26 dic. 2015

Tómate la meditación como un juego, una diversión, disfrútala.

          "Así que tómate la meditación como una diversión, una festividad, una celebración de cualquier cosa. Estás cavando en el jardín: se puede volver una técnica. Simplemente cava y disfruta y celebra el acto mismo. Vuélvete el acto y olvida al actor. El "yo" no está; sólo queda la acción, y estás presente en la acción, dichosamente presente. Entonces hay éxtasis, no impaciencia, ni deseo, ni motivación.
          Si llevas motivación, deseo e impaciencia a la meditación, lo destruirás todo...
          Tómate la meditación como un juego, una diversión, disfrútala, y entonces la cualidad misma cambia. Entonces no es algo que estás haciendo como una causa para conseguir algún efecto. No; lo estás disfrutando aquí y ahora. Es la causa y es el efecto; ambas cosas. Es el principio y es el fin...
          Nadie ha dicho que la meditación debería tomarse como una diversión, pero yo lo digo. Conviértela en un juego. Juega con ella como los niños pequeños".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/