que significa ser madre: encarar esos problemas. Y encarándolos, dándole libertad y fuerza, tú también crecerás. La madre y el hijo crecen juntos". 

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

16/6/2014

Cuando digo que el amor tiene que ser incondicional me refiero a que no hay que esperar nada del otro, no hay que esperar que el otro se transforme, simplemente hay que amar al otro tal como es.

          "Cuando digo que el amor tiene que ser incondicional me refiero a que no hay que esperar nada del otro, no hay que esperar que el otro se transforme, simplemente hay que amar al otro tal como es. Y tu amor incondicional hará que no te apegues a los individuos, sólo será un aroma a tu alrededor. Serás una persona amorosa. Amarás a los árboles, amarás al atardecer, amarás a una mujer, amarás a todo lo que el universo ponga a tu disposición.
          El amor condicional que hay en la actualidad es un cautiverio. Dos personas que no se gustan se mantienen cautivas la una de la otra. Es una cosa extraña. Si no te gusta el otro, despídete. Pero no te puedes despedir porque te asusta la idea de que disfrute con otro, y tus celos no lo pueden aceptar, tiene que ser feliz contigo. Un marido no quiere que su mujer ría con otro hombre, que sea feliz con otro hombre. Tampoco a la mujer le gusta que su marido lo haga.
          Así que hemos llevado a la humanidad a una situación muy extraña. Y hasta que no nos demos cuenta de que esa es nuestra principal desgracia, no seremos libres de este infierno en que hemos convertido la tierra. Los amantes --me refiero a los supuestos amantes--, más que amantes son detectives el uno del otro. Observan celosamente lo que hace el otro... Se leen todas las cartas, se buscan en todos los bolsillos".

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/

14/6/2014

Ninguna gata consulta un manual sobre cómo cazar ratas. Simplemente, salta y los caza. Es una gata, ¡eso es suficiente!

Pregunta:
Me preocupa gritarle a mi hija. Algunas veces me pone nerviosa y entonces yo le grito para que pare.

Respuesta de Osho: 
          "No, no te preocupes por gritar; en absoluto. Es natural. Sólo tienes que recordar una cosa: equilíbralo con amor.
          Hay momentos en los que uno quiere gritar y los niños lo entienden porque ellos también gritan. En realidad, ese es su lenguaje. Si sientes que estás hirviendo en tu interior y no quieres gritar, el niño se siente muy molesto por lo que está pasando, porque esto está más allá de su comprensión. Puede sentir... Toda tu vibración está gritando y tú no estás gritando; incluso estás sonriendo, controlando. El niño se molesta mucho porque siente que la madre le está engañando, y nunca perdonan el engaño.
          Siempre están dispuestos a aceptar la verdad. Los niños son muy empíricos, muy con los pies en la tierra. Por eso grita siempre que tengas ganas. Después, sólo tienes que acordarte de equilibrarlo con amor. Después, ámalos enloquecidamente. Si les estás gritando, también les tienes que amar, del mismo modo enloquecido. Abrázalos, baila con ellos. Entenderán que su madre es salvaje y saben que les ama, por eso también tiene derecho a gritarles Si sólo les gritas y no los amas con intensidad y pasión, entonces existe un problema. Por eso, el problema no surge porque les grites. Surge porque no lo equilibras con amor....
          Por eso, sé caliente. No hagas caso de lo que dicen los psicoanalistas; el 50 por 100 es basura. Han destruido muchas cosas hermosas en el mundo. Ahora las madres y los padres leen sus manuales sobre cómo comportarse con sus hijos. ¡Vaya tontería!  Uno ya sabe.... siendo una madre sabes cómo comportarte. No se necesita aprender de nadie. Simplemente, sé natural.
          Ninguna gata consulta un manual sobre cómo cazar ratas. Simplemente, salta y los caza. Es una gata, ¡eso es suficiente! No se necesita ningún certificado, no se necesita ningún consejero. Eres la madre, ¡se acabó! Tu madre naturaleza se ocupará. Si eres natural, se equilibrará solo.
          De vez en cuando también canta y baila por tener un hijo tan hermoso. Abrázalo a veces, acércatelo. Déjale que sienta tu cuerpo y siente el suyo. Él es parte de tu cuerpo. Necesita tu calor. En ocasiones agárrale de la mano y corre alrededor de la casa... ve a nadar. Meteros en la ducha juntos, los dos desnudos, bajo la ducha, y él entenderá perfectamente que su madre es natural; que todo lo que hace está bien". 

