15 ago. 2017

Sólo te enseño una responsabilidad...te enseño tu responsabilidad hacia ti mismo.

"Con la autorrealización viene una gran comprensión. No hace falta perdonar. No hace falta hacer ningún esfuerzo para amar a tu enemigo...

No puedo aceptar la idea de que tienes que amar a tu vecino. ¿Por qué dijo eso Jesús?  Porque nadie ama a sus vecinos. En realidad, los vecinos son los peores enemigos. Todos odian a sus vecinos, todos están celosos de sus vecinos, de lo que disfrutan, de que son ricos, de que tienen esto, de que tienen aquello, y se sienten desdichados al compararse con ellos, al competir. ¿Cómo puedes amar a alguien con quien compites?

Es un mundo de competencia despiadada. Todos tratan de cortarte el cuello. Si tratas de hurgar en el bolsillo de otro, no te das cuenta de que alguien más hurga en tu bolsillo...

Te amo, y a eso no estoy obligado. Ni siquiera tienes que sentirte agradecido por mi amor, porque mi amor es mi recompensa. En lugar de que quedes obligado, yo estoy agradecido de que aceptes mi amor sin rechazarlo. Podrías rechazarlo, es tu derecho.

Cuando me conocí, entendí un significado totalmente diferente de la responsabilidad. No es una cuestión de deber, sino de compartir. Tienes tanto amor y tantas bendiciones, que quisieras compartir...

Te repito: sólo te enseño una responsabilidad...te enseño tu responsabilidad hacia ti mismo. Si eso es egoísmo, acepto que enseño egoísmo, pero no se opone al altruismo.

El momento  en que conoces tu yo en su totalidad, por primera vez  eres capaz de ser altruista, compasivo, amoroso, amable, servicial...".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?

14 ago. 2017

Los políticos prometen a la gente cosas de este mundo; los líderes religiosos prometen cosas del otro mundo.

“Ni el líder religioso ni el político está interesado en las personas que ellos pretenden liderar. Ellos están interesados en ser líderes, y por supuesto el líder no puede existir sin aquellos que él lidera, así que es una necesidad el ir prometiendo cosas a la gente. Los políticos prometen a la gente cosas de este mundo; los líderes religiosos prometen cosas del otro mundo. Pero, ¿ves tú alguna diferencia en lo que están haciendo? Ambos van prometiendo para que tú los vayas siguiendo, temeroso de perderte en alguna parte, porque si pierdes el camino entonces perderás también lo prometido.

Lo prometido te mantiene con la multitud, y las promesas no cuestan nada. Tú puedes prometer cualquier cosa. Las promesas son siempre para mañana, y el mañana nunca llega".

Osho, From Darkness to Light

13 ago. 2017

Para mí, la religión significa una actitud muy poco seria: como un niño, inocente.

"Si eres serio, no puedes fluir. Estás congelado dentro de ti; te has convertido en una piedra muerta. Hay resistencia a tu alrededor. No te puedes fundir, no puedes cambiar al ritmo con el que cambia la vida. Tienes un patrón fijo, una forma fija, y por esta forma te resistes al cambio. Así que no estás fluyendo con la vida, estás luchando contra ella. La seriedad te congela y este congelamiento crea una lucha. La única solución es dejarte ir.

Prepárate para ser nadie, nada, para tomar cualquier forma. Cualquier forma está bien: los árboles están bien, los perros están bien, el hombre está bien. Si estás listo para ser cualquier cosa  -cualquier cosa que la vida requiera-  estarás más vivo y serás capaz de vivir con mayor intensidad. La intensidad muere cuando te has identificado con una forma en particular, un modo particular de ser. Entonces eres superficial porque estás preocupado por tu forma, no por tu ser. Así siempre estarás tenso, nunca serás intenso.

Si estás listo para existir en cualquier forma, no importa cual, entonces has pasado a formar parte del océano de la vida. No hay más olas, no más levantarse y caer. Te has convertido en el mismo océano. Estás listo para cualquier cosa: para levantarte o caer, para ser o no ser. Sólo así puedes fluir con la totalidad. Y mientras más fluyas, más vivo estarás.

