12 ago. 2014

Un ser humano no es algo que puedas destruir sin pensarlo dos veces. Es la culminación de la evolución universal.

          "Mi declaración de derechos humanos contiene diez puntos fundamentales.
          El primero es la vida.
          El hombre tiene derecho a la dignidad, a la salud; tiene derecho a ese florecimiento. Al nacer dispone de las semillas pero la sociedad no le proporciona la tierra, el cuidado adecuado, la atmósfera necesaria. Al contrario, la sociedad le provee una atmósfera envenenada llena de peligros, odio, destructividad, violencia y guerra. También significa que nadie debería estar obligado a entrar en el ejército, a ir a la guerra, todo el mundo debería tener el derecho a negarse. Pero no es el caso.
          Miles de personas han tenido que ir a la cárcel  --especialmente las personas jóvenes, sensibles e inteligentes-- por negarse a ir a la guerra. Su oposición ha sido considerada un crimen, ¡cuando sólo estaban diciendo que no querían matar seres humanos!
          Un ser humano no es algo que puedas destruir sin pensarlo dos veces. Es la culminación de la evolución universal. Cualquiera que sea el motivo --religión, política, socialismo, fascismo--, destruirlo es un error, independientemente del motivo. El hombre está por encima de cualquier causa; no puede ser sacrificado sobre un altar".

Osho, Cambio, Cómo convertir una crisis en una oportunidad
http://osho-maestro.blogspot.com