19 ene. 2020

El rostro muestra continuamente lo que está oculto en ti, tus ojos siguen reflejando lo que está en tu corazón.

“Ahora bien, la belleza no es algo que se pueda hacer. Si empiezas a hacer algo al respecto, lo harás feo --así es como el mundo se ha vuelto tan feo. No intentes hacer el mundo hermoso.

Y no trates de hacerte hermoso, porque si tratas de hacerte hermoso, esa belleza será falsa. ¿Qué harás? ¿Buscarás cosméticos? ¿Ropa hermosa? ¿Va a ayudar?

Puedes tener un cierto corte de pelo, puedes tener ropa bellamente confeccionada, puedes tener una hermosa casa decorada estéticamente, pero ¿te va a hacer bella? ¿Te va a ayudar de alguna manera?

La belleza no es de afuera, la belleza es de adentro; está dentro de ti. Permíteme recordarte de nuevo. Martín Heidegger tiene razón cuando dice que es una liberación; tiene que ser liberada. Tienes que abrirte, y la fragancia será liberada. Eres un capullo, y tienes que convertirte en una flor, eso es todo.

No pienses en términos de hacer el mundo hermoso, de lo contrario te convertirás en un misionero --y un misionero es una de las cosas más feas del mundo. Y no pienses en hacerte hermosa. No es una cuestión de hacer..., es una cuestión de SER.

SER. En tu quietud, en tu silencio, en tu meditación --cuando simplemente estás-- hay y sólo hay belleza. En ese éxtasis del simple ser, del puro ser, está la belleza. En ese silencio, la belleza toma forma. La canción se hace audible, la forma se hace visible, lo desconocido se hace conocido.

No digas que no te interesa la iluminación, porque si no te interesa la iluminación, nunca serás bello. Observa las palabras que usas, porque las palabras se han vuelto muy, muy importantes; la gente vive por ellas, y de acuerdo con ellas.

La belleza está ahí  --ese es el mensaje persistente del Zen--, libérala. Ustedes no deben convertirse en hermosos, ustedes son hermosos; todo lo que se necesita es remover las rocas. ¿Quién está obstaculizando el camino? Este constante parloteo en la mente te convierte en un lisiado. Este esfuerzo constante de ser algo: ser más rico, ser más bello, ser más iluminado --esta búsqueda constante de más te hace feo, te hace codicioso. Olvídate del 'más'. Disfruta de lo que tienes. En ese contento está la belleza; ese contento es la belleza. Disfruta de lo que está disponible; no anheles lo que no está disponible.

La mente siempre anhela lo que no tiene, y la mente nunca está interesada en lo que tiene. Y sólo puedes disfrutar de lo que tienes. Nadie puede disfrutar de lo que no tiene....

La mente te mantiene en una miseria constante, en un descontento constante, en un estado febril, hambriento, sediento --y sin ninguna razón en absoluto. Y tienes todo lo que puede darte satisfacción...

Estar aquí. Disfruta de este momento, y de todo lo que contiene este momento. Y de repente encontrarás que la belleza se libera. Y no sólo encontrarás que la belleza se libera, otros se darán cuenta de que algo ha sucedido, algo ha sucedido en lo más profundo de este hombre porque el hombre se ha vuelto luminoso, transparente. Incluso un rostro hogareño ordinario se vuelve completamente hermoso cuando hay silencio en su interior. E incluso un rostro muy, muy bien formado se vuelve feo cuando sólo hay ansiedad y angustia y enojo y frustración en su interior, porque el rostro muestra continuamente lo que está oculto en ti, tus ojos siguen reflejando lo que está en tu corazón.

Quédense quietos y sean hermosos --no hay otra manera”.

Osho, The Sun Rises in the Evening

18 ene. 2020

Si puedes decir SÍ con todo tu corazón, estás celebrando.


Estoy aquí para compartir con ustedes mi alegría. Es como el canto de los pájaros por la mañana, o las estrellas que brillan por la noche, o las flores que florecen en la primavera --es así; no hay trabajo.

Pregunta:

Osho, ¿Cuál es tu trabajo?

