9 nov. 2019

Ser un discípulo es un compromiso, es participación. Se está convirtiendo en parte del maestro. No necesita comunicación de cabeza a cabeza, sino una comunión de corazón a corazón.

“El amor es la cualidad más esencial, la cualidad fundamental, sin la cual nadie puede ser discípulo. Es fácil ser estudiante --no necesita amor, sólo lógica-- porque la comunicación entre el maestro y el estudiante es de cabeza a cabeza. Es verbal, intelectual, lógica. El maestro simplemente imparte información y el estudiante la acumula en su memoria. No se trata de amor. El amor no surge entre el maestro y el estudiante, por lo tanto la relación es impersonal; no es una relación en absoluto. Es muy formal.

Pero ser un discípulo es totalmente diferente. No es algo formal. Es un compromiso, es participación. Se está convirtiendo en parte del maestro. No necesita comunicación de cabeza a cabeza, sino una comunión de corazón a corazón.

La parte verbal no es tan importante. La parte no verbal es mucho más esencial, porque el maestro no es un maestro, así como el discípulo no es un estudiante. El maestro no tiene información que impartirte, tiene algo mucho más valioso: quiere dar una transformación a tu ser. No se trata de acumular algo en tu memoria, se trata de morir y renacer.

El discípulo desaparece en el maestro, muere en cierto modo; deja la vieja identidad, olvida todo su pasado y se renueva totalmente. Es un nuevo comienzo, un nuevo nacimiento. Y sin amor no es posible.

Sólo el milagro del amor puede hacerlo posible, de lo contrario es imposible. Ser discípulo significa caer en un amor profundo sin ningún motivo, sin ningún fin ulterior, porque el amor no es un medio para ningún fin; es un fin en sí mismo.

Una vez que el amor ha comenzado a fluir, entonces el maestro puede desencadenar un proceso en ti que puede traer luz, que puede traer dicha, que puede traer la verdad, que en última instancia puede traer a Dios. Es un viaje tremendo”.

Osho, I Am Not As Thunk As You Drink I Am

4 nov. 2019

El rugido de la libertad.

“El mayor miedo en el mundo es el miedo a las opiniones de los otros.
En el momento en que dejas de temer a la multitud,
ya no eres una oveja,
te conviertes en un león.
Un gran rugido surge de tu corazón,
el rugido de la libertad”.

Osho, I am not as thunk as you drink I am

El nuevo hombre para el que he estado trabajando.

"...un día me encantaría que el mundo no tuviera naciones,
ni religiones,
ni fronteras,
ni policías,
ni ejércitos,
ni armas,
ni asesinos.
Gente sana,
espiritualmente amorosa,
cada vez más profunda y cada vez más alta,
obteniendo raíces y juntando alas al mismo tiempo;
estos serán los verdaderos seres sobrehumanos,
el nuevo hombre para el que he estado trabajando”.

Osho, Communism and Zen Fire, Zen Wind
http://osho-maestro.blogspot.com

1 nov. 2019

Sólo mira con amor y verás que cada individuo tiene algo que nadie más tiene.

Pregunta:

Amado Osho, ¿Cómo podemos evitar ser autoritarios?

Respuesta de Osho:

“Es muy sencillo.

Las personas que son autoritarias son las que sufren de un complejo de inferioridad.

Para ocultar su inferioridad, imponen su superioridad. Quieren demostrar que son alguien, que su palabra es verdad, que su palabra es ley. Pero en el fondo son seres muy inferiores.

Esta es una de las razones por las que todos los políticos sufren de un complejo de inferioridad. Cualquiera que no sufra de un complejo de inferioridad no entrará en política en absoluto. Hay tantas cosas hermosas que hacer en el mundo --pintar, cantar, bailar, crear literatura, hacer estatuas hermosas, crear un Khajuraho. Hay tanta creatividad disponible, pero sólo está disponible para una persona que no sufre de complejo de inferioridad.

Así que tenemos que dejar claro a todos nuestros sannyasins que nadie en el mundo es inferior y nadie en el mundo es superior. Toda la idea es artificial y fue creada por personas que tienen un interés personal en ella. Han creado la misma idea de muchas maneras... el hombre es superior, la mujer es inferior --¿con qué criterio?...

