18 ene. 2018

Lo interior es tremendamente poderoso, lo exterior es muy débil. Lo interior es eterno, lo exterior es muy temporal.


" A medida que te vuelvas más y más meditativo, pacífico, se producirá una unificación con la existencia. Entras en el ritmo del universo. El universo tiene también su propio latido del corazón. El latido de tu corazón, una vez sintoniza con el ritmo del latido del corazón universal transformará tu ser de ese feo estado de animal a una humanidad auténtica.

E incluso lo humano no es el final. Puedes seguir buscando más profundamente y existe un lugar en el que trasciendes la humanidad y algo de lo divino entra en ti. Una vez que lo divino está ahí, es casi como una luz en una casa oscura. Las ventanas empezarán a mostrar la luz, incluso las grietas en las paredes o en el techo o en las puertas empezarán a mostrar la luz interior.

Lo interior es tremendamente poderoso, lo exterior es muy débil. Lo interior es eterno, lo exterior es muy temporal. ¿Por cuántos años te mantienes joven? Y, a medida que la juventud desaparece empiezas a sentir que te estás volviendo feo, a menos que tu ser interior crezca también con tu edad. Entonces, incluso en tu vejez podrás tener una belleza que tal vez haga que los jóvenes sientan celos de ella".

Osho, Sat Chit Anand