Respuesta de Osho:

Kabir, no es trabajo en absoluto. La idea misma de trabajo es irrelevante para mí. No es trabajo porque no hay voluntad detrás de él. No estoy aquí para imponer nada a nadie. No estoy aquí para convertirlos a ninguna ideología o a una cierta forma de vida. No estoy enseñando una filosofía de la vida, no estoy enseñando nada en absoluto --no soy un maestro.  Simplemente estoy compartiendo todo lo que ha sucedido conmigo.

Nunca pienses en términos de trabajo. No es trabajo para que la flor florezca, es pura alegría, es juego. Piensa en términos de juego. El trabajo es serio, pesado; el juego no es serio. Toda esta existencia puede ser vista a través de estas dos palabras: trabajo o juego.

El concepto occidental de Dios es el de un hacedor, por eso lo llaman "el Creador". En Oriente el concepto de Dios no es el de un hacedor sino el de un jugador. Llamamos a su existencia no su "creación" sino su "Leela", su juego --la manera en que alguien canta una canción sin ninguna motivación detrás de ella, por la pura alegría de la misma, sin ningún resultado a la vista; sin pasado detrás de ella, sin futuro delante de ella.

Estos pájaros cantando....no es un trabajo, sólo están gritando que están vivos. Simplemente le están diciendo "Estamos aquí" al sol, al cielo y a las nubes; están cantando. Es una efusión.

Dios se está derramando a sí mismo en la existencia.

Debido a que el concepto occidental de Dios es el de un hacedor, toda la religión se volvió muy seria. La religión oriental es más festiva: es divertida.

Estoy aquí para compartir con ustedes mi alegría. Es como el canto de los pájaros por la mañana, o las estrellas que brillan por la noche, o las flores que florecen en la primavera --es así; no hay trabajo. Ni siquiera tienes que sentirte agradecido conmigo, porque no estoy haciendo nada por ti. Yo sólo estoy aquí, tú estás allí, algo ESTÁ sucediendo. Nadie lo está haciendo, es sólo un puro acontecimiento.

Millones de cosas están sucediendo alrededor; si las miras como un acontecimiento, una gran alegría surgirá en ti. Empezarás a bailar con la existencia y todo el miedo desaparecerá. Si lo consideras como un trabajo, el miedo está destinado a permanecer allí: tendrás miedo de fallar. Si es un trabajo, entonces tienes que ser duro en él, entonces tienes que hacerlo cueste lo que cueste. Entonces los métodos, las técnicas, necesariamente se implican en él, y estás en un viaje mental de nuevo. El ego quiere que sea un gran trabajo, porque el ego puede sobrevivir sólo si es un trabajo; en el juego, el ego simplemente se evapora.

De ahí mi insistencia una y otra vez: nunca utilices la palabra "trabajo" en relación conmigo, deja que sea puro juego.

Yo estoy disfrutando, tú también disfruta de estar aquí. Y si esto se hace posible y tú también estás disfrutando, habrá una gran comunión. Estas dos alegrías se encontrarán, y de esa alegría surge una gran creatividad, de esa alegría nace un nuevo mundo, una nueva visión. Pero esa no es la meta, es sólo un subproducto. Ni siquiera tienes que pensar en ello, sucede por sí solo. Recuerden la palabra "subproducto". No es una consecuencia sino un subproducto --sólo "al lado". Sucede, ciertamente sucede; de hecho, nunca sucede de otra manera.

Siempre que las energías se encuentran en la alegría hay transformación.

Este es un Campo Búdico o el campo de la alegría, SATCHITANAND. Vierte tu energía en la alegría, pero olvídate de ganar algo de ella. Deja el motivo del beneficio y ganarás mucho. Cuanto más te olvides de ganar, más es la ganancia; cuanto más piensas en la ganancia, menos... Y si te obsesionas demasiado con la ganancia, te quedarás vacío y te quedarás en la miseria.

El infierno es la codicia. El cielo no es la codicia. El infierno es el trabajo motivado. El cielo es pura alegría, juego.