Así que si conoces la vida, sabes que la vida no es para nada seria. La gente religiosa la ha hecho seria porque ellos son anti-vida. Pero para mí, eso no es religión. Es sólo la metafísica del suicidio. Para mí, la religión significa una actitud muy poco seria: como un niño, inocente".

Osho, La búsqueda eterna (Gratitud a IGPP por la traducción del inglés al español)

12 ago. 2017

Cuando tú miras a través de los ojos de la ira, alguien se convierte en enemigo; cuando miras a través de los ojos de la compasión, cualquiera es un amigo...Cuando amas, dios está por todas partes; cuando odias, por todas partes está el diablo.

"Con la represión, la mente se divide. La parte que aceptas se convierte en el consciente, y la parte que niegas se convierte en el inconsciente. Esta división no es natural, la división sucede debido a la represión. Y en el inconsciente tú sigues arrojando toda la basura que la sociedad rechaza  —pero recuerda, cualquier cosa que arrojas allí se convierte cada vez más en parte de ti: entra en tus manos, en tus huesos, en tu sangre, en el latido de tu corazón. Ahora los psicólogos dicen que casi el ochenta por ciento de las enfermedades son causadas por emociones reprimidas: muchos paros cardíacos quieren decir que mucha ira se ha reprimido en el corazón, tanto odio que el corazón es envenenado.

¿Por qué? ¿Por qué el hombre reprime tanto y se vuelve enfermizo? Porque la sociedad te enseña a controlar, no a transformar, y el camino de la transformación es totalmente diferente. Porque efectivamente, el control no es en absoluto la manera, es justamente lo opuesto.

Lo primero: al controlar tú reprimes, en la transformación expresas. Pero no hay necesidad de expresar frente a alguien más, porque el ‘otro’ es simplemente irrelevante. La próxima vez que te sientas enojado ve y corre alrededor de la casa siete veces, y después siéntate debajo de un árbol y observa a dónde ha ido la ira. Tú no la has reprimido, no la has controlado, no se la has arrojado a alguien más  —porque si la lanzas a otro se crea una cadena, debido a que el otro es tan tonto como tú, tan inconsciente como tú. Si la lanzas a otro, y si el otro es una persona iluminada, no habrá problema; él te ayudará a arrojarla y liberarla y a pasar por una catarsis. Pero el otro es tan ignorante como tú; si le lanzas tu ira él reaccionará. Él te lanzará más ira, él está tan reprimido como tú. Entonces se hace una cadena: tú se la lanzas a él, él te la lanza a ti, y ambos os volvéis enemigos.

No se la arrojes a nadie. Es lo mismo que cuando sientes ganas de vomitar: tú no vas y vomitas sobre alguien. La ira necesita un vómito. ¡Tú vas al cuarto de baño y vomitas! Limpia el cuerpo entero; —si reprimes el vómito será peligroso, y cuando hayas vomitado te sentirás fresco, te sentirás liberado de un peso, descargado, bien, sano. Algo estaba mal en el alimento que tomaste y el cuerpo lo rechaza. No continúes forzándolo dentro.

La ira es sólo un vómito mental. Algo que has tomado está mal y todo tu ser psíquico desea arrojarlo, pero no hay necesidad de arrojarlo sobre alguien. Como la gente lo arroja sobre otros, la sociedad les dice que lo controlen.

No hay necesidad de arrojar la ira sobre nadie. Tú puedes ir a tu cuarto de baño, puedes dar una larga caminata, lo cual quiere decir que algo en el interior necesita una rápida actividad para que sea liberado. Sólo trota un poco y sentirás que se ha liberado, o toma una almohada y golpea la almohada, lucha con la almohada, y muerde la almohada hasta que tus manos y dientes estén relajados. En el transcurso de una catarsis de cinco minutos te sentirás descargado, y una vez que conozcas esto nunca la arrojarás sobre nadie, porque eso es absolutamente estúpido.

