14 jun. 2015

Arriésgalo todo y entra en lo desconocido, porque ése es el único modo de vivir al máximo.

          "La vida es una gran aventura, pero la gente tiene tanto miedo que se aferra a lo familiar, a lo conocido, a lo bien definido, a lo lógico.Nunca van más allá de la frontera de la mente. Si vives en la mente, estás viviendo en una tumba. Si vas más allá de la mente, has salido de la tumba.
          Uno puede vivir cada momento con tal intensidad, con tal aventura, que cada instante se convierta en un gran regalo, porque trae tanta alegría, tanto éxtasis. Pero uno tiene que estar dispuesto a abandonar el pasado. Uno no debería dejar que el pasado se acumulara. El pasado se convierte en una prisión y te rodea como un muro. Muere al pasado cada momento y mantente fresco, tu vida será una gran aventura.  Y sólo los aventureros pueden conocer la verdad.
          La preparación tiene una ventaja, y es que da seguridad. También tiene una desventaja, y es que impide la aventura.  Así, todas las vidas seguras serán no-aventureras y todas las vidas aventureras serán inseguras...
          Generalmente  nos gustaría tener toda la alegría junto con todas las seguridades, pero eso no ocurre. La vida no funciona así, y no se puede hacer nada al respecto. Eso es lo que queremos: queremos lo imposible. Queremos seguridad, control y queremos alegría, celebración y grandes aventuras. Pero ambas cosas no pueden ocurrir a la vez, no puedes tener ambas. No vienen en el mismo paquete...
          La vida es una aventura. Invítate a constantes aventuras, y cuando sientas la llamada de lo desconocido, escúchala. Arriésgalo todo y entra en lo desconocido, porque ése es el único modo de vivir al máximo".

Osho, El juego de la vida