Mi punto es que cada uno es una manifestación única. Así que destruimos toda la idea de superioridad e inferioridad, igualdad y desigualdad, y la reemplazamos por un nuevo concepto de unicidad.

Y cada individuo es único.

Sólo mira con amor y verás que cada individuo tiene algo que nadie más tiene.

Una vez que la idea de unicidad se extienda en la comuna, no habrá nadie que intente imponer la autoridad”.

Osho, Light on the Path

Nunca dejes de cambiar y nunca dejes de ser impredecible.

“Nunca dejes de cambiar y nunca dejes de ser impredecible, y sólo entonces la vida puede ser una alegría.

En el momento en que te vuelves predecible, te conviertes en una máquina. Una máquina es predecible. Fue el mismo ayer, es el mismo hoy, será el mismo mañana. Puedes predecirlo: es inmutable. Es prerrogativa del hombre cambiar cada momento.

El día que dejas de cambiar, de una manera sutil has muerto. Y muchas personas en el mundo mueren casi a la edad de treinta años. Luego siguen viviendo --quizás cuarenta años, cuarenta y cinco años más--  pero eso es vivir póstumamente, no es realmente vivir. Han dejado de vivir a los treinta años...

Los riesgos deben ser uno de los fundamentos básicos de un hombre de verdad. En el momento en que veas que las cosas se están asentando, desestabilízalas.

He estado haciendo eso toda mi vida. Nunca me he asentado...Y siento que esta es la manera de crecer. Cada momento, algo nuevo florece en ti”.

Osho, Light on the Path

Sin hogar, eres tú mismo: sin compromiso, sin seguridad. Y de hecho, la vida es insegura.

“Y estar sin hogar es una gran experiencia de libertad, de no tener fronteras, de no tener refugio, de no tener seguridad. El hogar es, por un lado, un lugar acogedor, seguro, a salvo; pero por otro lado, es una especie de prisión. Y tienes que hacer tantos compromisos para estar en el hogar, con la esposa, con los hijos, con los padres --todo. No eres libre; te has comprometido en tantas cosas, no puedes sentir que eres tú mismo.

Sin hogar, eres tú mismo: sin compromiso, sin seguridad. Y de hecho, la vida es insegura, eso es una realidad. No es seguro, es una realidad. Lo que sea que hagas no te va a ayudar…

La vida es insegura, insegura; puedes morir en cualquier momento, así que ¿por qué preocuparse? Todo lo que necesitas es vivir lo más totalmente posible mientras vives…

Así que estoy a favor de dar la vuelta al mundo, de mudarse, para que te olvides de la idea de un hogar. Empiezas a tener la libertad de una persona sin hogar, y dejas de lado la idea de seguridad... porque no existen: son sólo ficciones”.

Osho, Light on the Path

31 oct. 2019

Nunca alimentes tu desdicha prestándole atención...Presta más atención a la felicidad, a las pequeñas alegrías.

“Nunca prestes demasiada atención a tu desdicha, porque si le prestas atención la estás alimentando. La atención es comida; si le prestas atención a algo, esto se vuelve más fuerte.

Nunca alimentes tu desdicha prestándole atención. Solo mantente distante, despreocupado, incluso si está allí, está bien. Mantente despreocupado y, poco a poco, te sorprenderás: la gran desdicha comenzara a ser mas pequeña, mas pequeña, mas pequeña. De repente, un día desaparece. Tú la ayudabas a estar ahí con tu atención…


La atención es comida, una comida muy sutil. Recuerda: no le prestes atención a lo negativo, no le prestes atención a tu sufrimiento, no hables de ello, no lo magnifiques.  Te estás destruyendo a ti mismo, es autodestructivo. Descuídalo y descuidándolo morirá. Se indiferente a él, la indiferencia es veneno. Si quieres destruirlo, adéntrate en una mayor indiferencia hacia él.


Preocúpate más por la felicidad, presta más atención a la felicidad. A las pequeñas alegrías se les debe prestar toda la atención. Pequeños momentos, pero debes enfocar toda tu energía en ellos, debes sumergirte totalmente en ellos. Crecerán y se esparcirán sobre toda tu vida”.


