12 sept. 2017

Si alguien desea amor tendrá que dar su amor...Si alguien quiere que las flores lluevan en su hogar, tendrá que llenar de flores los hogares de los demás. No hay otro modo.

"Propaga la compasión por todas partes. Observa a tu alrededor: la gente es tan infeliz… no aumentes su infelicidad. Tu compasión reducirá su infelicidad; simplemente una palabra de compasión reducirá su infelicidad. No aumentes su infelicidad.

Estáis aumentando vuestra infelicidad de unos a otros; os ayudáis el uno al otro a ser más infelices. Cada ser humano individual tiene mucha gente detrás haciéndole infeliz. Si se comprende la compasión, entonces cambiarás todos los modos por los cuales causas infelicidad en los otros. Y si tú puedes traer la felicidad a la vida de alguien, encontrarás el modo de hacerlo.

Recuerda esto: aquél que trae infelicidad a los otros finalmente el mismo se vuelve infeliz, y aquél que trae la felicidad a los otros logra el colmo de la felicidad. Es por eso que estoy diciendo que alguien que trata de dar felicidad desarrolla el centro de la felicidad dentro de sí mismo, y aquél que trata de traer la infelicidad a los otros desarrolla el centro de infelicidad dentro de sí mismo. El fruto no procede de afuera, el fruto se crea dentro de ti. En cualquier cosa que tú hagas, desarrollarás la receptividad para ello dentro de ti. Si alguien desea amor tendrá que dar su amor. Si alguien desea plenitud tendría que comenzar por compartir su plenitud. Si alguien quiere que las flores lluevan en su hogar, tendrá que llenar de flores los hogares de los demás. No hay otro modo. La compasión por tanto es una emoción que cada persona tiene que desarrollar para poder entrar en meditación".

Osho, The Path of Meditation