25 jun. 2017

Quiero que todas las personas sean libres, que sean una flor abierta que florece con todo su esplendor.

"Atarse a una doctrina es una señal de esclavitud; es estar esclavizado. Cuando alguien se adhiere a una secta, pierde la libertad de conciencia. Desde el momento que alguien cree que su creencia es un credo, empieza a perder contacto con la verdad. O tienes la verdad o tienes una creencia; o eres espiritual o perteneces a una secta. Y todas las sectas, ya sean religiosas o políticas, sólo quieren esclavizar la conciencia del ser humano...

No intento atarte a nada. Quiero que tu mente sea libre. Cuando la mente está libre de todo, alcanza la verdad última. Lo único que se requiere es tener una mente que no se ate, una conciencia libre.

No formo parte de ninguna secta... Tienes que entender lo que digo: siempre que la mente se adhiere a un "ismo", se interrumpe su viaje hacia lo divino. Es como estar atrapado bajo una piedra y no poder levantarte porque te han cortado las alas. Si quieres que tu conciencia tenga alas, no te ates nunca a nada ni a nadie...

Quiero que todas las personas sean libres, que sean una flor abierta que florece con todo su esplendor".

Osho, En busca de la paz

Yo sólo tengo una meta: despertar la conciencia que está dormida.

Pregunta:
¿Cuál es el propósito de tus charlas?

Respuesta de Osho:
"Yo sólo tengo una meta:
despertar la conciencia que está dormida en nuestro interior.
Quienes lo han intentado siempre han tenido la misma meta;
su único objetivo ha sido despertar la conciencia adormilada,
despertar el alma que está dentro del ser humano..."

Osho, En busca de la paz

La conciencia y el enfado no pueden coexistir. No es posible enfadarse conscientemente. Para que haya enfado tienes que estar dormido, intoxicado.

"Todos vivimos en la inconsciencia. Vivimos como si estuviéramos dormidos...

Hagas lo que hagas, no eres consciente de ello, tu conciencia está en otra parte. Cuando caminas por la calle, ¿eres consciente de estar caminando? Tu conciencia puede estar en cualquier parte menos en el caminar. Cuando comes, ¿eres consciente de que estás comiendo? Tu conciencia puede estar en cualquier parte menos en el comer...

¿Recuerdas cuando estabas enfadado con alguien? ¿Dónde estaba tu conciencia? Si hubiera habido conciencia, el enfado habría sido imposible. La conciencia y el enfado no pueden coexistir. No es posible enfadarse conscientemente. Para que haya enfado tienes que estar dormido, intoxicado.

Por eso la persona lo lamenta después de haberse enfadado; le sorprende haber podido comportarse así, ¿y para qué? ¿Qué sentido tenía? No obstante, él mismo se ha enfadado, y no es la primera vez que ocurre, y tampoco es la primera vez que lo lamenta. Lo ha lamentado muchas veces porque ha estado enfadado muchas veces, y cada vez se ha preguntado por qué lo ha hecho, ¿qué sentido tiene? ¿Y por qué lo ha hecho si no tiene sentido? Esta persona no era consciente, no estaba presente; sólo volvió a casa cuando se fue el enfado. Estaba ausente cuando ocurrió el enfado, y cuando volvió a casa lo lamentó. Pero a estas alturas no sirve de nada lamentarlo, no significa nada, no tiene sentido lamentarlo."

Osho, Upanishads, su historia y enseñanzas

24 jun. 2017

Hasta el momento nadie ha alcanzado la paz librándose de la pobreza.

"...no se puede comparar el nerviosismo de un pobre con el de un rico. Un pobre no es capaz de entender la desgracia de un rico. Mientras que no seas rico no podrás entender que un rico no puede consolarse como un pobre, diciendo: "No vivo en paz porque soy pobre". Por lo menos tiene un motivo justificado para no vivir en paz: "Cuando deje de ser pobre, podré vivir en paz".

Sin embargo, hasta el momento nadie ha alcanzado la paz librándose de la pobreza. La pobreza se va, sin embargo, la paz no llega, y aumenta el nerviosismo, porque sabes, por primera vez, que la riqueza no guarda relación alguna con la desaparición del nerviosismo. Y la esperanza que tenías de vivir en paz cuando fueras rico se esfuma.

Por eso, cuanto más próspera sea una sociedad, mayor será su descontento. En la actualidad no hay una sociedad tan infeliz como la estadounidense. En toda la historia de la humanidad no ha habido una sociedad ni un país que poseyera tanta riqueza como Estados Unidos. Es muy raro que sigan siendo infelices teniendo tanta riqueza. Se puede entender que la gente no viva en paz en nuestro país, porque no tienen nada. Sin embargo, vivir en paz o vivir alterado no tiene nada que ver con tener o no tener".

Osho, En busca de la paz

Un sabio elevó su plegaria: "Oh, Dios, llévame de la oscuridad a la luz; de la inconsciencia a la conciencia; de la falsedad a la verdad".

"¿Qué es la humanidad? ¿Qué es el hombre? Es una sed, una llamada, un anhelo.

La vida misma es una llamada; la vida es un anhelo; la vida es una aspiración.

Pero puedes aspirar al infierno o puedes aspirar al cielo; puedes sentir la llamada de la oscuridad o la llamada de la luz; puedes sentir el anhelo de lo falso o el anhelo por la verdad.

Aunque no lo sepas, si buscas la oscuridad seguirás estando inquieto. Si eliges lo falso, seguirás estando intranquilo. Es imposible estar en paz si eliges el mal. La paz es la sombra que nace del anhelo de lo correcto. La paz surge cuando el anhelo es correcto.

La semilla está deseando florecer. Se siente dichosa cuando lo hace, y si no lo hace, se sentirá angustiada y triste. El río quiere convertirse en un océano. Si consigue alcanzarlo y fundirse con el infinito, vivirá en paz. Pero si no lo consigue y tiene que abrirse paso por el desierto, estará inquieto, preocupado, y sufrirá.

Un sabio elevó su plegaria: "Oh, Dios, llévame de la oscuridad a la luz; de la inconsciencia a la conciencia; de la falsedad a la verdad". Y esta ha sido la verdadera esperanza y el ruego de toda la humanidad. Si en el viaje de la vida comprobamos que cada vez estamos más tranquilos, sabremos que estamos yendo hacia el centro más profundo de la vida. Pero si cada vez estamos más nerviosos, querrá decir que estamos yendo en la dirección equivocada, en sentido contrario."

Osho, En busca de la paz

22 jun. 2017

¿Qué es la envidia? ¿Qué es la competición? ¿Qué es la rivalidad?

