10 jun. 2014

¡Acaba con ello! ¡Entra en ello! De otra forma darás vueltas y te agitarás en la tumba pensando en el sexo.

Pregunta:
Tengo sesenta y cinco años y aún sigo pensando en el sexo continuamente. ¿Qué es lo que anda mal en mí?

Respuesta de Osho:
          "¡No hay nada mal en que estés vivo, en que aún seas joven!  Sólo una cosa parece andar mal; que piensas que hay algo de malo en el sexo. No hay nada de malo en el sexo en sí. Pero debes haberlo estado reprimiendo, de lo contrario lo hubieses trascendido. Ya no esperes más. ¡Acaba con ello! ¡Entra en ello! De otra forma darás vueltas y te agitarás en la tumba pensando en el sexo.
          Todavía estás vivo; algo se puede hacer. Y no te sientas culpable. En el sexo no hay nada por lo que sentirse culpable, es una bella energía. Puede convertirse en el pasaje, el vehículo hacia Dios. Sí, el sexo ha sido condenado a lo largo de los siglos, pero no hay por qué creer en esas condenas. El pensar que es malo ha sido tu condicionamiento, pero puedes abandonar ese condicionamiento. Puedes recobrar tu frescura de nuevo y empezar a penetrar en él. Y no te preocupes porque tengas sesenta y cinco años.
          Un rabino, un cura y un ministro protestante  --tres clérigos viejos-- estaban tomando el té juntos una tarde, y la conversación giró al tema de sus momentos más embarazosos. Cuando le llegó el turno al rabino, explicó cómo le había pillado su madre mirando por un agujero de la puerta del baño mientras la criada se bañaba.
          Los otros dos se rieron entre dientes. "Sí", dijo el cura, "la de travesuras que hemos hecho cuando éramos jóvenes".
          "¿De qué estás hablando?", dijo el rabino. "¡Si esto fue ayer!".
          No te preocupes demasiado. Ya has reprimido lo suficiente. Ahora entra en ello. Acéptalo como un regalo de Dios, porque sino la represión conducirá a la perversión".

Osho, El Sutra del corazón. El encuentro del Buda interior
http://osho-maestro.blogspot.com/