9 may. 2018

Medita en lo que es el ser interior, no en lo que es el cuerpo. Encuentra un espejo que te refleje a ti, no al cuerpo.


Pregunta:

El paso de los años, ¿implica crecer o envejecer? Cuando pensamos en ser jóvenes, usualmente nos llega la idea de las apariencias externas: una cara bonita y un cuerpo flexible. ¿Y qué tal que ser joven no tenga nada que ver con la edad biológica? Las cualidades, como ser uno quien es, en el momento, espontáneo, alegre y contento, pueden pertenecer a cualquier edad siempre y cuando nos mantengamos vitales, creativos e interesados en la vida. ¿Podemos entonces cultivar estas cualidades en nosotros mismos?

Respuesta de Osho:

“Si miras hacia dentro, ¿puedes sentir la edad, la edad que tienes? Si cierras los ojos y miras hacia dentro, la nada interior parece no tener edad, carece de edad. ¿Eres un niño?¿Eres joven? ¿Estás viejo? El espacio interior parece intemporal; ¡lo es! Por eso es que tú envejeces a los ojos de los demás. Te vuelves viejo debido al espejo. Si desaparecen los espejos y nadie habla de tu edad, y no hay calendario ni medida del tiempo, te mantendrás más joven…

Si te preocupas demasiado por el cuerpo, te conviertes en el cuerpo. Si continúas mirándote en el espejo, te conviertes en el cuerpo. Por eso es que las mujeres envejecen más rápido que los hombres: por el espejo. Y el milagro está en que ellas viven más que los hombres, pero envejecen más rápidamente. En promedio, en todo el mundo, ellas viven cuatro años más que los hombres. Ellas pierden su belleza y su juventud rápidamente. El espejo las mata al meditar continuamente en lo que es el cuerpo.

Medita en lo que es el ser interior, no en lo que es el cuerpo. Encuentra un espejo que te refleje a ti, no al cuerpo. Ese espejo que te refleja a ti es meditación. Entre más medites más te vuelves intemporal”.

Osho, Returning to the Source