"No estamos produciendo otra cosa que ego. El proceso mismo de nuestra vida es cómo llegar a ser algo, cómo empujar otros egos hacia atrás para ponernos delante. ¡Una carrera sin sentido! Pero esto sigue adelante toda tu vida; desde que naces hasta que mueres continua la misma carrera de envidia, rivalidad y competición.

¿Qué es la envidia? ¿Qué es la competición? ¿Qué es la rivalidad? ¿Qué son estas luchas y por qué existen? La motivación básica es que no nos dejen atrás, no continuar siendo un pigmeo, no seguir siendo pobre, sino ser coronado, que nos pongas guirnaldas, que el ego esté repleto de piedras preciosas, que brille; no seguir siendo un donnadie, sino llegar a ser alguien.

Desde el más pequeño hasta el más grande, todos participan en esta carrera. Y es tan extraña que incluso si tomase la dirección contraria, la motivación básica seguiría siendo la misma. Un hombre va acumulando riqueza para poder llegar a la cima, a la cumbre, al Everest de la riqueza. Y otro hombre renuncia a sus riquezas, se va a la selva y se convierte en asceta, y sin embargo puede seguir siendo vanidoso; ahora empezará a coleccionar otras monedas, las recompensas de su ascetismo, en lugar de las monedas comunes. Sigue habiendo ego; ahora no puede haber nadie tan puro como él, ahora no hay comparación entre él y el resto del mundo. El ego puede alimentarse hasta de la búsqueda de lo divino. El ego puede hablar de lo divino para mostrar que ya no está involucrado en asuntos mundanos, ¡ahora tiene agarrado incluso a Dios!...

Toda educación es un proceso de crear ego; es un intento de alimentar la ambición. El padre dice a su hijo que sea el primero de clase y que no se quede atrás. Y si el hijo se queda atrás, el padre se siente desdichado. Si el hijo es el primero, es como si el padre mismo fuera el primero.

Todo el mundo tiene que estar en esta carrera; es el único juego".

Osho, Upanishads, su historia y enseñanzas


No estás para convertirte en un seguidor del miedo.

“No sigas tus instintos de miedo, porque eso va a hacerte un cobarde. Eso degrada tu humanidad. Es una humillación impuesta por ti mismo. Donde quiera que veas algo de miedo, ponte en contra de él. Un criterio simple: donde quiera que veas que hay miedo, ponte en contra de él y siempre te estarás moviendo, creciendo, expandiéndote, acercándote al momento cuando el ego simplemente se cae, porque todo su funcionamiento existe a través del miedo. Y la ausencia de ego es la iluminación; no es nada más.

No es más que un simple principio: recuerda, todo lo que te vuelve miedoso, temeroso, te da una clara indicación de qué es lo que tienes que hacer. Tienes que hacer justo lo opuesto. No estás para convertirte en un seguidor del miedo, tienes que luchar contra tu miedo. En el momento que decides pelear contra tu miedo, estás en camino hacia la iluminación”.

Osho, From the False to the Truth

20 jun. 2017

El noventa y nueve por ciento de las cosas que piensas tiene que ver con los otros. Déjalo; ¡déjalo de inmediato! Tu vida es corta, y se te está escapando de entre los dedos....Sé un poco más inteligente.

“No pienses en nada que tenga que ver con los demás.

Y es eso en lo que continúas pensando.

El noventa y nueve por ciento de las cosas que piensas tiene que ver con los otros. Déjalo; ¡déjalo de inmediato!

Tu vida es corta, y se te está escapando de entre los dedos. A cada momento eres menos, cada día eres menos, ¡y cada día estás menos vivo y más muerto! Cada cumpleaños es un día de muerte; un año más se te ha ido de las manos. Sé un poco más inteligente.

No pienses en nada que tenga que ver con los demás. Primero prepárate contra el mayor de los daños.

Gurdjieff solía decirle a sus discípulos, lo primero, lo primerísimo, 'Descubre cuál es tu mayor característica, tu mayor no-hacer, tu principal característica de inconsciencia'. La de cada uno es diferente. Alguien está obsesionado con el sexo… Algunos están obsesionados con la cólera, y otros están obsesionados con la codicia. Tú tienes que observar cuál es tu obsesión básica.

Así que primero encuentra la principal característica en la que toda la edificación de tu ego descansa. Y después, sé constantemente consciente de ella, porque sólo puede existir si no eres consciente. Automáticamente se consume con el fuego de la consciencia…”

Osho, The Book of Wisdom

A Zorba le gusta cantar...Buda lo hará perfectamente...Incluso el silencio se convertirá en un canto.

“A Zorba le gusta cantar,
tocar sus instrumentos,
danzar.
Buda lo hará perfectamente,
absolutamente.
Incluso el silencio se convertirá en un canto,
incluso las piedras se convertirán en sermones,
y todo aquello que tú toques
se convertirá en un instrumento musical
porque ahora tus manos tienen la magia de toda la existencia;
tendrán la gracia,
la belleza,
la poesía…”.

Osho, Beyond Enlightenment

18 jun. 2017

La creatividad es casi como un embarazo.

OSHO: La creatividad es casi como un embarazo.
http://osho-maestro.blogspot.com/



Y para mí, vivir en la abundancia es la única cosa espiritual del mundo.

"He vivido en la abundancia porque para mí no hay división entre lo material y lo espiritual...

Yo te he enseñado a vivir como un rico, en la abundancia material y espiritual, ambas. No es una cuestión de si deberías vivir en la abundancia material o espiritual. La cuestión es si deberías vivir en la abundancia, en la riqueza, lo cual es algo completamente natural y existencial. Tu impulso más básico es florecer en la abundancia, conocer todos los colores, conocer todas las canciones, conocer todas las bellezas de la vida.

Pero evidentemente voy a entrar en conflicto con lo viejo, porque todo el pasado humano ha consistido en alabar la pobreza e igualarla con la espiritualidad, lo que es una tontería absoluta.

La espiritualidad es la mayor de las riquezas que le pueden ocurrir al ser humano y contiene en sí todas las demás riquezas...

Es muy fácil ver por qué los ascetas  --la gente autodestructiva dedicada a una especie de un lento suicidio-- ha sido respetada; es porque hacen algo antinatural, porque tú no puedes hacerlo. Están haciendo algo que tú no puedes hacer.  Si alguien se pone con la cabeza en el suelo en medio de la calle, inmediatamente habrá una multitud a su alrededor; pero si vas caminando de pie, ¡no reunirás a una multitud!...

He buscado cuidadosamente en la historia y no he encontrado a un solo hombre que se revelara contra esta actitud suicida ante la vida, contra esta actitud antivida. Quizá temieran que nadie les iba a escuchar, temían perder su respetabilidad.