Osho, Zen, the path of the paradox

Ver no es pensar. El sol sale allí; si lo piensas, te lo pierdes porque mientras lo piensas, te estás alejando de él.

“No soy un filósofo. El filósofo piensa en las cosas. Es un enfoque mental. Mi enfoque es un enfoque de ‘no-mente’. Es justo lo contrario de filosofar. No es pensar en cosas, ideas, sino en ver con claridad lo que viene cuando dejas tu mente a un lado, cuando ves a través del silencio, no a través de la lógica. Ver no es pensar.

El sol sale allí; si lo piensas, te lo pierdes porque mientras lo piensas, te estás alejando de él. Al pensar puedes moverte a kilómetros de distancia y los pensamientos van más rápido que cualquier cosa posible. Si estás viendo el amanecer, entonces de algo tienes que estar seguro y es que no estás pensando en ello. Sólo entonces puedes verlo.

Pensar se convierte en un velo sobre los ojos. Da su propio color, su propia idea a la realidad. No permite que la realidad te alcance, se impone a la realidad, es una desviación de la realidad. De ahí, que ningún filósofo haya podido conocer la verdad.

Todos los filósofos han estado pensando en la verdad. Pero, pensar en la verdad es un imposible. O la conoces, o no la conoces. Si la conoces, no hay necesidad de pensar en ello. Si no, entonces, ¿cómo puedes pensar en ello?

Un filósofo que piensa en la verdad es como un ciego que piensa en la luz. Si tienes ojos, no piensas en la luz, la ves. Ver es un proceso totalmente diferente, es un subproducto de la meditación.

Por lo tanto, no me gustaría que mi estilo de vida se llame filosofía porque no tiene nada que ver con la filosofía. Puedes llamarlo ‘filosía’. La palabra ‘philo’ significa amor, ‘sophy’ significa sabiduría, conocimiento: amor por el conocimiento. En la filosía, ‘philo’ significa el mismo amor y ‘sia’ significa ver: el amor, no por el conocimiento sino por el ser, no por la sabiduría sino por la experimentación”.

Osho, From ignorance to innocence

27 oct. 2019

El hombre está continuamente tratando en todas las formas posibles de ser alguien más alto, especial, superior --pero esto es todo política.

“El mundo de la política es básicamente de nivel instintivo. Pertenece a la ley de la selva: El poder es lo correcto. Y la gente que se interesa por la política es la más mediocre. La política no necesita otra cualificación que una, es decir, un profundo sentimiento de inferioridad...

Así que para mí la política significa un esfuerzo para demostrar que eres superior. Pero, ¿por qué? --porque te sientes, en el fondo, inferior…

Sólo se trata de comprender toda la podrida situación en la que se encuentra todo el mundo. Sólo tienes que hacer una pequeña observación paciente de toda la situación: "¿Qué está pasando?... E incluso si llego al peldaño más alto de la escalera, ¿cuál es el punto?" Estás colgado en el cielo como un tonto. No hay otro lugar a donde ir….

Uno de los principales ministros de Madhya Pradesh era muy íntimo conmigo. Yo era muy joven, pero él me amaba y le gustaba discutir las cosas conmigo. Le dije muchas veces: "Deberías hablar con gente que sea capaz de entender la política. No sé de política".

Él dijo: "Por eso hablo con ustedes, porque no puedo decir estas cosas a nadie más. Sólo puedo decírtelos porque no se los dirás a nadie, de hecho, no podrás averiguar cuál es el problema. Pero con sólo hablar contigo me siento aliviado".

Le dije: "Bueno, si te sientes aliviado, estoy dispuesto a escuchar". Y este era el problema básico que se presentaba una y otra vez: "Lo único que espero es morir como Primer Ministro. No quiero morir en la jubilación."

Le pregunté: "Pero, ¿cuál es la alegría de morir en tu puesto? Puedes relajarte, puedes retirarte, eres lo suficientemente mayor".