Canta conmigo, baila conmigo, guarda silencio conmigo. Disfruta de este momento --sin pasado, sin futuro. Sólo ESTE momento... y hay una gran bendición...

Comparte la energía, comparte el silencio, comparte este SATORI, este SAMADHI, esta iluminación. Es desbordante, no por ninguna razón en absoluto, sólo por la simple razón de que toda la existencia es una existencia desbordante. Todo es demasiado aquí. La existencia no es pobre, la existencia no es miserable. Donde se necesita una flor, florecen millones de flores. Donde una estrella hace que existan millones de estrellas. Esta existencia es tan rica que se desborda. Y cada vez que te conviertes en parte de esta existencia, cuando desapareces, también empiezas a desbordarte".

Osho, The Sun Rises in the Evening

La existencia no respeta en absoluto a los esclavos.

"En lo que a mí respecta, simplemente estoy haciendo todo lo posible para que te liberes de todo el mundo, incluido yo, y para que estés solo en el camino de la búsqueda….

Esta existencia respeta a la persona que se atreve a estar sola en la búsqueda de la verdad. La existencia no respeta en absoluto a los esclavos. No merecen ningún respeto; no se respetan a sí mismos, ¿cómo pueden esperar que la existencia sea respetuosa con ellos?”

Osho, Beyond Enlightenment

11 ene. 2020

Puedes ser un buda las veinticuatro horas del día.

“Puedes ser un buda las veinticuatro horas del día...Sólo recuerda: ser un buda significa ser un testigo.

Grandes flores comenzarán a llover sobre ti
--de paz, de dicha, de éxtasis…

Este testimonio tiene que ser llevado a toda hora.

Ciertamente llega un día en que no necesitas meditar, cuando Buda permanece en cada circunstancia presente, completamente radiante. Todas las acciones son sus acciones, tú ya no eres más. El Buda canta, el Buda baila, el Buda sonríe. Te has convertido en un mero pasaje para el Buda.

Ese día no está muy lejos. Puede suceder en cualquier momento. Prepárate. No es una práctica, es simplemente crear el momento adecuado para que la primavera venga y traiga todo lo que sea posible a tu potencialidad”.

Osho, Isan: No footprints in the blue sky

8 ene. 2020

Un hombre de risa no puede tener un ataque al corazón. Un hombre de risa no puede suicidarse.


“…acabo de hablar de la risa, de sus poderes meditativos y medicinales. Ciertamente cambia tu química, cambia tus ondas cerebrales, cambia tu inteligencia, te vuelves más inteligente. Las partes de tu mente que han estado dormidas se despiertan repentinamente. La risa llega hasta lo más profundo de tu cerebro, hasta tu corazón.

Un hombre de risa no puede tener un ataque al corazón. Un hombre de risa no puede suicidarse. Un hombre de risa automáticamente llega a conocer el mundo del silencio, porque cuando la risa cesa de repente hay silencio. Y cada vez que la risa se hace más profunda, va seguida de un silencio más profundo.

Ciertamente te aclara --de las tradiciones, de la basura del pasado. Te da una nueva visión de la vida. Te hace más vivo y radiante, más creativo. Si eres cantante, tu canción se vuelve más celestial; si eres músico, tu música comienza a ir más allá del sonido, comienza a llegar a los silencios”.

Osho,  The Fish in the Sea is Not Thirsty

5 ene. 2020

Recuerda esto: cuando te vayas a dormir, despídete de la vida con gran gratitud. Te ha dado tanto -nunca lo olvides.


El consejo es la única cosa en el mundo que todo el mundo da y nadie toma.

“El consejo es la única cosa en el mundo que todo el mundo da y nadie toma.

Pueden hacerme una pregunta, pero no pueden pedir consejo; no soy tan tonto. Nunca les daré un consejo, porque ¿quién soy yo para darles un consejo? Usted es único, cada individuo es único. Mi consejo será mi experiencia. Eso puede distraerte de tu propia vida, puede alejarte de tu propio ser. Nunca he aconsejado a nadie.

