4 ago. 2015

Los problemas de la vida pueden resolverse con amor, no se pueden resolver con un enfoque violento.

          "Los problemas de la vida pueden resolverse con amor, no se pueden resolver con un enfoque violento.
          El hombre y la mujer son mundos diferentes; por eso es difícil que se comprendan mutuamente...
          Si todas las diferencias entre los hombres y las mujeres desaparecieran, si ambos tuvieran el mismo tipo de psicología, también desaparecería el amor, porque ya no existiría la polaridad. El hombre y la mujer son como los polos negativo y positivo de la electricidad: se atraen entre sí magnéticamente. Son polos opuestos; por eso el conflicto es natural. Pero mediante la comprensión, mediante la compasión, mediante el amor, mirando el mundo del otro y tratando de adoptar una actitud favorable hacia él, todos los problemas se pueden resolver. No hay necesidad de crear más conflicto, ya basta".

Osho, El libro de la mujer
http://osho-maestro.blogspot.com/