La primera cosa en la transformación, entonces, es expresar la ira, pero no enfrentándote al otro, porque si tú la expresas sobre otro no puedes expresarla totalmente. Puede que te guste matar, pero no es posible; puede que te guste morder, pero no es posible. Pero eso se le puede hacer a una almohada. Una almohada quiere decir lo ‘ya iluminado‘; la almohada está iluminada, es un buda. La almohada no reaccionará, y la almohada no irá a ninguna corte, y la almohada no traerá ninguna enemistad contra ti, y la almohada no hará nada. La almohada será feliz, y ¡la almohada se reirá de ti!

La segunda cosa a recordar: sé consciente.

Al controlar, la consciencia no es necesaria; sólo lo haces mecánicamente, como un robot. La ira viene y hay un mecanismo  —de repente todo tu ser se vuelve estrecho y cerrado. Si estás atento puede que el control no sea tan fácil.

La sociedad nunca te enseña a estar atento, porque cuando alguien está atento, está completamente abierto. Esto es parte de la consciencia  —uno está abierto, y si tú deseas reprimir algo y estás abierto, es contradictorio, puede salir. La sociedad te enseña a cerrarte por dentro, a derrumbarte por dentro... no te permite incluso una pequeña ventana para que algo salga.

Pero recuerda: cuando nada sale, nada entra tampoco. Cuando la ira no puede salir, tú estás cerrado. Si tocas una hermosa roca, nada entra; miras una flor, nada entra: tus ojos están muertos y cerrados. Besas a una persona; nada entra, porque estás cerrado. Vives una vida insensible.

La sensibilidad crece con la consciencia. A través del control te vuelves apagado y muerto. Eso es parte del mecanismo del control: si estás apagado y muerto entonces nada te afectará, como si el cuerpo se hubiera convertido en un alcázar, una defensa. Nada te afectará, ni un insulto ni el amor.

Pero este control tiene un precio muy alto, un precio innecesario; entonces se convierte en todo el esfuerzo en la vida: cómo controlarte  —¡y después morir! Todo el esfuerzo del control se lleva toda tu energía, y entonces simplemente mueres. Y la vida se convierte en una cosa apagada y muerta; tú de alguna manera la sobrellevas.

La sociedad te enseña control y condena, porque un niño controlará solamente cuando siente que algo es condenado. El enojo es malo; el sexo es malo; todo lo que tiene que ser controlado tiene que hacerse ver como pecado para el niño, que parezca malvado.

Una profunda condena entra en todo lo que está vivo. Y el sexo es la cosa más viva,  —¡tiene que serlo! Es la fuente. El enojo es también una de las cosas más vivas, porque es una fuerza protectora. Si un niño no puede estar enojado en absoluto, no podrá sobrevivir. Tú tienes que estar enojado en determinados momentos. El niño tiene que mostrar su propio ser, el niño tiene que estar parado en ciertos momentos sobre su propio terreno; de lo contrario no tendrá ninguna fuerza que lo sostenga.

La ira es hermosa; el sexo es hermoso. Pero las cosas hermosas pueden ponerse feas. Eso depende de ti. Si los condenas, se vuelven feos; si los transformas, llegan a ser divinos. La ira transformada se convierte en compasión... porque la energía es la misma. Un buda es compasivo: ¿de dónde viene su compasión? Ésta es la misma energía que se movía en la ira; ahora no se está moviendo en la ira, la misma energía es transformada en compasión. ¿De dónde viene el amor? Un Buda es amoroso; un Jesús es amor. La misma energía que se mueve en el sexo se convierte en amor.

Así que recuerda, si condenas un fenómeno natural se vuelve venenoso, te destruye, se vuelve destructivo y suicida. Si lo transformas, se vuelve divino, se convierte en una fuerza de dios, se convierte en un elixir; a través de él alcanzas la inmortalidad, al ser inmortal. Pero la transformación es necesaria.

En la transformación tú nunca controlas, simplemente te vuelves más consciente. La ira está sucediendo: ¡tú tienes que estar consciente que la ira está sucediendo;  —¡obsérvala! Es un fenómeno hermoso,… energía moviéndose en tu interior, ¡calentándose!