Sí, puedes hacer una pregunta. La respuesta que doy sólo tiene que ser entendida, no tiene que ser aceptada bajo mi autoridad. Tienes que ser sólo un oyente, sin ningún prejuicio. Mi respuesta, escuchada sin ningún prejuicio, se convertirá en algo totalmente diferente en ti; será moldeada por tu ser. Entonces ya no es mía; es tuya.

Esa es la función de un maestro --no crear seguidores, sino crear maestros.

No estoy diciendo nada para ser creído. Estoy diciendo, sólo dame un poco de comprensión, trata de entender lo que te estoy diciendo. Escuchen --y tomará una forma diferente, una forma diferente, un aura diferente dentro de ustedes. No será lo mismo que se dijo, porque las palabras están vacías.

Cuando las palabras están en mi corazón están llenas. En el momento en que salen de mis labios, el contenido queda atrás; sólo el recipiente llega a ti. Pero si permiten que el recipiente entre en ustedes, llegará a su corazón --porque viene del corazón-- y su corazón lo llenará con su propio contenido. Entonces es tuyo, no tiene nada que ver conmigo.


No puedes culparme; lo que te pase a ti, es tu responsabilidad. Me gusta hablar, no me responsabilizo de nada. ¿Por qué debería tomar la responsabilidad de alguien? A mí me gusta hablar, a ti te gusta escuchar... ¡bien! Hasta ahora, todo bien.

Pero entiendan toda la alquimia de escuchar: escuchando correctamente, tendrán su propio entendimiento floreciendo. No dependerás de mí, no serás mi seguidor. Serás tú mismo.

Estás pidiendo consejo. Yo no doy ningún consejo. Y te digo que tampoco le pidas consejo a nadie. Pides consejo sólo porque no tienes el coraje de experimentar por ti mismo.

En el momento en que pides consejo, te conviertes en un esclavo. Y si lo sigues, te has suicidado.

No quiero que te suicides. Quiero que crezcas más y más en la vida, en el amor, en la luz”.

Osho From the False to the Truth

La experiencia que ocurre en la meditación tiene que estar presente en tus asuntos diarios.

“La experiencia que ocurre en la meditación tiene que estar presente en tus asuntos diarios.


Tanto si eres un ama de casa cocinando, como si trabajas en una oficina o en una tienda --cualquier tipo de vida que estés viviendo, tu meditación tiene que estar alerta en cada actividad...


Cuanto más la vives, más se convierte en una experiencia normal; cuanto más la vives, menos posibilidades hay de que se te quite por los viejos hábitos. Vendrán como inundaciones, pero hay que recordar una cosa: que una pequeña llama de una vela es suficiente para destruir la oscuridad de millones de años”.

Osho, Isan: No footprints in the blue sky
http://osho-maestro.blogspot.com

Nadie puede dejar de ser un buda; sólo se puede posponer.

“Todo el arte del maestro es exactamente para hacerte sediento, hambriento de alcanzar tu propio ser --porque a menos que alcances tu propio ser permanecerás ciego, y permanecerás en la oscuridad....

Llevarte más allá del sufrimiento, permitirte la libertad de todo el cielo... crear una urgencia intensa, porque nunca se sabe: puede que yo no esté aquí mañana; puede que tú no estés aquí mañana.

El mañana es tan incierto  --uno tiene que reunir todas sus fuerzas en este momento si quiere hacer algo.

Llegar a tu centro no es algo que se pueda posponer. Todo lo demás puede ser pospuesto, pero no tu entrada en tu centro, porque ese es el propósito mismo de la vida. Ese es el único objetivo que vale la pena. Y es tu fuente, así que si haces un esfuerzo intenso para buscarlo, estás obligado a encontrarlo.

Nadie puede dejar de ser un buda; sólo se puede posponer. Puedes posponerlo para mañana, para otra vida --pero tarde o temprano, en este siglo o en otro, no puedes evitar finalmente entrar en contacto con tu propia naturaleza. Entonces, ¿por qué no hacerlo ahora?”.

Osho, Isan: No footprints in the blue sky

4 ene. 2020

Sólo tú eres suficiente para enfrentar el amanecer.

