30 jun. 2014

La fruta madura cae automática­mente del árbol.

Pregunta:
Tengo problemas con mi hijo de dos años porque está muy apegado a mí.

Respuesta de Osho:
          "No lo apartes de ti en este momento, de lo contrario será nega­tivo el resto de su vida. Nunca apartes de ti a tu hijo.
          Ámalo todo lo que puedas. Llegará un momento en el que él mismo empezará a alejarse. Entonces no te aferres. Esto es algo natural.... del mismo modo que la fruta madura cae automática­mente del árbol. Y aquí sucede lo mismo; en cuanto crezca, empe­zará a relacionarse con otros niños. Entonces, más adelante en­contrará una esposa y se olvidará completamente de ti.
          ¡De modo que no te preocupes! Simplemente, ámale. Y si pue­des amarlo, llegará un día en que no sólo será capaz de olvidarte, sino incluso de perdonarte. En este momento déjale que se aferre a ti. Necesita tu calor, tu amor. No lo apartes; si no, dejará de cre­cer. El niño se siente rechazado si es apartado por la madre. Nun­ca lo rechaces, déjale que se acerque. Es totalmente natural. Está tan desvalido, por eso se aferra. No se trata de apego. Cuando sea maduro, suficientemente fuerte, comenzará a moverse. Entonces no trates de impedírselo. Simplemente, permíteselo".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/