19 may. 2018

Según yo, si uno no es religioso no puede ser moral. La religiosidad viene primero; la moralidad es sólo un producto lateral.

"La cuestión de la moralidad es inmensamente significativa, porque la moralidad no es lo que nos han dicho durante siglos. Todas las religiones han explotado la idea de moralidad. La han enseñado en formas diferentes, pero el fundamento es el mismo: si uno no se vuelve moral, ético, no puede ser religioso.

Por "moralidad" quieren decir que uno tiene que ser verdadero, honesto, caritativo, compasivo, tiene que ser no violento. En una palabra, todos estos grandes valores tienen primero que estar presentes en uno, y sólo entonces puede uno avanzar hacia ser religioso. Todo este concepto está al revés. Según yo, si uno no es religioso no puede ser moral. La religiosidad viene primero; la moralidad es sólo un producto lateral. Si uno convierte el producto lateral en el objetivo del carácter humano, creará una humanidad afligida y triste... y por una buena razón. Está poniendo la carreta delante de los caballos. Ni los caballos ni la carreta se pueden mover; los dos están atorados...

Yo no enseño moralidad en absoluto. La moralidad debe venir por sí misma. Yo te enseño directamente la experiencia de tu propio ser. A medida que te vuelves más silencioso, sereno, tranquilo y calmado, a medida que empiezas a experimentar tu propia conciencia, y tu ser interior se vuelve más y más centrado, tus acciones reflejarán tu moralidad. No será algo que decidas hacer, será tan natural como las rosas en un rosal. No es que la rosa haga grandes austeridades,  o ayune,  o rece a Dios y se discipline conforme a los Diez Mandamientos; el rosal no hace nada. El rosal sólo necesita ser alimentado sanamente y las flores saldrán a su debido tiempo, con gran belleza, sin esfuerzo.

Una moralidad que viene con esfuerzo es inmoral. Una moralidad que viene sin esfuerzo es la única ley que hay...

La vida es como ese río, un flujo. Y tú llevas a cuestas dogmas fijos. Nunca eres apto, porque si sigues tus dogmas, tienes que ir contra la vida; si sigues la vida, tienes que ir contra tus dogmas. Por tanto todo mi esfuerzo consiste en hacer que tu moralidad sea espontánea. Debes estar consciente y alerta y responder a cada situación con absoluta consciencia. Entonces cualquier cosa que hagas estará bien. No es cuestión de que tus acciones sean correctas o incorrectas. Es cuestión de consciencia, de si lo hacen con consciencia o sin consciencia, como un robot.

Toda mi filosofía se basa en hacer tu consciencia más elevada, más profunda, hasta el punto en que no quede inconsciencia dentro de ti, en que te hayas convertido en un pilar de luz...

Tu acción a partir de la consciencia es moral, a partir de la inconsciencia es inmoral...puede ser la misma acción".


Osho: Moral, inmoral y amoral. ¿Qué está bien y qué está mal?