"No quiero que nadie se interponga entre el individuo y la existencia.
Ninguna oración,
ningún sacerdote,
sólo tú eres suficiente para enfrentar el amanecer,
no necesitas que alguien te interprete lo hermoso que es el amanecer".

Osho, The last testament, Vol. 5

2 ene. 2020

Cuando uno está pintando por alguna motivación, por alguna recompensa, su pintura no puede ser perfecta.

"Acabo de recordar una vieja historia china Zen. Me ha gustado tanto que cada vez que la recuerdo me alegro inmensamente.

El emperador de China era un gran pintor; le encantaba pintar, y solía llamar a otros pintores al palacio cada año para hacer una exposición. Cuando se hizo muy viejo, declaró en una función anual: "Ahora soy muy viejo y quiero ver la pintura más perfecta del mundo". Le daré espacio en el palacio al pintor, y lo que necesite..."

Así que algunos pintores que pensaron que podían crear un cuadro así se quedaron en el palacio. Alguien completó su pintura en un mes y se la llevó al emperador. Lo había hecho bien, pero no era el más perfecto.

Pasaron tres años y sólo quedaba un pintor. Durante tres años había estado pintando, y no estaba pintando sobre un lienzo, sino en la pared del palacio donde le habían asignado su habitación.

Había pintado un hermoso bosque... y una noche de luna, un pequeño río y un sendero muy pequeño que daba vueltas y vueltas alrededor de los árboles y luego desaparecía en el bosque.

Después de tres años se acercó al emperador y le dijo: "Ahora puedes venir. Todo lo que puedo hacer lo he hecho. Creo que es la pintura más perfecta del mundo. Así que invito a Su Señoría a venir, y no pido ninguna recompensa - estos tres años fueron los más preciosos que he vivido. Sólo con que usted lo vea es suficiente".

Todos los demás pintores habían estado pintando por recompensa, y cuando uno está pintando por alguna motivación, por alguna recompensa, su pintura no puede ser perfecta. Tu motivación será el polvo.

Este pintor dijo: "No me interesa en absoluto ninguna recompensa; ya me la has dado. Estos tres años he vivido una vida tan hermosa, día y noche; nada podría ser más de lo que me has dado. Ahora mira el cuadro para que pueda volver a casa. Mis hijos, mi esposa, pueden estar esperándome".

El emperador se fue con él. Ciertamente este pintor había hecho el mejor trabajo. Se interesó tanto que le preguntó al pintor: "¿Adónde va este pequeño camino, finalmente?"

El pintor dijo: "Nunca he ido por él, pero si estás dispuesto a venir conmigo, podemos ir y ver a dónde conduce. Esta pregunta ha surgido en mí también muchas veces: "¿A dónde lleva este pequeño camino?"

Así que el pintor y el emperador entraron en el sendero y desaparecieron detrás de los árboles, y desde entonces no se ha sabido nada de ellos.

Esta historia siempre me ha hecho inmensamente feliz. No hay vuelta atrás de la perfección, no hay vuelta atrás. La perfección te lleva y desapareces".

Osho, Isan: No footprints in the blue sky

29 dic. 2019

El asombro te conduce a la aventura de conocer los misterios de la vida.


Diferencia entre saber y aprender

"Saber significa que vas recogiendo, memorizando información, experiencia. Aprender significa que no recoges nada; simplemente permaneces abierto a lo que está ocurriendo o va a ocurrir. Aprender es un estado de mente abierta. Cuanto más sabes, más te cierras, porque no puedes eludir los conocimientos que tienes; siempre se interponen.  Si me estás escuchando y eres una persona con estudios, un erudito, entonces no puedes escucharme de manera directa, simple. No puedes escucharme. Mientras hablo, por dentro estás juzgando, tus conocimientos están dando vueltas en tu cabeza. Estropean todo lo que estoy diciendo, lo distorsionan, y si te llega algo, no es la cosa original. Si te llega algo, es sólo aquello que tu saber deja pasar.

La mente que aprende es aquella que escucha con atención, sin interferencias del pasado; aquella que únicamente es una apertura, un fenómeno similar a un espejo, que refleja lo que hay".