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

13/6/2014

El estado meditativo...

          "Sannyas hace que estés solo; no aislado, sino solo; no solitario, sino con una cierta soledad. Puedes ser feliz solo, ya no dependes de los demás. Puedes sentarte solo en tu habitación y puedes ser absolutamente feliz. No necesitas ir a un club, no necesitas tener siempre amigos a tu alrededor, no necesitas ir al cine. Puedes cerrar los ojos y entrar en la felicidad interna: eso es el estado meditativo.
          ...Recuerda, sólo puedes relacionarte cuando has aprendido a estar solo, nunca antes. Sólo dos individuos pueden relacionarse. Sólo dos libertades pueden acercarse y abrazarse. Sólo dos "nadas" pueden penetrarse y fundirse. Si no eres capaz de estar solo, tu relación es falsa. Es sólo un truco para evitar tu soledad, nada más.
          Y eso es lo que hacen millones de personas. Su amor no es otra cosa que su incapacidad de estar solos. Así que van con alguien, se toman de la mano, simulan que aman, pero en lo profundo el único problema es que no pueden estar solos. Así que necesitan a alguien para ir por ahí, necesitan alguien a quien agarrarse, necesitan alguien en quien apoyarse. Y los otros están utilizándolos de la misma forma, porque el otro tampoco puede estar solo, es incapaz. El otro también te utiliza como un instrumento que le ayuda a escaparse de sí mismo..."

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

12/6/2014

¡Déjalos solos!

Pregunta:
Mis hijos se han vuelto ingobernables, imposibles de dirigir. ¿Qué debo hacer?

Respuesta de Osho:
          "¡Déjalos solos!
          Relájate. Y una vez que hayan visto que te relajas totalmente y que no te preocupas en absoluto por lo que hacen, ellos mismos se tranquilizarán y serán comprensivos. La mejor manera de controlar a los niños es... Si te puedes volver un poco caótico, ellos se volverán controlados. Salta, baila, canta y empezarán a pensar: "¿Qué le ha pasado a nuestra madre? ¿Se ha vuelto loca o algo así?" Y empezarán a pensar: "Si se enteran los vecinos, ¿qué pensarán?". Empezarán a controlarte y a ¡tratar de hacerte callar!
          La mejor manera de controlarlos es ésta: haz todo lo que quieras hacer y déjales hacer a ellos todo lo que quieran. Y te sorprenderás. Incluso los niños pequeños,  esto siempre sucede, cuando ven que nadie se está ocupando de ellos y que encima tienen que ocuparse de su madre, se vuelven muy silenciosos y disciplinados.    Empiezan a representar el papel de sus padres. Déjales que vengan a mí a decirme: "Se está poniendo muy difícil, ¿cómo vamos a controlar a nuestra madre?"  ¡No te preocupes! ".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

10/6/2014

¡Acaba con ello! ¡Entra en ello! De otra forma darás vueltas y te agitarás en la tumba pensando en el sexo.

Pregunta:
Tengo sesenta y cinco años y aún sigo pensando en el sexo continuamente. ¿Qué es lo que anda mal en mí?