Decidí desde los primeros años de mi vida que había una cosa de la que tenía que ser consciente: no preocuparme por la respetabilidad. Entonces las cosas son muy sencillas. Entonces puedo hacer lo que es sano y natural. Entonces puedo extender un puente entre la materia y el espíritu, este mundo y el otro.

Y para mí, vivir en la abundancia es la única cosa espiritual del mundo.

Simplemente observa la existencia y su abundancia. ¿Para qué se necesitarían tantas flores distintas en el mundo? Con las rosas habría sido suficiente, pero la existencia es abundante: millones y millones de flores, millones de pájaros, millones de animales; todo es abundante. La naturaleza no es ascética; baila en todas partes, en el mar, en los árboles. Canta en todas partes, en el viento que sopla entre los pinos, en los pájaros...

¿Para qué se necesitan millones de galaxias, cada una de ellas con millones de estrellas? No parece que haya ninguna necesidad, tan solo que la abundancia es la naturaleza misma de la existencia, que la riqueza es su esencia misma; la existencia no cree en la pobreza. Mira a la naturaleza, mira a la existencia, y verás lo que el ser humano ha hecho contra ella.

Mi esfuerzo es devolver el hombre a su ser natural...

No creo que por torturarte vayas a entrar más fácilmente en meditación; al contrario si tu cuerpo está agradablemente relajado podrás meditar más fácilmente. No creo que cuando ayunes puedas meditar. Sólo puedes pensar en la comida; sólo soñarás con comida...

Vivir placenteramente, vivir alegremente, no va en contra de la meditación. En realidad es una necesidad básica para la meditación".

Osho, Más allá de la psicología

17 jun. 2017

No te enseño ninguna dieta sino que sólo te enseño a ser consciente. Come con plena consciencia, come meditativamente.

"En lo que yo insisto no es en la dieta sino en la consciencia. Come bien, disfruta tremendamente haciéndolo. Recuerda, la regla es: si no disfrutas de tu comida tendrás que comer más para compensar. Si disfrutas de tu comida comerás menos, no tendrás necesidad de compensar. Si comes lentamente, saboreando cada pequeño bocado y masticándolo bien, te encontrarás completamente absorto haciéndolo. Comer debería ser una meditación...

Escucha a tu cuerpo. El cuerpo no es tu enemigo; y cuando el cuerpo diga algo, actúa en consecuencia, porque el cuerpo posee su propia sabiduría. No lo perturbes, no te enredes con lo mental. Es por esto que no te enseño ninguna dieta sino que sólo te enseño a ser consciente. Come con plena consciencia, come meditativamente, y entonces nunca comerás demasiado y nunca comerás demasiado poco. Demasiado es tan malo como demasiado poco... La naturaleza quiere que estés en armonía, que te mantengas en equilibrio, que estés en el medio, ni más ni menos. No te vayas a los extremos.

Irse a los extremos es ser un neurótico. De modo que hay dos tipos de neuróticos respecto de la comida. Unos son los que no escuchan el cuerpo y siguen comiendo: el cuerpo llora y grita "¡alto!" pero ellos siguen. Son gente neurótica. Y luego está la otra variedad: el cuerpo está gritando "¡tengo hambre!" y ellos siguen ayunando...

Una persona religiosa es aquella que está equilibrada, que haga lo que haga conserva siempre el término medio. Nunca se va a un extremo porque todos los extremos crean tensión y ansiedad. Cuando comes demasiado hay ansiedad porque el cuerpo está sobrecargado. Cuando no comes lo suficiente hay ansiedad porque el cuerpo está hambriento. Una persona religiosa es aquella que sabe dónde detenerse; y eso es algo que debería aflorar desde tu propia consciencia, no en base a ninguna enseñanza en particular..."

Osho, De la medicación a la meditación

Ve el árbol sin la mente.

"Lo que llamo meditación es no-mente  --deshacerse de la mente--, de modo que disciplinar esta mente es el camino.

Al principio, lenta y cuidadosamente, emprende tu viaje. Cuando estés delante de un árbol, renuncia a todos los conceptos con respecto a los árboles y míralo tal como es. No dejes que intervenga tu mente para interpretar que es muy bello; eso sólo es una vieja idea. No dejes que tu mente lo llame feo. No dejes que se interponga; no dejes que la mente diga nada. Dile a tu mente que permanezca en silencio y en calma, que no interfiera. Ve el árbol sin la mente.

Estás sentado al sol: la mente dirá que hace mucho calor. Dile a tu mente que se quede callada. Dile que quieres experimentar el sol directamente... Cuando hagas esto, descubrirás que ocurre algo distinto; entonces podrás experimentar el sol tal como es. La mente no definirá ni interpretará.

Todas las definiciones pertenecen a la mente...

Hay conciencia, hay verdad. Cuando no hay mente, la conciencia y la verdad se encuentran. Y hay dicha. Entonces tiene lugar la realización, la experiencia de lo eterno".

Osho, Upanishads, su historia y enseñanzas

Sólo el que se alza en silencio, sin pensamientos, vacío, es capaz de experimentar la verdad.

"El único objetivo consiste en conocer lo que es. Pero, para conocerlo, tendrás que abandonar tus ideas y conceptos. Miras al mundo con ojos llenos. Tendrás que mirarlo con ojos vacíos. Miras al mundo con ideas que llenan tu mente; tendrás que mirar con la mente vacía. Te aproximas al mundo con tus prejuicios y ves a través de la pantalla que ellos crean.

Si realmente quieres ver lo que es  --la existencia, la verdad-- tendrás que quedarte vacío, en silencio, desnudo. Tendrás que deshacerte de toda la ropa que son los conceptos, de todos los revestimientos de los pensamientos. Sólo el que se alza en silencio, sin pensamientos, vacío, es capaz de experimentar la verdad, esa verdad que es eterna, inmutable y permanente".

Osho, Upanishads, su historia y enseñanzas

16 jun. 2017

Tensión significa prisa, miedo, duda.

“Tensión significa prisa, miedo, duda. Tensión significa un esfuerzo constante de proteger, de estar seguros, de estar a salvo. Tensión significa prepararse ahora para el mañana, o para la vida del más allá, asustado de que mañana no podrás hacer frente a la realidad, así que mantente preparado. Tensión significa el pasado que no has vivido realmente pero sólo de alguna manera  lo has sobrepasado; está pendiente, esta sin resolver, te rodea…

Toda la existencia está danzando, excepto el ser humano. La totalidad de la existencia está en un movimiento muy relajado, hay movimiento, ciertamente, pero está totalmente relajado.  Los árboles están creciendo, y los pájaros están cantando y los ríos están fluyendo, las estrellas se están moviendo: todo está yendo de forma muy relajada. Sin prisa, sin apremio, sin preocupación, sin desperdicio. Excepto el hombre. El hombre ha caído víctima de su mente….

