11 dic. 2015

Venerar la vida.

          "...la finalidad de la vida es la vida misma; más vida, más profunda, más elevada, pero siempre vida. No hay nada más elevado que la vida.
          El corolario imprescindible es venerar la vida. Si la finalidad de la vida es la vida, tu religión será venerar la vida. Y el respeto por la vida de los demás. No interferir en la vida de nadie, ni obligar a nadie a seguir tu camino porque creas que es bueno. Tú puedes seguirlo, eres libre de hacerlo, pero no se lo impongas a nadie.
          El mundo no necesita religiones organizadas. Lo que sí necesita es gente religiosa --pero no hinduistas, musulmanes ni cristianos--, simplemente necesita individuos que busquen una vida más rica y más profunda. Si no buscas a Dios, el paraíso o el cielo..., entonces tu vida será inmensamente profunda, será el paraíso; entrarás en el reino de Dios. Y las puertas están en tu propio corazón...
          Según mi visión de las cosas, si alguien no es rebelde, no podrá ser religioso; rebelde contra el pasado, rebelde contra las religiones organizadas, rebelde contra toda esa gente que quiere dominarte".

OSHO, Una nueva arca de Noé

http://osho-maestro.blogspot.com/