Él dijo: "Nunca sugieras eso, porque si estoy sin poder, entonces va a ser una humillación. En el momento en que pierdes el poder, todos te olvidan. Quiero morir con todos los honores de un primer ministro; con los honores del ejército, el gobierno, la policía, todos los honores que sean apropiados".

Fue el primer ministro principal de Madhya Pradesh, y se aferró al último. Murió siendo el primer ministro, y estaba muy contento.

Un día antes de morir, fui a verlo y le pregunté: "¿Cómo te sientes?"

Dijo: "Me siento muy bien porque parece que ha llegado la hora y todavía estoy en mi puesto".

Parece triste. Este hombre luchó toda su vida para convertirse en Primer Ministro. Sólo era un maestro de escuela….

Pero perdió toda su vida sólo para recibir una gran celebración, con un desfile militar y veintiún armas, y un feriado de siete días en todo el estado. Y todas las banderas se bajaron durante siete días en su honor. Pero, ¿cuál es el punto? ¡El hombre estaba muerto! Ya sea que lo metas en un camión municipal o hagas todo esto, no tiene sentido. Sólo por este honor del ejército vivió y murió….

El hombre está continuamente tratando en todas las formas posibles de ser alguien más alto, especial, superior --pero esto es todo política. Y según yo, sólo la gente mediocre está interesada. La gente inteligente tiene algo más importante que hacer. La inteligencia no puede desperdiciarse en luchar con la tercera clase, la política fea, la política sucia. Sólo los de tercera clase se convierten en presidentes, en primeros ministros.

Una persona inteligente no se va a distraer con un desierto que no lleva a ninguna parte, ni siquiera a un oasis….”

Osho, From Misery to Enlightenment

26 oct. 2019

Todo el universo está celebrando...Sólo que no somos parte de ella.

“La participación es gozo porque todo el universo está celebrando.
A cada momento está celebrando.
Es una gran celebración,
una celebración constante.
Sólo que no somos parte de ella.
Nos hemos separado de nosotros mismos y estamos tristes.
El hombre está triste debido a la mente.
Las flores están participando en la celebración,
la luna está participando,
las estrellas están participando,
la tierra está participando,
los océanos están participando,
el aire y las nubes;
todo está participando en esta celebración continua,
eterna.
Sólo el hombre se ha convertido en un extraño,
y debido a sus propios esfuerzos.
Él mismo se ha separado de la existencia”.

Osho, The New Alchemy: To Turn You On

¿Quién es un dios?

“¿Quién es un dios?
Un dios es uno que ha aprendido el secreto de ser feliz con todo el universo,
con cada flor
y con cada río
y con cada piedra
y con cada estrella;
quien ha llegado a ser uno con esta celebración continua,
eterna;
a quien no le interesa de quién es esta celebración.
Y dondequiera que hay una celebración,
él participa.
Si quieres ser feliz,
el arte de participar en la felicidad es una de las bases para serlo”.

Osho, Yoga: The Science of the Soul

El ser humano es muy inventivo, se torturará a sí mismo de muchas maneras.

Pregunta:

Osho, cada vez más veo cómo mi energía sube o baja mucho, cómo a veces me excito mucho, vuelvo a caer y entonces, me siento avergonzado por lo que sucedió durante este estado de excitación. ¿Tienes alguna clave que pudieras darme para ver cuándo viene la excitación, para no dejarme llevar e identificarme con la depresión, y para encontrar mi equilibrio y mi balance?

Respuesta de Osho:

“La mente es casi como el océano, olas sobre olas. Algunas son más altas y entre dos olas hay una depresión. Hay dos formas para salir de este proceso continuo de altibajos.

La forma más fácil es que cuando estés extático es el momento para estar atento. En la depresión, en la agonía, la atención se vuelve más difícil. Cuando fluyes con alegría, con gozo, ese es el momento para estar consciente, pero la gente hace exactamente lo contrario. Cuando están felices, ¿a quién le importa la conciencia? Y cuando están angustiados, entonces definitivamente comienzan a pensar que es hora para estar conscientes y salir de la angustia. Pero, nadie ha podido salir alguna vez de la angustia directamente.

