25 ene. 2009

Crea el ritmo de perderte y hallarte de nuevo. La vida es una música y la música sólo es posible si ambas cosas continúan. Si no, sería muy monótono

Osho, quiero perderme completa y finalmente en el amor absoluto. ¿Qué he de hacer?

La idea misma de perderte completa, final y absolutamente es pedir demasiado. Sé un poco más humano, no aspires a lo imposible. Lo imposible ha estado haciendo que la gente se vuelva innecesariamente histérica...

Sé humano, no aspires a la perfección porque todo perfeccionismo es neurosis. Sé humano y acepta todas las debilidades y las limitaciones de los seres humanos...

Es bueno sentirte unido, fusionado, pero ¿por qué hacerlo "finalmente"? ¿Por qué esas palabras sin sentido?. ¿No es suficiente fundirte durante un momento y luego regresar a casa?. Ahí hay un ritmo: te fusionas, gozas de la fusión y luego de nuevo regresas. Creas un ritmo y un ritmo siempre es más enriquecedor. Si simplemente te disuelves para siempre, no habrá ningún ritmo, ni música, ni baile. Realmente será una muerte, no la vida.

Mi enfoque es enseñarte a ser humano. Durante siglos te han estado diciendo que seas sobrehumano. Yo me regocijo en tu humanidad. Para mí, humanidad es sinónimo de divinidad.

Es absolutamente hermoso perderte de vez en cuando y volverte a encontrar de nuevo... para poder perderte otra vez. Crea el ritmo de perderte y hallarte de nuevo. La vida es una música y la música sólo es posible si ambas cosas continúan. Si no, sería muy monótono.

Yo no puedo ayudarte a que te pierdas absoluta, final y completamente. Yo amo el momento, amo la inmediatez del momento. Siento gran aversión hacia las palabras como "último". Son palabras muy distantes. No encierran gran significado. Son palabras pretenciosas.

Lo absoluto no tiene ninguna importancia. Una rosa es mucho más importante; no es absoluta. Por la mañana se abre y por la noche se ha marchitado. Ésa es su belleza: momentánea. ¡Es un milagro!. La rosa final será sintética, de plástico. Perdurará para siempre, pero, al no poder morir, no estará viva.

Tienes que aprender a perderte y a regresar a ti mismo para perderte de nuevo: la proximidad y la distancia del amor. Al distanciarte en el amor se crea de nuevo el anhelo de la cercanía. Si siempre estáis unidos y no puedes separarte, tu vida de amor se convertirá en una pesadilla...

No hay ninguna necesidad de perderte absoluta, final y completamente. Relájate y, de vez en cuando, ¡piérdete! ¡Eso es bueno! Piérdete y encuéntrate una y otra y otra vez. Esta existencia, este perderte y encontrarte, es una hermosa pieza teatral. Olvídate de todas esas palabras como "último", "absoluto", "perfecto"... Todas esas palabras son invenciones de los filósofos. La vida es inmediata, la vida siempre es aquí y ahora. Vívela con la fragilidad del ser humano, con toda la delicadeza de la rosa, y descubrirás el mayor esplendor en el momento... no en la eternidad. ¡Siempre es ahora y siempre es aquí! No condenes lo momentáneo. ¡Regocíjate en él! ¡Regocíjate abandonándote a él!".

Osho, El ganso está fuera
http://osho-maestro.blogspot.com/