17 jul. 2014

La cuestión es vivir una vida rica, pero la riqueza llega a través de tu consciencia interior. Puedes ser muy rico externamente y vivir una vida paupérrima; puedes tener una gran cuenta corriente y no tener una vida satisfactoria.

          "Tengas lo que tengas, disfrútalo, es más que suficiente.  No lo puedes ver porque tu mente está constantemente ocupada haciendo esto y aquello, convirtiéndose en esto y aquello. Y menosprecias todo lo que la existencia te va dando. Nunca le agradeces a la existencia lo que te da; no conoces la gratitud. Si no fuera así, aunque no tuvieses nada, podrías vivir una vida muy rica.
          Un vida rica es algo que tiene que ver con el interior. Y no estoy en contra de las cosas externas, recuerda, pero, básicamente, una vida rica es algo que tiene que ver con el interior. Si eres rico interiormente, tu luz interior también puede enriquecer incluso las cosas exteriores. Por ejemplo, si un buda vive en una cabaña, vive en ella como si fuese un palacio. Si un buda vive en un palacio, por supuesto, disfrutará el palacio más que nadie en el mundo.  Si no pudiese disfrutar la cabaña como si fuera un palacio, ¿cómo iba a disfrutar del propio palacio? Esté donde esté, siempre encuentra la forma de disfrutar la vida.
          La cuestión es vivir una vida rica, pero la riqueza llega a través de tu consciencia interior. Puedes ser muy rico externamente y vivir una vida paupérrima; puedes tener una gran cuenta corriente y no tener una vida satisfactoria.
          Yo conozco a muchas personas ricas que me dan pena. Aunque sean muy ricas, viven de una forma tan pobre que no entiendo cómo pueden estar tan ciegas. ¿Acaso no ven sus maravillosas casas, sus hermosos jardines? No tienen la más mínima sensibilidad. Las flores brotan y desaparecen, y ellos pasan al lado de esas flores cada día, pero no las ven. Si no, con una sola flor sería suficiente. Y da igual que la flor haya crecido en tu jardín o en el del vecino.
          Las estrellas no son tuyas; aún así, puedes disfrutarlas. ¿O es que tienen que ser tuyas para poder disfrutarlas?  Los pájaros del cielo no son tuyos, pero puedes disfrutarlos.
          No necesitas más posesiones. Lo que necesitas es más sensibilidad, un mayor sentido de la estética, un mejor oído musical, unos ojos más artísticos. Lo que necesitas es una visión que haga que todo adquiera significado e importancia.
          Me preguntas: "¿Debería intentar ser rico o no?".  ¡Ya eres rico! Se te ha dado todo lo que necesitas. Déjalo crecer. Entonces, tengas lo que tengas  en el exterior, será suficiente.
          Fíjate en la gente que está viviendo aquí, a mi alrededor. No tienen nada que realmente se pueda llamar una posesión, pero no se puede encontrar gente más feliz en todo el mundo. Son felices sin motivo, ¡no hay nada por lo que estar feliz!  Pero algo interno ha empezado a crecer, algo así como una sutil fragancia que sólo las personas con sensibilidad pueden sentir; los demás no pueden verlo.
          Mucha gente me pregunta: "¿Por qué la gente a tu alrededor parece tan feliz?". No es una pregunta con una respuesta fácil, porque lo que quieren saber es qué cosa externa está causando la felicidad. En el exterior, lo único que hay es todo tipo de dificultades: el gobierno, la policía, la sociedad corrupta y la mente corrupta. No hay nada externo. Aún así, mi gente es inmensamente feliz. Y estar sentados sin hacer nada no es lo único que están haciendo; están trabajando duro, y sin recompensa, sin paga; no cobran nada.  Pero está ocurriendo algo interno; ésa es la verdadera riqueza".

Osho, Fama, fortuna y ambición. ¿Cuál es el verdadero significado del éxito?
http://osho-maestro.blogspot.com/