11 oct. 2014

No te estoy ofreciendo piedras muertas. Te estoy regalando flores vivas. Ni yo ni nadie puede predecir cómo será mañana. Cuando llegue, entonces te será revelado...

          "Mi sannyasin no tiene que mirar atrás. No tiene que pensar en una revolución que ocurrió en el pasado. No, tiene que vivir la revolución cada día. Y su revolución no se detendrá nunca. Por eso lo llamo "rebelión", para establecer la diferencia. Su rebelión es algo vivo; no se trata de un incidente en la historia, es una explosión de su ser. No tiene nada que ver con el tiempo sino con su espacio interior. Y además es una continuidad: lo vive, lo respira, es el latir de su corazón...
          Si me preguntas, la verdad es lo que estoy diciendo en este mismo momento. ¿Quién sabe qué ocurrirá mañana? No puedo garantizar que mañana mis palabras sigan siendo la verdad. Porque mañana...El universo entero es un flujo continuo.
          No te estoy ofreciendo piedras muertas. Te estoy regalando flores vivas. Ni yo ni nadie puede predecir cómo será mañana. Cuando llegue, entonces te será revelado...
          Con mis palabras, puedes quemarte, pero no encontrarás en ellas ningún tipo de teología, de dogmatismo. Puedes encontrar una forma de vivir pero no un dogma que predicar. Puedes encontrar una cualidad de rebeldía que embeber, pero no un concepto revolucionario que llevar a cabo...
          Prácticamente todas mis frases serán problemáticas para cualquiera que quiera organizar una religión en torno a mí.
          Sí, podrás crear una comunidad flexible, una comuna. Recuerda la palabra "flexible"; donde todo el mundo sea independiente, donde cada cual sea libre de vivir a su manera, de interpretarme como desee, de encontrar aquello que busca. Donde uno pueda hallar la forma de vivir que ha elegido..., y cada uno consigo mismo.
          No es necesario que nadie defina mi religión. La estoy viviendo abiertamente. Puedes darle tu propia definición, pero sólo para ti; una definición que irás cambiando continuamente. Lo harás a medida que me entiendas mejor. No podrás conservarla en las manos como algo muerto. Tendrás que cambiarla, y, simultáneamente, ella te irá cambiando a ti".

Osho, Nacer con una pregunta en el corazón
http://osho-maestro.blogspot.com/