16 ago. 2014

Cuando temes a la muerte, temes vivir, porque vivir es siempre peligroso.

          "...cuando temes a la muerte, temes vivir, porque vivir es siempre peligroso. Para vivir tienes que ir por caminos desconocidos. Y hay peligro; tras cada esquina puede estar esperando la muerte.
          Un hombre que teme la muerte poco a poco se encoge y empieza a temer también la vida. No puede volar en un aeroplano, no puede ir en tren, porque hay accidentes. No puede hacerse amigo de un desconocido, porque ¿quién sabe?  No puede enamorarse de una mujer, porque  ¿quién sabe si ella va a engañarle o no?  No puede creer. Si el amor no ha sucedido, nunca puedes confiar. Estás siempre dudando, escéptico. ¿Y cómo puede crecer una relación cuando dudas permanentemente?".

Osho, Ni agua, ni luna. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/