Osho, Inocencia, saber y asombro
http://osho-maestro.blogspot.com

1 dic. 2019

Eres un mendigo de atención.

Pregunta:

Amado Osho:

¿Por qué soy mendigo de atención? ¿Qué puedo hacer al respecto?

Respuesta de Osho:

Prem Kabir, una de las debilidades humanas, una de las debilidades más arraigadas, es buscar atención.

La razón por la que uno busca atención es porque no se conoce a sí mismo. Sólo en los ojos de otras personas se puede ver su rostro, en sus opiniones puede encontrar su personalidad. Lo que dicen es muy importante. Si lo descuidan, lo ignoran, se siente perdido. Si pasas por aquí y nadie te presta atención, empezarás a perder lo que has construido: tu personalidad. Es algo que ustedes han reunido. No lo has descubierto, no es natural. Es muy artificial y muy arbitrario.

No sólo tú es un mendigo para la atención; casi todo el mundo lo es. Y la situación no puede cambiar hasta que descubras tu auténtico yo, que no depende de la opinión, la atención, la crítica, la indiferencia de nadie, que no tiene nada que ver con nadie más. Porque muy pocas personas han podido descubrir su realidad, el mundo entero está lleno de mendigos.

En el fondo todos ustedes están tratando de encontrar atención; es alimento para su personalidad.

Incluso si la gente te condena, te critica, está en tu contra, eso es aceptable, al menos te están prestando atención; si son amigables, respetuosos, por supuesto eso es mucho mejor, pero no puedes sobrevivir como personalidad sin algún tipo de atención. Puede ser negativo, puede ser positivo, no importa. La gente debe decir algo sobre ti; respetuoso o irrespetuoso, ambos cumplen el mismo propósito...

En todas las épocas la gente ha intentado de mil y una maneras llamar la atención. Esas formas no son necesariamente racionales --por ejemplo, los punks en Occidente. ¿Qué es lo que realmente quieren al cortarse el pelo de maneras extrañas y extrañas, y luego pintarlo con diferentes colores psicodélicos? ¿Qué es lo que quieren? Son mendigos...No pueden sobrevivir sin que la gente les preste atención…

No es sólo tu problema, que eres un mendigo de atención; es una realidad humana. Y la razón es que dependes de tu personalidad, que es falsa, que ha sido creada por la sociedad, y que puede ser arrebatada por la sociedad. No dependas de ello. No está en tu poder. Lo que está en tu poder es tu propia individualidad: ¡descúbrelo! Y el nombre de la ciencia para descubrirla es meditación.

Una vez que te conoces a ti mismo, no te importan los demás. Incluso si el mundo entero te olvida, no importa, ni siquiera hace la más mínima diferencia para ti; o el mundo entero puede saber --eso tampoco te da ningún ego. Sabes que el ego es falso, y depender de lo falso es hacer casas sobre la arena, sin fundamento. Sus personalidades son casi firmas en el agua. Ni siquiera has firmado y desaparecen...

Son emperadores, pero tienen que descubrirlo ustedes mismos. Y este descubrimiento no es difícil: Tu reino está dentro de ti. Sólo tienes que aprender a cerrar los ojos y mirar hacia adentro. Un poco de disciplina, un poco de aprendizaje para no permanecer enfocado en el exterior continuamente, sino para volverse hacia adentro al menos una o dos veces al día, siempre que puedas encontrar tiempo....Lentamente, lentamente, empiezas a tomar conciencia de tu ser eterno. Entonces la idea de atención simplemente desaparece.

Y el milagro es: el día que no necesitas la atención de nadie, la gente empieza a sentir tu carisma, porque el carisma es la radiación de tu individualidad. Comienzan a sentir que eres alguien especial, único, aunque no pueden determinar dónde está tu singularidad, qué es lo que atrae como un imán…”

Osho, The Great Pilgrimage From Here to Here

9 nov. 2019

Ser un discípulo es un compromiso, es participación. Se está convirtiendo en parte del maestro. No necesita comunicación de cabeza a cabeza, sino una comunión de corazón a corazón.