Sí, la relajación es uno de los fenómenos más complejos; muy rico, multidimensional. Todas estas cosas forman parte de ello: soltarse, confianza, rendirse, amor, aceptación, fluir con la corriente, unión con la existencia, ausencia del ego, éxtasis. Son todos parte de ello, y todos ellos empiezan a ocurrir cuando aprendes las formas de la relajación.

Los así llamados religiosos te han vuelto muy tenso porque han generado culpa en ti. Mi esfuerzo aquí consiste en ayudar a que te quites de encima toda culpa y todo miedo. Me gustaría decirte: no hay infierno y no hay cielo. Así que no tengas miedo del infierno y no estés ansioso por el cielo. Todo lo que existe es este momento. Puedes hacer de este momento un infierno o un cielo; esto es ciertamente posible, pero no existe un cielo o un infierno en alguna parte allí fuera. El infierno existe cuando estás todo tenso, y el cielo existe cuando estás todo relajado. La relajación total es el paraíso“.

Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha

El amor implica tener cuidado de la otra persona, tanto en la salud como en la enfermedad. Cuidas a la persona.

“Cuando dos personas sanas se encuentran, la salud se multiplica. Entonces pueden convertirse en apoyo mutuo para lo supremo. Pueden ir juntos hacia lo supremo, apoyándose mutuamente; sin embargo la necesidad desaparece: Deja de ser una necesidad, deja de ser una dependencia.

En Occidente esto está ocurriendo en demasía porque hay un malentendido básico. Las personas piensan que las relaciones son para cuando están contentos, bien. Cuando algo anda mal ―incluso en el caso de una enfermedad física― entonces ¿para qué preocuparse? Encuéntrate otra mujer, otro hombre; esto me parece muy inhumano. Si esta actitud persiste, el amor no puede crecer. Entonces aquello que llamas amor no es otra cosa que sexo, porque el amor implica tener cuidado de la otra persona, tanto en la salud como en la enfermedad. Cuidas a la persona. Cuando la persona está amorosa, y algunas veces la persona no está amorosa; entonces también cuidas de ella. Tú te ocupas de la persona y aceptas los veranos y los inviernos. Tú aceptas todo lo que está en la persona. La salud está ahí, la enfermedad está ahí, la vejez estará ahí, la juventud estará ahí, el enojo está ahí, el odio está ahí; todo es posible.

Por ejemplo, si un hombre vive toda su vida obsesionado con el sexo, si no conoce nada más allá del sexo, si el sexo es para él la razón de vida, si él genera riqueza para disfrutar del sexo, si él aspira a un lugar prominente sólo por la posibilidad de conseguir sexo, si él desea buena salud sólo para dar rienda suelta al sexo, si el sexo es el centro que funciona de manera predominante en su vida, entonces es ahí donde la totalidad de la energía convergerá en el momento de la muerte”.

Osho, From Bondage to Freedom

14 jun. 2017

La única manera que tiene la mente para salir adelante consiste en hacer que todos los demás sean inferiores a ti.

“El deseo básico de ser un líder se presenta en la gente que sufre de un complejo de inferioridad. Es irrelevante que ellos se desempeñen en el mundo de la política o en el mundo de la religión; el deseo de poder es un indicador absoluto de que el hombre se siente él mismo inferior a los demás y que quiere probar al mundo de que esto no es así.

No es solamente una cuestión de demostrárselo al mundo; recurriendo al mundo también se lo quiere demostrar a sí mismo, que no es inferior a nadie. La única manera que tiene la mente para salir adelante consiste en hacer que todos los demás sean inferiores a ti”.

From Darkness to Light

12 jun. 2017

Todos los amantes quieren que su amor sea eterno, por eso todos los amantes acaban sintiéndose infelices. En este mundo nada es eterno, ni siquiera el amor.

"La ansiedad de la humanidad surge porque quiere controlar el flujo, pero nada puede detenerse y quedarse contigo para siempre. Te gustaría que lo que valoras se quedara contigo. Te gustaría que si alguien te ama, ese amor fuera eterno.

Todos los amantes quieren que su amor sea eterno, por eso todos los amantes acaban sintiéndose infelices. En este mundo nada es eterno, ni siquiera el amor. Todo cambia... así es la naturaleza del mundo. Quienquiera que algo se vuelva permanente, se sentirá desdichado. Este mundo no se pliega a tus deseos. Tiene sus propias reglas, su propio movimiento...

La causa raíz de la desdicha humana está en que el ser humano quiere detener lo que no puede ser detenido, quiere atar lo que no puede ser atado, quiere salvar lo que no puede ser salvado. Quieres otorgar inmortalidad a eso cuya naturaleza es morir. Entonces te sientes ansioso. Tu ansiedad se debe a tu incertidumbre con respecto al futuro: "¿Seguiré amando mañana a la persona que amo hoy? ¿Seré honrado y respetado hoy por los que me respetaban ayer? ¿Seguiré figurando entre los libros sagrados de los que me consideraban bueno ayer?". Esta es la única ansiedad".

Osho, Upanishads, su historia y enseñanzas
http://osho-maestro.blogspot.com/

10 jun. 2017

Nos acercamos a Dios sólo cuando creamos.

"La creatividad es un alimento, y las personas que no son creativas rara vez crecen  --es muy raro que lo hagan--, porque están hambrientas.

Nos acercamos a Dios sólo cuando creamos. Si Dios es el creador, entonces ser creativos es la forma de participar de su ser. No podemos crear este universo, pero podemos crear un cuadro pequeño...podemos crear cosas pequeñas. Y da igual que crees algo grande o pequeño... a la creatividad no le importa la cantidad; le preocupa la calidad. Y no tiene nada que ver con lo que otros dicen acerca de tus creaciones...eso es irrelevante. Si disfrutaste haciendo tu trabajo, es suficiente; ya se te ha pagado".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

Das amor porque disfrutas entregándolo.

"Cuando dos personas están enamoradas, son libres, individuos. Poseen libertad, el amor no es un deber. Se entregan la una a la otra por su libertad, y son libres de decir que no.

Si dicen que sí, esa es su decisión...no es una obligación, no es por cumplir con las expectativas del otro. Das amor porque disfrutas entregándolo. Y en cualquier momento puedes cambiar, porque no se ha hecho ninguna promesa, ningún compromiso. Siguen siendo dos individuos libres...que se juntan y aman por libertad, pero su individualidad y libertad siguen intactas. ¡Ahí radica su belleza!

La belleza no es solo del amor, es más de la libertad que del amor. El ingrediente básico de la belleza es la libertad; el amor es un ingrediente secundario. El amor también es hermoso con la libertad, porque ésta es hermosa. Una vez que desaparece, el amor se vuelve feo... y entonces lo invade toda la fealdad. Y te sorprenderá lo que ha sucedido. ¿A dónde se ha ido la belleza?".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

Cuando habla un maestro, esas palabras surgen de su esencia más interna. Están llenas de su color, de su luz.

