4 ago. 2015

Descubre tu propio talento. La naturaleza no deja a ningún individuo sin un regalo singular.

          "Empieza a tomar conciencia de los pequeños gestos y actos cotidianos, y mientras los efectúes, sigue relajado.
          No hay necesidad de estar en tensión. ¿Hay alguna necesidad de estar tenso cuando limpias el suelo? ¿Hay alguna necesidad de estar tenso cuando cocinas? En la vida no hay ni un solo hecho que requiera tensión. Esto sólo ocurre por tu inconsciencia y tu impaciencia.
          He vivido de muchas maneras y con todo tipo de personas. Y siempre me ha sorprendido ¿por qué están en tensión?
          Al parecer, la tensión no tiene nada que ver con algo externo, sino con algo interno. Siempre puedes encontrar excusas en el exterior, porque es ridículo estar en tensión sin motivo aparente. Y para justificarlo, buscas motivos fuera que expliquen tu tensión.
          Pero la tensión no está fuera, sino que se debe a un estilo de vida incorrecto. Vives compitiendo, y eso provoca tensión. Vives comparándote constantemente, y eso provoca tensión. Siempre estás pensando en el pasado o en el futuro, y te pierdes el presente que es la única realidad, y eso provoca tensión.
          Sólo es cuestión de darse cuenta. No tienes por qué competir con nadie. Tú eres tú y eres perfecto como eres.
          Acéptate. 
          La existencia ha querido que seas así. Hay árboles altos y árboles pequeños. Pero los pequeños no están tensos y los altos no están orgullosos. En la existencia tiene que haber variedad. Hay personas más fuertes o más inteligentes que tú. Pero en otros aspectos tú tienes más talento.
          Descubre tu propio talento. La naturaleza no deja a ningún individuo sin un regalo singular. Busca un poco. Quizá tengas más habilidad para tocar la flauta que el presidente para ser presidente del país; eres mejor como flautista que él como presidente.
          No se trata de comparar. La comparación despista a la gente. La competencia les hace estar en tensión permanente porque su vida está vacía, porque nunca viven el presente. Sólo piensan en el pasado que ya no existe, o proyectan hacia el futuro que todavía no ha sido.
          Todo esto hace que la gente se vuelva prácticamente loca. Pero no es necesario, los animales no se vuelven locos, no necesitan hacer psicoanálisis. Toda la existencia vive en celebración constante, excepto el ser humano. El ser humano está separado, tenso, preocupado.
          La vida es breve y de este modo la pierdes y la muerte está cada día más cerca. Esto te provoca más angustia todavía: "La muerte se va aproximando y todavía no he empezado a vivir". La mayoría de la gente sólo se da cuenta de que estaban vivos al morir, y entonces ya es demasiado tarde.
          Vive el presente.
          Usa todos tus talentos y cualidades al máximo...
          Hagas lo que hagas, si estás satisfecho y contento y sientes que toda la existencia es una manifestación de la divinidad, que viajamos por la sagrada Tierra y cualquier persona que te encuentres es un encuentro con Dios..., si sientes que es la única posibilidad --aunque cambien los rostros, la realidad interna es la misma--, desaparecerán todas las tensiones. Y esa energía que se emplea en la tensión se convertirá en tu gracia y tu belleza.
          Entonces la vida dejará de ser una existencia ordinaria, cotidiana y diaria, para convertirse en un baile desde la cuna hasta la tumba. Tu gracia, tu relajación y tu silencio enriquecerán a la existencia. No te irás del mundo sin haber contribuido a él con algo de valor.
          Hagas lo que hagas, hazlo con tanto amor y cuidado, que conviertas una insignificancia en una obra de arte. Y esto te dará muchísima felicidad. Y creará un mundo en el que no hay competencia ni comparaciones; todo el mundo se sentirá digno y podrá restaurar su orgullo herido.
          Todo acto hecho con totalidad se convierte en tu oración".

Osho, Meditación para gente ocupada
http://osho-maestro.blogspot.com/