“El amor es la cualidad más esencial, la cualidad fundamental, sin la cual nadie puede ser discípulo. Es fácil ser estudiante --no necesita amor, sólo lógica-- porque la comunicación entre el maestro y el estudiante es de cabeza a cabeza. Es verbal, intelectual, lógica. El maestro simplemente imparte información y el estudiante la acumula en su memoria. No se trata de amor. El amor no surge entre el maestro y el estudiante, por lo tanto la relación es impersonal; no es una relación en absoluto. Es muy formal.

Pero ser un discípulo es totalmente diferente. No es algo formal. Es un compromiso, es participación. Se está convirtiendo en parte del maestro. No necesita comunicación de cabeza a cabeza, sino una comunión de corazón a corazón.

La parte verbal no es tan importante. La parte no verbal es mucho más esencial, porque el maestro no es un maestro, así como el discípulo no es un estudiante. El maestro no tiene información que impartirte, tiene algo mucho más valioso: quiere dar una transformación a tu ser. No se trata de acumular algo en tu memoria, se trata de morir y renacer.

El discípulo desaparece en el maestro, muere en cierto modo; deja la vieja identidad, olvida todo su pasado y se renueva totalmente. Es un nuevo comienzo, un nuevo nacimiento. Y sin amor no es posible.

Sólo el milagro del amor puede hacerlo posible, de lo contrario es imposible. Ser discípulo significa caer en un amor profundo sin ningún motivo, sin ningún fin ulterior, porque el amor no es un medio para ningún fin; es un fin en sí mismo.

Una vez que el amor ha comenzado a fluir, entonces el maestro puede desencadenar un proceso en ti que puede traer luz, que puede traer dicha, que puede traer la verdad, que en última instancia puede traer a Dios. Es un viaje tremendo”.

Osho, I Am Not As Thunk As You Drink I Am

4 nov. 2019

El rugido de la libertad.

“El mayor miedo en el mundo es el miedo a las opiniones de los otros.
En el momento en que dejas de temer a la multitud,
ya no eres una oveja,
te conviertes en un león.
Un gran rugido surge de tu corazón,
el rugido de la libertad”.

Osho, I am not as thunk as you drink I am

El nuevo hombre para el que he estado trabajando.

"...un día me encantaría que el mundo no tuviera naciones,
ni religiones,
ni fronteras,
ni policías,
ni ejércitos,
ni armas,
ni asesinos.
Gente sana,
espiritualmente amorosa,
cada vez más profunda y cada vez más alta,
obteniendo raíces y juntando alas al mismo tiempo;
estos serán los verdaderos seres sobrehumanos,
el nuevo hombre para el que he estado trabajando”.

Osho, Communism and Zen Fire, Zen Wind
http://osho-maestro.blogspot.com

1 nov. 2019

Sólo mira con amor y verás que cada individuo tiene algo que nadie más tiene.

Pregunta:

Amado Osho, ¿Cómo podemos evitar ser autoritarios?

Respuesta de Osho:

“Es muy sencillo.

Las personas que son autoritarias son las que sufren de un complejo de inferioridad.

Para ocultar su inferioridad, imponen su superioridad. Quieren demostrar que son alguien, que su palabra es verdad, que su palabra es ley. Pero en el fondo son seres muy inferiores.

Esta es una de las razones por las que todos los políticos sufren de un complejo de inferioridad. Cualquiera que no sufra de un complejo de inferioridad no entrará en política en absoluto. Hay tantas cosas hermosas que hacer en el mundo --pintar, cantar, bailar, crear literatura, hacer estatuas hermosas, crear un Khajuraho. Hay tanta creatividad disponible, pero sólo está disponible para una persona que no sufre de complejo de inferioridad.

Así que tenemos que dejar claro a todos nuestros sannyasins que nadie en el mundo es inferior y nadie en el mundo es superior. Toda la idea es artificial y fue creada por personas que tienen un interés personal en ella. Han creado la misma idea de muchas maneras... el hombre es superior, la mujer es inferior --¿con qué criterio?...

Mi punto es que cada uno es una manifestación única. Así que destruimos toda la idea de superioridad e inferioridad, igualdad y desigualdad, y la reemplazamos por un nuevo concepto de unicidad.