Es igual que la electricidad en las nubes. La gente estuvo siempre asustada de la electricidad; pensaban en los viejos tiempos, cuando eran ignorantes, que esta electricidad era dios que estaba enojado, amenazando, intentando castigar,  —creando miedo para que la gente se hiciera devota, para que la gente sintiera que dios estaba allí y los castigaría.

Pero ahora hemos domesticado a ese dios. Ahora ese dios funciona a través de tu ventilador, a través de tu aire acondicionado, a través del refrigerador: cualquier cosa que necesitas, dios te la da. Ese dios se ha convertido en una fuerza doméstica, ya no está enojado y ya no amenaza. A través de la ciencia una fuerza externa se ha transformado en un amigo.

Lo mismo sucede con la religión y las fuerzas internas.

La ira es igual que la electricidad en tu cuerpo: no sabes qué hacer con ella. O matas a alguien más o te matas tú mismo. La sociedad dice que si te matas eso está bien, es asunto tuyo, pero no mates a alguien más;  —por lo que respecta a la sociedad eso no está bien. Así que o te vuelves agresivo o te vuelves represivo.

La religión dice que ambas cosas son incorrectas. Lo básico  es darse cuenta y conocer el secreto de esta energía, la ira, esta electricidad interna. Es electricidad porque te calientas; cuando estás enojado tu temperatura se calienta, y tú no puedes entender la frescura de un buda, porque cuando la cólera se transforma en compasión todo está en calma. Una profunda calma sucede. Buda nunca está caliente; él está siempre fresco, centrado, porque ahora sabe utilizar la electricidad interna. La electricidad es caliente; se convierte en la fuente del aire acondicionado. La ira es caliente  —se convierte en la fuente de la compasión.

La compasión es un aire acondicionado interno. De pronto todo está en calma y hermoso, y nada te puede perturbar, y toda la existencia se transforma en un amigo. Ahora ya no hay enemigos… porque cuando tú miras a través de los ojos de la ira, alguien se convierte en enemigo; cuando miras a través de los ojos de la compasión, cualquiera es un amigo, un vecino. Cuando amas, dios está por todas partes; cuando odias, por todas partes está el diablo. Es tu punto de vista el que se proyecta sobre la realidad.

La consciencia es necesaria, no la condena  —y con la consciencia la transformación sucede espontáneamente. Si te haces consciente de tu ira, la comprensión penetra. Sólo observando, sin juicio, sin decir bueno, sin decir malo, sólo observando en tu cielo interno. Hay un relámpago, ira, te sientes caliente, todo el sistema nervioso sacudiéndose y temblando, y tú sientes un temblor por todo el cuerpo,  —un momento hermoso, porque cuando la energía funciona puedes observarla fácilmente; cuando no está funcionando no puedes observar.

Cierra tus ojos y medita al respecto. No luches, sólo mira lo que está sucediendo — el cielo entero lleno de electricidad, tanto relámpago, tanta belleza;  —simplemente acuéstate en el suelo y mira el cielo y observa. Entonces haz lo mismo por dentro.

Las nubes están allí, porque sin las nubes no puede haber ningún relámpago;  —nubes oscuras están allí, pensamientos. Alguien te ha insultado, alguien se ha reído de ti, alguien ha dicho esto o aquello… muchas nubes, nubes oscuras en el cielo interno y mucho relámpago. ¡Observa! Es una escena hermosa, terrible también, porque no comprendes. Es misterioso, y si el misterio no se entiende llega a ser terrible, te asusta. Y siempre que un misterio se entiende, se convierte en una gracia, un regalo, porque ahora tienes las llaves  —y con las llaves tú eres el maestro". 

Osho, And the Flowers Showered

¿Cómo desarrollar un carácter lo suficientemente fuerte para que no me afecte nada y no pierda la postura?

Pregunta:

¿Cómo desarrollar un carácter lo suficientemente fuerte para que no me afecte nada y no pierda la postura?

Respuesta de Osho:

"Ve al mar, y observa el mar. Millones de olas están allí, pero en el fondo de su profundidad el mar permanece tranquilo y silencioso, profundo en meditación. La agitación está sólo en la superficie, sólo en la superficie donde el mar se encuentra con el mundo exterior, los vientos. Por lo demás, en sí mismo, siempre permanece igual, ni siquiera una onda; nada cambia.