Primero, uno tiene que salirse del éxtasis. Si puedes ser consciente de tus momentos de alegría en primer lugar, la depresión, los bajonazos no vendrán. La puerta de salida es el éxtasis. Así que ésta es la forma más sencilla:

Sé feliz y sé consciente.

Alégrate y sé consciente.

Ama y sé consciente.

No dejes a un lado la conciencia diciendo: 'Este es un tipo de perturbación; estoy en un gran éxtasis’. La conciencia se vuelve como una perturbación; no lo es. Al principio puede aparecer así, pero pronto verás que llevará tu éxtasis a picos más altos. En última instancia, la conciencia y el éxtasis se convierten en uno. Entonces, esos momentos bajos, depresivos, agonías, desaparecen.

La segunda forma, la cual es innecesariamente seguida por algunas personas, es difícil, pero para tu ser alemán, quizás la segunda sea la adecuada para ti. Trata de tomar conciencia cuando estés sufriendo y no eres sólo tú, a lo largo de la historia, muchas personas de todo el mundo, lo han intentado. Si no había sufrimiento, creaban sufrimiento sólo para ser conscientes de ello. Ayunaban y eso creaba un sufrimiento, vivían desnudos en los fríos inviernos, sin ropa, y eso creaba sufrimiento. El ser humano es muy inventivo, se torturará a sí mismo de muchas maneras…

En tu agonía estás solo, el corazón del universo está muy lejos. Tu agonía ha creado la distancia. Así que, cuando estás en agonía, es humano, y de vez en cuando sucede, permanece alerta. Y si has podido permanecer alerta cuando el baile estaba descendiendo sobre ti y las flores caían sobre ti, no será difícil, en absoluto, estar consciente cuando algo haya salido mal. Puedes ser un observador que se hace a un lado, sin identificarse”.

Osho, Om Shantih Shantih Shantih: The soundless, peace, peace, peace

20 oct. 2019

Todo el cielo es tuyo, pero no lo estás reclamando.

Pregunta:

OSHO,...UNA COSA ME SIGUE SORPRENDIENDO:
DESDE TU  PRIMERA INFANCIA HASTA LA ÚLTIMA FRACCIÓN DE SEGUNDO, SIEMPRE HAS TENIDO MUCHO AMOR PROPIO Y MUCHA AUTOESTIMA ¿TODOS SOMOS CAPACES DE TANTO?

Respuesta de Osho:

"El hombre no es consciente de lo que es capaz a menos que se dé cuenta de ello.

Es como un pájaro pequeño. El pájaro, sentado en el refugio que la madre y el padre han hecho, los observa volar, puede ver el deleite de su vuelo. A él también le gustaría volar de la misma manera, estar en el cielo infinito, bajo el sol. Viéndolos subir más alto, moviéndose con los vientos, un gran impulso surge en él también. Pero no se da cuenta de que es capaz de realizar el mismo vuelo, la misma alegría, el mismo baile. Ni siquiera se da cuenta de que tiene alas.

Toma un poco de tiempo para que la madre y el padre lo convenzan. Y tienen una cierta metodología para persuadirlo. La madre puede sentarse un poco más arriba en otra rama y llamar al pequeño. El pequeño trata de volar pero tiene miedo de caerse. Pero la madre sigue llamándolo; eso le da confianza. A veces es necesario que el padre lo empuje a salir del refugio.

Hay miedo, está nervioso, pero una cosa es cierta: por primera vez sabe que tiene alas.

Agita sus alas. No sabe volar, pero la madre no está lejos; logra llegar a ella --el milagro ha ocurrido. Ahora la llamada de la madre vendrá de un segundo árbol,  y luego la llamada vendrá de un bosque lejano. Pero una vez que sabe que tiene alas, entonces las distancias no importan. Poco a poco no es necesario que la madre llame ni que el padre lo empuje.

Un día llega en que simplemente se despide de su padre y de su madre y vuela y nunca regresa. Se ha convertido en un individuo por su cuenta.

Todo lo que ves en mí, lo que sientes en mí, está en ti, pero sólo como un potencial.

