17 abr. 2018

No doy a mi gente ningún código de conducta. Les doy ojos para ver, una consciencia para reflexionar, un ser semejante a un espejo para que sean capaces de responder a cualquier situación que surja.

"Mi trabajo consiste en la transformación. Ésta es una escuela alquímica. Quiero transformarlos desde la inconsciencia a la consciencia, de la oscuridad a la luz. No puedo darles un carácter; sólo puedo darles percepción, consciencia. Me gustaría que vivieran momento a momento, no según una pauta fijada por mí o por la sociedad, la iglesia, el Estado. Me gustaría que vivieran conforme a su propia pequeña luz de consciencia, de acuerdo con su propia consciencia. Que respondan a cada momento.

El carácter significa tener una respuesta preconcebida a todas las preguntas de la vida, de modo que cuando surja una situación se responda de acuerdo con la pauta fija. Como se responde de acuerdo de acuerdo con la respuesta fija, no es una verdadera respuesta, es sólo una reacción. El hombre de carácter reacciona, el hombre de consciencia responde: asimila la situación, reflexiona en la realidad como es, y actúa a partir de esa reflexión. El hombre de carácter es mecánico, funciona como un robot. Tiene una computadora en la mente, llena de información; pregúntale cualquier cosa y su computadora producirá una respuesta preconcebida.

Un hombre de consciencia simplemente actúa en el momento, no a partir del pasado y del recuerdo. Su respuesta tiene una belleza, una naturalidad, y es apropiada a la situación. El hombre de carácter siempre se queda corto, porque la vida cambia constantemente; nunca es la misma. Y sus respuestas siempre son las mismas, nunca crecen: no pueden crecer, están muertas...

El carácter está estancado; es un charco de agua sucia. La consciencia es un río.

Por eso no doy a mi gente ningún código de conducta. Les doy ojos para ver, una consciencia para reflexionar, un ser semejante a un espejo para que sean capaces de responder a cualquier situación que surja. No les doy información detallada acerca de qué hacer y qué no; no les doy los diez mandamientos".

Osho: Moral, inmoral y amoral. ¿Qué está bien y qué está mal?
http://osho-maestro.blogspot.com/