Es lo mismo contigo. Sólo en la superficie donde te encuentras con otros hay agitación, ansiedad, ira, apego, avaricia, lujuria… sólo en la superficie adonde los vientos llegan y te tocan. Y si permaneces en la superficie no puedes alterar este fenómeno que cambia; seguirá estando allí".

Osho, Beyond Psychology

10 ago. 2017

La necesidad de una meditación dinámica.

"...el cristianismo ha envenenado tu mente y el veneno tiene que ser quitado, expulsado. Tienes que volverte completamente loco para expulsarlo; de lo contrario esa locura permanece dentro de ti y no te permitirá entrar en el silencio, la observación y el atestiguar de la meditación.

Así que haz algo de Meditación Dinámica, haz algo de jogging, corre un poco, nada, y cuando te sientas totalmente cansado, cuando sientas una intrínseca necesidad de relajarte, estás libre de la cristiandad. Entonces puedes sentarte en silencio, y entonces puedes observar tu mente..."

OSHO: La necesidad de una meditación dinámica



Tu ser nunca se refleja en los ojos de los demás. Tienes que llegar a conocer tu ser de una sola manera... y es cerrando los ojos a todos los espejos.

Pregunta:

Me siento como si existiera únicamente en los ojos del otro. Me siento muy irreal. ¿Dónde estoy? ¿Qué puedo hacer o no hacer?

Respuesta de Osho:

“Lo primero: no eres tú únicamente quien existe en los ojos de otros: Todo el mundo existe de esa manera. Ése es el camino común de la existencia. Tú utilizas al otro como espejo. Las opiniones de los otros llegan a ser muy importantes, de valor inmenso porque te definen. Alguien dice que eres muy hermoso; en ese momento te vuelves hermoso. Alguien dice que eres un tonto; en ese momento comienzas a sospechar; ¿eres acaso un tonto? Puede que te enojes, puedes negarlo, pero en lo profundo has llegado a sospechar de tu inteligencia...

Si deseas saber quién eres, tendrás incluso que cerrar los ojos; tendrás que ir hacia adentro. Tendrás que olvidarte del mundo entero, tendrás que olvidar lo que dicen sobre ti. Tendrás que ir profundamente  adentro  y  encontrarás tu propia realidad.

Eso es lo que estoy enseñando aquí, a no depender de otros, a no mirar en sus ojos. No hay pistas en sus ojos. Son tan inconscientes como tú; ¿cómo pueden definirte?

Estás mirándote en los ojos del otro para encontrar quién eres. Sí, algunos reflejos están ahí, tu rostro se refleja. Pero tu rostro no eres tú; tú estás muy lejos detrás de tu rostro. Tu rostro ha estado cambiando tanto que tú no puedes ser tu rostro.

...Tú no eres el rostro. En alguna parte oculta en las profundidades está tu conciencia; nunca se refleja en los ojos de algún otro. Sí, algunas cosas se reflejan: tus acciones. Haces algo; se refleja en los ojos de alguien más. Pero tu hacer no eres tú. Tú eres mucho más grande que tus acciones...

Tu ser nunca se refleja en los ojos de los demás. Tienes que llegar a conocer tu ser de una sola manera... y es cerrando los ojos a todos los espejos. Tienes que adentrarte en tu propia existencia interna, hacerle frente directamente. Nadie puede darte una idea de ella, de lo que es. Tú puedes conocerla, pero no a partir de otros. Nunca puede ser un conocimiento prestado, sólo puede ser una experiencia directa, un experimentar directo, inmediato”.

Osho,The Discipline of Transcendence
http://osho-maestro.blogspot.com/

La iluminación puede ser multidimensional. Puede incluir risa, puede incluir amor, puede incluir belleza, puede incluir creatividad.

“...la iluminación puede ser suficientemente amplia como para incluir en ella el entretenimiento.