Nadie te ha llamado desde lejos y te ha dado la confianza de que tienes alas. Nadie te ha empujado y, por supuesto, al principio parecerá como si fuera tu enemigo, empujándote a la muerte: ¡caerás! Pero a menos que seas empujado, y veas que agitando tus alas te quedas en el aire y no caes..... Entonces un gran potencial se ha convertido en realidad: la primera visión de tu propio vuelo. Ahora ya no es un sueño, puedes realizarlo.

Este es el problema --que el hombre no está tan alerta como los pájaros, que el niño tiene que ser consciente de su potencialidad.

La desgracia del hombre es que el padre no está interesado en la potencialidad del niño. Está interesado en su propia inversión. Le gustaría que el niño fuera parte de su negocio, de su religión, de su política, de su ideología...Los padres del hombre, debido a su propia inversión --negocios, política, religión, filosofía-- están menos interesados en el potencial del niño. Están más interesados en cómo moldear al niño para que encaje en su mundo...

Todo esto surge de buenas intenciones, pero el resultado no es bueno. Casi están matando al niño, destruyéndolo...La mayor parte de su potencial siempre será sólo potencial. Nunca se dará cuenta de los tesoros que ha traído con su vida. ¡Él morirá! Y esos tesoros permanecerán sin abrir.

Vivió toda su vida de acuerdo a los dictados de otra persona: vivió una vida prestada. Sonreía porque era de esperar; respetaba a la gente porque eso era lo que se le enseñaba. Fue a la iglesia, a la sinagoga, al templo porque sus padres iban allí, todos los demás iban allí. Esto era lo que había que hacer...

Conmigo algo salió mal desde el principio.

La razón fue que durante siete años no estuve con mis padres, viví con mi abuelo y mi abuela maternos. Esas dos personas mayores no tenían ninguna inversión --simplemente me amaban. Sabían perfectamente que tarde o temprano me iría, sólo era un invitado. No empiezas a invertir en un invitado, mañana por la mañana se habrá ido. Actuaron en un espacio que los padres no pueden. Ahí es donde las cosas salieron mal conmigo.

Me permitieron total libertad para ser yo mismo porque no tenían ningún deseo de moldearme…

Pero los primeros siete años son los más importantes en la vida; nunca más tendrás tantas oportunidades. Esos siete años deciden tus setenta años, todas las piedras angulares se colocan en esos siete años. Así que, por una extraña coincidencia, me salvé de mis padres, y cuando llegué a ellos, estaba casi solo, ya estaba volando. Sabía que tenía alas. Sabía que no necesitaba la ayuda de nadie para hacerme volar. Sabía que todo el cielo era mío...

Tienes alas pero nadie te ha empujado.

No has dado el salto por tu cuenta: sigues sentado en el refugio.

Todo el cielo es tuyo, pero no lo estás reclamando.

Mi función aquí es sacarte a rastras de tu refugio.

Lo que sea que se necesite hacer, estoy listo para hacerlo. Si necesitas un empujón, bien; si necesitas un golpe, bien.

Estoy dispuesto a hacer cualquier cosa para darte un poco de experiencia --para experimentar que tienes alas, entonces mi trabajo está terminado.

Si puedes revolotear de un árbol a otro, tienes el secreto dorado en tus manos”.

Osho, From Misery to Enlightenment

13 oct. 2019

Escoge lo desconocido, lo arriesgado, lo peligroso, lo inseguro…El valor vendrá a ti.

“El miedo sólo significa una cosa: perder lo conocido y entrar en lo desconocido. El valor es justo lo contrario del miedo....

Simplemente salta sobre algo que es nuevo... su novedad, su frescura, es tan seductora. Luego está el coraje. El valor no es algo para lo que tengas que ejercitarte y practicar, hacer asanas de yoga e ir a un gimnasio. No, he visto a esa gente valiente. No son valientes en absoluto.

Sólo el cambio de lo conocido a lo desconocido, la disposición para pasar de lo conocido a lo desconocido, es lo que importa. Es inmensamente valioso. Y en todo tipo de experiencias, sigue haciendo eso. Eso te preparará para la muerte...

