10 dic. 2017

La mente es como un prestidigitador, como un ilusionista: crea enfermedades y puede crear curaciones.

"....la enfermedad es una creación mental, es un fenómeno mental. En segundo lugar, si la mente está convencida de que se va a curar, se curará. Por eso, si los honorarios del médico son modestos la medicina te producirá poco efecto. Cuanto mayor sean los honorarios, más eficaz será la medicina....

Buda dice que la mente es como un prestidigitador, como un ilusionista: crea enfermedades y puede crear curaciones. La mente crea toda clase de ilusiones: lo bello y lo feo, el éxito y el fracaso, la riqueza y la pobreza...la mente está creando continuamente. Y una vez se apodera de ti una idea, toda tu energía vital funciona de tal forma que hace que se vuelva realidad. Cada pensamiento se vuelve una cosa, y cada cosa al principio era sólo un pensamiento y nada más. Vives en una especie de hipnosis. Buda dice que tienes que despertar de ese estado hipnótico. El hombre tiene que ser deshipnotizado. El hombre tiene que ser consciente de que todo es mente: tanto el dolor como el placer, tanto el nacimiento como la muerte. Todo es mente. Y una vez eres totalmente consciente de ello el ilusionista desaparece... y lo que permanece es la verdad. Y esa verdad te libera...

En casi el setenta por ciento de los casos el ayurdeva será eficaz, la acupuntura será eficaz, la homeopatía y la naturopatía serán eficaces. Pero recuerda: sólo en el setenta por ciento; y es que el setenta por ciento de las enfermedades son falsas. Son mentales, no existen realmente. Por eso no necesitas una medicina real; cualquier camelo servirá...

Extraño mundo el que vivimos: el treinta por ciento de los enfermos puede ser ayudado con un método científico y el setenta por ciento con toda clase de camelos, con planteamientos supersticiosos que no producen ningún cambio realmente pero que ayudan".

Osho, De la medicación a la meditación