La iluminación puede ser multidimensional. Puede incluir risa, puede incluir amor, puede incluir belleza, puede incluir creatividad.  No hay nada que la aleje del mundo ni que impida transformarlo en un lugar más poético, en un jardín más hermoso. Todas las cosas pueden ser llevadas a un mejor estado de gracia”.

Osho, Rinzai: Master of the Irrational

9 ago. 2017

La meditación es aventura, la mayor aventura que puede emprender la mente humana.

"La meditación es aventura,
la mayor aventura que puede emprender la mente humana.
La meditación es simplemente ser,
sin hacer nada:
sin acción,
sin pensamiento,
sin emoción.
Simplemente eres...
y es un puro deleite.
¿De dónde proviene ese deleite si no estás haciendo nada?
No viene de ninguna parte...
o viene de todas partes.
No tiene causa porque la existencia está hecha de una sustancia llamada alegría".

Osho, Libro Naranja
http://osho-maestro.blogspot.com/

8 ago. 2017

Si amas a una mujer porque es hermosa, tu amor no vale tanto.

"Si amas a una mujer porque es hermosa, tu amor no vale tanto. Mañana envejecerá, mañana se enfermará, mañana podría volverse fea (quizá tuvieran que operarle la nariz) ¿Qué le pasará a tu amor? Fue su encantadora nariz lo que te inspiró a quererla. Ahora que ya no es esa nariz, tu amor desaparecerá. La mujer será una carga para ti.

En cambio, cuando el amor viene de la autorrealización, no depende del objeto de tu amor. No tiene que ver con la belleza de una persona ni con su inteligencia ni otros dones. Estás lleno de amor, quieres compartirlo y te sientes agradecido con quienquiera que esté listo para recibirlo. Es un regalo, no hay ninguna motivación en la persona a la que se lo presentas. Lo das por tu plenitud, porque te desbordas.

Cuando tus responsabilidades se reducen al desbordamiento de tu experiencia de tu ser, de tu centro, de tu vida eterna, adoptan una cualidad completamente diferente".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?

6 ago. 2017

Lo existencial no conoce tensión. La tensión siempre se debe a lo hipotético, a las posibilidades no existenciales. En el presente no hay tensión; la tensión siempre proviene de orientarse hacia el futuro.

"La causa original de toda tensión es el querer llegar a ser. Uno siempre está intentando ser algo, porque nadie se siente bien consigo mismo tal como es. El ser no se acepta, se niega, y algo distinto se adopta como un ideal y se quiere llegar a ser eso. La tensión básica siempre reside entre aquello que tú eres y aquello que anhelas llegar a ser.

Tú deseas llegar a ser algo. Tensión significa que no estás contento con lo que eres y que anhelas llegar a ser lo que no eres; entre ambos se crea la tensión. Aquello que deseas llegar a ser es irrelevante... Si deseas enriquecerte, ser famoso, ser poderoso, incluso si deseas ser libre, un liberado, ser divino, inmortal... incluso si anhelas la salvación, moksha, el nirvana, habrá tensión.

Todo aquello que se desea colmar en el futuro, en contra de ti tal como tú eres, crea tensión. Cuanto más imposible es el ideal, más tensión habrá...

Tensión significa una brecha entre lo que eres y lo que quieres ser. Si la brecha es grande, la tensión será grande. Si la brecha es pequeña, la tensión será pequeña. Y si no hay brecha, significa que estás satisfecho con lo que eres. En otras palabras, no anhelas ser otra cosa que aquello que eres. Entonces tu mente existe en el momento presente. No hay motivo para estar tenso; estás relajado contigo mismo. Para mí, cuando no hay una brecha entre lo que eres y lo que quieres ser, eres religioso...

Solamente cuando nos aceptamos totalmente cesa la tensión. Esta aceptación total es el milagro, el único milagro. Encontrar a alguien que se ha aceptado a sí mismo totalmente es insólito.

Lo existencial no conoce tensión. La tensión siempre se debe a lo hipotético, a las posibilidades no existenciales. En el presente no hay tensión; la tensión siempre proviene de orientarse hacia el futuro. La tensión proviene de la imaginación; te imaginas a ti mismo de una forma distinta de lo que eres. Este potencial que ha sido imaginado creará tensión. Cuanto más imaginativa sea la persona, más posibilidades tiene de crear tensión. En ese caso la imaginación se ha vuelto destructiva.