Tienes que ir pulgada a pulgada, preparándote, viviendo momento a momento. Y a medida que te familiarizas con la belleza de lo desconocido, empiezas a crear una nueva cualidad en ti. Está ahí, pero nunca se ha utilizado. Antes de que llegue la muerte, sigue moviéndote de lo conocido a lo desconocido. Recuerda siempre que lo nuevo es mejor que lo viejo...

Lo que importa es tu elección: tu elección de aprender, tu elección de experimentar, tu elección de ir a la oscuridad. Despacio, despacio, tu coraje comenzará a funcionar. Y la agudeza de la inteligencia no es algo separado del coraje, es casi un todo orgánico...

Con el coraje viene la agudeza, la inteligencia, la apertura, una mente sin prejuicios, la capacidad de aprender  --todos ellos se unen.

Empieza por un simple ejercicio...: siempre que haya una opción, escoge lo desconocido, lo arriesgado, lo peligroso, lo inseguro, y no te sentirás perdido…

El valor vendrá a ti.

Empieza con una fórmula simple: Nunca te pierdas lo desconocido.

Escoge siempre lo desconocido...Incluso si sufres, vale la pena --siempre vale la pena. Siempre sales de ella más maduro, más inteligente”.

Osho, From Misery to Enlightenment

12 oct. 2019

Llamo a una persona individuo si es capaz de escuchar.

“Cuando me convertí en profesor,.... Cada año durante un mes no enseñaba nada. Durante el primer mes los que querían participar en mis clases tenían que aprender a escuchar.

Se me reprochó que, "esto no forma parte del programa de estudios de la universidad; en ninguna parte se menciona que durante un mes tengamos que aprender a escuchar".

El vicecanciller me preguntó: "¿Qué es esto, que les pidas a los estudiantes que se sienten y aprendan a escuchar durante un mes?"

Le dije: "Sí, ¿qué puedo hacer? Yo llevo toda la carga de su sociedad. Esto debería haberse hecho en sus primeras etapas; habría sido más fácil".

"Pero, dijo, todos oyen perfectamente, sus oídos son perfectos."

Le dije: "No es cuestión de oídos. Puedes escuchar algo mientras estás pensando en tu interior; entonces ese pensamiento se mezcla con tu oído --está contaminado, corrompido. Entonces lo que llevas como si lo hubieras oído no es lo que se ha dicho. Es otra cosa; puede ser justo lo contrario...

Al principio era muy difícil para los estudiantes sentarse una hora escuchando en silencio: los pájaros afuera, cualquier ruido --algún profesor gritando, algún coche pasando, algún avión haciendo zoom-- y uno simplemente escucha. No hay nada que hacer, sólo escuchar.

Muchos de ellos se fueron antes de que terminara el mes. Si treinta empezaban, era casi seguro que sólo quedarían diez. Pero esos diez han permanecido agradecidos conmigo; no por lo que se les enseñó después de ese mes, sino por lo que aprendieron en ese mes. Lo que se les enseñó fue bueno para obtener el certificado, pero lo que aprendieron en ese mes de escucha silenciosa se convirtió en una nueva forma de ver las cosas, de sentir, de ser.

Llamo a una persona individuo si es capaz de escuchar. Eso significa, si es capaz de estar en un estado de meditación. Entonces ya no es una persona, es un individuo…”

Osho, From Misery to Enlightenment

Los días de los políticos se acabaron. Han hecho muy bien su trabajo siendo destructivos, violentos.

"Una cosa es absolutamente cierta: los días de los políticos se acabaron. Han hecho muy bien su trabajo siendo destructivos, violentos.

Han llegado a un punto en el que la humanidad tiene que decidir entre morir permaneciendo  con los políticos para cometer un suicidio global, o expulsar a los políticos y salvar a la humanidad, la civilización, la cultura, la vida.


Nada es favorable para el político y cada día que pasa su muerte está más cerca. Él mismo es responsable. Mejoró las armas que pueden traer la muerte a todo el mundo a tal punto que no hay forma de volver atrás. O bien habrá una guerra final, lo que puede traer la muerte para todos y para todo, o un cambio total en toda la estructura de la sociedad humana.  A ese cambio lo estoy llamando meritocracia".


Osho, From Misery to Enlightenment