10 sept. 2015

Siempre que te vuelvas alerta de que la mente se ha ido a otra parte --estás en París y la mente se ha ido a Filadelfia--, ponte alerta inmediatamente. Sacúdete. Vuelve a casa.

          "La mente vive en una especie de sueño, vive en una especie de estado inconsciente. Te vuelves consciente sólo muy rara vez. Si tu vida está en un peligro tremendo, te vuelves consciente; de lo contrario, no estás consciente. La mente continua moviéndose, adormilada. Detente a la orilla de la carretera y observa a la gente y verás sombras de sueños en sus caras. Alguien habla consigo mismo o hace gestos, si lo miras, podrás ver que está en otro lugar, no aquí en la carretera. Es como si la gente se estuviera moviendo en sueño profundo.
          El sonambulismo es el estado ordinario de la mente. Si quieres convertirte en un meditador, tienes que abandonar esta costumbre soñolienta de hacer cosas. Camina, pero permanece alerta. Cava un hueco, pero permanece alerta. Come, pero mientras comes no hagas nada, sólo come. Cada bocado debería tomarse con profundo estado de alerta; mastícalo, estando alerta... Sé aquí, ahora. Siempre que atrapes a la mente yendo a otra parte...siempre está yendo a otra parte, nunca quiere estar aquí. Porque si la mente está aquí, ya no se la necesita más; justamente, en el presente no se necesita la mente, la consciencia es suficiente. La mente se necesita sólo allí, en algún lugar en el futuro, en el pasado, pero nunca aquí...Siempre que te vuelvas alerta de que la mente se ha ido a otra parte --estás en París y la mente se ha ido a Filadelfia--, ponte alerta inmediatamente. Sacúdete. Vuelve a casa. Vuelve al punto en el que estás. Comiendo, come; caminando, camina; no permitas que esta mente ande por todo el mundo.
          No quiere decir que eso se vuelva meditación, pero ayuda a provocar la situación".

Osho, Aprender a silenciar la mente
http://osho-maestro.blogspot.com/