La imaginación también puede ser constructiva, creativa. Si toda tu capacidad de imaginación se centra en el presente  --en el momento presente, no en el futuro--, entonces puedes ver tu existencia poéticamente. Tu imaginación no está creando un anhelo; se está utilizando en el vivir. Y este vivir en el presente está más allá de la tensión...

Si puedes estar conscientemente presente en el ahora, dejarás de vivir en tu imaginación. Entonces la imaginación estará libre para crear en el presente. Solamente se precisa el enfoque adecuado. Si la imaginación se orienta a lo real, empieza a crear. La creación puede tomar cualquier forma. Si eres un poeta, se vuelve una explosión de poesía. La poesía no será un anhelo por el futuro sino una expresión del presente. Si eres un pintor, la explosión será pictórica. La pintura no será una expresión de algo tal como lo has imaginado, sino de algo como lo has conocido, como lo has vivido.

Cuando no vives en la imaginación, te abres al presente, el presente se te ofrece".

Osho, De la medicación a la meditación

4 ago. 2017

Sé tú mismo.

"No eres Gautama Buda, y sus huellas no te encajarán, como tampoco te encajarían sus zapatos; tendrás que encontrar el tamaño exacto de los zapatos que te encajen. Él es muy bello, pero eso no significa que tengas que ser como él. Y ese es el significado de la palabra "inspiración". Significa que estás tan influenciado por esa persona que se convierte en tu ideal, que te gustaría ser como él. Esto ha confundido a toda la humanidad.

La inspiración ha sido una maldición, no una bendición.

Me gustaría que aprendieras de todas las fuentes, que disfrutaras de cada ser único con el que te encuentres. Pero nunca sigas a nadie ni intentes ser exactamente como otra persona; la existencia no lo permite. Sólo puedes ser tú mismo....

Nunca te sientas inspirado por nadie.

Permanece abierto.

Cuando veas un hermoso atardecer, disfruta de su belleza; cuando veas a un Buda, disfruta de su belleza, disfruta de su autenticidad, disfruta de su silencio. Disfruta la verdad que ha realizado, pero no te conviertas en su seguidor. Todos los seguidores se pierden.

Sigue siendo tú mismo, porque los hombres como Gautama Buda se encontraron por ser ellos mismos...

Yo he estado con maestros y los he amado. Pero para mí, el deseo mismo de ser como ellos es feo. Con un hombre es suficiente; otro igual a él no enriquecerá la existencia, sólo será una carga.

Para mí, la unicidad de los individuos es la mayor verdad.

Ama a la gente que encuentres auténtica y verdadera en alguna dimensión, la gente que esté floreciendo. Pero recuerda que están floreciendo por su autenticidad y su originalidad; por eso no caigas en la trampa de seguirles. Sé tú mismo".

Osho, Más allá de la psicología

Yo hablo desde el corazón.

"Mi mensaje de amor es absolutamente simple... Pero tu mente es muy compleja, muy truculenta. Hace que las cosas simples parezcan complicadas: ése es su trabajo...

Tu mente se ha convertido en una experta en destruirte, porque tu vida está hecha de cosas simples. Toda la existencia es simple, pero la mente humana ha sido cultivada, condicionada, educada, programada para que las cosas más simples se tuerzan. En el momento en que el mensaje llega a tu mente, deja de ser simple. La mente empieza a interpretarlo, encuentra cosas que no están en él e ignora otras que sí están...

Es posible entenderme si dejas la mente y su complicado mecanismo a un lado. No es necesaria porque mi trabajo es de corazón a corazón.

Yo hablo desde el corazón.

No soy un teórico, no hablo desde la mente. Derramo mi corazón en ti, pero si estás escuchándome desde la mente te lo vas a perder".

Osho, Más allá de la psicología

2 ago. 2017

Deja de preocuparte por el futuro.