"...no te intereses demasiado por la palabra.
Escucha el latido de la palabra.
Cuando habla un maestro,
esas palabras surgen de su esencia más interna.
Están llenas de su color,
de su luz.
Son portadoras del perfume de su ser.
Si estás abierto y vulnerable,
receptivo y acogedor,
penetrarán en tu corazón
y comenzará un proceso...
La sincronicidad tiene lugar.
El maestro vibra con cierto ritmo,
danza en determinado plano.
Si estás preparado,
esa misma danza empieza a ocurrir en ti...
Al principio sólo gotas de rocío,
pero pronto se vuelven oceánicas".

Osho, Upanishads, su historia y enseñanzas

Si puedes simplemente estar aquí, ¡entonces este mismo momento es la revelación!

"La existencia no sabe nada del pasado ni del futuro; sólo conoce el presente.  El ahora es el único momento, y el aquí es el único espacio. En cuanto te pierdes del aquí y ahora, te diriges a algún tipo de locura. Caerás en los fragmentos; tu vida se convertirá en un infierno.  Serás despedazado; el pasado tirará de una parte de ti hacia él, y el futuro de la otra parte. Te volverás esquizofrénico, dividido, escindido. Tu vida será sólo una profunda angustia, un temblor, una ansiedad, una tensión. No conocerás la dicha ni el éxtasis, porque el pasado no existe.

Y la gente sigue viviendo en los recuerdos, que sólo son huellas dejadas en la arena, o proyectan una vida en el futuro, que también es tan inexistente como el pasado. El uno ya no es, el otro aún no es y, entre los dos, uno se pierde lo real, el presente, el ahora.

La totalidad es del ahora. Si puedes simplemente estar aquí, ¡entonces este mismo momento es la revelación!".

Osho, Upanishads, su historia y enseñanzas
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 jun. 2017

El hombre que conoce el amor, así como el estremecimiento y el éxtasis del amor, no será competitivo. Estará feliz si puede conseguir su pan diario.

“Si la sociedad se permite libertad total con relación al gozo, nadie será destructivo.

Las personas que aman bellamente no pueden nunca ser destructivas. La gente que puede amar bellamente y gozar de la vida tampoco es competitiva. Ése es el problema.

Por eso, las personas primitivas no son tan competitivas. Están gozando de la vida. ¿Para qué molestarse en tener una casa más grande? ¿Para qué molestarse en tener una cuenta más grande en el banco? ¿Para qué? Estás contento con tu mujer o con tu hombre y estás danzando con la vida. ¿Quién va a querer sentarse en el mercado por horas y horas, todos los días, todos los años, esperando poder tener una gran cuenta en el banco al final, para poder retirarse y gozar? Ese día nunca viene. No puede llegar, porque toda tu vida te has mantenido como un ascético. Recuerda, la gente de negocios es gente ascética. Se han consagrado por completo al dinero.

El hombre que conoce el amor, así como el estremecimiento y el éxtasis del amor, no será competitivo.  Estará feliz si puede conseguir su pan diario.  Ese es el sentido de la oración de Jesús: Danos el pan de cada día.  Eso es más que suficiente. Ahora, Jesús parece que fuera un tonto. Debió haber pedido: 'Danos una cuenta bancaria más grande'.  Pidió solo el pan diario. Un hombre gozoso nunca pide más que eso. El gozo da mucha plenitud.

Solamente los seres que no están plenos son competitivos, porque piensan que la vida no está aquí, que está allá. 'Tengo que llegar a Delhi y volverme presidente',  o a la casa Blanca y volverme esto o aquello. 'Tengo que ir allá, el gozo está allá'  ―ya que saben que aquí no hay gozo, están siempre a las carreras, yendo de aquí para allá. Están siempre en movimiento sin nunca llegar.  Y el hombre que conoce el gozo, está aquí. ¿Por qué tendría que ir a Delhi? ¿Para qué?  Está totalmente feliz aquí y ahora.  Sus necesidades son muy pequeñas.  No tiene deseos.  Tiene necesidades ciertamente, pero no tiene deseos.  Sus necesidades pueden ser satisfechas, pero los deseos nunca.  Las necesidades son naturales, los deseos son pervertidos”.

Osho, The Diamond Sutra

Cuando llega la conciencia y llega la luz, el ego desparece como la oscuridad. Y entonces hay libertad...Esa libertad es nirvana, esa libertad es la verdad. En esa libertad existes en Dios, Dios existe en ti.

"Cuando llega la conciencia y llega la luz,
el ego desparece como la oscuridad.
Y entonces hay libertad.
Esa libertad no conoce ego.
Y esa libertad es amor
y esa libertad es Dios.
Esa libertad es nirvana,
esa libertad es la verdad.
En esa libertad existes en Dios,
Dios existe en ti.
Entonces,
nada equivocado puede jamás suceder por tu mediación.
Entonces tu vida es virtud.
Entonces,
tu respiración misma es meditación.
Entonces,
caminas y es poesía.
Entonces,
te sientas silenciosamente y es danza.
Entonces,
eres una bendición para el mundo.
Estás bendecido”.

Abridged from Osho, The Secret

6 jun. 2017

La vida no es para pensarla, es para bailar, para amar, para celebrar.

"El filósofo está condenado a ser serio. Cuanto más se adentra por los caminos de la filosofía, más serio se vuelve, porque cuanto más se aleja de la vida, del amor, más lejos está de la belleza, de la celebración, de la fiesta, de la risa. Con el místico pasa todo lo contrario. Se acerca más y más a una inocencia infantil. Es todo sonrisas que culminan en una carcajada al observar en todas partes el milagro de la existencia.

Estamos tan ciegos que no vemos lo maravilloso de todo. Plantas una semilla y vienen las lluvias. La semilla desaparece, muere en el suelo, y brotan dos hojas verdes. ¿No vez nada maravilloso? ¿No ves la magia? De una semilla crecerá un árbol enorme con miles de flores y miles de frutos. A partir de una semilla, el árbol dará millones de semillas. Dijo un científico que una sola semilla, con tiempo suficiente, volvería completamente verde toda la tierra. ¡Qué milagro el de una pequeña semilla! Pero vivimos con una actitud de "dar todo por sentado". Es nuestra ceguera.

No des nada por sentado. Así, encontrarás milagros sobre milagros a cada paso, en cada momento.

El místico está tan abrumado por la majestad y lo milagroso de la existencia que sabe, pero no reduce lo que sabe al conocimiento. Nunca se convierte en filósofo. No deja de ser un observador...

