5 ene. 2009

La mujer perfecta y el hombre perfecto no existen

"La gente piensa que pueden amar sólo cuando encuentran la persona que lo merece. ¡Tonterías! Nunca la encontrarás. La gente piensa que ellos amarán sólo cuando encuentren un hombre perfecto o una mujer perfecta. ¡Tonterías! Nunca lo encontrarás, porque la mujer perfecta y el hombre perfecto no existen, y si existen no se preocuparán por tu amor. No estarán interesados.

Me han contado de un hombre que permaneció soltero toda su vida porque estaba buscando la mujer perfecta. Cuando tenía setenta años alguien le preguntó: "Tú has estado viajando y viajando de Kabal a Katmandú, de Katmandú a Goa, de Goa a Poona; has estado buscando. ¿No pudiste encontrar la mujer perfecta? ¿Ni siquiera una?".

El anciano se puso muy triste. Dijo: "Sí, una vez encontré una: Una vez me encontré a una mujer perfecta".

El interrogador le dijo: "¿Entonces, qué sucedió? ¿Por qué no te casaste?".

Él se sintió muy, muy triste. Dijo: "¿Qué iba a hacer? Ella estaba buscando a un hombre perfecto"...

Nunca busques un hombre perfecto o una mujer perfecta. Esto también se te ha inculcado en la mente, que a menos que encuentres el hombre perfecto o la mujer perfecta, no serás feliz. Así que tú sigues buscando lo perfecto y no lo encuentras, por lo que eres infeliz. Y tienes una razón para estar infeliz.

El fluir y crecer en el amor no necesita de la perfección. El amor no tiene nada que ver con el otro. Una persona amorosa simplemente ama, tal como una persona viva, respira y bebe y come y duerme. Exactamente igual que la persona realmente viva, una persona amorosa ama. Tú no dices: "A menos que el aire esté perfecto, impoluto, no voy a respirar". Continúas respirando incluso en Los Ángeles; continúas respirando en Bombay. Continúas respirando en todas partes aunque el aire esté poluto, envenenado. Tú sigues respirando. No puedes arreglártelas para no respirar sólo porque el aire no esté como debería estar. Si tienes hambre comes algo, lo que sea...

Nunca demandes perfección. No tienes derecho a demandar nada de nadie. Si alguien te ama, agradécelo, pero no demandes nada, porque esa persona no tiene obligación de amarte. Si alguien ama, es un milagro. Quédate maravillado con el milagro...

Sin embargo observa a la gente, mira cómo no se aprecian suficientemente unos a otros. Si tu mujer te prepara comida nunca le agradeces. No estoy diciendo que tendrías que verbalizar tus agradecimientos, pero tendría que verse en tus ojos. Pero a ti no te importa, lo das por sentado, ése es su trabajo. ¿Quién te lo dijo? Si tu hombre gana dinero para ti, nunca se lo agradeces. No sientes gratitud alguna. "Esto es lo que el hombre tendría que hacer"; así es tu mente. ¿Cómo puede crecer el amor? El amor necesita un clima de amor, el amor necesita un clima de gratitud, de agradecimiento. El amor necesita una atmósfera que no demande, una atmósfera sin expectativas".

Osho, Sufis : People of the Path
http://osho-maestro.blogspot.com/