Respuesta de Osho:
          "¡No hay nada mal en que estés vivo, en que aún seas joven!  Sólo una cosa parece andar mal; que piensas que hay algo de malo en el sexo. No hay nada de malo en el sexo en sí. Pero debes haberlo estado reprimiendo, de lo contrario lo hubieses trascendido. Ya no esperes más. ¡Acaba con ello! ¡Entra en ello! De otra forma darás vueltas y te agitarás en la tumba pensando en el sexo.
          Todavía estás vivo; algo se puede hacer. Y no te sientas culpable. En el sexo no hay nada por lo que sentirse culpable, es una bella energía. Puede convertirse en el pasaje, el vehículo hacia Dios. Sí, el sexo ha sido condenado a lo largo de los siglos, pero no hay por qué creer en esas condenas. El pensar que es malo ha sido tu condicionamiento, pero puedes abandonar ese condicionamiento. Puedes recobrar tu frescura de nuevo y empezar a penetrar en él. Y no te preocupes porque tengas sesenta y cinco años.
          Un rabino, un cura y un ministro protestante  --tres clérigos viejos-- estaban tomando el té juntos una tarde, y la conversación giró al tema de sus momentos más embarazosos. Cuando le llegó el turno al rabino, explicó cómo le había pillado su madre mirando por un agujero de la puerta del baño mientras la criada se bañaba.
          Los otros dos se rieron entre dientes. "Sí", dijo el cura, "la de travesuras que hemos hecho cuando éramos jóvenes".
          "¿De qué estás hablando?", dijo el rabino. "¡Si esto fue ayer!".
          No te preocupes demasiado. Ya has reprimido lo suficiente. Ahora entra en ello. Acéptalo como un regalo de Dios, porque sino la represión conducirá a la perversión".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/

9/6/2014

La muerte es el balance, la prueba final, de lo que has vivido.

"La experiencia que tengas de la muerte 
dependerá de lo que seas. 
La muerte es el balance, 
la prueba final, 
de lo que has vivido. 
Si en el momento de la muerte 
una persona está alegre, 
serena, 
rebosante de dicha y gratitud, 
su vida habrá sido incomparable, 
pues la muerte es la ofrenda suprema a Dios. 
Si solloza y gime, 
es señal de que su vida fue una historia de angustia, 
un verdadero infierno".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/

La meditación simplemente es trascender la mente.

"La meditación simplemente es trascender la mente, trascender su funcionamiento y todas sus cadenas; entrar en este silencio, inmóvil, inamovible, siendo consciencia pura, una llama silenciosa, una gran alegría...pero sin ver nada. La meditación es una gran claridad de visión, una gran apertura, todo el cielo está a tu disposición, nada se opone, nada te lo impide. Por primera vez, la nada te abre las puertas. Y tan sólo eres, absolutamente centrado, sin que se cruce por tu mente ni un pensamiento. Entonces estás meditando".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.

6/6/2014

Para quererte, tengo que ser un cirujano y algunas veces debo operar.

          "...yo tengo que decirte la verdad, e inevitablemente hará daño, a veces mucho... No puedes esperar que yo alimente tu ego, proteja tus heridas, te consuele de tu miseria, de tu sufrimiento, de tu falta de sinceridad, y te ayude a ser un fantástico hipócrita...
          Pero no entiendes mi problema. Si no me interesaras, diría cosas que te consolarían si bien no te transformarían. Para quererte, tengo que ser un cirujano y algunas veces debo operar...
          Pero hay que recordaros a todas horas que ni siquiera el amor es un lecho de rosas. Cuanto más me quieras, más duro seré contigo. Cuanto más me entiendas, mejor podré operarte.  No olvides que todos mis sannyasins se pasan veinticuatro horas diarias sobre la mesa de operaciones".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.

Sólo necesitas meditar.

"No hay a dónde ir.
Quédate aquí meditando 
y ahórrate todas esas locuras...
Sólo necesitas meditar.
Ve hacia dentro,
y encontrarás todas las respuestas
a tus preguntas 
y mucho más".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.

Si a los niños se les permite ser naturales, reírse, divertirse, ser espontáneos, no hace falta ninguna religión, ninguna Iglesia. Las personas serán religiosas sin pertenecer a ninguna religión, a ninguna Iglesia. Toda su vida será una adoración porque la risa es una oración.

Pregunta:
¿Qué podemos hacer para que nuestra hija no se vuelva seria?