Mi gente no está en contra de la vida; mi gente afirma la vida. Salvo por la vida,  no hay Dios. Y la vida no es para pensarla, es para bailar, para amar, para celebrar".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?

Alégrate cuando tu hijo te desobedezca. Da gracias a Dios de que comienza a avanzar para convertirse en individuo. Sólo cuando desobedece, cuando se rebela, alcanza el hijo su auténtica individualidad. Si los padres son sabios, se alegrarán.

"Todo hijo tiene que desobedecer a su padre. Mientras un hijo no desobedezca a su padre,  no madurará.... Llega una edad en la que todos los hijos tienen que decirle que no a sus padres. Si no les dicen que no, les faltará la fuerza de voluntad; serán débiles de carácter. Si no pueden negarse a sus padres serán esclavos toda su vida. Nunca alcanzarán la individualidad...

Si tu hijo se va esconder fuera de la casa y se pone a fumar, no te preocupes demasiado; no hace más que desobedecerte. Es parte del crecimiento. Si no te desobedece nunca, preocúpate. Llévalo al psicoanalista; algo malo le sucede. Si siempre te obedece, no tiene alma; es un anormal, no es normal. Alégrate cuando tu hijo te desobedezca. Da gracias a Dios de que comienza a avanzar para convertirse en individuo. Sólo cuando desobedece, cuando se rebela, alcanza el hijo su auténtica individualidad. Si los padres son sabios, se alegrarán...

Es un mero hecho de la vida que todo hijo tiene que desobedecer. No es un pecado; la desobediencia no es un pecado".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?

Ese es también mi quehacer. Ese ha sido el quehacer de todos los budas, un solo quehacer: traer a las personas al ser, al aquí y ahora.

“Primero el buda será una sombra detrás de ti, y luego tú serás una sombra detrás de él. Ese será el día más dichoso de tu vida.

Yakusan dice: “Ser es mi quehacer”.

Ese es también mi quehacer. Ese ha sido el quehacer de todos los budas, un solo quehacer: traer a las personas al ser, al aquí y ahora, y de golpe las puertas están abiertas a todos los misterios y a todos los milagros de la existencia”.

OSHO

5 jun. 2017

La respuesta proviene del aquí-ahora, pura, virginal. Esa es la disciplina que yo aprecio. Esa es la disciplina que amo.

"Estoy en contra de una vida disciplinada. No estoy en contra de la disciplina; estoy en contra de la vida disciplinada. La disciplina debería surgir momento a momento desde el interior de tu ser. Debería ser una luz interna, no imponerse desde el exterior. Uno debería moverse desde una profunda responsabilidad ante la vida. No debería seguirse ninguna doctrina, porque si sigues una doctrina entonces tienes ya una conclusión que te acompaña. Vives mediante esa conclusión. Vives desde un centro que ya está fijo. Entonces no eres libre. No puedes ser flexible; tu principio, tu idea, tu centro, tu conclusión no te permite ser flexible. Reaccionarás de acuerdo con tu conclusión. Pero si eres libre y en cada momento decides tu propia conclusión, si no la vas acarreando desde el pasado, entonces es válido. Entonces tienes una disciplina  --una disciplina real-- pero no tienes una vida disciplinada.

Cualquier hombre que está auténticamente vivo no tiene carácter, no puede tener un carácter. El carácter es siempre algo que está muerto, es una estructura alrededor tuyo que proviene del pasado, de la experiencia pasada. Si actúas a partir de tu carácter no actúas en absoluto; simplemente reaccionas. No respondes. Se responde desde el propio ser, sin ningún centro, sin ninguna conclusión. No a través del pasado; la respuesta proviene del aquí-ahora, pura, virginal.

Esa es la disciplina que yo aprecio. Esa es la disciplina que amo. Pero cualquier disciplina que te fuerces a seguir, que tú ejerzas, es peligrosa. Te matará. Así es como ha muerto ya mucha gente: su disciplina les ha matado".

Osho, De la medicación a la meditación

Estoy en contra de las actitudes obsesivas.

"Estoy en contra de todas las manías porque las manías atraen a las personas que tienen una mentalidad obsesiva. Las manías se convierten en lugares donde se ocultan las personas que están dementes. La gente anormal se oculta tras manías y crea sistemas, teorías y dogmas para racionalizarlas.

Yo vivía con una mujer. Era una mujer encantadora pero estaba casi loca por la limpieza. Se pasaba todo el día limpiando la casa, todo el día decorándola, y sin ningún objeto porque nunca permitía que nadie entrara en la casa. Si acudía alguna visita la recibía en el césped.

- Está usted continuamente limpiando y decorando su casa  --le preguntaba yo--, pero observo que nunca deja entrar a nadie.

- Es que la gente lo ensucia todo.

- Entonces, ¿qué sentido tiene todo eso?

- La limpieza --decía-- está cerca de Dios.

Esa mujer estaba loca. La limpieza se había vuelto meramente un lugar donde ocultarse. Se había convertido en un ritual. Se mantenía ocupada limpiando todo el día. Toda su vida se reducía a pasarse todo el día limpiando, era un completo desperdicio. Pero no puede decirse que la limpieza sea algo malo; la limpieza es buena. Así que ella tenía razón. Estaba loca, pero con una racionalidad perfecta. Ni siquiera su marido podía entrar en el salón. Y ella jamás se permitió tener un niño, porque los niños son sucios y crean problemas y lo desordenan todo. Su vida entera se encontraba sacrificada ante el altar de la limpieza.

Le dije: - Desde luego, ha demostrado usted que la limpieza es lo siguiente después de Dios. Ha hecho usted de ella un altar de Dios y está sacrificando toda su vida por ella.

Pero ella decía: - ¿Estoy equivocada?

No puede decirse que esté equivocada. La limpieza es buena, es higiénica; pero hay un límite. El maniático siempre sobrepasa el límite. En lo más profundo de su interior está lleno de problemas.

- Haga usted una cosa  --le dije--: no limpie la casa durante tres días. Si puede permanecer cuerda durante tres días sin limpiar la casa, yo también me uniré a usted y limpiaré su casa el día entero.

- ¿Tres días in limpiar?  --dijo--. Eso es imposible, me volvería loca.

¡Y es que estaba ya loca!

Así que siempre que haya una manía detrás de la cual alguien se oculta, sea cual sea esa manía... yo estoy en contra de ella. Estoy en contra de las actitudes obsesivas".

Osho, De la medicación a la meditación

La vida no es otra cosa más que una oportunidad para que florezca el amor.

Pregunta:

Durante toda mi vida, siempre pensé que amaba a alguien. Ahora al estar aquí contigo por primera vez, me pregunto: ¿He estado enamorado realmente alguna vez? ¿Incluso soy capaz de amar? ¿Soy capaz de amarte? ¿O la vida me ha llevado a un punto donde la felicidad en el amor ya no sucede?

