9 jul. 2011

El amor es una de las experiencias más grandes de la vida, y muchos se la pierden

Osho:  Soy un hombre fuerte, pero no puedo encontrar a una mujer que realmente me ame. ¿Qué me falta? Vine para encontrar a mi alma gemela. ¿Puedes ayudarme?

Puede que físicamente seas fuerte; eso no significa que tengas un alma.
El alma es sólo una semilla; ustedes no tienen almas auténticas dentro, sólo posibilidades. ¡Y sin un alma, las personas empiezan a buscar un alma gemela! Sólo un alma puede atraer otra alma. Si tienes un alma, entonces algún alma está destinada a sentirse atraída por ti; encontrarás a tu alma gemela.
Pero uno nunca piensa de es manera...

La fuerza, en la mente ordinaria, significa agresividad. Y una mujer necesita un poco más de ternura, no agresividad...

Puede que seas agresivo, puede que seas un pretendiente, puede que estés menos interesado en el amor y más en conquistar a una mujer.
Hay muchas personas que hacen eso; van contando cuántas mujeres han conquistando. También hay mujeres,...que siguen contando, ¡como si el amor fuera una cuestión de cantidad!...

Hay personas que llevan una cuenta: cuántas mujeres han conquistado, cuántos hombres han conquistado. Si estás interesado en la conquista no estás interesado en el amor. Y cuando poco a poco la vida comienza a resbalarse de tus manos, cuando la muerte comienza a tocar a tu puerta, te asustas. De pronto te vuelves alerta de que te has perdido de algo hermoso.

El amor es una de las experiencias más grandes de la vida, y muchos se la pierden.
Puede que reproduzcan niños, puede que se hayan casado muchas veces, pero el amor es un fenómeno completamente diferente. Requiere de una gran sensibilidad, necesita un alma...

Una cosa que necesitas es: en lugar de buscar un alma gemela conviértete un alma, vuélvete más consciente.
Cuando el amor es inconsciente es sólo lujuria y nada más un nombre hermoso para algo feo. Sólo cuando el amor es consciente es verdadero amor. ¿Pero cuántas personas están conscientes?. Sólo cuando el amor es meditativo, es verdadero amor.
Y un amor meditativo atraerá una energía meditativa de amor.
Únicamente obtienes lo que mereces, recuerda, ni más ni menos. Siempre obtienes exactamente aquello que te mereces. La existencia es muy justa y equitativa. Así que si no consigues a tu alma gemela, no te servirá buscar una frenéticamente. En vez mira hacia adentro.

Falta algo dentro de ti, te faltan las cualidades del amor. No eres tierno, no eres sensible, no eres consciente. Y no sabes cómo dar sin pedir algo a cambio. Tu amor es una demanda, tiene condiciones. Es un tipo de explotación. Quieres usar el cuerpo del otro, y ninguna mujer se siente feliz de ser usada, lo odia.

Millones de mujeres odian a sus esposos por la simple razón de que se sienten usadas, como si sólo fueran máquinas para que tu deseo sexual sea aliviado y así puedas dormir bien. Ninguna mujer te puede respetar si se siente usada. Cada ser es un fin en sí mismo. Nunca uses a una mujer, nunca uses a un hombre, nunca uses a nadie. Nadie es un medio para tus propósitos. Respeto, el amor es compartir, no es usar al otro, no es tratar de arrebatarle algo al otro. Al contrario, es dar con todo el corazón sin razón alguna, simplemente por el puro gozo de dar.

Y un día de pronto descubrirás que has encontrado a alguien con quien sus energías están en armonía, en acuerdo. Y es una experiencia hermosa encontrar incluso a una sola persona con la que estás en armonía...
No puedes imaginar mi éxtasis, porque estoy en armonía con todos mis sannyasines, en profunda armonía, una tremenda armonía. Entonces el amor alcanza su punto más alto. Deja de ser sexual, es oración pura, has encontrado a tu alma gemela.

Si tu amor es lujuria no puedes encontrar un alma gemela.
Sólo puedes encontrar el cuerpo de una mujer. Y el cuerpo no te ayudará a satisfacer tu anhelo. Necesitas sintonizarte con el alma, con el ser interno, con la interioridad de la mujer o del hombre. Si sucede al menos con una persona, surge un gran gozo. Y entonces, cuando conoces el arte, puede suceder con muchas personas más. Y eso es la amistad.

Mi esfuerzo es crear aquí una comuna donde miles de almas están  en tan profunda amistad, en tal amor, como si fueran almas gemelas. ¡Podemos emanar una luz tan grande en el mundo a través de ese campo energético! Podemos empezar tal revolución en el mundo, podemos encender tal fuego, que seguirá ardiendo en el futuro, a través de los siglos, ayudando a las personas a transformarse, a renacer".

Osho, The Dhammapada:The way of the Buddha (Oshotimes, N° 0, edición español)
http://osho-maestro.blogspot.com/