Respuesta de Osho: 
          "Enséñale a reír cada vez más. Y cuando juegues con ella, mantén una atmósfera risueña a su alrededor. Si puedes evitar la seriedad, estarás cumpliendo con tu obligación. Los niños son aplastados por la seriedad. Sin duda, la gente mayor es más seria y los niños son más risueños, pero poco a poco les empiezan a imitar; comienzan a sentir que su risa no está bien. Y la gente mayor crea la impresión en sus mentes de que el ser serio, el estar tranquilo, el ser silencioso, es algo bueno, virtuoso. Eso está mal, porque una vez que el niño pierde contacto con la risa es muy difícil recuperarlo. Hacen falta muchas terapias, e incluso así es difícil recuperar tu infancia. Se necesitan muchas religiones. En realidad, en el mundo no hace falta religión alguna.
          Si a los niños se les permite ser naturales, reírse, divertirse, ser espontáneos, no hace falta ninguna religión, ninguna Iglesia. Las personas serán religiosas sin pertenecer a ninguna religión, a ninguna Iglesia. Toda su vida será una adoración porque la risa es una oración.
          En el momento en que el niño deja de divertirse, la muerte ha hecho aparición, y hacia los tres años de edad el niño empieza a morir. Por eso, hasta en la vejez la gente sigue recordando que la infancia era un Paraíso, que la infancia era el cielo. Esa sensación de que has perdido algo continúa; has perdido el jardín del Edén, Adán ha sido expulsado.
          Por eso, siempre que tienes un hijo, tienes el jardín del Edén a tu alrededor. No le obligues a volverse serio. En vez de eso pierde tu seriedad cuando estés con ella. Ríe y sé un niño. Si puedes ayudar sólo con esto, ella se convertirá cuando crezca en una bella persona".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

4/6/2014

El observador de la colina.

          "En toda la creación, sólo el ser humano sufre a consecuencia de la vejez; de hecho,  la creación no conoce la vejez, sólo sabe de madurar, conoce el desarrollo. Sabe que hay un momento para bailar y para vivir todo lo intensamente que se pueda, y otro momento para descansar.
          Las hojas secas del almendro que está junto a mi casa no han muerto, simplemente quieren descansar, mezclarse y fundirse con la misma tierra de la que han nacido. No hay tristeza ni dolor, sino una paz inmensa por poder descansar en la eternidad...
          La vida y la muerte son como las dos alas de un pájaro, van juntas. La vida no puede existir sin la muerte y la muerte no puede existir sin la vida.  Obviamente no son opuestas, sino complementarias. Se necesitan la una a la otra para existir; son interdependientes. Forman parte de un todo cósmico.
          Pero el hombre es muy inconsciente, está muy dormido, y es incapaz de entender una cuestión tan simple y obvia. Bastaría con estar un poco atento para darse cuenta de que estás cambiando a cada momento. El cambio significa que algo muere y que algo renace. El nacimiento y la muerte se convierten en uno; entonces la infancia y su inocencia son lo mismo que la vejez y su inocencia.
          Hay una diferencia, pero no es una oposición. La inocencia del niño es muy pobre porque es casi un sinónimo de ignorancia. El anciano, ya maduro, ha pasado por todas las experiencias de la oscuridad y la luz, el amor y el odio, la felicidad y la tristeza, y ha madurado a través de experiencias de distinta índole, llegando a un punto en el que no participa ya de ninguna experiencia. Cuando llega la tristeza observa. Cuando llega la felicidad, observa. Se ha convertido en el observador de la colina. En los profundos valles ocurren muchas cosas, pero él se encuentra en la cima de la montaña, observándolo todo en profundo silencio.
          La inocencia del anciano es muy rica. Es rica en experiencias; es rica gracias a los fracasos y a los éxitos; es rica gracias a las acciones correctas y a las equivocadas...Su inocencia no puede ser un sinónimo de ignorancia. Su inocencia sólo puede ser un sinónimo de sabiduría".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.