Respuesta de Osho:

“La mentira fundamental que estás llevando dentro de ti es que siempre amaste a alguien.  Esta es una de las cosas más importantes sobre los seres humanos: su amor es siempre por alguien, está dirigido, y cuando diriges tu amor, lo destruyes. Es como si dijeras: “Respiraré sólo por ti, y cuando no estás ahí, ¿entonces cómo puedo respirar?”.

El amor debería ser como respirar. Debería ser sólo una cualidad en ti, dondequiera que estés, con quienquiera que estés o aún si estás solo, el amor continúa brotando de ti a raudales. No es un asunto de amar a alguien, es un asunto de ser amor.

Las personas se sienten frustradas en sus experiencias amorosas, no porque haya algo mal en el amor… restringen el amor a tal punto que el océano del amor no puede permanecer allí. No puedes contener al océano, no es un riachuelo, el amor está en todo tu ser, el amor es tu divinidad. Uno debe pensar en términos de si uno es amoroso o no. El asunto del objeto del amor no surge. Con tu esposa, amas a tu esposa, con tus niños, amas a tus niños, con tus sirvientes, amas a tus sirvientes, con tus amigos, amas a tus amigos, con los árboles, amas a los árboles, con el  océano, amas al océano.

Eres amor.

El amor no depende del objeto, sino que es un fulgor de tu subjetividad, un fulgor de tu alma. Y entre más amplio sea el fulgor, más grande es tu alma. Entre más amplias sean las alas de tu amor, más grande es el cielo de tu ser.

Has vivido bajo una mentira común a todos los seres humanos. Ahora estás preguntando: “¿Soy capaz de amarte?”. Otra vez, la misma mentira.  Simplemente pregunta: ¿Soy capaz de convertirme en amor?

Cuando estás en mi presencia, no necesitas pensar en amarme, de otra forma, no has salido de tus mentiras normales. Aquí, tienes que aprender… simplemente siendo amoroso. Por supuesto, tu amor también me alcanzará, alcanzará a otros también.  Será un buen ambiente a tu alrededor, extendiéndose por todas partes y si tantas personas están simplemente transmitiendo su amor, su canción, su éxtasis, todo el lugar se convierte en un templo. No hay otra manera de hacer un templo. Entonces toda la zona se llena con un nuevo tipo de energía y nadie sale perdiendo porque sobre ti se está vertiendo el amor de tantas personas: sobre cada persona en particular, el amor de tanta gente se está vertiendo.

Abandona esa mentira. Y debido a esa mentira, otra pregunta surge en ti: “… ¿o la vida me ha traído al punto donde la felicidad en el amor ya no sucede?”. La vida no es otra cosa más que una oportunidad para que florezca el amor. Si estás vivo, la oportunidad está ahí, aún hasta en el último suspiro. Puede que hayas perdido toda la vida: simplemente en el último suspiro, en el último momento sobre la tierra, si puedes ser amor, no has perdido nada porque un sólo momento de amor es igual a toda la eternidad del amor".

Osho, The Rebellious Spirit

Con una mente aplastada por los recuerdos la vida no puede ser una celebración.

“Esto es lo que significa 'atención'. Para la atención todo es constantemente nuevo. No hay nada viejo, nada puede envejecer. Todo es creado a cada instante. Es un continuo flujo de creatividad. La atención nunca carga con los recuerdos.

Lo primero: una mente meditativa vive siempre en el ahora, en lo fresco. Toda la existencia acaba de nacer a cada instante, tan fresca como una gota de rocío, tan fresca como una hoja brotando en la primavera. Es como los ojos de un recién nacido; para ellos todo es fresco, claro, sin asomo de polvo. Esto es lo primero que has de sentir: si miras el mundo y sientes que todo es viejo, eso demuestra que no eres meditativo. Cuando sientes que todo es viejo, eso revela que tienes una mente vieja, una mente podrida. Si tu mente es fresca, el mundo es fresco. El mundo no es el punto central, el espejo central. Si el espejo tiene polvo, el mundo resulta viejo. Si el espejo no tiene polvo, ¿cómo va a ser viejo el mundo? Las cosas envejecen si vives en el aburrimiento. Y todo el mundo vive en el aburrimiento, todo el mundo se aburre en grado sumo.

Observa los rostros de la gente. Transitan por la vida como si ésta fuera una carga, un aburrimiento, sin significado alguno. Parece que todo fuera una pesadilla, una broma muy cruel, como si alguien les estuviera torturando, haciéndoles una jugarreta. La vida no es para ellos una celebración, no puede serlo. Con una mente aplastada por los recuerdos la vida no puede ser una celebración. Aunque rías, tu risa oculta el aburrimiento. Observa a la gente reír: ríen esforzándose, ríen para ser corteses; su risa es una formalidad.

He oído de un alto dignatario que fue a África a visitar una comunidad muy primitiva, una antigua comunidad de aborígenes. Les soltó un largo discurso. Se puso a contarles una anécdota muy larga. Durante casi media hora continuó con ella. Entonces el intérprete se levantó. Dijo sólo cuatro palabras y aquellos primitivos se pusieron a reír de todo corazón. El dignatario estaba perplejo. Había estado contando aquella anécdota durante media hora: ¿cómo podía ser traducida en tan sólo cuatro palabras? Parecía imposible. Y la gente la había entendido, se estaban riendo. Totalmente confuso le dijo al intérprete: 'Has hecho un milagro. Sólo has dicho cuatro palabras. No sé lo que has dicho, pero ¿cómo has podido traducir mi historia, que es tan larga, en sólo cuatro palabras?'
El intérprete le dijo: 'Historia muy larga. Por eso yo decir: Él contar chiste. Reíd.'

¿Qué clase de risa surgirá así? Sólo será una risa formal... ¡y aquel hombre había estado hablando durante media hora! Observa la risa de la gente. Es mental, están haciendo un esfuerzo. Su risa es falsa, es forzada, tan sólo esbozada en los labios, como un ejercicio del rostro. No surge de su ser, del centro, no nace del vientre; es algo forzado. Resulta obvio que estamos aburridos y que todo lo que salga de ese aburrimiento creará más aburrimiento. Eres incapaz de celebrar.

La celebración solamente es posible cuando la existencia resulta una continua novedad, cuando la existencia es siempre joven. Cuando nada envejece, cuando nada muere realmente  --porque todo renace constantemente --,  todo se convierte en una danza. Entonces fluye una música interior. No importa si tocas o no tocas un instrumento: la música fluye”.

