4 nov. 2015

La muerte debería ser el criterio de lo que es la riqueza y la pobreza.

          "He conocido a gente muy rica, y cuando me abren el corazón, se les llenan los ojos de lágrimas, porque aunque tengan todo el dinero del mundo..., el dinero no puede comprar el amor, el dinero no puede comprar la paz, el dinero no puede comprar el silencio, el dinero no puede comprar la oración, el dinero no puede comprar a Dios ¿Para qué sirve entonces? Su ser interior sigue estando en la oscuridad, vacío.
          Y lo que cuenta, al final, es tu ser interior, porque la muerte se llevará todo lo demás, y sólo te dejará lo que está dentro. La muerte debería ser el criterio de lo que es la riqueza y la pobreza. Lo que se puede llevar la muerte no es riqueza, y lo que la muerte no puede destruir es la verdadera riqueza".

OSHO, Una nueva arca de Noé