27 abr. 2019

Necesitamos una nueva humanidad que esté a favor de la vida, que ame la vida, que ame el amor, que ame la existencia tal como es, que no exija la perfección para amarla, que la celebre con todas sus limitaciones.

“Si sientes negatividad, toda tu vida se convierte en una noche oscura. Ya no hay amaneceres y mañanas. El sol siempre se pone, pero nunca amanece. Tus noches oscuras ni siquiera tienen estrellas. ¿Cómo puedes hablar de estrellas si ni siquiera tienes una vela?

Una persona negativa vive en la oscuridad, vive una especie de muerte. Muere lentamente. Para ella la vida consiste en eso. Se envenena de diferentes formas, es autodestructiva. Naturalmente, destruye también a todo el que entra en contacto con ella. Una madre negativa destruye a su hijo. Un marido negativo destruye a su mujer; una mujer negativa destruye a su marido. Unos padres negativos destruyen a sus hijos; un profesor negativo destruye a sus alumnos. Necesitamos una nueva humanidad que esté a favor de la vida, que ame la vida, que ame el amor, que ame la existencia tal como es, que no exija la perfección para amarla, que la celebre con todas sus limitaciones. Y te asombrarás, cuando ames tu vida, todas las puertas empezarán a abrirse. Cuando ames, todos los misterios se revelarán, todos los secretos se desvelarán. Si amas tu cuerpo, antes o después descubrirás del alma que reside dentro de él. Si amas los árboles, las montañas y los ríos, antes o después podrás ver las manos invisibles de Dios en todas las cosas. Podrás ver su sello en cada hoja. Para poder verlo necesitas tener ojos, y es algo que solo pueden apreciar los ojos positivos; los ojos negativos no ven nada”.


Osho, Meditación para gente ocupada

http://osho-maestro.blogspot.com/


22 abr. 2019

El amor es un fin en sí mismo. Simplemente amas por el amor mismo.

“Amas a alguien. ¿Para qué? Por el amor mismo. Si dices que lo amas por el dinero que tiene, entonces no lo amas. Si dices que lo amas por el prestigio que te da amarlo, entonces no lo amas, estás haciendo otra cosa. Está sucediendo otra actividad, pero no es amor; negocios, política, tal vez otra cosa, pero no es amor en absoluto. El amor es un fin en sí mismo. Simplemente amas por el amor mismo. ¿Para qué cantan estos pájaros? ¿Para qué? Por el mero placer del canto. No están cantando para obtener un premio. No están cantando para una competencia. Ni siquiera están cantando para que los escuches. Sólo están cantando. Están llenos de energía y la energía los desborda. Hay demasiada energía. ¿Qué hacer con ella? Comparten con la existencia. Son derrochadores, no mezquinos. Si tú cantas, primero buscas para qué ¿Va a apreciarlo la gente? ¿Te van a recompensar de alguna forma, grande o sutil? Entonces no eres cantante, eres un hombre de negocios. Si danzas para que te vea la audiencia y estás buscando su aprecio, su aplauso, entonces no eres danzante. Un danzante tan sólo danza. Si la gente lo ve y lo aprecia y lo disfruta, ya es otra cosa. Ése no es el objetivo. Un danzante puede danzar solo, sin que nadie lo vea. Un cantante puede cantar solo. La actividad misma le está dando tanto que no hay necesidad de otro objetivo, de otro propósito”.

Osho, El poder del amor

Crecer hasta tu máxima expresión.

“La voluntad de dominio proviene del complejo de inferioridad. Uno quiere dominar a los demás sólo para demostrar que no es inferior, sino superior. Pero necesita demostrarlo. Sin prueba alguna sabe que es inferior; tiene que encubrirlo con muchas, muchas pruebas. El hombre realmente superior no necesita prueba, simplemente es superior. ¿Acaso una rosa argumenta a favor de su belleza? ¿Acaso la luna llena se molesta con probar lo gloriosa que es? El hombre superior simplemente lo sabe, no tiene necesidad de pruebas; por lo tanto, no tiene voluntad de dominio. Sin duda tiene “voluntad de poder”, pero entonces tienes que hacer una distinción muy fina. Su voluntad de poder significa que quiere crecer hasta su máxima expresión. No tiene nada que ver con nadie más, todo lo que le ocupa es el individuo. Quiere florecer, sacar todas las flores escondidas en su potencial, elevarse lo más posible en el cielo. Ni siquiera es comparativo, no está tratando de elevarse más que otros; tan sólo trata de elevarse hasta su máximo potencial. La “voluntad de poder” es absolutamente individual. Quiere danzar hasta lo más alto del cielo, quiere dialogar con las estrellas, pero no le preocupa demostrar que nadie más sea inferior. No es competitiva, no es comparativa”.

Osho, El poder del amor

6 abr. 2019

La catarsis es una explosión de energía. Gritas, saltas, pataleas... y después te sientes relajado, como si te hubieras quitado un peso de encima.

“Estás haciendo catarsis; es un fenómeno energético. Has reprimido muchas emociones: ahora, las estás sacando a la luz, están saliendo a borbotones. Es una explosión de energía. Gritas, saltas, pataleas... y después te sientes relajado, como si te hubieras quitado un peso de encima. Te sientes más ligero, más relajado, más en paz contigo mismo. Pero si no tienes emociones reprimidas, entonces puedes forzar los mismos gestos pero después te sentirás cansado porque estabas innecesariamente malgastando tu energía. No tenías emociones reprimidas. No tenías nada que sacar; estabas innecesariamente saltando y chillando... después te sentirás cansado.

Si la catarsis es verdadera, te sentirás rejuvenecido; si la catarsis es falsa, te sentirás cansado. Si la catarsis es verdadera te sentirás muy vivo después, más joven que antes, como si te hubieras quitado unos cuantos años de encima. Tienes treinta años, ahora te sientes como de veintiocho o veinticinco. Te has quitado un peso de encima; te sientes más joven, más vivo, más fresco. Pero si estás solamente fingiendo los gestos, después te sentirás más cansado. Te sentirás cinco años más viejo.

Has de observarte. Nadie puede decirte qué ocurre en tu interior. Tienes que observar, observar continuamente lo que está ocurriendo en ti. No finjas nada...porque la catarsis no es una meta; sino una herramienta. Un día tendrás que dejarla. No cargues con ella. Es como un barco, como un ferry; lo utilizas para cruzar el río y luego te olvidas de él, no te lo llevas a cuestas.

Recuerda, la catarsis puede convertirse en tu obsesión. Puede convertirse en una rutina, en un patrón en tu vida. No debes de hacer de ella un patrón. ¿En qué momento debo abandonar la catarsis? Tú no la abandonas, ella desaparece por sí misma. Simplemente permanece alerta y observa. Y cuando empiece a desaparecer, déjala ir, no te cuelgues de ella, déjala marchar”.

Osho,  Yoga: A New Direction

Nunca te avergüenses de tus lágrimas...Esas lágrimas son tu corazón que no puede usar palabras.

“Las lágrimas tienen que tener un nuevo significado, una nueva poesía…
Más hombres se vuelven locos que las mujeres por la simple razón de que el hombre continúa controlándose… La mujer no se controla. Cuando siente que tiene ganas de llorar, ella llora. Ella es más natural que el hombre. Eso le ha dado varias experiencias que el hombre se ha perdido. La mujer es saludable, vive más tiempo (cinco años más que el hombre). Ella es más tranquila y silenciosa. Pocas mujeres se vuelven locas, pocas mujeres se suicidan, ¡a pesar de que hablen de ello!... Pero el hombre va acumulando y llega a un punto en el que pierde el control. Se suicida o comete un asesinato o se vuelve loco.

En un mundo mejor, una humanidad mejor, más gente disfrutará de las lágrimas. Son una bendición tan grande…

¿Cuando eres tocado por el amor, qué puedes hacer?  Las palabras no ayudarán. Sólo las lágrimas pueden expresar lo que está pasando en el fondo de tu corazón. Las lágrimas son el tesoro más valioso que tienes…

Nunca te avergüenses de tus lágrimas. Enorgullécete de que eres aún natural. Enorgullécete de que puedas expresar lo inexpresable por medio de tus lágrimas. Esas lágrimas son tus canciones no pronunciadas. Esas lágrimas son tu corazón que no puede usar palabras. Nunca tengas vergüenza de tus lágrimas”.

Osho, Satyam Shivam Sundaram

Para ver la traducción al español: hacer click en “Configuración”, luego en “Subtítulos”  y escoger la opción “Español”.





3 abr. 2019

El Maestro es un agente catalítico.

“Justo el otro día estaba leyendo una de las parábolas de Ramakrishna. Me encanta. Lo leo una y otra vez cuando lo encuentro. Es toda la historia de que el Maestro es un agente catalítico.

La historia es:

Una tigresa murió mientras daba a luz a un cachorro, y el cachorro fue criado por cabras. Por supuesto, el tigre también se creía una cabra. Era simple, natural; criado por las cabras, viviendo con las cabras, creía que era una cabra. Siguió siendo vegetariano, comiendo y masticando pasto. ...Ni siquiera en sus sueños podía soñar que era un tigre, y él era un tigre.

Entonces, un día, sucedió que un viejo tigre se encontró con esta manada de cabras y ese viejo tigre no podía creer lo que veía. ¡Un tigre joven caminaba entre las cabras! Las cabras no temían al tigre ni eran conscientes de que el tigre caminaba entre ellas; El tigre también caminaba como una cabra. El viejo tigre de alguna manera se apoderó del joven tigre, porque era difícil atraparlo. Escapó, lo intentó, lloró, gritó. Tenía miedo, temblaba de miedo. Todas las cabras escaparon y él también estaba tratando de escapar con ellas, pero el viejo tigre lo agarró y lo llevó hacia el lago. El no iría. Se resistió de la forma en que lo haces conmigo. Hizo lo mejor que pudo para no ir. Estaba muerto de miedo, llorando y llorando, pero el viejo tigre no se lo permitía.

El lago estaba silencioso como un espejo. Obligó al tigre joven a mirar dentro del agua. Vio, con ojos llorosos, que la visión no era clara, pero que la visión estaba allí, que se parecía al tigre viejo. Las lágrimas desaparecieron y surgió una nueva sensación de ser. La cabra comenzó a desaparecer de la mente. Ya no era una cabra, pero no podía creer su propia iluminación. Aún así el cuerpo temblaba un poco, tenía miedo. Estaba pensando: "Tal vez estoy imaginando. ¿Cómo puede una cabra convertirse tan repentinamente en un tigre?" No es posible, nunca ha sucedido. Nunca sucede de esa manera. No podía creer lo que veía, pero ahora la primera chispa, el primer rayo de luz había entrado en su ser. Ya no era el mismo de verdad. Nunca podría volver a ser el mismo.

El viejo tigre lo llevó a su cueva. Ahora no era tan resistente, ni tan reacio, ni tan asustado. Poco a poco se fue atreviendo, reuniendo coraje. Comenzó a caminar como un tigre mientras se dirigía a la cueva. El viejo tigre le dio algo de carne para comer. Es difícil para un vegetariano, casi imposible, nauseabundo, pero el viejo tigre no escuchaba. Le obligó a comer. Cuando la nariz del joven tigre se acercó a la carne, algo sucedió: por el olor, se despertó algo profundo en su ser que había estado profundamente dormido. Lo atrajeron, lo atrajeron hacia la carne y comenzó a comer. Una vez que probó la carne, un rugido estalló a través de su ser. La cabra desapareció en ese rugido, y el tigre estaba allí en su belleza y esplendor.

Este es todo el proceso, y se necesita un tigre viejo. Ese es el problema: el viejo tigre está aquí, y no importa cómo trates de esquivar, no es posible. Eres reacio, eres difícil de llevar al lago, pero yo te traeré. Has estado comiendo hierba toda tu vida. Has olvidado por completo el olor a carne, pero te obligaré a comerla. Una vez que el sabor está ahí, el rugido estallará. En esa explosión la cabra desaparecerá y nacerá un buda. Así que no tienes que preocuparte por dónde voy a conseguir tantos budas para estudiar, los produciré".

Osho, Yoga: The Alpha and the Omega