Y cada individuo es único.

Sólo mira con amor y verás que cada individuo tiene algo que nadie más tiene.

Una vez que la idea de unicidad se extienda en la comuna, no habrá nadie que intente imponer la autoridad”.

Osho, Light on the Path

Nunca dejes de cambiar y nunca dejes de ser impredecible.

“Nunca dejes de cambiar y nunca dejes de ser impredecible, y sólo entonces la vida puede ser una alegría.

En el momento en que te vuelves predecible, te conviertes en una máquina. Una máquina es predecible. Fue el mismo ayer, es el mismo hoy, será el mismo mañana. Puedes predecirlo: es inmutable. Es prerrogativa del hombre cambiar cada momento.

El día que dejas de cambiar, de una manera sutil has muerto. Y muchas personas en el mundo mueren casi a la edad de treinta años. Luego siguen viviendo --quizás cuarenta años, cuarenta y cinco años más--  pero eso es vivir póstumamente, no es realmente vivir. Han dejado de vivir a los treinta años...

Los riesgos deben ser uno de los fundamentos básicos de un hombre de verdad. En el momento en que veas que las cosas se están asentando, desestabilízalas.

He estado haciendo eso toda mi vida. Nunca me he asentado...Y siento que esta es la manera de crecer. Cada momento, algo nuevo florece en ti”.

Osho, Light on the Path

Sin hogar, eres tú mismo: sin compromiso, sin seguridad. Y de hecho, la vida es insegura.

“Y estar sin hogar es una gran experiencia de libertad, de no tener fronteras, de no tener refugio, de no tener seguridad. El hogar es, por un lado, un lugar acogedor, seguro, a salvo; pero por otro lado, es una especie de prisión. Y tienes que hacer tantos compromisos para estar en el hogar, con la esposa, con los hijos, con los padres --todo. No eres libre; te has comprometido en tantas cosas, no puedes sentir que eres tú mismo.

Sin hogar, eres tú mismo: sin compromiso, sin seguridad. Y de hecho, la vida es insegura, eso es una realidad. No es seguro, es una realidad. Lo que sea que hagas no te va a ayudar…

La vida es insegura, insegura; puedes morir en cualquier momento, así que ¿por qué preocuparse? Todo lo que necesitas es vivir lo más totalmente posible mientras vives…

Así que estoy a favor de dar la vuelta al mundo, de mudarse, para que te olvides de la idea de un hogar. Empiezas a tener la libertad de una persona sin hogar, y dejas de lado la idea de seguridad... porque no existen: son sólo ficciones”.

Osho, Light on the Path

31 oct. 2019

Nunca alimentes tu desdicha prestándole atención...Presta más atención a la felicidad, a las pequeñas alegrías.

“Nunca prestes demasiada atención a tu desdicha, porque si le prestas atención la estás alimentando. La atención es comida; si le prestas atención a algo, esto se vuelve más fuerte.

Nunca alimentes tu desdicha prestándole atención. Solo mantente distante, despreocupado, incluso si está allí, está bien. Mantente despreocupado y, poco a poco, te sorprenderás: la gran desdicha comenzara a ser mas pequeña, mas pequeña, mas pequeña. De repente, un día desaparece. Tú la ayudabas a estar ahí con tu atención…


La atención es comida, una comida muy sutil. Recuerda: no le prestes atención a lo negativo, no le prestes atención a tu sufrimiento, no hables de ello, no lo magnifiques.  Te estás destruyendo a ti mismo, es autodestructivo. Descuídalo y descuidándolo morirá. Se indiferente a él, la indiferencia es veneno. Si quieres destruirlo, adéntrate en una mayor indiferencia hacia él.


Preocúpate más por la felicidad, presta más atención a la felicidad. A las pequeñas alegrías se les debe prestar toda la atención. Pequeños momentos, pero debes enfocar toda tu energía en ellos, debes sumergirte totalmente en ellos. Crecerán y se esparcirán sobre toda tu vida”.


Osho, Zen, the path of the paradox