"Vive intensa y totalmente ahora porque el momento siguiente nacerá de éste, y si lo has vivido total y dichosamente, puedes estar absolutamente seguro que el siguiente momento traerá más bendiciones, más alegría...
Deja ese hábito de planificar. Deja de preocuparte por el futuro".

Osho, The rebellious spirit
http://osho-maestro.blogspot.com/


1 ago. 2017

Si vives tu estrés totalmente, la relajación vendrá automáticamente.

"El estrés puede ser utilizado como un punto de apoyo, puede transformarse en algo creativo. Pero nos han dicho que el estrés es negativo, y cuando padeces alguna clase de estrés te asustas. Y ese temor, en lugar de ayudar, aumenta el estrés...

Cuando el estrés esté ahí, utilízalo como una energía creativa. Primero: acéptalo; no hay necesidad de luchar contra él... El estrés es simplemente una indicación de que el cuerpo se está preparando para enfrentarse a una situación. Si ahora tratas de relajarte, si tomas alguna medicación, algún tranquilizante, estás yendo contra el cuerpo. El cuerpo se está preparando para enfrentarse a una situación, para afrontar un desafío: ¡disfruta del desafío!

Incluso si algunas veces no puedes dormir durante la noche, no hay necesidad de preocuparse. Aprovecha la energía que emerge, da un paseo, corre, planea lo que quieras hacer, lo que la mente quiere hacer... En lugar de intentar dormir  --lo cual te resulta imposible--, utiliza la situación de una forma creativa. El estrés es simplemente una indicación de que el cuerpo está dispuesto a afrontar el problema; no es el momento de relajarse. Podrás relajarte después.

De hecho,  si vives tu estrés totalmente, la relajación vendrá automáticamente. Podrás llegar hasta un cierto punto, entonces el cuerpo se relajará automáticamente. Si quieres relajarte a la mitad estarás creando un problema; el cuerpo no puede relajarse a la mitad. Es como un atleta olímpico que está a punto de empezar una prueba, esperando la señal, lleno de estrés; ahora no es el momento de relajarse. Si el atleta se toma un tranquilizante no le ayudará en nada en la prueba... Tiene que utilizar su estrés: el estrés está hirviendo, acumulando energía. Se está volviendo más y más vital y potente. Tiene que apoyarse en este estrés y utilizarlo como energía, como combustible...

Después de la prueba el atleta dormirá profundamente, el problema se ha resuelto. Ahora ya no hay problema, el estrés desaparece por sí mismo..."

Osho, De la medicación a la meditación

La vida es como caminar sobre la cuerda floja.

"Una persona realmente cuerda es aquella que puede vivir entre la cordura y la locura en absoluto equilibrio. Una persona realmente cuerda siempre alberga alguna locura, la acepta. La persona verdaderamente racional es aquella que también respeta la irracionalidad, porque la vida es así.

Si debido a tu racionalidad no puedes reír  --porque "la risa es ridícula--  vas a tener muchos problemas, estás predestinado a sufrir muchas contrariedades. La lógica es buena; la risa también es buena. La risa aporta equilibrio. Sí, es bueno ser serio, pero también es bueno no serlo. Tiene que haber un equilibrio constante.

¿Has visto caminar a un equilibrista sobre la cuerda floja? Está continuamente recobrando el equilibrio. Algunas veces se inclina hacia la izquierda, hasta que llega a un punto en donde un poco más de inclinación puede ser fatal. Inmediatamente se inclina hacia el otro lado, hacia la derecha, hasta que, nuevamente rebasar el límite puede ser fatal, y entonces vuelve a inclinarse hacia la izquierda. Ese es su proceder: inclinándose hacia la izquierda y hacia la derecha se mantiene en el centro. Esa es su belleza: que inclinándose hacia la derecha y hacia la izquierda, al inclinarse hacia los dos extremos, se mantiene en el medio.

Si quieres mantenerte en el medio tendrás que inclinarte hacia los dos lados una y otra vez...

Permanece consciente y sin elegir, y cuando veas que algo está perdiendo el equilibrio, inclínate hacia el otro lado. Trae el equilibrio de nuevo; así es como uno se mueve. La vida es como caminar sobre la cuerda floja".

Osho, De la medicación a la meditación