OSHO

3 jun. 2017

Nadie quiere ver la realidad: que te estás hundiendo, que tus valores son falsos, que toda tu civilización es una hipocresía, que todas tus sonrisas son ejercicios de labios, que no pones sentimiento en lo que haces; que te has olvidado de vivir, de amar, de reír, que no sabes en absoluto lo que significa vivir.

"Seré perseguido por todos los poderes, por la simple razón de que quiero que vean la realidad. Están manteniendo los ojos cerrados.

En lógica se le llama el "argumento del avestruz". El avestruz tiene una tendencia un tanto particular: cuando se encuentra con un enemigo y sabe que su muerte es  inminente, entierra la cabeza en la arena. Vive en el desierto, con los ojos cerrados y la cabeza enterrada en la arena. Y es perfectamente feliz porque no puede ver a su enemigo por ninguna parte.

Pero esto no elimina al enemigo, lo hace más poderoso. El avestruz no va a hacer nada por escapar, por luchar o por negociar, no se mueve. Ahora no hay duda: simplemente está a disposición de su atacante, es alimento. Y los avestruces son comidos por sus predadores sin presentar batalla, porque viven con la idea de que "no ven a ningún enemigo por allí".

Este "argumento del avestruz" está muy extendido en el mundo. Nadie quiere ver la realidad: que te estás hundiendo, que tus valores son falsos, que toda tu civilización es una hipocresía, que todas tus sonrisas son ejercicios de labios, que no pones sentimiento en lo que haces; que te has olvidado de vivir, de amar, de reír, que no sabes en absoluto lo que significa vivir.

Y sigues aferrándote porque no hay nada más, no hay alternativa; y a mí se me ponen impedimentos porque puedo darte la alternativa.

Yo puedo mostrarte que ésta no es la única forma que puede adoptar la sociedad, no es el único tipo de matrimonio que puede existir, no es la única forma de criar a los niños, no es la única forma posible de funcionamiento estatal. Existen formas alternativas.

Pero tienen miedo incluso de oír hablar de las alternativas. El mensaje no debe llegar a los jóvenes, porque a los jóvenes les va a impactar la noticia de que hay una alternativa, de que no hay por qué conformarse con seguir en esta miseria, luchando continuamente, matando a seres humanos sin ninguna necesidad...

Pero prefieren tener una tercera guerra mundial que cambiar la mente humana.

¿Por qué? Porque cambiar la mente humana significa admitir que te has estado comportando estúpidamente durante millones de años, que todos tus antepasados no han sido más que unos necios. No sabían nada de la conciencia humana; eran inconscientes, eran ciegos. Y unos ciegos han guiado a otros ciegos hacia la luz. Es mejor empeñarse en afirmar que el pasado ha estado bien aunque se destruya el futuro: salva tu ego, aunque muera la gente...

Para ellos soy muy peligroso porque no me enorgullezco del pasado. Soy peligroso porque considero que el ser humano no ha vivido inteligentemente durante miles de años; de otro modo, ¿cómo se explica tanta ansiedad, tanta miseria, tanta angustia? El fruto muestra la calidad del árbol".

Osho, Más allá de la psicología

Estar en el mundo pero sin ser del mundo.

"Estar en el mundo significa únicamente
que tendrás un  trabajo,
que te ganarás el pan,
que vivirás con gente que no piensa lo mismo que tú,
que vivirás entre extraños;
y naturalmente te sientes como un extranjero.
Pero eso es algo de lo que deberías alegrarte.
No te he mandado al mundo para que te pierdas.
Te he mandado al mundo para que sigas siendo tú mismo
a pesar del mundo.
Y ése era el significado de la afirmación original:
estar en el mundo pero sin ser del mundo".

Osho, Más allá de la psicología

Si quiero estar triste, es mi libertad. Si quiero ser feliz, es mi libertad.

"Tendrán que asumir el cien por cien de la responsabilidad, porque es así. Y siempre que puedan aceptar el cien por cien de la responsabilidad,  se vuelven libres, y en ese momento deja de haber esclavitud en su mundo.

De hecho, la ira es una esclavitud. Yo no puedo estar enfadado porque no soy esclavo. Llevo años sin estar enfadado con alguien, porque no hago a nadie más responsable. Soy libre, entonces ¿por qué he de estar enfadado? Si quiero estar triste, es mi libertad. Si quiero ser feliz, es mi libertad. La libertad no puede tener miedo, tampoco puede estar enfadada. En cuanto sabes que eres tu propio mundo, has penetrado en una comprensión distinta. Entonces ya no importa nada más... todo lo demás son juegos y excusas".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora

2 jun. 2017

Un hombre de paz...Vive de una forma completamente nueva: su forma de vivir está rodeada de gracia, de oración y de compasión. La energía de todas las personas a las que toca se vuelve más amorosa.

“Un hombre de paz no es un pacifista; es simplemente una balsa de silencio. Transmite al mundo un nuevo tipo de energía, la canción que canta es nueva. Vive de una forma completamente nueva: su forma de vivir está rodeada de gracia, de oración y de compasión. La energía de todas las personas a las que toca se vuelve más amorosa.

Un hombre de paz es una persona creativa. No está en contra de la guerra, porque estar en contra de algo significa estar en guerra. No está en contra de la guerra, pero entiende el porqué de las guerras; y se vuelve pacífico debido a esa comprensión. La guerra solo desaparecerá cuando muchas personas se conviertan en una balsa de paz, de silencio, de comprensión.

En cambio, retirarse no es la forma de alcanzar la paz. La retirada es un escapismo. Con la retirada sentirás algo semejante a la muerte, pero eso no es la paz. La paz está muy viva. La paz está más viva que la guerra, porque la guerra está al servicio de la muerte, y la paz está al servicio de la vida. La paz es algo vivo, con energía, joven y danzante.

Osho, El sendero zen

1 jun. 2017

Yo enseño el descontrol.

"Se nos ha enseñado a no perder el control por nada  --en la risa, en el llanto, en el amor, en la ira--, a no ir jamás más allá del límite.

Para todo hay un límite y sólo se nos ha permitido llegar hasta dicho límite, luego debemos contenernos. Tras un prolongado condicionamiento, se convierte en algo casi automático, como un termostato. Llegas hasta cierto punto y pronto algo se activa en el inconsciente. Algo hace clic y te detienes.

Yo enseño el descontrol, porque sólo en el descontrol serán libres. Y cuando la energía se mueva espontáneamente sin una mente detrás que la manipule, que la dirija, que le dicte órdenes, entonces se produce una tremenda felicidad.

Los árboles son más felices; existen en un plano inferior, pero son más felices. Y lo mismo le sucede a los animales; existen en un plano inferior pero son más felices. Y el motivo es que no saben cómo controlarse.

El hombre puede ser más feliz que los árboles y las flores y los pájaros, pero debe evitar una trampa, y esta es la trampa de controlarse".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora