13 mar. 2011

Dios es tan sencillo como la risa de una niña

"Simplemente permanece aquí-ahora y celebra.
Mi definición de la religión es la celebración.
Pero hay personas a las que no les gustaría un fenómeno tan simple como el Tao: sus egos no se sienten lo suficientemente desafiados; les interesa siempre lo más arduo. Les interesan siempre las dificultades. Si no hay dificultades, las crearán. No pueden hacer las cosas de una manera sencilla. Son casi incapaces de ser sencillos, y ser sencillo es la única manera de estar en Dios. Dios es sencillez, inocencia.

Dios es tan sencillo como el rosal y la llamada del cuco desde el huerto de mangos. Dios es tan sencillo como la risa de una niña. Dios es tan sencillo como una hoja que cae de un árbol. Dios es tan sencillo como la brisa que pasa por los viejos pinos.

Pero hay personas a las que les gustaría que Dios no fuera tan sencillo. Estas son las personas que crean categorías; estas son las personas que crean especulaciones difíciles, abstractas, acerca de Dios, que hacen que todo sea tan difícil que se vuelve casi incomprensible. Y Dios es muy simple".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada.
http://osho-maestro.blogspot.com/