26 jun. 2015

¡Comparte tu ser!

          "La verdadera riqueza es la generosidad.
          Y para ser generoso, para compartir, no necesitas muchas cosas. Para ser generoso basta con compartir lo que tengas. Es posible que no tengas mucho, pero eso no importa. ¿Quién tiene mucho? ¿Quién puede llegar a tener suficiente? Nunca es suficiente, nunca es bastante. Puede que no tengas nada en absoluto, puede que sólo seas un mendigo en el camino, pero,  aún así,  puedes ser generoso.
          ¿No puedes sonreír cuando te cruzas con un desconocido? Puedes sonreírle, puedes compartir tu ser con un extraño, y entonces estás siendo generoso. ¿No puedes cantar cuando alguien está triste? Puedes ser generoso, una sonrisa no cuesta nada. Pero te has vuelto tan avaro que te lo piensas tres veces incluso antes de sonreír: ¿Sonreír o no sonreír? ¿Cantar o no cantar? ¿Bailar o no bailar? De hecho, ¿ser o no ser?
          Si no tienes nada, comparte tu ser. Y esa es la mayor de las riquezas; todo el mundo ha nacido con ella. ¡Comparte tu ser! Estira tu mano, acerca tu mano al otro con amor en tu corazón...
          La cuestión no consiste en compartir algo, sino simplemente en compartir, tengas lo que tengas. Si no tienes nada más, como mínimo tienes un cuerpo cálido; puedes sentarte cerca de alguien y darle tu calidez. Puedes sonreír, puedes danzar, puedes cantar; puedes reír y ayudar a que el otro ría".

Osho, El juego de la vida